Didáctica

Educación. Docencia. Programación y planificación educativa. Padres. Alumnos. Enseñanza. Evaluación

  • Enviado por: Bexel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 31 páginas
publicidad
publicidad

  • LA PROGRAMACIÓN DE LAS TAREAS DE AULA.

  • UN PROFESOR DE CALIDAD ES AQUEL....PLANIFICA BIEN SU TRABAJO.

  • PROGRAMAR LA TAREA DIARIA.

  • EL ORGANIZADOR PREVIO.

  • LOS COMPONENTES DE LA PROGRAMACIÓN.

  • ¿QUÉ PRETENDEMOS?

  • ¿QUÉ HAY QUE ENSEÑAR?

  • ¿CÓMO HAY QUE ENSEÑAR?

  • EVALUAR MÁS ALLÁ DE CALIFICAR, EL SEGUIMIENTO.

  • 1.4. ADAPTACIONES CURRICULARES: EL TRATAMIENTO DE LA DIVERSIDAD.

  • UN PROFESOR DE CALIDAD ES AQUEL QUE... PLANIFICA BIEN SU TRABAJO.

  • La programación de aula es lo que realiza el profesor para llevar a cabo su clase. El profesorado tiene que tener una programación para llevarla acabo y saber lo que tiene que dar en cada momento.

    La temporalización de la programación no puede durar más de dos semanas.

    La planificación de aula tiene trabajo doble, ya que se tiene que realizar una programación acorde, para que el alumno aprenda, lo que el profesor hace.

    El alumno debe saber todo lo que el profesor va hacer y como valora todo el profesor en cuanto a la materia que se esta dando.

    Dos situaciones que el profesor debe superar seguir no seguir el libro de texto y también hay que trabajar con una programación improvisada o con tachones que será más efectivo.

    El profesor a la hora de hacer una programación debe tener en cuenta como los alumnos han llevado esa materia en cursos anteriores, para hacer una programación acorde con el nivel de la clase.

    El profesorado debe realizar esta planificación a tres niveles: el proyecto, como profesional perteneciente al claustro de profesores; la Programación Didáctica, como, miembro de un equipo docente, y la programación de Aula o planificación de su trabajo personal.

    Si nos centramos en la programación de Aula , podemos definirla como la “ unidad temporal de planificación”.

    La finalidad de la programación de Aula es doble: la planificación de los procesos de enseñanza y aprendizaje y la preparación y organización de la actividad docente.

    En cuanto a sus elementos, no vamos a dudar de lo esencial que es fijar con claridad los objetivos didácticos y los contenidos, pero cada vez es más importante pensar las estrategias y actividades a realizar en las clases.

    En relación con la evaluación educativa, la programación de Aula debe establecer no sólo los criterios y procedimientos para la evaluación de los aprendizajes y el rendimiento de los alumnos, sino también los indicadores que permitan valorar la propia programación y sus elementos y la propia práctica docente.

    El alumnado debe conocer la programación del profesor, debe saber lo que se espera de él, los trabajos y tareas que se le van a exigir para ser evaluado positivamente y los procedimientos que el profesor va utilizar para valorar su trabajo.

  • PROGRAMAR LA TAREA DIARIA.

  • Programar es hacer una serie de cosas para saber lo que una persona tiene que hacer o la tareas que va realizar.

    La enseñanza es algo contextualizado donde es muy importante hacer una programación ya que es vital.

    El auge de la psicología influyo mucho en cuanto a la enseñanza y a la hora de programar.

    Lo lógico antes era programar para todos de la mismas manera que todos.

    La programación era una forma de evaluar la practica.

    En el campo educativo, la programación que se realiza de las actividades en el aula será el acto curricular más cercano a la intervención didáctica con el alumnado.

    El concepto más usual es que programar las tareas de desarrollo y aplicación del vitae en el aula, es la plasmación formal de un conjunto de contenidos y actividades pensadas para que sean trabajadas en un contexto y en un futuro más o menos próximo.

    Hace unos cuantos años, el profesorado preparaba sus clases a partir de las acciones de debían realizar sus alumnos sin contar con su diversidad. La lógica era la uniformidad y la generalización. Sus juicios sobre los alumnos y alumnas, su experiencia previa, sus conocimientos, sus lecturas, sus creencias y los libros eran su “ teoría educativa y curricular”.

    Poco a poco va apareciendo un interés más práctico y más reflexivo; una visión diferente de entender la teoría y la práctica educativa y, por tanto, de la programación.

    Se empieza a hablar de proceso, de ambiente, de contexto, de diversidad, de cuestionar el libro de texto como herramienta única..........., y no tanto de resultados. Se extiende la opinión de que los objetivos, por muy bien redactados que están, no pueden expresar todo lo que interviene en el proceso educativo, y que el profesorado ha de plantearse hipótesis para la acción, que comprobarán en la práctica las actividades y la interacción didáctica.

    1.2.1 El organizador previo

    Toda programación de las tareas en el aula, ha de acometerse partiendo de las siguientes premisas:

    • Conocimientos pedagógico. ( Porqué una determinada selección de conocimientos).

    • Conocimiento social. ( Marco en que se encuentra la enseñanza).

    • Conocimiento psicológico ( Tipo de alumnos, su diversidad y sus características).

    • Conocimientos epistomológico ( El contenido y su secuencia lógica de aprendizaje)

    • Conocimiento del contexto específico. ( Necesidades, intereses, recursos.)

    Este trabajo previo a la programación en el aula, es el conocimiento de la existencia de una teoría curricular, implícita o explícita, que guía cómo se aplica el vitae en los centros y en las aulas.

    A partir de estas premisas previas podemos programar lo específico, ya que la programación se hace necesaria, no únicamente `para sistematizar el proceso, sino para aumentar la calidad de nuestro trabajo, ya que:

    • Nos dará cierta seguridad y ayudará a eliminar el azar y la improvisación.

    • Nos ayudará a eliminar los programas incompletos.

    • Evitará caer en la pérdida de tiempo y el esfuerzo vano.

    • Sistematizará, ordenará y concluirá el esfuerzo conjunto realizado.

    • Permitirá adaptar el trabajo pedagógico a las características culturales y ambientales del contexto.

  • LOS COMPONENTES DE LA PROGRAMACIÓN.

  • Antes de llegar a la elaboración de la Programación de Aula por parte de cada profesor, la CCP de cada centro, previo análisis del mismo, debe establecer la organización pedagógica, las líneas metodológicas y los criterios generales de evaluación. Posteriormente, los Departamentos de cada área de los IES y los respectivos ciclos en las CIP, en sus respectivos programaciones, concretarán esas líneas generales.

    Por último cada profesor debe elaborar unos criterios colectivos para la programación curricular lo que supone hacer referencia a todos los elementos que la componen, por tanto, toda programación de proceso para la acción en la enseñanza debe propiciar información sobre las siguientes cuestiones:

    - ¿Qué conocimientos hay que tratar y su selección cultural?

    Permite analizar los contenidos de aprendizaje, como experiencias socio-culturalmente organizadas, y los objetivos o procesos de crecimiento personal que se deseen suscitar, favorecer o facilitar mediante la enseñanza. Es el contexto de la enseñanza.

    - Cómo organizar el contenido y en que escenario o ambiente se realiza el aprendizaje.

    - De que forma trabajar el contenido en la acción. Esto es, como hay que estructurar las experiencias de aprendizaje y los intereses de los alumnos. En la práctica, lleva el establecimiento de tareas, recursos y procesos de temporización íntimamente relacionadas.

    - ¿Cómo regular todo el proceso, con referencias relacionadas de valoración y realimentación del proceso y del resultado de la enseñanza-aprendizaje?

    1.3.1. ¿QUÉ PRETENDEMOS?... El papel actual de los objetivos.

    Los objetivos, en cierta medida, son siempre expresión de una cierta utopía. Así pues, no identificamos los objetivos con el resultado del aprendizaje, sino que lo conceptualizamos como una guía orientadora (objetivos de capacidades, objetivos, tendencia, objetivos expresivos), como principios de procedimiento del proceso didáctico que conduce a la consecución de un resultado peculiar por parte de cada alumno, de acuerdo con su estructura mental y su proceso de aprendizaje. En la programación del aula, los objetivos asumen un nivel de referencia que orienta el desarrollo de las diversas capacidades de los alumnos en las tareas o actividades en el aula.

    En diseño de los objetivos didácticos pretende adaptarse a la realidad de los alumnos, a las bases curriculares y, sobre todo, el análisis de los procesos educativos, sin olvidar tampoco los resultados. Esta opción requiere adoptar unos 9 objetivos amplios orientadores de la acción, que actúan como guía de la actividad sin constreñirla. Su formulación será, por tanto, amplia e indicativa permitiendo que le intento de consecución del objetivo pueda orientarse desde distintos caminos en función de las variables que intervienen en el ambiente exterior e interior del aula. El proceso ganará, de esta forma, en diversidad y adaptación a las características de los alumnos.

    Por tanto, los objetivos cumplen las funciones esenciales: una, la de servir de guía a los contenidos, y otra, la de introducirse didácticamente en cada una de las tareas de aprendizaje.

    1.3.2. ¿QUÉ HAY QUE ENSEÑAR?... los contenidos de la enseñanza…

    Actualmente, parece producirse un replanteamiento del papel de los contenidos. Entendemos por contenido educativo el conjunto de formas curriculares y de saberes que constituyen parte de las relaciones sociales del contexto y que se introducen y permite organizar las tareas pedagógicas del aula para construir y reconstruir el conocimiento del alumno.

    En la programación de aula tendremos que acotar, seleccionar y ordenar qué contenidos son los más adecuados en función de unidades didácticas de trabajo con sentido y motivadoras que son pilares provocados de conocimientos posteriores.

    Un contenido debe ser “útil, significativo, adecuado y global”.

    Actualmente se distinguen en el currículo prescriptito tres tipos de contenidos:

    - Contenidos conceptuales. (Conceptos, principios, hechos, sistemas conceptuales…)

    - Contenidos procedimentales (procedimientos = conjunto de acciones ordenadas para alcanzar una meta).

    - Contenidos actitudinales, (actitudes, valores y normas).

    1.3.3 ¿Cómo hay que enseñar?

    Dice el refrán que “ cada maestrillo tiene si librillo”,

    “ un profesor de calidad es aquel.... que utiliza una, bien programada, correcta, y organizada, METODOLOGÍA DE TRABAJO”

    La pregunta sería y ¿ qué se entiende por una correcta Metodología?

    Pues, en mi opinión, aquella que respondiese, al menos, a los siguientes interrogantes:

    • ¿Cómo voy a trabajar esta unidad?

    • ¿Cómo la van a trabajar mis alumnos?

    • ¿Qué tiempo tenemos?

    • ¿Cómo voy a distribuir ese tiempo?

    • ¿Con qué espacios cuento para el desarrollo de esta unidad?

    • ¿De qué recurso dispongo?

    • ¿Qué tipo de actividades / tareas van a realizar mis alumnos?

    • ¿Qué actividades concretas van a realizar mis alumnos?

    • ¿Cómo las voy a valorar?

    1.3.4. Evaluar más allá de calificar. El seguimiento.

    Durante la unidad o programación que se hace, se tiene que ir evaluando, para saber si los niños se están enterando de lo que se esta dando y si lo han entendido.

    La evaluación debe proporcionar criterios de seguimiento de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, es decir, sobre el funcionamiento y los resultados.

    La evaluación no es un sistema de clasificación de los alumnos que sitúa a unos más arriba en la escala del éxito que otros. La evaluación no es una finalidad, sino un medio.

    Desde la actual perspectiva, evaluar es entender y valorar los procesos y resultados de las tareas educativas en su contexto.

    La finalidad de la evaluación es mejorar la intervención pedagógica de las tareas controlando todos los elementos que intervienen en la programación, para edecuarla cada vez más a los alumnos y comprobar si éstas intervenciones pedagógicas han sido útiles o no.

    Por ello, el profesor debe establecer en su programación los momentos de evaluación pertinentes para recoger información sobre el proceso de la tares: inicial, formativa y sumativa, así como las técnicas adecuadas a cada momento para que el alumnado disponga de una información que le ayude a progresar hacia el aprendizaje

    ( observación, trabajos realizados, entrevistas, pruebas escritas, cuestionarios.......)

  • ADAPTACIONES CURRICULARES: El tratamiento de la diversidad.

  • La compensación educativa es una de las cosas más importantes.

    Hay cursos especiales para personas o alumnos extranjera, con lo que si entran en un curso de gente española, tendrán que adaptarse.

    También existen gente que es superdotada y que hay que tiene que tener una atención especial ya que con el ritmo de la clase se aburre.

    Las adaptaciones curriculares son una respuesta educativa ante la diversidad de alumnos de la escuelas. El tratamiento de la diversidad es tan múltiple como los ámbitos en los que se manifiesta esta diversidad.

    El término de adaptación significa “adecuación”, en este caso, la expresión “adaptaciones curriculares” significa la acción que ejerce la institución escolar par adecuar el vitae a las características diversas que se presentan en cualquier momento del proceso de enseñanza-aprendizaje, especialmente referido a los sujetos.

    Puntualmente se asocia el término “ adaptaciones curriculares” con el de “alumno con necesidades educativas especiales ( a.c.n.e.e).

    Las adaptaciones curriculares son intrínsecas al mismo curriculum

    La LOCE( 2002) establece una diversidad especifica de alumnos: de compensación educativa, extranjeros, superdotados, y finalmente los alumnos con necesidades educativas especiales.

    Creo que , como último nivel de concreción curricular, la adaptación es inherente al hecho educativo, es decir, no puedo concebir una correcta educación sin una adaptación continua.

    COSAS PARA HACER LA PROGRAMACIÓN.

      • RD 1006/91 (14-06-91)ENSEÑANZAS MINIMAS

      • RD 1334/91 (06-09-91) CURRÍCULUM.

      • RESOLUCIÓN (05-03-92) ELABORACIÓN P.C.C.

      • ORDEN (12-11-92) EVALUACIÓN.

    http:// www.jccm.es/educación/desarr/decretos/decretos.htm

    Nos bajamos el borrador del Decreto curricular educación primaria y de ahí nos bajamos el primar punto.( Elementos del curriculo de Castilla la Mancha).

    Materia vamos hacer la programación el ciclo, la unidad. Buscar libros de textos. editoriales distintas.

    CONCLUSIÓN

    Por último, como conclusión de esta unidad, es decir que programar es un acto dinámico que se caracteriza por la comunicación y la interacción, y no por aislamiento y la individualización.

