El capitán Alatriste; Arturo Pérez-Reverte

Literatura española contemporánea. Narrativa actual. Novela histórica. Biografía. Argumento. Personajes. Estructura. Estilo

  • Enviado por: Manu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


EL CAPITÁN ALATRISTE: “ARTURO PÉREZ REVERTE”

(LAS GRADAS DE SAN FELIPE).

16 - 4 - 2002


ÍNDICE:

Biografía de Arturo Pérez Reverte pág 3.

Argumento general de la obra pág. 5

Análisis del capítulo IX: análisis de la obra:

Argumento pág. 6

Tema pég. 6

Estructura pág. 6

Personajes pág. 6

Lugar y época pág. 7

Análisis de la expresión:

Género literario pág. 7

Léxico pág. 7

Análisis de figuras literarias pág. 8

Estilo pág. 8

Conclusión pág. 9

Bibliografía pág. 10


BIOGRAFÍA DE: ARTURO PÉREZ REVERTE.

Se dedica desde hace algunos años en exclusiva a la literatura, tras vivir durante 21 años (1973-1994) como reportero de prensa, radio y televisión, cubriendo informativamente los conflictos internacionales de ese periodo.

Licenciado en Ciencias Políticas y Periodismo, doce años como reportero del diario Pueblo y nueve en los servicios informativos de Televisión Española (TVE), especialista en temas de terrorismo, tráficos ilegales y conflictos armados, premio Asturias de Periodismo por su cobertura para TVE de la guerra de la ex Yugoslavia, premio Ondas 1993 por el programa La ley de la calle de Radio Nacional de España (un exitoso programa sobre el mundo marginal que se mantuvo en antena cinco años). Arturo Pérez-Reverte ha cubierto como reportero, entre otros conflictos, la guerra de Chipre, diversas fases de la guerra del Líbano, guerra de Eritrea, campaña de 1975 en el Sahara, guerra del Sahara, guerra de las Malvinas, guerra del Salvador, guerra de Nicaragua, guerra del Chad, crisis de Libia, guerrillas del Sudán, guerra de Mozambique, guerra de Angola, golpe de estado en Túnez, etc. Los últimos conflictos que ha vivido son: revolución de Rumania (1989-90), guerra de Mozambique (1990), crisis y guerra del Golfo (1990-1991), guerra de Croacia (1991), y guerra de Bosnia (1992,1993,1994).

En mayo de 1994 abandonó televisión Española para dedicarse a su actividad de novelista. También publica una página semanal de opinión en El Semanal, un suplemento dominical que publican simultáneamente una veintena de diarios españoles ( 1.500.000 ejemplares).

Sus obras:

El húsar (1986)
El maestro de esgrima (1988)
La tabla de Flandes (1990)
El club Dumas (1993)
La sombra del águila (1993), relatos
Territorio comanche (1994)
Cachito (Un asunto de honor) (1995)
Obra breve (1995)
La piel del tambor (1995)
Patente de corso (1998)
La carta esférica (2000)

Todos estos títulos siguen presentes en los estantes de éxitos de la librerías y consolidan una espectacular carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Arturo Pérez-Reverte tiene uno de los catálogos vivos más importantes de la literatura actual. Su novela más reciente, La carta esfética, a fecha del 23 de septiembre, llevaba 26 semanas en el número uno de las listas de libros más vendidos de los principales suplementos literarios.

A finales de 1996 aparece la colección Las aventuras del capitán Alatriste que desde su lanzamiento se convierte en una de las series literarias de aventuras de más éxito de todos los tiempos. Hacía mucho tiempo que en el panorama novelístico internacional no aparecía un personaje como el capitán Alatriste que los lectores hicieran suyo y cuya continuidad reclamaran. Un personaje como Sherlock Holmes, como Marlowe, o como Hércules Poirot.

El tremendo éxito de El capitán Alatriste, Limpieza de sangre y El sol de Breda-que han alcanzado cifras de ventas sin parangón en la edición española, penetrando con éxito también en el ámbito escolar y universitario-, nos demuestra que ya tenemos, por fin, ese personaje que tanto deseaban los lectores del mundo entero. Un capitán español de los tercios de Flandes -de hecho no es capitán, pero qué más da-. Una figura humana, con sus grandes virtudes y sus grandes defectos, perfectamente trazada, minuciosamente situada en su tiempo -siglo XVII- y su geografía, rodeada de amigos que han hecho historia, partícipe de las más principales hazañas de su época. Un personaje para siempre.

