Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Argumento

  • Enviado por: Rgia.
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

Don

Quijote

de la

Mancha

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha

1. Explica por qué el prólogo de la primera parte de la novela es una parodia de los prólogos a usanza de la época.

Cervantes se ríe de los autores que publicaban sus libros precedidos de elogios, pues para él no hace falta ponerle reclamos a un libro para atraer a la gente, sino que lo importante es el contenido: "no quiero suplicarte casi con lágrimas en los ojos, como otros hacen, lector carísimo, que perdones o disimules las faltas que en este mi hijo vieres, y ni eres su pariente ni su amigo, y tienes su alma en tu cuerpo y tu libre albedrío…"

Nos explica que no quiere que este prólogo sea como los prólogos típicos de otros libros con sonetos, epigramas y elogios que suelen ponerse al principio: "sólo quisiera dártela monda y desnuda, sin el ornamento del prólogo, ni de la inumerabilidad y catálogo de los acostumbrados sonetos, epigramas y elogios que al principio de los libros suelen ponerse".

2. ¿De qué se queja Cervantes en el prólogo de la segunda parte a raíz de la publicación del “Falso Quijote”?

En 1614, nueve después de haber publicado Cervantes la primera parte del Quijote, salió a la luz en Tarragona la segunda, compuesta por el licenciado Alonso Fernández de Avellaneda, natural, se decía, de Tordesillas. El autor insulta gravemente a Cervantes, y Cervantes le contesta en este prólogo: " Lo que no he podido dejar de sufrir es que me note de viejo y de manco, como si hubiera sido en mi mano haber detenido el tiempo, que no pasase por mí, o si mi manquedad hubiera nacido en alguna taberna, sino en la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros". Cervantes siente que Avellaneda le llame viejo y manco, pero quizá lo que más le disgusta es que le llame envidioso de Lope de Vega, y también ignorante, ya que le da la definición de envidia.

3. Qué elementos necesita don Quijote para salir en busca de aventuras? ¿Cuál es su propósito?

- Armas, que cogió de las que habían sido de sus bisabuelos.

  • Un nombre para él mismo: pues todo caballero que se precie tenia un nombre apropiado para tal faena. Decidió ponerse como nombre don Quijote, que compuso transformando su propio apellido (Quijada o Quijano) y añadiéndole el nombre de su patria, la Mancha. Tomó ambas ideas del Amadís de Gaula, a quien don Quijote considera el más grande caballero andante.

  • Un nombre para su caballo, al cual, tras mucho pensar, puso como nombre Rocinante, que era “nombre, a su parecer, alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín”

  • Una mujer a la cual dedicarle todos sus triunfos y glorias, porque “el caballero andante sin amores era árbol sin hojas y sin fruto y cuerpo sin alma”. Eligió a Aldonza Lorenzo, a quien llamó Dulcinea del Toboso, “nombre, a su parecer, músico y peregrino y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto.”

Pensaba que hacía falta un caballero andante como él para enmendar injusticias, deshacer agravios y castigar los abusos a los más débiles. Al mismo tiempo también pensaba en la gloria y la fama.

4. ¿Qué debe hacer don Quijote para armarse caballero?

Don Quijote necesitaba ser armado caballero, favor que pidió al ventero. Éste aceptó concederle tal don más que nada para burlarse de él: “el ventero era un poco socarrón y ya tenía lagunos barruntos de la falta de juicio de su huésped, acabó de creerlo cuando acabó de oírle semejantes razones, y, por tener que reír aquella noche, determinó de seguirle el humor”. Para ello necesitaban una capilla en donde el aspirante debería velar las armas. El ventero dijo que la estaban reconstruyendo, así que don Quijote tuvo que velar las armas en un corral. Finalmente es armado caballero siguiendo la tradicional ceremonia de darle un toque en cada hombro con la espada.

