El capitán veneno; Pedro Antonio de Alarcón

Literatura española contemporánea del siglo XIX. Narrativa y novela del Romanticismo. Prosa romántica. Argumento. Personajes. Tema

  • Enviado por: Chory
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Tendencias de la Teoría Literaria Hoy
UNED
Partiendo del extraordinario desarrollo de la teoría literaria en el siglo XX como contexto general, especialistas de...
Solicita InformaciÓn

Amor y Duelo en la España Contemporánea. Nuevas Etnografías sobre el Ciclo de Vida
UNED
Este curso pretende ofrecer un acercamiento reflexivo a los modos y significados de los rituales contemporáneos...
Solicita InformaciÓn

publicidad

“El Capitán Veneno”

*El autor:

Nombre del autor: Pedro Antonio de Alarcón.

Nacionalidad: Español. (Madrileño)

Época en que vivió: 1873-1920

Datos Relevantes:

1.-Sobre sale de los escritores romanticistas de la época bélica de la España por el éxito

de 11 de sus obras.

2.-En sus obras refleja un desarrollo poco realista terminando en un enfoque romántico.

3.-Su padre fue un alto mando en el Ejército Monarca durante la guerra republicana.

4.-Fundó la “Academia de Artes y Expresión Oral” en Madrid en 1914.

5.-Murió en un atentado en la ciudad de Escárcega al confundirlo con un funcionario político.

Otras obras:

1.-“Sangre por lealtad”.................1894

2.-“El perdón verdadero”.............1894

3.-“Dos almas en conflicto”.........1891

4.-“El Capitán Veneno”................1918

*La obra:

Título de la obra: “El Capitán Veneno”

Género: Novela.

Forma de expresión: Prosa.

Los personajes:

*Principales:

°La hija huérfana: Angustias Albornoz.

°El Capitán Veneno: Jorge de Córdoba.

*Secundarios:

°La difunta madre de Angustias: Doña Teresa Carrillo de Albornoz.

*Ambientales:

°El visitante: él; Marquez de Tomillares.

°La criada gallega de los Albornoz.

°Los Ejércitos Monárquicos y el Ejército Republicano.

°Los habitantes de la casa del Capitán Veneno.

*Ambiente:

*Físico:

Se vivía en ese tiempo un ambiente bélico en lo que era la ciudad de Madrid, el acto se realiza en la casa de los Albornoz en al calle de Peregrinos, la cual se describía como muy humilde pero muy bien organizada y limpia debido a las tres mujeres que habitaban en ella.

*Moral:

El Capitán Veneno: Era un hombre que por lo que se le podía notar, denotaba a una persona rígida cerrada y con ningún sentimiento piadoso a las personas, ya que por el ejército y las duras guerras se fue reprimiendo.

La hija huérfana: Se notaba humilde y piadosa es su forma de ser, a la muerte de su padre, su madre le inculca valores moralizadores de tolerancia a los demás por lo cual logra cautivar al Capitán Veneno.

Doña Teresa Carrillo de Albornoz: Esta mujer en su lecho de muerte solo se le logra apreciar un sentimiento de angustia por dejar a su hija sola en este mundo, por lo que le pide ayuda al Capitán y le deposita su confianza titulándolo como un segundo padre para Angustias.

El Márquez de Tomillares: Este en su única aparición logra ver al capitán con uno de sus hijos rompiendo su promesa consigo mismo, lo que provoca el Márquez una carcajada.

La criada: Únicamente se menciona como la ayudante de todas las atenciones al Capitán pero no se dice su nombre.

Los Ejércitos: Únicamente se presentan como los causantes de la desgracia del Capitán.

Los habitantes de la casa del Capitán Veneno: Al final de todo en la lujosa casa del Capitán estos solo indican al Márquez donde se encuentra.

*Tiempo: Subjetivo-Cronológico.

*Lugar:

Interno y externo; por la parte externa se presenta la calle de Peregrinos donde le dan el balazo al Capitán, y él la parte externa están las dos casas; en la que lo cuidan y en la que vive al final.

