El burlador de Sevilla; Tirso de Molina

Literatura española del Siglo de Oro. Teatro barroco. Nueva comedia nacional. Autor. Ambiente. Tema

  • Enviado por: Ricardo Rojas
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


Datos del Autor.

Tirso de Molina, seudónimo de Fray Gabriel Téllez (h. 1571-1648). Comediógrafo español. Muy escasos e inciertos son los datos biográficos referidos a él. Residió entre 1616 y 1618 en Santo Domingo, como visitador mercedario, y pasó los últimos años de su vida al cuidado de los asuntos de la Orden, cuya historia escribió (Historia general de la Orden de la Merced) entre 1637 y 1639.

Ofrece particular interés el grupo de comedias de enredo: El vergonzoso en el palacio, Marta la piadosa, sátira de la hipocresía, y La villana de Vallecas.

Dos comedias destacan en su producción: El condenado por desconfiado, por su alcance teológico, y El burlador de Sevilla o el convidado de piedra, por el valor universal del protagonista, don Juan, y en la que se combinan elementos del drama religioso, la comedia de capa y espada y la sátira de costumbres.

Datos de la Época.

Sabemos que es un periodo de la época medieval, en la cuál se tiene muy presente la existencia de la iglesia, y con ello de la Santa Inquisición. La gente era reprimida y acusada de hereje por tener pensamientos “prohibidos”. Así que la gente era obligada a creer en Dios por distintos medios, directos o indirectos.

Características del Movimiento.

El movimiento al que pertenece la obra es sin duda alguna el Barroco. Este se vió fuertemente vinculado con la Contrarreforma y se convirtió en una fuerte arma de la Iglesia, además una de las características del Barroco es la fuerte cantidad de adornos utilizados en las obras, tal es el caso del Burlador de Sevilla.

Tema.

Es difícil proponer algún tema para la obra pero podría ser:

“La desafortunada historia de un amante del libertinaje, que por querer disfrutar el momento, es castigado por “malo”.

Determinación de la Estructura.

La obra comienza cuando vemos a Don Juan Tenorio teniendo relaciones con una muchacha: Isabel, la cual cree que es otra persona la que está con ella y no Don Juan. Al darse cuenta del engaño se arma un relajo que termina con el destierro de Don Juan.

Siguiente de esto Don Juan llega a otro país y es acogido por una pescadera, con la cual logra tener relaciones por medio de engaños, como lo son la proposición de matrimonio entre otras cosas. Total que Don Juan regresa a su país y le explican todo el problema que hubo con Isabel, en esa parte comienzan a nombrar toda una lista de chicas las cuales se habían acostado con Don Juan.

Pero a Don Juan le valen los problemas, rechazándolos con la frase: “Qué largo me lo fiáis”. Y no suficiente con esto, Don Juan se atreve a engañar a otra chica: Ana, a la cual le hace creer con una mentira que es el Marques de la Mota, que al enterarse de la farsa mandan a matar a Don Juan.

En la última parte vemos como a Don Juan en términos prácticos se lo lleva el demonio y es castigado en el infierno. Mientras que en la Tierra todos quedan felices cada cual con su respectiva pareja.

Análisis de la Forma Partiendo del Tema.

El género utilizado en El Burlador de Sevilla es sin duda el Dramático, y me atrevería a decir que también es Lírico, debido a la forma en la que esta escrito.

Creo que la relación obra-época-autor es mas que clara, esto es porque la relación es meramente religiosa: Tirso de Molina era fraile, la época era de represión de cultos diferentes al catolicismo y la obra nos muestra que los malos se van al infierno. Así que no creo que haya otra manera de relación.

Conclusiones.

La obra al parecer es una de tantas manifestaciones del poderío de la iglesia católica en la Edad Media, para mi gusto solo sirvió para asustar a la gente acerca del Dios bueno y castigador que al fin y al cabo no sirvieron después, como es el caso de nuestros tiempos. Los cuales son de mayor libertinaje que antes, lo peor, para desgracia de la iglesia, es que ahora la gente es mas abierta que antes y no se deja llevar por lo que diga la iglesia. Bueno no toda, por lo menos yo no.

Bibliografía.

El burlador de Sevilla; Tirso de Molina; Editorial Porrúa; Colección “Sepan Cuantos...”; México, 1998.

Enciclopedia electrónica Multimedia Salvat 99´ ; Buscar con palabras: “Molina, Tirso de; Barroco”, o en Literatura antes del S. XIX.

Historia Universal; Jorge Zepeda; Editorial Planeta; México 1984; Págs. 194-201.

Enciclopedia Temática Océano; Tomo 3; México 1998; Págs. 1049-1052.

2