Églogas; Garcilaso de la Vega

Literatura española del Renacimiento. Lírica y poesía renacentista. Obras: Égloga III: Estructura. Recursos estilísticos. Plano lingüístico

  • Enviado por: Nàdia Adrià Dabbert
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Época:

Esta obra fue escrita durante el período de la historia llamado Renacimiento; el cual abarca desde la segunda mitad del siglo XV hasta el último cuarto del siglo XVI. En esta época, la Europa marcada por los principios del Cristianismo y las características de la Edad Media, experimenta un resurgimiento de unas ideas y formas de la Antigüedad clásica, a la cual (según los renacentistas) que hay que conocer, admirar y superar.

Se fundamenta en el conocimiento y la admiración por los clásicos y en el optimismo con que el hombre observa el universo y a sí mismo.

Se da un sentimiento de novedad que se extiende por todas las áreas de las obras humanas: ciencias, inventos técnicos, la economía, la guerra, el Estado, el arte, la poesía, la filosofía,...

Los hechos que conducen y preparan el desarrollo del Renacimiento son muy diversos. Entre otros destaca, en el s. XVI la aparición del primer humanismo Italiano (el máximo representante del cual, Petrarca, empieza a difundir, su admiración por el mundo grecolatino y extiende una nueva visión del arte y la vida) y el desarrollo de la burguesía (mentalidad de la cual se ve manifestada en obras literarias).

La cultura y la lengua de la Grecia clásica, la enseñan los intelectuales bizantinos refugiados en Italia después de la caída de Constantinopla bajo el poder musulmán.

La invención de la imprenta también favorece positivamente a un rápida y más amplia difusión de esta cultura, al igual que el uso de la brújula que permite el acceso a lugares hasta entonces desconocidos.

Al acabar la Edad Media, el hombre renacentista ya no ve a Dios como el centro del universo, sino que se considera dueño de su destino y eje del mundo (antropocentrismo).

Se acoge una actitud individualista en todos los aspectos: así mismo, se exaltan las facultades humanas.

La vida terrenal es vista como algo breve que hay que disfrutar, y la vida perfecta influenciada por la pasión hacia la naturaleza, es aquella que se manifiesta de manera más espontánea.

La ideología renacentista se basa en diferentes corrientes del pensamiento clásico, entre los que destacan:

Escepticismo, Epicureísmo, Estoicismo senequista, Neoplatonismo,....

El Renacimiento favoreció a un tipo de religiosidad íntima, profunda..., más allá de los aspectos externos del culto de la época.

El arte de la época, es armónico, estático, simétrico y huye de lo individual para acercarse a un modelo ideal ajustado al orden divino.

El Renacimiento se caracteriza por la importancia que adquiere la forma: el artista olvida la finalidad moral y se recrea en la belleza. Los temas fundamentales se extraen de la Antigüedad pagana: El mundo de la mitología y el bucolismo.

En el terreno literario conviven modelos grecolatinos e Italianos.

En España, este proceso tiene dos etapas:

  • Pre-Renacimiento (s. XV): Es un tiempo de desarrollo de las tendencias humanistas y de los conocimientos sobre la antigüedad grecolatina más que de una renovación total.

  • Pleno Renacimiento, formado por dos períodos distintos:

  • Reinado de Carlos I: En este tiempo España acoge las tendencias e influencias que llegan de fuera sin perder su carácter propio. Gracias a los éxitos políticos y al nuevo enfoque de la vida se respira un mayor optimismo en todas las manifestaciones artísticas.

  • Reinado de Felipe II: A diferencia de la anterior, ésta época se caracteriza por e rechazo de las influencias extranjeras con la finalidad de preservar la unidad nacional y los ideales religiosas frente a la fuerte reforma Luterana. Las corrientes renacentistas adquieren un carácter nacional, severo, y noble. La literatura mística se desarrolla de manera importante y se sustituye la figura del Cortesano ofrecida en la época anterior por Castiglione, por el religioso como ideal humano de la época. Las características principales del Renacimiento Español son:

- Convivencia del popularismo y el cultismo sin fricciones

  • Realismo e idealismo aparecen relacionados

  • Se da una libertad de expresión y una mayor despreocupación por el estilo junto a la más exigente despreocupación estética.

El Castellano además de pasar a ser en el s. XV lengua tradicional de España, toma una gran importancia en otros países, hasta el punto de llegar a publicarse una serie de gramáticas y diccionarios en los distintos países Europeos.

Se da un gran aumento del léxico español. Los géneros literarios que se desarrollan en España durante esta época son: en el campo de la lírica conviven 4 grandes líneas poéticas que se mantendrán hasta el s. XVII:

  • Poesía tradicional

  • Romancero

  • Poesía culta

  • Poesía italianizante

También se mantiene:

  • Poesía épica

  • Literatura religiosa

  • Novela

  • Novela pastoril

  • Novela morisca

  • Novela picaresca

  • Teatro

Autor:

Garcilaso de la Vega nació en Toledo alrededor del año 1501 (no se sabe de manera exacta). De ilustre linaje de los Santillana y Pérez de Guzmán. Fue un gran continuador y perfeccionador de la obra de su amigo Boscan.

Educado en la corte de la mano de grandes humanistas y entró al servicio del Emperador desde muy joven. Por haber actuado en contra de las órdenes del Emperador, fue desterrado a una isla del Danubio. Posteriormente, y gracias a su amigo el Duque de Alba, fue perdonado.

