Economía de los años veinte y la Gran Depresión estadounidense

Inestabilidad de la Economía Mundial. Crisis bursátil de EEUU (Estados Unidos). Quiebra de la Bolsa de Nueva York. Herbert Hoover

  • Enviado por: Zickler
  • Idioma: castellano
  • País: Estados Unidos Estados Unidos
  • 4 páginas
publicidad

Tema 17: la economía de los años 20 y la gran depresión.

Del ajustamiento a la corta prosperidad: la inestabilidad de la economía mundial durante los años 20.

El sistema económico capitalista era un delicado y entretejido mecanismo en el cual cualquier perturbación se transmitía rápidamente y con efecto acelerador, a todas las partes. Para muchas mercancías, el precio se fijaba según el libre juego de la oferte y la demanda. Había una gran división del trabajo por zonas, por lo que grandes áreas vivían de la producción de unos pocos artículos especializados. Una gran cantidad de la producción estaba financiado a través del crédito, de promesas de pago en el futuro. El sistema se basaba en la mutua confianza y en el mutuo intercambio. El prestamista pensaba que recuperaría su dinero y el prestatario pensaba que podría pagar sus deudas por lo que se generaba incontables círculos de interdependencia mundial.

Los 5 años siguientes a 1924 fueron de prosperidad. El automóvil se convirtió en un articulo de producción en serie y su uso incremento la demanda de petróleo, de acero, de caucho y de equipamiento eléctrico, implico la construcción de millones de kilómetros de carreteras y provoco la creación de profesiones secundarias. Además la popularidad del cine y la radio repercutió en todas direcciones. Pero la prosperidad fue mas fuerte en E.E.U.U donde la gente pensaba que seria infinita. Pero en esa prosperidad había debilidades e imperfecciones.

Estas, sometidas a presión darían origen a que toda la estructura se paralizara. La expansión estaba financiada por el crédito. Los trabajadores recibían lo que se consideraba una porción equilibrada pero los salarios quedaban muy por debajo de los beneficios y los dividendos por lo que el poder adquisitivo de las masas no podia absorber el gran volumen de lo que técnicamente se podia producir. Pero la década de los 20 fue un periodo de depresión para la agricultura porque los granjeros no podían pagar sus deudas ni comprar artículos para garantizar el funcionamiento del sistema. Además la primera guerra mundial había reducido a la quinta parte los campos europeos de trigo. El precio aumento y los granjeros americanos aumentaron sus superficies cultivables. Para adquirir tierras a precios altos contrataron hipotecas que no podían pagar.

Pero la agricultura se mecanizaba progresivamente, el cultivo de secano permitía disponer de nuevas tierras y la ciencia agrónoma aumentaba la producción por acre por lo que el resultado era una superabundante producción de trigo por lo que en el área occidental la gente ya comía todo el pan que quería. Pero las masa de Asia que podían haber consumido el excedente no podían pagarlo. Entonces el precio del trigo bajo hasta llegar al mínimo histórico de 1930. Los cultivadores de trigo se arruinaban. Los productores de algodón, café o cereales estaban en la misma situación. Los plantadores brasileños y africanos fueron presos de la superproduccion. Aunque había formas más beneficiosas de agricultura como naranjos, no se podían producir porque no había capitales. La crisis aguda de la gran depresión se agravo debido al hundimiento crónico de la agricultura ya que no había poder adquisitivo en las granjas. La apurada situación del granjero se agravo mas cuando las ciudades redujeron sus gastos en alimentación por lo que fue la depresión agrícola la que estaba en el fondo de los grandes cambios de los años de entreguerras.

La crisis de 1929 y sus consecuencias.

La crisis comienza con un hundimiento del mercado de valores y con una crisis financiera. Los precios de las acciones eran ascendentes gracias a la expansión. A principios de 1929 los precios en las bolsas europeas comenzaron a debilitarse pero la crisis real se produjo con la caída de la bolsa de Nueva York. Sucedió en octubre de 1929 cuando los valores se habían elevado a alturas enormes, consecuencia de una gran especulación. En los E.E.U.U gente corriente compraba acciones con fondos de préstamo. A veces llegaban a tener 5 o 10 veces acciones que las que correspondían a la suma de dinero propio invertido en ellas. El resto de ese dinero lo tomaban prestado de los prestamistas y los prestamistas lo tomaban prestado de los bancos. La garantía que se usaba era la de las acciones compradas. Por lo que la gente hacia aumentar el precio de las acciones al pujar unos contra otros.

Además disponían de enormes fortunas teóricas. Pero si los precios bajaban los propietarios se verían obligados a vender las acciones para devolver el dinero prestado. Por lo que la debilitación de los valores de la bolsa de Nueva York implicaría incontrolables olas de venta que hundiría el precio d las acciones. En un mes los valores bajaron en un 40% y en tres años(1929-1932) cerraran 5000 bancos americanos. La crisis pasa de las finanzas a la industria y de E.E.U.U al mundo. La exportación de capital americano llegó a su fin. Los americanos vendieron los valores extranjeros que poseian por lo que se destruyeron las bases de la recuperacion alemana y de una parte de Europa. Los americanos cesaron de comprar productos extranjeros.

Ahora los mercados se desvanecian. En 1931 la quiebra de un importante banco de Viena provoca conmociones, bancarrotas y calamidades comerciales. Las empresas y las personas no podían cobrar lo que se les debía ni retirar en dinero lo que pensaban que tenían. No podían comprar y las fabricas no podían vender. De 1929 a 1932 la producción bajo en 38%. El paro era ahora como una epidemia. En 1932 había 30 millones de parados. Los salarios desaparecían. El descenso del poder adquisitivo de las masas imponía una mayor inactividad de las maquinas y un mayor paro. Millones de personas se veían obligadas a mantener a sus familias gracias a las raciones de caridad, los auxilios del gobierno o limosnas. La gente se sentía aplastada por un sentimiento de inutilidad. La gente comenzaba a inclinarse por perturbadoras ideas políticas.

Las reacciones de los estados frente a la crisis.

Los optimistas de la época entre los que estaba el presidente de los E.E.U.U Herbert Hoover decían que la depresión no era mas que un punto periódico bajo en el ciclo económico. Otros creían que la crisis era el hundimiento de todo el sistema capitalista y veían los signos del futuro en la economía planificada de la U.R.S.S. Pero en los dos puntos de vista había algo cierto. Después de 1932 y por razones cíclicas, bajaron las deudas y los costes de los negocios por lo que se pudo producir y vender. La depresión marco una nueva época, pues los trabajadores ya no admitían tanta inseguridad en sus vidas personales. Todos los gobiernos tomaron medidas para facilitar trabajo e ingresos a sus pueblos, todos se esforzaban por liberarse de la dependencia de las incertidumbres del mercado mundial.

El colapso de la economia mundial se debía a la depresión misma y a las medidas para solucionarla. La consecuencia mas acusado fue la de una fuerte tendencia al nacionalismo económico, el internacionalismo del dinero fue abandonado. Los países especializados en exportaciones agrícolas fueron las primeros afectados. Los precios agrícolas eran tan bajos que ni siquiera una gran exportación era suficiente para pagar una importacion. Después pasaron a la crisis los países industriales: Inglaterra no podia importar y hubo de vender oro fuera del pais, en 1931, los ingleses prescindieron del “patrón oro” por lo que devaluaron la libra. En otros países se reprodujo la misma situación como en E.E.U.U en 1934. El propósito era ayudar a los granjeros americanos con dólares más baratos comparados con otras monedas.

Por lo que otros países podían comprar mas productos agrícolas americanos pero tenían mas dificultad para vender a los americanos por lo que la crisis condujo al caos monetario internacional. Los gobiernos manipulaban la moneda para sostener las exportaciones o imponían determinados controles de intercambio exigiendo que los extranjeros usaran la moneda local para comprar. El comercio era ahora más bilateral que nunca, a veces este comercio bilateral se convertía en un simple trueque por lo que la idea de mercado desaparecía. El control de la moneda era un medio para mantener activas las fabricas propias, tambien se buscaba el conquistar otros mercados destinados a la exportación en un periodo de depresión.

Otro procedimiento era el de cerrar el paso a las importaciones competitivas por lo que se usaban las tarifas proteccionistas que fueron muy elevadas. En Inglaterra resurgió la idea de una unión aduanera imperial y se adopto cuando Chamberlain firmo los acuerdos de Ottawa en 1932 por los cuales Inglaterra y otros dominios tendrían tarifas mas bajas entre ellos. Tambien se adoptaron cuotas o restricciones cuantitativas por las cuales los productos que entraban no solo tendrían que pagar una alta tarifa aduanera sino que por encima de cierta quantidad ya no podrían introducir mas artículos. Tanto importadores como exportadores trabajaron con licencia de los gobiernos por lo que el comercio exterior de un pais estaba dirigido lo que acercaba este sistema al de la U.R.S.S.

Así la economia mundial se desintegro en sistemas económicos nacionales ferozmente competidores, cada estado quería crear una isla de seguridad para su pueblo. Pero se realizaron esfuerzos para derribar las barreras como la conferencia económica y monetaria internacional de Londres que fue un fracaso. Después de esto, los aliados de la primera guerra mundial se negaron a pagar sus deudas a los americanos por lo que estos les cerraron el acceso a sus mercados de valores. Las actitudes americanas reforzaban el nacionalismo económico. Esta era estaba acabando con una intensificación sin precedentes de la rivalidad económica y del autocentrismo nacional.