Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Personajes

  • Enviado por: Gabriel
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Cantabria en la Época Contemporánea. Política, Sociedad, Economía y Territorio
UNED
¿Te gustaría conocer los aspectos más relevantes de la historia de Cantabria? Conoce el origen y causas de su...
Solicita InformaciÓn


publicidad

Personaje del Quijote

Esta obra presenta una gran cantidad de temas, por lo que tiene diversos modos de lectura e interpretaciones, que va desde una lectura básica y simple hasta una un poco más compleja.

Alonso Quijano es un sujeto que se ha dedicado a leer novelas de caballerías, y motivado en vivir la realidad de los libros que ha leído decide armarse caballero andante y salir a buscar aventuras para así defender la justicia e igualdad en las personas.

Para esto adopta otro nombre que es Don Quijote de la Mancha. Este sujeto dentro de la obra es catalogado como loco, ya que vive en otra realidad que no corresponde a la de su época, sin embargo creo que no podría llamársele loco, pues es un sujeto que ha decidido vivir otra realidad, el vive su imaginación y es un ser sumamente consecuente y coherente. Para Don Quijote lo leído en los libros de caballerías es mucho más emocionante que su propia vida, por lo que toma la opción de hacer realidad sus fantasías y así se construye una vida totalmente válida y coherente en la que él retoma los ideales medievales y trata de implantarlos. Para las demás personas el está loco ya que actúa bajo su forma de ver la realidad, por lo que al ser distinto del resto de las personas que lo rodean y querer observar la realidad con otros ojos es tachado de sufrir una locura causada por leer tantas novelas de caballerías. No obstante la coherencia que podemos observar en cada una de sus aventuras nos afirma que el vive su realidad y sus fantasías, donde el común de la gente ve molinos el ve gigantes, donde los demás ven una venta el ve un castillo, y esto no se debe a que este loco o tenga alucinaciones sino que vive en la ficción, hay una inversión de la realidad, podría decirse que el vive en una realidad paralela al del resto de la gente, por lo que su vida es totalmente lucida y válida.

También podemos comprobar la coherencia en sus actos por Sancho Panza. El es su escudero que decide acompañar a Don Quijote impulsado por la avaricia, ya que este le había prometido el gobierno de una ínsula. Sancho al principio toma a Don Quijote como un sujeto loco, es decir el ve la realidad como todos los demás, por lo que siempre trata de darle a conocer la realidad que el ve y piensa que la realidad que mira Don Quijote son solo alucinaciones, pero a medida que van viviendo mas aventuras, Sancho Panza se va quijotizando, es decir comienza a vivir la realidad que se plantea el Quijote, y así al final de la I parte de la obra, Sancho forma totalmente parte de los pensamientos de nuestro caballero, ya que al conocer tan bien esta forma de ver la vida y darse cuenta que es muy coherente Sancho decide también querer vivir esta realidad.

Don Quijote es un ser consciente, ya que él sabe quien es y lo que puede ser, como el mismo lo declara tras su primer fracaso, el no confunde la realidad con la ficción sino que las invierta y así desde la ficción se construye su proyecto de vida, su realidad..

Vive sus fantasías, su imaginación, por lo que podría afirmarse que es un sujeto con libertad. El se propone y tiene la idea de reinstalar un mundo con mejores valores, es decir, un mundo mejor. Al elegir esta vida y hacer realidad su imaginación esta siendo un sujeto libre. Según el primer manifiesto surrealista la imaginación es el reino de la libertad, ya que en este espacio no existe la represión, sino que todos nuestros deseos pueden hacerse realidad y así no estamos condicionados a ninguna forma de conducta o reglas que nos impone la sociedad, sino que es en nuestra imaginación donde podemos ser libres y no tenemos que estar en una continua represión de nuestros deseos. Apoyándome en este punto el cabalero de la triste figura goza de una gran libertad, el no se reprime sus deseos, sino que los vive, su vida es una continua realización de lo que ocurre en su imaginación, todas sus fantasías las transporta a su diario de vivir. Él goza de la libertad de poder realizar sus deseos, no se los reprime.

Es por esto también que la sociedad de su época lo encasilla en la locura, ya que es un sujeto que no se comporta según las reglas de sus tiempos, para decirlo con otras palabras el quijote no se situa dentro de los parámetros de su contexto espacio temporal. La cultura de su época le reprime totalmente su forma de vivir la vida y lo clasifica como loco, no conciben que tenga la libertad de poder realizar el proyecto de vida que el protagonista se plantea.

Don Quijote no solo vive su libertad en su imaginación sino que también la vive dentro de su realidad. Sin embargo, dentro de la realidad que él vive existen ciertas limitaciones, al el elegir la caballería andante asume y se somete al código de caballería, aunque no podemos afirmar que esta limitando su libertad, porque el hecho de que sea un caballero andante esta planteando notoriamente la idea de libertad.

La libertad supone también una renuncia, en este caso el quijote está renunciando a la vida de su siglo y está eligiendo un nuevo proyecto. Este es un proyecto utópico, ya que en la caballería andante hay una serie de ideales que evidentemente nuestro personaje esta buscando implantar en la sociedad de su época.

El Quijote se da cuenta de la ausencia de valores que experimenta la sociedad en que vive, por lo que se plantea una utopía en la que quiere construir un mundo mejor, donde la igualdad, libertad y justicia sean los valores que rigen a la sociedad. De esta forma él quiere restaurar la Edad de Oro, ya que fue la época en que la humanidad era feliz y regían todos los ideales que persigue.

Podría decirse que la motivación del quijote a armarse caballero es la posibilidad de hacer realidad los ideales que el se había planteado, y aquí encontramos una fuerte crisis de los valores de la sociedad. Es esta crisis la que impulsa a un sujeto el querer rescatar la Edad de Oro para así poder vivir en una mejor sociedad.

Los ideales que el perseguía los lleva a cabo en cada una de sus aventuras, ya que todas son motivadas por la defensa de situaciones injustas y de personas necesitadas. También tiene una visión mejorada de todas las personas que van apareciendo en sus aventuras y es así como el apreciado caballero andante trata a unas prostitutas de doncellas, siendo siempre(según el código de caballería) una persona muy cortés.

El amor en esta obra también aparece idealizado y como muchas otras cosas hace parte de ciertos parámetros dentro de los libros de caballería, Dulcinea del Toboso constituye el gran amor del caballero. Este es un amor totalmente idílico, ya que nunca se ven ni conocen, pero Don Quijote es completamente fiel a Dulcinea, y en muchas de sus batallas la invoca y la reconoce como una motivación para continuar con su proyecto de vida.

Todos los ideales que persigue el quijote son rescatados de los tantos libros que leyó en su vida. De esta forma encontramos dentro de la obra un intertexto, ya que para entender el proyecto de vida del protagonista es sumamente necesario conocer la caballería andante y sus códigos, que están dados por una serie de libros que aparecen citados en la obra.

La existencia de Don Quijote esta medida en gran parte por toda la literatura que él ha leído, por lo que podría decirse que el ha literaturizado su propia existencia, es decir, el hace realidad parte de las obras que ha podido leer.

Su motivo inicial y que le impulsa a rescatar los valores medievales esta dado por los libros caballerescos, ya que estos ejercen una gran influencia en su persona y en su imaginación para luego comenzarlos a vivir en su realidad. La literatura influye su imaginación y esta es vivida en su realidad.

También encontramos en un episodio una crítica a la literatura, cuando el cura y el barbero se dedican a clasificar cuales de algunas obras eran buenas y rescatables y cuales no, por lo que está desprestigiando algunas de las obras caballerescas.

Don Quijote es un sujeto que se ha instruido gracias a la literatura, ya que es un gran lector y su vocabulario y conocimientos los ha recibido de los tantos libros que ha leído a lo largo de su vida.

Cuando (y según sus libros) se arma caballero comienzan sus aventuras. Nuestro personaje va en busca de situaciones e ideales que defender, por lo que es un sujeto que esta en un continuo movimiento.

En la I parte tienen lugar las dos salidas de Don Quijote, él viaja por muchas partes, casi siempre acompañado por Sancho, su escudero. En los viajes que va realizando va poniendo en práctica su proyecto de vida y aunque muchas veces su realidad entra en conflicto con el de las personas participantes y su aventura termina en fracaso, Don Quijote persiste en su idea de ser caballero andante.

En cada viaje que este personaje realiza, encuentra una situación favorable para poner en practica su caballería andante y así se sigue creando su propia realidad, con la interacción de una serie de personajes.

La realidad de estos personajes entra en conflicto con la realidad de Don Quijote, por lo que hay una crisis entre realidad y sueño. No se puede afirmar cual es la verdad, por lo que hay una confusión entre lo que es real y lo que es sueño. La realidad que vive nuestro caballero de la triste figura es tan válida como la de los demás personajes que aparecen en la obra, por lo que no se puede determinar cual es la verdadera realidad y cual no. Esto puede ser considerado como una característica y es que hay un continuo conflicto entre las distintas formas de mirar una realidad. Es por esto que creo también que a Don Quijote lo llaman loco, para así poder diferenciar entre lo que es real y lo que no, pero siguiendo mi línea argumentativa, pienso que al Quijote no ser una persona que sufra de locura, no se puede afirmar que es ficción y que realidad, son solo dos formas de querer mirar la realidad y vivirla.

Bajo el punto de vista de Quijote el sueño vendría siendo los molinos, las prostituta, la venta, Aldonza Lorenza,etc. Mientras que para las demás personas sueño sería los gigantes, las doncellas, el castillo encantado y Dulcinea del Toboso.

Yo creo que ambas son realidades y ninguna es sueño ó ficción, no se puede nombrar ninguna como verdadera o falsa, yo me inclino a pensar que las dos son verdaderas y que son realidades paralelas, ya que si todos quisiéramos podríamos mirar la realidad bajo nuestro propio punto de vista y no tener que seguir la mirada del común de la gente y así no tendríamos que obligarnos a aceptar una sola realidad.

Materia:

Español-literatura, Quijote

Curso:

10-a-ling.

Titulo del trabajo:

Análisis del personaje del Quijote

Colegio Italiano Leonardo da Vinci

31 de mayo del 2002