Desarrollo pragmático

Psicología. Procesos psicológicos. Comunicación. Desarrollo comunicativo. Lenguaje. Conversación. Funciones pragmáticas. Discurso infantil

  • Enviado por: Superpeke
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


TEMA 3

DESARROLLO PRAGMÁTICO

  • EL DESARROLLO COMUNICATIVO CONJUNTO

  • El lenguaje es fruto del desarrollo comunicativo conjunto.

    El desarrollo del lenguaje arranca desde el nacimiento del niño, que tiene que aprender a comunicarse, a contar cosas; esto ocurre en los procesos de socialización. Por lo tanto, el desarrollo del lenguaje se produce en la sociedad y está sometido a las normas de socialización. El lenguaje y la función cognitiva simbólica emergen en los procesos comunicativos de transmisión cultural. El desarrollo comunicativo es el acceso negociado a la cultura y constituye una tarea conjunta adulto-niño. El niño aprende porque negocia significados con los adultos; el adulto tiene que optar (conscientemente o no) por diversas opciones: preguntar, corregir, ampliar lo dicho... En el marco del desarrollo comunicativo y conversacional conjuntos el niño aprende el discurso con la ayuda de los adultos.

    ETAPAS EN EL DESARROLLO COMUNICATIVO CONJUNTO:

  • Los primeros encuentros (0-2 meses): el objetivo de la llamada interacción temprana es que el niño debe adaptarse a las exigencias del medio, la madre le impone horarios de comida, baño, etc. y con ello la regularización de los procesos biológicos básicos y adaptación a las exigencias del entorno.

  • Las interacciones cara a cara (2-5 meses): la comunicación es más tangible. Se dan los primeros contactos visuales y vocálicos duraderos. El niño mira a la madre y viceversa, si uno desvía la mirada el otro también (leguaje de las miradas). Si el niño no mira a la madre o al revés, no hay comunicación; lo mismo ocurre con los sonidos vocálicos. Hay una regulación mutua de la atención y respuesta en situaciones cara a cara.

  • Los temas compartidos (5-8 meses): incorporación de los objetos a la interacción. Hay un desarrollo en el niño de las capacidades manipulativas que hace que el niño coja todo lo de su alrededor (primero lo coge, luego lo mira y luego lo señala), que centra la atención del niño y de la madre. Se trata de asegurar los temas compartidos. Se produce una triangularización: el niño, el adulto y un objeto. Hay conductas referenciales: convergencia visual, gesto deíctico (señalar) y acción sobre los objetos. Si esto no se produce, el niño tendrá problemas de socialización.

  • Los pseudodiálogos (8-18 meses): presupone habilidades relacionales e integrativas. El niño ya ha desarrollado unas habilidades y ya utiliza el lenguaje, utiliza las primeras etiquetas y comparte los significados. El niño tiende a propiedades del diálogo, simetría conversacional, reciprocidad e intencionalidad; pero, aún no lo alcanza, por eso aunque el niño hable y el adulto le conteste no consideramos que haya diálogo porque el niño interviene menos pues no tiene conocimientos suficientes. También, el niño adquiere la capacidad de elaborar planes (de pedir algo), es reactivo, no espera a que la madre se lo de sino que es más proactivo y lo pide él. Además es capaz de combinar su actividad con las personas y con los objetos, ya no hay triangularización sino atención compartida. Pide cosas con “proto-imperativas” y enuncia con “proto-declarativas”. Es capaz de hacer referencia social, coordinar personas, compartir la atención.

  • La conversación (18-24 meses): a partir de aquí el niño tiene unas habilidades conversacionales básicas pero, el desarrollo del lenguaje durará toda su vida. Adquiere los conocimientos básicos para estar en una simetría, la representación simbólica y verbalización progresiva de la interacción, ya no señala y nos dirigimos a él en términos verbales. La conversión supone reglas formales y de contenido complejas, que se supone que el niño debe empezar a aprender en esta etapa. En una conversación hay intercambio de información, explicaciones, respuestas, discusión, expresión de estados, petición de aclaraciones, relacionar lo que dice con lo anteriormente dicho.

  • Características de la conversación

    (Ninio y Snow, 1996) El niño las aprende a partir de los 18 meses:

  • Turnos rápidos: el niño tiene que aprender pronto que debemos contestar rápido; además, uno no puede estar hablando mucho tiempo, la conversación tiene que ser ágil, no tiene que haber demasiados silencios, ni se debe hablar a la vez.

  • Evitación de interrupciones y superposiciones: dejar que los demás terminen de hablar.

  • Observancia de la obligación de responder a las preguntas.

  • Observancia de las obligaciones de escuchar y parecer que escucha, prestar atención.

  • Pertinencia y relevancia temática: el tema tiene que tener una relación, ser coherente aunque haya pocos contenidos.

  • Estrategias de aclaración y corrección de errores.

  • Desarrollo de las funciones pragmáticas

    Las primeras etapas del desarrollo del lenguaje se caracterizan por la adquisición del sistema pragmático de actos comunicativos y de habla. El orden de adquisición o aparición de estos actos de habla está determinado conjuntamente por la importancia del acto en relación con los objetivos interactivos y comunicativos del niño y por la relativa complejidad del mismo en términos formales y conceptuales. Siete factores afectan al orden de emergencia de los actos comunicativos:

  • La importancia pragmática del acto para la conducta interactiva y comunicativa: actos que ayudan al niño a conseguir sus objetivos interactivos más básicos se adquieren antes (imperativas - llamar la atención del adulto,...)

  • Lo apropiado del acto para un niño: actos propios del rol de un niño como preguntar y responder en el contexto de un juego, se adquieren antes que actos asociados al rol materno como regañar y consolar.

  • La complejidad cognitiva del acto, relativa de los prerrequisitos cognitivos generales para los actos verbales: actos que requieren adoptar la perspectiva del otro se adquieren más tarde que los que se realizan desde la perspectiva egocéntrica, como es el caso de los actos que implican la discusión de temas abstractos frente a temas concretos.

  • La relación directa entre el habla y el contexto interactivo: verbalizaciones que crean el contexto de un juego se adquieren antes que las que sirven para manejar o modificar dicho contexto, y éstas a su vez, antes que las peticiones de aclaración metacomunicativa (hablar de la comunicación, de algo que se ha dicho ¿qué dijiste?)

  • La relativa complejidad del concepto social que subyace del acto verbal, es decir, la profundidad de ubicación en alguna definición jerárquicamente organizada de la realidad social: actos de habla que se refieren a simples cambios de estado como el de desatención o atención mutua o entre presencia y separación se adquieren antes que actos referidos a algún cambio específico dentro de una actividad convenida como, por ejemplo, el cambio de roles de los participantes de un juego. Aprenden primero a decir cosas sobre la atención (oye, mira) que cosas más complejas que están en la jerarquía conceptual. Tenemos organizada mentalmente la realidad social de forma jerarquizada; por ejemplo, en un juego puede haber con otra persona atención o no. Pero, además puede haber una red jerárquica entre los aspectos del juego que dependen de que haya atención o no.

  • Las habilidades fonológicas necesarias para el acto.

  • La complejidad sintáctica o formal necesaria para expresar el acto comunicativo. Palabras difíciles de pronunciar y frases complejas se aprenden más tarde.

  • EL APOYO SOCIOCULTURAL A LA ADQUISICIÓN DEL LENGUAJE

  • En este proceso de desarrollo comunicativo el peso lo lleva el adulto (asimetría), creando permanentemente situaciones “como de diálogo”, respetando los turnos o interviniendo en lo que “deberían” ser los turnos del niño 8 Asistencia Social - el adulto atribuye significados que el niño no otorga en sus intervenciones -, Andamiaje, Atribución) en el contexto de rutinas de juego y formatos. El adulto tiene en su mano la conversación, se muestra muy atento para responder a cualquier demanda del niño y simplifica las situaciones para reducirlas a una forma altamente predecible.

    Estrategias específicas en el ámbito del lenguaje

  • “avanzar replegándose”: tolerancia hacia los errores, que se corrigen mediante una expansión, repetir lo que el niño dice pero, correctamente. Ej: ponió.

  • Adecuación del MLU al de los niños con un margen de desarrollo de competencia del niño (ZDP) un poco por delante. El MLU de la madre es muy poco superior al del niño.

  • Realimentación frecuente en respuesta a las emisiones del niño en forma de expansión de las mismas: la madre responde, amplía, prolonga y convierte en tema de conversación los intereses o las preguntas del niño al hilo de la actividad conjunta. Es lo que decía Piaget “dejarte dirigir mientras diriges”.

