Don Quijote de la Mancha; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Caballerías. Argumento. Personajes. Estilo literario

  • Enviado por: Juan Luis Ramírez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas
publicidad

EL INGENIOSO HIDALGO

DON QUIJOTE DE LA MANCHA

Comienza la obra con la breve descripción de las costumbres y estado de Alonso Quijano, Quijada, Quesada o Quejana, como en diversas partes llaman al protagonista.

Cervantes era conocedor profundo de las enfermedades mentales que padecían las gentes de su época, el hidalgo era de temperamento “caliente y seco” característico de gentes con imaginación e inteligencia, coléricas, melancólicas y maniáticas. Su protagonista coincidía con la locura que padecía Alonso Quijano, un personaje que en verdad perdió el juicio por entregarse sin reservas a la lectura de novelas de caballería y su insania consiste en creer que los eventos referidos en el relato son verdad histórica y fiel relación de hechos y hazañas de caballeros de épocas anteriores; de la misma forma asumía que a principios del siglo XVII, todavía era vigente resucitar la vida caballeresca para así defender la justicia y la equidad con estas premisas Alonso Quijano emprende la gran aventura por el mundo haciéndose caballero andante, para esto desempolva las viejas armaduras de sus bisabuelos de finales del siglo XV, en esto radica el sarcasmo, en el espíritu de defensa de lo antiguo, consecuente con esto, así se utiliza el lenguaje y la forma de concebir la vida, en el universo ficticio de la novela, toma un viejo rocín de su propiedad a quien llama Rocinante por sonarle de gran altura y significancia y el mismo se hace llamar Don Quijote de la Mancha, dignidad a la que no tiene derecho, y altera su apellido Quijano a Quijote, y al igual que los héroes de otras novelas le agrega su lugar de origen, y para no quedarse atrás de todos ellos elige una mujer para soñar en ella y dedicarle los triunfos y compartir los momentos difíciles, para esto toma una moza labradora de nombre Aldonza Lorenza de quien antaño estuvo enamorado, la llama Dulcinea del Toboso, en una ocasión en que Don Quijote necesita enviarle una carta, se pone de presente la relación ficcion-realidad, Don Quijote vivía en un mundo fantástico, por el contrario el cartero Sancho vivía en la realidad, esto hace que Sancho no encuentre la hermosa mujer que dibujaba Don Quijote y engañándolo la muestra como una mujer zafia y soez, así termina el primer capitulo donde se establece la base de la sátira con la que se entiende el resto de la obra.

Posteriormente se acuerda que un caballero debía armarse y recibir la orden de caballería, para esto no aguarda la oportunidad, al atardecer de su primera jornada, llega a una venta, la que confunde con un castillo, la principal característica del visianico caballero, confundir la realidad por lo general vulgar y corriente con su acendrada ficción literaria, a dos mozas de la mas baja condición, las toma por dos hermosas y graciosas damas, el sonido del cuerno de un porquero lo asimila al clarín de un enano que anuncia a sus superiores su llegada, al dirigirse a ellas utiliza un lenguaje ampuloso y lleno de arcaísmos. Se advierte que tales formas no son mas que un recurso humorístico, pues la sazón no eran normales en la lengua de Cervantes. El ventero un hombre maleante y socarrón le sigue sus peticiones fantásticas pues lo ha confundido con un noble castellano, y en esa noche en un evento grotesco imitan la sagrada vela de las armas que todos los libros de caballerías registran con profundo fervor religioso.

Aquí mismo se pone de presente que el hidalgo ingenioso nunca fue caballero, conocimiento que manejaban perfectamente los lectores, al saber que no se podía llamar caballero a quien no lo era, además de que caballeros tampoco podían ser los pobres o los locos, y Don Quijote ambas cosas tenia. Seguro de ya ser caballero sale Don Quijote muy alegre de la venta, y en pocas horas se enfrenta a la injusticia y abuso de poder, males contra los cuales combaten los caballeros de antaño, Juan Haldudo un rico del lugar golpea a su mozo Andrés por perder las ovejas de su aprisco, y por tal descuido lo priva de la paga, Don Quijote interviene a favor del débil y exige al patrón que cesen las molestias y cancele la deuda cuyo monto son nueve meses a siete reales, ha poco se retira Don Quijote y el labrador ata de nuevo a Andrés en una encina y lo azota hasta casi matarlo; Don Quijote es ignorante de esto pues el creía en el poder y respeto de la palabra empeñada. La siguiente aventura la tiene con unos mercaderes toledanos que iban a Murcia a comprar telas. Los seis venían con quitasoles , criados, caballos y mulas, Don Quijote los conmina a confesar la belleza de Dulcinea.