5. En una de sus primeras aventuras, ¿qué le pide don Quijote a unos mercaderes toledanos que iban a comprar seda?

Pidió que dijeran, sin necesidad de verla, que su amor, Dulcinea del Toboso, era la más bella del mundo: “todo el mundo se detenga, si todo el mundo no confiesa que no hay en el mundo todo doncella más hermosa que la emperatriz de la Mancha, la sin par Dulcinea del Toboso.

6. En su segunda salida, di quién le acompaña y qué le promete nuestro caballero.

Don Quijote, después de reposar varios días en su casa, conoce a Sancho Panza, que era “un labrador vecino suyo, hombre de bien…pero de muy poca sal en la mollera”, y le promete nombrarle gobernador de una isla a cambio de ser su escudero. Así, Sancho deja a su mujer y a sus hijos y acepta el cargo de escudero de su vecino.

7. Resume brevemente la aventura del vizcaíno.

Camino de Puerto Lápice, encuentran a un grupo de caballeros y frailes que custodiaban a una señora vizcaína que iba a Sevilla; don Quijote la imagina como una princesa prisionera y se empeñará en rescatarla. Acompañaba a esta señora su escudero, un vizcaíno, que amenaza a don Quijote. Los dos acaban peleando sin que los demás puedan hacer nada por detenerlos. Don Quijote recibe un fuerte golpe en un hombro, pero logra recuperarse y, con la espada en alto se dirige hacia el vizcaíno con intención de matarlo, pues todo se decidirá en este golpe. Cervantes deja, de momento, inacabado el incidente alegando que no encontró más información que lo completase.

Pero en la segunda parte, Cervantes, que ya se ha hecho con el resto de la historia, sí que consigue concluirla: el vizcaíno arremete primero contra don Quijote con tan mala suerte que solo consigue arrancarle la celada: “torció la espada de su contrario, de modo que, aunque le acertó en el hombro izquierdo, no le hizo otro daño que desarmarle todo aquel lado, llevándole, de camino, gran parte de la celada, con la mitad de la oreja”. Sin embargo don Quijote consigue acertar con su espada causándole al vizcaíno gran daño, ya que, con la única protección de una almohada, queda sangrando y malherido.

Finalmente, tras prometer las señoras del coche presentarse ante Dulcinea, don Quijote perdona la vida al vizcaíno y él y Sancho continúan su camino.

8. Di lo que sepas sobre Cide Hamete Benigencil.

Cervantes mete a un personaje supuestamente real haciéndole pasar por un historiador arábigo del que el narrador ha sacado las andanzas de don Quijote, es decir, el auténtico autor del Quijote. Pero esto nos conduce hacia la propia vida de don Quijote, es decir, tanto Cide como Cervantes son meros medios de comunicación que cuentan, lo más objetivamente posible, la verdadera historia del realísimo don Quijote.

9. Copia algún fragmento de la primera o segunda parte de la novela, donde se vea claramente ese enfrentamiento entre la realidad y el mundo idealizado de don Quijote. Señala las oposiciones.

“-¡Ea, caballeros, los que seguís y militáis debajo de los banderas del valeroso emperador Pentapolín del Arremangado Brazo, seguidme todos; veréis cuán fácilmente le doy venganza de su enemigo Alifanfarón de la Trapobana!

Esto diciendo, se enteró por medio del escuadrón de las ovejas, y comenzó de alanceallas con tanto coraje y denduelo como si de veras alanceara a sus mortales enemigos. Los pastores y ganaderos que con la manada venían dábanle voces que no hiciese aquello; pero, vendo que no aprovechaban, desciñéronse las hondas y comenzaron a saludallelos oídos con piedras como el puño. Don Quijote no se curaba de las piedras; antes, discurriendo a todas partes, decía:

-¿Adónde estás, soberbio Alifanfarón? Vente a mí; que un caballero solo soy, que desea, de solo a solo, probar tus fuerzas y quitarte la vida, en pena de la que das al valeroso Pentapolín Garamanta.

