El capitán Alatriste; Arturo y Carlota Pérez-Reverte

Literatura española contemporánea siglo XX. Narrativa y novela histórica de aventuras. Corte de los Austrias. Espadachines. Duelos

  • Enviado por: Irene
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

INDICE

Resúmenes por capítulos................................................2-6

Definiciones de palabras.................................................7-8

Personajes del libro.........................................................9-11

Madrid y el Alatriste........................................................12-14

Crítica................................................................................15

Bibliografía.......................................................................16

RESÚMENES POR CAPÍTULOS

LA TABERNA DEL TURCO

Íñigo es un chico que nos narra el libro. Su padre era muy amigo de Diego Ala triste, por eso le dijo que se quedaría con él. Un día su madre le preparó para mandarle a vivir con el capitán Ala triste con un primo suyo que iba a Madrid.

Íñigo llegó y el capitán salía de la cárcel. Tenía una barba bastante larga y no tenía muy buenas pintas. Se arregló un poco; lavando la ropa, yendo a la peluquería... y se fue con Íñigo a "La Taberna del Turco" dónde el capitán se solía reunir con sus amigos.

Legaron a la Taberna y; cómo no; se encontraron con Francisco de Quevedo borracho y bebiendo, que era amigo del capitán. Quevedo siempre solía ir borracho, y cuando iba borracho solía retar a la gente que tenía cerca.

Ésta vez retó a los que estaban en la mesa con ellos, y el capitán, un poco avergonzado le decía que parase y que no retase a nadie. Quevedo seguía insistiendo, pero el capitán no le dejaba, insultaba a las otras personas y, ante esa situación el capitán les tuvo que decir a los demás que le entendiesen, que no era situación ni para huir ni para enfrentarse. Al final no pasó nada y el capitán se tuvo que disculpar por Quevedo.

Luego aparece Martín Saldaña y le dice al capitán que si se da cuenta de que ahora que ha salido de la cárcel no tiene nada y que si piensa seguir así. Para solucionarlo Saldaña le ofrece un trabajo, una emboscada por la que le pagarán mucho y ya casi tendrá más o menos la vida solucionada.

LOS ENMASCARADOS

Saldaña le explica a Alatriste todo lo que tiene que hacer para encontrarse con la persona que le explicará la misión. Después de hacer todo bien hay un hombre de cabeza redonda que le explica al capitán y a la otra persona (el italiano) lo que deben de hacer.

La noche del viernes pasarán 2 hombres en caballo; y ellos deberán atacarles (o sin sangre o con muy poca) para quitarles todas sus bolsas o todo lo que lleven. Pueden herir al rubio, pero herirle muy poco, apenas tocarle, alguna magulladura en el brazo, pierna... peor que no quiere sangre. Después les pagarán esa noche un hombre que estará en la oscuridad.

Los 2 aceptan, pero luego aparece otra persona que les ofrece otra cosa; que es matarles por completo y que les dará mucho dinero. Alatriste piensa que no porque el otro parecía un bueno hombre. Cómo el que se lo ofrece no les ve muy convencidos les dice que viene de la Iglesia y que si no serán castigados. En ese tiempo se tiene mucho miedo a la Iglesia y saben lo que les puede pasar después, por eso se quedan con esa oferta que les va a pagar mejor y que; ellos creen; que es más fácil matar que no solo dejar herido a alguien.

UNA PEQUEÑA DAMA

Es un capítulo un poco raro en el que el autor mezcla dos cosas y no se entiende muy bien.

Estaba Íñigo en la Taberna y el capitán estaba en una mesa reservada por Caridad con sus amigos. Estaban hablando de problemas de ignorancia, de economía... (de lo que siempre solían hablar y discutir). Llegó Quevedo y se sentó con ellos, empezó a beber y acabó borracho como siempre, también dijo que quería retar pero el capitán no sabía a quién. Se lo preguntó y le respondió que a la sociedad, a la ignorancia; a la España de la época.

