Drogadicción y alcoholismo

Ciencias sociales. Drogas. Tipos. Alcohol. Adicción. Causas. Consecuencias

  • Enviado por: Rocio
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 38 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

¿QUE   ES  LA DROGADICCIÓN?

Las  Drogas  es toda  sustancia con efectos sobre el sistema nervioso central (psicotropa) que crea adicción, taquifilaxia y cuadros de abstinencia.

El término ha perdido sus antiguos significados de sustancia química (droguería), de fármaco (sustancia química con actividad terapéutica) y de psicotropo (sustancia con actividad farmacológica en el sistema nervioso central).

Los efectos psicotropos de las drogas son complejos y multiformes, variables según los estímulos ambientales.

Pueden clasificarse en euforizantes y excitantes (cocaína, anfetaminas, alcohol en su primera fase, nicotina en su segunda fase), relajantes, sedantes y depresores (opiáceos —heroína, morfina—, benzodiacepinas —ansiolíticos, relajantes musculares e hipnóticos—, alcohol en su segunda fase, nicotina en su primera fase, barbitúricos, Cannabis —marihuana—, inhalantes), y alucinógenos (LSD, peyote, fenciclidina).

La  Drogadicción  es la necesidad imperiosa de consumir droga regularmente (no ser capaz de moderar el consumo o suprimirlo). viene  deternidado por   estados  psicológicos  y en ocasiones físicos. 
 

Se caracteriza por la necesidad compulsiva de consumir una droga para experimentar sus efectos psicológicos. La adicción es una forma grave de dependencia en la que suele haber además una acusada dependencia física. Esto significa que el tóxico ha provocado ciertas alteraciones fisiológicas en el organismo, como demuestra la aparición del fenómeno de tolerancia (cuando son necesarias dosis cada vez más elevadas para conseguir el mismo efecto), o del síndrome de abstinencia al desaparecer los efectos. El síndrome de abstinencia se manifiesta por la aparición de náuseas, diarrea o dolor; estos síntomas son variables según el tóxico consumido. 

La dependencia psicológica, o habituación, consiste en una fuerte compulsión hacia el consumo de la sustancia, aunque no se desarrolle síndrome de abstinencia.

Pueden controlarse con medidas terapéuticas sintomáticas o substitutivas (sustancias menos nocivas, de efectos parecidos, que se retiran progresivamente). 

Pero  hay veces  que  es demasiado tarde  para  su tratamiento.

¿Que es La Adicción?

La adicción es una forma grave de dependencia en la que suele haber además una acusada dependencia física.

Esto significa que el tóxico (algún tipo de Droga) ha provocado ciertas alteraciones fisiológicas en el organismo, como demuestra la aparición del fenómeno de tolerancia (cuando son necesarias dosis cada vez más elevadas para conseguir el mismo efecto), o del síndrome de abstinencia al desaparecer los efectos. 

El síndrome de abstinencia se manifiesta por la aparición de náuseas, diarrea o dolor; estos síntomas son variables según el tóxico consumido. La dependencia psicológica, o habituación, consiste en una fuerte compulsión hacia el consumo de la sustancia, aunque no se desarrolle síndrome de abstinencia.

Los científicos utilizan con frecuencia las pruebas en animales de laboratorio para intentar deducir la capacidad adictiva de los tóxicos: los que el animal se autoadministra repetidamente son considerados como sustancias con alto poder adictivo, ya que tienen propiedades de refuerzo positivo. 

Entre éstos están algunos de los tóxicos de mayor consumo: el opio, el alcohol, la cocaína y los barbitúricos. Otras drogas como la marihuana y los psicofármacos, producen hábito en los seres humanos a pesar de no tener propiedades de refuerzo positivo en los animales de experimentación

Tipos  de Drogas

Los tóxicos de uso más frecuente, con excepción del alcohol y del tabaco, se clasifican en seis categorías principales: opioides u opiáceos, hipnótico-sedantes, estimulantes, alucinógenos, Cannabis e inhalantes.
Opiáceos 

La categoría de los opiáceos incluye a los derivados del opio, como la morfina, la heroína y los sustitutos sintéticos, como la metadona

Drogadicción y alcoholismo
¿Qué es la cocaína?
La cocaína es el más poderoso estimulante del sistema nervioso que proviene de sustancias naturales. Es un alcaloide que se extrae de las hojas de la planta Erthroxilon coca, originaria de América del Sur y se presenta como un polvo compuesto por pequeños cristales blancos.

Efectos de la cocaína y formas de consumo
Los efectos y la rapidez con que los percibe el consumidor de cocaína varÌan notablemente de acuerdo al estado físico y mental, la dosis, la frecuencia del consumo y, sobre todo la vía de administración. En la actualidad, la forma más frecuente y en la se obtienen efectos casi de inmediato, es la aspiración por las vías nasales; pero también puede ser inyectada, fumada e ingerida en diversas preparaciones. Para los usuarios por vía intravenosa, se aumentan los riesgos de adquirir hepatitis, SIDA y endocarditis.

Drogadicción y alcoholismo
Crack: derivado de la cocaína
Este derivado de la base con la que se produce la cocaína genera una reacción rápida al ser fumado, como se utiliza generalmente. Tiene la apariencia de pequeñas astillas o piedritas blancas y su pureza es considerablemente menor, por lo que es de menor precio pero tiene numerosos efectos perjudiciales al organismo, que dependen de los ingredientes que se agregan a la base.

Los efectos son semejantes a los de la cocaína: euforia y luego una profunda depresión. Se asocia con actos de violencia y puede provocar intensas psicosis.

Reacciones inmediatas al consumir cocaína
La cocaína, al estimular el sistema nervioso, provoca una mayor frecuencia en los latidos del corazón y contrae los vasos sanguíneos. Esto aumenta los riesgos de problemas cardiovasculares. En las primeras ocasiones que se consume, provoca pérdida del apetito y euforia. Cuando pasan estos efectos, el consumidor entra en un estado anÌmico opuesto, en el que se presenta depresión, ansiedad y temor.

Con dosis altas, los usuarios pueden padecer paranoia y estados de psicosis aguda. En algunos casos, el incremento en la presión sanguínea provoca consecuencias fatales.

Consecuencias del consumo crónico
El consumidor de cocaína desarrolla diferentes trastornos, que incluyen:

  • Problemas en el organismo:

    • Dependencia, por lo que percibe que le es imposible suspender el consumo de esa sustancia.

    • Problemas cardiovasculares, latidos irregulares del corazón, deficiencia cardiaca, ataque cardiaco.

    • Problemas neurológicos, taquicardia y hemorragias en el tejido del cerebro.

    • Problemas pulmonares, como fluidos en los pulmones, asma aguda y trastornos respiratorios.

    • Disfunción sexual, pérdida del olfato, irritación y sangrado nasal, náusea y dolor de cabeza.

    • Problemas mentales:

    • Psicosis, paranoia, depresión, ansiedad.

    • Conducta agresiva, violenta y delictiva.

    • Insomnio.

  • En el embarazo:

    • Separación prematura de la placenta, aborto espontáneo, parto prematuro.

    • En el bebé de madres consumidoras:

    • Bajo peso al nacer, deterioro visual, problemas de retraso mental y malformaciones.

Consecuencias en la comunidad
El grupo social también se ve afectado por el consumo de cocaína, ya que se impacta la seguridad y el bienestar, porque se presentan más accidentes de tránsito, actos de violencia o vandalismo, riñas callejeras, además de alimentar las redes de tráfico ilegal de esta sustancia.

Adicionalmente, la situación de bienestar de la familia y la comunidad puede alterarse, si las personas intoxicadas olvidan las precauciones necesarias y tienen relaciones sexuales con posibilidades de embarazos no deseados o contraer enfermedades transmitidas sexualmente

Drogadicción y alcoholismo

Drogadicción y alcoholismo
¿Qué es la Marihuana?

La marihuana es la droga que se comercializa de manera ilícita de mayor consumo en México. Se obtiene de la planta de Cáñamo Cannabis Sativa, que contiene más de 400 componentes, entre los que destaca el principio activo THC (delta-tetrahidrocannabinol).

Entre todos los componentes, el THC actúa principalmente sobre las facultades mentales, por lo que se considera que determina la potencia de la droga. La proporción de THC que contiene un cigarro de marihuana depende del tipo de planta, del clima, terreno y tiempo de cosecha y de la parte de la planta (brotes, hojas, flores) que se utilizaron; pero se ha observado que la que se vende actualmente es de mayor potencia que la de hace diez años.

La modalidad más popular de marihuana se llama sin semilla y sólo contiene los botones y las flores de la planta hembra, con un contenido promedio de THC entre el 7.5% y el 24%.

¿Qué es el Hachís?

Se trata de una preparación obtenida de la resina gomosa de las flores de las plantas hembra del cannabis, que tiene un alto contenido de THC, pudiendo llegar éste al 43%, en el caso del aceite de hachís.

¿Cuáles son las Reacciones Inmediatas al Consumirla?

La marihuana es un alucinógeno leve, que tiene algunas propiedades depresivas y sobre el control de las inhibiciones, semejantes a las del alcohol. Algunas personas reportan que no sintieron nada la primera vez que la probaron. Luego de un tiempo de estar utilizándola, las reacciones que se perciben se relacionan con las experiencias pasadas.

Usualmente, casi de inmediato el consumidor puede sentir la boca y gargantas resecas, latidos acelerados del corazón, torpeza en la coordinación de movimientos y del equilibrio y lentitud en los reflejos. Los vasos sanguíneos de los ojos se expanden, por lo que los ojos se ven enrojecidos.

