Discurso del orden; Foucault

Filosofía contemporánea. Estructuralismo. Delgación de responsabilidades. Libertad de expresión y opinión. Gobierno. Sexo. Verdad. Comentario de texto

  • Enviado por: Kan
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

El discurso del Orden

Lo que Foucault me hizo pensar

Debo comenzar mencionando que este peque¤o escrito no piensa salirse del orden de las cosas, todo lo contrario intentar ser de lo mas recto en cuanto a los c nnones establecidos se refiere, cumplir para empezar con la cinco cuartillas que se solicitaron para la primera parte. Ser complaciente con mi disciplina, congruente con la moral, se dirigir exclusivamente a mi profesor y por ser alumno no pedir mayor atenci¢n que una simple (aunque espero que alta) calificaci¢n.

Har pues un discurso a cerca del orden, hablar entonces de lo bien disfrazado que se encuentra el muro de contenci¢n de las ideas, de lo importante que le resulta a la instituci¢n estructurar todo un sistema de pensamiento que funcione desde el interior de los individuos, as¡ como desde el exterior, que no exista la necesidad de estar all¡ encima para cubrir todos los niveles ¨Para que estar tan cerca, si se pueden delegar responsabilidades a los brazos de la instituci¢n, si desde el n£cleo m s peque¤o (la familia) se nos dice que existen infinidad de asuntos de los que no debemos hablar, pues, ni siquiera preguntar?¨No es cierto que ya sea en la escuela, en la casa, en la calle o incluso en la combi, no se puede decir cualquier cosa?¨Como no preguntarme si en realidad soy completamente libre de decir, escribir, exhibir lo que quiera. Expresarme como mejor me parezca, si de verdad aquello que ir a decir cobra importancia, es decir que mi discurso puede estar cargado de informaci¢n importante, datos que alteren el orden del sistema...? Ups!!! no debo cuestionar estas cosas...

Soy libre de decir lo que me plazca, lo interesante de eso es que mis palabras deben ser validas, respaldadas por la instituci¢n, avaladas por alguien. No se puede andar por all¡ hablando como "loco", tus palabras deben salir en el lugar y momentos adecuados, en la situaci¢n propicia, siempre deberemos buscar a la persona indicada, esa persona que es quien nos debe escuchar; si me quiero confesar, debe ser con un representante de dios aqu¡ en la tierra; si soy neur¢tico es el psic¢logo quien lo determinar ; y por si fuera poco, si mi expresi¢n es de car cter est tico es importante que tenga mi titulo a la mano, ya que ser mas f cil ser tomado en cuenta y la gente que observe mi trabajo, deber ser un p£blico conocedor, "culto", que sepa a lo que va.

Existen muchos m todos para limitar... perd¢n quise decir organizar el uso de las palabras, de los mensajes, que si se llegan a pronunciar pasen por filtros morales, legales, cualitativos, educativos. Que, si se dice algo, tenga el respaldo, ya sea de cierto numero de personas, o de alguien con el poder para que, con el simple hecho de ser l quien lo apoya, el discurso valga la pena.

Existe un caso muy concreto; precisamente en este a¤o una delegaci¢n del EZLN vino a la ciudad de M xico con la esperanza de retomar un dialogo empantanado, el resultado despu s de protestas, discursos y la petici¢n de hablar ante el Congreso: una ley de derechos ind¡genas irrisoria, que a nadie excepto al gobierno dejo contento. El punto creo es claro, el discurso que pudieron generar los ind¡genas ante la C mara lleg¢ a ser peligroso en el momento de su transmisi¢n televisiva(recordemos el horario de transmisi¢n por supuesto), mas adelante se habl¢ de "asunto resuelto", todos felices y contentos. El Congreso hab¡a escuchado, el discurso, ya era trascendental para la naci¢n... y sin embargo no funciono, el sistema de manejo de informaci¢n hacia le gente (la preocupaci¢n del "caso Trevi-Andrade" parece ser mas importante, o por lo menos as¡ lo hacen parecer), la validaci¢n del discurso la llevan de la mano quienes detentan el poder.

En el caso anterior vimos como la libertad del discurso fue coartada por un sistema gubernamental, que para su conveniencia hace "como que escucha" y "como que act£a", nos hace ver cuan importante es, en primer lugar quien habla, esa persona que es quien ejerce la palabra no puede ser cualquiera y ademas que debe ser escuchada por alguien que la respalde. Es pues un camino a seguir, la palabra entra en el juego, cae pues en el orden.

Pero por supuesto, ese m todo no es el £nico que se utiliza cuando se trata de dominar el poder del discurso, tambi n nos prohiben temas. A cuantos de nosotros apenas nos permit¡an hablar de sexo cuando peque¤os, preguntar de que se trata, que es, con que se come(nadie dijo que como todo: con las manos y la boca, que f cil no?), existe un rollo educativo, moral, que nos dice de QUE debemos y de que NO debemos hablar, y por supuesto en donde se debe hablar. Nunca se explica que el sexo es algo intimo, no prohibido, y que si era cuesti¢n de duda se deb¡a hablar en un lugar mas adecuado, lo que nos hace reflexionar... cual es ese lugar correcto donde "puedes" hablar de un tema tan viejo como la vida, tan sabido(incluso por los mas peque¤os, gracias a la internet), tan natural, tan placentero, que tiene de malo hablar en tu restaurante favorito del grandioso orgasmo que le provocaste a tu pareja esa misma tarde, que es la raz¢n de su apetito y que ademas por estar enamorados van a ese restaurante que, como ya dije es su favorito.

Olvidaba que existen personas que se ofender¡an, que les parecer¡a de "mal gusto" y lo peor mi novia pegar¡a "el grito en el cielo", si me atrevo a mencionar a los cuatro vientos lo buenos amantes que somos, ya que nuestra sexualidad es un asunto completamente privado y en donde solo nosotros debemos tomar parte en la informaci¢n. Ya no se diga mencionar en alguna de nuestras casas de forma explicita y clara que tenemos relaciones, que hemos pasado muchas noches juntos y que nos hacemos el amor apasionadamente. Claro que esta censurado ese tema en las reuniones familiares, en donde se debe hablar de "como te va en la escuela", "que grande esta la ni¤a", "que rico le quedo el guisado, se¤ora", vaya temas inocentes que no alteren el orden, que no alteren la imagen tan buena que tienen de nosotros, por favor, como si fuera un secreto lo que sucede, como si fuera tan malo, como si por tener sexo seamos menos decentes o inmorales, hasta sucios podr¡an decir.

Y bueno, que se puede decir si quisi ramos tener relaciones en un parque, claro de noche, escondidos, o en un estacionamiento como en "Crash", puede resultar excitante. En este caso sera en nombre de la sanidad mental, que alg£n psicologo-demente nos tache de exhibicionistas, siendo la ciencia quien en correlaci¢n con la moral nos censurar¡a, estar¡amos mal, estar¡amos locos... pero que no cada quien tiene su verdad y que no, desde Einstein nada es absoluto(excepto esto ultimo), y que cada cosa es libre de decir y hacer lo que quiera... ah!!! claro en tanto que no da¤e la moral, ni moleste a nadie, u ofenda a alguien.

Entonces que quede claro, te debes portar bien, hablar bajito y con miedo, decir lo que piensas solo a tus amigos y pareja, tus "perversiones" escondelas, tus verdades tragatelas.

Bueno... antes de atragantarme pienso decir que ya que se toc¢ el tema, digamos algo, algo como que... no se si dir la verdad? no se si lo que hablar se podr comprobar, no se si caiga en una metodolog¡a cient¡fica, sociol¢gica, filos¢fica, no se si la instituci¢n escolar, el magisterio, los docentes, o aunque sea mi familia me respalde, o tal vez no est en el programa, mi profesor es "subversivo" y yo no tengo idea de lo que estoy hablando.

Pero que no es esa b£squeda de la verdad lo que ha movido al mundo, no es cierto que nos toca a los intelectuales, artistas, fil¢sofos, cient¡ficos, jueces, l¡deres, buscar esa verdad; ¨Que no es eso lo que nos dice Rafael en su fresco "La escuela de Atenas", al representar a cada uno de los portavoces de su disciplina, que cada quien tiene desde su punto de vista raz¢n y su propia verdad, que ninguno esta mal, que todos buscan lo mismo, que cada uno de ello busca la verdad?

Solamente que como en cada caso esto no es tan sencillo de hacer, ni tan f cil de decir, ya no se diga ser escuchado. En este caso nos encontraremos con una enorme barda, un muro que se llama de diversas maneras: especializaci¢n, disciplina, educaci¢n, etc, vaya todo aquello que nos remita a una metodolog¡a, que nos haga caer nuevamente en el orden, que nos obligue a que en caso de querer hablar, antes busquemos la autorizaci¢n del gremio, la opini¢n de los colegas, que por muy estudiados que sean no escapan de una estructura de pensamiento que ya llevamos desde mucho antes, quien nos asegura que la l¢gica es la manera en que debemos pensar, acaso es lineal esa manera de analizar, es redonda, es espiral¨Como es que debemos pensar?¨No es cierto que nuestra forma de hablar refleja nuestro modo pensar? Luego entonces ¨Es o no verdad que lo que sucede es que nos ense¤an a pensar?¨Que no es a trav s de la escuela y sus m todos did cticos que nos imponen un estilo, un m todo de an lisis(si es que lo incluye el maestro), y no es all¡ donde nos refuerzan el miedo al fracaso, al rid¡culo de estar diciendo puras pendejadas?

Es importante pues, reconocer que lo primero que debemos revisar es nuestra manera de entender la realidad, desechar la plana idea del bien y el mal, la raz¢n viene de cualquier lugar. Nos dejan comentar las cosas, nos sueltan algunos libros(despu s les pondr n IVA), existe derecho a la libre expresi¢n y sin embargo hace menos de un a¤o en Guadalajara unos j¢venes(ignorantes por cierto), atacaron un dibujo si no mal recuerdo en el que "se ofend¡a" la imagen de la virgen.

Limitan la cultura, la educaci¢n si bien intenta ser para todos, deja mucho que desear, el arte es elitista, la filosof¡a incomprensible para el grosor de la sociedad, los medios de comunicaci¢n masiva se enfocan £nicamente en entretener a la poblaci¢n, sueltan noticias importantes, de trascendencia si no de car cter vital inmediato, si de gran repercusi¢n en la vida diaria sin que la gente lo notemos, hacen sentir a la gente que cultivarse es aburrido y los maestros al obligar a sus alumnos a ir a los museos solamente los asquea as¡ como funciona lo mismo con las "lecturas obligatorias del curso" y cuando alguien trata de cambiar el orden, aparece el secretario del trabajo y dice que "Aura" es una lectura inapropiada para su hija, lo mismo que Gabriel Garc¡a M rquez. Y a pesar de los discursos que esta acci¢n gener¢, nada cambia los padres de la escuela lo apoyaron, en eso se respaldaron nos demostraron una vez mas que en realidad vivimos una bell¡sima farsa, un divertidisimo teatro y una comedia que me hace re¡r cuando pienso que soy "Libre de hacer y decir lo que sea".

Ya para finalizar y a manera de conclusi¢n debo decir que es cierto todo esto que Foucault nos hace reflexionar, pero tambi n es cierto que al toro ya es muy dif¡cil entrarle por los cuernos, es enorme y es mejor entrar en forma de virus y enfermarlo por dentro, un sistema podrido como el que nos ha tocado se derrumba por si solo, es a nosotros a quienes nos corresponde hacernos consientes de todo esto que esta sucediendo... tal vez sea otro turco este en el que caigo y a todos les conviene que piense as¡, que crea a estas alturas del partido que los cambios se deben hacer a manera de reformas, que las revoluciones y cambios radicales de sistema solo generar que el nuevo sistema crezca con los mismos c nceres del viejo sistema. Que no lo dijo Plutarco El¡as Calles en su discurso de protesta: que una revoluci¢n cumple su cometido cuando se convierte en instituci¢n y logra pues su cometido. Eso se hizo, cayendo nueva y tristemente en lo mismo que no se deseaba, Castro Rus no se ha convertido para los mismos cubanos en un dictador¨No deber¡an reformar su sistema, no digo cambiarlo, reformarlo. Continuar con el socialismo pero de alguna forma diferente?

Creo que debemos ser mas listos que el sistema que nos imponen, ser rebeldes sin caer en el vandalismo, ser ilegales pero inteligentes, ser cr¡ticos siempre, entrarle al juego con sus propias reglas y ganarle desde adentro antes de ser devorados, aplicar sus, nuestras leyes a nuestro favor, creernos eso de la democracia y aprovecharnos de eso para' joderlos. Nuestro deber es entonces ser ese "cuchillito de palo que no corta pero como chinga", avalarnos de sus leyes, ordenarnos en sus filas y con sus propias armas mejorar el sistema(que debemos reconocer), no esta del todo podrido, se pueden rescatar algunas cosas.

Me tendr n que disculpar por ser optimista, pero si no lo soy no podr¡a estar aqu¡.

El discurso del Arte

Esta es la segunda parte del trabajo, ensayo o como se quiera tomar. Aqu¡ me tomare algunas libertades mas de la que anteriormente me permit¡.

Debo comenzar explicando que cuando me refiero al discurso del Arte

estoy hablando de algo enorme y por completo abstracto, el arte es abstracto, no tenemos una definici¢n que se apegue en un sentido estricto a lo que entendemos por arte. Por lo mismo, como entender cual es el discurso de algo que por si mismo no se puede definir, de que manera genera un mensaje, cuantos lo podr n apreciar y luego quienes en realidad lo podr n interpretar.

El arte no tiene un mensaje claro, no podr¡a, si as¡ fuera caer¡a en la ilustraci¢n, la obviedad del mensaje, no incitar¡a a una reflexi¢n, no dejar¡a en claro que es una b£squeda de la verdad, no la verdad en si. Como dice Eduardo Galeano: "En la b£squeda de la utopia no se llega a ning£n lado, entonces de que sirve la utopia...? para seguir caminando".

El arte se plantea problemas, formales, tem ticos, existencialistas y hasta terap uticos, lo hermoso de esto es que no te da resultados claros, precisos de cual es la "neta", al solucionar un problema te encuentras con otro inmediatamente.

Retomo la imagen: "La escuela de Atenas" de Rafael para comenzar, l se encontraba en una poca similar a la nuestra; con un reciente auge en ciencia, todo en el arte se encontraba dicho, as¡ como en la ciencia y la filosof¡a, en la religi¢n nunca se puso en duda que Cristo era la verdad. En este mural est n representados desde Plat¢n con su Eidos, Arist¢teles y su mundo terrenal, Di¢genes, Miguel Angel, Pit goras y sus "mate", S¢crates, Tolomeo, grandes pensadores que lo £nico que buscaban era la explicaci¢n del Universo, cobijados por Apolo y Minerva, dioses del arte y sabidur¡a. No ser que Rafael ya no dec¡a que todos buscamos lo mismo; la religi¢n trata de explicar quien hizo al Universo, la filosof¡a trata de explicar como se lleva a cabo la vida entendiendo al Universo, la ciencia trata de explicar al Universo por partes, la tecnolog¡a arma con esos conocimientos una manera de controlarlo y el arte busca una abstracci¢n metaf¡sica de lo que se entiende como "El Todo".

¨No es acaso el arte un reflejo de nuestra sociedad?y¨No es nuestra sociedad reflejo del mundo y a su vez este del Universo?¨No es eso lo que la teor¡a de los fractales tan gr ficamente nos ense¤a? Luego entonces es mentira que el arte all muerto, es el individuo el que falleci¢...

Se desaceleran las econom¡as internacionales, la nuestra tambi n, nuestros ni¤os pierden cada vez m s el gusto por la imaginaci¢n, los medios solamente entretienen, la gente sufrimos de la depresi¢n digna de la gran cantidad de personas que somos, cada vez nos acercamos mas a ser n£meros, la ciencia avanza y avanza olvidando que su compromiso es con la gente, no con las empresas, en EU los ni¤os llevan pistolas a las escuelas, en Medio Oriente se est n matando diariamente y aqu¡ en nuestro terru¤o nos gu¡a la ignorancia, la intolerancia y el racismo, me pregunto¨Cual puede ser entonces el discurso del arte, si lo £nico que puede reflejar es una sociedad con valores disminuidos, triste y con apat¡a?¨Que debo escoger como tem tica, el amor, la felicidad, la esperanza? Ya nadie te escucha si hablas de eso, puede ser la naturaleza, tan pura, tan inofensiva, pol¡tica... nel! compromiso social? tampoco, globalizaci¢n, perversiones, escatolog¡a, lo que sea cualquier cosa va a hablar de lo perdida que se encuentra nuestra sociedad, la humanidad. Tampoco el arte tiene un sentido redentor, solo es un acto de fe, el querer a trav s de l y aprovechando que la tecnolog¡a nos facilita los procesos, los problemas la tem tica, el sistema las escuelas, los discursos complacientes los espacios y una supuesta libertad que se intenta simplemente, por lo menos en un sentido personal aclarar hacia donde se dirige en este momento la humanidad(no digo que es no pretencioso), aclararme antes que a nadie el sentido que llevan las actitudes, por que son as¡, que papel puedo jugar y si ese ser importante.

Aunque tambi n puedo pensar en que si cada cosa en su lugar esta por que alg£n movimiento universal lo coloco all¡, todo esta predeterminado y por lo tanto mi destino me llevar si continuo como voy, hacia la verdadera raz¢n de tanta reflexi¢n y encontrar un sentido del arte que hasta el momento es tan confuso como la vida misma, no por ello deja de ser hermoso enfrentarse todos los d¡as a pensamientos diferentes, observaciones de la gente, su comportamiento. Notar todo esto se debe ver en toda obra, o por lo menos un bosquejo, un viso de que all¡ se encuentra una verdad impl¡cita esperando ser encontrada por alg£n casual observador.

Debo decir que para concluir, que no somos libres de decir lo que sea, no somos libres de exponer lo que sea, sin embargo debemos hacerlo y para ello existen reglas que nos ayudaran a este proposito, nos facilitaran hablar de lo que se nos tiene prohibido, de intentar modificar una estructura de pensamiento, redondear, convertir en espiral esa manera plana de pensar, olvidarnos del bien, del mal, confluir con estos conceptos natural y tranquilamente. Ser tolerantes con los dem s y al mismo tiempo obligarlos a ver eso que se les quiere ocultar, mostrar que lo bonito no es lo bello, o lo bueno la verdad, la raz¢n, ni que lo que dice la iglesia nos har libres o que no consumir drogas te hace mejor persona(tal vez una persona sana, no mejor), ampliar en lo posible la manera de ver y entender las cosas.

Se que suena ambicioso, pero la verdad no me queda otro camino que so¤ar que se puede y declararme incapaz de aclarar cual es el discurso del arte, o "con que fin toda esta dial ctica en la historia", como dir¡a Arturo Rivera "si te pudiera explicar al arte te explicar¡a a Dios".

Sin mas que decir por el momento me despido y ojal que mis palabras no sean vanas, ni mis reflexiones cortas y que mis dudas me lleven a decir algo importante para alguien.

E.N.A.P.

MATERIA: COMUNICACION 1

EXTRAORDINARIO

NOMBRE DEL ALUMNO: ALFONSO P£REZ CANEK