En la “segunda parte” Íñigo está fuera de la Taberna y pasa, como todos los días, un carruaje que lleva a una niña de unos 11 años de la que él se ha enamorado. Normalmente pasan por la taberna de paso, pero ésta vez se detienen unos 20 pasos antes y él se acerca a ver ala niña. El conductor le mira con mala cara pero hasta que no arranca Iñigo no se retira. La niña se asoma a la ventana, pone la mano y sonríe un poco; una sonrisa que él no sabe como interpretar. Es la chica que está en el rincón de su corazón.

LA EMBOSCADA

Alatriste y el italiano estaban ya preparados para al emboscada. Habían preparado un farolillo en la esquina para ellos poder ver a los rivales, pero los rivales no a ellos. Iban vestidos de negros, con las armas preparadas. Ya habían hecho el reparto. El joven le tocaba a Alatriste y el otro le tocaba al italiano.

Ya eran un poco más de las 8 y se oyeron como los dos hombres se iban acercando. Estaban ya cerca y tenían que atacar, Alatriste no conocía al suyo, pero parece que el italiano si y se pusieron a pelear.

Estuvieron peleando mientras los ingleses gritaban algo referente al cuartel que despistaba a los otros dos un poco. Alatriste estuvo pensando un poco cuando le costaba matar a su rival, pensaba que porqué unos solo les querían herir y el otro les quería matar. El italiano ya casi había vencido pero vio a Alatriste un poco dudoso y paró.

Alatriste le dijo que parase que lees dejaría aunque le costase el cuello, asumiría las consecuencias. Al principio el italiano no estaba muy de acuerdo y siguió intentándole matar, aunque Alatriste con su espada paraba los golpes que le intentaba dar.

Al final les dejaron irse y no les mataron. Alatriste dijo que otro día les matarían.

LOS DOS INGLESES

El italiano se fue, y el capitán ayudó al inglés a curar al joven que tenía un rasguño en el brazo, que no iba a necesitar ni cabestrillo.

Los ingleses no se fiaban mucho ya que, era muy extraño que después de que les hubiese intentado matar ahora les estuviese ayudando, pero al no pasar nada pensaron que ya no corrían peligro.

Después de que les ayudase, cuando ya estaban bien le empezaron a preguntar que quién era y que porqué primero les querían matar y luego les ayuda. El capitán no cree que deba responder a las preguntas y no contesta.

A los ingleses les da miedo ir a su destino solos y le preguntan al capitán si les puede ayudar. Pero dice que no. Aunque piensa que él necesita un lugar para dormir y donde refugiarse esa noche y piensa ir a ver a su amigo, el conde de Guadalmedina y le cuenta la historia. El conde le dice que los ingleses no son quiénes él se piensa y le explica quién es uno de ellos.

El conde decide ir con los ingleses y con unos criados suyos (todos armados) al destino de los ingleses (casa de las Siete Chimeneas). El capitán se quedará a dormir esa noche en la casa del conde.

Antes de irse hacia esa casa el capitán habla con los ingleses que le dicen que siempre estarán agradecidos de que no les haya matado sin que importe quién sea y que buscasen. También le dice que el verdadero heredero del rey Jacobo de Inglaterra está en Madrid, aunque lo que pasó esa noche no se puede publicar se sabrá que un tal Diego Alatriste podía haberles matado pero no quiso.

EL ARTE DE HACER ENEMIGOS

El otro inglés era Carlos Estuardo. El capitán se entera en éste capítulo de que venía a casarse con doña Maria que era española y se uniría España con Inglaterra, para que surgiera el fin de la enemistad entre ambos. Comprendió porque les habían mandado ir a matarles y era porque a esas personas no les convenía ese matrimonio ni esa unión entre España e Inglaterra.

Al día siguiente tuvo lugar una reunión en la que todos comentaban lo que había ocurrido. Íñigo no estaba con el capitán si no que estaba con la Lebrijana a ver al príncipe a al Plaza Mayor.

