Econometría Aplicada en la Industria del Automóvil

Importaciones. Exportaciones. Deficit. Balance. Economía

  • Enviado por: Manuel José Sanchez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad

La Industria del Automóvil:

I. Evolución general del sector:

El período de tiempo comprendido entre los últimos años del decenio de los setenta y principios de los ochenta se caracterizó por incertidumbre en la oferta debido a los excedentes de capacidad y a las secuelas de la segunda crisis del petróleo. Es un período de gran actividad competitiva por parte de empresas del Pacífico, lo que llevó a los productores europeos a emprender reestructuraciones en el sector para reducir costes y hacer más racional el proceso productivo.

A partir de la segunda mitad de los años ochenta la gran pujanza de la demanda hizo que los productores se encontraran con escasez de capacidad productiva. Esta presión se verá sensiblemente reducida con la caída de las ventas en los mercados de mayor volumen durante 1990 y 1991.

Los mayores esfuerzos en el sector han ido dirigidos a aumentar la productividad, aun a costa del empleo. Este esfuerzo ha sido respaldado por la Comisión Europea quien presentó en mayo de 1992 varias propuestas como son un mayor gasto en I + D y creación de fondos especiales para la formación profesional y la reconversión.

Empleo y productividad:

año

82

83

84

85

86

87

88

89

90

91

92

93

94

prod.(90=100)

70,9

73,06

71,6

77,8

83,5

89,4

95,6

101,9

100

101,2

104,7

94,8

109,8

empleo

1333

1310

1288

1247

1220

1214

1196

1192

1196

1184

1176

1067

1020

Econometría Aplicada en la Industria del Automóvil
Econometría Aplicada en la Industria del Automóvil

Ilustración 1: Empleo y Productividad

En el lado de la demanda es preciso diferenciar la de turismos, que depende fundamentalmente de ingresos y recursos personales así como del grado de confianza de la de camiones y vehículos comerciales que depende más de la marcha de la industria de transporte por carretera.

La demanda de automóviles para la Europa de los doce, en términos cuantitativos ha pasado de algo más de 3 millones de unidades en 1960 hasta algo más de 12 millones en 1989 en un crecimiento casi ininterrumpido hasta principios de los años setenta. La crisis del petróleo ralentizó el volumen de ventas en aproximadamente un 14%. Seguidamente se reanudó el crecimiento hasta la segunda crisis del petróleo y los dos años siguientes de declive. Desde principios de los ochenta hasta mediados la demanda está estancada. A mediados de década, coincidiendo con la entrada de España en la Comunidad Europea las ventas de automóviles experimentan una recuperación pasando de 9,5 millones de unidades en 1985 a el máximo de 12 millones en 1989. Tras este período de bonanza económica el sector entra en crisis en 1990 disminuyendo las ventas globales comunitarias, afectando sobre todo al Reino Unido y a España mientras que la nueva demanda procedente de la antigua República Democrática Alemana contribuyó a amortiguar el efecto sobre Alemania. Desde la crisis de principios de la década hasta la actualidad la demanda ha aumentado progresivamente.

La industria española también ha reflejado esta tendencia, El sector entra en una fuerte recesión en 1990, sobre todo durante los últimos meses del año. En enero de este mismo año se inició la desaceleración de las ventas interiores, medidas en matriculación de vehículos, esta desaceleración se mantendrá hasta diciembre. La evolución positiva de las exportaciones amortiguó esta tendencia durante los siete primeros meses a partir de entonces el sector exterior se ve mermado y entra en crisis. El descenso de la demanda interna influyó de modo negativo sobre el nivel de actividad, empleo temporal y los beneficios empresariales. Dicha recesión afectó de modo desigual al sector, la pérdida de mercado se ha concentrado en la producción nacional ya que los automóviles de importación han conseguido afrontar mejor la crisis. En el gráfico se representa la producción mensual de automóviles desde enero de 1981 hasta agosto de 1998. La producción industrial se ha movido al compás de la demanda europea, siguiendo la tónica general del período.

En la actualidad, la producción automovilística supone un 5,6% del P.I.B. y el 5% de la población activa.

Econometría Aplicada en la Industria del Automóvil

Ilustración 2: Producción de automóviles. Unidades mensuales.

Sector exterior en España:

Las partidas de mayor volumen de importación son: la maquinaria, tanto mecánica como eléctrica y automóviles. Los tres suponen aproximadamente la mitad de la importación industrial y por otro lado gozan de buenas perspectivas, ya que su tasa de crecimiento es superior a la tasa media de crecimiento de los productos industriales.

La mayores partidas exportadoras son en primer lugar los vehículos automóviles que podemos desglosar en dos grandes subsectores, automóviles y motos y componentes de automóviles. En segundo lugar de maquinaria mecánica y eléctrica. Estos tres capítulos suponen también la mitad de la exportación industrial española.

El sector automovilístico es un sector con gran transcendencia en la Balanza de Pagos española, los superávit alcanzados hacen que se pueda hablar del sector como compensador de la balanza industrial, si bien el subsector de componentes ha sido históricamente deficitario. En resumen: España es exportador de automóviles terminados e importador de componentes.

Los principales proveedores de nuestras importaciones industriales son en primer lugar la Unión Europea con tres cuartas partes del volumen total, en segundo lugar Asia con un 12 %, es preciso destacar el cupo que existe sobre las importaciones de automóviles japoneses el cual acabará en enero del 2000 y en tercer lugar América con un 8,4% , sobresaliendo Estados Unidos con un 6,2% .

Gráfico 3:

Econometría Aplicada en la Industria del Automóvil

Ilustración 3: Procedencia de las importaciones españolas.

El mayor cliente de España es la Unión Europea a donde se destinaron el 70% de nuestros productos industriales seguido de América Latina con un 12% y Asia con un 8,2%. En estas dos últimas cuotas se espera un mayor dinamismo debido a su mayor crecimiento.

Econometría Aplicada en la Industria del Automóvil

Ilustración 4: Destino de las exportaciones españolas.

Tanto las importaciones como las exportaciones en pesetas corrientes han seguido una tendencia creciente desde enero de 1981 hasta finales de 1998 ( el período de tiempo a estudiar ). Ambas muestran un mayor dinamismo como consecuencia de la entrada de España en la CEE a mediados del decenio de los ochenta.

Econometría Aplicada en la Industria del Automóvil

Ilustración 5: Importaciones y exportaciones en miles de millones de pesetas.

II. Estudio Econométrico.

En este segundo apartado pretendemos encontrar la relación que existe entre las importaciones y exportaciones españolas con determinadas magnitudes macroeconómicas con objeto de hallar tanto la demanda de importaciones como la oferta de exportaciones para España , en términos mensuales, para el período de tiempo comprendido entre 1981 y 1998.

El estudio de este periodo nos permitirá contrastar la influencia que tuvieron determinados acontecimientos como fueron: la entrada de España en C.E.E. en 1985 la cual ha marcado el ritmo de acercamiento a los demás países europeos, la crisis de principios de los 90, su posterior recuperación hasta situarnos en el umbral de la Unión Monetaria.

En primer lugar realizaremos el estudio de la demanda de importaciones.

Función de Demanda Importaciones:

Para este estudio hemos utilizado las siguientes magnitudes:

  • TC: se trata del tipo de cambio pesetas ECU, hemos tomado este baremo debido a que el ECU es una media ponderada de las monedas de los países europeos, que son los principales proveedores de nuestras importaciones. Se espera que una depreciación en el tipo de cambio tenga efectos negativos sobre el volumen total de importaciones debido al encarecimiento relativo de bienes importados.

  • IPC: el Índice de Precios al Consumo, el cual tendrá un efecto renta y un efecto sustitución.

  • i3: que es el tipo de interés a 3 años del sistema bancario, pues suponemos que el automóvil es un bien de consumo duradero y por tanto los compradores se endeudan para adquirirlo.

  • YCAP: es la renta per capita. El bienestar de un país se puede medir con la capacidad de importar más bienes del extranjero. Si en los últimos años, salvo en los períodos de crisis, ha habido un incremento continuado de la renta per capita y del bienestar, es de esperar que las importaciones hayan aumentado.

  • DUMMY: se ha introducido una variable adicional para separar dos periodos, el anterior a la entrada en la C.E.E, que tomará el valor 0 y el posterior que tomará el valor 1.

Para el estudio econométrico se ha utilizado salidas del programa MICROFIT, tomando datos mensuales desde enero de 1981 hasta junio de 1998 para las importaciones y desde enero de 1997 a junio de 1998.

Ordinary Least Squares Estimation

Dependent variable is IMPORTACIONES (M)

210 observations used for estimation from 1981M1 to 1998M6

Regressor Coefficient Standard Error T-Ratio[Prob]

TC 69.4411 139.3399 .49836[.619]

IPC -1999.1 435.7334 -4.5879[.000]

i3 -1089.7 523.5593 -2.0812[.039]

YCAP 1.7131 .22731 7.5363[.000]

DUMMY 5536.2 2731.1 2.0271[.044]

CTE 38451.1 16798.8 2.2889[.023]

R-Squared .91025 R-Bar-Squared .90805

Los test estadísticos concluyen que la variable tipo de cambio pesetas ecu no es significativa en el modelo de demanda de importaciones. El coeficiente de determinación ajustado toma un valor elevado y cercano a uno lo que da una idea de la bondad del modelo.

La demanda de importaciones presenta la siguiente expresión analítica:

M = 38451.1 - 1089.7 i3 + 1.7131 YCAP + 5536.2 DUMMY - 1999.1 IPC

El coeficiente de la variable DUMMY toma un valor positivo lo que quiere decir que si las demás variables permanecieran constantes, las importaciones al entrar en la CEE aumentarían en 5536,2 miles de millones de pesetas.

Existe una relación negativa entre el tipo de interés bancario y la cantidad demandada de importaciones: un incremento en un punto porcentual del tipo de interés, manteniéndose las demás variables constantes disminuye la cantidad total demandada en 1089,7 miles de millones de pesetas. Hay relación negativa entre importaciones y el IPC español. Por otro lado incrementos en la renta per capita, manteniéndose las demás magnitudes constantes aumentará el volumen de importaciones.

En la siguiente regresión excluiremos la variable tipo de cambio pesetas ECU e introduciremos la variable tiempo como aproximación a otros factores que hacen incrementar las importaciones y que no son cuantificables o que simplemente no han sido incluidos en el presente modelo, piénsese en como afectan la continua disminución de los costes de transporte, la creciente liberalización comercial, etc.

Ordinary Least Squares Estimation

Dependent variable is IMPORTACIONES (M)

210 observations used for estimation from 1981M1 to 1998M6

Regressor Coefficient Standard Error T-Ratio[Prob]

IPC -3885.6 567.8951 -6.8421[.000]

i3 -491.1581 366.1096 -1.3416[.181]

YCAP .73581 .26463 2.7805[.006]

T 1533.9 375.1852 4.0883[.000]

DUMMY 2525.9 2730.1 .92518[.356]

CTE 139224.1 24904.0 5.5904[.000]

R-Squared .91695 R-Bar-Squared .91491

Al introducir los cambios antedichos notamos una variación positiva en el coeficiente de determinación.

La nueva ecuación de demanda de importaciones quedaría de la siguiente forma:

M = 1392241.1 - 491.1581 i3 + 0.73581 YCAP + 1533.9 T + 2525.9 DUMMY

A continuación realizaremos la regresión tomando los logaritmos de las magnitudes con la finalidad de obtener elasticidades.

Ordinary Least Squares Estimation

Dependent variable is L M

210 observations used for estimation from 1981M1 to 1998M6

Regressor Coefficient Standard Error T-Ratio[Prob]

LIPC -4.8931 .84562 -5.7863[.000]

Li3 .29887 .11638 2.5680[.011]

LY 5.8645 .56516 10.3766[.000]

CTE -36.2929 2.8274 -12.8361[.000]

R-Squared .93385 R-Bar-Squared .93289

Obtenemos la siguiente expresión:

L M = -36.29 + 0.29887 L i3 + 5.8645 L Y - 4.8931 L IPC

Los coeficientes que acompañan a las variables son las elasticidades, de esta manera el incremento de un 1% en el tipo de interés ocasiona un incremento en un 0.29887% en el volumen de importaciones. De la misma forma, un incremento de un punto porcentual en la renta trae consigo un incremento en las importaciones del 5.8 %. Como era de esperar la elasticidad precio de las importaciones es negativa, por lo tanto un incremento de un 1% en el Índice de Precios al Consumo disminuirá la demanda de importaciones en un 4.89 %.