La distorsión que provoca la marihuana en la percepción de tiempo y distancia hace que sean probables los accidentes si se maneja un vehículo o se opera una máquina.

Dependiendo de las características del usuario y del contenido de THC, así como de la dosis y frecuencia de consumo, pueden presentarse paranoia, alucinaciones intensas y psicosis tóxica, aún en la primera experimentación.

El THC se absorbe y pasa a depositarse en (los tejidos grasos de varios órganos, como el hígado, los pulmones y los testículos) permaneciendo por periodos prolongados en ellos. Por eso puede detectarse hasta cuatro semanas después de haber consumido marihuana.

Consecuencias en la mente

La marihuana limita la capacidad de incorporar, organizar y retener información, por lo que en los consumidores crónicos se evidencian problemas de memoria, falta de destreza verbal y dificultades en el aprendizaje de las matemáticas.

Consecuencias en el cuerpo

Como un cigarrillo de marihuana contiene la misma proporción de ingredientes cancerígenos que 5 cigarrillos de tabaco, fumar marihuana se asocia con trastornos como catarros, bronquitis, enfisema y asma bronquial, así como daño pulmonar y en las vías respiratorias, y aumento en el riesgo de cáncer.

También hay evidencia de que se limita la capacidad del sistema inmunológico para combatir infecciones y enfermedades.

La marihuana afecta las hormonas. En los hombres jóvenes, el uso regular puede retrasar el comienzo de la pubertad y reducir la producción de esperma. Para las mujeres, el uso regular puede interrumpir el ciclo menstrual e inhibe la ovulación.

Los bebés de consumidoras de marihuana presentan con frecuencia bajo peso y por lo mismo son propensos a enfermarse.

Consecuencias en la comunidad

El grupo social también se ve afectado por el consumo de marihuana, ya que se impacta la seguridad y el bienestar, porque se presentan más accidentes de tránsito, actos de violencia o vandalismo, riñas callejeras, además de alimentar las redes de tráfico ilegal de esta sustancia.

Adicionalmente, la situación de bienestar de la familia y la comunidad puede alterarse, si las personas intoxicadas olvidan las precauciones necesarias y tienen relaciones sexuales con posibilidades de embarazos no deseados o contraer enfermedades transmitidas sexualmente

Drogadicción y alcoholismo

Drogadicción y alcoholismo
¿Qué es el éxtasis?
Es una composición basada en las anfetaminas a la que se adicionan otras sustancias. Así, además de los efectos estimulantes y de acuerdo a la composición puede alcanzar propiedades alucinógenas, semejantes a las producidas por la mescalina.

¿Cómo se toma?
En general se ingiere, pero puede fumarse e inyectarse.

¿Qué reacciones ocasiona?
En dosis pequeñas, hace que el individuo se sienta alerta, sereno, amistoso y sociable, a lo que se suma una intensa sed y mayor sensibilidad para las percepciones sensoriales. Como se eleva la temperatura del cuerpo, si se toma en lugares concurridos y se baila, se pierde líquido y se puede llegar a la deshidratación. También se altera la percepción del tiempo y la capacidad de concentración y coordinación, pudiendo presentarse crisis de ansiedad y ataques de pánico. Estas sensaciones van disminuyendo y puede surgir un comportamiento impredecible, pasando de la tranquilidad y la actitud amistosa a la ira y la provocación, así como insomnio y falta de apetito. Puede también presentarse somnolencia, ansiedad, depresión e irritabilidad.

En caso de dosis altas, o cuando existe una predisposición genética o hipersensibilidad hacia alguno de los compuestos, el consumidor puede desarrollar complicaciones graves, como profunda alteración de la consciencia, agitación, convulsiones e insuficiencia renal aguda, que pueden causarle la muerte.

Consecuencias a largo plazo
Después de un tiempo de consumir éxtasis pueden aparecer trastornos neuropsicológicos o psiquiátricos permanentes, desde alteraciones de la memoria hasta trastornos afectivos y psicosis paranoide. También se presentan alteraciones cardiovasculares graves, como arritmias y colapso cardiovascular.

Consecuencias en la comunidad
El grupo social también se ve afectado por quienes se intoxican con éxtasis, ya que impacta en la seguridad y el bienestar, porque se presentan más accidentes, en especial de tránsito. Además, como es producido en laboratorios encubiertos, sin condiciones higiénicas, no existe control acerca de su composición y con frecuencia contiene impurezas y diferentes proporciones de sus compuestos, lo que facilita la intoxicación, ya que el consumidor no tiene control sobre la potencia de las sustancias que consume.

Drogadicción y alcoholismo

Drogadicción y alcoholismo
¿Qué son los opiáceos?
El fruto de la planta amapola o adormidera (Papaver Somniferum) es una cápsula globosa y achatada de la que se extrae un látex blanquecino que se procesa hasta obtener el opio. Los opiáceos son las drogas derivadas del opio: la morfina, la heroína y la codeína.