En la plaza mayor se encuentra con la chica de la que se había enamorado y están hablando. La chica se lo cuenta al que hay con él en la carroza y se asoma a la ventana con cara de extraño al oír el nombre de capitán Alatriste.

LA RÚA DEL PRADO

Al día siguiente de que todos se enterasen había un desfile en el que había muchas caravanas, pero el príncipe Carlos estaba metido en una que habían prohibido señalar puesto que no se podía saber quien era (de hecho no se sabía) y María, su futura esposa, iba en otra que se paseaba buscando a su prometido. Para reconocerla llevaba una cosa azul en el brazo.

Luego, Martín advierte a Alatriste y a Saldaña que están en peligro, puesto que no habían hecho lo que les habían dicho respecto a los ingleses.

Martín les dice que les debe llevar a un sitio que no puede desvelar, pero lo que sí que les dice es que el no les va a matar y que será mejor que vallan y también que deberían haber huido ya.

Alatriste y Saldaña se acaban decidiendo por ir aunque con un poco de miedo, el capitán piensa que le van a matar.

Íñigo estaba escondido escuchando y cuando acabaron y se fueron él cogió unas armas que había colgadas y sobre al mesa y salió detrás. Veía como todo era muy raro y se sentía muy inquieto pero aún así era valiente y estaba dispuesto a esperar ya que Alatriste era amigo de su padre y no le podía abandonar.

EL POTRILLO DE LAS ÁNIMAS

Saldaña lleva a l capitán al Potrillo de las ánimas que es un lugar del que tiene miedo de ir puesto que no va nadie.

Allí está el enmascarado que le mandó herir a los ingleses junto a Balboa. Le empiezan a hacer un interrogatorio a la vez que apuntan lo que responde. Le dicen que porqué no les mató o hizo lo que les mandaron y que si había dicho a alguien lo ocurrido. El capitán contestaba un poco asustado a todas las preguntes.

Cuando acabaron el interrogatorio dejaron que el capitán se fuese. Le dijeron que ellos ya habían acabado y que por su parte ser podía ir.

El capitán estaba muy extrañado y empezó a preguntar que si le dejarían irse tan fácil, si no le iban a matar ni nada perecido. Ellos se limitaron a decir que habían acabado.

Íñigo que estaba fuera estaba asustado porque no salían, y e fue a la otra puerta donde vio en al plaza a 3 a punto de pelear pero no sabía quién eran.

Se acercó un poco más y distinguió al capitán, como le vio en peligro decidió ayudarle y apuntó con la pistola a uno de sus rivales y le dejó herido. Mientras el capitán se peleaba con un italiano que le dejó tirado en el suelo, el capitán no le reconocía pero al final, cuando se fue el hombre le dijo que era Gualterio Malatesta.

El capitán no estaba herido de l todo y se levantó a ayudar al otro herido y mandó a Íñigo a por su capa para tapar un poco la sangre del otro e intentar salvarle.

LAS GRADAS DE SAN FELIPE

Habla de un lugar (una especie de anfiteatro de semicírculo) al que Alatriste va de vez en cuando y habla con sus amigos.

Después del duelo que tiene la noche anterior y antes de acudir a la obra de Lope va a las Gradas de San Felipe y está hablando con sus amigos, de los cuales algún trozo de lo que dicen sale en el libro.

EL CORRAL DEL PRÍNCIPE

El capitán e Íñigo van a ver una representación de su amigo Lope de Vega. Cuando van hacia allí se encuentra con sus amigos aunque en las gradas se tienen que sentar separados ya que está lleno.

Empieza la obra e Íñigo se enamora de Laura, una chica que hacía la obra.

El capitán está de pie junto a Íñigo, intentando hacer hueco para que vea bien. Mientras están viendo la actuación hay un hombre que le está chistando al capitán para que se calle (pero el capitán no le está hablando). En la segunda actuación le pasa lo mismo pero está vez no es uno si no que son dos. Como el capitán había usado esa técnica alguna vez se da cuenta que lo que quieren es pelear. Pero ahora no son dos, son 5; y aunque el capitán corra mucho peligro (5&1), decide luchar.

Son 5 contra uno y el rey (que estaba presente en la parte de arriba lo ve), y manda a una de sus personas a separarles y poner orden. Antes de que fuese a decir nada también se une Quevedo a la pelea, y los dos ingleses (los cuales decían que debían la vida al capitán). Cuando toda la gente que estaba observando vio aparecer a los ingleses empezaron a aplaudir.

Cuando sucedió esto el rey reaccionó y ordeno que cesara la locura, y en esas se le cayó un guante lo que le hizo perder los papeles.

EL SELLO Y LA CARTA

Cogen presos a Alatriste y a otros dos, el resto o está herido, o ha escapado o le han dejado irse.

Al capitán le mandan ir donde el conde de Olivares. Cuando está allí está un poco asustado ya que le ve tras una mesa llena de cartas y leyendo alguna; pero lo que está haciendo es revisando la historia ( guerras en las que ha participado, si ha sido herido o no, a quién a matado...).

El conde quiere saber quiénes estaban implicados en la emboscada contra los ingleses, pero el capitán se resiste a contarle la verdad.

Mientras están hablando aparece Luis de Alquézar y hablan de eso. Él era uno de los enmascarados y como sabía quién había participado implica, pero de manera indirecta, a Fray Emilio Bocanegra.

Al capitán le dan un cofre que habían dejado, en agradecimiento, los dos ingleses. El cofre estaba muy bien decorado. Dentro había un anillo con un sello con las tres plumas del heredero de Inglaterra gravadas.

También le dio una carta escrita en inglés en al que decía que cualquier súbdito de la Majestad Británica estaba obligado a prestar ayuda al capitán siempre que él la pidiese.

DEFINICIONES DE PALABRAS

Vorágine: Remolino impetuoso que hacen en algunos parajes las aguas del mar, de los ríos o de los lagos. / Confusión, desorden y precipitación en los sentimientos, forma de vida, etc

Apócrifo:Obra que no pertenece al autor al que se le atribuye.

Jergón: Colchón de paja, esparto o hierba.

Glauca: es un color. Verde claro.

Escudriñar: Examinar, indagar y averiguar algo con cuidado y atención.

Desabrido: Áspero y desapacible en el trato a otras personas.

Febriles: Se dice del que tiene fiebre.

Impíos: Falto de piedad religiosa / incrédulo, ateo, que no respeta lo sagrado.

Yantar:En la Edad Media se llamo en León y Castilla yantar (en Aragón y Navarra significaba "cena") a un tributo público que resultó de la redención en metálico del servicio personal de hospedaje

Milord: Españolización de “my lord”, tratamiento dado a los nobles ingleses

Pardiez: Se usa como fórmula de juramento

Fámulo: criado o sirviente de un convento u otro medio eclesiástico.

Baladí: algo que es de poca sustancia o importancia.

Rubricar:Suscribir, dar testimonio de una cosa / poner uno su rúbrica (rasgo o conjunto de rasgos de figura determinada que, como parte de la firma, pone cada cual después de su nombre)

Rúa:zanja, hoyo; vómito, vomitar; número dos; zona de pesca

Recato: Cautela, prudencia, reserva, honestidad, decencia.

Tahalí:Cinturón de cuero de los "armados" donde llevan el machete

Ardite:Moneda de poco valor

Cariz: Aspecto que presenta una determinada cuestión

Donaire:Designa el papel que desempeña el "gracioso" en las comedias del teatro de Lope y de sus seguidores

Basquiñas: Falda, normalmente negra, larga y con muchos pliegues, que usaban las mujeres para salir a la calle

Celosías: Enrejado de pequeños listones, generalmente de madera o hierro, que se coloca en las ventanas y otros huecos análogos para poder ver a través de él sin ser visto.

PERSONAJES DEL LIBRO

Diego Alatriste y Tenorio: éste es su nombre completo aunque se le nombra con “capitán Alatriste”. Lo de capitán es un apodo que viene de sus sueños como soldado en Flandes. Regresó a Madrid tras ser herido en la batalla de Fleurs. Es el protagonista del libro junto a Íñigo que es el que cuenta lo que sucede.

Diego Velázquez: nace en Sevilla. Y es bautizado en 1599. Aprendió letras, la filosofía de su tiempo y algunas lenguas, posiblemente el latín, el italiano y, seguramente, también francés, pues se sabe que acompañó a visitantes ilustres y al embajador de Francia. Estudió en san Enermgildo. Era el pintor de la Corte de Madrid. Aunque se nació en Sevilla se trasladó a la Corte de Madrid.

Lope Balboa: soldado que nació en Sevilla pero que vivía en el País Vasco. Es el padre de Íñigo. Era compañero de armas de Alatriste en la guerra y el capitán le prometió que él cuidará a su hijo. Les unía una gran amistad.

Luis de Alquézar: letrado aragonés que estudió en Zaragoza e inició su carrera como escribano de la Real Audiencia de la capital aragonesa. Llegó al Consejo de Aragón hacia 1610. Contando con el apoyo de Olivares, alcanzó el preciado cargo de secretario real en 1623. Ese mismo año conoció a Diego Alatriste

Gualterio Malatesta: es un espadachín italiano, sarcástico y peligroso. Entra al servicio de Luis de Alquézar y se queda con él para siempre. Luis de Alquézar y Malatesta odian profundamente a Alatriste, y parece que es eso lo que les une más.

Angélica de Alquézar: es la sobrina de Luis de Alquézar y menina de la reina. Es una niña muy guapa, con ojos azules y grandes de la que Íñigo se enamora locamente. Aunque él no sabe que esa niña es una niña muy mala, que parece el diablo.

Íñigo Balboa: es el narrador del libro, es un chico de 12 años. Su padre era Lope Balboa y fue camarada de Alatriste en el ejército. Murió en Flandes, y Alatriste le prometió que cuidaría de su hijo. Cuando cumplió los 12 años si made le mandó a Madrid a servicio del capitán. Nació en Oñate.

Conde de Guadalmedina: era muy amigo de Felipe IV y eso hacía que tuviese una gran influencia en al corte. A los veinte algún años ya formaba parte del estado mayor del duque de Osuna. Peleaba contra turcos y venecianos. Fue ahí cuando se hizo amigo de Alatriste.

Bartolo Cagafuego: hombre muy valiente, de Madrid aunque decía más de lo que hacia. Estuvo preso en la cárcel. Fue condenado a galeras; y gracias a al intervención de Alatriste fue liberado de la cárcel.

Francisco de Quevedo: Buen poeta y fiel amigo de Alatriste. Siempre está dispuesto a pelear o a recitar un poema. Es satírico y criticón, tiene muy mal genio y le crea muchos enemigos en ala Corte. Aunque el que más es Góngora, a parte de que es otro poeta.

Caridad la Lebrijana: nació en Sevilla pero vivió en Madrid. Trabajo 6 años como actriz, y luego como prostituta. Trabajaba en la Taberna del Turco, donde Alatriste y sus amigos se reunían. Era la amante de Alatriste e Íñigo al describe como una mujer muy guapa.

Dómine Pérez: Jesuita madrileño, sacerdote en la iglesia de San Pedro y San Pablo de Madrid. Amigo de Diego Alatriste, preceptor de Íñigo Balboa y contertulio de la Taberna del Turco.

Luis de Góngora: nació en Córdoba. Estudia gramática. Escribe poemas y publica algunos. Es un gran enemigo y odiado de Francisco de Quevedo.

Martín Saldaña: Es un soldado de las guerras de Flandes. Tras su licencia, y gracias a su cuñado mayordomo en Palacio. Fue nombrado teniente de alguaciles. Era muy amigo de Alatriste y procura favorecerle siempre que puede.

Fray Emilio Bocanegra: Es un fraile dominico fanático e implacable. Su posición como presidente del Consejo de los Seis Jueces dentro de la Santa Inquisición le permite obrar sin miedo a castigo alguno.

Conde de Olivares: era el valido del rey Felipe IV y su poder era inmenso. Era un monarca joven. Le gustaba más la fiesta y al caza que los asuntos de gobierno.

Fadrique el tuerto: Boticario con tienda abierta en la madrileña plaza de Puerta Cerrada. Amigo de Diego Alatriste y contertulio de la taberna del Turco.

Lope de Vega: nace en Madrid pero pasa una temporada en Sevilla (sus primeros años) en casa de su tío. Cuando es joven se fuga de casa con un amigo. Empieza a escribir poemas y a publicarlos. Viaja mucho pero tras una crisis religiosa vuelva a Madrid. También escribe comedias que luego se representan. Su muerte fue un hecho muy importante.

Álvaro de la Marca: miembro de la Corte de Felipe IV. Luchó en Nápoles donde conoció y tuvo en favor al Capitán Alatriste, quien en una oportunidad le salvó la vida. Al momento de la historia goza de la predilección del rey y del Conde de Olivares.

Fernando Gonzaga de la Marca: héroe de las campañas de Flandes en tiempos del gran Felipe II y de su sucesor Felipe III.

Carlos Estuardo: Es el príncipe de Gales que viene para casarse son la infanta Maria, y es uno de los dos ingleses los cuales mandan matar a Alatriste y al italiano.

Madame de Aulnoy: escritora francesa conocida por sus cuentos de hadas. Era miembro de una familia noble. Se casó con uno que la sacaba 30años y tuvo tres hijos con éste. Se asentó en Paris.

Martín Saldaña: soldado retirado. Coincidió en los tercios de Flandes con Alatriste. En 1623 fue el encargado de investigar el caso de la dueña que apareció estrangulada en una silla de manos, asunto ligado al asalto al convento de las adoratrices benitas en el que participó Alatriste.

Vélez de Guevara: dramaturgo y novelista español del Siglo de Oro dentro de la estética del Barroco conocida como Conceptismo. Fue hijo del licenciado Diego Vélez de Dueñas y de Francisca Santander. Estudió en Osuna (1596) y fue soldado en Italia en el ejército del Conde de Fuentes, participando en las campañas de Saboya y Milán bajo el nombre de Luis Vélez de Santander

Luis Quiñónez de Benavente: nació y vivió en Toledo hasta 1617. Se hizo clérigo muy joven. Era un gran amigo de Lope de Vega.

Maria de Castro: es una artista que aparece en la comedia que Lope representa.

Gaspar de Guzmán: nació en Roma y estudió en Salamanca. Es el duque de Olivares. Sus hermanos murieron y junto a su padre se metieron en la Corte de Madrid y Valladolid. Se va de la Corte y en 1615 vuelve al servicio del futuro Felipe IV.

Rodrigo Calderón: Marqués de Lerma en el siglo XVI-XVII.

Ambrosio de Spínola: marques de Balbases. Tras un fracaso en un enfrentamiento judicial con los Doria decidió retirarse de la ciudad y mejorar la fortuna de su casa sirviendo a la monarquía española en Flandes.

Personajes de los que no he encontrado nada: Miguel de Orduña, Inés de Zúñiga, Saavedra Fajardo, Hurtado de Mendoza, Infanta María, Álvarez de Sidonia, Juan Vicuña.

MADRID Y EL ALATRISTE

Éste Madrid es una ciudad fea y muy ruin, excepto algún edificio que nos dice lo contrario, y nos demuestra que era la capital más poderosa del mundo. Las calles eran de tierra y sin aceras. La mayoría de las casas eran bajas y los edificios oscuros y feos.

LOS ORÍGENES:

Hasta Felipe II, Madrid era un pueblo en torno a un castillo más alto. Se convirtió en capital del reino tras unos problemas y cambios de reyes que hubo. Creció rápidamente y en menos de 5 años ya tenía 2500 casas, 14 parroquias y 20 conventos. En 1571 la población pasaba de los 14000.