[…]

- ¿No le decía yo -dijo Sancho-, señor don Quijote, que se volviese, que los que iba a acometer no eran ejércitos, sino manadas de carneros?

- Como eso puede desparecer y contrahacer aquel ladrón del sabio de mi enemigo. Sábete, Sancho, que es fácil cosa a los tales hacernos parecer los que quieren, y este maligno que me persigue, envidioso de la gloria que vio que yo había de alcanzar desta batalla, ha vuelto los escuadrones de enemigos en manadas de ovejas.”

10. Qué es el bálsamo de Fierabrás? Cuenta qué ocurre cuando se lo toma don Quijote.

El Bálsamo de Fierabrás es una bebida curativa hecha a partir de romero, aceite, sal y vino según la receta de los libros de caballerías.

Una vez don Quijote se la bebe comienza a vomitar y sudar, y al final se queda dormido. Duerme durante tres horas, después de las cuales despierta y se siente aliviadísimo, creiéndose que la bebida tiene poderes mágicos con los que podrá afrontar cualquier desafío físico sin temor a sufrir las consecuencias.

11. Por qué mantean a Sancho en la venta?

Don Quijote y Sancho se marchan de la venta, y al verlos hacerlo, el ventero va a cobrarles su estancia, al lo que don Quijote se niega por pensar que los caballeros andantes no tienen por qué pagar. Entonces el ventero acude a Sancho, el cual, como don Quijote, también se niega: “acudió a cobrar de Sancho Panza, el cual le dijo que, pues su señor no había querido pagar, que tampoco él pagaría; porque, siendo él escudero de caballero andante, como era, la mesma regla y razón corría por él como por su amo en no pagar cosa alguna en los mesones y ventas”. Y como se negaba a pagar unos señores que se encontraban allí le castigaron manteándole: “quiso la mala suerte del desdichado Sancho que entre la gente que estaba en la venta se hallasen cuatro perailes [...] los cuales se llegaron a Sancho, y, apeándole del asno, uno dellos entró por la manta de la cama del huésped, hechándole en ella, [...] comenzaron a levantarle en alto y a holgarse con él, como con perro por carnestolendas.

12. Cuenta la aventura del yelmo de Mambrino

Avistan a lo lejos un hombre a caballo, que lleva en la cabeza un objeto que reluce como el oro. Don Quijote piensa que lo que lleva el hombre es el yelmo de Mambrino, un objeto de gran valor que nuestro caballero juró conseguir. Sancho se afaña a decirle que no se deje llevar por las apariencias y que primero se asegurase de lo que iba a hacer; pero don Quijote sigue seguro de que es el objeto que busca y se hace con él. Al final, el supuesto yelmo resulta ser la bacía del hombre que lo llevaba, que era barbero. Sancho no puede contener la risa en ver la bacía; se defendió don Quijote diciendo que sí que era el yelmo de Mambrino, pero que llegó a manos de alguien que no conocía su valor y hizo de una mitad esa bacía y de la otra la fundió y luego vendió: “…y sin saber lo que hacía, viéndola de oro purismo, debió de fundir la otra mitad para aprovecharse del precio, y de la otra mitad hizo ésta, que parece bacía de barbero, como tú dices”.

13. Explica cuál es el propósito de don Quijote cuando se dirige a sierra Morena.

Don Quijote y Sancho se dirigen a Sierra Morena para así huir de la Santa Hermandad que les perseguía: “en sólo pensar que me aparto y retiro de algún peligro, especialmente déste, que parece que lleva algún es no de sombra de miedo, estoy ya para quedarme, y para aguardar aquí solo, no solamente a la Santa Hermandad que dices y temes, sino a los hermanos de las doce tribus de Israel, y a los siete Macabeos, y a Cástor y a Pólux, y aun a todos los hermanos y hermandades que hay en el mundo.”

14. Identifica los siguientes nombres y cuenta brevemente lo que sepas de ellos: Maritornes, Princesa Micomicona y el Caballero del Bosque.

- Maritornes era una joven asturiana que servía en la venta. Era “ancha de cara, llana de cogote, de nariz roma, del un ojo tuerta y del otro no muy sana”. Ayudó, junto con la hija del ventero, a curar a don Quijote de sus heridas.

Esta joven, que era prostituta, había concertado una cita con un arriero, y cuando entró en el sitio en que estaban durmiendo don Quijote, Sancho y el arriero, se confundió de cama y fue a parar en la de don Quijote, el cual la transformó en la hija del dueño del castillo que, enamorada de él se había atrevido a visitarle a escondidas: escena típica de los libros de caballerías.

- La Princesa Micomicona era en realidad el cura disfrazado de mujer, con lo que, con la ayuda de Sancho, pensaban engañar a don Quijote y pararle los pies. Para ello esta “doncella” pediría a don Quijote que jurara cumplir una determinada aventura: “Bien puede vuestra merced, señor, concederle el don que pide, que no es cosa de nada: sólo es matar a un gigantazo, y esta que lo pide el la alta princesa Micomicona, reina del gran reino Micomicón de Etiopia”.

- Don Quijote y Sancho dormían una noche en el bosque, cuando don Quijote oyó un ruido. Sin ser descubierto, observó que se trataba también de un caballero andante y su escudero. “Era hombre membrudo, y no muy alto de cuerpo. Sobre las armas traía una sobrevista o casaca, de una tela, al parecer, de oro finísimo, sembradas por ellas muchas lunas pequeñas de resplandecientes espejos, que le hacían en grandísima manera galán y vistoso; volábanle sobre la celada grande cantidad de plumas verdes, amarillas y blancas; la lanza, que tenía arrimada a un árbol, era grandísima y gruesa, y de un hierro acerado de más de un palmo”. Al final de la aventura este caballero resulta ser el bachiller Sansón Carrasco.

15. En la segunda parte de la novela, se habla de una primera parte. ¿Quién sabe de su existencia y qué se dice de ella?

Son el bachiller Sansón Carrasco, Sancho y don Quijote quienes saben de dicha primera parte: El bachiller Sansón Carrasco le cuenta a Sancho que sabía ya de un libro escrito por un historiador árabe con el nombre de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, y que en él se narraban con exactitud las aventuras que pasaron los dos compañeros: “anoche llegó el hijo de Bartolomé Carrasco, que viene de estudiar de Salamanca, hecho bachiller, y yéndole yo a dar la bienvenida, me dijo que andaba ya en libros la historia de vuestra merced, con nombre de El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha”. Don Quijote se alegra de tal interés por sus hazañas y hace llamar al bachiller para hablarlo.

16. Explica qué inventa Sancho cuando tiene que buscar a Dulcinea del Toboso por encargo de don Quijote.

Sancho ve al cura y al barbero, que le reconocen y le preguntan por su amo. Entonces Sancho les cuenta que está sufriendo por su amada y que le ha encargado dar una carta de amor a Dulcinea del Toboso, pero descubre que la ha perdido y intenta recordarla. Al ver que su memoria es un desastre, Sancho se da por vencido y ni siquiera va ver a Dulcinea. Con el barbero, el cura y Dorotea, una muchacha a la que pretenden hacer pasar por princesa para controlar a don Quijote, Sancho marcha hacia donde está su amo. Una vea allí, Sancho cuenta que perdió la carta, pero que consiguió recordarla y escribirla de nuevo. Le cuenta que ella estaba limpiando el trigo, por lo cual no pudo ver la carta, y que tampoco sabía leer, por lo que una vez Sancho se la hubo dicho, la rompió. Mientras Sancho se inventa los detalles, don Quijote se va haciendo una composición idealizada de su amada.

17. Resume la aventura de don Quijote con la carreta de las Cortes de la Muerte.

Aparece ante Sancho y don Quijote una extraña carreta conducida por un diablo que transportaba a la muerte. Ante lo cual, don Quijote la detiene para enfrentarse a los supuestos peligros de esta aventura, paro para su sorpresa, descubre que se trata de un grupo de actores que venían de interpretar una obra llamada Las Cortes de la Muerte: “Señor, nosotros somos recitantes de la compañía de Angulo el Malo. [...]. Aquel manchebo va de Muerte; el otro, de Ángel; aquella mujer, que es la del autor, va de Reina; el otro, de Soldado; aquél, de Emperador, y yo, de Demonio, y soy una de las principales figuras del auto, porque hago en esta compañía los primeres papeles.”

18. ¿A quién vence don Quijote en justa batalla y qué le hace jurar?

Don Quijote logra vencer al Caballero de los Espejos, que es en realidad el bachiller Sansón Carrasco, quien planeaba ganarlo y así poder llevarlo a casa; pero al perder la batalla don Quijote le hace jurar que Dulcinea, su dama, es más hermosa que Casildea, la supuesta dama del caballero. Don Quijote también le pide que vaya a Toboso a contarle a Dulcinea la batalla que habían tenido y que dijera que confesara que él no había vencido a don Quijote anteriormente, sino a alguien que se le parecía: “Muerto sois, caballero, si no confesáis que la sin par Dulcinea del Toboso se aventaja en belleza a vuestra Casildea de Vandalia; y demás de esto habéis de prometer, se de esta contienda y caída quedáramos con vida, de ir a la ciudad del Toboso y presentaros en su presencia de mi parte […]. También habéis de confesar y creer que aquel caballero que vencisteis no fue ni pudo ser don Quijote de la Mancha, sino otro que se le parece”.

19. Di algunas de las cosas o personas que don Quijote dice ver en la cueva de Montesinos.

Don Quijote cuenta su experiencia en cueva de Montesinos. Ésta empieza cuando, mientras bajaba por una cueva de detuvo en una concavidad, donde se quedó dormido. De repente se halló en un bello prado rodeando un palacio. Ahí se le presenta Montesinos y los dos entran en el palacio y le presentan a Durandarte. Montesinos resume la historia de su primo (Durandarte), que está enamorado de Belerma.

Dice Montesinos que están en ese palacio encantados por el mago Merlín. En el mismo palacio Belerma y otros caballeros están encantados. Montesinos dice que el mago Merlín convirtió a Ruidera y a sus hijas en lagunas . También convirtió a su escudero Guadiana en río. Don Quijote ve una procesión de damas entre las cuales está Belerma. Distingue tres labradoras y una de ellas Dulcinea. Una de las damas que van con Dulcinea le pide dinero a don Quijote y éste se queda extrañado. La dama a cambio le da una prenda de Dulcinea que él acepta mientras le da seis reales.

Sancho no se puede creer lo que le cuenta, y lo manifiesta cuando don Quijote dice que había visto a Dulcinea y a las dos damas que la acompañaban, a lo que don Quijote contesta que no se podía creer lo que él le decía debido a que no tenia experiencia en el mundo, pero que algún día le demostraría que todo aquello era cierto.

20. ¿Quién es Clavileño? Cuenta la aventura de don Quijote y Sancho con este personaje.

La condesa Trifaldi acude supuestamente desde lejanas tierras a buscar a don Quijote para que éste le enfrente al gigante Malamambruno, que le había desposeído del reino. Pero un viaje tan largo sólo puede realizarse en la grupa de un caballo mágico, Clavileño, fabricado en madera y capaz de volar por los aires, gracias a una clavija que tiene en el cuello. Sancho, en un principio, no quiere subir a este caballo porque dice que no se siente con ánimos, y además dice que él no es un caballero para poder subirse al caballo. Tras ruegos, promesas y amenazas por parte de don Quijote, Sancho acepta.