    No podemos olvidar otros componentes que entran en la programación del trabajo diaria: La motivación, la orientación constante del alumno, el tratamiento de la diferencias en el aprendizaje y la flexibilidad de aplicación de la programación, que permita adecuarla a las diversas circunstancias académicas, culturales y sociales que pueden surgir.

    Una reflexión, un debate y el tomar decisiones constantemente sobre las tareas que desarrollamos y enseñamos en el aula nos ayudará a mejorar cada vez más la práctica educativa. Nunca una programación ha de estar cerrada, sino que su estructura ha de tener un carácter abierto y flexible, público y mejorable en el sentido más amplio de mejora profesional, institucional y social.

    TEMA 2: DIAGNÓSTICO Y EVALUACIÓN DE NECESIDADES.

    2.1. PLANTEAMIENTOS INICIALES.

    2.2. CONCEPTO DE NECESIDAD. TIPOS DE NECESIDADES.

    2.3. EVALUACIÓN DE NECESIDADES.

    2.1 PLANTEAMIENTOS INICIALES

    El primer paso a dar en la confección de un Programa es el diseño del producto formativo que pretende lograrse a través de dicho programa.

    A la hora de plantearnos el diseño de un Programa educativo nos podemos encontrar con dos opciones:

    1.Que ya exista un Programa oficial establecido para ese asunto. Bien a nivel nacional, o, autonómico.

    En el primer caso podemos aceptar que, el planteamiento oficial es adecuado a la situación, por lo que pasaríamos directamente a establecer prioridades, o bien que el planteamiento oficial necesita una reformulación para adecuarse mejor a la situación en cuyo caso actuaríamos como en la segunda opción.

    En el caso dos nos encontramos con que la primera cuestión que se nos plantea es “¿por donde comenzar?”. Y ahí es donde entra en juego el concepto de “necesidad” como punto de partida de diseño de un proceso formativo. Esta situación difiere del caso primero pues cuando se parte de un programa oficial la evaluación de las necesidades ha sido realizada por un grupo de expertos que a raíz de las necesidades de los resultados de dicha evaluación han configurado el Programa oficial.

    2.2.CONCEPTO DE NECESIDAD. TIPOS DE NECESIDADES.

    El concepto de necesidad es amplio y con diferentes acepciones posibles.

    En educación el tema de las necesidades desde las que se justifica y da cuerpo a un Programa Formativo adquiere una importancia fundamental.

    TIPOS DE NECESIDADES:

    1. Necesidad normativa: son las que aparecen con respecto a un determinado stardard.

    2. Necesidad sentida: son la respuesta a la pregunta ¿Qué necesitas?

    3. Necesidad expresada o demandada: se toma la demanda como indicador de la necesidad.

    4. Necesidad comparativa: Basadas en la justicia distrubutiva.

    5. Necesidad prospectiva: son aquellas que con toda probabilidad se presentarán en el futuro.

    DIMENSIONES DE LA NECESIDAD:

      • Necesidades prescriptivas o exigencias.

      • Necesidades individualizadas.

      • Necesidades de índole cultural, técnico e incluso de ocio u tiempo libre.

      • Necesidades sociales.

    Esta claro que el sentido que aquí quiero dar a esta fase del diseño curricular es que la enseñanza no parta desde arriba ( administración) o por lo menos que sus postulados no sean excluyentes, sino que den cabida a la propia situación como marco de definición de las condiciones y los propósitos orientadores de la acción escolar.

    2.3. EVALUACIÓN DE LAS NECESIDADES.

    Pero, ¿Cómo hacer la evaluación de necesidades?

    Cada tipo de necesidades exige un procedimientos distinto, así :

    Las necesidades prescriptivas, a través del análisis del Programa y a través del análisis y clarificación de lo que realmente se pretende con la programación que se va a realizar.

    Las necesidades individuales, detectando los deseos de las personas que participarán en la experiencia programada, pensando en cosas que vendrían bien a esos deseos y negociando las alternativas individualizadoras y opcionales a ofrecer a loas participantes.

    Las necesidades de desarrollo, pensando qué cosas más se podrían hacer. Qué experiencias colaterales podrían mejorar tanto el proceso como los resultados a alcanzar.

    Queda claro que todas estas necesidades se convierten automáticamente en objetivos pues, por ejemplo, si se nos dice que un niño de primer ciclo de Primaria necesita expresarse con corrección, inmediatamente hacemos la traslación a objetivo y ponem,os “ expresarse correctamente”. Posteriormente esos objetivos resultantes son seleccionados, clasificados, ordenados, negociados y consensuados, antes de formar parte de la programación.

    TEMA 3: ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

    3.1 CONTEXTO DE CONDICIONES.

    3.2 ALUMNOS.

    3.3 PADRES.

    3.4 ESCUELA.

    3.5 MEDIO AMBIENTE.

    3.6. SÍNTESIS.

    3.1 CONTEXTO DE CONDICIONES.

    Esta fase conlleva, por lo tanto, la recogida de aquella información que nos permita conocer las condiciones en que se va a desarrollar la programación a realizar. Una vez que tengamos esa información bien analizada y organizada, estaremos en disposición de establecer el qué y el cómo de esa programación, lo que llamaremos prioridades de acción.

    La información a recoger pertenece a diversos componentes de la situación, teniendo en cuenta que se han de referir siempre a aquellas dimensiones cuya incidencia en el desarrollo del proceso se prevea muy importante. De ahí que aunque ahora se analicen aquí algunas de esas dimensiones tanto éstas como los datos o informaciones a recoger en cada una de ellas, podrían variar en función de la naturaleza y los propósitos de la Programación a realizar.

    En todo caso hay una serie de elementos de la situación didáctica que conviene conocer siempre antes de proceder a desarrollar el diseño del proceso de enseñanza- aprendizaje: Alumnos, familias, escuela y contexto (Lodini).

    3.2 ALUMNOS.

    De los alumnos nos interesa conocer sus características y experiencias a nivel de bagaje cultural, de aprendizajes y nivel de desarrollo logrado hasta ese momento, de sus formas básicas de adaptación a lo escolar ( al estudio, los compañeros, las exigencias escolares, el profesorado,.....) de expectativas, etc.

    Con las mismas técnicas que utilizábamos para detectar las necesidades

    ( cuestionarios, entrevistas, discusiones, diálogo en clase, etc.) y a través de la observación, podemos extraer abundante información sobre cómo son nuestros alumnos.

    Pero, ¿qué datos en concreto deseamos recoger? Eso estará en función del tipo de programación que vayamos a hacer, de su contenido, de los propósitos ya establecidos en la fase anterior.

    Diversos autores señalan que habría que evaluarse: el nivel de rendimiento, las experiencias escolares previas, su estilo y hábitos cognitivos, su adaptación a la escuela, el nivel de interés y esfuerzo, y cómo organiza su tiempo libre.

    3.3 PADRES.

    Los padres son otro elemento de la situación que incide de manera notable en el aprendizaje y en general en toda la dinámica del proceso escolar.

    Sólo la conjunción de las tres variables criticas( alumnos- familia-profesor.) hace posible el aprendizaje:

    Pero, ¿qué datos nos interesa recoger de la familias?

    • El modelo educativo que las caracteriza.

    • Su actitud hacia los aprendizajes escolares y en general hacia lo que la escuela y profesores representan.

    • El tipo de implicación en las tareas escolares del hijo y en las actividades de la escuela que es posible conseguir. Las actividades de la escuelas que es posible conseguir. Las posibilidades y modos de cooperación escuela-familia a través de la programación que se convierte así en un mediador de dicha relación.

    3.4 ESCUELA

    La siguiente dimensión que define la situación es la propia escuela.

    Un análisis de la situación de la escuela puede permitirnos superar ciertas trabas organizativas.

    Varios aspectos de la escuela pueden resaltar muy potenciadores de la programación y/o clasificadores de cara a su puesta en práctica:

    El profesorado disponible. Los espacios.

    Los recursos materiales y técnicos. El modelo educativo.

    La dinámica relacional existente. Las innovaciones didácticas en curso.

    Pero además, hay que resaltar que el análisis de la escuela nos va a permitir a percibirnos de otro conjunto de aspectos de importancia capita:

    • Del análisis surgirán datos que nos pondrán sobre la pista de cuál es el currículo oculto, paralelo o incluso en contraste con el que aparece públicamente como modelo educativo del centro.

    • El análisis lleva implícita, pero se debería hacer también explicito, una reflexión sobre la realidad de la escuela, sobre qué somos, qué tenemos y cómo funcionamos.

    Es el momento adecuado de las auto-criticas constructivas de principio de curso que se convierten de manera inmediata en planes de acción que resuelven las diferencias.

    3..5 MEDIO AMBIENTE. (CONTEXTO)

    Por último y desde una perspectiva del currículo como algo abierto al medio como la que aquí hemos adoptado, el análisis de la situación se dirige a los recursos y posibilidades del medio ambiente.

    La información que importa recoger de cara al desarrollo curricular es aquella que puede darnos pistas sobre las posibles conexiones entre escuela y territorio de cara al desarrollo de las experiencias formativas provistas en el Programa y/o el amplio espectro de objetivos propuestos.

    Toda programación significa una síntesis entre los componentes básicos de una cultura común y prescrita a todo el Estado y una cultura autóctona a la que también hay que responder.

    Usar curricularmente el entorno, diseñar una programación dentro de una dinámica medio-ambiental supone planificar cuidadosamente cada salida y buscarle sentido instructivo y formativo dentro del trabajo “normal” del curso. Supone utilizar preferentemente contenidos y referencias tomadas del ambiente.

    Supones adoptar el conocimiento del propio medio; el aprecio y apego al propio medio; el desarrollo del propio medio como funciones prevalentes de la escuela.

    3.6 SÍNTESIS

    A este análisis de la situación habría que añadir otra serie de apreciaciones a tener en cuenta, básicamente referidas a las previsiones sobre cómo esperar que funcione la programación que estamos confeccionando.

    Deberíamos basarnos en:

    -Nuestras propias hipótesis al respecto por lo que conocemos ya de la situación.

    -Otras experiencias de signo similar que se hayan llevado a cabo en otras partes.

    -Informes relativos a programaciones de este tipo.

    Tenemos realmente problemas de información, de diseminación de experiencias. Sabemos poco de lo que hacen otros ya veces aunque lo sepamos resulta poco práctico, porque los informes o son simplemente de intenciones o resultan excesivamente retóricos. Por ello frecuentemente el único camino posible es le aprender de la propia experiencia a través del ensayo-error. No es ése un mal camino y algunos lo entienden como “ La verdadera investigación”.

    Por todo ello conviene estar siempre al día, tener a mano publicaciones (libros, revistas, articulos....) que puedan darnos datos sobre otros trabajos similares y en defenitiva consultar todo aquel material que pueda facilitar y hacer más viable nuestra propia programación.

    4.ESTABLECIMIENTO DE PRIORIDADES.

    4.1 IDENTIFICAR EL NIVEL DE DISCREPANCIA ENTRE OBJETIVOS Y SITUACIÓN.

    4.2 PRIORIZACIÓN DE NECESIDADES.

    4.1 IDENTIFICAR EL NIVEL DE DICREPANCIA ENTRE OBJETIVOS Y SITUACIÓN.

    El primer paso a dar es el identificar el nivel de discrepancia existente entre los propósitos y objetivos identificados en la fase primera y la situación real de sujetos y situación identificada en la fase segunda:

    -En aquellos objetivos referidos al rendimiento se relacionan los resultados obtenidos por los alumnos con el nivel de rendimiento que los objetivos prevén.

    -Otro tanto puede hacerse respecto a las otras dimensiones recogidas en los propósitos del proyecto curricular y referidas a cualesquiera de las necesidades identificadas o de los componentes de la situación.

    A veces la discrepancia se podría cuantificar y otras veces simplemente se podrá indicar el nivel informe cualitativo.

    4.2 PRIORIZACIÓN DE NECESIDADES

    Existen diversas estrategias de prioriazación, por ejemplo:

      • Ordenamiento de objetivos: Consiste en priorizar en base al orden de los objetivos realizados en la primera fase. Esto es, no se toma en cuenta la situación en que se va a trabajar sino que se aborda la acción directamente desde los objetivos planteados.

      • Sistema mixto: Se trataría de introducir un efecto multiplicador sobre la discrepancia existente con respecto a los objetivos más importantes, de manera que la importancia del objetivo y el nivel actual de la situación con respecto a él se complementen a la hora de determinar las prioridades del proyecto

      • Otros criterios: El tiempo en que la necesidad ha persistido ( a más tiempo, más necesidad.). La proporción de alumnos que padecen o expresan esa necesidad. El tiempo requerido para resolverla. La utilidad de su remedio.

    5. LOS OBJETIVOS DEL PROCESO

    5.1 CUESTIONES PREVIAS.

    5.2 FUNCIÓN CLARIFICADORA DE LOS OBJETIVOS.

    5.3 LOS OBJETIVOS COMO MARCO DE REFERENCIA.

    5.4 PROCESOS DIDÁCTICOS FINALIZADOS Y OBJETIVOS OPERATIVOS.

    5.5 PROCESOS DIDÁCTICOS NO FINALIZADOS Y OBJETIVOS EXPRESIVOS.

    5.6 LAS TAXONOMÍAS DE OBJETIVOS COMO RECURSO DE INTEGRACIÓN

    DEL PTROCESO.

    5.1 CUESTIONES PREVIAS.

    En esta fase comienza y alo que podríamos denominar la construcción del proyecto curricular propiamente dicho.

    En este punto el objetivo adquiere una más precisa delimitación, ha de vincularse a marcos de contenido, actividad o espacio temporales concretos.

    Es decir, en la fase primera y en las siguientes se especifican las líneas maestras la dirección o enfoque a seguir, mientras que en esta fase se entra ya en cómo hacer a través de qué propuestas concretas de acción. Se empieza ya a concretar no sólo lo valioso, lo oportuno, aquello en lo que merece la pena empeñarse, sino qué vamos a hacer en concreto una vez que ya sabemos qué es lo que se nos exige, o se nos señala como deseable.

    Esa es la cuestión fundamental a la que responde la idea de los objetivos: Clarificar un proceso, aclararlo haciendo explecito lo que se desea hacer, el tipo de situaciones formativas que se pretende crear, el tipo de situaciones formativas que se pretende crear, el tipo resultados a los que se pretende llegar. Lo fundamental es que los objetivos sirvan para lo que deben servir, ser una ayuda para desarrollar con mayor calidad y eficacia el proceso educativo.

    ¿Qué pueden aportar los objetivo?

  • Una clarificación de lo que se pretende hacer.

  • Un marco de referencia para organizar el proceso formativo.

  • 5.2. FUNCIÓN CLARIFICADORA DE LOS OBJETIVOS.

    El establecimiento de los objetivos supone un proceso de reflexión de depuración y de explicitación de lo que se quiere hacer.

    Suponen reflexión en el sentido de que trabajar con objetivos se contraponen un trabajo sin propósitos, informal. El análisis de los objetivos lleva implícita una depuración, de manera que se mantengan como intenciones, propósitos y metas aquéllos que aparezcan como legítimos, viables y funcionales a la jerarquía de necesidades a satisfacer. Y de esta manera se comunica, se hace explícito y público tanto el discurso educativo como el discurso técnico que está a la base del proyecto planteado.

    Podemos establecer dos niveles de clarificación:

    Una clarificación semántica que aporta una mayor concreción sustantiva en la

    definición de qué es lo que se quiere lograr.

    Una clarificación práctica que vendría a responder o cuando menos a sugerir ideas sobre ¿ qué hay que hacer para lograr esa cualidad o estado?. Esto es, qué se ha de hacer, qué pasos hay que dar o qué aprendizajes adquirir para llegar a ser “ autónomo”, “ participativo” o “ expresivo corporalmente”.

    5.3 LOS OBJETIVOS COMO MARCO DE REFERENCIA.

    Los objetivos constituyan también un marco de referencia para organizar el proceso formativo. Y esto en diversos sentidos:

  • Dando pie a distintos diseños de proceso.

  • Permitiendo la diversificación e integración de los ámbitos de intervención formativa.

  • Existen diversos tipos de procesos formativos en función de los objetivos seleccionados. Lo cual se puede expresar también a la inversa: distinto tipo de proceso requieren distinta formulación de objetivos.

    En tal sentido podríamos establecer una inicial diferenciación entre dos tipos de procesos formativos.

    - Procesos finalizados son aquellos más asentados en el modelo tecnológico de enseñanza. Se trata de la conjunción de una serie de elementos y fases plenamente orientados a la consecución de un fin especifico y determinado de antemano.

      • Procesos abiertos caracterizados, bien por la indefinición de las metas, bien por estar organizados en torno a objetivos experienciales de expansión o centrados en el proceso.

    5.4 PROCESOS FINALIZADOS Y OBJETIVOS OPERATIVOS.

    Los procesos finalizados de enseñanza forman parte de la configuración que se hace de la misma desde los modelos tecnológicos.

    El conocimiento tecnológico es un conocimiento abocado a la intervención.

    Una intervención que se realiza sobre los siguientes postulados:

    -La idea de definición del producto.

    -La idea de diseño del proceso

    -La idea de la evaluación y el feed-back o retroalimentación

    -La idea de norma, regla o prescripción

    Todos estos supuestos se emplean en el modelo de diseño curricular finalizado que se estructura en torno a los objetivos terminales.

    En el caso de los objetivos terminales estos concretan, especifican, determinan cuales han de ser los resultados.

    Por lo general comunican resultados especifican de excasas extensión describiendo qué conducta o habilidad habrá de observarse en el alumnado como resultado del proceso de enseñanza. En tal sentido el objetivo señala proceso de enseñanza. En tal sentido el objetivo señala la meta a que se debe llegar. Cuando el alumno realiza esa conducta señalada en la meta, ella misma es el indicador que garantiza que se ha logrado el objetivo.

    5.5 PROCESOS DIDÁCTICOS NO FINALIZADOS Y OBJETIVOS EXPRESIVOS.

    Los procesos abiertos constituyen un planteamiento altenativo al modelo tecnológico. La diferencia entre ambos podríamos expresarla con una sencilla analogía ( el ir de viaje a un sitio fijo o simplemente el salir de viaje..).

    Como parece claro uno prepararía de diferente manera un viaje con final conocido y un viaje abierto. Pues lo mismo sucede con la enseñanza.

    Dos instrumentos principales se utilizan para configurar los proceso abiertos.

    - Los objetivos expresivos o experimentales:

    Un objetivo expresivo señala Eisner: “ Describe un encuentro : identifica la situación en la que el niño hade trabajar, el problema al que ha de enfrentarse, la tarea en que se ha de implicar pero no expecifica que es lo que ha de aprender a partir de y como consecuencia de ese encuentro, situación, problema o tarea”.

    -Los principios del procedimiento:

    Su objetivo es aclarar la condiciones contextuales y funcionales en que ha de desarrollarse la instrucción.

    Se puede partir del proceso y no del producto para definir una programación y organizar la selección de contenidos y actividades.

    5.6 LAS TAXONOMÍAS DE OBJETIVOS COMO RECURSO DE INTEGRACIÓN

    DEL PROCESO.

    Personalmente entiendo que las taxonomias son de gran importancia de cara a la mejorar la calidad de la enseñanza.

    La principal aportación que hacen las texonomias es la de proporcionar un instrumento para categorizar las oportunidades de aprendizaje que ofrecemos a nuestros alumnos, ya así poder organizar el proceso didáctico de manera que cumplimentamos en aquellas consideradas prioritarias, etc.

    Usando bien una taxonomía, la enseñanza no puede nunca resultar minorista,, porque ello significaría que nos hemos quedado en el nivel bajo del aprendizaje.

    ¿Pero que taxonomía utilizar?

    Frabboni presenta en su “ escala taxonómica” cuatro niveles:

  • Aprendizajes elementales (SABER).

  • Aprendizajes intermedios (COMPRENDER)

  • Aprendizajes superiores corvergentes (DESCOMPONER- INTEGRAR)

  • Aprendizajes superiores divergentes (DESCUBRIR- PROYECTAR).

  • 6. LOS CONTENIDOS.

    6.1. CUESTIONES PREVIAS.

    6.2 ENFOQUES DE LOS CONTENIDOS Y MODELOS CURRICULARES.

    6.3 ¿ QUE SON LOS CONTENIDOS? SELECCIÓN DE LOS CONTENIDOS.

    6.4 SECUENCIACIÓN DE LOS CONTENIDOS.

    6.5 ESTRUCTURACIÓN FUNCIONAL DE LOS CONTENIDOS.

    6.1 CUESTIONES PREVIAS.

    La temática de los contenidos de la enseñanza es otro de esos ámbitos respecto a los que la escuela y el currículum se encuentran en perpetuo debate.

    Hablar de los contenidos no es sólo referirse a qué enseñar, como si eso fuera ya poco, sino que supone estar condicionados por una serie de posturas previas respecto a que es la escuela y para qué, que peso ha de adquirir cada disciplina, con qué actitud nos hemos de acercar a los conocimientos, materias únicas o interdisciplinariedad, etc..

    Respecto a los contenidos se produce el mismo cruce dialéctico ya analizado con respecto a los objetivos: diversas posturas respecto a los contenidos abordar en la programación ( qué enseñar, en qué centrar las actividades de aula y las extraescolares) generan diversas modalidades y conceptos de la acción escolar, de la misma manera que diversas modalidades y conceptos de la acción escolar , de la misma manera que diversas teorías de la escuela generan diferentes tomas de postura y de decisiones con respecto a los contenidos.

  • ENFOQUES DE LOS CONTENIDOS Y MODELOS CURRICULARES.

    • Centrado en las disciplinas y aprendizajes formales: Planteamiento académico, centrado en las exigencias del programa.

    • Centrado en el niño: Podríamos también denominarlo humanista, espontaneista, “ ratural”.

    • Crítico: La realidad próxima se toma como fuente prioritaria de materiales sobre los que trabajar en clase.

    • Tecnológico y funcional: Se pide mayor calidad educativa, general traducible por mayor cientificidad.

    MODELO DE SÍNTESIS:

    En mi opinión el modelo de programación estaría formado por una síntesis de las dos últimas modalidades, la situacional y la funcional..

  • ¿QUÉ SON LOS CONTENIDOS? SELECCIÓN DE LOS CONTENIDOS.

  • - Preparación para la selección de los contenidos.

    Revisión de la literatura especializada.

    Identificación de los contenidos centrales de ese campo.

    Proceso experimental.

    -Criterios generales de selección de los contenidos:

    Criterio de representatividad. ( En igualdad de condiciones, los más representativos)

    Criterio de ejemplaridad. ( los núcleos privilegiados de cada área temática).

    Significación epistemológica. ( Respetando la estructura propia de cada ciencia o área temática)

    Transferibiliadad. ( Primar aquellos aspectos con mayor poder de transferencia instructiva)

    Durabilidad. ( Centrarse en aquellos aspectos llenos, perecederos.)

    La convencionalidad y consenso. ( Recoger los que estén validados y acordados por las comunidad escolar).

    Especificidad. ( No dejar fuera aquellos aspectos difícilmente abordables desde otras áreas temáticas).

    6.4 SECUENCIACIÓN DE LOS CONTENIDOS.

    Una vez que se han seleccionado los contenidos, es preciso ordenarlos.

    Así, podemos organizar, entre otros, los siguientes tipos de secuencias:

    -Secuencias simples o lineales:

  • Secuencia homogénea: Todos los contenidos o unidades reciben la misma importancia.

  • Secuencia heterogénea: existen diferencias en cuanto a la relevancia otorgada a los contenidos.

  • Secuencia equidistante: Se establecen diferencias en cuanto al tiempo otorgado o previsto para cada contenido.

  • Por supuesto, estas secuencias de contenidos se cruzan en función de las categorías relevancia- duración: a más c / b más c/ a más d / b más d.

    -Secuencias complejas:

  • Secuencia compleja alterativas.

  • Secuencia compleja con retroactividad.

  • Secuencia en espiral.

  • Secuencia convergente.

  • ESTRUCTURACIÓN FUNICONAL DE LOS CONTENIDOS.

  • Después de la selección y de la secuenciación vemos a analizar un tercer aspecto referido al ensambleje general de los contenidos, es decir, cómo incorporarlos a la estructura del proceso didáctico.

    ¿Por qué modelo de organización práctica nos decidimos?:

    La cuestión a dilucidar a este respecto se refiere a si nos planteamos un tratamiento interdisplinar de los contenidos, o bien alguna fórmula intermedia como pudieran ser las áreas temática.

    Las tareas escolares:

    Esta idea ha hecho emerger en la didáctica una serie de principios ya clásicos de organización didáctica de los contenidos:

      • Principio de la significación: ( dialéctica entre lo concreto y lo abstracto).

      • Principio de la gradualidad: ( de la aproximación a la procundización y precisión).

      • Principio de la autonomía del alumno: ( de la rigidez o imposición u homogeneidad a la opcionalidad)

    Dimensión pragmática:

    La dimensión se refiere al uso que se hace de los contenidos.

    7. LAS ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN:

    7.1 LA DISCUSIÓN SOBRE EL MÉTODO PESAGÓGICO

    7.2 EL NÚCLEO CENTRAL DE LA PROGRAMACIÓN: TAREAS.

    7.3 LAS CONDICIONES EDUCATIVAS DE LAS TAREAS: TIEMPOS, ESPACIOS, ORGANIZACIÓN Y MATERIALES CURRICULARES.

    7.1 LA DISCUSIÓN SOBRE EL MÉTODO PEDAGÓGICO (I).

    No existe una fórmula mágica ni un catecismo pedagógico único, por ello no puede haber un método ideal, ya que cada situación se da la posibilidad de estructurar de un modo u otro las tareas educativas.

    La experiencia lleva al profesorado a adecuar el modelo del método a su propio marco, extrayendo e innovando los aspectos técnicos de aplicación. Una determinada metodología es una opción que toma el profesorado, en la que se interrelacionan todos los elementos de la programación: objetivos, contenidos, tareas, recursos.

    Más que acogerse aun método, es importante que el aprendizaje en el aula tenga determinada secuencia con un orden que permita trabajar simuténeamente los diverso contenido y que no estén fraccionados ni sean arbitrarios. Por tanto, la secuencia de aprendizaje ha de ser flexible y acercarse a unos principios psicopedagógicos que beneficien a los alumnos.

    7.1 LA DISCUSIÓN SOBRE EL MÉTODO PEDAGÓGICO ( II).

    Con ese criterio de flexibilidad podemos establecer dos tipos generales de secuencias: la primera no tiene en cuenta los conocimientos previos de los alumnos ni su motivación natural ni su participación activa, predominando la recepción pasiva. Aspectos que, por otra parte, intenta potenciar la segunda secuencia ( predominando el descubrimiento:

    SECUENCIAS GENERALES DE APRENDIZAJE:

    SECUENCIA I. SECUENCIA II.

    EL RESULTADO: EL PROCESO:

    Información verbal y escrita. Motivación.

    Ejercicios individuales. Problema.

    Situación inicial de

    aprendizaje.

    Conclusiones Fuentes de información.

    Generalización. Ejerc. Individuales y

    Memorización. colectivos.

    Evaluación formativa.

    Examenen. Conclusiones.

    Generalización.

    Memorización comprensiva.

    Expresión.

    . Evaluación sumativa

    Nuevos conocimientos.

    7.2 EL NÚCLEO CENTRAL DE LAS PROGRAMACIONES: LAS TAREAS (I).

    Cuando hablamos de tareas, nos referimos a una secuencia ordenada de todas las actividades y recursos que utiliza el profesorado en la práctica educativa con un fin determinado de aprendizaje.

    Dentro de cada tarea, el profesorado incluye un objetivo, siempre hay un contenido que se aprende, se utiliza una estrategia didáctica, interviene un material, un tiempo y un espacio. La programación en el aula pivota alrededor de las tareas, no de los objetivos.

    Si reflexionamos sobre las tareas, poniendo ene se análisis nuestro bagaje teórico y nuestra práctica, es seguro que participaremos en la innovación de nuestras clases y centros.

    7.2 EL NÚCLEO CENTRAL DE LAS PROGRAMACIONES: LAS TARES (II).

    OBJETIVOS CONTENIDOS

    GENERALES ORGANIZACIÓN

    AGRUPAMIENTO

    ALUMNOS INTERACCIÓN

    EDUCATIVA.

    PROFESORES

    / ALUMNOS.

    MEDIOS

    ESTRATEGIAS

    OBJETIVOS

    DIDÁCTICOS

    EVALUACIÓN

    METODOLOGÍA

    7.2. EL NÚCLEO CENTRAL DE LAS PROGRAMACIONES: LAS TAREAS.(III).

    En las tareas de enseñanza-aprendizaje en el aula podemos distinguir diversos tipos de tares según el momento de su utilización.

    Cada conjunto de tareas requiere diferentes formas de experiencia educativa que son:

    • Tareas de introducción y tareas de motivación: para despertar el interés en los alumnos.

    • Tareas de conocimientos previos: para conocer ideas y opciones sobre los contenidos.

    • Tareas de desarrollo y comprensión: permiten conocer conceptos, procedimientos y actitudes nuevos.

    • Tareas de consolidación: donde se contrastan ideas y se aplican nuevos aprendizajes.

    • Tareas de refuerzo: para alumnos que presentan ciertas dificultades de aprendizaje.

    • Tareas de opinión y ampliación: para alumnos que han realizado satisfactoriamente las tareas propuestas.

    • Tareas de recuperación: para alumnos que no han alcanzado los mínimos trabajados.

    7.2 EL NÚCLEO CENTRAL DE LAS PROGRAMACIONES: LAS TAREAS (IV).

    El profesorado ha de escoger cuáles son las tareas que consideran imprescindibles en proceso.

    Exponemos a continuación una posible guía para seleccionar tareas:

    • Las tareas han de ser coherentes y desarrollar la capacidad que pretendemos.

    • Han de ser lo más significativas y agradables posible para los alumnos y alumnas.

    • Han de ser adecuadas al desarrollo y a las posibilidades del grupo y del alumnado.

    • Para conseguir algo existente muchas tareas diferentes.

    • La misma tarea puede dar diversos resultados y tener consecuencias imprevisibles.

    • Se ha de rechazar la generalización t la creencia en la superioridad de un tipo de tareas.

    • Las tares también han de tener un orden y una extructuración de las experiencias suscitadas para conseguir el equilibrio y la continuidad de la enseñanza.

    • Las tareas han de seleccionarse en función de sus criterios de conveniencia y utilidad, así como, en virtud de su aplicabilidad a la vida y de la importancia que tengan para el desarrollo del alumnado en el medio social.

    7.3 LAS CONDICIONES EDUCATIVAS DE LAS TAREAS (I):

    TIEMPOS, ESPACIOS, ORGANIZACIÓN Y MATERIALES CURRICULARES.

    Mediante la temporización intentamos ajustar las tareas de enseñanza-aprendizaje al tiempo disponible, eso sí, desde la flexibilidad.

    Respecto a la programación en el aula, es importante destacar que no está de más distribuir las tareas según sean individuales o de grupo, y éstas últimas en si requieren trabajo en pequeño grupos, grupo medio o con todo el grupo clase, intentando mantener en el tiempo un equilibrio entre las diversas agrupaciones.

    º Cuando programamos las tareas, hemos de tener de cuidado también de qué materia curricular será el más adecuado para la experiencia de aprendizaje propuesta, que además sea apto para el alumnado y que tenga un valor educativo.

    Respecto al ambiente de aprendizaje, hay dos aspectos fundamentales que quisiera destacar, la distribución del espacio, y la organización y gestión de la clase.

    La cuestión, por tanto, está en cómo el profesor puede hacerse protagonista de la organización de los espacios de su clase. Obviamente existen componentes estructurales o funcionales de ese espacio que no son alterables por el profesor. Pero puede haber otros que sí.

    7.3 LAS CONDICIONES EDUCATIVAS DE LAS TAREAS (II):

    LAS FUNCIONES DE LOS RECURSOS EN LA ENSEÑANZA.

    Entre esas funciones podríamos señalar las siguientes:

  • Una función innovadora. Con frecuencia se tiende a identificar la presencia de “ nuevos medios” con la existencia de renovaciones en la escuela o en el aula.

  • Una función motivadora. En principio cualquier novedad lo es.

  • Los medios también ejercen la función de estructuradores de la realidad, mediadores del encuentro del alumno con la realidad.

  • Los medios también configuran el tipo de relación que el alumno mantiene con los conocimientos a adquirir.

  • Función solicitadora u operativa. Cumplen la función de facilitar, organizar las acciones instructivas. Por eso es tan importante su papel en los modelos tecnológicos de enseñanza.

  • Y podríamos hablar también de una función formativa global , vinculada al mundo de los valores educativos ( actitudes, refuerzos,..........) que el propio medio colabora a transmitir.

  • LA EVALUACIÓN.

  • PRINCIPIOS GENERALES.

  • EVALUAR ES COMPARAR.

  • LA EVALUACIÓN COMO PROCESO Y/O SISTEMA.

  • LAS CONDICIONES DE CONPREHENSIVIDAD DE LA EVALUACIÓN.

  • EVALUACIÓN CUANTITATIVA. EVALUACIÓN CUALTATIVA.

  • TÉCNICAS DE EVALUACIÓN.

  • OTRAS TÉCNICAS DE EVALUACIÓN SECTORIAL.

  • 8.1. PRINCIPIOS GENERALES:

    8.1.1. Evaluar es comparar.

    Cuando evaluamos realizando una medición y una valoración.

    A través de la medición nosotros constatamos el estado actual del objeto o situación que queremos evaluar. A través de la valoración realizamos una comparación entre los datos obtenidos en la medición que reflejan el “cómo es” del aspecto a evaluar y unos determinados parámetros de referencia que reflejan bien el “cómo era” o el “cómo debería ser” dicho aspecto.

    Sin medición, la sola valoración da pie a una “opinión subjetiva”, no a una evaluación. Hay tres formas o modalidades básicas de referencia con que comparamos los datos recogidos en la “medición”.

    Punto de referencia estadístico: la comparación se hace con respecto a un grupo de referencia, es decir, a lo que es “normal” en ese grupo. (Oposiciones).

    Punto de regencia de criterio: la comparación se establece con respecto a un modelo general o a un marco de referencia externo que especifica las características que ha de reunir el objetivo evaluado para ser valorado positivamente.

    Punto de referencia individualizado: adecuado en situaciones de educación especial y en aquellas situaciones donde se valore mas el esfuerzo y el progreso que la realidad objetiva de los resultados.

    8.1.2. La evaluación como proceso y/o sistema:

    Podríamos decir en síntesis que la evaluación es un proceso y está en un proceso, es un sistema y está en un sistema.

    Sin embargo, la evaluación es un conjunto de actos o pasos a ir dando consecutivamente. Toda evaluación contiene:

    El propósito: ¿qué quiero evaluar? Y ¿para qué quiero evaluar?

    La técnica: en función del propósito.

    Las cuestiones planteadas: una vez escogida la técnica se redactan las cuestiones.

    La aplicación: situación, condiciones y recogida de la información.

    Las respuestas o conductas de los alumnos.

    La corrección: medir resultados.

    La calificación: valorar resultados.

    Las consecuencias derivadas de las evaluación: de tipo personal, administrativo, familiar, didáctico.

    La segunda cuestión se refería a que la evaluación está en un proceso, en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Esto implica dos tipos de consideraciones muy relacionadas entre sí: la consideración estructural y la consideración diacrónica.

    8.1.3. La condición de comprehensividad de la evaluación.

    La evaluación ha de abarcar toda l diversidad de componentes y aspectos que se presentan en la enseñanza:

    1. Áreas de desarrollo de los sujetos: cognitiva; de relación social; afectiva…

    2. Situaciones en que se recoge la información.

    3. Contenidos; tareas; operaciones mentales.

    4. Técnicas de evaluación: observación; entrevista; pruebas orales, escritas; pruebas objetivas, test,…

    5. Modalidades de evaluación: sumativa y formativa; autoevaluación, heteroevaluación; individual y en grupo; cuantitativa y cualitativa,…

    Es decir, se trata de que la evaluación recorra todo el abanico de posibilidades de que se dispone para alcanzar la mayor riqueza de información y a partir de ella la mayor repercusión posible sobre la marcha de la enseñanza. Reducir la evaluación a la consideración de una sola área (el rendimiento), a una sola técnica (los exámenes), a una sola situación (la controlada) y a una sola modalidad (la sumativa) no es otra cosa que un empobrecimiento de la evaluación y una pérdida de su sentido dentro del discurso didáctico.

    8.1.4. Evaluación cuantitativa. Evaluación cualitativa.

    En palabras muy sencillas, como profesores, ¿ qué nos interesa más , que la evaluación sea exacta o que sea rica?. A eso se refiere la dialéctica entre el rigor ( exactitud), y el vigor ( riqueza, penetración informativa).

    El problema ha surgido por los nuevos planteamientos extensivos de la función de la escuela. Si lo que importa evaluar ahora es no sólo los productos cognitivos de los alumnos sino otras muchas variables difíciles de ser operativizadas sin perder una parte fundamental de su contenido, eso plantea un nuevo problema a la evaluación.

    El desarrollo curricular de la evaluación va estar pendiente, por tanto, no sólo de que se utilicen buenas técnicas, de que las preguntas estén correctamente expresadas y sean representativas, etc...., sino también de que la evaluación nos de una imagen veraz y completa de lo que sucede en el aula.

    En definitiva, las técnicas cuantitativas y las cualitativas han complementarse para permitirnos captar en toda su globalidad y riqueza de matices lo que sucede en la enseñanza y para que la información obtenida y su tratamiento se apoye, pese a la complejidad de la enseñanza, en unos recursos técnicos y metodológicas lo más depurados posibles.

  • TÉCNICAS DE EVALUACIÓN. (I)

  • Son técnicas de evaluación cualquier instrumento, situación, recurso o procedimiento que se utilice para obtener información sobre la marcha del proceso.

    Es evaluación también cuando los profesores se reúnen para revisar la marcha del curso, y para intercambiar información de los alumnos, o cuando lo hacen profesores y instancias del profesor cómo va el curso, con qué se está de acuerdo y con qué no, que les resulta interesante y qué no. Lo mismo que también podría ser evaluación el diagnóstico que haga el orientador:

    Cada tipo de técnica puede dar diferentes modalidades de pruebas en función de:

    • El grado de estructuración que posea: ( examen oral abierto o examen elaborado con preguntas muy pesadas de antemano).

    • El nivel de improvisación que se exija en la elaboración de la respuesta: ( poner unos problemas para hacer en el momento o para hacer en casa)

    • El tipo de aptitudes que se desea implicar en la elaboración de la respuesta o producto: ( examen memorístico o de razonamiento; prueba objetiva o de desarrollar...)

    • Los recursos permitidos para su elaboración: ( exámenes con material o sin material).

    • Determinación de la respuesta: ( respuesta libre o respuesta determinada).

    • Limitación del tiempo o espacio: ( según qué márgenes de uno u otros se dan)

    8.3. OTRAS TÉCNICAS DE EVALUACIÓN SECTORIAL.

    No quisiera acabar esta unidad sobre la evaluación sin abordar, si quiera a nivel de presentación de algunos instrumentos de evaluación, otras dimensiones de la enseñanza cuya funcionalidad dentro del desarrollo curricular merece la pena analizar de una manera sistemática. La cuestión está en que si a lo largo de todo el curso hemos ido tratando de identificar nuevas espacios de desarrollo curricular, nos quedaríamos ahora cortos si la evaluación se redujera a la mera constatación del rendimiento académico del alumno.

    En concreto me refiero a:

    • La Evaluación del clima o ambiente de clase. Por ejemplo la “Escala de Ambiente Escolar”, (EAE) de trickett y Moos.

    • La Evaluación de las relaciones de comunicación. Por ejemplo el “ Sistema de análisis del comportamiento”,( SACLE), titone.

    • La Autoevaluación del profesor. Por ejemplo el cuestionario de autoevaluación del profesor publicado en Octubre de 2005 en la revista “DIA A DIA EN LOS CENTROS” por Milagros Muñoz y Avelino Sarsúa.

    • La Evaluación de la enseñanza por parte de los padres.

    • La Evaluación del desarrollo del currículo.

  • LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD… un reto.

  • 9.1. La atención a la diversidad.

    9.2. Pensar en la atención a la diversidad.

    9.3. Líneas de acción para atender a la diversidad.

    9.5. Como programar atendiendo a la diversidad.

    9.6. Educación inclusiva.

    9.7. Diversas formas de educación.

    9.8. Conclusión…

    9.1. LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD.

    Va a ser importante conocer, comprender, aprender y enseñar a partir de la “DIVERSIDAD”.

    9.2. PENSAR EN LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD:

    DEBATE: ¿Integración?/ ¿Inclusión?

    9.3. LÍNEAS DE ACCIÓN PARA ATENDER A LA DIVERSIDAD.

    1. Oferta variada.

    2. Libertad, autonomía, flexibilidad.

    3. Situarse en el punto de vista del otro

    4. Atención individual.

    5. “Pedagogía del éxito”.

    6. Aprovechamiento del error.

    7. Actividades “con” los demás.

    8. Evaluación “a la medida”.

    9. COMPROMISO de todos.

    9.4. MEDIDAS DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD.

    1. - Medidas ordinarias planificadas desde la autonomía de los centros:

    - El Proyecto Educativo de Centro.

    2. - Medidas de carácter curricular para dar respuesta a la atención a la diversidad:

    - Programaciones de aula.

    - Refuerzo educativo.

    - Optatividad.

    - Adaptaciones curriculares.

    - Programas de Diversificación Curricular.

    - Programas de Garantía Social.

    3. - Medidas específicas de los centros cuando integren a alumnos con necesidades educativas de cualquier tipo:

    - Modalidades de Escolarización.

    - Flexibilización del periodo de escolarización.

    - Apoyos materiales y humanos.

    - Medidas específicas de compensación de las desigualdades: (programas específicos…).

    - Actuaciones para el ejercicio de la solidaridad en el ámbito educativo.

    Didáctica General

    32

    CONTENIDOS

    TAREAS

    ACTIVIDADES

    DIVERSIDAD

    ENTORNO

    AMBIENTE

    HERENCIA

    ACCIÓN

    EDUCATIVA

    CONDICIONES PARA

    UNA PROPUESTA DE

    ATENCIÓN A LA

    DIVERSIDAD

    FAVORECER LA

    ATENCIÓN ENTRE

    LOS INDIVIDUOS

    APROVECHAR LA

    DIVERSIDAD EXISTENTE COMO CONTENIDO DE FORMACIÓN

    Prepara

    Contenido

    formativo

    A tiende

    modifica

    FOMENTAR EL

    RESPETO A LA

    DIFERENCIA