  • Baby talk o motherese: registro especial de habla que se dirige a los niños con más de cien rasgos característicos que afectan a todos los niveles del lenguaje (fonológico - se sube el tono, articulación clara; semántico - palabras más sencillas; morfosintáctico - frases cortas) (función analítica - el niño va a analizar más fácilmente lo que digo si uso estos rasgos) e indirecta en el control de la atención y la interacción necesarias ( función social - mantener la conversación y conservar la atención del niño en la conversación)

  • Compromiso conversacional asimétrico (Kaye, 1982): los adultos asumen la responsabilidad de mantener la conversación con los niños pequeños. Para ello permiten al niño elegir los temas, los adaptan a la actividad e intereses del niño, emiten producciones abiertas entonativamente para que el niño las responda, dan mucho tiempo a las respuestas e intervenciones del niño y emiten turnos reversibles para no romper la secuencia del diálogo, que no sea un interrogatorio.

  • APRENDIENDO A CONTAR LAS COSAS: EL DESARROLLO NARRATIVO Y DISCURSIVO

  • El desarrollo del lenguaje consiste en aprender a contar cosas por lo que el desarrollo narrativo-discursivo es lo más importante.

    APROXIMACIONES AL DISCURSO INFANTIL:

  • APROXIMACIÓN FORMAL: es la aproximación más formal. El discurso como última etapa del desarrollo morfosintáctico entendido como un crecimiento cuantitativo de las unidades (cada vez más largas desde la palabra al texto) de análisis hasta llegar al texto, unidad de análisis discursiva.

  • | | | |

    una palabra oración de 3 palabras oración texto

    Implicaciones:

      • El desarrollo discursivo es tardío, coincide con el acceso a la escuela, se empiezan a contar cosas cuando se empieza el colegio, y se produce en un contexto formal.

      • El desarrollo discursivo como dominio morfosintáctico, para poder contar cosas hace falta una gramática, que se aprende en la escuela con un contexto formal.

      • APROXIMACIÓN FUNCIONAL: es la aproximación más moderna. El discurso como resultado del desarrollo comunicativo y conversacional tempranos, como muy tarde desde los 18 meses, contando los pseudodiálogos desde los 8 meses.

      • Implicaciones:

          • Desarrollo discursivo temprano, tan temprano como el conversacional, se aprende en casa, el niño ya sabe contar cosas cuando llega al colegio, aprende en casa, en un contexto no formal; depende de la atención de los padres y el nivel sociocultural lo que sepan cuando llegan al colegio.

          • Desarrollo discursivo presintáctico, el niño no necesita esperar a conocer la gramática, se aprende en casa en un contexto no formal.

        ASPECTOS FUNDAMENTALES DEL DOMINIO DISCURSIVO

        Dos aspectos fundamentales del dominio discursivo que definen el discurso y por tanto deben dominar son:

      • COHERENCIA: orden lógico, sentido.

      • Ej. El modo verbal: que tenga manejo morfológico, morfosintáctico y semántico

        (Jugando) “Aquí aparcaban los camiones”! aparcan.

        “Yo era la mamá”! soy.

        ¿Por qué los niños dominando los usos correctos más simples emplean formas incorrectas más complejas?

        En la interacción conversacional surgen necesidades expresivas y comunicativas que determinan usos discursivos más allá de las reglas gramaticales. En este caso el niño sabe que lo que desea es sólo factible y que para que llegue a ser real debe presentarlo como propuesta. La perspectiva verbal (tiempo, el pasado tiene carácter condicional) se subordina a la expresión del modo: el indicativo se emplea con la función del condicionado a exigencias de la actividad conjunta. De esta manera, tiene mayor desarrollo discursivo aunque cometan errores, que los niños que simplemente usaran el indicativo. Resumiendo, se debe al contexto conversacional y al hecho de que esas frases son propuestas que de momento, sólo son factibles con el consentimiento de los otros niños y por lo tanto, no conviene darlas por hecho; es la variable pragmática, lo que conviene decir para poder seguir manteniendo la relación social.

        El niño debe saber moverse de una manera fluida en los ejes de lo real, factible y ficticio y los modos indicativo, condicionado y subjuntivo, respectivamente.

        La construcción de un discurso coherente supone la capacidad de moverse en estos tres planos y estos ejemplos manifiestan como los niños, lejos de cometer errores están desarrollando esta importante función discursiva.

      • COHESIÓN: relación de unas partes del discurso con otras, continuidad.

      • Ej. Los marcadores discursivos: palabras diseñadas para dar continuidad (sin embargo, no obstante...)pero, también hay conjunciones que no funcionan como tal porque aparecen al principio de la oración; estos conectores indican que el discurso es compartido; es un conector de la oración anterior.

