Drogas: Definición, desarrollo y efectos

Ciencias sociales. Consumo: reacciones. Dependencia. Aprendizaje. Clasificación

  • Enviado por: Braulio Hetz
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 28 páginas

publicidad

Definición

La Organización Mundial de la Salud da la siguiente definición de la droga también conocida como fármaco: " es toda sustancia química que introducida voluntariamente en el organismo de un sujeto, posee la propiedad de modificar las condiciones físicas o químicas de éste.

El descubrimiento de las drogas

Es cierto que en un inicio, los descubrimientos de las drogas o fármacos que resultaron administrados (en algunos de ellos), se ignoraban sus efectos o repercusiones a mediano y a largo plazo; las subsiguientes investigaciones, junto con el tiempo, han permitido restringir y explicar sus efectos negativos o positivos, según sea el caso.

El uso y abuso de los fármacos, tiene una historia tan antigua como el hombre mismo. Los incas, mayas, egipcios, griegos y otros pueblos los han utilizado con fines religiosos, místicos, y para predecir el futuro; dichas culturas han tenido sus propias leyes; valiéndose de las plantas, fueron usuarios de los fármacos para reafirmar sus valores culturales. En cambio las sociedades modernas hacen uso de ellos muchas veces como una forma de rebelión, como una búsqueda de placer o como un escape de la realidad.

Reacciones que produce el consumo de drogas

Modifican y alteran el comportamiento psicológico, físico, social de una persona, además de ocasionar dependencia física y emocional.

Tipos de dependencia que ocasionan las drogas

Las drogas ocasionan dependencia física y emocional. Los consumidores pueden desarrollar una irresistible ansiedad por ciertas drogas, y sus cuerpos responder a la presencia de drogas de manera que los conduzcan a aumentar su consumo, se dice que la dependencia ocurre cuando una persona necesita el producto químico con regularidad para enfrentar los problemas que se presentan en su vida diaria.

La dependencia física es una adaptación o tolerancia de un organismo hacia una determinada droga; cuando esta se suspende, provoca trastorno físico y malestar, como es el Síndrome de Abstinencia (" la cruda o resaca" en la ingestión de alcohol).

La dependencia psíquica se manifiesta cuando una persona experimenta la necesidad de la droga que le va a producir satisfacción, placer o bien para evitar malestares, lo cual lo impulsa a una administración periódica o continua.

La Tolerancia a la droga ocurre cuando el organismo se adapta a una determinada cantidad (dosis) de fármaco y se da una reacción menor del organismo, lo que ocasiona que una persona necesite dosis mayores del fármaco o droga con la finalidad de que obtenga el mismo efecto inicial.

Asimismo la " Tolerancia Cruzada " ocurre cuando un individuo tolera drogas de la misma especie o de otro tipo (alcohol o marihuana).

Definición y algunos de los problemas que ocasiona

La drogadicción consiste en el consumo de drogas prohibidas e ilegales (cocaína, Crack, morfina, mariguana, cementos y solventes inhalables, entre otras). Y están prohibidas debido a que son altamente nocivas para la salud física como mental de los individuos y de la sociedad.

La drogadicción es uno de los grandes males del mundo actual. El consumo, fomento y distribución de las drogas son causa de matanzas, extorsiones, tragedias familiares, degeneración de la juventud y autodestrucción física y mental.

En México las drogas más utilizadas son:

- Mariguana

- Solventes inhalables como el cemento

- Thinner

El consumo de las drogas se está extendiendo a casi todos los niveles escolares, incluyendo el de la primaria. También se viene consumiendo el crack, un residuo de la cocaína.

Los daños físicos y mentales que padecen los drogadictos son de tipo irreversible, es decir son daños permanentes que no tienen remedio en los huesoso, la sangre, el hígado, los pulmones y el sistema nervioso entre otros.

Los drogadictos incurren en toda suerte de delitos como el robo, el asesinato, las violaciones, el vandalismo, el pandillerismo y la vagancia.

En la solución de este problema no solo es necesaria la participación de las autoridades, sino también de médicos, maestros, psicólogos, padres de familia y en fin de todos los miembros de la sociedad incluyendo a los niños y a los jóvenes.

Como Se Desarrolla El Consumo De Drogas

Las influencias sociales juegan un papel esencial al hacer atractivo el consumo de drogas.

Las primeras tentaciones para consumir drogas pueden darse en situaciones sociales en forma de presiones para " aparentar ser adulto " y " pasarla bien " al fumar cigarrillos o consumir alcohol o mariguana.

Una encuesta aplicada en 1987 encontró que la televisión y las películas ejercían la mayor influencia sobre los estudiantes de cuarto a sexto grados al hacerles parecer atractivo el consumo de drogas y alcohol; otros niños ejercían la segunda mayor influencia.

La encuesta ilustra sobre las razones por las cuales los estudiantes toman drogas. Los niños de cuarto a sexto grado piensan que el motivo más importante para consumir alcohol y mariguana es " estar a tono con los demás", y enseguida porque desean " pasarla bien ". También ellos poseen una información incompleta o inexacta, esto reafirma la necesidad de poner en práctica programas preventivos desde los primeros grados, programas que se ocupen de enseñar a los niños la realidad acerca de las drogas y el alcohol, y adiestrarlos a fin de que puedan resistir la presión de los compañeros que los inducen a consumirlas.

Los estudiantes que se vuelven hacia las drogas más potentes generalmente lo hacen después de haber usado cigarrillos y alcohol, y luego mariguana.

Sus primeras pruebas pueden no producirles un " gran viaje "; sin embargo, los estudiantes que continúan consumiendo drogas aprenden que éstas pueden alterar sus pensamientos y sensaciones.

Mientras más se enreda un estudiante con la mariguana, es más probable que comience a consumir otras drogas junto con ella.

Por lo común el consumo de drogas avanza por etapas, desde el uso ocasional hasta el uso habitual, pasando por el consumo de diversas drogas, hasta una total dependencia. En cada etapa, el consumo aumenta, se diversifica y, cada vez más, sus efectos son extenuantes.

Pero tal progresión no es inevitable. El consumo de drogas puede detenerse en cualquier etapa. No obstante, mientras más se enredan los niños con las drogas, más difícil resulta detenerlos.

La mejor manera de luchar contra las drogas es empezar a prevenir su consumo antes de que los niños comiencen a probarlas.

Las acciones preventivas dirigidas hacia los pequeños son el medio más eficaz de combatir el consumo de drogas.

El consumo de drogas y el aprendizaje

El consumo de drogas desintegra la autodisciplina y la motivación necesarias para el aprendizaje.

El elevado consumo de drogas entre los estudiantes crea un clima en la escuela que es destructivo para el aprendizaje.

La investigación muestra que esto puede provocar un descenso en el rendimiento escolar. Se ha encontrado que esto es cierto tanto para los estudiantes que sobresalen en la escuela antes de consumir drogas, como para los que tienen problemas escolares o conductuales antes de consumirlas. Según un estudio, los estudiantes que consumen mariguana tienen el doble de probabilidades de obtener un promedio más bajo que otros. Frecuentemente las calificaciones bajas empiezan a mejorar cuando se suspende el consumo de drogas.

El consumo de drogas está estrechamente ligado a la ausencia injustificada y la deserción escolar.

Las probabilidades de que los preparatorianos que consumen drogas pesadas falten a la escuela es por lo menos tres veces mayor que los que no las consumen.

Alrededor de una quinta parte de los consumidores de drogas pesadas se ausentan de la escuela tres días o más al mes y el promedio de faltas es seis veces mayor que entre los no consumidores.

En un estudio llevado a cabo en Filadelfia, la frecuencia de fugas era casi dos veces mayor entre los consumidores que entre los estudiantes graduados; cuatro de cada cinco desertores consumían drogas consuetudinariamente.

El consumo de drogas está relacionado con el crimen y la mala conducta, que interrumpen la tranquilidad y seguridad de la escuela, propicias para el aprendizaje.

Las drogas no sólo transforman las escuelas en mercados de distribución de drogas, también llevan a la destrucción del inmueble y al desorden en el salón de clases.

Entre los preparatorianos era tres veces más probable encontrar bándalos en los consumidores de drogas pesadas, que destruían la escuela, y dos veces más probable que se vieran implicados en riñas en la escuela o en el trabajo que en los no consumidores.

Los estudiantes consumidores de drogas crean un ambiente de apatía, disolución y desacato hacia los demás.

Así, entre los adolescentes que han usado las líneas telefónicas nacionales de urgencia para cocainómanos, 32% declaró que vendía drogas y un 64 % dijo que robaba a sus familias, amigos o patrones a fin de comprar drogas.

Un ambiente agobiado por las drogas es un fuerte factor disuasivo contra el aprendizaje no únicamente para los estudiantes que las consumen, sino también para el resto de los estudiantes.

Drogas específicas y sus efectos

Tabaco

El tabaco es una droga que causa dependencia. El tabaco es una planta originaria de América. En la Conquista, los españoles la difundieron por el mundo (siglo XVII).

El tabaco contiene nicotina, oxido de carbono, alquitrán y sustancias químicas diversas. El alquitrán produce cáncer pulmonar y respiratorio; la nicotina ocasiona la estimulación del corazón y del Sistema Nervioso; por lo que aumenta los latidos del corazón y eleva la presión de la sangre. Los fumadores presentan accesos de tos y problemas para respirar; a la larga están propensos a tener enfermedades respiratorias y cardiovasculares. El monóxido de carbono se manifiesta al quemarse el cigarro, provocando que se reduzca el acarreo de oxígeno a los tejidos del cuerpo y va endureciendo las arterias (arteriosclerosis). El fumador vivirá de 7 a 10 años menos que un no fumador. Los no fumadores al recibir el humo de tabaco, presentan nicotina en su sangre y padecen de cáncer pulmonar. En el embarazo el fumar produce que el bebé nazca de menor peso.

Durante la adolescencia se imitan comportamientos como el fumar para sentirse adultos y para ser aceptados en el grupo social.

Alcohol

El alcohol lo mismo que el tabaco, es una de las drogas más extendidas en los seres humanos. El alcohol es un depresivo del Sistema Nervioso Central y actúa directamente sobre el cerebro, lo que hace que se pierda el autocontrol; expone al individuo a sufrir accidentes o lesiones corporales (.8 a .15 grs. de alcohol por litro de sangre). Cuando se toman grandes dosis se alteran las sensaciones, disminuyéndose la coordinación muscular durante la intoxicación, puede ocurrir disminución en la memoria ( de 1.5 a 3 grs. de alcohol por litro de sangre). Cuando la dosis pasa de 4 o 5 grs de alcohol por litro de sangre, el individuo está expuesto a sufrir un estado de coma y causar la muerte. La "cirrosis" es una enfermedad producida por la ingestión de alcohol; daña y destruye el tejido hepático (el hígado). El alcohol produce gastritis, lo que hace que se disminuya el apetito del bebedor. Ante esto, el organismo recibe grandes cantidades de alcohol y una baja alimentación; como el proceso metabólico requiere de azúcar (y la tiene en mínima cantidad), acude a las reservas almacenadas en el hígado y origina la destrucción de sus células.

Si se ingiere alcohol durante en embarazo se pueden alumbrar niños con síndrome de alcoholismo fetal, deformidades físicas y retraso mental.

El alcohol crea una fuerte dependencia física y psíquica. Los efectos de este son diferentes en cada persona, dependiendo de diversas variables.

Marihuana

¿Qué es?

Es una mezcla café, gris o verde de flores y hojas desmenuzadas de la planta Cannabis sativa. Existen variedades más potentes de marihuana como el "hashis" y la llamada "sin semilla".

¿Cómo se ve?

La marihuana y él " sin semilla" parecen perejil seco con tallo y con o sin semillas. El " hashis" son bolitas cafés o negras.

¿Cómo se utiliza?

Por lo general se fuma como si fueran cigarros o en una pipa. Hay quienes la mezclan con la comida o la toman como té.

¿Qué se siente?

La marihuana en cualquiera de sus formas contiene una sustancia activa llamada Tetrahidrocanabinol (THC) que altera las funciones del cerebro como la coordinación, el balance, los reflejos y el sentido del tiempo, incrementa el ritmo cardiaco y la presión sanguínea, boca extremadamente seca, mucha hambre y ojos rojos.

Riesgo de adicción

No produce dependencia física pero sí psicológica porque se utiliza como "escape" de los problemas.

Daños a largo plazo

Problemas para recordar las cosas que acaban de ocurrir, falta de concentración y dificultad para resolver problemas. Un mal " viaje" puede provocar muchísima ansiedad y ataques de pánico.

Daños a corto plazo

Puede menguar el nivel de energía de los consumidores asiduos, quienes pierden interés en su apariencia uy en su trabajo escolar. La marihuana es tan dañina para los pulmones como los cigarros.

El adolescente puede llegar a usarla por " curiosidad ", " machismo " o por desear ser reconocido dentro de un grupo determinado de amigos. La marihuana apareció en las riberas del Ganges de 7 a 5 mil años A. De C. Y llega a México en la época de la conquista.

Cocaína

¿Qué es?

Es un compuesto de hojas secas de la planta de la "coca". Una variación es el llamado " crack", el cual tomó su nombre debido a que cuando se calienta hace un ruido, además está hecho con cocaína.

¿Cómo se ve?

La cocaína es un polvo blanco y cristalino. El crack es como pequeñas bolitas suaves, blancas o cafés, también piedras cristalinas parecidas al jabón.

¿Cómo se utiliza?

La cocaína es inhalada o inyectada, el crack se fuma.

¿Qué se siente?

Ataca directamente al sistema nervioso central produciendo una rápida e intensa sensación de excitación, reducción de fatiga y lucidez. Cuando se inhala, el efecto dura entre 15 y 30 minutos; si se fuma de 5 10 minutos. También acelera en ritmo cardiaco, la respiración, la presión sanguínea y la temperatura corporal.

Riesgo de adicción

No crea dependencia física pero sí psicológica, muchas personas que la utilizan creen que no pueden volverse adictas a ella, pero se estima que para más del 10% de estos consumidores, la droga se convertirá en un peligroso hábito.

Daños a largo plazo

La inhalación crónica puede provocar úlceras en el tejido nasal o provocar un colapso en la estructura nasal. Tratar de dejar la droga repentinamente puede provocar depresión, lo que llevará a aumentar su consumo. Entre sus secuelas produce paranoia, convulsiones y problemas respiratorios constantes.

Daños a corto plazo

Una muerte repentina por una falla en el sistema respiratorio o del corazón puede ocurrir la primera vez que se consume o tiempo después, sobre todo si se combina con el alcohol, induce a un comportamiento violento y provoca alucinaciones.

Heroína

¿ Qué es?

Una droga derivada de la leche del opio.

¿ Cómo se ve?

Es un polvo blanco, café o gris.

¿ Cómo se utiliza?

Se inyecta, se fuma o se inhala.

¿ Qué se siente?

Si es inyectada provoca un estallido repentino de euforia.

Riesgo de adicción

La heroína es una de las drogas más peligrosas porque provoca dependencia tanto física como psicológica.

Daños a largo plazo

Provoca náuseas, vómito y problemas respiratorios y si se combina con el alcohol posiblemente la muerte.

Daños a corto plazo

Abscesos en la piel y problemas en las venas, si se trata de dejarla y por un solo día no la toman pueden presentar escalofríos, sudor, debilidad y espasmos.

Narcóticos

El opio se obtiene de una planta llamada Amapola. Es la resina o sabia del fruto de la adormidera. Los derivados del opio son: la morfina, la heroína y la codeína, aparte de diversos productos como, la Metadona, la pentatozina, etc.… El opio se usó desde la antigüedad para aliviar el dolor. La Morfina la aisló Armando Seguin a principios del siglo XIX, del opio; con ella se desarrolla una fase de farmacodependencia y al mismo tiempo una cura y disminución del dolor.

En 1874 se descubrió la " diacetilmorfina o heroína "; su efecto es analgésico e induce al sueño. Todas ellas producen dependencia física y psíquica.

Los fármacodependientes se la administran: por vía intravenosa, inhalada o mezclada con barbitúricos o tabaco. Los síndromes o síntomas de abstinencia son: náuseas, aceleración de los latidos del corazón e inquietud; al crecer los síntomas se manifiestan calambres musculares, diarrea, lagrimeo, dolor en el vientre y moco en la nariz. Los daños físicos que ocasiona son: descuida físico y psicológico, desnutrición, enfermedades hepáticas, bacterianas, inflamación de las venas con formación de coágulos, que pueden conducir a la muerte.

La codeína que se encuentra en los medicamentos es muy difícil que produzca dependencia física por su baja dosis. Su promedio de vida del adicto oscilará entre los 8 y 10 años a partir de su uso.

Inhalantes o solventes

Los disolventes se encuentran en varios productos industriales y caseros o domésticos, como los pegamentos, las pinturas, los aerosoles, el thinner, la gasolina, la acetona, etc…

Estos productos de la Química moderna han presentado efectos no deseados en el desarrollo de la industria. Los inhalantes son usados particularmente por las clases bajas o pobres. Su bajo costo y su fácil acceso los hace más disponibles. Los inhalantes contienen benceno, tolueno, acetona, nitritos orgánicos, óxidos nitrosos, etc…

Debido a que poseen un olor agradable tienen aceptación rápida. En sus efectos encontramos: estados de euforia o alegría acompañada de sensaciones placentera; da lugar a las alucinaciones (agradables o terribles), produce sentimientos de grandeza y una mayor tolerancia al dolor. El abuso de los inhalantes provoca la muerte por falla cardiaca. El benceno ocasiona daños en la Médula Ósea; el tolueno produce daño renal; la gasolina, intoxicación por el plomo y lesiones en la médula. Su uso frecuente se manifiesta en irritabilidad, agresividad, falta de apetito, desgano, pérdida de afectos. Puede inducir a la búsqueda de drogas mayores como el alcohol, mariguana, etc… Presenta dependencia física y psíquica.

Estimulantes

Son drogas que excitan al Sistema Nervioso Central, y lo inducen a un estado de alerta y de actividad (cafeína, cocaína, anfetaminas). Las anfetaminas se utilizaron en la 2ª Guerra Mundial en los soldados para disminuir la fatiga. Sus efectos son negativos; al experimentar sensaciones de placer aparece alteración del juicio y del buen sentido; aún cuando se presenta un mayor rendimiento, el número de errores y fallas va aumentando. Las anfetaminas causan dependencia física y psíquica.

El uso de estimulantes presenta un comportamiento de irritación y de agresividad, el abuso de los estimulantes produce la muerte; las anfetaminas provocan en los estudiantes que las utilizan, mayor distracción y un alto índice de errores.

La cafeína se encuentra en el café, el té, chocolate, los refrescos de cola, etc…, la cafeína puede causar dependencia

Alucinógenos

Dentro de los alucinógenos se encuentra: el L.S.D.-25 " el ácido", la mezcalina y los hongos alucinógenos. El L.S.D. fue descubierto en 1943; produce alteración en la conciencia, el tiempo y espacio se ven distorsionados al igual de los objetos que lo rodean. El estado de ánimo varía de la euforia a la depresión; ocasiona daño cerebral, la intoxicación puede durar de 8 a 12 hrs.

La mezcalina presenta efectos muy similares a los del ácido lisérgico.

Los hongos alucinógenos: Hofmann aisló en 1958 la "Psilocibina", que es menos fuerte que el L.S.D., pero no menos grave, la intoxicación dura de 4 a 6 hrs." Los alucinógenos son una serie de sustancias naturales y sintéticas que alteran la percepción de la realidad; los más conocidos son: la dietilamida del ácido lisérgico (L.S.D.) y los alucinógenos mexicanos como la mezcalina que se extrae del peyote (cactus) y la Psilocibina, principio activo de los hongos alucinógenos.

Las alucinaciones provocan trastornos en la personalidad. Su utilización produce la muerte como consecuencia de los efectos de la intoxicación.

Sedantes

Los sedantes son sustancias que deprimen la actividad del Sistema Nervioso Central. Se les conoce también como tranquilizantes o inductores del sueño.

Los sedantes se dividen en: Barbitúricos, no barbitúricos y benzodiazepinas. Los barbitúricos son sustancias hipnóticas que en dosis mínimas tranquilizan o sedan a los pacientes. Producen dependencia física y psicológica, dentro de ellas tenemos el Nembrutal, seconal y amital; la Medicina los utiliza para fines terapéuticos. Los no barbitúricos son los Meprobamatos y Fenotiazinas. Las benzodiazepinas son el Diazepan y sus variantes.

El abuso de los barbitúricos ocasiona llegar a un estado de coma.

La combinación de sedantes con alcohol provoca accidentes en las personas usuarias; "shocks nerviosos" y hasta la muerte.

El uso y abuso de los sedantes no resuelve los problemas, angustias o los conflictos vivenciales de las personas en una sociedad.

Algunos indicios o señales de alerta que te pueden decir si una persona consume drogas

- Cambios radicales de estado de ánimo como agresividad, euforia, ataques de risa, etc…

- Repentinamente cambia de amistades y no quiere hablar sobre ellas.

- Un descenso en sus calificaciones muy notable.

- Falta muy seguido a clases o llega muy tarde.

- Posesión de grandes cantidades de dinero que no puede justificar.

- Posesión de artículos relacionados con drogas como llaves y cucharas quemadas, alguna jeringa, papel para envolver cigarros, navajas de afeitar y espejos sucios.

- Descuido en el aseo personal.

- No se puede concentrar y se le olvidan fácilmente las cosas.

- Ojos irritados y pupilas dilatadas.

Si conoces a alguien que presenta estas características trata de ofrecerle tu apoyo y convéncelo para que busque ayuda.

La marihuana:

La marihuana es una combinación de hojas, tallos, semillas y flores de la planta conocida como cáñamo (Cannabis sativa), y puede ser de color verde, café o gris. Otros términos que las personas usan para la marihuana son: mota, hierba, mafú, pasto, maría, monte, moy etc. En los Estados Unidos existen más de 200 nombres para describir a la marihuana.

La "sin semilla", el hachís, y el aceite de hachís son las variaciones más potentes de la marihuana.

En todas sus modalidades, la marihuana afecta la mente. Es decir, que altera la función normal del cerebro debido a que contiene el ingrediente químico activo llamado THC (delta-9-tetrahidrocanabinol). Además, la planta de la marihuana contiene otras 400 sustancias químicas adicionales.

El efecto de la marihuana depende de la potencia del THC que contiene. La potencia del THC en la marihuana ha aumentado desde la década de 1970 pero ha permanecido igual desde mediados de la década de 1980.

Crack y Cocaína

La cocaína es una de las drogas adictivas más potentes. Una vez que una persona ha probado la cocaína, no puede prever ni controlar hasta qué punto seguirá usándola.

Las principales formas de administración de cocaína son la aspiración o inhalación, la inyección y el fumar (incluso cristales de cocaína y crack). La inhalación es un proceso que consiste en aspirar polvo de cocaína a través de las ventanillas de la nariz, donde se absorbe a la corriente sanguínea por medio de los tejidos nasales. La inyección es el acto de usar una aguja para aplicar la droga directamente a la corriente sanguínea. El fumar entraña inhalación del vapor o humo de cocaína a los pulmones, donde la absorción a la corriente sanguínea es tan rápida como por inyección.

"Crack" es el nombre vulgar de la cocaína obtenida a partir de clorhidrato de cocaína y convertida en cristales que se pueden fumar. En lugar de ser necesario emplear el método más volátil de tratamiento de cocaína con éter, la cocaína crack se trata con amoníaco o bicarbonato de sodio y agua y se calienta para retirar el clorhidrato, con lo que se produce una forma de cocaína que puede fumarse. El término "crack" se refiere al crujido que se oye cuando se fuma (o se calienta) la mezcla, presuntamente causado por el bicarbonato de sodio.

Hay un gran riesgo, ya sea que la cocaína se inhale, se inyecte o se fume. Al parecer, el uso compulsivo de cocaína puede acelerarse si la sustancia se fuma en lugar de absorberse por vía intranasal. El fumar permite que dosis extremadamente altas de cocaína lleguen al cerebro muy rápido y produzcan un estímulo intenso e inmediato. El usuario de drogas inyectables está expuesto al riesgo de transmitir o contraer la infección por el VIH/SIDA si comparte agujas u otro equipo de inyecciones.

Peligros para la salud

La cocaína es un fuerte estimulante del sistema nervioso central que obstaculiza el proceso de reabsorción de dopamina, un mensajero químico que está relacionado con el placer y el movimiento. La dopamina se libera como parte del sistema de recompensa del cerebro y tiene que ver con el estímulo que caracteriza el consumo de cocaína.

Los efectos físicos del uso de cocaína incluyen constricción de los vasos sanguíneos periféricos, dilatación de las pupilas y aumento de la temperatura, la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. La duración de los efectos eufóricos inmediatos de la cocaína, que incluyen hiperestímulo, reducción de la fatiga y claridad mental, depende de la forma de administración. Cuanto más rápida sea la

absorción, más intenso será el estímulo. Por otra parte, cuanto más rápida sea la absorción, más breve será la acción. El estímulo de la inhalación puede durar de 15 a 30 minutos y el de fumar, de 5 a 10 minutos. Aumentar el uso de cocaína puede reducir el período de estímulo.

Algunos usuarios de cocaína dicen que sienten desasosiego, irritabilidad y ansiedad. Se puede desarrollar una tolerancia notable del estímulo y muchos adictos dicen que tratan, en vano, de que la droga les produzca tanto placer como durante la primera exposición. Las pruebas científicas indican que la potente propiedad de refuerzo neurosicológico de la cocaína lleva a la persona al uso continuo, a pesar de las consecuencias físicas y sociales nocivas. En casos raros, puede ocurrir muerte repentina la primera vez que se usa cocaína o inesperada de ahí en adelante. Sin embargo, no hay forma de determinar quién tendría predisposición a la muerte repentina.

Las dosis elevadas o el uso prolongado de cocaína o ambas cosas pueden desencadenar paranoia. El fumar cocaína crack puede producir una conducta paranoide particularmente agresiva en los usuarios. Cuando los adictos dejan de usar cocaína, a menudo se deprimen. Eso también puede llevar a un mayor uso de cocaína para aliviar la depresión. La inhalación prolongada de cocaína puede resultar en ulceración de la membrana mucosa de la nariz y puede lesionar tanto el tabique nasal como para provocar su colapso. Las muertes relacionadas con el uso de cocaína se producen a menudo como consecuencia de paro cardíaco o ataques, seguidos de paro respiratorio.

Mayor peligro: etileno de cocaína

Cuando la gente mezcla el consumo de cocaína con el de alcohol, agrava el peligro que presenta cada droga y, sin saberlo, hace un complejo experimento químico en su propio cuerpo. Varios investigadores patrocinados por el NIDA han descubierto que el hígado humano combina la cocaína con el alcohol y fabrica una tercera sustancia, el etileno de cocaína, que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína y, al mismo tiempo, tal vez aumenta el riesgo de muerte repentina.

Tratamiento

El abuso generalizado de cocaína ha desencadenado un extenso esfuerzo por establecer programas de tratamiento contra esta clase de toxicomanía. Según el perfil estatal de abuso de alcohol y drogas,* en el ejercicio económico de 1995, en los Estados Unidos 333.359 pacientes fueron sometidos a tratamiento por abuso principalmente de cocaína en programas subvencionados por el estado, lo que representó casi 38,3% de los internados para tratamiento.

La más alta prioridad del NIDA en materia de investigación es encontrar un medicamento que impida o reduzca notablemente los efectos de la cocaína, para usarlo como parte de un programa integral de tratamiento. Investigadores patrocinados por el NIDA también están estudiando medicamentos que ayuden a aliviar las grandes ansias de consumir droga que sufren a menudo las personas cuando están sometidas a tratamiento por adicción a la cocaína. Actualmente seinvestigan varios productos para probar su suinocuidad y eficacia para tratar la adicción a la cocaína.

Además de los tratamientos farmacológicos, las intervenciones para modificar el comportamiento, especialmente la terapéutica cognoscitiva del comportamiento, pueden resultar eficaces en reducir el uso de drogas en los pacientes tratados por causa de abuso de cocaína. La prestación de servicios terapéuticos en una combinación óptima para cada persona reviste importancia crítica para el éxito de los resultados del tratamiento.

Alcance del uso

Estudio de observación del futuro (MTF) **

El estudio de observación del futuro evalúa las proporciones del uso de drogas por adolescentes y adultos jóvenes en todo el país.

  • La proporción de estudiantes de último año de secundaria que han usado cocaína al menos una vez en la vida ha aumentado de un mínimo de 5,9 por ciento registrado en1994 a 8,7 por ciento en 1997, pero esta cifra es menor que la máxima de 17,3 por ciento registrada en 1985. El uso corriente (en el último mes) de cocaína por este grupo de estudiantes disminuyó de 6,7 por ciento en 1985 a 2,3 por ciento en 1997. Además en 1997, 7,1 por ciento de los estudiantes de 10o grado habían usado cocaína al menos una vez, lo que significa un aumento en relación con la cifra de 3,3 por ciento registrada en 1992. El porcentaje de estudiantes de 8o grado que usaron cocaína alguna vez en su vida ha aumentado de 2,3 por ciento en 1991 a 4,4 por ciento en 1997.

  • En 1995, 3,6 por ciento de los estudiantes universitarios egresados de la escuela secundaria de 1 a 4 años antes habían usado cocaína en el último año, y 0,7 por ciento, en el último mes.

Uso de cocaína por estudiantes, 1997:
Estudio de observación del futuro

8 grado

10 grado

12 grado

Usaron alguna vez

4,4%

7,1%

8,7%

Usaron en el último año

2,8

4,7

5,5

Usaron en el último mes

1,1

2,0

2,3

Usaron a diario

0,1

0,1

0,2

Grupo de Trabajo Epidemiológico Comunitario (CEWG)t

Aunque los datos demográficos continúan mostrando que la mayoría de los usuarios de cocaína son adultos mayores adictos a la cocaína crack que viven en el centro de la ciudad, informes aislados en el terreno indican que hay nuevos grupos de usuarios: adolescentes que, en algunas ciudades, fuman crack junto con marihuana; usuarios de crack hispanos en Tejas; y, en la zona de Atlanta, usuarios de clorhidrato de cocaína en los suburbios de clase media, y mujeres en sus treinta que no tienen historia previa de haber usado drogas.

Encuesta domiciliaria nacional sobre abuso de drogas (NHSDA)tt

En 1996, aproximadamente 1,7 millones de estadounidenses usaban cocaína corrientemente (por lo menos una vez al mes). Esto significa 0,8 por ciento de la población de 12 años de edad o mayor. De estos, aproximadamente 668,000 usaban crack. La mayor tasa de uso corriente de cocaína en 1996 fue la de estadounidenses entre 18 y 26 años de edad (2,0 por ciento). La tasa de uso por este grupo de edad fue significativamente mayor en 1996 que en 1995, cuando era 1,3 por ciento.

* Recursos y servicios estatales relacionados con los problemas del alcohol y otras drogas para el ejercicio económico de 1995: análisis de datos sobre el perfil estatal de abuso de alcohol y drogas, redactado por la Asociación Nacional de Directores [de Programas] Estatales contra el Abuso de Alcohol y Drogas (NASADAD), julio de 1997. Usted puede obtener copias llamando a la NASADAD al 202-293-0090.

** El estudio de observación del futuro (MTF) es una encuesta anual sobre uso de drogas y actitudes conexas de los adolescentes en Estados Unidos que comenzó en 1976. La encuesta la realiza el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan bajo los auspicios del NIDA. Puede obtener copias de la encuesta más reciente llamando al Centro Nacional de Información sobre Alcohol y Drogas, al 1-800-729-6686.

La Cocaina Abuso y Adicción

El Grupo de Trabajo Epidemiológico Comunitario (CEWG) es una red de investigadores patrocinados por el NIDA en 20 importantes zonas metropolitanas de los Estados Unidos y países extranjeros seleccionados que se reúnen dos veces al año para discutir sobre la epidemiología actual del abuso de drogas. El informe más reciente del Grupo de Trabajo Epidemiológico Comunitario es Tendencias epidemiológicas del abuso de drogas, volúmenes I y II, diciembre de 1996. al 1-800-729- 6686.(e.e.u.u.)tt La encuesta domiciliaria nacional sobre abuso de drogas (NHSDA) es una encuesta anual realizada por la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y de Salud Mental. Puede obtener copias de la encuesta más reciente llamando al Centro Nacional de Información sobre Alcohol y Drogas,

¿Qué es la cocaína?

La cocaína es un estimulante extremadamente adictivo que afecta directamente al cerebro. La cocaína ha sido llamada la droga de los ochenta y noventa por su gran popularidad y uso durante esas décadas. Sin embargo, la cocaína no es una droga nueva. En realidad, es una de las drogas más antiguas. La sustancia química pura, el clorhidrato de cocaína, se ha venido usando por más de 100 años, mientras que las hojas de la cocaína se han ingerido por miles de años.

A mediados del siglo diecinueve, se extrajo por primera vez la cocaína pura de la hoja de la planta "Eritroxilon", que crece principalmente en Perú y Bolivia. A principios del siglo veinte, la cocaína se convirtió en el ingrediente principal en la mayoría de los tónicos y elíxires que se crearon para tratar numerosas enfermedades. En la actualidad la cocaína es una droga clasificada bajo la Lista II ("Schedule II"), lo que significa que se considera que hay un gran potencial para su abuso, pero que puede ser administrada por un doctor para usos médicos legítimos, o sea, como anestesia local para ciertos tipos de cirugías de los ojos, oidos y garganta.

Básicamente hay dos formas químicas de la cocaína: el clorhidrato de sal y las cristales de cocaína ("freebase"). El clorhidrato de sal, o la forma en polvo de la cocaína, se disuelve en el agua, y cuando se abusa, puede ser usada en forma intravenosa (en la vena) o intranasal (por la nariz). El "freebase" se refiere a un compuesto que no ha sido neutralizado por ácido para producir clorhidrato de sal. La forma "freebase" de la cocaína se puede fumar.

La cocaína usualmente se vende en la calle en forma de un polvo blanco, fino y cristalino que se conoce como "coke" o coca, "C", "snow" (nieve), "flake" (copo) o "blow" (golpe). Los traficantes generalmente la mezclan con otras sustancias, tales como maicena, talco y/o azúcar; o con ciertas drogas como la procaína (una anestesia local de composición química parecida); o con otros estimulantes, como las anfetaminas.

¿Qué es el "crack"?

Crack es el nombre callejero que se le da a los cristales de cocaína ("freebase"), al procesar la cocaína en polvo para convertirla en una sustancia que se pueda fumar. El término "crack" se refiere al sonido crujiente que se escucha cuando se fuma esta mezcla. La cocaína "crack" se procesa con amonia o bicarbonato de sodio y agua, y se la calienta para eliminar el clorhidrato.

Dado que el "crack" se fuma, el usuario siente euforia en menos de diez segundos. Debido al efecto tan rápido, casi inmediato de euforia que produce esta droga, se hizo muy popular en los años ochenta. Otra razón para su popularidad es que no cuesta mucho procesarlo ni comprarlo.

¿Cuál es el alcance del uso de la
cocaína en los Estados Unidos?

El estudio de la Encuesta Domiciliaria Nacional sobre el Abuso de las Drogas (NHSDA) en el año 1997, estima que alrededor de 1.5 millones de americanos (0.7 por ciento de la población de 12 años de edad en adelante) usaban cocaína en ese año. Estas cifras no han cambiado mucho desde 1992, a pesar de que sí han bajado dramáticamente si se les compara con los 5.7 millones de adictos (3 por ciento de la población) que existían en 1985. Basándose en una información adicional que incluye a los adictos que no se consideraron en el reporte de la NHSDA, la Oficina de Política Nacional sobre el Control de Drogas estima que el número de consumidores habituales es de 3.6 millones.

Los mayores consumidores de cocaína se encuentran en la población entre los 18 a 25 años de edad. En general, los hombres usan la cocaína más que las mujeres. También, de acuerdo con el estudio de 1997 de la NHSDA, la proporción del uso es de 1.4 por ciento de afroamericanos, 0.8 por ciento de hispanos, y 0.6 por ciento anglosajones.

En la actualidad, el "crack" continúa siendo un serio problema en los Estados Unidos. El estudio de la NHSDA de 1997 estima que habían unos 604,000 adictos a la cocaína, lo que no refleja un cambio significante de los que existían en 1988.

El reporte de 1998 del Estudio de Observación del Futuro, entidad que anualmente encuesta las actitudes de los adolescentes y el uso reciente de drogas, informa que el uso de "crack" tanto el del año anterior como el de por vida, aumentó en el grupo de niños de octavo grado, llegando a la cifra más alta desde 1991, que fue el primer año para el cual se tiene cifras para este grupo. El porcentaje de alumnos del octavo grado que reportan haber probado el "crack" por lo menos una vez en su vida, aumentó de un 2.7 por ciento en 1997 a un 3.2 por ciento en 1998. El uso de "crack" durante el año anterior también aumentó ligeramente en este grupo, a pesar de que no hubo cambios en los demás grados.

La información de la Red de Alerta sobre Abuso de Drogas (DAWN) indica que, después de haber aumentado 78 por ciento entre 1990 y 1994, las visitas a las salas de emergencia, que fueron relacionadas a la cocaína, se mantuvieron al mismo nivel entre 1994 y 1996, con 152,433 episodios ligados a la cocaína reportados en 1996.