Garcilaso se casó el 1525 con Doña Elena de Zúñiga, con la que no fue ni mucho menos feliz. Un año después conoció a Isabel Freyre, dama portuguesa de la Emperatriz, y se enamoró perdidamente de ella y además fue de gran influencia en su toda su obra poética (en los poemas la llama Elisa).

En 1536, ante la impaciencia de Carlos V por la resistencia de la plaza, Garcilaso de la Vega se lanzó enfrente de las tropas sin casco ni coraza y fue herido en la cabeza muriendo pocos días después en Niza a la edad de 35 años.

Este célebre autor era la más perfecta encarnación del ideal de “cortesano” renacentista, tal como la había definida Castiglione. Según los contemporáneos fue un hombre de gran atractivo tanto por sus prendas físicas como por su inteligencia y sus condiciones de hombre de mundo.

Muchos le definen como activo, valeroso, diestro en las armas, buen conversador, de agradable trato y presencia, culto, poeta, músico.

La obra de este autor es muy breve. Aparte de algunas obras en latín y varios poemas castellanos compuestos en octosílabos al modo tradicional, la forman: tres églogas, dos elegías, una epístola, cinco canciones y treinta y ocho sonetos.

La sensibilidad exquisita del poeta se manifiesta en la maestría con que, sin salir del léxico común y sin forzar en ningún caso el juego de metáforas y demás recursos del lenguaje figurado, ha sabido comunicar la emoción poética. Si los modelos clásicos y la poesía italiana le proporcionaron ideas, temas y fórmulas, su personalidad supo usarlo todo con patente originalidad.

Es frecuente que en muchos de los poemas aparezcan descripciones de paisajes. La mirada de Garcilaso suele recrearse en la contemplación de la naturaleza que, otro de los tópicos de la época es siempre bella y suave.

Finalmente se añadirá que muchas de las descripciones que aparecen en sus versos tienen su origen en el paisaje familiar del Toledo de su infancia y adolescencia.

Referencias:

La tercera égloga , ultima composición de Garcilaso, es más estilizada y menos patética que las obras anteriores. Cuando las cuatro ninfas del Tajo bordan tapices que representan sendas tragedias amorosas. Los tres primeros son antiguos mitos clásicos, pero el último y más largo, representa de nuevo la historia moderna de Elisa y Nemoroso, vista ya de lejos y sentimentalmente atenuada. La égloga termina con un diálogo de los dos pastores Tirreno y Alcino, que cantan la belleza de Flérida y de Filis, a las que aman respectivamente. Según algunos autores, esta égloga esta escrita en cierto modo para escapar de la realidad. Utiliza bastantes recursos estilísticos, no igualados en ninguna composición. Un hecho que hay que destacar es que ya no posee la intensidad de la égloga I.

Tema y estructura:

Esta égloga consta de tres partes:

  • Desde el principio hasta la estrofa 12 es una dedicatoria a María de Osorio, esposa de Pedro de Toledo, su protector.

  • La segunda parte va desde la estrofa 13, hasta la 34, narra las telas que bordan cuatro ninfas del Tajo (hijas de María de Osorio), y dónde aparece muerta Elisa (Isabel Freire).

  • La tercera parte ve de la estrofa 35 hasta el final de la égloga. Unos pastores vuelven a casa cantando las alabanzas de sus amadas.

  • Hay que destacar en la segunda parte cada una de las ninfas salidas del Tajo tejiendo cada una unas telas con motivos diferentes:

    • Filódice, la mayor, teje la historia del músico Orfeo intentando rescatar del infierno a su esposa Eurídice.

    • Diamene, la segunda, teje a Dafne perseguida por Apolo y convirtiéndose en árbol para no ser atrapada.

    • Climene representa a Adonis, herido por un jabalí, recibiendo de Venus un último beso.

    • Nise, la menor de las ninfas, teje la ribera del Tajo, dónde se hallan ella y sus hermanas cubriendo de flores a una ninfa muerta, Elisa (Isabel Freire)

    Por último, podríamos resaltar que durante toda la égloga se da un LOCUS AMOENUS porque es un paisaje totalmente idealizado pese y a los trágico sentimientos que el autor posee en el momento de escribir sus poesías.

    Plano Lingüístico:

    En esta composición el léxico es muy rico, variado y utiliza términos muy sofisticados pero de forma sencilla.

    Los adjetivos son muy simples y están muy relacionados con la naturaleza.

    La sintaxis: Mediante el recurso estilístico hipérbaton, altera en muchas ocasiones el orden lógico de las palabras (Sujeto + verbo + predicado). En el verso 160 destacamos que se da una diéresis (odioso).

    Los recursos literarios o estilísticos más frecuentes son:

    • Epíteto (“verdes sauces”, “manso viento”...)

    • Aliteración (“un susurro de abejas que sonaba”... v.80)

    • Personificación (sol subido en la mitad del cielo”)

    • Encabalgamiento (“y aquel sonido hará parar las aguas del olvido” - v.15)

    • Comparación (“en la corteza de un álamo unas letras escribía como epitafio de la...”- v.238,239)

    • Enumeración (“esmaltando de rojo, azul y blanco la ribera...”)

    • Metáfora (“cabello oro fino...”- estrofa 21)

    Conclusión:

    Esta égloga me ha parecido muy significativa para comprender la totalidad de las obras de este autor; ya que aunque de manera sutil, expresa sus sentimientos, en este caso muy afligido.

    Además otro hecho que me parece atractivo respecto al análisis literario es la belleza con que describe a las ninfas y al paisaje en general.