David; Miguel Angel Buonarroti

Renacimiento. Arte renacentista del siglo XVI. Escultura italiana. Cinquecento. Terribilitá. Armonía

  • Enviado por: Mcgonnagal
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

EL DAVID DE MIGUEL ANGEL

David; Miguel Angel Buonarroti

DESCRIPCION DE LA ESCULTURA

       

Miguel Angel, su autor, la esculpio, entre 1501 y 1504. Mide más de cuatro metros. Es un solo bloque de mármol. Es una obra colosal tanto por el tamaño como por la fuerza que emana de ella.

Se encuentra en la   Academia de Florencia., es un símbolo de la ciudad.

Para construirlo, Miguel Ángel partió de un bloque muy alto y estrecho, lo que supuso una dificultad para el artista.

El tratamiento que le dio al tema es absolutamente novedoso. No esculpió un efebo elegante y amanerado (David de Donatello, David de Verrochio) sino, que eligió el momento de máxima tensión antes de realizar el lanzamiento. Esto se refleja en el rostro, con una mirada fija y amenazadora.

Es un tema cristiano que ha sido sacado de contexto y utilizado como excusa para realizar un desnudo.

El culto a la Antigüedad se refleja en el cuerpo del David, que es un atleta.

La concepción del cuerpo humano es asimétrica. Hay un ligero contraposto. Se da una posición diferente en los brazos junto con la musculatura en tensión, tendones temblorosos y rostro imponente.

El David es símbolo de fortaleza, ira, libertad, tensión y fuerza contenida.

MENSAJE QUE TRANSMITE

El héroe del Antiguo Testamento aparece representado como un joven atleta desnudo, musculoso, en tensión, con la mirada fija en la distancia, buscando a su enemigo, Goliat. La intensa y penetrante mirada, la fuerza expresiva que emana del rostro del David es, junto con la escultura de Moisés, realizada posteriormente, el mejor ejemplo de la terribilitá miguelangelesca, rasgo distintivo de muchas de las figuras del artista toscano así como también de su propia personalidad. El David, la escultura más famosa de Miguel Ángel, llegó a convertirse en el símbolo de Florencia, colocada en un principio en la Plaza de la Señoría, frente al Palazzo Vecchio, sede del Ayuntamiento de la ciudad. En 1910 se colocó en ese lugar una copia del original que se encuentra en la Academia. Con esta obra Miguel Ángel demostró a sus coetáneos que no sólo había superado a todos los artistas contemporáneos suyos, sino también a los griegos y romanos, al fusionar la belleza formal con una poderosa expresividad, significado y sentimiento.

SENTIMIENTOS Y REFLEXIÓN QUE TRANSMITE

Creo que el David lo que mas me transmite es armonía pero a la vez fuerza y potencia. Armonía porque creo que la figura guarda unas proporciones perfectas y la posición en la que se encuentra aunque no esta totalmente recto inspira equilibrio.

Fuerza y potencia sobre todo por el gran tamaño de la escultura y la acción de tirar la piedra que va a comenzar.

Además la universalidad de esta obra hace que al contemplarla nos sintamos maravillados al verla, y pensar que lo que nosotros hemos visto lo hizo Miguel Ángel hace mucho tiempo. El David de Miguel Ángel, creo que es una gran obra del Renacimiento en la que se muestra fielmente que el hombre es el centro del estudio y me acerca a conocer mas aún la manera de pensar de aquella época transportándote al siglo XVI, donde el arte, la arquitectura, y en este caso, la escultura, han demostrado que llegaron a su apogeo.