Una persona que pasó por allí en el siglo XVII izo un retrato en el que Madrid daba pena. No había planificación urbanística, solo había una débil muralla...

LOS HABITANTES

Tiene una numerosa población flotante, muchas de las personas que van a al capital a arreglar asuntos están obligados a quedarse, y así se produce un aumento de la población. Ésta gente se tiene que dedicar a algo y, así se va formando una ciudad; empiezan a aparecer bares, gente que se dedican a los servicios...

Las plazas principales estaban llenas de movimiento y con mucha vida. Y por la tarde mucha gente acude al paseo del Prado para presumir de sus carruajes y de sus posesiones.

Por la noche es un lugar peligroso y pocos se atreven a salir. Los que salen van armados y normalmente con escoltas.

PROBLEMAS CON LA HIGIENE Y EL OLOR

Nadie recogía la basura y no había ningún tipo de alcantarillado, los retretes suelen tener un agujero que de vez en cuando vacían los poceros. La basura se arrojaba a la vía pública, ya que no tenían otro sitio al que tirarla. Ésta se pudría al sol y apestaba. También se incluía al olor los muertos de algunas tumbas que se cerraban mal.

Como no tenían retrete, muchas veces lo tiraban todo pro la ventana, pero una ley dice que no se podrá tirar pos la ventana y que se deberá tirar pro al puerta, en invierno a partir de las 10 de la noche y en verano a partir de las 11.

EL HONOR

El honor se empieza a confundir con la honra, y los plebeyos empiezan con decisiones aristócratas para defenderlo. Todo tipo de hombre tiene honor y se valora por encima de todas las cosas. Cualquier gesto raro sirve para que un hombre se sienta deshonrado y no dudar en matar. El honor nace de la dignidad propia pero depende de la opinión de los demás, que son quiénes dan y quitan el honor.

DUELOS Y DESAFÍOS

Se solían enfrentar los mejores guerreros de cada bando, y se acordaba que el resultado decidiera la lucha, sin intervenir los ejércitos, y así ahorraban sangre. Cuando los bárbaros ocupaban el imperio lo cambiaron y decían que dos personas que tenían una diferencia se enfrentaban para que Dios concediera la victoria a quién llevase razón.

En la época de Alatriste fue cuando surgieron las primeras reglas. Se establecen códigos de honor, que eliminan las malas usanzas.

LA VIDA EN LA CORTE

Felipe IV aborrece su papel de rey, ya que está sometido a una estricta normativa que no encaja bien con su carácter, aunque nunca rompe la autoridad que le impone su etiqueta ya que le han enseñado que uno de los pilares de la majestad de al realeza es la gravedad del soberano.

La vida cortesana transcurre en los sitios y palacios reales. El primero es el Alcázar Real y el Buen retiro.

LA VIDA COTIDIANA

Los españoles del Siglo de Oro no son iguales ante al ley. Se dividen en dos grandes grupos (nobles o hidalgos y los plebeyos). Los primeros tienen privilegios y los segundos solo obligaciones.

La grandeza de un señor se miraba según el numero de criados que tiene, y también depende de la antigüedad de los criados.

La gente de ésta época se preocupaban mucho de su aspecto y suelen vestir con lujo. Las damas llevan vestidos muy ajustados con corsé, y de cintura para abajo parece una campana y son muy anchos.

Agranda el escote y cada vez se lleva más grande, aunque aparece una ley que lo prohíbe excepto para mujeres que trabajen con su cuerpo.

Los hombres visten un pantalón hasta debajo de la rodilla (calzón) y una chaqueta ceñida del cuerpo hasta la cintura. Lo completan con una capa de paño que sirve de abrigo de día y de manta de noche, y un sombrero de ala ancha que a veces hace de paraguas.