Función de Oferta de Exportaciones:

Para el estudio de la función de oferta de exportaciones hemos tenido en consideración las siguientes magnitudes:

  • IPC de la Europa de los 15: siguiendo el razonamiento de la demanda de importaciones, la oferta de las exportaciones automovilísticas estará condicionada por los precios de Europa, ya que esta es el principal cliente de nuestro país.

  • Renta per capita europea: ya se contrastó en la función de demanda la relación positiva entre importaciones y renta. Ahora aplicaremos el mismo razonamiento teniendo en cuenta que las exportaciones españolas de automóviles son las importaciones europeas de dicho bien.

  • Tipo de cambio: previsiblemente una depreciación en el tipo de cambio aumentará la competitividad de nuestras exportaciones con respecto al exterior.

  • Tiempo: como variable proxy de otras magnitudes no cuantificables y que guardan relación positiva con el tiempo.

Ordinary Least Squares Estimation

Dependent variable is EXPORTACIONES

138 observations used for estimation from 1987M1 to 1998M6

Regressor Coefficient Standard Error T-Ratio[Prob]

IPCEU 767.1256 1855.6 2.41340[.680]

T -1662.6 1792.3 -.92766[.355]

TC -2191.7 1508.0 -1.9534[.148]

YEU 2.3013 1.2225 1.9825[.062]

CTE 86416.3 140600.0 .61463[.540]

R-Squared .82180 R-Bar-Squared .81644

La función de oferta de exportaciones tiene la siguiente expresión:

X = 86416.3 + 2.03013 YEU - 1662.6 T - 2191.7 TC + 767.1256 IPCEU

Se concluye que las exportaciones de la industria automovilística española están relacionadas positivamente con el IPC europeo, renta y negativamente relacionadas con el tipo de cambio pesetas/ecu y con el tiempo, sin embargo esta última variable no es estadísticamente significativa por lo que habrá que excluirla del modelo.

Predicción:

Para predecir el volumen de importaciones y exportaciones tomamos las series temporales.

Ordinary Least Squares Estimation

Dependent variable is IMPORTACIONES

213 observations used for estimation from 1981M1 to 1998M9

Regressor Coefficient Standard Error T-Ratio[Prob]

T 489.7971 13.5694 36.0956[.000]

CTE -13739.4 1674.6 -8.2047[.000]

R-Squared .86062 R-Bar-Squared .85996

Recta de regresión:

M = -13739.4 + 489.7971 T

Si tomamos el valor 229 que se corresponde con enero del 2000, el volumen de importaciones previsto para tal fecha será de 98424,1359 miles de millones de pesetas.

Procedemos de igual forma para la predicción de exportaciones:

Ordinary Least Squares Estimation

Dependent variable is EXPORT

212 observations used for estimation from 1981M1 to 1998M8

Regressor Coefficient Standard Error T-Ratio[Prob]

T 938.9894 31.0832 30.2089[.000]

CTE -21654.6 3818.0 -5.6718[.000]

R-Squared .81293 R-Bar-Squared .81204

La recta de regresión obtenida para esta serie tiempo es la siguiente:

X = -21654.6 + 938.9894 T

El volumen de exportaciones previsto para enero del año 2000, según el modelo sería de 193373,973 miles de millones de pesetas.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

Panorama de l'industrie communautaire. Office des publications officielles des Communautés européennes.

Eurostatiscs. Office des publications officielles des Communautés européennes.

Informe de Comercio Exterior. Dirección General de Aduanas e Impuestos especiales.

Aduanas informa. Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales.

Boletín Mensual de Estadística. Base de Datos Tempus. Instituto Nacional de Estadística.

EUROSTAT. Comisión de Comunidades.

Balanza de Pagos de España. Secretaría de estado de comercio.

La industria de la automoción, su incidencia social y económica. Rafael Muñoz Ramírez. Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras.