Desafíos de la gerencia en el siglo XXI; Peter Drucker

Creación de planes y objetivos. Estrategias empresariales. Innovación. Diversificación de la producción

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Programa Superior de Gestión de Empresas
Universidad Rey Juan Carlos - Deusto
Este Programa Superior de Gestión de Empresas de Universidad Rey Juan Carlos Deusto (Madrid) te proporcionará una...
Solicita InformaciÓn

Executive Master en Administración y Dirección de Empresas
CESMA Escuela De Negocios
El Executive MBA de CESMA Business School es un programa avanzado y exigente dirigido a profesionales con experiencia...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Administración II

LOS DESAFÍOS DE LA GERENCIA PARA EL SIGLO XXI

El concepto de administración ha ido evolucionando por medio de diferentes movimientos de ideologías administrativas, como una serie de teorías aplicadas al funcionamiento de los negocios.

Durante el siglo pasado, surgieron nuevos paradigmas que rompen con estos esquemas, y muestran nuevas teorías administrativas, planteadas como fundamentos no sólo para el manejo de negocios y organizaciones, sino para el manejo personal, es decir, pautas para desarrollar y progresar individualmente.

Por esto, fue necesario cambiar el esquema de “uniformidad” en el que se basaban, pues así como las personas tienen diferentes principios, habilidades y objetivos, también los tienen las organizaciones, y las anteriores teorías no permitían su desarrollo a partir de estos. Los nuevos esquemas que se proponen, no rechazan el cambio, sino que sugieren enfrentarlo y adelantarse a él, convirtiéndolo no en un peligro sino en una oportunidad de aprender y de fortalecer la institución, con el fin de sobrevivir y de convertirse en “líder de cambio”.

Por otra parte, las organizaciones se ven obligadas no sólo a producir, sino a innovar sus procesos y a mejorar sus servicios por medio de la instalación de nuevas tecnologías y de la capacitación, haciéndolas más competitivas y sostenibles en el mercado.

Esto implica enfrentarse a un mercado globalizado, pues una empresa fragmentada, no está en capacidad de afrontar los problemas, retos y desafíos que se presentan.

Este auge de globalización, ha hecho que la economía a nivel mundial, logre integrar mercados, y por lo tanto, destruir fronteras geográficas y políticas, haciendo de la globalización, una forma para lograr competitividad y cooperación entre países, sectores y mercados.

Estas tendencias, hacen que las organizaciones creen estrategias para cumplir con dichas exigencias y estar preparados para los ajustes que deben hacer, con el fin de sostenerse y acomodarse a la “continua cinética del mundo”, y especialmente, a los cambios políticos y económicos que la pueden afectar, pues también depende de estos. Por esta razón, la estrategia se debe basar en realidades, de otra forma, sería muy difícil llevarlas a cabo.

Es importante aprovechar todo el potencial de la organización para innovar y diversificar su producción, así como adquirir mayores y mejores sistemas de información, y de esta forma, aprendiendo, de esta forma, a organizar la información como su recurso clave, con el fin de poder analizar todos los aspectos y esquemas existentes en la organización, permitiendo generar soluciones y tomar decisiones correctas.

Para poder hacerlo, se deben analizar los procesos de transmisión de información, pues de estos depende gran parte del éxito de la organización y gracias a su uso correcto podemos llegar a mejores resultados. En el logro de este fin, se han desarrollado diferentes instrumentos tanto tecnológicos como sistemáticos, que facilitan la obtención y el manejo de la información.

Teniendo en cuenta la significativa influencia de diferentes aspectos externos, el autor, plantea diferentes factores que pueden causar efectos en la organización.

Uno de los aspectos principales, es el esfuerzo y la capacitación de los trabajadores, pues el logro de las metas propuestas por la organización, depende en gran parte de la calidad de su trabajo, y de la puesta en práctica tanto de su experiencia como de su pensamiento innovador. En este punto, la gerencia debe influir significativamente, al tratar de hacer que los empleados se sientan a gusto al aportar sus conocimientos en la organización. Aquí, “el desafío central será hacer productivos a quienes trabajan con el conocimiento”

Por otra parte, uno de los factores externos que pueden influir, son las cifras de natalidad en los últimos años, por diferentes causas, lo que genera temor en diferentes sectores, pues puede debilitar algunos como los sistemas de pensiones, seguros, afectando también, aunque en una mínima parte, el presupuesto del Estado y creando incertidumbre acerca del sostenimiento de la mano de obra en próximas generaciones.

