Descartes. Hume

Filosofía renacentista. Racionalismo. Ideas innatas. Empirismo. Búsqueda de conocimiento y verdad

  • Enviado por: Ana M González
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Descartes

En el Renacimiento se produce una vuelta a los clásicos. Se volvió a tener confianza en el ser humano y se adquirió una visión más optimista de la vida. Cobran importancia el conocimiento, el avance científico y el progreso. Cambia la concepción del mundo. La matemática (basada en el método deductivo) es el fundamento de la ciencia.

Para analizar el contexto de la filosofía de Descartes, comienzo del pensamiento actual, es necesario situarse en el siglo XVII. La concepción del mundo y la valoración de las actividades humanas son influidas enormemente por dos hechos:

La invención de la imprenta hace el conocimiento y el estudio accesible a los laicos (sale de las escuelas moanacales y catedralicias) haciendo las publicaciones en lengua vernácula (Descartes escribía aparte del latín en francés).

Los descubrimientos efectuados por los navegantes españoles y portugueses demuestran que la Tierra es una esfera y producen nuevas necesidades tecnológicas y científicas y tras las luchas para la constitución de estados (nacionalización, división de Europa, guerra permanetente) éstos intervienen en el régimen de los demás con un fuerte carácter imperialista y dominador.

Tras las grandes esperanzas del Renacimiento siguió una etapa de crisis consistente en una visión pesimista característica del Barroco (obsesión por el tiempo, no hay necesidad ni orden y las esencias están ocultas) que comprende una economía esencialmente agrícola, hambre permanente, un fuerte descenso demográfico (mortalidad infantil, baja esperanza de vida), revueltas sociales y guerra civil, antagonismos sociales en la sociadad estamental, inestabilidad económica que acrecienta la importancia de los financieros y funcionarios de finanzas, justicia y policía y fuerte ascensión de los mercaderes y fabricantes, la vida intelectual tiene que centrarse en los salones y academias debido a la decadencia de las universidades, la Iglesia pierde parte de su poder, la teología es incapaz de unificar sus criterios y la Biblia deja de ser „una enciclopedia de las ciencias“. La nueva ciencia provoca la caída de la imagen aristotélica del mundo.

La filosofía de Descartes intenta solucionar la crisis creada por el hundimiento de la escolástica y la nueva ciencia, gracias a la cual, por su base racioanlista (autonomía de la razón), se inicia el Racionalismo en Europa continental.

Réne Descartes (1596, Holanda - 1650, Suecia) estudió filosofía (Aristóteles y Santo Tomás de Aquino), lógica, física, metafísica y matemáticas, se licenció en Derecho. Viaja mucho (Alemania, Francia, Inglaterra, Dinamarca y Francia) y visita los diferentes frentes europeos. En los campamentos encuentra tiempo para plantearse ciertos problemas de geometría (necesidad de representar cualquier problema geométrico) y buscar un método que descubra la verdad en cualquier ciencia. Viaja y escribe obras sobre metafísica, matemáticas, óptica, astronomía. La reina María Cristina de Suecia lo llevó a su corte. Descartes enfermó de pulmonía debido al clima y muere. Tras su muerte se publicaron sus obras.

Descartes tiene el objetivo de unificar la filosofía, basándose en la Mathesis Universalis y por lo tanto en la razón y el método deductivo (evidencia, análisis, síntesis y comprobación).

Defendía la existencia de ideas innatas.

Rechazando lo falso y lo dudoso llega a una conclusión: dudamos de todo. Si dudamos existe un „yo“ pensante. Partiendo de éste teniendo en cuenta que tiene la idea perfección, la cual sólo puede provenir de un ser perfecto, se llega a la conclusión que Dios. El ser perfecto es lo que garantiza la existencia del mundo. (Tres verdades).

Partiendo de todo aquello, Descartes distingue entre tres tipos de sustancia (sustancia = lo que existe con independencia): res infinita (Dios, el ser perfecto), res cogitans (el „yo“, la mente, la razón) y res extensa (la materia, lo físico). El hombre es una unión, por la „glándula pineal“ de estas dos últimas sustancias. Cada res tiene una caraterística esencial (atributo) y sus manifestaciones: perfección (poder/bondad/sabiduría/generosidad, etc. infinita), pensamiento (duda, afirmación, negación,...) y extensión (formas: cuadrado, círculo,...), respectivamente.

Descartes se detiene en la res extensa: El mundo funciona como una máquina cuyo funcionamiento puede explicarse con los conceptos metafísicos de „materia“ y „movimiento“, medibles a través de la experimentación (ciencia experimental) y expresables en cantidades (lenguaje matemático). No existe el vacío y hay una cantidad concreta de materia en movimiento constante.

Hume

El empirismo se extiende a lo largo de los siglos XVII y XVIII en Gran Bretaña.

El contexo sociopolítico era distinta al continental. En Inglaterra tiene lugar la revolución burguesa y entre 1640y 1650 se generaliza en toda Europa un movimiento revolucionario protagonizada por la burguesía contra la monarquía absoluta. Pero únicamente triunfa en Inglaterra porque allí se le unió la nobleza a la burguesía.

La monarquía era en toda Europa absolutista. Así era también el reinado de los Estuardo y el rey Carlos I decide disolver el Parlamento, que obtuvo la Declaración de Derechos, para seguir conservando su poder ilimitado. Los parlamentaristas y los monárquicos se enfrentan desde 1642 hasta 1648 en una guerra civil. El resultado sería la ejecución del rey y la abolición de la monarquía; se proclama la república (1649). A partir de 1653 comienza la dictadura de Cromwell y su muerte pone fin a la república teniendo lugar la restauración de los Estuardo (1660). Pero continúan las reivindicaciones parlamentarias y en 1680 surgen los dos grades partidos parlamentarios: whigs, burgueses liberales defensores de la primacía del Parlamentos; y tories, conservadores fieles a los Estuardo a los Estuardo, a la Iglesia anglicana y a la monarquía de origen divino. Ambos partidos se unirán en un frente común contra el rey Jacobo II, que pretendía restaurar el catolicismo (declaración de libertad de conciencia) y se originaría otra guerra civil en 1888 („la Gloriosa Revolución“). El rey se exilia. La corona de Inglaterra es ofrecida junto a la Declaración de Derechos (que establecía la total primacía del Parlamento sobre la Corona) al magistrado holandés Guillermo III de Orange, líder del protestantismo europeo y casado con la hija de Jacobo II, María. La muerte de Ana Estuardo, última descendiente protestante de esta familia, condujo a la elección de Jorje I, de la casa de Hanover (desde 1917 llamada Windsor), como nuevo rey. Bajo esta dinastía se establecieron las bases del parlamentarismo moderno.

El triunfo de la Gloriosa supuso el asentamiento de las libertades políticas, religiosas y económicas. La clase más beneficiada fue la burguesía pero también se benefició la Iglesia anglicana. Los teóricos del liberalismo y los científicos ingleses fueron los inspiradores de la Ilustración. Gran Bretaña (desde 1707 Inglaterra y Escocia están unidas como un solo reino) se convirtió en la primera potencia comercial y capitalista.

Hume (1711 - 1776, Edimburgo/Escocia) recibió influencia newtoniana (aplicación del método experimental al estudio de la naturaleza humana) en el College pero a los 19 años ya había realizado algunos escritos sobre el tema. Ejerció como comerciante(su familia quiso que studiara Derecho o Comercio). Escribió Tratado sobre la naturaeza humana, publicados en volúmenes y acogidos fríamente por los círculos intelectuales; con Abstract pretendió dar publicidad a las ideas que contenía. Los Ensayos de Moral y Política le concedieron una gran popularidad. Por „escéptico y ateo“ se le deniega la cátedra de moral y filosofía (Universidad de Glasgow). Para independizarse de su familia acepta el puesto de secretario del Marqués de Annandale y poco después viaja como secretario particular del general St. Clair. Aparecen dos revisiones del Tratado (bajo otro título). Publica Investigación los principios de la Moral. A pesar de la celebridad de estas obras no accede a la cátedra de Lógica (Universidad de Edimburgo). Al año siguiente obtine el puesto de bibliotecario de la Facultad de Derecho de la Universidad de Glasgow. En ese mismo año publica sus Discursos políticos. Publica también varios volúmenes de la Historia de Inglaterra. Acompaña a Lord Hertford, embajador en Francia, como secretario de la embajada. En Francia conoce a los personajes más destacados de la Ilustración y trabó amistad con Rousseau y otros. Tras su muerte se publican algunas obras: Diálogos sobre la religión natural de contenido polémico y crítico y Sobre el suicidio y La inmortalidad (estas dos últimas primero anónimas y luego bajo el nombre de Hume).

Los contenidos de la mente, llamados por Hume PERCEPCIONES que provienen de la experiencia se pueden dividir en impresiones (el estímulo está presente) e ideas (el estímulo no está presente). Las ideas provienen de impresiones, copian a las impresiones). Las ideas se enlazan en nuestra mente por semejanza, contigüidad en el espacio o en el tiempo y por causalidad.

Hume distingue entre relaciones de ideas, que basadas en las matemáticas constituyen un conocimiento seguro de verdades necesarias, y cuestiones de hecho, basadas en la ciencia de la naturaleza construyen do un conocimeinto probable, útil y necesario (creencia, costumbre).

No existen las ideas innatas poque deberían ser las mismas en todoa los hombre (así ni la idea Dios) y los conceptos metafísicos no dan conocimiento porque no provienen de una impresión.

El conceto „causar“ significa que hay relación en el tiempo y en el espacio pero también una relación necesaria entre causa y efecto. Percibimos la relación necesaria en el pasado y en el presente pero no en el futuro; no tenemos experiencia acerca de „causar“, que resulta ser un concepto no-empírico.

Hume parte de la experiencia y percibe datos pero no puede afirmar que exista un mundo independiente de nosotros que cause esos datos.

Para Hume las sutancias res infinita (Dios) y res cogitens (yo) son conceptos metafísicos porque no provienen de una impresión y por lo tanto no dan conocimieto.

Con Hume ya no es suficiente tener razones para hacer el bien porque es el sentimiento el que mueve al hombre. La razón sigue teniendo un papel, despierta la emoción, los sentimientos de aprobación hacia un acto que ya no es objetivamente „bueno o „malo“. A pesar de la falta de objetividad hay un acuerdeo debido a la homogeneidad (sentimiento de agrado o desagrado funcionan de forma semejante en todos los Homers) y la utilidad (en la que está fundamentado el sentimiento: lo bueno es lo que beneficia a la sociedad).

No se puden derivar los juicios morales de la razón, no puedo justficar lo que debe ser en lo que es (falacia naturalista).