También se les llama narcóticos o estupefacientes.

La morfina: El uso médico más frecuente dado a la morfina es el de calmar los dolores de cualquier clase e intensidad, sin eliminar otro tipo de sensaciones, como el tacto. La morfina es una droga que rápidamente crea tolerancia, por lo que la somnolencia, el alivio del dolor y la disminución de la ansiedad decrecen progresivamente, hasta tal grado que el adicto se ve obligado de inyectarse dosis muy elevadas para intentar llegar a los mismos resultados.

La heroína: No tiene ningún uso médico. La heroína inhalada o fumada provoca efectos sedantes muy parecidos a los de la morfina. Se creó a partir de la morfina con la idea de obtener una droga con las ventajas de la morfina, pero que no crease adicción.

El resultado fue muy diferente ya que los pacientes efectivamente abandonaron el uso de la morfina, pero para caer en las redes de esta droga más contundente, más tóxica y a la que cuesta muy poco tiempo acostumbrarse.

La codeína: Esta sustancia también proviene de la morfina y se utiliza para la elaboración de jarabes contra la tos.

¿Cuáles son los efectos al consumirlos?
Los efectos y las consecuencias de estas tres drogas son semejantes. Uno de sus principales efectos es que mitigan el dolor, razón por la cual se usan como analgésicos. Su consumo provoca euforia, despreocupación, relajación y bienestar. Más tarde el usuario se vuelve introvertido y solitario. Paralelamente se pueden presentar nauseas y vómito, sensación de calor y depresión.

¿Cuáles son las repercusiones del abuso?
Las repercusiones son muchas, como desnutrición, temblores y múltiples infecciones en distintos órganos vitales, pero sobretodo una gran dependencia. La depresión creada por la carencia, junto con el intenso grado de tolerancia que crean estas drogas, acaba en una dolorosa necesidad de las sustancias, y la inyección de heroína es el medio para evitar el sufrimiento: el síndrome de abstinencia, con el cual la droga para el adicto deja de constituir una fuente de placer, para llegar a convertirse trágicamente en una necesidad vital.

 Drogadicción y alcoholismo

Drogadicción y alcoholismo
¿Qué son los inhalables?
Son vapores, líquidos volátiles, productos en aerosol o gases que pueden ser inhalados y que al ser introducidos por las vías respiratorias producen alteración de las funciones mentales y adicción.

Los utilizados con mayor frecuencia en México son los solventes orgánicos, compuestos derivados del carbón o del petróleo, cuyo propósito es dar apoyo a la actividad diaria en la industria y en el hogar. Con fines de alteración mental se utilizan distintos productos combustibles como gasolina y líquido de encendedores, aerosoles, pegamentos, removedores de pintura, esmaltes y quitamanchas.

Otras sustancias inhalables son los anestésicos en forma de gases, como el óxido nitroso y el etileno; y líquidos volátiles, como el cloroformo, éter, fluroxeno y halotano, que provocan relajación y dilatan los vasos sanguíneos. Se usan en medicina para aliviar dolores o provocar la pérdida de la conciencia; son usados por su alteración mental debido a que pueden generar euforia y confusión.

Reacciones inmediatas de los solventes
Las sensaciones que se perciben son semejantes a las de una borrachera: la coordinación física y el discernimiento se debilitan, por lo que los consumidores sufren con frecuencia caídas y accidentes; y su comportamiento puede ser violento.

Los inhalables inhiben la actividad del sistema nervioso central que controla la respiración y por la falta de oxígeno en los pulmones se pueden provocar desmayos, estado de coma o la muerte por asfixia. El peligro aumenta si se combina la inhalación con la ingestión de bebidas alcohólicas u otras drogas.

El peligro de muerte existe desde la primera vez que se consume, por los efectos en el corazón , que propician un paro cardiaco, y en el aparato respiratorio.

Consecuencias del consumo crónico de solventes
El uso frecuente aumenta la tolerancia, lo que hace necesario usar cantidades mayores para obtener los efectos esperados. Al aumentar la dosis se incrementa el riesgo de daño cerebral permanente, cambios de humor extremos, temblores y convulsiones. También se incrementa el riesgo de arritmia y depresión respiratoria.

El uso prolongado, además, provoca trastornos en todo el sistema nervioso y causa daños irreversibles en el hígado y los riñones, debido a que en ellos se acumula el efecto de los compuestos, ya que son los órganos encargados de procesarlos y eliminarlos.

¿Cuáles son las señales de la inhalación?

  • Olor a solventes en la ropa y el cuerpo.

  • Inflamación e irritación de la nariz, hemorragias y salpullido de la nariz y la boca.

  • Pérdida de apetito y de peso.

  • Rostro pálido y azulado.