        “Y yo tengo una muñeca”

        “Pues entonces yo fui al médico”

        La aparición de conectores al principio de la oración es aceptada por la norma gramatical, aunque no se le atribuye función sintáctica: “Aparentes unidades conjuntivas con valor continuativo” (Alardos, 1994)

        Más allá de la continuidad del discurso nos indican que: el discurso en su origen es compartido y su función sería anafórica, de enlace con lo dicho anteriormente.

        La construcción del discurso es inicialmente una tarea asimétrica compartida por el niño con los adultos (el niño necesita un antecedente para continuar el diálogo, lo que realmente quiere decir el niño surge del discurso compartido), donde el desarrollo discursivo va permitiendo una mayor participación infantil y una mayor autonomía, en un proceso dialéctico en el que el significado emerge del discurso (Levy y Nelson, 1994)

        Conclusiones:

      • Investigación: remitirse al estudio de etapas tempranas y situaciones no formales, no como antiguamente que se buscaba el discurso en edades tardías.

      • Intervención: importancia de la conversión en la adquisición y el desarrollo del lenguaje, y la escuela como facilitadora y no como generadora y conformadora del lenguaje infantil, como se creía en la antigüedad. La escuela debería normalizar lo que ya saben los niños; desde un enfoque funcional la escuela potencia lo que el niño ya lleva por lo que favorece determinados tipos de discurso.

      • MODALIDADES DEL DISCURSO

        El discurso se desarrolla en el sentido de una progresiva descontextualización en distintas modalidades. Cada vez se necesita menos al adulto porque cada vez se es más capaz de hacer un discurso autónomo.

      • NARRACIONES:

      • Son las más importantes. Dos o más eventos se describen clarificando, explicando la relación entre los mismos.

        “Somos las historias que contamos” (Susan Enbel)

        “Aquello que no somos capaces de contar es como si no lo hubiésemos vivido”(E. Díez Itza)

        Se distinguen tres TIPOS aunque, puede haber combinaciones de ambas:

      • Guión o script: narraciones sobre lo que pasa habitualmente cuando se va a algún lugar, lo que se sabe que va a ocurrir y no sobre algún incidente o anécdota específicos (Ej. Visita al médico, ir a comer a un restaurante, etc.) Pueden servir de base para construir historias.

      • Narración personal: pueden asemejarse a los scripts, es algo personal que se basa en un script (¿Qué hiciste en el colegio?¿Cómo fue la fiesta de cumpleaños?) o referirse a anécdotas sobre experiencias de temor, alegría, diversión, etc... Algunas tienen una trama bien definida con un problema y su resolución y otras no, aunque todas tienen un punto culminante.

      • Narración de ficción: proporcionan la estructura para muchos juegos infantiles (Ej. Serie de dibujos,...) En los más pequeños estos juegos pueden basarse en scripts sin trama: jugar a los médicos, a las mamás, pero también provienen de cuentos que se les leen o de historias que escuchan y de la televisión.

      • MEDIOS DE ELICITACIÓN DE NARRACIONES:

          • Utilizar un cuento que contenga sólo imágenes (FROG -cuento de la rana-, Slobin), para que el niño lo cuente basándose en las imágenes.

          • Emplear una película muda.

          • Reconstrucción de una historia de ficción con figuras de animales o bien iniciar una historia y que el niño la continúe (Wolf et al.)

          • Contarle al niño una experiencia personal de visita al médico o algo que te dio miedo y pedirle que te cuente su propia experiencia (McCabe)

          • Utilizar historias o temas que surgen de un modo natural en la conversación, para discusión, preguntas, punto de vista.

          • Aprovechar que los niños tienden a contar cosas similares para subrayar la perspectiva comunitaria (cuando hay un grupo de niños)

          • Construir conjuntamente una narración.

        “El problema con el que se encuentran algunos niños cuando tienen que narrar algo en el contexto escolar pueden derivarse más bien de una mala interpretación de la actividad interpersonal en la que se sitúan que de una falta de habilidades discursivas.” El que el niño no cuente algo, más que porque no tenga actividad discursiva es porque puede interpretar la actividad interpersonal como un examen.

        ¿QUÉ AYUDAS PUEDEN PROPORCIONAR LOS ADULTOS?

        El objetivo psicoeducativo es que los niños aprendan a contar cosas oralmente y por escrito, y que las comprendan. Para ello los adultos ayudan mediante:

          • Soporte conversacional: en un estudio de Snow, de 61 niños de 5 años sólo 35 fueron capaces de contar una historia personal de miedo y de éstos, 23 necesitaron la intervención de sus madres por ejemplo para seleccionar la anécdota (problema pragmático: ¿cuáles de nuestras experiencias se pueden contar?)

          • Soporte histórico contextual: en el estudio citado muchas de las historias fueron comprensibles porque las madres habían sido testigos y proporcionaban aclaraciones. Otra versión del soporte histórico es la práctica narrativa en general y en particular de cierto tipo de narraciones o de la misma repetida a las mismas personas. El adulto puede ofrecer clarificaciones muy precisas al conocer distintas versiones.

          • Soporte psicológico: las mejores narraciones son las que tienen algún propósito que a menudo suele ser el generar un alineamiento en la perspectiva entre el que cuenta la historia y el que la escucha (contamos situaciones en las que hemos pasado miedo para que el otro comprenda nuestro miedo): para lograr empatía.

      • EXPLICACIONES:

      • Son mucho menos conocidas que las narraciones, están menos estudiadas y son inseparables de ellas, las explicaciones tienden a contener narraciones y viceversa. Se han estudiado esporádicamente para analizar el pensamiento infantil (método clínico de Piaget: investigaba a los niños y los entrevistaba para ver cómo funcionaba su inteligencia al explicar cómo funcionaba un aparato, ejemplo, una regadera), o su incidencia en el lenguaje al que los niños están expuestos.

        Aquí el soporte conversacional es decisivo (ej. la explicación del funcionamiento de un imán: de 68 diadas - parejas madre, niño- con niños de 5 años, 62 tuvieron algún tipo de conversación científica). El soporte histórico permite que los niños sean capaces en un momento dado de recrear autónomamente los dos roles de una conversación en la que hayan participado varias veces y por lo tanto de dar una explicación. El soporte psicológico: situarse en la perspectiva del que escucha es particularmente difícil en las definiciones, incluso para los adultos, por lo que se recurre a metáforas (imán: pegar) ya que las evaluaciones son subjetivas pero, las explicaciones objetivas.

      • DEFINICIONES:

      • Son una forma especial de discurso, más propia del contexto académico que del familiar y constituyen el aspecto más tardío del desarrollo pragmático. Las definiciones más generales se dan a partir de los siete años aunque persiste una tendencia a sustituirlas por narraciones o explicaciones:

        Ej. *INV: ¿qué es un gato?

        *CHI: mi tía tenía uno llamado...

        *INV: sí pero ¿qué es un gato?

        *CHI: ah! Es un animal.

        En una conversación no se dan preguntas de este tipo por o que las definiciones suelen exigir un análisis metacomunicativo (hablar del lenguaje desde el lenguaje) de la situación de tal manera que el niño ha de entender que la pregunta no es igual a la de ¿Dónde está el periódico? La capacidad de definición es mayor en los niños de familias de clase alta, en lectores precoces, en niños procedentes de ambientes donde se leen libros y se cuentan historias, en niños que han sido expuestos al discurso académico en la escuela. Además, esto condiciona el rendimiento académico posterior.

        Cuando se llega a la escuela, ya se tiene la mayoría del desarrollo discursivo.

      • LAS ALTERACIONES EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

      • Las alteraciones en el desarrollo del lenguaje también producen dificultades escolares, psicológicas,...

        MODELOS PARA JUZGAR LAS ALTERACIONES:

        • Modelo tradicional: considera que se trata de patologías o perturbaciones del lenguaje que precisan de un diagnóstico etiológico (= de causa orgánica) y una posterior rehabilitación para lograr su curación.

        • Modelo evolutivo: considera que se trata de alteraciones o problemas en el desarrollo de la actividad lingüística que conducen a un cierto grado de inadaptación y que deben de ser objeto de una intervención precoz que evalúe las necesidades del sujeto y trate de mejorar su comunicación.

        TIPOS DE ALTERACIONES:

      • Primarias: no se derivan de una deficiencia previa.

        • Dislalias (pronunciar mal la “r”) y disglosias.

        • Disfemias (tartamudez)

        • Retrasos del lenguaje (tardar en hablar) y disfasias

        • Afasias (lesiones cerebrales que afectan al desarrollo del lenguaje)

        • Alteraciones de la voz.

        • Alteraciones de la lectoescritura (dislexia: su base está en una lesión cerebral, va ampliamente ligada a una afasia; alexia: pérdida del lenguaje escrito)

        • Secundarias: son consecuencia de alguna deficiencia.

      • Deficiencias auditivas

      • Deficiencias mentales

      • Deficiencias motoras (disartrias = problema de articulación, de pronunciación)

      • Deficiencia profunda del desarrollo (autismo)

      • Deficiencia visual: provoca un lenguaje diferente mas que un lenguaje de adquisición.