Don Quijote lanza en ristre los ataca después de no llegar a acuerdo y aquellos lo apalean brutalmente dejándolo en el suelo tendido sin alimento y en un estado de indefensión la locura toma unos nuevos, ribetes, se cree un personaje del romancero que le sucedía algo parecido, Valdovinos, y en sus quejas acude al romancero, Pedro Alonso un labrador del lugar lo encuentra en aquel lamentable estado, Don Quijote por su parte lo confunde con el marques de Mantua, se establece un disparatado dialogo, después evoluciona a otra fantasía ahora se confunde con el abencerraje Abindarraez y el labrador don Rodrigo de Narváez, personajes ambos de la Historia del Abencerraje y de la hermosa Jarifa; Don Quijote es llevado en su asno por Pedro Alonso, en adelante Cervantes no utilizara esta manida técnica del desdoblamiento de la personalidad que si utiliza Avellaneda en su versión segunda del apócrifo Quijote; mientras el ingenioso hidalgo duerme recuperándose de la violenta paliza, en el capitulo VI el cura, el barbero y su ama se disponen a quemar en una hoguera los libros de caballerías que han enloquecido al señor Quijano, de la selección que realizan solo se salva el Amadis de Gaula, el Palmerin de Inglaterra y el Tirante el Blanco, se ha dicho que hasta este capitulo la novela guarda una unidad y se la compara con las novelas ejemplares en su longitud, pero no es así, Cervantes continua y se describe en los capítulos posteriores. La segunda salida de Don Quijote, en el capitulo VIII Don Quijote ya no anda solo, se acompaña de Sancho Panza un labrador de su aldea, a quien convence con las promesas de alas ganancias y botines que obtendrá de sus aventuras y del gobierno de una “ínsula”, termino que Sancho no entiende por pertenecer al lenguaje arcaico que emplea Don Quijote, con este extraordinario personaje brotando del ingenio de Cervantes el dialogo se enriquece fluctuando entre el sueño caballeresco y la realidad, la locura y la sensatez, la cultura y la rusticidad, y entre la ingenuidad y la picardía; Sancho por su parte aprenderá constantemente de la sabiduría de su amo y pasara de ser un campesino tonto, a ser un gobernante que muestra mucha discreción y soluciones salomónicas, en la prometida ínsula, a la muerte de Don Quijote se ilusiona con la herencia. Los dos personajes montados en rocinante y el rucio llegan en sus andanzas ante treinta o cuarenta molinos de viento en los cuales ve Don Quijote gigantescos personajes que agitan los brazos, se lanza contra ellos y son arrasados por las grandes aspas. Jinete y caballo, este episodio es uno de los mas famosos de la obra y ha sido representado innumerables veces; en el día siguiente encuentra en el camino un grupo de dos frailes de San Benito, acompañados de sus mozos y en un coche una dama vizcaina con su escudero; Don Quijote interpreta que aquellos son encantadores y la dama la llevan prisionera, acomete contra ellos, y se aproxima al coche hablando en términos caballerescos y arcaicos a la dama, el escudero vizcaino lo interpela y terminan enfrentados con sus espadas al aire, continua la historia del vizcaino en que los contrincantes caen por el suelo, otorgándose la victoria a Don Quijote por no quedar tan maltrecho como su opositor y por haberle perdonado la vida gracias a la intervención de la dama del coche; solía en los libros de caballerías que quienes eran triunfadores enviaban los vencidos enemigos a sus damas o a la corte del rey, por tal razón Don Quijote le perdona la vida al vizcaino, para que viaje al Toboso y se presente frente a Dulcinea quien se supone hará lo que le plazca con el. Al anochecer los dos caminantes llegan a la choza de unos amables cabreros, es allí donde Don Quijote pronuncia el famoso discurso sobre la edad de oro ante un rústico auditorio, aquí Cervantes parodia uno de los temas del renacimiento; al abandonar a los cabreros, Rocinante se acerca a unas jacas de unos yangüeses quienes apalean al rocín, al dueño y al criado, estos llegan maltrechos a una venta, se presentan aquí las mismas confusiones y los divertidos malentendidos con un mozo y su amante Maritornes, en que se ven involucrados tanto Don Quijote como Sancho, aquí Cervantes despliega su gran maestría de narrador, con pormenorizados detalles en que hila un asombroso humor y capta sorprendentes valores expresivos, sin explicarse el por que de tantos golpes, Don Quijote se idea el bálsamo Fierabras, parodia del cantar de gesta francés de tema sagrado de aquellas tradiciones.

En la siguiente aventura, Don Quijote y Sancho divisan dos rebaños, la imaginación de Don Quijote los asemeja a dos poderosos ejércitos dispuestos a contender; a pesar de las advertencias de Sancho, Don Quijote se pone de parte de uno y acomete contra el otro, los pastores lo derriban a piedra, en este episodio se describen muy bien las armas y los participantes a quienes atribuye nombres poco comunes y de gran fuerza, en todas las aventuras sin que Don Quijote invierte la realidad, después del fracaso, atribuye la difícil situación a encantador que pretende menospreciar sus esfuerzos en bien de la humanidad; el encuentro con un cortejo de encamisados que en una litera llevan a un caballero muerto, Don Quijote con todas las intenciones de vengar la muerte se contiene al saber que el tal había muerto naturalmente de “calenturas pestilentes”.

En estos eventos es cuando Sancho llama a su amo caballero de la triste figura, como solían llamarse por algún apodo los caballeros famosos; otro evento es el de la bacia del barbero, quien para protegerse de la lluvia se la había puesto en la cabeza; al verlo Don Quijote cree aquella es el yelmo de Mambrino y lo ataca, este huye asustado dejando la bacia en manos de Don Quijote que la toma como una pieza adquirida en batalla y se la pone en la cabeza.

El siguiente episodio es el de los galeotes, delincuentes que llevan encadenados a pagar condena remando en las galeras del rey, entre los doce, el mas destacado por cantidad de delitos, que ellos de una manera procaz le contaron a Don Quijote, al verlos encadenados y teniendo en cuenta uno de los fines de la caballería, de dar libertad al esclavizado, procede a hacerlo, olvidando de paso, otro principio el de castigar de acuerdo con la justicia a los malhechores, en este hecho pone a los dos personajes, Don Quijote y Sancho, fuera de la ley, por lo que tienen que internarse en Sierra Morena, donde encuentran una maleta con papeles y ropas y artificio que utiliza para imbricar la histora de amores de Cardenio y Luscinda; y de don Fernando y Dorotea. Allí Don Quijote decide realizar una dura penitencia, siguiendo los pasos de otros héroes de los libros de caballerías, también en aquel lugar Don Quijote escribe una altisonante carta amorosa dirigida a la sin par Dulcinea del Toboso, Don Quijote tiene que revelar la identidad verdadera de Dulcinea: Aldonza Lorenzo; Sancho que lleva la carta se sorprende al saber que Aldonza fuese la dama, por quien tanto sueña su amo; pues el la conocía muy bien.

Entre tanto el cura y el barbero se han dado a la búsqueda del hidalgo para regresarlo a la aldea y evitar que cometa tantas locuras, con ellos se encuentra Sancho vía al Toboso, les refiere todo lo acontecido y al hablar de la carta se entera que se le quedo olvidada al amo, pero como se la sabe de memoria, el barbero y el cura se ofrecen a escribirla de nuevo, dándole pie, esta reescritura a confusiones divertidas con los términos caballerescos allí usados. Sancho es sobornado con una recompensa para que revele el lugar donde se encuentra Don Quijote, en el camino hacia el se encuentran con Dorotea quien busca a su amado Fernando, hacen que Dorotea represente el papel de princesa despojada de su trono, con el propósito que don quijote saque a relucir sus dotes de caballero, se la presentan al encontrarlo con el nombre de princesa M. comicona, le cuentan la historia y Don Quijote se compromete a resolver y castigar tal injusticia, de esta forma, el hidalgo es sacado de Sierra Morena, Sancho al ser interrogado por la misión tiene que mentir a su amo de regreso a la aldea, la comitiva pernocta en la misma venta en que fue manteado Sancho, mientras Don Quijote duerme, el cura lee la copia de la novela El curioso impertinente abandonada allí por alguien.

En la mitad de la lectura se ve interrumpido por ruidos provenientes de las bodegas, Don Quijote, en sueños ha sido provocado por unos gigantes, sonámbulos arremete contra las odres de vino, el cura lo calma y de nuevo se acuesta el héroe. A la venta llegan Fernando y Lucinda amantes de Dorotea y de Cardenio respectivamente; desarrollándose así la intercalada novela de carácter pastoril, también se presentan al citado lugar un cautivo de Argel acompañado de Zoraida, una hermosa mora, la concurrencia es considerable, Don Quijote imbuido del mismo espíritu que cuando ceno con los cabreros, pronuncia esa noche el también conocido discurso sobre las armas y las letras.

Aquí Don Quijote pone de manifiesto su agudo ingenio, su cultura curso es la base de los siguientes capítulos, en los que se incluyen datos autobiográficos, la historia del oidor, la del fingido mozo de mulas y de doña clara, son narraciones en las que Cervantes experimento las duras experiencias de la Santa Hermandad, acompañados del barbero a quien Don Quijote había despojado de su bacia, las situaciones cómicas se repiten, un miembro de aquel grupo identifica a Don Quijote con la persona que dio libertad a los galeotes.

El barbero y el cura arreglan la situación, argumentando la locura de Don Quijote. Posteriormente ellos mismos contratan a un carretero para llevar a la aldea a Don Quijote, quien es metido en una jaula improvisada sobre un carro tirado por bueyes, esta situación la interpreta el héroe como una agresión de los encantadores, el barbero ayuda a afirmarla cantando versos y profecías al estilo de las de Merlin, en ellas se les pronostica grandes aventuras, así el hidalgo se tranquiliza y así enjaulado llega a la aldea.

Tercera salida de Don Quijote. En esta el cura y el barbero, un mes después conversan animadamente con Don Quijote a fin de enterarse de su estado mental, muy bien mientras no se menciono el tema caballeresco, que lo hizo disparar su imaginación y mostrar que su insania era permanente, en esto entra Sancho con la noticia, que ha llegado a la aldea un bachiller de nombre Sansón Carrasco, quien hace referencia a la existencia de un libro impreso de titulo El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Don Quijote acompañado de su fiel escudero se encaminan al Toboso para pedir la licencia y bendición de Dulcinea, estando allí la oscuridad no les permite llegar al palacio buscando y van a para la iglesia, Sancho logra la salida del Toboso, donde Sancho fácilmente seria descubierto en su mentira, en el camino encuentra a tres damas, Sancho hace creer a su amo que una de ellas es Dulcinea y las otras sus acompañantes, por ser estas rústicas y feas, atribuye este fenómeno, a que el encantador ha omnibulado su misión, así la locura toma una nueva forma o su reacción ante la realidad se hace diferente, en la primera parte Don Quijote confundía toda la realidad con gigantes, castillos, etc., imaginación tomada de los libros de caballerías, ahora el que esta afectado es Sancho con el mismo mal que tuvo su amo, pues ahora ve la realidad tal cual es pero esta cualidad de sentir la atribuye a malignos encantadores envidiosos de el. Así será el comportamiento durante la segunda parte, se encontraran con cantidades de gentes que trataran de ajustarse al mundo caballeresco en el que vivió, pero Don Quijote solo vera la realidad cotidiana y vulgar.

En el día se encuentra a una compañía de cómicos que representa el auto titulado “Las Cortes de la Muerte” y con ellos vive una aventura de poca trascendencia, pero por la noche, se sorprende Don Quijote, Sancho y aun al lector, cuando en despoblado aparece la figura de un caballero andante, armado como manda el código de caballería, melancólico y enamorado de Casilda de Vandalia, acompañado de su respectivo escudero; se trata del señor de los Espejos, discute con nuestro héroe sobre la belleza de sus damas y se van a combate, entre tanto los escuderos entablan una amena conversación muy conocida entre los demás episodios de la obra, al amanecer se efectúa la lucha de los dos caballeros donde resulta ganador Don Quijote; al descubrir su rostro queda estupefacto al distinguir al bachiller Carrasco. Poco después encuentra a don Diego de Miranda, prototipo de la persona discreta, instruida de buenas costumbres que se admira de la locura de Don Quijote, don Diego a quien Don Quijote le “parecía un cuerdo loco y un loco que tiraba a cuerdo” pues al lado de sus extravagancias y temeridades admiraba la inteligencia y gracia de su conversación, los invita a su casa donde su hijo tiene interesantes diálogos con el ilustre hidalgo que afirma así su ingenio y su agudo criterio.

Continuando su trasegar Don Quijote y Sancho se involucran en la historia amorosa de Busilio el pobre, Evitelia la hermosa y Camacho el rico; este ultimo por su riqueza ha logrado la mano de la moza, quien ama verdaderamente a Basilio; este fingiendo suicidarse logra impedir la boda, finalmente logra Basilio casarse con ella.

En otra aventura, nuestros personajes atraviesan el Ebro en una barca abandonada, los dos terminan divertidamente en el río. El día siguiente, Don Quijote encuentra una bella cazadora , hace que Sancho la salude solemnemente y le haga la presentación, ella quien resulto ser una duquesa afirma saber ya de Don Quijote por la primera parte impresa que rueda por todas partes y acoge amablemente a los visitantes.

Un día se organiza una cacería a favor de Don Quijote, un criado disfrazado de diablo anuncia la llegada de un cortejo de encantadores que traen a Dulcinea del Toboso, Merlin pronuncia el maleficio de Dulcinea pues fue convertida en una rústica aldeana y que para recobrar su estado normal debe ser azotado Sancho. A la farsa de Merlin sigue la de la condesa Trifaldi que le pide a Don Quijote viajar a Candaya a desencantar a la infanta Antonomasia y a don Clavijo que fueron convertidos por el gigante Malambruno en una simia de bronce y un espantoso cocodrilo respectivamente.

Después de varias bromas que les fueron hechas a Don Quijote y a Sancho reemprenden sus andanzas y en Cataluña se topan con una cuadrilla de bandoleros, en este capitulo se opaca la figura de Don Quijote y resalta la de Roque Guinart, el capitán que los acaudillaba, en esta ciudad portuaria nuestros personajes se pasman al conocer el mar, la alegría y el bullicio de la gente, en casa de don Antonio celebran una fiesta en honor de Don Quijote donde se realizan trucos de magia y son llevados Don Quijote y Sancho a la playa para visitar las galeras cuando se enteran del inminente ataque de un bergantín turco que se aproxima velozmente; la guerra también aparece, ahora que el hidalgo ha recuperado la razón y los hechos eran óptimos para el despliegue del ingenio. Dos días después llega un caballero armado en cuyo escudo estaba pintada una resplandeciente luna; este reta en la playa a Don Quijote a singular combate con el propósito de establecer que su dama es mas hermosa que Dulcinea del Toboso, Don Quijote es derrotado con facilidad y antes de declinar su convicción en la belleza de su dama prefiere a muerte, ante esto el caballero de la Blanca Luna respeta su entereza en Dulcinea, pero el se contenta con que el Hidalgo se retire a su lugar un año o el tiempo que el demande.

Regreso a su aldea y muerte de Don Quijote.

A un año lo conmino el caballero de la Blanca Luna, a no ejercer oficio de caballero andante, debilitado y melancólico regreso a la aldea; las jornadas carentes de aventuras reflejan la tristeza del hidalgo desarmado, a su lado camina Sancho y el Rucio va cargando su armadura, Don Quijote planea dedicarse a la vida pastoril, pasan por el castillo de los duques, que de nuevo bromean con el amor de Altisidora, se hospedan en un mesón donde conocen a Alvaro Tarfe, personaje del falso Quijote de Avellaneda, quien se encarga del universo de Cervantes, de clarificar que Don Quijote cayo enfermo y durante seis días de calenturas y de un prolongado sueño despertó curado y en su nuevo estado de cordura pidió confesión y hacer su testamento, realizadas estas peticiones, Alonso Quijano el Bueno, pues ya no quiso llamarse Don Quijote, murrio tranquilamente de una manera cristiana, ante los deseos de Sancho de que no se dejara morir para seguir la vida pastoril como lo tenia planeado.

Bibliografía

2000 Años de Literatura Universal

Grupo Educativo Visual

Impreso en Colombia

TITULO


EL INGENIOSO HIDALGO

DON QUIJOTE DE LA MANCHA

ESCUELA

RICARDO FLORES MAGON

MATERIA

TALLER DE ANALISIS LITERARIO

MAESTRO

GEOSE DAVID CHI PUERTO

ALUMNO

JUAN LUIS RAMIREZ STOELTING

FECHA

12 DE ABRIL DE 1999