  • Ojos vidriosos, enrojecidos y pupilas dilatadas.

  • Problemas para hablar, lentitud y mala dicción.

  • Actitud semejante a la de un borracho.

  • Pérdida de la memoria del pasado lejano.

Consecuencias en la comunidad
El grupo social también se ve afectado por la inhalación, ya que impacta en la seguridad y el bienestar, porque se presentan más accidentes de tránsito, actos de violencia o vandalismo y riñas callejeras. Además, en México está prohibida la venta a menores de cualquier tipo de estas sustancias, pero resulta difícil controlar la aplicación de esta reglamentación, ya que los puntos de venta son muy numerosos: tlapalerías, tiendas de abarrotes y todo tipo de comercios.

Adicionalmente, la situación de bienestar de la familia y la comunidad puede alterarse, debido a que los inhaladores crónicos, sobre todo aquéllos que iniciaron su consumo en la niñez y la adolescencia, sufren daños irreversibles a su salud y no alcanzan la posibilidad de un desarrollo pleno.

Drogadicción y alcoholismo

Drogadicción y alcoholismo
¿Qué es la Heroína?

Hasta no hace mucho, la heroína era la droga de abuso por excelencia. En 1994 el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, aconsejo a los países que prohibieran su obtención, exportación e importación.

La heroína es un polvo cristalino blanco, inodoro, muy fino, pero su aspecto puede variar dependiendo de los procesos de purificación a los que haya se haya sometido.

TIPOS DE HEROINA.

Drogadicción y alcoholismo
En base al grado de pureza y origen, la heroína se puede clasificar en tres tipos:

Heroína nº 2 : También llamada heroína base o Tsao-ta, procedente del sudeste asiático y fácilmente obtenible tras los oportunos procesos químicos, puede convertirse en los números 3 y 4.

Heroína nº 3 : O Brown Sugar, Aparece mezclada con otras sustancias como Cafeína, Estricnina, Azucares, etc. Su contenido en heroína oscila entre un 25 y un 50%.

Heroína nº 4 : Conocida popularmente como Tailandesa, es la que tiene el porcentaje más elevado en principio activo, superando muchas veces el 90% de riqueza en origen.

FORMAS DE CONSUMO:

La más común es la intravenosa, disolviéndola previamente y calentando la solución en una cucharilla, utilizando para la inyección una jeringuilla hipodérmica o un cuentagotas. De esa forma los efectos son más lentos y menos intensos. También pude fumarse, esta forma de suministro es conocida como "chino", inhalarse o inyectarse subcutáneamente, en secantes (gotas en un papel que se traga), o en pastillas como cabezas de cerilla.

Drogadicción y alcoholismo
La inyección intravenosa está extendida en América y ciertos países Europeos, entre ellos España. Normalmente, se comienza por la inhalación; después por inyección subcutánea, para terminar en la administración intravenosa.

Esto debido, principalmente, a la adulteración de la heroína, de modo que sólo el método intravenoso le produce al toxicómano la euforia deseada. Estas adulteraciones conllevan el grave peligro de administrarse dosis excesivas o en mal estado a las que el organismo del drogadicto no está acostumbrado y le provocan, en muchas ocasiones, la mue Heroína nº 2 : También llamada heroína base o Tsao-ta, procedente del sudeste asiático y fácilmente obtenible tras los oportunos procesos químicos, puede convertirse en los números 3 y 4.

Heroína nº 3 : O Brown Sugar, Aparece mezclada con otras sustancias como Cafeína, Estricnina, Azucares, etc. Su contenido en heroína oscila entre un 25 y un 50%.

Heroína nº 4 : Conocida popularmente como Tailandesa, es la que tiene el porcentaje más elevado en principio activo, superando muchas veces el 90% de riqueza en origen.

Este hecho es conocido comúnmente como "sobredosis".

La ingestión de la heroína puede determinarse mediante análisis de la orina, en un plazo aproximado de diez horas.

EFECTOS.

Los efectos de la heroína son iguales que la morfina pero más graves, elimina la sensación de dolor y la percepción, y es depresor del sistema nervioso central.
Tras la administración de una dosis de heroína, aparece en el individuo una sensación de bienestar, placidez, imaginación exaltada y unas sensaciones agradables que los heroinómanos dicen no poder explicar con palabras.

Aparte de estos efectos, que pudiéramos considerar los deseados, les siguen otros, tales como: Somnolencia, Miosis, Braquicardia Bradipnea, Hipertensión e Hipotermia.

SINDROME DE ABSTINENCIA.

Este cuadro clínico suele aparecer, entre las 8 y 15 horas después de la administración de la última dosis, y también por la administración de un antagonista. El mono alcanza su techo entre las 30 a 50 horas y va desapareciendo progresivamente a lo largo de un par de semanas, pudiéndose resumir en cuatro fases, que regularmente se desarrollan como sigue:

1.Fase.- Comienza entre las 8 y 15 horas después de la administración de la última dosis, y se pone de manifiesto por lagrimeo, rinorrea (secreción nasal), bostezos, sudaciones.

2.Fase.- Sobre las 24 horas, aparece "Carne de Gallina", midriasis (dilatación de las pupilas), insomnio, escalofríos, inquietud, nauseas, taquipnea, taquicardia, agitación, temblores, contracciones musculares, ramalazos de calor y frío, dolores en músculos y huesos y anorexia (disminución o perdida de apetito).

3.Fase.- Comprende desde las 25 a las 50 horas, intensificándose todos los síntomas de la 2ª fase, apareciendo además, diarrea, dolor intenso en la espalda, deshidratación (pudiendo llegar a perder hasta 2,2 kilogramos de peso al día), orgasmos La ingestión de la heroína puede determinarse mediante análisis de la orina, en un plazo aproximado de diez horas.

EFECTOS.

Los efectos de la heroína son iguales que la morfina pero más graves, elimina la sensación de dolor y la percepción, y es depresor del sistema nervioso central.
Tras la administración de una dosis de heroína, aparece en el individuo una sensación de bienestar, placidez, imaginación exaltada y unas sensaciones agradables que los heroinómanos dicen no poder explicar con palabras.

Aparte de estos efectos, que pudiéramos considerar los deseados, les siguen otros, tales como: Somnolencia, Miosis, Braquicardia Bradipnea, Hipertensión e Hipotermia.

SINDROME DE ABSTINENCIA.

Este cuadro clínico suele aparecer, entre las 8 y 15 horas después de la administración de la última dosis, y también por la administración de un antagonista. El mono alcanza su techo entre las 30 a 50 horas y va desapareciendo progresivamente a lo largo de un par de semanas, pudiéndose resumir en cuatro fases, que regularmente se desarrollan como sigue:

1.Fase.- Comienza entre las 8 y 15 horas después de la administración de la última dosis, y se pone de manifiesto por lagrimeo, rinorrea (secreción nasal), bostezos, sudaciones.

2.Fase.- Sobre las 24 horas, aparece "Carne de Gallina", midriasis (dilatación de las pupilas), insomnio, escalofríos, inquietud, nauseas, taquipnea, taquicardia, agitación, temblores, contracciones musculares, ramalazos de calor y frío, dolores en músculos y huesos y anorexia (disminución o perdida de apetito).

3.Fase.- Comprende desde las 25 a las 50 horas, intensificándose todos los síntomas de la 2ª fase, apareciendo además, diarrea, dolor intenso en la espalda, deshidratación (pudiendo llegar a perder hasta 2,2 kilogramos de peso al día), orgasmos espontáneos, leucitosis, eosinopenia, hiperglucemia y concentración de ácido láctico elevado en la sangre. La deshidratación a veces origina colapso y muerte., etc.

4.Fase.- Se intensifican los síntomas de la 3ª fase apareciendo vómitos, diarrea y deshidratación que a veces pueden originar colapso y muerte.

Drogadicción y alcoholismo

Drogadicción y alcoholismo
¿Qué son los alucinógenos?
Algunas sustancias alucinógenas se pueden encontrar de forma natural, como la psilocibina en algunas setas y hongos o como la mezcalina del cactus llamado Peyote. Otros, son productos químicos producidos en laboratorios como el LSD (dietilamida de ácido lisérgico) y el PCP (fencyclidina), también llamado polvo de ángel.

¿Cuáles son los efectos y las repercusiones al consumirlos?
Los alucinógenos afectan fuertemente al cerebro, distorsionando la manera como trabajan nuestros cinco sentidos y cambiando nuestras impresiones sobre el tiempo y el espacio que nos rodea.

¿Cuáles son los efectos y las repercusiones al consumirlos?
Los alucinógenos afectan fuertemente al cerebro, distorsionando la manera como trabajan nuestros cinco sentidos y cambiando nuestras impresiones sobre el tiempo y el espacio que nos rodea.

Psilocibina
El primer problema al comer hongos alucinógenos es no equivocarse, ya que algunos hongos venenosos son muy parecidos. El tener un "mal viaje" es otro inconveniente, ya que la persona puede sentirse temerosa, ansiosa y fuera de control; con angustia, delirios de persecución y trastornos de la motivación. Los efectos a largo plazo no se conocen realmente debido a que los hongos no se consumen por periodos largos. Provocan malestares estomacales y la tolerancia a ellos se establece muy rápido, por lo que al día siguiente la persona necesitaría duplicar la cantidad para alcanzar los mismos efectos.

Mezcalina

El peyote es un pequeño cactus de raíz gruesa y tallo hemisférico. Sus efectos son alucinaciones visuales, táctiles y auditivas; desorientación del espacio y el tiempo; y trastornos del pensamiento. Sus repercusiones incluyen angustia, depresión, delirios de persecución, cambios súbitos de estado de ánimo, confusión, agresividad, temblores y fiebre. La tolerancia se establece de igual forma que con la psilocibina de los hongos alucinógenos.

Dietilamida de ácido lisérgico
El LSD es el alucinógeno estimulante del sistema nervioso central más poderoso. Se obtiene de un hongo parásito de la planta del centeno. Contiene principios activos usados en medicina y alcaloides específicos derivados del ácido lisérgico. Sus principales efectos son alucinaciones visuales, auditivas y táctiles; variaciones extremas del estado de ánimo, aumento de la temperatura corporal y de la presión sanguínea. Asimismo se sufren distorsiones en la imagen del propio cuerpo, lo que puede provocar ataques de pánico. Las repercusiones mentales son graves, como trastornos del aprendizaje y del razonamiento abstracto, alteraciones de la memoria y la atención.

Fencyclidina
Como el PCP bloquea el dolor, alucinaciones o "viajes" violentos pueden terminar en daños propiciados por uno mismo. Los efectos son variables como una sensación de distanciamiento y de extrañeza. El tiempo y los movimientos del cuerpo son más lentos. La coordinación muscular empeora y los sentidos se entorpecen. El discurso se bloquea y es incoherente. En etapas posteriores por consumo crónico, los usuarios muestran paranoia, conducta agresiva y alucinaciones. Grandes cantidades pueden producir convulsiones y coma, así como deficiencias cardiacas y pulmonares


34 pasos para saber si una persona consume drogas

 

1. Descuido / Falta de Higiene

2. Bajo auto estima

3. Descuido en sus estudios

4. Violento en su casa

5. Talla sus ojos frecuentemente

6. Exceso de peso

7. Chismes de drogas

8. Mala articulación

9. Falta a sus responsabilidades

10. Evade sus problemas

11. Piel abrasiva

12. Hostilidad con sus familiares

13. Mal Aliento

14. Ojos llorosos

15. Ojos Rojos

16. Perdida de valores

17. Posesión de modales inesperados

18. Robo / Pide dinero

19. Cambio de amigos

20. Depresión

21. Aislamiento

22. Apatía

23. Mal comportamiento

24. Sin motivación al futuro

25. Violación a los valores familiares

26. Irrespetuoso con sus padres

27. Mentiroso

28. Sospechoso

29. Sin miedo a las consecuencias

30. Falta de interés en su salud

31. Abuso verbal

32. Manipulador

33. Falta de motivación

34. Ausente

DROGAS EN LOS JÓVENES

Los jóvenes utilizan drogas por varias razones que están relacionadas con como se sienten consigo mismos, como se llevan con los demás o como viven. No hay un solo factor que determine quienes se drogarán y quienes no lo harán, pero existen algunos indicios generales de predisposición:

· Bajas calificaciones y bajo rendimiento escolar

· Comportamiento agresivo y rebelde

· Excesiva influencia de sus compañeros

· Falta de apoyo y respaldo de los padres

· Problemas de comportamiento a temprana edad.

Advertir los síntomas del uso de alcohol y otras drogas requiere estar muy alertas. A

veces resulta difícil advertir la diferencia entre el comportamiento normal de los jóvenes y el comportamiento causado por el uso drogas. Los cambios de comportamiento extremo pueden ser señales del uso de drogas.

INTRODUCCIÓN

En nuestros días, se ha agudizado un problema

relacionado con el consumo de productos que alteran

principalmente el funcionamiento del sistema nervioso.

Entre éstos s encuentran algunos medicamentos,

alcohol, tabaco, marihuana, cocaína, heroína y

diversos solventes. El uso de estas sustancias,

comúnmente llamadas drogas, tiene graves

consecuencias para el individuo, su familia y la

sociedad.

Actualmente la drogadicción representa un problema

mundial, y por ello se intervienen millones de pesos

para tratar de romper las cadenas internacionales que

distribuyen drogas entre los jóvenes y que destruyen su persona y su hogar provocando a muchos a una muerte prematura.

Desafortunadamente la drogadicción ha alcanzado niveles muy altos en México y en todo el mundo, siendo los jóvenes los más afectados por ésta.

En cualquier periódico, diariamente se pueden leer noticias relacionadas con las drogas, su tráfico ilegal y su consumo.

Son numerosos lo casos en que interviene la policía o el ejército para atrapar a los responsables de la venta de drogas.

Entre los jóvenes, es muy común, la competencia por ser el “más fuerte”, “el más valiente” o el “más hombre”, frecuentemente usan las drogas pensando que eso los hace ser “mejores”, o toman el papel de “líderes”. Desgraciadamente no razonan que el drogarse es signo de inmadurez e inseguridad y ante todo demuestra irresponsabilidad ante la vida, la familia y la sociedad entera.

Es por ello que los adolescentes ante este peligro deben aprender a decir ¡no!, sin importar la opinión de quienes se dicen sus “amigos”.

“tomar drogas es un camino hacia la muerte......”

CIVISMO

“DROGADICCIÓN Y ALCOHOLISMO “

3° A

OPINIÓN PERSONAL

LAS DROGAS SON UNA COSA MUY SERIA, QUE NO SON SOLO UN JUEGO, UNA DIVERSIÓN O ALGO PARA SENTIRTE “BIEN”.

TODO TIENE SU PRECIO, Y ESTA NO ES LA EXCEPCION, PODRAN DARTE UN BUEN RATO, PERO LO QUE NO NOS DAMOS CUENTA ES QUE POR ESE “RATO” PAGAS TODA TU VIDA.

LAS DROGAS PUEDEN DESTRUIR TODO, TU FAMILIA, TUS ESTUDIOS, TUS AMIGOS.

BIBLIOGRAFÍA

EL MUNDO VIVO 2.

MARGARITA BELTRÁN MARTINEZ DEL CASTRO

PAG.161,162,164,166,170,171,175,184,185,186,187,188,189,190,192,193,194,195,196.

Alcoholismo. 

Enfermedad crónica y habitualmente progresiva producida por la ingestión excesiva de alcohol etílico, bien en forma de bebidas alcohólicas o como constituyente de otras sustancias. La OMS define el alcoholismo como la ingestión diaria de alcohol superior a 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre (una copa de licor o un combinado tiene aproximadamente 40 gramos de alcohol, un cuarto de litro de vino 30 gramos y un cuarto de litro de cerveza 15 gramos). El alcoholismo parece ser producido por la combinación de diversos factores fisiológicos, psicológicos y genéticos. Se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del alcohol, y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte.
El alcoholismo afecta más a los varones adultos, pero está aumentando su incidencia entre las mujeres y los jóvenes. El consumo y los problemas derivados del alcohol están aumentando en todo Occidente desde 1980, incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea y la Europa oriental, así como en los países en vías de desarrollo.

Desarrollo 
El alcoholismo, a diferencia del simple consumo excesivo o irresponsable de alcohol, ha sido considerado en el pasado un síntoma de estrés social o psicológico, o un comportamiento aprendido e inadaptado. El alcoholismo ha pasado a ser definido recientemente, y quizá de forma más acertada, como una enfermedad compleja en sí, con todas sus consecuencias. Se desarrolla a lo largo de años. Los primeros síntomas, muy sutiles, incluyen la preocupación por la disponibilidad de alcohol, lo que influye poderosamente en la elección por parte del enfermo de sus amistades o actividades. El alcohol se está considerando cada vez más como una droga que modifica el estado de ánimo, y menos como una parte de la alimentación, una costumbre social o un rito religioso.
Al principio el alcohólico puede aparentar una alta tolerancia al alcohol, consumiendo más y mostrando menos efectos nocivos que la población normal. Más adelante, sin embargo, el alcohol empieza a cobrar cada vez mayor importancia, en las relaciones personales, el trabajo, la reputación, e incluso la salud física. El paciente pierde el control sobre el alcohol y es incapaz de evitarlo o moderar su consumo. Puede llegar a producirse dependencia orgánica (física), lo cual obliga a beber continuamente para evitar el síndrome de abstinencia.
Efectos 
El alcohol produce sobre el organismo un efecto tóxico directo y un efecto sedante; además, la ingestión excesiva de alcohol durante periodos prolongados conduce a carencias en la nutrición y en otras necesidades orgánicas, lo cual complica la situación. Los casos avanzados requieren hospitalización. Los efectos sobre los principales sistemas del organismo son acumulativos e incluyen un amplio rango de alteraciones en el aparato digestivo, entre las que destacan las úlceras de estómago y de duodeno, la pancreatitis crónica y la cirrosis hepática, así como lesiones irreversibles en los sistemas nerviosos central y periférico. Pueden llegar a producirse desmayos, alucinaciones e intensos temblores, síntomas del síndrome de abstinencia alcohólica más grave, y el delirium tremens, que puede ser mortal a pesar del tratamiento adecuado; esto último contrasta con los síndromes de abstinencia de los opiáceos como la heroína, que aunque muy aparatosos rara vez son fatales. Se ha demostrado en fechas recientes que la ingestión de alcohol durante la gestación, incluso en cantidades moderadas, puede producir daños graves en el feto, especialmente retraso en el desarrollo físico y mental; la forma más grave de este retraso, poco frecuente, se llama síndrome de alcoholismo fetal.

En México, y según las últimas encuestas, el porcentaje de hombres dependientes del alcohol es de 12,5%, mientras que el de las mujeres es de 0.6%. El grupo de edad que manifestó una incidencia más alta fue de 18 a 29 años. (Encuesta Nacional de Adicciones, 1988).