El capitán Alatriste (1996)
Limpieza de sangre (1997)
El sol de Breda (1998)
El oro del Rey (2000)


  • ARGUMENTO GENERAL DE LA OBRA:

  • El capitán Alatriste no era el hombre más honesto, ni el más piadoso, pero era un hombre valiente. Se llamaba Diego Alatriste y Tenorio, un soldado con una “excelente hoja militar” que se alquilaba de espadachín para los trabajos sucios que los demás no podían hacer.

    Iñigo Balboa, hijo de familia pobre, es acogido por el capitán a petición de su madre, ya que su fallecido padre era amigo de Diego en las guerras de Flandes.

    El capitán, después de salir de la cárcel por impago de impuestos, sin dinero, habla con el teniente de alguaciles, antiguo compañero de Diego y Lope Balboa, le comenta sobre unos hombres que están interesados en “su espada”, en el que le pagarán muy bien, por lo menos para vivir satisfactoriamente después de pagar los impuestos pendientes.

    Fue al lugar citado para hablar con los que le querían contratar. Los enmascarados que le querían contratar hablaron de la misión, que tenía gato encerrado, y del compañero que tendría para cumplirla. Uno de ellos sale, después de decir que no quería sangre, y aparece el inquisidor fray Emilio Bocanegra, temido por todos, pues no era muy piadoso con los no católicos, ni con los que eran católicos.

    Dicen que quieren la muerte de los ingleses, con una excusa de veinte doblones más. Alatriste se lo piensa, pero es obligado por la fuerza a hacerlo.

    En la misión, después de ver a sus víctimas inglesas, los asaltan y empiezan a combatirse. Alatriste desiste del combate al conocer mejor su noble contendiente y los ayuda, alejando al italiano. Diego los lleva a la casa del conde de Guadalmedina donde descubre que los ingleses son personajes de la realeza británica y que vienen a negociar el matrimonio entre la infanta doña María y uno de ellos, el príncipe Carlos Estuardo.

    Alatriste sale de su escondrijo, e investiga los acontecimientos que ocurren en la ciudad, con el tumulto de la población madrileña alrededor de los británicos. Tiene que salir de la casa del conde y resuelve ir a su apartamento, donde duerme armado, por si las moscas. Al día siguiente le coge el teniente Martín Saldaña, que lo lleva a una cabaña.

    Iñigo, en un acto de valentía, los sigue y se queda esperando al capitán al lado de fuera de la casa. En la cabaña, Alatriste se encuentra con el malo de los enmascarados y el fray Emilio Bocanegra, le hacen varias preguntas sobre el caso de los ingleses y le dejan marcharse. Pero, le tienden una trampa, e intentan matarlo. Con la ayuda de Iñigo, Diego consigue salvarse.

    Un poco más tranquilo, van al teatro a ver una obra de Lope de Vega , pero cinco espadachines le tienden una trampa y con mucho valor, se enfrenta a ellos, todo se torna un espectáculo para el público. Quevedo al enterarse, corre hacia los cinco personajes y con la ayuda de los ingleses, que acompañaban al rey, intentan deshacerse de los espadachines, pero por desgracia, aparecen los guardias y se llevan a Quevedo, a Alatriste y a los espadachines que pueden coger, a la cárcel.

    Al día siguiente, el capitán se encuentra con el conde de Olivares, y hablan de su historial, pero él quiere saber quienes estaban implicados en la emboscada en la que Alatriste participó. Diego oculta la verdad y aparece Luis de Alquézar, quien indirectamente implica al fray Emilio Bocanegra, claro, él era uno de los enmascarados. Descubre que los ingleses le dejan un cofre de agradecimiento, en el cual le dejan un enorme anillo de oro y una especie de letra de cambio para poder recibir ayuda de cualquier súbdito de Su Majestad Británica.

    Fuera del edificio aparece el italiano, que deja un recado, sobre cosas pendientes que tiene con Alatriste (quizás para poder seguir la serie después).

  • ANÁLISIS DEL CAPÍTULO IX “LAS GRADAS DE SAN FELIPE”:

  • ANÁLISIS DEL CONTENIDO:

  • Argumento:

  • La historia comienza tras la contienda del Portillo de las Ánimas, en el que Alatriste e Iñigo de Balboa casi pierden la vida. Después de esa noche tuvieron siempre los cinco sentidos bien puestos y a la espera a que volvieran de nuevo a por ellos, pero en este capítulo no ocurre.

    El autor en este capítulo hace frecuentes alusiones tanto a hechos pasados como a los futuros, también hace referencia a los versos de conocidos poetas de la época como Góngora y Quevedo.

    Un día están todos, Alatriste, Quevedo, el Licenciado Vicuña, el Dómine Pérez, un estudiante de Salamanca, un joven pintor Diego de Silva, Tabarca e Iñigo, comentando la última impertinencia de Buckingham junto a la barandilla de las gradas que daba sobre la calle Mayor. Se cruzó con ellos e intercambiaron algunas palabras unos instantes con Don Lope de Vega, a cuya obra iban a ir el día del estreno.

    Mientras los contertulianos intercambiaban sus pareceres Don Francisco de Quevedo su fijó en dos fulanos que los estaban observando y se lo hizo saber al capitán Alatriste.

    Al rato después, Iñigo se bajó en dirección a la carroza en que venía su preciosa Angélica de Alquézar por la que quedó hipnotizado.

  • Tema o idea principal:

  • Trata de los días anteriores a la obra de teatro y posteriores al enfrentamiento en el Portillo de las Ánimas, en los que tanto Alatriste e Iñigo viven en constante atención a posibles atacadores en busca de su vida que posteriormente transcurre en el interior del corral del teatro.

  • Estructura del capítulo:

    • Introducción: Desde el comienzo en que se narra la incertidumbre para evitar ser matados, hasta el momento en que comentan sus impresiones en las gradas de San Felipe.

    • Desarrollo: Comienza cuando Quevedo se cuenta de que están siendo observados por dos extraños, hasta el final del capítulo en que Iñigo se dirige al carruaje para ver a Angélica de Alquézar.

  • Personajes:

  • Protagonistas:

    • El capitán Alatriste: hombre bravo y de honor, antiguo soldado de los tercios de Flandes, diestro con la espada y la vizcaína. Alto, con bigote refinado y cuidado, siempre envuelto en su capa negra, no es muy dado a expresar sus sentimientos.

    • Iñigo de Balboa: es un chico que fue enviado por su madre al capital Alatriste, vive con él sus aventuras y desventuras, sus aciertos y sus errores. Valiente y galante, admira mucho al capitán Alatriste.

    Secundarios:

    • Quevedo, el Licenciado Vicuña, el Dómine Pérez, un estudiante de Salamanca, un joven pintor Diego de Silva, Tabarca.

    • Los dos extraños que observan a Diego Alatriste y el gran Lope de Vega.

  • Lugar y época en que transcurre la acción:

  • El relato tiene lugar en el Madrid de los Austrias del siglo XVII, duran el reinado de Felipe IV, en su valido el duque de Olivares. Es un Madrid de valentones, bravucones dados a la espada, ladrones, pícaros y galanes en el que el imperio español de la época había comenzado sin remedio a hundirse y destruirse por dentro.

  • ANÁLISIS DE LA EXPRESIÓN:

  • Género literario:

  • Se trata de un género épico narrativo. Podría ser un relato biográfico de la vida de Iñigo de Balboa y la de Diego Alatriste. También se podría tratar de una narración histórica del Madrid de los Austrias del siglo XVII; aunque examinándolo mejor podría ser una mezcla de todas.

  • Léxico:

    • Vulgarismos: “saraos” (festejos), “putas” (prostitutas).

    • Arcaísmos: “doncel” (joven).

    • Prosopografía: “vestía polainas, calzas grises y jubón oscuro cerrado hasta el cuello, llevaba sobre los hombros la capa para cubrir la culata de una pistola, junto a la daga y la espada”.