LA ECONOMÍA

La principal producción de ésta época es la ganadera y agrícola. Entre el 80 y el 85% de las personas viven de ello, aunque de éstos, pocos son propietarios de la tierra que cultivan. El cultivo principal es el trigo y la cebada; ya que le pan es el alimento básico y éste está hecho de trigo.

Después está la importancia del vino y la vid.

La agricultura es pobre y poco productiva por la aridez del clima. Los campesinos siguen utilizando el arado romano, de madera y aún no conocen la rueda o no saben usarla.

Un gran problema es la financiación de las guerras. El ejército está mal organizado y hace que las guerras sean más caras y que haya menos dinero. Las grandes guerras a las que España se enfrenta; tanto con otros países como en el interior, provocan que el dinero descienda notablemente y que pierdan mucho dinero.

Los artesanos y comerciantes constituyen una pequeña parte de los campesinos, que solo alcanza cierta entidad en las ciudades más importantes. La escasez del dinero hace que es autoabastecimiento esté muy extendido, y como no había puentes no nada era muy difícil transportar las mercancías.

La producción artesanal está sometida a una reglamentación muy rigurosa, impuesta pro los gremios o asociaciones de artesano que supervisan cerca de los productos y su venta. Comienzan trabajando de aprendices son poca o ninguna paga, en el taller de un maestro. Cuando pasan unos años y es adulto pasa a ser oficial o profesional cualificado, pero aún no se puede establecer por su cuenta.

EL ARTE

Durante la primera mitad del siglo, la arquitectura urbana es de formas sobrias, inspirada en la antigua Roma y elaborada durante el Renacimiento. Principalmente se manifiesta en el monasterio-palacio-panteón de El Escorial y en los edificios civiles y religiosos de Madrid. La arquitectura se caracteriza por el uso de volúmenes compactos y decoración sobria. Los vanos de puertas y ventanitas se hacen de grafito.

Las temáticas mas frecuentes son la religiosas, al Corte y los temas profanos. Al principio, los retratos son manieristas, fríos y distantes, con mayor atención a los atributos del poder, pero con el tiempo iban humanizándose y ganando en naturalidad y realismo.

LA GUERRA

En ladead Media la guerra, la decide el caballero vestido de hierro que combate con lanza y espada. En tiempos del capitán las armas de fuego derrotan a al caballería. Los arcabucos tienen menor alcance que la ballesta o el arco y disparan más lentamente.

El tercio español cuenta con 3000 hombres repartidos en 12 compañías. La forma como un bloque para defender el terreno conquistado.

La defensa típica es el cuadro. Una masa de entre 2000 y 3000 hombres, con los piqueros en el centro, rodeados por mosqueteros y arcabuceros. La alineación que resulta es lenta cuando maniobra pero tiene mucha potencia en fuego y resiste bien las cargas del enemigo.

CRITICA

Es un libro que no está muy bien escrito, o a mí me parece eso. Yo creo que hay veces que junta cosas, o que cuando está contando una cosa en un capítulo empieza a recordar otra cosa (lo hacen muchos libros pero yo creo que éste no lo hace bien) y te lía un poco, y cuando vuelve con lo que estaba te pierdes. ; aunque es fácil de leer y no tiene muchas expresiones que no conocía.

También lía un poco el que cuente la historia del capitán un niño que aunque lo haya vivido también hace que se líe un poco y a veces no se entiendan muy bien los capítulos.

Si que me ha gustado y no me ha costado mucho leerle, aunque algún capítulo me le he tenido que leer más de una vez porque la primera no me he enterado y se me mezclaba.

Al principio me parecía un libro que no me iba a gustar mucho y que iba a ser aburrido; y aunque un poco si que es no ha estado mal.

BIBLIOGRAFÍA

-www.artehistoria.com

-www.wikipedia.com

-www.capitán-alatriste.com

-www.capitanalatriste.inicia.es

-Libro El capitán Alatriste de Arturo Pérez Reverte

-Libro de El capitán Alatriste de Arturo Pérez Reverte y la España del Siglo de Oro

ED: EL PAIS AGUILAR

-www.encarta.com

1