Desarrollo y subdesarrollo

Pobreza. Capitalismo. Crecimiento poblacional. Globalización

  • Enviado por: Crilo
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Consultor SAP Financiero
Agencia de Integración Laboral
¡Accede al mercado laboral como consultor SAP del área de finanzas y contabilidad empresarial! La certificación SAP...
Solicita InformaciÓn

Posgrado en Psicología de empresa (Certificado por la Universidad Abat Oliba CEU)
ECOL
El factor humano es uno de los pilares sobre los que se sostiene la estabilidad y el buen funcionamiento empresarial....
Solicita InformaciÓn

publicidad

TRABAJO DE SOCIOLOGÍA

Objetivos:

  • Consultar la definición desarrollo y subdesarrollo; además los indicadores y factores correspondientes de cada uno.

  • Desarrollar: Desarrollo Humano vs. Desarrollo Económico

  • Encontrar perspectivas de cambio en Latinoamérica.

DESARROLLO Y SUBDESARROLLO

DEFINICIONES

DESARROLLO

El desarrollo consiste en la ampliación de las opciones que los pueblos tienen para vivir de acuerdo con sus valores.

El desarrollo es más que el simple aumento o disminución del ingreso nacional. Es crear un entorno para que las personas puedan hacer plenamente realidad sus posibilidades y vivir en forma productiva y creadora de acuerdo con sus necesidades e intereses. El desarrollo es más que crecimiento económico, el cual solamente constituye un medio, para ampliar las opciones de la población. Un elemento fundamental para la ampliación de esas opciones es el desarrollo de la capacidad humana, es decir, las múltiples cosas que la gente puede hacer o ser en la vida.

Las capacidades esenciales para el desarrollo humano son vivir una vida larga y sana, tener conocimientos, tener acceso a los recursos necesarios para alcanzar un nivel de vida decoroso y poder participar en la vida de la comunidad. Sin ellas sencillamente no se dispone de muchas opciones ni se llega a tener acceso a muchas oportunidades que brinda la vida.

El desarrollo humano comparte una visión común con los derechos humanos; su objetivo es la libertad humana, la cual resulta vital para el desarrollo de las capacidades y el ejercicio de los derechos. Las personas deben tener libertad para hacer uso de sus opciones y participar en las decisiones que afectan sus vidas. El desarrollo humano y los derechos humanos se refuerzan mutuamente, ayudan a garantizar el bienestar y la dignidad de todas las personas y fomentan el respeto por sí mismo y por los demás.

Para que se produzca un desarrollo auténtico o genuino (y no el "desarrollo del subdesarrollo", como ha ocurrido en muchas ocasiones), hace falta que los indicadores de desarrollo sean los mejores. En definitiva, se debe mejorar al menos el Índice de Desarrollo Humano (IDH), un indicador que es propuesto por el PNUD.

SUBDESARROLLO

Ausencia de desarrollo; situación en las que se encuentran amplias áreas económicas del mundo, caracterizadas por su pobreza y atraso relativo y por su marginación y papel subordinado dentro del sistema económico mundial. El análisis del subdesarrollo está íntimamente ligado a la aparición en el seno de las ciencias sociales y más aún dentro de los movimientos sociales de la aspiración colectiva al desarrollo.

El problema del subdesarrollo difiere y adquiere una mayor gravedad que la mera pobreza institucionalizada de las sociedades tradicionales o atrasadas, porque añade a la penuria material, la frustración y la sensación de marginación de un sistema ajeno en bueno medida a quienes, sin embargo, padecen sus consecuencias más adversas e injustas.

El subdesarrollo es la pobreza marginada propia del mundo moderno -no la pobreza integrada del mundo tradicional donde los pobres estaban integrados en él, se sentían miembros del mismo-; el subdesarrollo añade a la carencia la no participación: es una pobreza específica de la cultura técnica, creada por el desarrollo capitalista, agravada por la continua exhibición de la ajena opulencia, por las tentaciones cuya función es comprar la conformidad del pobre a cambio de falsas esperanzas.

El profesor J.L. Sampedro dijo: “el subdesarrollo no es, respecto del desarrollo, el peldaño inferior y transitorio de una escala continúa, sino una persistente consecuencia del desarrollo, creada además por él”

DESARROLLO HUMANO VERSUS DESARROLLO ECONÓMICO

A la concepción clásica de desarrollo ha de añadírsele una característica más, el que el Desarrollo desde esta perspectiva es entendido como un mero desarrollo material, se trata éste de un concepto cuantitativo de desarrollo propio de los países occidentales, donde se da una fuerte valoración de la opulencia en mercancías; desde esta concepción, el subdesarrollo será entendido como la carencia de bienes.

El desarrollo no es un simple incremento en la capacidad productiva gracias a las mejoras técnicas y económicas, sino que muy especialmente ha de experimentarse mediante la transformación de las dimensiones sociales y políticas. El verdadero desarrollo, el desarrollo humano, no podrá ser posible sin la superación de las desigualdades sociales; el aplacamiento de los abusos e intereses de las oligarquías locales, quienes a su vez permiten los abusos de las empresas capitalistas del núcleo en su territorio; la consolidación de la Democracia o la extensión de las posibilidades educativas a todo el pueblo.