Después de subir al caballo, les cubren los ojos con un pañuelo a ambos caballeros. Después alzan las voces para dar impresión de lejanía, les hacen aire mediante unos fuelles, les calientan los rostros con estopas ligeras y por último les hacen explosionar cohetes para dar fin al vuelo. Todos estos trucos consiguen que crean realmente que están volando.

Sancho queda tan impresionado por el “viaje” que imita a don Quijote en su transformación de la realidad y en su invención: “por junto las narices aparté tanto cuanto el pañuelizo que me tapaba los ojos, y por allí miré hacia la tierra, y pareciéndome que toda ella no era mayor que un grano de mostaza, y los hombres que andaban sobre ellas poco más que avellanas”.

21. Resume brevemente algunos de los consejos que don Quijote le da a Sancho antes de empezar su gobierno en la ínsula.

Don Quijote le empieza a dar consejos a Sancho comenzando por su cuerpo: debe mantenerlo limpio y aseado, no debe comer nada que le haga oler mal, ni comer demasiado ni muy deprisa porque si no puede dar una mala impresión. También le dice, por ejemplo, que no diga tantos refranes como suele, ya que le harían quedar mal: “no comas ajos ni cebollas, por que no saquen por el olor tu villanería. Anda despacio; haba con reposo; pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo; que toda afectación es mala.

Don Quijote finaliza diciendo que debe de gobernar bien ya que las responsabilidades que acarrearan su mal gobierno caerían también sobre él y no quiere sentirse culpable de ningún mal mandato. Sancho al oír esto le dice a don Quijote que si él lo desea dejará el cargo de gobernador, ya que no quiere que su amo sufra consecuencia alguna de lo que él pueda hacer mal. Don Quijote, al oír que Sancho está dispuesto a dejar de ser gobernador de una isla para que él no quede mal en ningún momento, le dice que merecería mil islas, puesto que sus razonamientos son sabios y correctos.

22. Explica alguno de los juicios de Sancho como gobernador de la ínsula Barataria.

Cuando Sancho llega a su ínsula, Barataria, le reciben con mucho afecto y cariño. Al verle le llevan a la iglesia y allí le dan las llaves de la ciudad y le admiten como gobernador perpetuo.

Al momento le llevan al juzgado donde comienza a ejercer como gobernador en unos juicios que le presentan los habitantes de la ínsula.

El primer juicio fue el siguiente: un hombre había recibido prestados diez escudos y no se los quería devolver a su dueño original porque decía que ya se los había devuelto. El primer hombre le dio al segundo una caña que tenia en la mano, tras lo cual juró ante todos que ya se los había devuelto, y entonces se afañó a recuperando su caña. Sancho, que se dio cuenta de este detalle, dedujo que los diez escudos estaban escondidos dentro de la caña. La rompió y efectivamente allí estaban: “Y mandó que allí, delante de todos, se rompiese y abriese la caña. Hízose así, y en el corazón della hallaron diez escudos en oro; quedaron todos admirados, y tuvieron a su gobernador por un nuevo Salomón”.

Otro caso que se le presentó es el siguiente: una mujer llegó ante Sancho diciendo que un hombre la había abusado de ella en mitad de un campo y no la quería indemnizar. El hombre decía que la mujer se le había ofrecido y que ya le había pagado lo justo por esos trabajos. Sancho le dijo al hombre que le diese una bolsa que tenia llena de dinero, y cuando se fue la mujer le mando salir detrás de ella para recuperar la bolsa. Al cabo de un rato regresaron el hombre y la mujer: el hombre no había conseguido cogerle la bolsa de dinero, Ante lo cual Sancho concluyo que si la mujer hubiera puesto tanto empeño en defenderse como lo ponía defendiendo su dinero nadie la habría forzado en el campo. Les mando ir y le devolvió la bolsa de dinero al hombre: “hermana mía, si el mismo aliento y valor que habéis mostrado para defender esa bolsa le mostrárades, y aún la mitad menos, para defender vuestro cuerpo, las fuerzas de Hércules no os hicieran fuerza. Andad con Dios, y mucho de enhoramala, y no paréis en toda esta ínsula ni en seis leguas a la redonda, so pena de doscientos azotes. ¡Andad luego digo, churrillera, desvergonzada y embaidora!”.

23. Describe la “belleza” de Clara Perlerina.

Es una joven, hija de un rico labrador, que se caracteriza por tener un lado más bonito que otro, “como una perla oriental”: si se observa por el lado derecho, resulta más hermosa que por el izquierdo, que le falta un ojo que le saltó por la viruela. Posee hoyos grandes, que más que hoyos son “sepulturas donde se sepultan las almas de sus amantes”. Es una muchacha limpia, que tiene la nariz levantada para no ensuciarse la cara: “es tan limpia, que por no ensuciar la cara, trae las narices, como dicen arremangadas”. Tiene una boca grande, que si no fuese porque en ella faltan diez o doce dientes, “pudiera pasar y echar raya entre las más bien formadas”. Sus labios son verdes, azules y aberenjenados. Sería alta y hermosa si se pudiera levantar, pero está tan agobiada y encogida que tiene las rodillas en la boca. Posee también unas largas y acanaladas uñas que muestran que, según su padre, es una buena persona.

24. Cuáles son las conclusiones de Sancho tras el gobierno que ejerce en la isla?

Deduce que ha nacido para ser labrador y no para ser gobernador, ya que lo que a él le gusta es cavar, arar y comer sin miramientos y vivir sin preocupaciones, antes que dictar leyes, comer poco y defender reinos: “ Abrid camino, señores míos, y dejadme volver a mi antigua libertad; dejadme que vaya a buscar la vida pasada, para que me resucite de esta muerte presente. Yo no nací para ser gobernador, ni para defender ínsulas ni ciudades de los enemigos que quisieran acometerlas. Mejor se me entiende a mí de arar y cavar, podar y ensarmentar las viñas, que de dar leyes ni de defender provincias ni reinos […] más quiero hartarme de gazpachos que estar sujeto a la miseria de un médico impertinente que me mate de hambre".

25. Qué razones aduce don Quijote para desmentir el falso Quijote?

Llegan don Quijote y Sancho a una venta próxima, donde descubren que unos caballeros estaban hablando de una segunda parte del Quijote que se había publicado. Decían de esta obra que era muy mala, y que en ella se muchas mentiras, como por ejemplo que don Quijote había olvidado ya a Dulcinea del Toboso. Un hombre se le acercó y le dijo: “sin duda, vos, señor, sois el verdadero don Quijote de la Mancha, norte y lucero de la andante caballería, a despecho y pesar del que ha querido ursurpar vuestro nombre y aniquilar vuestras hazañas como lo ha hecho el autor deste libro que aquí os entrego.”

Cuando don Quijote lee algo del libro se queda asombrado de lo malo que es y de todas las mentiras que en él se dicen: “En esto poco que he visto he hallado tres cosas en este autor dignos de reprehensión. La primera, es algunas palabras que he leído en el prólogo; la otra, que el lenguaje es aragonés, porque tal vez escribe si artículos, y la tercera, que más le confirma por ignorante, es que yerra y se desvía de la verdad en lo más principal de la historia; porque aquí dice que la mujer de Sancho Panza mi escudero se llama Mari Gutiérrez, y no llama tal, sino Teresa Panza; y quien en esta parte tan principal yerra, bien se podrá temer que yerra en todas las demás de la historia”. Cervantes aprovecha aquí para criticar la obra de Avellaneda, que a la vez lo criticaba a él.

26. Como se consigue que don Quijote vuelva a su casa?

Sansón carrasco se vuelve a disfrazar, esta vez de Caballero de la Blanca Luna, para intentar ayudar a don Quijote. El Bachiller le propone que si es derrotado, deberá volver a casa durante un año, y si vence, se quedará con todas sus posesiones. Esta vez sale victorioso Sansón, y a los pocos días del vencimiento don Quijote y Sancho se ven obligados a volver a su pueblo para cumplir su palabra.

27. Recobra don Quijote el juicio al final de su vida? Qué sabes de su testamento?

Después de haber estado durante unos días enfermo, don Quijote explica a sus amigos que ya no está loco, que ha recuperado la razón, y también que ya no se llama don Quijote de la Mancha, sino Alonso Quijano: “Yo tengo juicio ya, libre y claro, sin las sombras caliginosas de la ignorancia, que sobre él me pusieron mi amarga y continua leyenda de los detestables lecos, y no me pesa solo que este desengaño ha llegado tan tarde que no me deja tiempo para hacer alguna recompensa”.

Cuando llegó el médico a la casa de don Quijote y le vio dijo que sería mejor que se fuese confesando ya que no le quedaba demasiado tiempo de vida. Don Quijote al oír eso hizo llama a sus amigos y les comienza a decir que era consciente de todos los peligros en los que se había metido pero que ya había vuelto en sí, y que ya era otra vez Alonso Quijano “el Bueno”. Sus amigos le intentaban animar diciéndole que pronto iban ser todos pastores y que Dulcinea ya estaba desencantada, pero Alonso Quijano les dice que no se burlen de él, que ya estaba cuerdo.

En su testamento dice que le deja toda su hacienda a su sobrina, y que es su voluntad que si ella decide casarse, lo haga con un señor que no conozca las novelas de caballerías, ya que éstas le podrían llevar a la locura. Critica aquí a Avellaneda, autor de la falsa segunda parte de don Quijote de la Mancha, diciendo que dice tantos disparates como él hizo siendo caballero. Dice que se arrepiente de haberle dado motivos para escribir esa segunda parte del Quijote. Cervantes decide acabar con el personaje para que nadie más pueda copiar sus historias y, tras varios días en los que se desmaya muy a menudo, Alonso Quijano fallece.

29. Resume brevemente lo que más te ha llamado la atención de esta novela.

Lo que más me ha gustado son los personajes principales. Tanto don Quijote como Sancho son muy divertidos y ingeniosos, y sobre todo don Quijote divierte con sus razonamientos y acciones. Paradójicamente, don Quijote, o Alonso Quijado, recupera la razón cuando enfermece, y desvaría cuando está “normal”. En el caso de Sancho Panza ocurre todo lo contrario: él es el personaje que veía la realidad; en cambio al final de la obra podemos ver como está un poco “quijotizado”, es decir, ahora es él el que confunde realidad y imaginación. Quizás es la muerte de don Quijote al final lo que menos me ha gustado; aunque es una obra muy divertida, con aventuras, combates, amores, triunfos…: todo lo que se le puede pedir a una novela de caballerías, más la ironía.

30. Explica todo lo que sepas sobre el narrador.

Es narrador es una de las cosas que más curiosas y originales (dentro de lo que cabe en este libro) de la novela: el narrador varía durante el transcurso de la obra, pasando de un narrador externo omnisciente, que todo lo sabe, tanto físicamente como psicológicamente, de los personajes, a una especie de erudito que está recopilando una historia ya escrita (esto se da a conocer en la aventura del Vizcaíno, donde pone que no encuentra los papeles donde sigue la historia); y acabándola "Cide Hamete Berengeli", que es el escritor árabe que se supone escribió la historia (pero que en realidad forma parte del libro), quien continúa el libro. También se intercalan fragmentos en los que la acción se narra completamente por medio de diálogos entre don Quijote y Sancho.

R G i A

3

1

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha