Educación y Democrácia;Ernesto Zuleta

Sociedad. Educadores sociales. Valores. Docentes. Enseñanza

  • Enviado por: Lafer
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 9 páginas
publicidad

EDUCACION Y DEMOCRACIA?

UNIVERSIDAD DE CUNDINAMARCA

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES VII

PRACTICA EXPERIMENTAL

FUSAGASUGA, SEPTIEMBRE 2002

INTRODUCCION

Desde sus inicios la educación se ha mostrado como el mejor camino al entendimiento, el conocimiento permite abrir gran variedad de perspectivas que inducen al individuo a un mejor comprender de su entorno, como también permite desarrollar la capacidad de transformar o crear elementos para vivir en armonía.

Sin embargo el mismo hombre se ha encargado de mutilar el conocimiento. Desde que la iglesia tuvo ingerencia en la educación, esta sufrió un gran estancamiento, por que los individuos no debían expresar su pensar y menos su sentir ya que esto le resultaba incomodo y peligroso a una institución que quería conservarse en el poder.

Después de todos los procesos revolucionarios que cambiaron las diferentes concepciones y por ende las formas de vida, el ansia por el poder pudo mas, es aquí en donde nos encontramos, con gobiernos que poco o nada se han interesado por el intelecto del pueblo, por que las políticas internacionales no le permiten desarrollar políticas sociales que generen desarrollo en un pueblo que aunque ávido de conocimiento se sume en la mas completa indiferencia, insensibilización y una profunda poquedad de pensamiento.

La democracia tiene el mismo conflicto, se quedo en el papel, en un lugar frió y sombrío, no tiene eco, ni resonancia. La mal llamada democracia de nuestro país esta supeditada a los deseos de Estados Unidos, con sus políticas capitalistas, de desarrollo (para ellos).

Y seguimos como en la época colonial, cuando se llevaban lo mejor de nuestro país y no quedaba nada más que muerte y atraso, seguimos igual, con la única diferencia que ahora no pecamos por falta de conocimiento sino por falta de compromiso, por falta de nacionalismo.

Todo esto lo podemos observar con la situación actual de Colombia, con este “nuevo” gobierno, que tiene viejos principios: “que la brecha entre ricos y pobres sea cada vez mayor”; en donde no hay mas esperanza que en la educación, (por que todas las demás instituciones están contaminas).

Y es aquí donde nosotros podemos y debemos actuar, por que es importante que el conocimiento sea develado, que la gente sepa quien es, donde esta y para donde va, que se concientice que es cada individuo el promotor de los designios del país, que sepa que ninguna tecnología es mayor que el hombre, que puede y debe pensar, razonar y pelear por las nobles causas que engrandecen a un pueblo: su libertad de expresión, de sentir, de vivir.

Nosotros como educadores somos los llamados a trabajar desde nuestras aulas a cambiar este oscuro presente y futuro, por que con la calidad de nuestro trabajo transformaremos a la sociedad, que el pensamiento del niño prevalezca sobre las políticas de exterminio social, que el joven pueda expresar y refutar las políticas que van en contra de los derechos del hombre y de la mujer, que el adulto tenga la capacidad de liderar movimientos que llamen a la conciencia de la población para luchar por la necesidad de una mejor calidad de vida.

Es el docente quien debe inculcar los valores que se han perdido, la identidad que se ha refundido, debe impartir sus conocimientos con plena convicción, con amor, para que este sea reflejado en la sensibilización del hombre y mujer del mañana.

“La clave del desarrollo es la innovación.

Según sea la cantidad de investigadores y organizadores

capaces de cambiar el mundo a donde actúa,

así será el ritmo del crecimiento de cada país.”

EDUCACION Y DEMOCRACIA?

“Se define a la enseñanza o educación como la presentación sistemática de hechos, ideas, habilidades y técnicas a los estudiantes”; ¿pero que tan productivo o cierto es esto?

“Por siglos se ha reiterado el papel de la educación en el desarrollo de la sociedad, no solo en su función de transmitir el acervo cultural acumulado, sino en su misión de formar ciudadanos con amplio espíritu critico, pensamiento creativo y participativo y con altos niveles de responsabilidad y compromisos en el hallazgo de nuevas formas de organización y convivencia social. Estos cambios representan un desafío. Es necesario permanecer vigilantes para que los mejores valores de la sociedad se conserven y para que surjan sin obstáculo los nuevos rumbos. Quiérase o no, la educación motiva y a la vez refleja los cambios que se producen en la sociedad.”. Resulta muy estimulante este párrafo pero desafortunadamente lo que se ve en el libro de Estanislao Zuleta que estoy estudiando se puede observar que definitivamente la educación colombiana es un espejismo. Esto se puede observar en la formación escolar de los jóvenes en Colombia; empezando por que en la primaria considero que lo único que realmente vale la pena es el hecho de aprender a leer y a escribir, bueno, también a sumar, restar, multiplicar y dividir, pero lo demás se queda corto, vago, incomprensible, es solo cuestión de repetir lo que el o la profesora quiera y lo que diga el libro, nada mas; de pronto resulta interesante o importante el desarrollo de la actividad sicomotriz, sicoafectiva y todo lo sico que haya, en el momento del recreo. En cuanto al bachillerato, bueno, uno va creciendo y se va dando cuenta que hay muchas cosas que no se pueden creer, pero que se tiene que memorizar, por que así lo exige la normatividad escolar, cuya finalidad es medir el conocimiento con unas notas que registran el nivel memorístico que desarrolla la o el alumno. Estanislao dice: “El bachillerato es la cosa más vaga, confusa y profusa de la educación colombiana”, eso es cierto y lo dice él que estudio hasta cuarto de bachillerato, imaginese que puede un universitario con conciencia académica opinar. Usualmente lo que se memoriza en las diferentes materias del bachillerato, finalmente se olvida, eso le sucede a la gran mayoría de estudiantes, hombres y mujeres, por que nada de los conocimientos supuestamente adquiridos sirven para la vida practica, por eso es que se ve a los chicos y chicas cuando salen de once grado todos despistados, sin saber que hacer, para donde ir, que seguir, nada, salen del caos a ingresar a uno mayor; no se prepara al estudiante para ser un ser productivo, con metas definidas, con objetivos trazados.

En el texto se encuentra las especificaciones de algunas asignaturas que demuestran claramente lo paradójica que es la enseñanza colombiana, los contenidos muestran la enseñabilidad de temas que son netamente memorísticos y no de análisis, no se enseña al alumno a comprender los diferentes procesos, estructuras, funciones, formas que realmente son importantes para adquirir un saber con conciencia, (creo que de todas maneras esto no le conviene al gobierno nacional). Dice Estanislao: “La educación reprime el pensamiento, transmite datos, conocimientos, saberes y resultados de procesos que otros pensaron, pero no enseña ni permite pensar…”. Definitivamente, la educación colombiana es una acción intimidadora del pensamiento, por que es que no permite desarrollar la capacidad de pensar, de razonar, de analizar; como los libros, maestros y maestras se encargan de darle al alumno (a) los conocimientos mas superficiales posibles, como también el resultado de los procesos. Al estudiante no se le da la oportunidad de ser un investigador y él o ella por naturaleza lo es, pero debe sujetarse a lo que el maestro lo condiciona, por eso es que la mayoría de jóvenes y jovencitas salen desubicados, pues en esencia no aprendieron nada. Mientras el maestro siga pensando que es el sabelotodo y el estudiante el pequeño ignorante, los designios de la educación no pueden ser menos oscuros; la educación no tiene sentido si no se le permite al alumno (a) desarrollar su capacidad investigativa, desarrollar su propio pensamiento.

Considero que la educación definitivamente debe ir a la par del desarrollo tecnológico, por que no se puede quedar en la edad de la piedra si vamos en el tiempo de la cibernética, eso es absurdo; sin embargo me parece que la forma como se esta abarcando esta ayuda educativa, por que definitivamente es una súper ayuda el hecho de tener televisor, vhs, grabadora, computador, etc., pero en realidad en vez de ayudar a construir el pensamiento, educación, a conducirla a una finalidad especifica, critica y racional, lo que esta haciendo es ayudarle al maestro (a) perezoso, que no le gusta preparar clase, que no tiene una metodología, pedagogía y didáctica especifica o ninguna, entonces es allí cuando aparecen todos y todas, en todas las carreras, siendo capaces de ser docentes. Estanislao dice que los conceptos no son lo que se muestran sino lo que se explica, lo que se entiende; entonces no se le puede mostrar al alumno un video sin una explicación previa, la tecnología debe servir para desarrollar el pensamiento critico y eso es posible si se direcciona al estudiante, esto no lo puede hacer un maestro (a) perezoso. Para ello es necesario retomar lo que se dice de la filosofía de las cosas: “la filosofía es el amor a la sabiduría”, por tal razón el hombre que quiere saber es un filosofo; que la enseñanza de las diferentes áreas tienen esencia filosófica y por tal razón también se debe transmitir por que esta es la mejor manera que el estudiante le tome amor al estudio, al conocimiento, porque se esta estimulando el intelecto y el ser investigativo de los estudiantes.

La educación Colombiana esta encaminada cada día a formar personas que tengan capacidades técnicas, es decir, que tengan la posibilidad de saber hacer algo para cuando terminen sus estudios secundarios, sin embargo aunque esto parece interesante e importante la educación esta formando personas no pensantes, insensibles, solo productivas lo cual es conveniente para las políticas del Estado porque a mayor competencia y calidad mayor producción y por su puesto mayor ganancia. Este sistema educativo, considero no conviene a una población que necesita salir del atraso, del subdesarrollo, para ello se requiere de personas sentí-pensantes. “Cuando termina los estudios, el individuo no sale a expresar sus inquietudes, sus tendencias o sus aspiraciones, sino a engancharse en un aparto o sistema burocrático que ya tiene su propio movimiento, y que le exige la ejecución de determinada tarea sin preguntarle si esta de acuerdo o no con los fines que se persiguen”; el estudiante hombre y mujer es un ser racional por naturaleza pero a medida que se va empapando de los procesos educativos va perdiendo esa capacidad, ya que el aparato educativo lo condiciona a tal punto que solo le permite desarrollar ciertas habilidades para la realización de determinadas funciones, tal es el caso de los colegios comerciales, en estos la enseñanza se basa fundamentalmente en que los y las jóvenes salgan capacitados para ejercer una profesión comercial, que su visión no vaya mas allá de los parámetros que el colegio y por supuesto la que el Estado le induce por que a este no le conviene tener una población con capacidad critica, analítica, por eso normativiza continuamente la educación popular especialmente, (esto lo digo por que la educación que recibe los hijos de los grandes burócratas, es completamente diferente, sus hijos deben aprender a subyugar, a sacar beneficio del pobre, del pueblo), Estanislao dice: “Todo hombre racional es un hombre desadaptado, porque es un hombre que pregunta. Por el contrario, el hombre adaptado es un hombre que obedece…”, es por esto que muchas veces en el camino nos encontramos con personas que aunque parecen mendigos son seres intelectuales que con conocimientos no tienen la posibilidad de surgir en una vida social tan llena de apariencias, tan mal educada, tan ignorante; es verdad, la sociedad actual es ignorante, no es analfabeta (aunque creo que como vamos los índices aumentan), pero es una sociedad sin conciencia educativa, social, humana, es una sociedad vacía que ni siquiera tiene identidad nacional, menos amor propio.

Se requiere de un sistema educativo que enseñe al hombre y a la mujer a ser sensibles, pero, ¿sensibles a que?, el individuo necesita saber y entender que no esta solo que efectivamente requiere de los demás para subsistir, pero que esa necesidad no se limita a un saber especifico, sino al conjunto de saberes que puede desarrollar un individuo, son saberes y entenderes que hacen posible la convivencia social, la solidaridad, el respeto, la armonía, por que a través de esto el ser humano identifica en el otro su propia humanidad y por ende su necesidad. Sin embargo la educación como se esta dando actualmente, esta construyendo seres individualistas, personas que no se interesan por el conflicto del otro y menos por sus necesidades, por eso es que vemos en África personas muriendo por desnutrición y en Irak, Palestina, Afganistán, Colombia, etc., la gente muriendo a bala… ¿que tipo de sociedad estamos construyendo?, definitivamente el tipo de sociedad que vemos en nuestras pesadillas.

Cualquier país tiene que invertir algo en la educación, a ningún Estado le conviene cerrar el estudio publico, “Su existencia es importantísima para sostener el sistema. Sin ella seria muy difícil para las clases dominantes ocultar que vivimos en una sociedad que no es democrática…” Por que es la mayoría de la población la que acude a este, con el noble deseo de conseguir una mejor calidad de vida, en donde no tengan que pasar por los pesares de sus padres y para poder ofrecer un mejor futuro a sus hijos, como dice el hijo del campesino que sale de la finca hacia la ciudad con aspiraciones “grandes” y completamente diferentes a las vividas por sus padres; esto realmente es noble, pero ¿hasta que punto realmente se le permite al individuo la realización de sus expectativas?, ¿a caso no se estrella con la cruenta realidad?, ¿Por qué?, fácil, como lo dije antes la educación que ofrece el Estado es una ilusión, ya que entusiasma a la gente para superarse, adquirir conocimientos dizque útiles para una futura vida con mas calidad; y aunque es cierto que se requiere del estudio minimamente bachiller para adquirir un salario no es cierto que se adquiera una mejor calidad de vida, eso lo vemos con los señores que barren las calles, ellos deben tener algo de estudios, pero su situación es caótica, y así como ellos millares de profesionales que han invertido esfuerzo, tiempo y plata al salir en busca de esa mejor calidad de vida se encuentran con muchas puertas cerradas. Pero la educación es una posibilidad aunque este bajo la ilusión óptica y mental, de desarrollar gestiones que permitan desmontar ese velo que la cubre, por que entre mas gente se eduque, mayor es el conocimiento y enriquecimiento cultural, por eso dice Zuleta:”Los educadores tienen un espacio abierto allí y es necesario que tomen conciencia de su importancia y de las posibilidades que ofrece”, por que somos nosotros quienes educamos, llámese padres, madres, profesores, profesoras, y comunidad en general.

Generalmente en los países subdesarrollados se envidia la posición de otros que son desarrollados por que tienen mejor calidad de vida, por que son mas tecnificados, por que económicamente ofrecen mejores posibilidades; sin embargo en cuanto a la educación y la humanización se quedan cortos, ya que como lo menciona Zuleta: “La pésima situación de la educación no es un resultado de sociedades en transición, ni de países subdesarrollados… los países desarrollados están peor, la manera como se han desarrollado hace que el sistema sea cada vez mas cerrado y mas inhumanos…”; efectivamente, en estos países encontramos que las personas no le encuentran sentido a la vida y por eso el continuo suicidio, para citar un ejemplo corto, son países que ofrecen muchas cosas anhelantes pero no tienen la capacidad humanizadora que requiere el hombre para sentirse como tal, un ser heterogéneo, único, capaz, etc., dice también Zuleta que: “El desarrollo es desarrollo humano global; el desarrollo técnico particular puede ser subdesarrollo humano...”; cuando se habla de “realización humana”, (por que mucha gente lo dice), se puede observar que los componentes de esa realización humana van mas ligados a aspectos sensitivos que a aspectos técnicos; no se puede desconocer que la tecnología es la manifestación del poder del hombre sobre las cosas y de su gran ingenio, pero no se puede permitir que lo que construye el hombre valga mas que lo que este siente. Por eso tenemos que volver al pasado cuando la educación de ayer fue diferente y de mas calidad, Estanislao habla especialmente de la educación griega, ya que esta se daba con libertad de pensamiento, es decir, todo lo que se aprendía se hacia con amor a la sabiduría, con el deseo de querer hacer las cosas y es por ello que encontramos grandes personajes que cada uno en sus diferentes ramos demostraron su genialidad en sus obras; dice Estanislao que: “La civilización griega le dio gran importancia al pensamiento, a la libertad de pensamiento, esto obedece en gran parte a que la religión griega era una religión muy poco represora”, esto hay que tenerlo muy en cuenta ya que definitivamente la religión que posteriormente pretendió la iglesia católica imponer en todos los rincones del mundo produjo un gran estancamiento al proceso educativo, se cohibía a la gente a pensar, mucho menos se podía expresar el libre pensamiento; la iglesia católica desde sus inicios ha sido la peor peste que ha tenido que soportar la humanidad, en nombre de todos sus dioses se ha castrado el intelecto humano y hasta la vida. Pese a las revoluciones científicas y todos los movimientos culturales que se han suscitado, los dogmas, las creencias que alguna vez se impartieron siguen latentes, pero ahora ya no es la iglesia la gran opresora, ahora lo es el Estado que no permite hacer con la educación a un hombre nuevo. Como lo manifiesta Nietzsche, cuando recuerda su educación en la juventud, la educación paso como un ave en vuelo fugaz, sin fondo, ni esencia.

Pero con tan negro panorama no queda mas ganas que desmontar toda la parafernalia que es el sistema educativo, y aunque muchos han pretendido llegar a la cima para poder modificarlo no lo han conseguido, por que el cambio empieza en el colegio, en la casa, en cada individuo que hace parte de esa gran masa llamada sociedad popular, que somos la gran mayoría y la base piramidal de la estratificación social, por ende, es por allí por donde se debe empezar, y la mejor manera es educando a la gente, pero no una educación como la llevan nuestros abuelos maestros, se requiere de gente, sea adulta o joven que tenga ganas de invertir tiempo y pensamiento en la solución al problema, en la fortificación del conocimiento, que los niños y las niñas futuros jóvenes y adultos aprendan a pensar con libertad. Es necesario tomar conciencia que como educadores tenemos una inmensa carga, la educación, que esta debe contrarrestar todos aquellos sistemas que se han encargado de dañarla o distorsionarla, es el maestro y la maestra quien hace que el estudiante hombre y mujer se motiven e incentiven en algo, pero esto solo se logra si se enseña o se transmite con amor, con el deseo que realmente se aprenda lo que se explica; estos alumnos (as) y maestros (as) son los llamados a la revolución, al cambio drástico que tiene que darse. “Encontrar sentido a los conocimientos implica establecer relaciones entre los conceptos, diferenciando, por una parte, las relaciones derivadas de la propia estructura de los contenidos y, por otra, los múltiples tipos de conexiones que pueden existir. De esta manera se tienen en cuenta las influencias del contexto sociocultural sobre el aprendizaje” Si no se tiene en cuenta que somos pluriculturales, que somos heterogéneos, que tenemos un bello y privilegiado país, no podemos hacer que estos conceptos educativos transciendan las fronteras de la indiferencia.

¿Pero que pasa con la democracia en la escuela, en el campo educativo?, sencillo, no existe. Es que cuando los colegios se inventaron los manuales de convivencia, en estos se determinaron que los estudiantes no tenían derechos a muchas cosas y si grandes deberes con la noble institución, sin embargo no hay democracia, a no ser que nos refiramos a la materia llamada así, por demás la democracia se queda en palabras, igual que sucede con el actual sistema de “gobierno democrático”. Estanislao dice: “Una cultura democrática no es una cultura de mayorías…, democracia es dejar que los otros existan y se desarrollen por si mismos…, democracia es el derecho a ser distinto, a desarrollar esa diferencia, a pelear por esa diferencia…”, ¿y que pasa cuando alguien como Garzón y tantos otros demuestra esa diferencia?; igual sucede en la escuela, es el maestro quien se encarga de generar los principios de la antidemocracia apoyado por los preceptos de la institución, desconociendo que el estudiante es un ser sentí-pensante, es importante aprender que al individuo no se le puede desconocer su derecho a ser un libre pensador, diferente.

CONCLUSION

Realmente el libro “Educación y Democracia, un campo de combate” de Estanislao Zuleta, me pareció muy interesante, reflexivo, y muchas de las apreciaciones me resultan muy ciertas. Aunque su entrevista fue hecha en 1985, y sus respuestas muestran el conflicto educativo en el que vive la población Colombiana, creo que de esa época a la actual no ha habido mejoramiento, por el contrario, la educación cada vez se esta convirtiendo en un privilegio que solo unos pocos pueden tener, por que son estos (los que tienen la posibilidad de pagar) quienes adquieren una educación que permite el liderazgo y la responsabilidad social. Infortunadamente la mayoría, que somos todos, solo tenemos la posibilidad de encontrarnos un profesor entre mil que tenga la capacidad de hacernos cuestionar, de generar controversia, que nos permita reflexionar sobre tantas ideas y conceptos que han hecho de nuestra forma de vida un caos, que nos permita encontrar la posibilidad de ser agentes activos en un proceso que merece y debe ser cambiado como lo es el de la educación, por que indiscutiblemente es desde aquí que podemos hacer algo.

Con la formación que continuamente estamos recibiendo en la universidad, creo que seremos capaces de hacer parte de ese “único” docente capaz de hacer pensar a nuestros alumnos, partiendo y teniendo muy claro que los estudiantes son seres pensantes, que se les debe enseñar que no se debe aprender sin cuestionar, sin investigar. Es importante aprender a desarrollar otras formas de pedagogía y didáctica diferentes a las llevadas hasta ahora para que los niños y las niñas del hoy reconozcan en el mañana que han aprendido con conciencia y que son seres capaces de generar un profundo cambio en la sociedad, en esta sociedad capitalista y monopolizadora.

“Hay que estar siempre embriagado. Ese es el secreto: ésta es la única cuestión. Para no sentir la horrible carga del tiempo que rompe vuestros hombros y os inclina hacia la tierra, tenéis que embriagaros sin tregua…”

Educación y Cultura. La educación en América Latina. Mariano Grondona. 1993.

Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2002.

Educación y Cultura. La educación fuente de cambio. Carlos Trujillo.1993.

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 15

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 18

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 22

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 28

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 29

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 35

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 38

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 39

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 35

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 41

“Y ahora, retrocediendo en el camino de la vida, descubrir igualmente algo que es irreparable: la disipación de nuestra juventud, cuando nuestros educadores no han empleado esos años ardientes y ávidos de saber para conducirnos ante el conocimientos de las cosas, sino que lo han empleado en la educación clásica”. Fragmento de la obra Aurora. Nietzsche.

Educación y Cultura. Evaluación en la enseñanza de las ciencias. U. Pedagógica.1996.

La educación, un campo de combate. Estanislao Zuleta. Pagina 59

Baudelaire Charles. Pequeños poemas en prosa. Barcelona 1973.