*Planteamiento:

=El balazo al Capitán=

Esta historia relata que en cierta ocasión de la tarde de Marzo de 1848 hubo un conflicto bélico por parte del Honorable Ejército Bélico Monárquico y el Ejército Republicano en una calle de Madrid llamada Peregrinos en la que se encontraba una humilde casa, en muy buen estado físico interno, habitada por tres mujeres: la primera era Doña Teresa Carrillo de Albornoz, viuda de su esposo desde hace unos dos años, que soñaba con la rehabilitación del grado de general y el título del Conde de Santurce. La segunda mujer era Angustias Albornoz, hija de Doña Teresa, guapa, humilde y ligera de carácter y por último su criada gallega.

Al cabo de un par de horas el Capitán de las tropas Monárquicas Jorge de Córdoba, Alias el Capitán Veneno, cuando caminaba recibió un tiro en la pierna izquierda, misma que se fracturó y tubo una hemorragia bastante fuerte.

Dicho acto lo percibió la niña Angustias la misma que salió corriendo en ayuda para el Capitán. Entre balazos y piedrazas lo metió a la casa hasta que concluyera el ataque. Horas después llamaron al médico local el cual simplemente le amarró un torniquete y recomendó reposo unos tres meses, mismos que la familia de damas se ofreció a brindarle. Ante toda estas acciones el Capitán se negó y quiso partir, ya que odiaba al feminismo y su compañía, decía que eran la causa de su infelicidad, pero no tuvo otra opción mas que quedarse y aguantar tres largos meses.

=Tres mujeres al cuidado de un malévolo Capitán=

Un mes transcurría y el Capitán mostraba su odio permanente a todas las mujeres que lo cuidaban, pero Angustias, (que era la que siempre estaba con él), solo se reía y le trataba de caer bien con una gran tolerancia.

Lo que nadie sabia era que la madre de Angustias se encontraba en estado crítico de salud, debido a infartos momentáneos que sufría, le quedaban meses de vida.

Día tras día el Capitán Veneno trataba de caerle mal a Angustias pero este con infinitos intentos fallidos nunca lo logró, sino que desarrollo un afecto más fuerte de amor de Angustias hacia el Capitán.

Nudo:

=La muerte de Doña Teresa=

Cierto día en lo que era el segundo mes de recuperación del Capitán, Doña Teresa fue a las oficinas de gobierno a demandar ciertos asuntos sobre su vivienda, todo este conflicto fue dado por algunos errores en los contratos de arrendamiento, los cuales de no ser cambiados en el transcurso de un mes, (en lo que tenía que al gobierno), no coincidiera con las verdaderas inscripciones de la casa, pasaría a manos del gobierno en calidad de decomisada.

Toda esta presión de Doña Teresa ocasionó que un día en los tribunales le empezara a dar muchas molestias el corazón, por lo cual mejor se retiró a su casa.

Al llegar se acostó y empezó a sudar mucho, tanto que tubo que llamar de nuevo al médico para que la revisara, este al llegar la examinó por media hora, determinando que no le quedaba mas que unas horas de vida, y que lo aprovecharan para hablar con ella.

En instante se acercó la criada y angustias a platicar con ella, claro llenas de lágrimas, mismo que dedujo Doña Teresa que se debía a una noticia mortal para ella que era la muerte. Al retirarse el médico Doña Teresa le pidió que le llamara al Capitán y los dejaran solos. Al poco rato llegó el Capitán y Doña Teresa le suplicó que al morir ella no tenía con quien dejar a su hija, por lo cual depositaba toda su confianza en él; que la quisiera como a una hermana, esposa, madre, pero que la cuidara hasta que se case. Por un momento se le llenaron los ojos al Capitán de lágrimas y lo aceptó. Cedió ante la petición de Doña Teresa por todos esos meses de atención y cuidados otorgados a él y por otra parte le agarró cierto afecto pero nunca lo expresó por temor a represalias y a su soberbia.

La tarde de ese mismo día Dona Teresa murió y toda la vecindad fue a otorgar sus condolencias a la familia.

El Capitán Veneno como todo hombre de la casa se dispuso a buscar trabajo para poder alimentar a la familia y pagar ciertas deudas dejadas por la difunta.

Así vivieron armónicamente unos seis meses, pero claro, el Capitán Veneno fue igual de duro, nunca cambió.

