Detector Ambiental

Tecnología. Batería. Detector ambiental. Radioactividad. Contaminación

  • Enviado por: RFC
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Práctica I: Uso del detector ambiental

1.- Verificar que la batería del monitor funciona correctamente

En primer lugar, es muy importante verificar el nivel de la batería del detector ambiental para poder estar seguros de que se va a poder usar con toda fiabilidad. Para ello, basta con encender el detector y él mismo te dice en la pantalla en nivel de batería. Como la batería, en este caso pilas, estaban recién compradas el nivel que marcaba en la pantalla era del 100%. Por lo tanto, con este nivel de seguridad vamos a poder comprobar la radicación ambiental a sabiendas de que no nos quedamos sin batería a mitad de proceso.

'Detector Ambiental'

2.- Verificar el funcionamiento.

Para comprobar si realmente el detector ambiental funciona como es debido, se ha de comprobar contrastándolo con una fuente conocida. Para ello hemos seleccionado una fuente de 137Cs.

Datos de 137Cs:

Radionúclido: 137Cs

Código Amershan: ?

Emáx.(ð-): 0'55 KeV

Semiperiodo: 30'15 años

Fecha calibración: 15 de Noviembre de 1994

Contaje certificado: 30 cuentas por segundo (CPS)

Fecha actual: 24 de Abril de 2007

Días transcurridos: 4543

Tiempo transcurrido: 12'4 años

Semiperiodo transcurrido: 0'41

Factor de Decay: 0'751

Contaje residual: 22'5 CPS

Cuando la fuente de 137Cs fue comprada y calibrada el 15 de Noviembre de 1994, el contaje con el que disponía era de 30 CPS. Pero a fecha de hoy (24 de Abril de 2007) el contaje del que dispone es de 22'5 CPS. Esto quiere decir que a lo largo del tiempo la fuente de 137Cs ha ido perdiendo radioactividad con el paso de los años. Por lo tanto, cuando comprobemos si el detector ambiental funciona correctamente o no, en la pantalla deberá de marcar 22'5 CPS y no 30 como en realidad es la fuente 137Cs.

Una vez nos disponemos a mirar si el detector funciona correctamente con la fuente de 137Cs vemos que sí, el detector marca entre 22 y 23 CPS. Por tanto, podemos afirmar que tanto el detector como la fuente de 137Cs funcionan correctamente.

3.- Medir el fondo ambiental

Una vez ya tenemos comprobado que el detector ambiental funciona correctamente, nos disponemos a analizar diversas fuentes. La primera es ver la radioactividad que nos rodea, esto es el fondo ambiental. Para ello, basta con encender el detector y poner la sonda (parte del detector que recibe la radiación) al aire para ver cuando actividad hay. Una vez lo ponemos y esperamos a que se calibre podemos observar en la pantalla digital del detector que marca una actividad de 0'6 CPS.

4.- Medir la radioactividad con una fuente de 57Co.

Datos del 57Co

Radionúclido: 57Co

Código catálogo: C057EGAG80

Egamma: 122 KeV

Semiperiodo: 0'75 años

Fecha calibración: 20 de Marzo de 2005

Actividad certificada: 110'8 MBq

Fecha actual: 24 de Abril de 2007

Días transcurridos: 765 días

Tiempo transcurrido: 2'1 años

Semiperiodos transcurridos: 0'142

Actividad residual: 15'8 MBq

En este caso con la fuente de 57Co pasa lo mismo que con la 137Cs. Cuando se compró y fue calibrada marcaba una actividad residual de 110'8 MBq, pero ahora pasado 2 años la actividad ha disminuido, llegando a marcar 15'8. Podemos observar en este caso que el descenso ha sido más brusco en un periodo menor de tiempo que en el de Cs.

Para ver la actividad residual del 57Co lo comprobamos a diferentes distancias:

Centímetros

CPS

Cubierta de plomo

100

1'9

1

90

2

0'9

80

2'1

0'9

70

3

0'9

60

3'5

0'9

50

5

0'9

40

7'5

1

30

13

1

20

26

1'1

10

100

1'2

Como se puede observar en la tabla, cada vez que el detector se acerca más a la fuente, los CPS aumentan. Esto quiere decir que contra más cerca estés de una fuente radioactiva mayor va a ser la contaminación causada por dicha fuente. Pero existen unas soluciones para protegernos de tanta radiación, una de ella es cubrir la fuente radioactiva con plomo. Como podemos observar en la última columna de la tabla, al aislar la fuente apenas emite radiación alguna, por lo que se puede considerar una medida de seguridad.

En un primer momento, vemos como la radiactividad aumenta muy poco, en el orden de 0'1 hasta llegar a los 80 cm. Después entre los 70 cm y 50 la cifra ya aumenta y la radiación aumenta a 2 CPS en cada cm. Entre 40 y 20 cm los CPS aumentan el doble en cada nivel y por último ya se dispara hasta 100 CPS aumentando 4 veces desde la cifra anterior. Esto demuestra que cuanto más cerca estás de la fuente más probabilidad hay de que seas contaminado por ésta.

4