Existen otros aspectos, como las medidas de comercio exterior, y factores especialmente de índole político, que influyen en mayor o menor grado en las organizaciones.

Por último, creo que el desafío consiste en integrar los aspectos tanto internos como externos que afectan o de alguna manera se involucran en la organización, pero para lograrlo, es necesario que cada miembro de la organización, se comprometa con asumir su comportamiento y sus funciones, y con dirigir sus habilidades y experiencias hacia el éxito de su organización, sin pasar por alto los principios y fundamentos en los que esta se soporta, y estando al tanto de los cambios, problemas y alternativas que surgen, con el fin de reflejar en la organización, un pensamiento y un desempeño integral y competitivo.

ADMINISTRACIÓN 2

DESAFÍOS GERENCIALES PARA EL NUEVO SIGLO

En mi concepto, en este libro el autor quiere plantear la relación entre las actuales ideologías administrativas, la tendencia a la globalización, La preparación para adelantarse y liderar el cambio, y los componentes humanistas y personales, como un desafío para quienes tienen en sus manos el funcionamiento y el éxito de los negocios y organizaciones. Pues la gerencia es el órgano distintivo de toda organización, y de esta depende, en gran parte, la economía y la comunidad moderna, pues, como lo define Drucker: “El centro de una sociedad, .....es la institución, administrada como el órgano de la sociedad que está para producir resultados, y la administración es la herramienta específica, la función específica, el instrumento específico que capacita a la administración para que produzca resultados”.

Tal desafío consiste básicamente en la integración, la diversificación, la innovación, y la creación de estrategias que permitan asumir los cambios, y desenvolverse fácilmente en los mercados mundiales.

Para lograrlo, es necesario desprenderse de las antiguas concepciones administrativas que se dedicaban a crear estructuras y jerarquías, buscando únicamente resultados operativos, haciendo a las empresas débiles y renuentes al cambio.

La administración, hoy en día, se debe apoyar en el funcionamiento de las empresas, a partir de fines comunes, a nivel interno, por parte de quienes la componen, y a nivel externo, con el fin de integrar intereses políticos y sociales, consolidando la empresa en el mercado. Este conocimiento e integración de factores influyentes en la empresa, es lo que se denomina globalización.

El propósito de la gerencia, desde un “punto de vista globalizado”, es por tanto, la creación de planes y objetivos, basados en el análisis de todo lo que afecte a la institución aunque sean aspectos exteriores que no se encuentren bajo el control de la institución.

Esto sugiere, mantenerse al tanto de los cambios que se producen, pues aunque los cambios no se pueden administrar, si es posible verlos como oportunidades para encontrar el éxito, para que esto sea posible, Drucker formula algunas pautas que faciitan este proceso, y que a demás, contribuyen con un mejoramiento continuo y sistemático de la empresa, las principales, en mi concepto, son: abandonar el ayer, es decir no quedarse en el pasado, sino aprender de él y tener una visión realista de las situaciones, el mejoramiento de la organización, lo cual se debe hacer poco a poco, pero siendo persistente, y por último, el aprovechamiento del éxito, es decir verlo como una oportunidad.

También se debe pensar buscar el sostenimiento de la fuerza laboral, para asegurar la prosperidad y la supervivencia futura de las empresas en las economías desarrolladas, este desafío consiste en pensar más en la productividad de la práctica de los conocimientos de las personas, y no en la rentabilidad que logra la empresa por medio de este trabajo, pues así, se eleva la productividad del trabajo cimentado en el conocimiento y de quien trabaja con él.

La aparición de nuevas tecnologías y la tendencia a la globalización conllevan una serie de cambios que afectan a todas las empresas y plantean nuevos retos a los empresarios. Peter F. Drucker e Isao Nakauchi, dos de los grandes pensadores y especialistas en management actual, confrontan sus opiniones y juicios sobre la situación presente y sobre el futuro inmediato, desde perspectivas sensiblemente distintas. Este libro es un ameno diálogo entre Oriente y Occidente en el que van surgiendo todos los problemas, retos y desafíos a los que debe enfrentarse el empresario actual en un mundo en constante cambio y evolución.

Más allá de todo prejuicio y por encima de ideologías, la actual convivencia de la tecnología más avanzada con los valores humanistas tradicionales de nuestra civilización exige una meditación serena pero profunda acerca del presente y el futuro.

Otros libros de Peter F. DRUCKER

DRUCKER, Peter F. Los desafíos de la gerencia en el siglo XXI. Pg. 200