*Desenlace:

=El casamiento del hombre que tanto odiaba a los niños=

Transcurridos algunos meses del doloroso suceso, el hombre terrible, el enemigo declarado de las mujeres, el que había jurado que jamás se casaría, acababa de pedir humildemente la mano a Angustias, en los siguientes términos:

-Angustias. Bajo una condición precisa, inmutable, cardinal, tengo el honor de pedirle su mano, para que nos casemos cuando usted diga; Mañana..., hoy..., en cuanto arreglemos los papeles..., lo mas pronto posible; ya no puedo vivir sin usted.-

En eso la joven dulcificó su mirada, y comenzó a pagar a Don Jorge aquel verdadero heroísmo con una sonrisa tierna y deliciosa.

-¡Pero repito que es con una condición...!-se apresuró a añadir el pobre hombre, conociendo que la mirada y sonrisa de Angustias empezaban a trastornarlo.

-¿Con qué condición?-pregunto la joven con hechicera calma, volviéndose del todo hacia él, y fascinándolo con los torrentes de luz de sus grandes ojos negros.

-Con la condición de que si tenemos hijos...¡los echamos a la Inclusa!-,y Angustias le respondió -pues, ¿no he de aceptar?- soltando una carcajada -¿crees tu que los echaremos?-dijo Angustias con su angelical rostro.

El pobre del Capitán Veneno se sintió a morir de ventura; un río de lágrimas brotó de sus ojos, y exclamó, estrechando entre sus brazos a su amada.

Y así se dispusieron a almorzar en espera del Márquez para preguntarle si quisiera ser su padrino.

=En medio de la estancia se hallaba un hombre en cuatro pies=

Y se casaron, a poco, y fueron felices...

Cuatro años después, el atrabiliario personaje ha heredado el título y la fortuna de su primo... Cierto día, un el Márquez de Tomillares, que no lo veía desde hace muchos años, se presentó a visitarlo y, entregando su tarjeta al portero este le dijo que pasara, que subiera el caballero, y en la biblioteca lo encontraría, y este respondió de forma obsoleta -Quien iba a decir que el Capitán Veneno se metiera de sabio-.

Después de recorrer varias habitaciones, encontrando al paso a nuevos sirvientes que se limitaban a repetirle: “el señor está en la biblioteca”, llego al fin a la historiada puerta de tal aposento, la abrió de pronto, y quedó estupefacto al ver el grupo que se ofreció ante su vista.

En medio estaba un hombre puesto a cuatro pies sobre la alfombra: encima del estaba montado un niño como de tres años, espoleándolo con los talones, y otro niño como de un año y medio, colocado delante de su despeinada cabeza, le jalaba la corbata, como de un ronzal, diciéndole en su graciosa forma de hablar:

-¡Arre, mula ¡

Soltando una carcajada el Márquez.

*Comentario personal:

“La obra aunque parezca muy simple puede y logra su misión de transmitir los rasgos principales de los sentimientos que uno puede desarrollar tan duro y malo se sea, un ejemplo muy claro lo da al hacer referencia de su forma de sentir al morir Doña Teresa y al jugar con los niños. En estos tiempos este concepto del desarrollo de los valores humanos se ha perdido, por lo consecuente hay que leer más obras románticas, que por cierta parte influyen en el subconsciente del lector.

La obra tubo aspectos negativos al igual que los positivos, uno de ellos se puede apreciar al leer la infinidad de adjetivos calificativos que expresa de una simple acción, que por cierta parte puede dificultar un poco a la lectura, pero en conclusión se pudo leer y captar el mensaje al igual que quedó una buena sensación al final. Podrá haber sido muy simple pero así como en una fábula hay moraleja en este caso hay una moraleja, pero ésta varia según la interpretación del autor, pero mi percepción de ésta fue que "No importa lo malo, macabro y duro que uno pueda ser, siempre algún sentimiento penetrará en esa roca y se convertirá en algodón”.

Fin

*Glosario:

Hemorragia: Síntoma medico de derramamiento de flujo sanguíneo.

Piedrazas: Acción de arrojar piedras y rocas entre dos contrincantes.

Arrendamiento: Referente a tratos de inmobiliarios.

Condolencias: Sinónimo de dar el pésame.

Torrentes: Simbolización poética de ráfagas de algo que se presenta muy enfáticamente.