Depresión y melancolía

Psicopatología. Trastorno. Tristeza persistente. Adolescentes. Niños. Causas. Síntomas. Psicosis. Tipos. Tratamiento. Tests

  • Enviado por: Jonas
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 23 páginas
publicidad
publicidad

  • INTRODUCCIÓN

  • Este tema es sumamente importante (depresión y melancolía) por lo cual adentrarse en el conocimiento de estos temas te armará de importantes herramientas para combatirlas.

    Existe una marcada tendencia en nuestros días a usar la palabra “depresión” para describir los estados de tristeza que una persona experimenta de tiempo en tiempo, y es que, en realidad, no es fácil establecer donde comienza la depresión clínica.

    Cualquiera que haya sufrido una depresión en su vida, sabe que lo que se siente es más que una tristeza persistente. La depresión clínica es una enfermedad caracterizada por un racimo de sentimientos y pensamientos, que difieren mucho del rango normal de funciones y sentimientos de una persona.

    Adentrarse ene l conocimiento de la enfermedad, te informara un poco más acerca de importantes herramientas para combatirla. Esperemos que esta información que hemos recopilado en estas páginas, sea de utilidad para ti y tu familia. No olvides consultar a tu médico, si piensas que podrías estar experimentando síntomas de depresión.

    La depresión en la adolescencia se empezó a reconocer hace sólo dos décadas. El adolescente deprimido puede simular estar enfermo, rehúsa a ir a la escuela, no quiere separarse de los padres o tiene miedo a que uno de ellos muera. El adolescentes más grande puede ponerse de mal humor, meterse en problemas en el colegio, comportándose como niño travieso o indisciplinado, estar malhumorado o sentirse incomprendido.

    Dado que los comportamientos normales varían de una etapa de la adolescencia a otra. Es a veces difícil establecer si un adolescente está simplemente pasando por una fase de su desarrollo o si esta verdaderamente padeciendo de depresión. A veces el adolescente tiene un cambio de comportamiento marcado que preocupa a los padres o el maestro menciona que el “adolescente no parece ser él mismo”.

    Tal es el caso, después de descartar problemas físicos, el pediatra puede sugerir que el niño sea evaluado, perfectamente por un psiquiatra o por un psicólogo especializado en niño. De ser necesario se debe seguir un tratamiento.

    El Instituto Nacional de Salud Mental ( NIMH) ha identificado el uso de medicamento para la depresión en adolescentes como un área importante de investigación. Las áreas de investigación en Psicofarmacología Pediátrica respaldadas y financiadas por el NIMH, conforman una red de 7 centros de investigación donde se llevan acabo estudios clínicos.

    Estos investigan la eficiencia de los medicamentos usados para tratar varios trastornos mentales en adolescentes. Entre los medicamentos en estudios de adolescentes con depresión, cuando el médico los receta y supervisa correctamente.

  • A) OBJETIVO GENERAL

  • El objetivo general del presente trabajo es poder proporcionar información sobre estas enfermedades emocionales, las cuales se pueden presentar en algún momento en la vida de cada persona, sin importar condición social, sexo ni edad, por lo cual debemos estar concientes de que nadie esta exento de este padecimiento.

    Y al adquirir la información necesaria la gente podrá cerciorarse si sufre este padecimiento o algún integrante de su familia lo padece.

    Ya que muchas veces por no tener la información necesaria se corre el riesgo de llegar a una situación crítica, que incluso puede llegar a acabar con la vida del deprimido y melancólico. Puesto que no encuentran salida o solución a sus problemas.

    Por lo cual esperamos que con toda esta información todos los adolescentes puedan encontrar alguna solución o por lo menos les sirva para conocer sobre estos dos temas tan importantes.

    B)  OBJETIVO PARTICULAR

    Nuestro objetivo particular es lograr aclarar cualquier duda sobre estos dos temas tan importantes (depresión y melancolía) de modo que se puedan distinguir claramente las características de cada una y no confundir una con la otra, ya que muchas veces a todo este tipo de trastornos se les denomina depresión siendo que son otro tipo de trastorno como podría ser melancolía.

    Por lo cual esperamos en este trabajo abordar todas las dudas que se presenten sobre estos temas tan complejos e importantes para la vida de un adolescente, ya que muchas veces por no saber que trastorno padecen  no se le da el tratamiento adecuado.

    Lo fundamental es estudiar específicamente la depresión y la melancolía en la adolescencia de tal manera que se pueda comprender mas a fondo y comprender o conocer lo que es la depresión y melancolía en los adolescentes, porqué se origina (causas), como se puede ir solucionando (tratamiento) que se le puede ir dando al deprimido y melancólico, para poder salir de esta fase crítica, la cual pueden sufrirla todos los adolescentes, ya que como bien sabemos es una etapa de su búsqueda de identidad lo cual les ocasionaría una crisis, suscitando varios conflictos, en donde entrarían los temas a tratar en este trabajo de investigación.

    III.  CAUSAS Y MOTIVOS DE DEPRESIÓN EN ADOLESCENTES

    DEPRESIÓN

    Bajo el título de psicosis funcionales quedan incluidos tres grupos de psicosis:

    • Psicosis afectivas: Caracterizadas por alteración del estado de ánimo

    • Psicosis paranoides: Caracterizadas por el delirio.

    • Psicosis esquizofrénicas o esquizofrenia: Caracterizadas por autismo y modificación de la personalidad

    Siendo el objeto de este tema el describir el primero de los grupos: Psicosis afectivas.

    DESCRIPCIÓN

    En las psicosis afectivas quedan abordando la

    bipolaridad (los compilados diferentes cuadros clínicos extremos) tristeza (depresión) que poseen una característica común euforia, y de los que pueden derivar "la perturbación afectiva", derivar los restantes síntomas.

    CAUSAS

    Los factores involucrados en el desarrollo de estos procesos son:

    • Factores genéticos: Antecedentes familiares

    • Factores psicológicos: Carácter, Personalidad, Acontecimientos (muerte

    de un ser querido)

    • Factores socioeconómicos: Algunos autores advierten una mayor frecuencia

    de aparición en las clases medias, y en profesiones que requieren un mayor nivel cultural

    SIGNOS Y SÍNTOMAS

    Los signos y síntomas pueden variar según los procesos:

    + Reacción psicótica depresiva o depresión reactiva psicótica:

      • Melancolía: Profunda sensación de tristeza

      • Pérdida de relación

      • Autoinculpación: Se presenta el sentimiento de culpa

    • Pueden aparecer impulsos de odio hacia el marido y con menor frecuencia hacia el bebé

    + Psicosis depresiva:

      • Melancolía sin motivo

      • Falta de interés y motivación

      • Despreocupación por uno mismo

    + Psicosis farmacológica:

    • Tristeza

    • Desmotivación

    • Apatía (no tener ganas de realizar nada)

    + Psicosis depresiva de la involución:

    • Angustia

    • Agitación

    • Desaparecida la fase aguda queda el enfermo con un aspecto de depresión crónica

    + Psicosis maniaca:

    • Muy exaltado (Hipereuforia)

    • Hiperactividad

    • Delirio de grandeza

    + Psicosis depresiva postpartum:

    • Insomnio

    • Tristeza

    + Psicosis maniacodepresiva: en ella

    alternan los siguientes síntomas:

    • Melancolía-Euforia

    • Falta de actividad intelectual-Aparición de ideas

    • Falta de actividad-Hiperactividad

    • Delirio de culpa-Delirio de grandeza

    A) SÍNTOMAS DE DEPRESIÓN EN ADOLESCENTES

    La sensación de sentirse triste, decaído emocionalmente, y perder interés en las cosas que antes disfrutaba es lo que se llama depresión. Se debe saber que la depresión es una enfermedad como puede ser la diabetes o la artritis, y no es solo una sensación de tristeza o de desánimo. Esta enfermedad progresa cada día afectando sus pensamientos, sentimientos, salud física, y su forma de

    comportarse.

    La depresión no es culpa de la persona que la padece, como tampoco es una

    debilidad de la personalidad. Es una enfermedad medica que es muy frecuente y puede afectar a cualquier persona. Aproximadamente 1 de cada 20 personas, el doble de mujeres que de hombres

    SINTOMAS:

    Las personas que padecen de depresión tienen ciertos síntomas característicos

    que les afectan casi todos los días por lo menos por un periodo de dos semanas.

    De estos síntomas los más característicos son :

    Perder interés en las cosas que antes disfrutaba.

    Sentirse triste, decaído emocionalmente o cabizbajo.

    La Depresión es un estado emocional de abatimiento, tristeza, sentimiento de

    indignidad, de culpa.

    La misma lleva al que la siente, a la soledad, la pérdida de motivación, el

    retraso motor y la fatiga. Puede llegar incluso a convertirse en un trastorno

    psicótico donde el individuo se queda completamente incapacitado para actuar en forma normal en su vida de relación.

    Las personas deprimidas se consideran desgraciadas, frustradas, humilladas,

    rechazadas o castigadas. Miran el futuro sin esperanza.

    Los informes de los individuos deprimidos mostraron:

    * Una consideración negativa de si mismo. La persona deprimida muestra una

    marcada tendencia a considerarse como deficiente, inadecuada e inútil y atribuye

    sus experiencias desagradables a un defecto físico, moral o mental. Tiende a

    rechazarse a sí misma, ya que cree que los demás la rechazarán.

    * Una consideración negativa del mundo. Se siente derrotado socialmente.

    Considera al mundo como haciéndole enormes exigencias y presentándole obstáculos

    que se interfieren con el logro de los objetivos de su vida.

    * Una consideración negativa del futuro. Ve el futuro desde una perspectiva

    negativa y le da vueltas y más vueltas a una serie de expectativas negativas. El

    deprimido prevé que sus problemas y experiencias comunes continuarán

    indefinidamente y que se le amontonarán otros mucho peores en su vida.

    Y se asocian a los síntomas secundarios :

    Sentir que no tiene energía, cansado, o al contrario, sentirse inquieto y sin

    poder quedarse tranquilo.

    Sentir como que no vale nada o sentirse culpable.

    Que le aumente o disminuya el apetito o el peso.

    Tener pensamientos sobre la muerte o el suicidio.

    Tener problemas para concentrarse, pensar, recordar, o tomar decisiones.

    No poder dormir, o dormir demasiado.

    Además se asocian otros síntomas de tipo físico o psicológico, como pueden ser:

    Dolores de cabeza.

    Dolores generales por todas las partes del cuerpo.

    Problemas digestivos o gástricos.

    Problemas sexuales.

    Sentirse pesimista

    Sentirse ansioso o preocupado.

    B) CAUSAS DE DEPRESIÓN EN LA ADOLESCENCIA

    La depresión puede ser el resultado de muchas razones y hay diferentes teorías:

    La herencia genética.

    Secundaria a otras enfermedades.

    Ciertos medicamentos.

    El uso de drogas o alcohol.

    Otros problemas mentales (psiquiátricos).

    A veces una situación emocionalmente mala (pérdida de un familiar, o un problema de trabajo), pueden desencadenar la depresión o provocar que el paciente no se pueda recuperar completamente, pero en otras ocasiones se presenta incluso cuando todo en sus vidas marcha bien. Entre el 10 y 15 por ciento de las depresiones son provocadas por un problema medico (enfermedad del tiroides, el cáncer, o enfermedades neurológicas) o por medicamentos. Una vez que se da tratamiento contra la enfermedad, o se ajusta la dosis y el medicamento adecuados la depresión desaparecerá.

    TIPOS DE DEPRESION:

    Depresión severa. Cuando la persona presenta casi todos los síntomas de la

    depresión y la depresión le impide realizar sus actividades de la vida diaria.

    Depresión moderada. Cuando la persona presenta muchos de los síntomas de la

    depresión y estos le impiden realizar las actividades de la vida diaria.

    Depresión leve. Cuando la persona presenta algunos de los síntomas de la

    depresión y el realizar sus actividades de la vida diaria toma un esfuerzo

    extraordinario.

    ACTITUD ANTE LA DEPRESION:

    El desconocimiento de la depresión como enfermedad con todos sus posibles

    síntomas lleva a las personas a culparse a si mismas por los síntomas, y no

    saben que existen tratamientos para la enfermedad. Por ello si se presentan

    algunos síntomas de la depresión debe de ponerse en contacto con su medico de familia, o otras organizaciones de salud.

    Por lo general lo que sucede entonces es que:

    Se tratara de determinar si existe una razón física que provoque la depresión.

    Se proporcionara tratamiento contra la depresión.

    Se recomendara al paciente a un especialista de salud mental para que se

    realicen mas evaluaciones y tratamientos.

    El tratamiento contra la depresión ayuda a reducir la preocupación de su

    enfermedad, y hace desaparecer todos los síntomas de la depresión permitiendo

    que reanude su vida normal. El tratamiento precoz es más eficaz y mientras más

    tiempo pase antes de iniciarlo más difícil será superar la depresión. El

    tratamiento puede notarse en algunas semanas, aunque a veces el correcto

    tratamiento no es el primero y será necesario cambiar el mismo hasta dar con el

    ideal para cada caso.

    C) TRATAMIENTO PARA LOS ADOLESCENTES DEPREMIDOS

    Los principales tratamientos contra la depresión son los siguientes:

    La psicoterapia (hablar con un terapeuta especializado en estos problemas )

    Una combinación de los medicamentos antidepresivos y la psicoterapia.

    Existe un tratamiento adecuado para cada uno de los tipos de depresión y será su terapeuta el que diagnostique el tipo de depresión que padece y comience el

    tratamiento mas adecuado en su caso.

    El tratamiento para la depresión generalmente es de dos pasos, el primero es

    intensivo para hacer que los síntomas de la depresión desaparezcan, y el segundo es de continuación del tratamiento , incluso después de que se encuentre bien, es importante porque impide que la depresión regrese.

    Depresión y enfermedad crónica:

    En los pacientes crónicos con cierta frecuencia se presenta depresión de diversa gravedad, tanto en el período de duelo que acompaña al conocimiento del diagnóstico, como por los cambios de hábitos que implica el manejo de la

    enfermedad. Posteriormente se encuentra cuando se manifiestan complicaciones propias de los padecimientos de larga evolución y, sobre todo, si el paciente ha de realizar controles periódicos que generan expectativa sobre la evolución de determinadas variables clínicas.

    El diagnóstico de depresión en este tipo de pacientes (crónicos) resulta difícil

    ya que las manifestaciones físicas, como fatiga, hiporexia, trastornos cognoscitivos como las alteraciones de la memoria causadas por la misma

    depresión, se superponen a las de otras enfermedades. En caso de incertidumbre diagnóstica, una segunda valoración del estado psicológico suele ser decisiva.

    El tratamiento para este padecimiento debe iniciarse de manera temprana con

    apoyo psicoterapéutico, tratando el pesimismo. Por supuesto el apoyo

    farmacológico es muy importante, en especial al comienzo del tratamiento.

    *Depresión en niños:

    No son sólo los adultos los que se deprimen. Los niños y los adolescentes pueden sufrir también de depresión, que es una enfermedad tratable. La depresión se define como una enfermedad cuando la condición depresiva persiste e interfiere con la habilidad de funcionar del niño o del adolescente.

    Aproximadamente el 5 por ciento de los niños y adolescentes de la población

    general padece de depresión en algún momento. Los niños que viven con mucha

    tensión, que han experimentado una pérdida o que tienen desórdenes de la atención, del aprendizaje o de la conducta corren mayor riesgo de sufrir

    depresión. La depresión tiende a circular en las familias. El comportamiento de los niños y adolescentes deprimidos es diferente al comportamiento de los adultos deprimidos. Los psiquiatras de niños y adolescentes le recomiendan a los padres que estén atentos a síntomas de depresión que puedan presentar sus niños.

    Los padres deben de buscar ayuda si uno o más de los siguientes síntomas de

    depresión persisten:

    • Tristeza persistente, lloriqueo y llanto profuso

    • Desesperanza

    • Pérdida de interés en sus actividades favoritas; o inhabilidad para

    disfrutar de las actividades favoritas previas

    • Aburrimiento persistente y falta de energía

    • Aislamiento social, comunicación pobre

    • Baja autoestima y culpabilidad

    • Sensibilidad extrema hacia el rechazo y el fracaso

    • Aumento en la dificultad de relacionarse, coraje u hostilidad

    • Dificultad en sus relaciones

    • Quejas frecuentes de enfermedades físicas, tales como dolor de

    • Ausencias frecuentes de la escuela y deterioro en los estudios cabeza o de estómago

    • Concentración pobre

    • Cambios notables en los patrones de comer y de dormir

    • Hablar de o tratar de escaparse de la casa

    • Pensamientos o expresiones suicidas o comportamiento autodestructivo

    Un niño que jugaba a menudo con sus amigos empieza a pasarse la mayor parte del tiempo solo y pierde interés por todo. Las cosas de las que disfrutaba

    previamente ya no le dan placer al niño deprimido. Los niños y adolescentes

    deprimidos dicen a veces que quisieran estar muertos o pueden hablar del

    suicidio. Los adolescentes deprimidos pueden abusar del alcohol o de otras

    drogas tratando de sentirse mejor.

    Los niños y adolescentes que se portan mal en la casa y en la escuela pueden

    estar sufriendo de depresión sin que nadie se dé cuenta de ello. Los padres y

    los maestros no se dan cuenta de que la mala conducta es un síntoma de depresión porque estos niños no siempre dan la impresión de estar tristes. Sin embargo, si se les pregunta directamente, los niños algunas veces admiten que están tristes o que son infelices.

    El diagnóstico y tratamiento temprano de la depresión es esencial para los niños deprimidos. Esta es una enfermedad real que requiere ayuda profesional. Un tratamiento comprensivo a menudo incluye ambas terapias, individual y de

    familia. Puede también incluir el uso de medicamentos antidepresivos. Para ayudarles, los padres deben pedirle a su médico de familia que los refiera a un

    psiquiatra de niños y adolescentes, quien puede diagnosticar y tratar la depresión en niños y adolescentes.

    IV.   CAUSAS Y MOTIVOS DE MELANCOLÍA EN ADOLESCENTES

    MELANCOLIA

    La melancolía se singulariza en lo anímico por una desazón profundamente dolida, una cancelación del interés por el mundo exterior, la pérdida de la capacidad de sentimiento de sí que se exterioriza en auto reproches y auto denigraciones y se extrema hasta una delirante expectativa de castigo. Este cuadro se aproxima a nuestra comprensión si consideramos que el duelo muestra los mismos rasgos, excepto uno; falta en él la perturbación del sentimiento de sí. Pero en todo lo demás es lo mismo. El duelo pesaroso, la reacción frente a la pérdida de una persona amada, contiene idéntico talante amar, la inhibición de toda productividad y una rebaja en el dolido, la pérdida del interés por el mundo exterior -en todo lo que no recuerde al muerto-, la pérdida de la capacidad de escoger algún nuevo objeto de amor -en reemplazo, se diría, del llorado-, el extrañamiento respecto de cualquier trabajo productivo que no tenga relación con la memoria del muerto. Fácilmente se comprende que esta inhibición y este angostamiento del yo expresan una entrega incondicional al duelo que nada deja para otros propósitos y otros intereses. En verdad, si esta conducta no nos parece patológica, ello sólo se

    debe a que sabemos explicarla muy bien. La melancolía se puede definir globalmente como tristeza, pero va más allá, puesto que la melancolía es una enfermedad dentro del grupo de las enfermedades maníaco-depresivas.

    A) SÍNTOMAS DE LA MELANCOLÍA EN ADOESCENTES

    . Pérdida de interés por la vida. En los casos más drásticos aparece incluso la

    idea del suicidio o el deseo de morir. Se tiene la sensación de que en la vida

    nada puede satisfacernos y que la felicidad es un ideal utópico imposible de

    alcanzar. Esto suele manifestarse además en la pérdida de apetito.

    . Fuerte sentimiento de culpabilidad, incluso de culpabilidad por estar vivo. En

    los casos más críticos la persona se siente culpable incluso por los errores de

    los demás.

    . Los trastornos de sueño y descanso están a la orden del día. Las personas

    melancólicas son incapaces de descansar bien, no duermen las horas necesarias,

    ven interrumpido su sueño continuamente, tienen muchas pesadillas, ...

    . Se sienten pesados y sin fuerzas. Sus movimientos son lentos y también parecen

    lentos para pensar y hablar. Esto se debe entre otras cosas a que en seguida se

    les va la concentración en su vida. Es fácil reconocer a un melancólico por su

    mirada fija en la nada y su pensamiento en vacío. Además sus emociones parecen

    haber desaparecido dando paso exclusivamente a un gesto en la cara de seriedad otristeza crónicos.

    B) CAUSAS DE LA MELANCOLÍA EN ADOLESCENTES:

    . Puede presentarse como origen de una disfunción biológica u orgánica. Esto

    significa que puede tener un origen más físico que emocional. Así nos encontramos por ejemplo en el origen de la melancolía con fallos en el sistema

    nervioso u hormonal.

    . Otro origen, quizá el más típico, puede ser el emocional. En este sentido, la

    vivencia de algún trauma emocional como un divorcio, muerte de un ser querido

    suelen ser orígenes muy típicos. Sin embargo también puede deberse a trastornos emocionales más sencillos como nervios, estrés, frustración, falta de autoestima, ...

    Algunas personas se toman a broma las enfermedades psicológicas de este índole, sin embargo hay que tomárselas muy en serio. Si bien gracias al descubrimiento estar más atenta a este tipo de estados, todavía falta mucho que caminar en este tipo de aspectos.

    La melancolía se puede definir globalmente como tristeza, pero va más allá,

    puesto que la melancolía es una enfermedad dentro del grupo de las enfermedades maníaco-depresivas.

    C) TRATAMIENTO PARA ADOLESCENTES MELANCÓLICOS

    Es absolutamente imprescindible la ayuda de un psicólogo o terapeuta. Por ello

    el primer paso es acudir a un profesional de la rama emocional. Él nos dirá

    exactamente lo que debemos y no debemos hacer. De todos modos hay ciertos

    aspectos importantes que nos pueden ayudar:

    . Buscar el apoyo de algún familiar o amigo. Contarle nuestra preocupaciones a

    algún ser querido siempre es bueno. El desahogo en estos casos es fundamental, por lo tanto hay que hacer todo lo posible por no aislarse ni reprimirse las emociones.

    . El contacto con la naturaleza suele ser muy bueno en estos casos. Salir a dar

    un paseo por la playa o el monte en compañía de los amigos, es una terapia

    fabulosa.

    . Hacer lo posible por mantener un pensamiento positivo y recuperar la alegría

    de vivir. Para ello sería bueno buscarse una afición que nos pueda ayudar a

    recuperar el entusiasmo.

    . En cuanto a algunas terapias alternativas:

    - Músico terapia: busca música estimulante, pero no estridente.

    - Reiki: dar energía sobre los chakras 1º, 3º y 6º, y hacer equilibrado de

    chakras.

    - Flores de Bach: tomar remedios florales a base de mezclas con Centary,

    Clemantis, Gentian, Gorse, Mustard, White chestnut, Wild oat y Wid rose según sea el caso.

    - Cromoterapia: utilizar colores verdes, naranjas y amarillos. Vestir con esos

    colores puede ser de gran ayuda.

    - Gemoterapia: utilizar alguno de estos cristales: amatista, hematites, ágata

    azul, jaspe rojo, unaquita y ojo de tigre. Para utilizarlos llévalos contigo y de vez en cuando manoséalos.

    . Además es imprescindible acompañar de una dieta sana y equilibrada en la que

    abunden las frutas, verduras y la pasta. El consumo diario de sésamo en

    cualquiera de sus formas es fabuloso tanto para prevenirla como para curarla.

    V. MATERIAL Y MÉTODOS

    Los materiales y métodos en los que nos basamos para realizar el presente

    trabajo fueron los siguientes:

    Consultamos diversa bibliografía tanto de este campus como libros personales de cada integrante del equipo.

    Elaboramos un cuestionario sobre depresión la cual tuvimos que aplicar, para

    adquirir los resultados del índice de adolescentes deprimidos y poder corroborar lo investigado, ya que esto nos permite ver claramente como en esta etapa en donde se presenta una crisis de identidad, los adolescentes se sientes confundidos, incomprendidos lo cual muchas veces los lleva a apartarse y presentar una depresión o melancolía que si no es atendida puede llevarles a una situación critica en su persona e incluso en algunos casos llegar al suicidio.

    Además consultamos varias páginas de Internet de la cual pudimos documentarnos con más información para así complementar el trabajo de investigación.

    La metodología que utilizamos al realizar este trabajo fue lo expuesto  por el

    profesor Filiberto  Mata en la clase de Bases  Teórico Metodológicas para la

    investigación, lo cual nos facilito la elaboración de dicho trabajo.

    Junto con todos estos materiales y métodos utilizados  pudimos lograr  la

    validez en nuestro cuestionario de tal manera que nuestro trabajo se pudo

    concluir satisfactoriamente.

    Escala autoaplicada para la Depresión

    En el cuestionario siguiente encontrarás diferentes situaciones o preguntas. Deberás leerlas cuidadosamente e indicar la frecuencia con la que has experimentado el síntoma o sentimiento descrito a continuación marcándolo como respuesta.

    Respuestas:
    A= Muy poco tiempo, pocas veces, raramente o nunca
    B= Algún tiempo, algunas veces, de vez en cuando
    C= Gran parte del tiempo, muchas veces, frecuentemente
    D= Casi siempre, siempre, casi todo el tiempo

    Preguntas

    A

    B

    C

    D

    1

    Me siento triste y deprimido

    2

    Por las mañanas me siento mejor que por las tardes

    3

    Frecuentemente tengo ganas de llorar y a veces lloro

    4

    Me cuesta mucho dormir o duermo mal por la noche

    5

    Ahora tengo tanto apetito como antes

    6

    Todavía me siento atraido por el sexo opuesto

    7

    Creo que estoy adelgazando

    8

    Estoy estreñido

    9

    Tengo palpitaciones

    10

    Me canso por cualquier cosa

    11

    Mi cabeza está tan despejada como antes

    12

    Hago las cosas con la misma facilidad que antes

    13

    Me siento agitado e intranquilo y no puedo estar quieto

    14

    Tengo esperanza y confianza

    15

    Me siento mas irritable que habitualmente

    16

    Encuentro fácil tomar decisiones

    17

    Me creo útil y necesario para la gente

    18

    Encuentro agradable vivir, mi vida es plena

    19

    Creo que sería mejor para los demás si me muriera

    20

    Me gustan las mismas cosas que habitualmente me agradaban

    VI. RESULTADOS

    De las encuestas realizadas pudimos obtener que la mayoría de los adolescentes por lo menos en alguna situación de su vida se ha sentido confundido, aislado, incomprendido, lo cual nos llevaría a darnos cuenta que en esta etapa el adolescente presenta baja autoestima que le ocasiona la depresión o melancolía en ciertos casos.

    Esto nos llevo a comprender que muchas veces no se le da la suficiente atención a este tipo de conflictos por lo cual muchos adolescentes no tienen claro el conflicto que tienen y que los lleva a una irritabilidad constante por la falta de comprensión de los adultos hacia los adolescentes; y por eso muchas veces se da el fracaso en diversas actividades que realizan en su vida cotidiana.

    Otro resultado obtenido con este trabajo es que el adolescente se pueda

    documentar de tal manera que pueda aclarar todas las dudas y temores que se le presentan y así poder lograr un buen funcionamiento o desempeño dentro de su ambiente y así logre recompensas que le hagan tener una buena autoestima.

    VII.  DISCUSIONES Y CONCLUSIONES

    Con este trabajo al recopilar toda esta información, nos dimos cuenta que la

    mayoría de la gente ha tenido o sufrido alguna vez en su vida una depresión ya

    sea moderada, leve o severa por las circunstancias que se le presentan en la

    vida.

    Al igual que han sentido melancolía por algunas causas externas que se pueden

    presentar en todo tipo de personas.

    En este caso nos centramos en la vida cotidiana de adolescentes ya que se

    considera la depresión y melancolía como un problema sin importancia y al que no se le toma mucho en cuenta; y con esta investigación pudimos concretar que la mayoría de los adolescentes sufren de estos trastornos, que los llevan a buscar información para saber como resolver sus conflictos.

    Por lo tanto llegamos a la conclusión de que las investigaciones tienen que ser

    más amplias sobre temas de interés que quizá son simples pero con mayor

    frecuencia han ocurrido dentro de nuestra población, y que si no se les pone la

    suficiente atención llevará a grandes índices de suicidio entre adolescentes.

    Este tipo de investigaciones nos lleva ahondar sobre las inquietudes que tienes

    nuestros adolescentes en la actualidad, y de los cuales muchas veces no se tiene información e inquieta aun más la falta de estos.

    Es importante tomar en cuenta la salud mental en estos tiempos ya que a la mente no se le toma mucha importancia dentro de la salud, y es alarmante ver como las neurosis se presentan con mayor frecuencia a causa de  no tener una paz Interna. Hay que hacer conciencia sobre los padecimiento mentales para tener una vida sana y vivir en armonía en el presente y sobre todo en las generaciones posteriores.

    VIII. REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA Y PAGINAS DE INTERNET CONSULTADAS

    1 Blehar MD, Oren DA. Gender differences in depression. Medscape Women's Health, 1997;2:3. Revisado de: Women's increased vulnerability to mood disorders: Integrating psychobiology and epidemiology. Depression, 1995; 3:3-12.

    2 Ferketick AK, Schwartzbaum JA, Frid DJ, Moeschberger ML. Depression as an antecedent to heart disease among women and men in the NHANES I study. National Health and Nutrition Examination Survey. Archives of Internal Medicine, 2000; 160(9): 1261-8.

    3 Frank E, Karp JF, Rush AJ (1993). Efficacy of treatments for major depression. Psychopharmacology Bulletin, 1993; 29:457-75.

    4 Lebowitz BD, Pearson JL, Schneider LS, Reynolds CF, Alexopoulos GS, Bruce MI, Conwell Y, Katz IR, Meyers BS, Morrison MF, Mossey J, Niederehe G, Parmelee P. Diagnosis and treatment of depression in late life: consensus statement update. Journal of the American Medical Association, 1997; 278:1186-90.

    5 Mackinnon y Michels, "Psiquiatría Clínica aplicada", Ed. Interamérica

    Carnwath y Miller, "Psicoterapia conductual en asistencia primaria", Ed.

    Martinez Roca

    Martin Seligman, "Indefensión", Ed. Debate

    www.cop.es/colegiados/m-03258/depre01.htm

    www.clínicapsi.com/melancolia.htm

    www.churchforum.org.mx

    www.nimh.nih.gov

    http://commumities.msm.com.mx

    1