    “Un estudiante de Salamanca de capa raída, alto y con cara de hambre llamado Juan Manuel de Parada”.

    “ Su aspecto contrastaba con la oscura sobriedad de don Francisco de Quevedo, sólo desmentida por la cruz de Santiago cosida al pecho, bajo la capa corta, también negra, que llamábamos herreruelo”.

    • Etopeya: “Diego Alatriste era poco amigo de usar prendas o adornos de color, y la única nota llamativa de su indumento era la pluma roja que le adornaba la toquilla del chequeo de anchas alas”.

    “De Lope de Vega recordaré siempre su contingente sexagenario y grave, su negra figura clerical vestida de negro, el rostro enjuto con cabellos cortos, casi blancos, el bigote gris y la sonrisa cordial, algo ausente, como fatigada, que nos dedicó a todos antes de proseguir camino rodeado por nuestras muestras de respeto”.

  • Análisis de figuras literarias:

    • Hipérbole: “Recelábamos hasta de nuestras sombras”

    “Dándole más puñaladas en las asaduras que oremus tiene un misal”.

    • Metáfora: “Madrid ardía en fiestas” (estaba).

    “Tenían aspecto de corchetes” (policías).

    “Empujándonos al abismo por maldad o por incompetencia” (depresión).

    “Dándole más puñaladas en las asaduras” (en los costados).

    “Tabarca echó su sota de espadas” (su tema más fuerte o delicado).

    • Antítesis: “Al orgullo y la admiración por sus reyes siguió el menosprecio; al entusiasmo, la acerba crítica, a los sueños de grandeza, la depresión más profunda y el pesimismo general”.

    • Perífrasis: “Rodaba como una bola hasta multiplicarse por mil” (se comentaba mucho).

    “Tenían aspecto de corchetes, o de gente a sueldo”.

    • Ironía: “Andaban los cornudos de dos en dos”.

    • Sarcasmo: “Y entre santa y santa a nuestro rey se la levantan”.

  • Estilo:

  • El autor utiliza un lenguaje renacentista y moderno, por ello es bastante comprensible para ésta época, aunque el estilo de los personajes es barroco y muy retórico, y realista debido a que narra lugares y sucesos reales de la historia.

    Hay frecuentes alusiones a obras poéticas de diveros poetas, en especial Lope de Vega y Quevedo, ello se realiza para corroborar que algunos personajes eran poetas.

    Se denota una cierta picaresca en el ambiente del niño, propiciado por la clase social y el lugar de la época.

    También evoca algunas veces a la madre y al padre, éste como compañero de Alatriste en los tercios de Flandes.

    Y por último hay usuales alusiones a personas históricamente verdaderas para darle realismo y veracidad a la narración.

    • CONCLUSIÓN Y EXPLICACIÓN PERSONAL:

    El libro me gustó bastante, pero a lo largo de la novela para mi gusto es demasiado pesada debido a la gran cantidad de descripciones de lugares, de personas y de ambientes.

    Creo que las personalidades de los personajes están muy bien definidas, un buen comienzo para poder seguir luego con la serie. La forma con que describe los paisajes y ambientes, es muy detallista, pero sencillo a la vez, no mete mucho rollo a la hora de describir, pero lo hace magníficamente.

    Alatriste al principio, fue algo precipitado al aceptar el trabajo de la emboscada, pero creo que la pobreza y los poderosos nobles, algunos no tan nobles, lo forzaron a que lo hiciera. Los aristócratas ingleses, fueron demasiado generosos con el capitán, pues los iba a matar, solo cambió de idea al final, pero lo que importa es que pretendía matarlos. Iñigo fue muy valiente al salvar a Alatriste en la plaza, disparando a uno de los espadachines, y luego no pidió nada a cambio, recibió una mirada de extraña fijeza, fue muy noble.

    • BIBLIOGRAFÍA:

    Título: El Capitán Alatriste. Autor: Arturo Pérez Reverte Edición: Alfaguara Colección: Las aventuras del capitán Alatriste.

    Título: Diccionario Enciclopédico Edición: Espasa Colección: Calpe

    9