Dimensión religiosa del hombre

Hecho religioso. Civilizaciones. Hinduísmo. Budismo. Islamismo. Judaísmo. Dimensión. Secularización. Crisis actual. Cristianismo. Pruebas. Santo Tomás

  • Enviado por: Angel Cristo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad
publicidad

EL HECHO RELIGIOSO

LAS GRANDES RELIGIONES

LA DIMENSION RELIGIOSA

PROCESO DE SECULARIZACION

EL HECHO RELIGIOSO ES INEGABLE

Los hombres han buscado siempre dar una respuesta a las preguntas acuciantes sobre el sentido de su existencia, del dolor y de la muerte, a la espera de una realidad definitiva en que creen encontrar su salvación.

Existe una búsqueda implacable del sentido de la vida, fuertemente enraizada al hombre que se manifiesta en múltiples sentidos y creencias.

EL HECHO RELIGIOSO EN LAS CIVILIZACIONES

Todas las culturas primitivas han manifestado esa inquietud humana por referirse a alguien venerado como sagrado y en quien esperan respuesta definitiva a sus preguntas sobre el sentido de su existencia.

Innumerables indicios lo atestiguan: sepulturas, pinturas rupestres, monumentos megalíticos, ritos funerarios, ofrendas y sacrificios.

Son manifestaciones muy arcaicas al principio, poco evolucionadas, pero cada vez mas concretas a medida que progresa la historia.

LAS GRANDES RELIGIONES:

Se pueden dividir en dos grandes grupos: el primero procedente de Oriente al que pertenecen el hinduismo y el budismo que se caracteriza por la búsqueda de la salvación individual hasta alcanzar la salvación divina. El segundo, el islamismo y el judaísmo con una fuerte transcendencia de un dios único.

EL HINDUISMO:

El dios Brahma no es un dios concreto sino la esencia del universo, la energía que mueve el mundo.

Para que el alma alcance la fusión con el Brahma, deba pasar por sucesivas reencarnaciones, según la conducta seguida en la vida. Durante este periodo se puede cíclico tiene que lograr la pureza total y la liberación interior. Una vida pura, el dominio, el desprendimiento, la veracidad, la no-violencia, la meditación interior y la invocación del nombre de dios son partes del progresivo esfuerzo para llegar al nirvana.

BUDISMO:

La vida es dolor y el origen de este esta en el deseo insaciable de la felicidad, propio del ser humano. Aniquilando esos deseos se propone un camino de salvación con gran esfuerzo personal. Procediendo en todo con pureza interior.

ISLAMISMO:

Es una religión monoteísta no hay mas dios que Alá y Mahoma que es su profeta.

La vida del musulmán esta regulada por el Corán que pide una serie de obligaciones: la practica de la oración, la limosna, el ayuno, la peregrinación a la Meca.

JUDAISMO:

Religión monoteísta que profesa la fe en un dios único, omnipotente y creador del mundo.

El libro sagrado es la Biblia, en la que narra la historia de la salvación del pueblo judío por Dios. Sus obligaciones morales, sociales, políticas y económicas están contenidas en la Torah, “la ley”.

No todas las religiones se representan con el mismo tipo de signos sino con una amplia gama de manifestaciones.

Los cultos comunitarios implican unos rituales públicos considerados indispensables para la felicidad del grupo.

Los mitos son expresiones orales o escritas que dan sentido y justifican el comportamiento de los que practican una determinada religión.

La magia es el poder por el que se adquiere la fuerza necesaria para dominar la realidad suprema en beneficio propio.

LA DIMENSION FUNDAMENTAL RELIGIOSA:

La religión implica un hecho psicológico individual, unas manifestaciones colectivas y unos contenidos morales, todo ello puede expresarse en términos racionales y simbólicos.

La religión supone en el hombre una apertura del misterio, mas allá de las explicaciones que allá en la razón y en la experiencia sensible; y un encuentro con Dios, que desembocara necesariamente en un compromiso de vida, en un estilo peculiar de relacionarse consigo mismo y con el mundo.

A través de la evolución de la cultura occidental, el hombre ha ido desmitificando sus primitivas concepciones de lo religioso.

Piensa que le cristianismo oculta mediante el misterio lo que es posible comprender mediante la ciencia.

Si bien la propia iglesia reconoce los errores que, ya como institución humana, ya en ciertos miembros destacados de ella, ha cometido, la realidad actual se aleja radicalmente de esta visión ridiculizante de la actuación del clero.

El Vaticano II ofrece una perspectiva mas real y evangélica de lo que la iglesia institucional representa.

En la actualidad los obispos afirman con su actitud la prolongación de la misión profética de Cristo, poniéndose al servicio del pueblo de Dios, dando pruebas de ello aun a riesgo de la propia vida.

Urge pues encontrar dentro del confusionismo ideológico que priva hoy en nuestra sociedad, y a pesar del escándalo provocado por los mismos creyentes, la verdadera fe de la identidad religiosa.

UN PROCESO DE SECULARIZACIÓN:

La historia de la religión cristiana en Occidente es la de un proceso de secularización; o, lo que es lo mismo de mundanizacion.

En épocas más antiguas, la religión desempeñaba el papel de suplir y rellenar las lagunas que la ciencia, la técnica y las humanidades presentaban. Con el proceso llegan a la mayoría de edad del hombre al cubrirse adecuadamente los vacíos interiores mediante la emancipación de las disciplinas respectivas, a pesar de la apariencia de irreligiosidad e incluso la antirreligiosidad, lo que ha ocurrido en definitiva es que el hombre actual ha prescindido del “Dios tapa agujeros”.

Para el creyente, este fenómeno significa el reto de intentar descubrir por medio un conocimiento más clarificador del hecho religioso y de su propia experiencia de fe, él autentico rostro de lo divino.

LA CRISIS ACTUAL:

No todos los creyentes reaccionan del mismo modo ante la función positiva y purificadora de la secularización.

De hecho estamos viviendo una época de crisis y graves desconciertos. Conviene señalar algunos factores que manifiestan esta situación: las diversas reacciones de oposición entre variados sectores de creyentes, con respecto a la iglesia oficial; las inevitables dificultades que ha supuesto la reforma del Vaticano II; la crisis de valores de la sociedad actual en todos sus niveles, y sus consecuencias en la vida religiosa; los innegables esfuerzos de la iglesia católica por recuperar el espíritu evangélico. Independizándose cada vez mas de los poderes terrenales.

RAZONES PARA CREER:

  • Creer en algo sin necesidad de ser probado.

  • Completo crédito otorgado a un hecho o noticia

  • Actuar fiado de alguien o de algo.

Estas son las actitudes humanas que designa la fe.

La fe es una relación entre dos personas: el creyente y el testigo. Para que esta relación se realice correctamente, es importante la actitud del creyente, la actitud del testigo y el contenido de la relación.

Se puede ser creyente de las opiniones de otro

Cuando el testigo ofrece una opinión, la garantía de que sea verdad el contenido de lo que opina es mínima.

Somos creyentes en la medida que aceptamos verdades intelectuales sin comprobarlas por nosotros mismos, es decir si damos crédito al testigo. Si un día comprobamos por nosotros mismos, el contenido de verdad de esas enseñanzas, dejaran de ser creencias.

En consecuencia una parte de estas ideas o creencias pueden convertirse en racionales.

Somos creyentes también cuando aceptemos la verdad que otros no cuentan.

El acto de fe entre el creyente y el testigo es un pacto mutuo. El testigo se compromete a comportarse de una manera concreta a cambio de una correspondencia del creyente.

En este modo de creer a venido ha significar una gran calidad de nuestro comportamiento

Entre personas conocidas. Por eso usamos entre otras expresiones, tales como: Entre nosotros hay confianza.

Fiarse exige un acto mas comprometido que dar crédito, por que el otro nos esta entregando toda la libertad y verdad.

El corazón es el centro del ser humano, en el que todo su ser constituido como cuerpo, alma y espíritu es asumido en una unidad y anulado y consolidado de una forma central es ese punto al que concurren todos los caminos de la vida personal para volver luego de nuevo a partir desde él. Lamamos corazón a ese ultimo fundamento, fondo interno del ser humano en que todo su ser constituido.

A es fundamento le llamamos también atalante o mentalidad, se refiere también en el modo como el hombre se sitúa con la misma autenticidad de corazón respecto a los demás hombres, respecto a un amigo o a las demás personas.

LA RACIONALIDAD DE LA FE:

Las ciencias racionales, al estudiar la realidad, lo hacen exclusivamente mediante un esfuerzo de la razón humana. De esta manera se excluyen todas aquellas afirmaciones cuya certeza no sea demostrada por la razón es decir que las ciencias únicamente aceptan la certeza conseguida mediante la razón.

La racionalidad del acto de al fe se inicia con la racionalidad de otras verdades más inmediatas que podríamos llamar preámbulos de la fe.

LA ACTITUD CREYENTE CRISTIANA:

La fe religiosa es fiarse entregando la propia persona y la vida como fianza a alguien descubierto como superior a mí. La fe religiosa es aceptar que alguien, con una libertad que no puede ser dominada por mí, entre a tomar parte en mi vida de tal manera que yo ya no pueda realizar como hombre sin contar con él.

La actitud creyente cristiana es una actitud religiosa que tiene un gran parecido con la actitud de la fe humana entre personas.

La actitud cristiana se parece a la fe entre dos personas. En la fe humana vemos y oímos mientras que en la fe cristiana no puede contar con la evidencia previa de la existencia de dios.

Pero así como en la fe entre personas no aceptamos crédulamente, sino que usamos nuestra capacidad critica y pedimos señales que hagan razonable nuestro acto de entrega al otro, también la fe cristiana se ha de ejercitar con una apertura critica valorando las señales que hagan razonable el acto de fe en dios.

La fe cristiana proclama que dios se había hecho presente en nuestro mundo tomando él la iniciativa de ofrecernos gratuitamente su amistad, mostrarnos la intimidad de su vida y llamarnos a compartirla atraves de numerosos signos.

El primer gesto de dios fue la creación del mundo, mas tarde el encuentro con Abraham posteriormente con Moisés.

Forma un pueblo de la alianza en el que nace y vive Jesús de Nazaret que con muerte en la cruz expresa su fidelidad al padre y consuma su alianza definitiva con dios.

Los testigos privilegiados de los hechos originarios fueron los apóstoles que recibieron el testimonio directo de Jesús.

¿POR QUE SER CRISTIANO?

Muchas personas han recibido la fe por herencia y se rebelan por considerarla como una imposición en él ejercito de su libertad.

Pero es importante que la fe de cada uno libre y responsable cada uno la exprese como desee.

La fe es un don de dios, que suscita en el hombre un enamoramiento, es decir una atracción producida por la calidad de su persona por el poder atractivo vinculaste de su bondad, de su belleza que anuncia la unión con él planificaste.

PRUEBAS:

Si hoy usamos esas argumentaciones no es porque tengamos dudas y haya que buscarlas soluciones sino porque sentimos la tendencia espontanea de razonar lo que hacemos o decimos y mostrar que no son crédulos.

Durante las diferentes épocas la fe ha sufrido diferentes aceptaciones dependiendo de las épocas.

El racionalismo llega a plantear las cosas de manera radical y exagerada.

Con la aparición de la ciencia se descubre la razón y se intenta razonar la fe.

Una fe que ha sufrido la critica incansable de los racionalistas de las diferentes épocas de la humanidad.

SANTO TOMAS:

La demostración de la existencia de dios es las llamadas cinco vais o cinco razonamientos:

1ºvia en los seres hay transformación, cambio y movimiento.

Ha de haber un movedor que no sea movido por nadie.

2ºvia no hallamos en el mundo ningún ser que se halla dado la existencia a sí mismo. Todo efecto tiene una causa.

3ºvia hay seres que comienzan de existir y otros que dejan de existir.

Ha de haber un ser que siempre haya existido y no pueda dejar de ser.

4ºvia descubrimos que existen diferentes grados de perfección en los seres.

Cualquier perfección nos indica que puede haber otra de mayor rango.

Ha de haber una perfección absoluta.

5ºvia vemos que hay cosas que carecen de conocimiento pero se dirigen a un fin, tienen una finalidad.

Los seres contingentes no tienen en sí mismos la razón de su existencia. El mundo no esta fundamentado en el azar ha de haber alguien cuya inteligencia oriente lo existente hacia un fin.

DEL HOMBRE A DIOS:

Según Kant la prueba de la existencia de dios se encuentra en el propio ser humano.

El hombre siente dentro de sí mismo una voz interior que le indica a cumplir con su obligación: es la voz del deber.

En la consecución del sumo bien hay que distinguir el bien en si o virtud y la satisfacción personal que proporciona al practicar el bien o felicidad.

EL AMOR ORIGINARIO:

El hombre siente dentro de si una llamada a un amor universal, a pesar de que también es egoísta.

Varios humanistas responden que el hombre consigue realizar su tendencia al amor universal cuando vive la solidaridad con todos.

Este amor originario es dios San Agustín expresaba esta misma idea cuando decía: tú eres mas intimo que mi intimidad al mismo tiempo que superior a lo supremo de mí.

Este punto de partida para el argumento mas hondo sobre una afirmación de Dios por el hombre, el argumento también mas conforme con el espíritu cristiano.

Dimensión religiosa del hombre