El Desarrollo ha de ser entendido pues como calidad de vida, como ampliación de las oportunidades de los seres humanos sobre cómo vivir sus vidas; no se trata por tanto de una mera cuestión cuantitativa, sino cualitativa, de hallar un punto de equilibrio que necesariamente no ha de ser el que nos ofrecen los denominados países desarrollados, es más, posiblemente éstos en más ocasiones de las deseadas nos ofrecen más situaciones de stress, alienación y dependencias absurdas que otras culturas que se pudieran hallar en otro equilibrio distinto donde los valores de lo material, la competitividad, la eficacia productiva, el individualismo o la vehemencia no son ni mucho menos los valores dominantes.

"el desarrollo económico consiste en aumentar las posibilidades de éxito para quienes desean escapar de la pobreza masiva y de su cultura".

LOS INDICADORES DE DESARROLLO:


Son medidas útiles para comparar niveles de desarrollo de distintas unidades sea en el espacio, en el tiempo. Realmente no existe ningún indicador que aisladamente establezca de manera fiel el grado de desarrollo económico, a pesar de los diferentes índices sintéticos que, elaborados matemáticamente, engloban la información suministrada por varios indicadores. Es necesario el empleo de un conjunto de indicadores, sean concretos o sintéticos. Cuadro de indicadores de mayor utilización:

Indicadores de desarrollo

País de mayor desarrollo

País a comparar

Renta por hab.

Producto interno bruto por hab.

Consumo de energía por hab.

Consumo de papel periódico por hab. (kg)

Consumo de papel de impresión y escritura por hab. (kg)

Médicos por 1000 hab.

Consumo de acero por hab.

Tasa de analfabetismo (%)

Vehículos por 1000 hab.

Teléfonos por 1000 hab.

Televisores por 1000 hab.

Camas de hospital por 1000 hab.

Consumo de proteínas por hab.

Consumo se calorías por hab.

Ingreso per cápita por hab.

Tasa de natalidad

Tasa de mortalidad

Se parte de los indicadores propuestos para definir y determinar qué países pueden ser considerados desarrollados y cuáles no.


Frente a estos indicadores cuantificadores de lo meramente económico e incapaces de ofrecernos una imagen más verídica de la realidad el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), partiendo del concepto de Desarrollo como Desarrollo Humano y Calidad de vida propone no sólo un indicador, sino un conjunto de ellos que tratan de cuantificar tal nivel de desarrollo entendido como la ampliación de las opciones de que dispone el ser humano. El IDH (Informe de Desarrollo Humano) recogerá pues los siguientes indicadores: esperanza de vida, renta per capita ajustada, tasa de alfebitación de adultos y tasa de matriculación en los distintos niveles académicos. Es evidente que los indicadores que integran el IDH todavía requieren ser redefinidos y a éstos se le han de sumar otros tantos más, pero sin duda el IDH representa la reacción a una visión simplista de medir los niveles de desarrollo en función de indicadores económicos tal y como hacen las instituciones que se guían por una concepción clásica del Desarrollo.

LOS FACTORES DEL SUBDESARROLLO


Factores o variables que imposibilitan el desarrollo de un determinado lugar y lo condenan al subdesarrollo; de hecho, de una manera implícita e incluso explícita ya se han ido señalando a lo largo del presente exposición.

El crecimiento de la población.

En el Tercer Mundo las tasas de natalidad son muy elevadas ( por ser una sociedad rural y patriarcal ) que en los últimos años van acompañadas de un notable descenso de la mortalidad ( como consecuencia de los progresos de la medicina en los países del Norte ). Estos dos factores han provocado un crecimiento vegetativo acelerado en los países subdesarrollados, de forma que los recursos y las ayudas que se envían a dichos países son absorbidos por la expansión demográfica.

Dependencia exterior y Globalización.

Dependencia exterior es uno de los elementos más fundamentales que explican porqué en la actualidad sólo un grupo reducido de países -el núcleo- eran los desarrolados y el resto -semiperiferia y periferia- habían de sufrir las contrariedades del subdesarrollo. Las teorías de la Dependencia y del Sistema Mundial, nos aportan una perspectiva novedosa al revelarnos que los denominados países desarrollados nunca anteriormente se habían encontrado en la situación de subdesarrollados.

De hecho, el subdesarrollo sólo puede ser entendido como una consecuencia del mundo moderno occidental, especialmente a partir de la Revolución Industrial.

Globalización

La globalización es un nuevo proceso que está teniendo lugar en estas últimas décadas como consecuencia del desarrollo de las nuevas tecnologías y  unos medios de comunicación más rápidos y asequibles para todos.

Pretende describir la realidad inmediata como una sociedad planetaria, más allá de fronteras, barreras arancelarias, diferencias étnicas, credos religiosos, ideologías políticas y condiciones socio-económicas o culturales. Surge como consecuencia de la internacionalización cada vez más acentuada de los procesos económicos, los conflictos sociales y los fenómenos político-culturales.

A partir del proceso de Globalización tal dependencia se ha incrementado exponencialmente desde el momento en que el desarrollo y avance inimaginable de las
tecnologías y los medios de comunicación han posibilitado que el sueño neoliberal de conseguir el máximo beneficio pueda hacerse posible mediante la deslocalización de las multinacionales a aquellos países en los que los costes de producción y las reglamentaciones estatales sean menores.

La Estructura Interna.

Los factores anteriores se muestran insuficientes para explicar el subdesarrollo. Hablar de desarrollo es hablar de la transformación de las dimensiones sociales y políticas, y esto, no podrá ser posible sin la superación de las desigualdades sociales; el aplacamiento de los abusos e intereses de las oligarquías locales, quienes a su vez permiten los abusos de las empresas capitalistas del núcleo en su territorio.


La consecución del Desarrollo, como posibilidad de ampliar las opciones existenciales del Ser Humano a la hora de vivir y convivir con otros, no podrá venir dada por tanto mediante las recetas de los técnicos del núcleo, sino mediante una estrategia endógena que actúe sobre aquellos obstáculos materiales, sociales o culturales que dificultan un acceso igualitario a los bienes, servicios y derechos de los que todo ser humano podría disfrutar por el mero hecho de serlo. Y es que, el verdadero factor de subdesarrollo, se encuentra en las dimensiones sociales, políticas y culturales.

Factores socio-culturales

Una estructura social jerarquizada e inmovilista que reproduce invariablemente a través del proceso de socialización: el acceso diferencial de cada grupo al poder, prestigio y recursos materiales (derechos o status), al tiempo que define y dicta el conjunto de acciones y expectativas que se pueden esperar de cada grupo (deberes o rol); velando para su cumplimiento un fuerte control social y etiquetando como desviado a aquellos que traspasen los límites de la norma culturalmente establecida para su grupo.


Mediante el proceso de globalización todos los grupos y países se van a beneficiar igualmente de las nuevas tecnologías y conocimientos. Tal vez de aquí a unos años la mayoría de los estudiantes occidentales e incluso de países de la periferia si cuentan con ciertos medios técnicos, hagan uso de Internet -aun cuando sólo sea para chatear-; pero puede ser igualmente cierto que el abismo que divide al núcleo de la periferia (tanto en lo que a naciones como a grupos se refiere) crezca desorbitadamente, pues el desarrollo de las técnicas de información, comunicación y conocimiento se desarrollan de modo exponencial y cuanto más tarde se intenten adaptar los individuos y los grupos a él, más difícil será que realmente lo consigan.


PERSPECTIVA DE CAMBIO EN LATINOAMÉRICA.


Por el atentado a las torres las perspectivas económicas cambiaron para Latinoamérica la situación no es diferente y muchas de las proyecciones que existían para el 2002 sufrieron revisiones radicales.

Comenzando con Argentina, se teme sobre la necesidad de que esta nación tenga que negociar una eventual reestructuración de su deuda y que esto conlleve a una situación similar en otros países.

En Brasil, el real ha estado perdiendo terreno frente al dólar y las tasas de interés siguen aumentando sistemáticamente. Igualmente, esta situación de incertidumbre sobre un eventual default de Argentina se ha hecho presente en la actividad real de las economías Latinoamericanas, con una marcada recesión durante este año la cual se espera que se mantenga a lo largo del 2002.

Chile, a pesar de ser la única economía capaz de sobresalir también sufrieron ajustes hacia la baja, aunados principalmente por la caída de los precios del cobre en los mercados internacionales.

Colombia fue la que sufrió menores ajustes en las proyecciones de sus indicadores económicos para el 2002. Se mantienen los estimados.

México, las proyecciones de sus indicadores económicos sufrieron revisiones importantes luego del 11 de septiembre. La estabilidad de la moneda mexicana se debe principalmente a la política restrictiva que ha mantenido el Banco Central mexicano durante el 2001, la cual se espera que se mantenga durante el año entrante.

Venezuela, los estimados de los analistas financieros internacionales no prevén crecimiento alguno de la actividad económica del país en el 2002, la principal razón de esta drástica corrección se debe a las perspectivas de los precios del petróleo.

Los especialistas en proyecciones macroeconómicas dedicados a los mercados financieros Latinoamericanos, prevén que la actividad económica de la región apenas crecerá un modesto 0.7% en el 2002. Esto representa menos de la mitad del crecimiento esperado previo a los ataques terroristas. La inflación de la región en términos acumulados se proyecta en 5.4%, cifra ligeramente superior a los estimados anteriores, que la ubicaban en 4.7%.

Como todas las proyecciones, éstas son sensibles a cambios significativos en la situación actual, sobretodo con respecto al manejo de la crisis en Argentina, los movimientos en el último trimestre de los precios del petróleo y los acontecimientos de la guerra mundial contra el terrorismo. Sin embargo, estos números sirven de referencia y representan las expectativas actuales de las principales bancos de inversión internacionales.

Bibliografía: