Drogadicción

Ciencias sociales. Drogas. Drogadicto. Causas. Efectos. Prevención. Tratamiento. Alternativas. Dependencia

  • Enviado por: Marcelo Argoti Y Wilber Burbano
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 24 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

 

LA DROGADICCIÓN

ÍNDICE

 

CAPÍTULO I: LAS DROGAS pags

 

1.1.- ¿Qué son las drogas ?............................................................. 1

 

1.2.-¿Desde cuándo existen las drogas.......................................... 2

 

1.3.- Historia de las drogas............................................................ 2

 

CAPÍTULO II: LA DROGADICCIÓN

 

2.1.- ¿Qué es drogadicción?........................................................... 4

 

2.2.- Causas de la drogadicción..................................................... 4

 

2.3.- Efectos de la drogadicción................................................... 7

 

CAPÍTULO III: EL DROGADICTO

 

3.1.- ¿ Qué es un drogadicto ?..................................................... 10

 

3.2.- Tipos de drogadicto............................................................. 10

 

3.3.- Dependencia y tipos de dependencia................................. 11

 

3.4.- Motivaciones para el uso indebido de drogas

y tipos de consumidores..................................................... 11

 

CAPÍTULO IV: PREVENCIÓN, ALTERNATIVAS

Y TRATAMIENTO

4.1.- Prevención......................................................................... 13

4.1.1.-¿Qué significa Prevención?

4.1.2.-Niveles de Prevención de la drogadicción.

 

4.2.- Alternativas..................................................................... 14

4.3.- Tratamiento de las Taxicomanías................................ 16

4.3.1.- ¿Qué es toxicomanía?

4.3.2 .-Tratamiento

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

 

BIBLIOGRAFÍA

 

 

 

CAPITULO I :

LAS DROGAS

 

 

1.1 ¿QUÉ SON LAS DROGAS?

 

Es difícil definir qué es una droga, ya que existen distintas opiniones al respecto.

En el diccionario Larousse se las define de esta manera: “Substancias minerales, vegetales o animales, de efecto estimulante,. Deprimente o narcótico”. Cuando se las emplea en medicina, cumplen benéfica acción; surge el problema, el instante que se las utiliza con fines prohibidos.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como droga a toda sustancia, que pude ser medicinal o no, que se introduce en el organismo por cualquier vía: oral, endovenosa, intramuscular, respiratoria, epidérmica, y que tiene la capacidad de acción sobre el sistema nervioso central, promoviendo efectos físicos, emocionales, sensoriales o de intelecto y por cierto alteraciones del psiquismo.

 

Por lo general los efectos conllevan sensaciones de bienestar de la relajación o euforia, y otros más específicas según el tipo de droga y el modo en que se toma (alucinaciones, sentimientos de poder, desinhibición, etc.). Estos efectos no son siempre los mismos y dependen en gran medida de las expectativas de cada individuo de su estado de ánimo de la compañía y del contexto general en que se toma la droga. También influye la capacidad del sujeto para dirigir la experiencia, pudiendo variar mucho el efecto de unos individuos a otros y de uno a otro momento o situación. A veces pueden producirse, no obstante, sensaciones contrarias a las esperadas, y aun francamente desagradables y angustiosas, pero también cabe que no se produzca efecto alguno.

 

En base a la definición dada, deben considerarse drogas únicamente a sustancias tales como la cannabis, la cocaína, el LSD, el opio, heroína y otros derivados. Pero los científicos coinciden en que también lo son el alcohol, el tabaco, el café, las anfetaminas, los barbitúricos y otros psicofármacos de uso corriente. Sin embargo, tradicionalmente sólo se ha considerado como drogas a las primeras, mientras que las segundas, cuyo consumo se encuentra bastante generalizado, han contado con la tolerancia de la sociedad. Esto sucede porque cada cultura tiene aceptado y perfectamente integrado el uso de algunas drogas, y reacciona de un modo refractario al consumo de otras no conocidas. Se busca la evasión, el placer, la felicidad. A la postre, queda tan solo la resaca de infortunio, conflicto, desolación y, en no raras ocasiones, muerte.

 

1.2 ¿DESDE CUANDO EXISTEN LAS DROGAS?

 

Se han encontrado datos de 4.000 a 5.000 a C. Que atestiguan el consumo de drogas y de alcohol.Al principio, las drogas se consumían por la creencia de que sus efectos provenían de los dioses y de un poder superior.

 

El hombre al comprobar sus efectos sorpresivos y espectaculares, propició su consumo en ceremonias religiosas. De este modo, el uso quedó reservado a los poderosos: reyes favoritos, gobernantes, jefes de sectas caudillos y sacerdotes.

 

1.3 HISTORIA DE LAS DROGAS

 

En todas las épocas el hombre ha consumido diversas drogas, extraídas de plantas que crecían en su medio natural, con la finalidad de ayudarse en su lucha contra la fatiga, la angustia y el dolor o de procurarse nuevas sensaciones y formas de placer. Esto ha ocurrido en todas las culturas y en todas las partes del mundo. Por ejemplo, en la antigua civilización sumeria ya se consumía opio, hace miles de años también se fumaba este producto en China y en otros países del Lejano Oriente. En las naciones islámicas, la cannabis en la droga secular, mientras que el alcohol esta prohibido y perseguido. En grandes zonas de América Central y del Sur se encuentra muy extendido el consumo de hojas de coca entre numerosas tribus que utilizan, además alucinógenos en sus fiestas religiosas y en las grandes celebraciones.

Generalmente cada cultura tiene un tipo de droga que acepta y permite dicha droga se utiliza en las relaciones sociales, en las ceremonias religiosas, en el trabajo o bien durante el tiempo de ocio. Los individuos que integran cada tipo de cultura aprenden a utilizar estas drogas, saben que dosis son adecuadas, cuáles son sus efectos, qué ocurre en casos de sobredosis, y qué riesgos o peligros pueden acarrear un consumo prolongado. En definitiva, aprenden a usarlas de un modo racional, selectivo y controlado.

 

La cultura occidental tienen un comportamiento similar frente a las drogas tradicionales y reconocidas, como son el tabaco y el alcohol. Sin embargo, otros tipos de drogas, que pueden ser consumidos legalmente y sin problemas en otras culturas, están prohibidos en América y Europa. La legalidad de una droga determinada no depende, por tanto, de sus efectos reales o potenciales, sino de problemas de tradición cultural y de los grandes interese económicos que promueven su consumo.

 

Durante los siglos XVI y XVII, y como consecuencia de los descubrimientos geográficos producidos por el auge de la navegación, llegaron a Europa, importados de otros continentes, el tabaco, el café y el té, cuyo consumo se extenderá rápidamente. Estas sustancias fueron incorporándose poco a poco a los sociales diarios, auque en los primeros tiempos de su introducción alguna de ellas fuera rechazada e incluso perseguida.

 

Otros tipos de drogas, como los opiceos, cannabis y alucinógenos, han tenido menor difusión, y hasta mediados de este siglo sólo se han utilizado en círculos restringidos, sin que llegasen a constituir un problema social grave. Pero en los últimos veinte años se ha difundido de forma masiva el consumo de estos tipos de drogas entre los jóvenes, así como los psicofármacos. También han hecho su aparición nuevos alucinógenos y otras drogas sintéticas o productos derivados de laboratorio, como, por ejemplo de heroína y el LSD.

 

 

 

 

 

CAPÍTULO: II

LA DROGADICCIÓN

 

2.1.-¿QUÉ ES LA DROGADICCIÓN?

 

La drogadicción es una enfermedad crónica progresiva, de origen social y familiar, con consecuencias individuales y que si no se trata puede ser mortal. Es la adicción, la dependencia de una droga. A veces se utilizan otras palabras como drogodependencia que significa dependencia de una droga, o toxicomanía, que quiere decir lo mismo. La drogadicción implica un vínculo enfermo entre un individuo y la droga. Drogadicto es una persona que ha perdido su libertad ante la droga. Se h a habituado, se ha acostumbrado a ella de tal modo que ya, aunque quiera, no puede dejar de consumirla. No puede prescindir de ella.

 

2.2.-CAUSAS DE LA DROGADICCIÓN

 

El consumo de drogas es un fenómeno multicausal ya que en él inciden una serie de factores en el ámbito personal, familiar, escolar, social y cultural, por lo tanto no existe sólo una manera de abordarlo.

 

Abordaremos cada una de las causas desde diferentes perspectivas para tener una mejor visión de lo que este flagelo puede ocasionar.

 

a)      La curiosidad de lo prohibido. La curiosidad, importantísima en todos nuestros descubrimientos en la vida, es mucho más fuerte si se trata de materia prohibida. Las drogas son ilegales, están prohibidas por la sociedad y por las personas mayores, contra quienes el joven se rebela por naturaleza, y mucho más ahora, ya que culpa a esos mayores de haber “organizado” este mundo loco y amenazador en que vivimos. Por eso, la primera hierba, rodeada de misterio y de prohibición, se hace intensamente atractivo.

 

b)      El gregarismo. Todos sabemos que el adolescente y el joven, por una parte, se rebelan contra las generaciones anteriores, pero, por otra, sienten la necesidad, a veces angustiosa, de ser aceptados en el grupo o pandilla de sus iguales. Es una necesidad muy profunda, surgida de la tendencia a relacionarse, que, es el impulso más profundo del ser humano, más que el instinto sexual.

 

c)      El placer. Al principio por curiosidad, después por la necesidad de ser aceptados, muchos fuman el primer cigarrillo de marihuana o toman el primer (ácido) o cocaína sin ningún gusto, incluso con desagrado. Pero después de unas cuantas experiencias empieza a gustarles. La nueva sensación de ingravidez, o al menos ligereza, de la marihuana; la euforia loca del alcohol; la nueva energía y vitalidad artificial de las anfetaminas o cocaína; el descubrimiento de nuevos colores y sonidos en las alucinaciones del LSD; el (placer total) producido por la heroína, son sensaciones placenteras distintas, de gran intensidad, que terminan por atrapar en serio al que empezó jugando

 

d)      La evasión. Hay que reconocer que el mundo que estamos legando a las generaciones jóvenes no es atractivo ni agradable, sino injusto y duro.

Ante esos pavorosos problemas comunes y ante los pequeños problemas individuales (exámenes suspendidos, fracasos sentimentales, dificultades económicas), el joven tiende, con cobardía, pero con cierta lógica, a evadirse. Y la evasión más cómoda y más rápida, aunque al final resulte la más destructiva, es la droga. Una vez que ha escapado por esa puerta falsa, ¡qué difícil es que quiera volver a enfrentarse con valentía a la dura, terrible y hermosa realidad!.

 

e) Búsqueda de nueva creatividad. Algunos escritores, pintores o músicos han los alucinógenos para despertar o expandir sus poderes creativos, abriéndolos a nuevos horizontes. En la misma línea, por la energía y vitalidad que proporciona, algunos llaman a la cocaína “la droga de los ejecutivos y de los políticos”.

Algunos jóvenes, impresionados por estas falacias, recurren también a la droga, esperando encontrar en ella esa “sabiduría oculta”. Pero lo que encuentran es una combustión rápida de sus organismos, espoleados despiadadamente, y una destrucción rápida de sus cerebros.

 

f) Los traficantes. Las cinco causas citadas hasta ahora son interiores al posible drogadicto: son miedos, deseos, ilusiones de su corazón. Pero hay que añadir, como impulso importantísimo para explicar la extensión aterradora del consumo de drogas, una causa externa: la avaricia de los traficantes. Con el cannabis o marihuana, la ganancia es mucho más reducida, pero el número de traficantes es infinitamente mayor: cualquier alumno que vende un cigarrillo de marihuana a un compañero es un traficante, aunque sólo lo haga para obtener dinero.

Actualmente, la droga es el negocio número uno de la mafia internacional. Y la finalidad clara de esa mafia es, según una circular interceptada por la Policía norteamericana, llevar al mayor número posible de adictos hacia la heroína, verdadero “castillo de irás y no volverás”, el callejón sin salida, que produce los más saneados dividendos a los traficantes mientras dure la vida del adicto.

 

g)    La ausencia de centros recreativos y culturales o de actividades interesantes bloquea los cauces de expresión de la juventud.

 

h)    El sistema sanitario abusa de la receta de psicofármacos, utilizados en su mayoría sin verdadera necesidad y que constituyen generalmente el primer eslabón hacia el consumo de drogas.

 

Por estos y muchos otros motivos, los individuos llegan a drogarse y crece cada vez más porque la gente cree que con el uso de ellas se solucionan todos los problemas, se mitigan los pesares, se puede amar intensamente, se vuelve más intelectual, se encuentra paz, hay más potencialidad sexual y se gana energía; que es una protesta a las crueldades de la sociedad.

 

 

 

 

2.3-EFECTOS DE LA DROGADICCIÓN

 

1.- Consumir una sola vez, también tiene riesgos. Una sola borrachera puede provocar una intoxicación severa y, una sobredosis puede ocasionar graves daños físicos, incluso la muerte.

 

2.- Creer que consumir sólo los fines de semana no es riesgoso es un grave error, pues si sumas los días de fin de semana en todo un año te darás cuenta que son muchos días. Si a esto le agregas que, por lo general, los jóvenes están consumiendo grandes cantidades, al sumarlo reconocerás que es muchas más la cantidad consumida de lo que pensabas.

 

3.- Todas las drogas pueden producir dependencia. Si necesitas consumir drogas para divertirte, bailar, conversar con tus amigos/as, evadir situaciones problemáticas, olvidar problemas emocionales, es probable que después de un tiempo ya no sepas disfrutar, salir, conquistar, solucionar algún problema, sin drogas. Tienes un alto riesgo de ser dependiente, por lo tanto pide ayuda.

 

4.- Si mezclas diferentes drogas (por ejemplo alcohol y marihuana, y cocaína), los riesgos son más grandes, pues sometes a tu sistema nervioso a verdaderas sacudidas contradictorias. Las mezclas de drogas hacen que los efectos de éstas se multipliquen con riesgo, incluso, de provocar la muerte. Si algo así te ocurre debes acudir rápidamente al servicio de salud de urgencia más cercano.

 

5.- Las drogas ilegales pueden estar adulteradas, cosa que frecuentemente hacen los traficantes para ganar más dinero, los que las hace más tóxicas aún.

 

6.- Si has tenido problemas psicológicos o tienes antecedentes genéticos, el consumir drogas te hace más vulnerable a que se te desaten graves trastornos mentales.

 

7.- En todos los países hay drogas que son ilegales, y su consumo está sancionado. Si eres sorprendido, corres el riesgo de ser detenido.

 

8.- Muchos comportamientos son más peligrosos bajo los efectos de las drogas: conducir un auto o una moto, tener contactos o relaciones sexuales sin medir las consecuencias, crear problemas de convivencia en la familia, involucrarse en peleas y actos de violencia callejera.

 

9.- Múltiples son los estragos que causan tanto en lo biológico como en los psíquico, y según el tipo de droga y la estructura orgánica del individuo los efectos pueden ser mayores. En todo caso, es evidente que toda droga altera la personalidad del consumidor.

 

10.- Las personas que atraviesan por los estados depresivos, de fatiga física y psíquica previos, recurren a las anfetaminas por ser drogas que despiertan euforia y cuando ingieren mayores dosis no obtienen bienestar ni fortaleza alguna sino que aumenta la angustia y la fatiga, por lo que se ven obligados a seguir drogándose cada vez más ya que las anfetaminas producen tolerancia. En ocasiones se presentan delirios de persecución y regresión. El uso prolongado de estas drogas pueden ocasionar hepatitis y abscesos de la piel. El exceso altera el ritmo cardiaco y causa la muerte.

 

11.- Asimismo hay personas que no pueden conciliar el sueño por desajustes orgánicos o por fuertes preocupaciones y, para lograrlo, emplean barbitúricos, los mismos que producen intoxicación que se manifiesta por una debilidad motriz, dificultad de habla y de pensar; además, disminuye la capacidad de comprensión. Si persiste el uso de la droga, crea en el sujeto una dependencia física. Cuando interrumpe el empleo de barbitúricos siente marcada ansiedad, delirios y alteraciones en las percepciones.

 

12.- El uso de la marihuana causa en los individuos un aumento de las pulsaciones, sequedad de la boca, los ojos se enrojecen; no mantienen una buena coordinación muscular, a veces hay aumento en el apetito. En el aspecto psíquico se nota una baja de nivel de atención, la fluidez verbal es variables y la noción del tiempo se distorsiona. Muchos sienten que su cuerpo se va desintegrando y reaccionan con un profundo miedo y pánico. En los universitarios y colegiales aparece el “síndrome emotivacional” o abandono de los estudios, que lo describe como un cambio de personalidad en la que el individuo pierde todo interés y se vuelve apático, no logra concentrarse en lo que realiza, no tolera frustraciones, permanece tranquilo y anulado emocionalmente.

 

13.- Las personas ansiosas de experiencias más intensas y llevadas por un deseo de aventura y de fuga del mundo real que las rodea, emplean drogas mucho más potentes y peligrosas, como el LSD; sus efectos se observan en la dilatación de las pupilas, aumento de la presión sanguínea, mayor frecuencia respiratoria y frío superficial. También muchas anormalidades congénitas, físicas y mentales en los descendientes, debido a la ruptura o cambios en la estructura química de los cromosomas. En el aspecto psíquico se presentan alteraciones más agudas, como en la percepción, pues hay personas que ven cosas que no existen o que cambian de forma y colorido; algunos olvidan las cosas y las situaciones y les parece todas absolutamente como nuevas. Muchos viven ilusiones dinámicas al apreciar que se mueven los seres inertes, bailan las rocas, se ríen las mesas, etc.; otros en cambio sienten volar, quemarse, hundirse. El delirio de persecución, el pánico y la angustia muchas veces los lleva al suicidio. Es frecuente la muerte por accidentes debido a que se deforma la realidad, se cortan o dilatan los espacios de los graderíos y de las calles; por ejemplo, algunos escuchan sonidos persistentes y muy fuertes que los desespera. Hay quienes pierden la noción de su identidad hallándose confundidos una gran parte del tiempo; en ocasiones se tornan muy sensibles y en otras muy explosivos. En lo tocante a la esfera sexual el LSD, al igual que otras drogas, constituye a veces un desinhibidor, es decir, que drogado perderá el temor a las relaciones con el sexo opuesto, pero más produce un efecto contrario, convirtiéndose el LSD en un inhibidor debido a que toda la acción química de la droga obliga al individuo a permanecer absorbido en sí mismo y no en las demás personas que le rodean, por lo que prácticamente hay disminución de la agresividad y de la potencia sexual. Los que se habitúan al LSD corren el riesgo de padecer de sicosis, demencia y depresión aguda.

 

 

 

 

 

CAPÍTULO III:

EL DROGADICTO

 

3.1 ¿QUÉ ES UN DROGADICTO?

 

También se los denomina toxicómanos, sus vidas se centran en el consumo, y no pueden controlar el uso de la droga. A corto o largo plazo pueden presentar trastornos psíquicos o físicos. Tienden a la recaída tras períodos de abstinencia y tras la curación de los transtornos de la privación.

 

Se pueden decir que todos los individuos desajustados en su personalidad, sea momentáneamente o en forma persistente, tienden al consumo de drogas como el medio más apropiado para solucionar sus problemas, de cualquier índole que éstos fueren; lo que significa que todo individuo aún mucho antes de iniciarse en el consumo de drogas, ya es un ser cuya personalidad no es normal, situación que puede aceptar conscientemente, pero en la mayoría de los casos acciona el inconsciente, pero en la mayoría de los casos acciona el inconsciente no permitiéndole percatarse de su yo disminuido. En esta situación quedan involucrados hombres y mujeres, adultos y seniles, jóvenes y adolescentes.

 

3.2.-TIPOS DE DROGADICTOS

 

Hay varios tipos de drogadictos:

-         Consumidor ocasional: Tiene contacto con la droga en forma esporádica.

-         Abusador de drogas: Es quien consume drogas con mayor frecuencia que el anterior, frente a distintas circunstancias, en distintos momentos del día, pero que aún puede tolerar intervalos libres de droga.

-         Droga dependiente: En este estado la persona tiene necesidad imperiosa de tener la droga en el organismo.

 

3.3 DEPENDENCIA Y TIPOS DE DEPENDENCIA

 

Dependencia: Es la situación provocada por el consumo continuado de una droga, que obliga a seguir tomándola para sentir sus efectos psíquicos o para evitar el malestar que supone su privación.

 

Existen dos tipos de dependencia:

-         Psíquica: es como una dependencia mental. Cuando falta la droga se produce una sensación de malestar, de insatisfacción.

-         Física. La dependencia abarca no sólo la mente, sino también el cuerpo. Cuando falta la droga no sólo le desea, sino que aparece una serie de trastornos físicos, más o menos intensos, según el tipo de droga a la que se esté sometido.

 

3.4.- MOTIVACIONES PARA EL USO INDEBIDO DE DROGAS Y TIPOS DE CONSUMIDORES.

 

Se distinguen varias categorías de consumidores y para cada una de ellas, una serie de motivaciones y características.

 

1.- Consumidores experimentales: son los que prueban una o más veces una o varias drogas capaces de producir dependencia sin continuar usándolas después.

 

Motivaciones principales:

a)      La curiosidad

b)      La búsqueda del placer

c)      La presión del grupo de pares

d)      La atracción de hacer algo prohibido

e)      Afirmar su independencia

 

2.- Consumidores Ocasionales: Consumen drogas de vez en cuando, de forma intermitente, sobre todo en reuniones sociales y fiestas.

 

Motivaciones:

a)      Relajarse, sentirse bien

b)      Relacionarse con los demás

c)      Estimularse para preparar exámenes

d)      Estar a la moda

e)      Violar las normas

 

3.- Consumidores habituales. Acostumbran tomar una droga con cierta regularidad.

 

Motivaciones:

a)      Experimentar sensaciones placenteras

b)      Necesidad de ser aceptados

c)      Búsqueda de identidad

d)      Distraerse de la sociedad

e)      Olvidarse de los problemas

f)        Expresar independencia

 

4.- Consumidores compulsivos o farmacodependientes.

 

-         Funcionales son los que necesitan cierta dosis de una droga para poder funcionar adecuadamente en sociedad.

.

-         Disfuncionales son los que han dejado de funcionar adecuadamente en la sociedad.

 

 

 

CAPÍTULO IV:

PREVENCIÓN, ALTERNATIVAS Y TRATAMIENTO

 

4.1.-PREVENCIÓN

 

4.1.1 ¿Qué significa Prevención?

 

Las ideas de prevenir o prevención poseen una gran variedad de significados, todas ellas muy válidas e indicativas de las acciones a seguir.

 

Prevenir significa “antes de venir”, es decir, actuar para que un problema no aparezca o al menos para disminuir sus efectos. También igualmente significa: preparación, organización, aviso, perspectiva, disponer con anticipación, prever.

 

Prevención implica: investigación, conocimiento de la realidad, reflexión, planificación, precaución, evaluación, trabajo en equipo, visión de conjunto, enriquecimiento de los conocimientos, iniciativa, creatividad.

 

Esto se puede aplicar no sólo a la política preventiva de un país, sino también al plano individual, familiar, comunal.

 

De ahí que prevenir quiere decir “estar capacitado y dispuesto a evitar los riesgos o las consecuencias que un problema pueda producir, significa asimismo crear las condiciones positivas para la convivencia social y familiar.

 

Además, es el proceso mediante el cuál el ser humano, individual o colectivamente, se interesa y adquiere en su formación integral la capacidad para anticipar los problemas con respuestas creativas y ajustadas a la realidad.

 

Podríamos entender el fin de la prevención como la promoción del bienestar y desarrollo humano. Procura y enfatiza el desarrollo de las potencialidades.

 

4.1.2 Niveles de prevención de la drogadicción

 

- La Prevención Primaria: Se dirige a los consumidores y a usuarios ocasionales o sociales. Se trata de prevenir, en el sentido más amplio de la palabra. El objeto es evitar la aparición del problema. Se dirige por esto, a padres, docentes, jóvenes etc.

 

- Prevención Secundaria: Su objetivo es descubrir a acabar con un problema lo antes posible o remediarlo parcialmente. Intenta, sobre todo, la detección precoz del consumo, así como la atención inmediata a sus posibles consecuencias.

 

- Prevención Terciaria: Pretende detener o retardar la evolución de un problema y sus consecuencias. Se dirigen a las personas que ya dependen física y/o psicológicamente de las drogas. En este sentido, abarca problemas sociosiquiátricos, terapia y rehabilitación psicológica, así como la reinserción social y profesional.

 

4.2.-ALTERNATIVAS

 

A veces, los/as jóvenes prueban drogas por curiosidad, por estar bajoneados, o porque el grupo presiona para hacerlo. De ahí a consumir con mayor frecuencia y necesitarla hasta hacerse dependiente hay un corto camino que transitan sin darse cuenta.

 

Muchos/as jóvenes que abusan del alcohol creen que nunca serán alcohólicos/as, y muchos/as de los que usan drogas piensan que nunca serán drogodependientes. Todos ellos creen que controlan lo que consumen y que las dejaran cuando quieran.

 

Todas las personas que tiene problemas con las drogas comenzaron probando, luego tomando ocasionalmente, después un poco más a menudo... hasta que, casi sin darse cuenta, se fue convirtiendo en un hábito. En algún momento todos creyeron que controlaban lo que consumían.

 

-         Demuestra que los/as jóvenes no son tan sólo música acelerada y estridente, fiestas, superficialidad y drogas... Que no los/as motiva sólo pasarlo bien y divertirse. Existen muchas maneras de ser joven. Atrévete a mostrarte con todos tus recursos y potencialidades.

 

-         Confía en ti. Eres capaz de enfrentar las incertidumbres, las dudas, los problemas y los desafíos, sin necesidad de consumir alguna sustancia. Aunque muchas veces te equivoques, aprende a descubrir tus capacidades y a ejercitar tus habilidades manejando las situaciones conflictivas que se te presentan a lo largo de la vida.

 

-         Muestra tus potencialidades. Atrévete a usar toda tu energía; a ser creativo/a a, expresar ideas diferentes, innovadoras. Dar a conocer enérgicamente tus sueños e ideales.

 

-         Sé más ciudadano/a. No te margines; demuestra tu interés, opina y actúa frente a los problemas de nuestra sociedad. Participa a través de agrupaciones juveniles, centros de alumnos, clubes deportivos, grupos musicales.

 

-         Decide en libertad y en forma responsable. Eso quiere decir darse cuenta de lo que estás diciendo y aceptar las consecuencia. No cedas ante la presión de otros.

 

-         No te limites a divertirte a través de fiestas. Haz paseos al aire libre, deportes, anda al cine, teatro, a exposiciones... escucha música diferentes, lee más.

 

-         Cuestiona los mitos que circulan sobre las drogas (por ejemplo, que todos los jóvenes consumen drogas, que consumir sólo una vez no tiene riesgos).

 

-         Sé crítico/a: no olvides que las drogas son un objeto de consumo que nos intentan vender. ¿ Te has preguntado quién gana cuando las compramos y consumimos? ¿Consumir, es realmente rebelarse contra el sistema?.

 

-         Atrévete a vivir la aventura de soñar y construir tu propio proyecto de vida. Un proyecto no es una meta ni un premio al final del camino sino de los sueños permanentes de cómo quieres hacer tu v ida. Llena tu proyecto con elementos que te fortalezcan y protejan y saca y desecha aquello que te pone en riesgo y te causa dolor.

 

4.3.-TRATAMIENTO DE LA TAXICOMANIAS

 

4.3.1.-¿Qué es Toxicomanía.?

 

Es el estado de intoxicación crónica o periódica debido al consumo repetido de una droga. Se caracteriza por un fuerte deseo a seguir tomándola. En estos casos existe una tendencia a incrementar las dosis y se presenta una fuerte dependencia física y psíquica a los efectos de la droga. Si se suprime su consumo bruscamente aparecen graves trastornos físicos conocidos, en conjunto, como síndrome de abstinencia.

 

4.3.2.-Tratamiento

 

El tratamiento de los drogadictos constituye una ardua tarea que no siempre se ve coronada por el éxito. La realidad demuestra la gran cantidad de drogadictos que sufren recaídas y que vuelven al mismo grado de intoxicación inicial poco tiempo después de haber concluido el tratamiento de deshabituación.

 

En el tratamiento de las toxicomanías, cabe distinguir dos niveles claramente diferenciados: el tratamiento médico de resultados positivos en la mayoría de los casos y el tratamiento psicológico, este último de mayor complejidad, ya que implica la superación, por parte del adicto, de las motivaciones, tanto individuales como sociales, que le han conducido al consumo de droga y a la toxicomanía.

 

Un elemento indispensable previo a la terapia, será la voluntad explícita del toxicómano de abandonar la droga definitivamente. El tratamiento terapéutico no puede triunfar si no existe el deseo plenamente consciente de cambiar de vida, sin que ello suponga necesariamente la aceptación por parte del enfermo de las circunstancias sociales que lo impulsaron a drogarse.

 

La primera fase del tratamiento consistirá en lograr la deshabituación controlando los riesgos del “síndrome de abstinencia”, que, en el caso de las drogas duras sobre todo la heroína, puede ser realmente peligroso. Esta fase tiene que realizarse bajo el cuidado y dirección de especialistas, así como en centros médicos adecuados.

 

En la segunda fase, se requiere generalmente un tratamiento psicológico (psicoterapia), dado que los enfermos suelen presentar algunos trastornos de personalidad y dificultades en su capacidad de relacionarse sin la droga. Para facilitar el contacto interpersonal y la dinámica social suelen emplearse las terapias de grupo.

 

La tercera fase, simultánea a la anterior, intenta integrar al individuo en la vida social. Pero este objetivo trasciende, la mayoría de las veces, las posibilidades estrictamente terapéuticas, ya que depende de factores económicos y sociales, por lo que deberían intervenir también otros organismos. La ausencia de este requisito suele ser el factor que provoca el fracaso en la mayoría de los casos.

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

CONCLUSIONES:

1.      Las drogas antes se consumían en ceremonias religiosas, porque se creía que sus efectos provenían de un poder superior.

2.      Las drogas son sustancias que afectan a nuestro sistema nervioso, nos conducen a problemas y nos pueden producir la muerte.

3.      Las drogas pueden producir sensaciones contrarias a las que queremos experimentar.

4.      El efecto de las drogas depende del individuo y a veces del momento o situación que se encuentra.

5.      El alcohol, el tabaco, el café y otros psicofármacos, son drogas, que han contado con la tolerancia de la sociedad y su consumo se encuentra bastante generalizado.

6.      La drogadicción no es un vicio, es una enfermedad, que si no se trata puede ser mortal.

7.      La drogadicción nos lleva a una combustión rápida de nuestros organismos, y una destrucción rápida de nuestros cerebros.

8.      La droga es un negocio para la mafia, la misma que tiene como objetivo llevar al mayor número de personas hacia la adicción.

9.      El drogadicto busca la solución de sus problemas por medio del consumo de drogas y cuando quiere salir de la adicción, le resulta muy difícil ya que su organismo se adapta a ésta llegando a la dependencia.

10.  Al llegar a la dependencia, cuando llega a faltar la droga, se producen transtornos; que provocan al individuo una sensación de malestar.

11.  El consumo de una droga, por una sola vez, puede provocar la muerte, debido a una sobredosis.

12.  Al mezclar diferentes drogas, aumentan los riesgos, ya que el organismo se intoxica y los efectos de estas son más elevados.

13.  En nuestro país, como en el resto de países, las drogas son ilegales, por lo tanto podemos tener problemas con la justicia.

14.  Para realizar un tratamiento a un drogadicto se necesita de centros médicos adecuados, con la ayuda de especialistas.

RECOMENDACIONES:

 

  • Al tener un problema siempre debemos acudir a nuestros padres, para que nos ayuden a tomar decisiones correctas, ya que ellos van a buscar lo mejor para sus hijos .

  • Al caer en la drogadicción, tenemos que buscar ayuda recurriendo a especialistas o instituciones que traten el tema, por ejemplo Los Alcoholicos Anónimos, el CONSEP( Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas,

  • Tratemos de ocupar nuestro tiempo libre en cosas productivas y que ayuden a descubrir nuestras aptitudes. Ejm hacer deporte, leer libros, escribir. etc.

  • Sepamos escoger bien nuestras amistades, tomemos en cuenta que aquel que nos ofrece drogas no es un verdadero amigo, ya que nos está haciendo daño y se loseta haciendo él.

  • Plantiémonos un objetivo claro y preciso en nuestra vida y tratemos por todos los medios de alcanzarlo, así como también nuestros sueños e ilusiones.

  • El pertenecer a grupos juveniles especialmente nos ayuda mucho a formar nuestra personalidad, a relacionarnos con chicos de nuestra edad y así evitar caer en cualquier vicio.

  • Tratemos de divertirnos y vivir la vida sin drogas, ya que nuestra vida es el mejor regalo de Dios.

  •  

    BIBLIOGRAFÍA

    -         BARRIGA LÓPEZ, Franklin. Droga problema mundial. Ed Nacional.

    -         GEROSA, Guido. Los paraísos de las drogas. Ed Mensajero.

    -         SEGURA MORALES, Manuel. La delincuencia juvenil. Ed Mateu cromo.

    -         LÓREZ ESPINOZA, Homero. La droga. Ed Bayona.

    -         BASELGA, Antonio. Las drogas heroicas. Ed Mensajero.

    -         CASTILLO, Fernando. Consultor de psicología infantil y juvenil. Ed Océano.