Efectos sociales de la Primera Revolución Industrial

Historia universal. Sindicalismo británico. Demografía. Agricultura. Transportes. Algodón. Banca

  • Enviado por: Jose Sanchez Aragonés
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo Comprar, Vender e Invertir en Arte Contemporáneo.
Instituto Superior De Arte - I/art
El Mercado del Arte se desarrolla en la actualidad a través de diversos agentes, lo que sin duda constituye también...
Solicita InformaciÓn

Oposiciones de Geografía e Historia
Master-D
¿Quieres convertirte en profesor de geografía e historia? Master-D te ayuda a aprobar la oposición para que puedas...
Solicita InformaciÓn

publicidad

SOCIALES

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

A qué llamamos revolución industrial

Por revolución industrial entendemos el proceso por el que se sustituye la producción artesanal de mercancías por la producción de estas utilizando maquinas movidas por la fuerza del vapor.

Este proceso tuvo lugar en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII y se extendió por Europa a lo largo del XIX.

Este proceso supuso cambios sociales que afectaron profundamente a la vida cotidiana de las personas:

  • Los campesinos abandonan el campo para irse a vivir a la ciudad. Se convierten en obreros industriales.

  • Disminuye el número de artesanos y campesinos y aumentan los obreros y la burguesía industrial.

  • Se desarrolla enormemente la ciencia y la tecnología.

La revolución industrial sólo se dio en realidad en Gran Bretaña, en el resto del mundo fue un proceso más lento, por eso es mejor hablar de industrialización. La primera industria que apareció fue la industria textil del algodón.

Efectos sociales de la revolución industrial.

La revolución industrial cambio profundamente la vida de las personas y las estructuras sociales. Algunas clases sociales aumentan su importancia y otras casi desaparecen.

Nuevos grupos sociales:

  • El proletariado o clase obrera. Son los que trabajan en las fabricas o talleres a cambio de un sueldo. En su inmensa mayoría son antiguos campesinos que abandonan el campo y se van a trabajar a la ciudad, también encontramos entre ellos antiguos artesanos que han perdido su empleo. En general sus condiciones de vida son muy penosas aunque mejores que las que sufrían en el campo.

  • Burguesía industrial. Son los dueños de las fabricas y talleres. Los grandes beneficios económicos que obtienen con ello lo van a convertir en la clase dominante. En general antes de ser empresarios industriales eran antiguos agricultores ricos, comerciantes o artesanos.

Clases sociales que entran en crisis:

    • Campesinos: La maquinaria y las nuevas técnicas agrícolas hacen que sea innecesario el trabajo de la mayor parte de los campesinos. Abandonan el campo para ir a trabajar a la ciudad en fabricas y talleres, forman el grueso de la clase obrera.

    • Artesanos. Su número va disminuyendo porque no puede competir con los productos industriales que son mucho mas baratos. A menudo cuando pierden su empleo pasan a ser simples obreros industriales.

El sindicalismo británico

Cuando los obreros toman “conciencia de clase” y se dan cuenta de que forman parte de una clase social que tienen unos intereses concretos deciden organizarse para defender.

Todos los obreros viven de una forma parecida y comparten las mismas necesidades y aspiraciones.

A finales del siglo XVIII surgen las primeras organizaciones obreras que luchan por mejorar las condiciones laborables: sueldos y jornada laboral. En 1800 las asociaciones obreras son prohibidas por el gobierno. Se las consideran una amenaza para el orden público y para la libertad de empresa.

A pesar de la prohibición de los sindicatos siguieron existiendo. Entre 1850-1865 crecieron camuflándose por sociedades de ayudas mutuas y organizándose por gremios. En 1875 se legalizan los sindicatos. Los primeros sindicatos británicos legales organizan a los obreros por gremios, cobran una cuota con la que ayudan a los obreros a financiar una huelga.

La revolución industrial vino acompañada de cambios importantes en la evolución de la población, de la agricultura y de los transportes.

La revolución demográfica.

La revolución demográfica consiste en un rápido crecimiento de la población europea, se produce a lo largo de los siglos XVIII y XIX. Durante esta época se mantiene una alta natalidad mientras cae la mortalidad. Este fenómeno se debió a que la revolución industrial mejoro las condiciones de vida de la población: mejora en la alimentación, la higiene y la sanidad.

A la larga la revolución demográfica produjo superpoblación. Ni siquiera las naciones industriales pudieron ofrecer trabajo a todos sus habitantes.

La población sobrante emigró sobre todo a América y al las colonias. Los europeos ocuparon tierras anteriormente desiertas como el este de Siberia o el oeste americano.

La revolución agrícola.

A lo largo del siglo XIX la agricultura inglesa sufrió grandes transformaciones. La producción de alimentos aumento enormemente al mismo tiempo que disminuía el número de campesinos. Las razones de este cambio son al mismo tiempo técnicas y políticas. Durante este siglo se introducen innovaciones que aumentan la productividad de la agricultura y de la ganadería. Los cambios introducidos son:

  • Nueva maquinaria que realiza el trabajo de muchos hombres , por ejemplo las cosechadoras.

  • Mejoras de las técnicas de cultivo, eliminando el barbecho y sustituyéndolo por la rotación de cultivos.

  • Se introducen los abonos y los pesticidas, al principio de origen natural como el “guanu”.

  • Comienza a seleccionarse semillas y a cruzarse especies para aumentar el rendimiento de plantas y animales.

Además de los cambios técnicos en Gran Bretaña se producen cambios a las leyes que alteran la estructura de la propiedad de la tierra. A partir de 1800 se aprobaron las “leyes de cercamientos” que permitieron poner en venta las tierras comunales y campos abiertos a donde podían entrar libremente los pequeños campesinos. Los nuevos propietarios cercan sus campos y los pequeños campesinos ya no pueden entrar. La propiedad de la tierra queda en manos de los medianos y grandes propietarios. Los pequeños se ven obligados a vender sus tierras y a marcharse a trabajar a la ciudad.

La revolución agrícola apoyo a la revolución industrial de dos maneras:

  • Proporcionando a las ciudades alimentos a bajos precios.

  • Proporcionando mano de obra para trabajar en las fábricas.

La revolución de los transportes.

  • ¿Cuándo y cómo mejora la red de carreteras en Gran Bretaña?

  • Entre 1780-1830 se mejoro notablemente la conservación de los caminos y carreteras utilizando los nuevos sistemas (Metcalf yMcAdam)que mejoraba los firmes de las carreteras.

  • ¿Qué es un canal?¿qué mercancías transportó en Gran Bretaña?¿qué zonas unía?

  • Es una especie de río artificial hecho por la mano del hombre que une el interior del país para transportar mercancías o regar. Transportaba principalmente carbón y hierro y unía los centros siderúrgicos con las zonas productoras de carbón.

  • ¿Cuándo se desarrolló el ferrocarril en Gran Bretaña?¿qué relación tiene su desarrollo con la producción de hierro y carbón?

  • Entre 1835-1847. El ferrocarril disparo la producción de carbón y hierro ya que el carbón es lo que consume y el hierro para hacer las vías.

  • ¿En qué sentido favorecen los transportes el crecimiento político de un país?

  • Porque unía el país por el interior y por eso se podían intercambiar distintos artículos de distintas regiones, absorbía mucho dinero y fue un negocio fructífero.

    La industria del algodón.

    Apareció en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII y fue la primera actividad industrial.

    Hasta esa época la población vestía prendas de lana que elaboraban artesanalmente. Eran de buena calidad pero de alto precio. La población sólo cambiaba después de años de uso. Durante el siglo XVIII comienzan a importarse prendas de algodón que procedían de la India donde las fabricaban artesanalmente. Los ingleses comienzan a comprar prendas de algodón por su bajo precio, buena calidad y facilidad de limpieza. Los tejedores de lana ingleses protestaron y el gobierno prohibió la importación de prendas de algodón. Lo que no pudieron evitar fue que a finales del siglo XVIII aparecieran las primeras fabricas que utilizando maquinas de vapor produjeran en serie hilo de algodón y prendas de algodón.

    En poco tiempo la industria del algodón crecía y eliminó a la producción artesanal de prendas de lana. Gran Bretaña se convirtió en una nación que compraba algodón en bruto y vendía tejidos. Esta industria convirtió a Gran Bretaña en el país más rico y poderoso del mundo.

    El capital y la banca.

    El capital es el motor de la sociedad industrial. Aunque las fábricas generan una gran riquezas precisaban una gran cantidad de dinero para funcionar.

    ¿De donde proceden los capitales para la primera revolución industrial?

    El primer dinero que sirvió para financiar las primeras fábricas salió de la agricultura y el comercio. Algunos terratenientes y comerciantes ricos invirtieron en la industria. El comercio colonial, sobre todo el comercio de esclavos proporcionó a Gran Bretaña mucho dinero.

    ¿Cómo se financian las empresas?

    Una empresa para financiar sus actividades recurría a:

    • La banca.

    3

    Vídeos relacionados