David Hume

Filosofía moderna. Empirismo. Percepción. Principio de causalidad. Juicios morales

  • Enviado por: Alberto
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

DAVID HUME

  • SIGNIFICADO DE LOS SIGUIENTES TÉRMINOS, EXPRESIONES Y ENUNCIADOS.

  • TÉRMINOS

    • PERCEPCIÓN:

    Es cualquier cosa que llegue a nuestra mente por medio de los sentidos, o por impulso de la pasión, o por ejercicio de la reflexión.

    • IMPRESIÓN:

    Son las percepciones que entran con más fuerza y violencia, son las más vivaces, son inmediatas, originarias (en cuanto que dan origen a las ideas) y simples. Su diferencia con las ideas es de grado. Hay dos tipos de impresiones: de sensación y de reflexión. De las primeras se obtienen las impresiones de reflexión, y de estas se pueden derivar ideas de reflexión.

    • IDEA:

    Las ideas son imágenes de las percepciones, al pensar e imaginar. Son cuando no hay percepción, lo que nos queda en la mente de esa impresión. La idea se corresponde con una impresión. Así hasta las más complejas tienen sus correspondientes impresiones, de no encontrarlas sería una idea ilegítima. No podemos tener ideas si no hemos tenido previamente impresiones. Entre las ideas más vivaces están los recuerdos, que atribuimos a la memoria; las imágenes, atribuidas a la imaginación son más débiles.

    • HÁBITO:

    Indica el modo constante, o al menos frecuente, de obrar de una determinada manera. Es, así, el intermedio entre el carácter y la acción.

    • CREENCIA:

    La negación del principio de causalidad obliga a Hume a sustituir la certeza por la creencia o por la probabilidad. Creemos que mañana saldrá el sol, pero no tenemos certeza absoluta de que saldrá (podemos pensar lo contrario). Esta creencia tiene matices de “irracionalismo”. Se contrapone a la inducción: experiencia y razón. La creencia tiene como elementos integrantes: la experiencia e imaginación.

    • COSTUMBRE:

    Es la experiencia reiterada. Pone en marcha el dinamismo de nuestra imaginación y nos impulsa a creer que siempre que aparezca 1, necesariamente tendrá que aparecer 2. La conexión necesaria es el resultado de la costumbre.

    • VICIO :

    Lo que es malo para mí y para los demás.

    • VIRTUD:

    Es lo contrario a vicio. Significa lo agradable, lo bueno para mi y para los demás.

    • NATURALEZA :

    Naturaleza para los empiristas es todo aquello perceptible y sensible adquirido por la experiencia.

    • UTILIDAD :

    Es el fundamento de la moralidad. Es el criterio del sentimiento moral positivo, sirve para las satisfacciones, lo bueno, lo que no es útil...

  • EXPRESIONES:

    • RELACIÓN NATURAL:

    Es un tipo de relación de ideas. Se da a través de la imaginación, facultad gracias a la cual se relacionan dos ideas introduciendo espontáneamente una a continuación de la otra. Esto es, se trata de una conexión inconsciente determinada por una fuerza desconocida de la imaginación. Es una aplicación de la Ley de atracción universal de Newton al mundo psíquico.

    Esta relación se da en tres formas fundamentales: semejanza, continuidad en espacio- tiempo y causalidad.

    • PRINCIPIO DE COPIA:

    Al decir esto se refiere a las ideas, que son como la copia de las impresiones, ya que estas son las imágenes de las percepciones, es decir, lo que nos queda en la mente cuando no hay percepción.

    • RELACIÓN FILOSÓFICA:

    Es un tipo de asociación de ideas. Mediante este nombre se designa una relación arbitraria y convencional que la imaginación puede establecer entre dos ideas, porque considera conveniente compararlas. Son relaciones que surgen arbitrariamente por la comparación consciente que el sujeto establece entre los elementos de esa relación.

    No se debe a un principio de conexión, sino a una serie de principios tales como:

    Semejanza, identidad, espacio- tiempo, cantidad y número, grado de cualidad, contrariedad, causa y efecto. Pertenecen a este ámbito las ciencias formales, al ámbito de las relaciones de ideas. Son para Hume las menos importantes.

    • RELACIONES DE IDEA:

    Es uno de los dos grandes ámbitos del conocimiento. Es el reino propio de las ciencias formales, y en él si se da una certeza plenamente demostrativa. Aquí no cabe la contradicción.

    • CUESTIONES DE HECHO:

    Representa el mundo de los hechos y de las cosas; a él pertenecen las ciencias empíricas, la filosofía moral y el comportamiento humano. En estas cuestiones no puede haber demostración, sino probabilidades y creencias: una afirmación es tan concebible como su opuesta, aunque esta no sea tan probable.

    • CONEXIÓN NECESARIA:

    Hume afirma que el nexo entre causa y efecto no existe, porque no tenemos impresión del mismo. Dice que por experiencia intuitiva vemos la contigüidad y sucesión temporal de dos hechos, pero no su conexión necesaria.

    • SENTIMIENTO MORAL:

    Es el fundamento de la moral según Hume. Esta no rige por la razón sino por las pasiones. Este sentimiento tiene su fundamento en la naturaleza humana, que es evidentemente la misma en todos los hombres.

    Existe por tanto un instinto natural que nos hace distinguir lo bueno de lo malo. El criterio para ello es el gozo o fastidio que nos produce una determinada acción a nosotros o a los demás.

    • RELACIÓN CAUSA- EFECTO:

    Es el principio de la causalidad. Para Aristóteles todo efecto tiene una causa, esto no se capta por los sentidos sino por los sentimientos.

  • ENUNCIADOS:

    • “QUE EL SOL NO SALDRÁ MAÑANA NO ES UNA PROPOSICIÓN MENOS INTELIGIBLE. QUE LA AFIRMACIÓN: SALDRÁ MAÑANA”.

    Hume defiende en este argumento la posibilidad (que no probabilidad) de concebir el hecho contrario al que se supone ha de ocurrir en las cuestiones de hecho, negando así la posibilidad de establecer un principio de causalidad y por tanto el conocimiento total.

    • “LAS CAUSAS Y EFECTOS NO PUEDEN DESCUBRIRSE POR LA RAZÓN, SINO POR LA EXPERIENCIA”.

    Hume rechaza la concepción racionalista de la razón como única fuente válida de conocimiento, y pone en lugar de ésta la experiencia, como empirista que es.

    • “LA MORALIDAD ES DETERMINADA POR EL SENTIMIENTO”.

    También como hemos explicado en la definición de sentimiento moral, es el sentimiento, la pasión, y no la razón la que rige nuestra conducta.

    - “EN LAS CUESTIONES DE HECHO NO CABE CERTEZA DEMOSTRATIVA “.

    La experiencia es la fuente de la certeza de los hechos. Frente a cualquier hecho puedo concebir lo contrario, aunque no siempre pueda creerlo. La experiencia engendra hábito, costumbre, creencia. Hace nacer un sentimiento de costumbre que nos hace esperar y creer que a lo primero seguirá lo segundo.

  • TEMA DE COMPOSICIÓN: “EL EMPIRISMO: CONOCIMIENTO Y ÉTICA EN HUME”.

  • EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO.

  • IMPRESIONES E IDEAS: ELEMENTOS Y ORIGEN DEL CONOCIMIENTO.

  • Para Hume la experiencia sensible es la fuente de nuestro conocimiento. No hay ideas innatas.

    Se llama percepción a cualquier cosa que llegue a nuestra mente por medio de los sentidos.

    Distingue dos clases de percepción: impresiones e ideas.

    • Impresiones: percepciones que entran con más fuerza y violencia.

    • Ideas: son las imágenes de las percepciones, al pensar e imaginar.

    La impresión es el original y la idea es la copia. Todas las ideas le corresponden sus impresiones. Si no encontramos la impresión correspondiente a una idea, entonces esa idea será ilegítima.

    Hay dos tipos de impresiones: de sensación y de reflexión. De las primeras se obtienen las impresiones de reflexión, y de éstas se pueden derivar ideas de reflexión.

    Las ideas más vivaces son los recuerdos; las imágenes, atribuidas a la imaginación son más débiles.

    2.1.2 ASOCIACIÓN DE IDEAS.

    Esta teoría tiene sus orígenes en Aristóteles y Platón. Hobbes habla de dinamismo asociativo. Locke dice que algunas ideas tienen una natural conexión.

    Para Hume es un tema central. Rige el funcionamiento del pensamiento. Es una ley parecida a la de la gravitación universal en Newton. Produce en el mundo mental efectos semejantes al mundo natural.

    La asociación une y combina ideas. Se formula en tres leyes: semejanza, contigüidad espacio- temporal, causalidad. Las leyes se refieren a nuestras impresiones e ideas. De los objetos ni afirmamos, ni negamos nada. De nuestra mente decimos que tiene la costumbre, el hábito de relacionar así las ideas.

    De las tres leyes, la de causalidad la reduce a la sucesión regular de dos acontecimientos en el espacio y en el tiempo; la de semejanza, a la comparación de ideas entre sí. Queda como única ley la de contigüidad.

  • RELACIONES DE IDEAS Y CUESTIONES DE HECHO.

  • Todo objeto de conocimiento lo divide en: relación de ideas y cuestiones de hecho.

    En las relaciones de ideas se encuentran las ciencias formales: geometría, álgebra, etc. Dan certeza demostrativa. En estas cuando las ideas son legítimas se corresponde a impresiones.

    En las cuestiones de hecho (lo que nos sucede) no cabe demostración. La experiencia es la fuente de la certeza de los hechos. Frente a cualquier hecho puedo concebir lo contrario, aunque no siempre pueda creerlo. La experiencia engendra hábito, costumbre, creencia. Hace nacer un sentimiento de costumbre que nos hace esperar y creer que a lo primero seguirá lo segundo.

  • IDEA DE CAUSALIDAD Y SU VALOR EMPÍRICO

  • El tema de causalidad es uno de los más importantes.

    Para Hume la causalidad envuelve tres circunstancias: una relación de contigüidad en el tiempo y en el lugar, una prioridad de la causa y una conexión constante.

    Hume afirma que este nexo entre causa y efecto no existe, porque no tenemos impresión del mismo. Por experiencia intuitiva vemos la contigüidad y sucesión temporal de dos hechos, pero no su conexión necesaria.

    El principio de causalidad consiste en la asociación de dos fenómenos que relacionamos mentalmente. Asociación de dos impresiones o de dos ideas. Podemos afirmar la contigüidad y sucesión de dos fenómenos, pero no podemos afirmar la relación causal en la realidad. Cae así en un escepticismo psicológico, ya que al negar el principio de causalidad no tiene certeza de nada.

    Cuando hablamos de causalidad enunciamos una ley de nuestro modo de pensar las cosas, producida por el hábito, por la costumbre.

    En este punto introduce también la idea de creencia, como sustituto de conocimiento. Se contrapone a la inducción: experiencia y razón. La creencia tiene como elementos: la experiencia e imaginación.

    2.1.5. CRÍTICA A LA METAFÍSICA.

    Para Hume todo idea abstracta que no tenga su origen en su correspondiente impresión debe eliminarse como ilegítima.

    Hume además niega la idea de causalidad real.

    La idea de sustancia es una colección de ideas simples, unidas por la imaginación. No responde a ningún tipo de impresiones. Solamente tenemos impresiones fugaces y pasajeras.

    Esta asociación de ideas nos hace suponer una causa debajo de todas esas impresiones y la atribuimos a la sustancia. De esta forma la realidad del mundo exterior es incognoscible. Tal idea carece de valor porque está fuera de nuestra experiencia.

    Es ateo y niega la Metafísica. Salva las matemáticas y las ciencias experimentales, pero formula únicamente la probabilidad, no la certeza.

  • DOCTRINA ÉTICA.

  • Es la tercera parte del Tratado. Estudia el fundamento de la moralidad.

    Este fundamento es la propia naturaleza humana. La misma para todos los hombres.

    Bueno es lo útil y malo lo nocivo. Hay un instinto que nos hace apreciar lo bueno de lo malo. Tal instinto mira el interés general. Diciendo esto rehuye del egoísmo de Hobbes. La apreciación común de buenas las constituye en acciones virtuosas. Esta apreciación recae sobre acciones útiles.

    La virtud siempre está determinada por un sentimiento agradable de aprobación.

    3. LA TEORÍA RACIONALISTA Y EMPIRÍSTA DEL CONOCIMIENTO: SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS.

    La corriente racionalista considera como única fuente válida de conocimiento la razón, mientras que la corriente empirista considera como fuente válida de conocimiento la experiencia.

    Ambas corrientes entienden por conocimiento una representación en la mente humana del objeto que se da fuera de ella, de la realidad exterior. Y lo que representan las cosas en la mente son las ideas.

    El punto en el que se acentúan más las diferencias entre racionalistas y empiristas es en el origen de las ideas: unos dicen que son innatas, que se encuentran en la mente humana desde el principio; los empiristas, por el contrario, sostienen que la mente humana está en blanco y las ideas proceden todas de la experiencia sensible.

    En cualquier caso, el empirismo de Hume niega además la posibilidad de un conocimiento total al negar el principio de causalidad. Pero si considera como conocimiento válido, al igual que el racionalismo pero sin concederle la misma importancia, las relaciones de ideas (ciencias formales).

  • LA FILOSOFÍA MORAL DE ARISTÓTELES Y LA ÉTICA DE HUME: DIFERENCIAS.

  • En Aristóteles:

    La ética para Aristóteles es teleológica en cuanto a que todo ser tiende hacia un fin según su naturaleza que es la felicidad, aunque al ser una ética autónoma hace que no tiendas si no quieres. Esta felicidad es sólo alcanzable cumpliendo con la naturaleza humana y practicando en todo momento la virtud.

    En Hume:

    Es la tercera parte del Tratado. Estudia el fundamento de la moralidad.

    Este fundamento es la propia naturaleza humana. La misma para todos los hombres.

    Bueno es lo útil y malo lo nocivo. Hay un instinto que nos hace apreciar lo bueno de lo malo. Tal instinto mira el interés general. Diciendo esto rehuye del egoísmo de Hobbes. La apreciación común de buenas las constituye en acciones virtuosas. Esta apreciación recae sobre acciones útiles.

    La virtud siempre está determinada por un sentimiento agradable de aprobación.

  • PRINCIPIO DE CAUSALIDAD EN PLATÓN Y EN HUME.

  • La teoría de Aristóteles afirma que el efecto es el resultado de las causas. Una cosa la conocemos por sus causas. Para conocer un efecto bien hay que conocer todas sus causas (material, formal, eficiente y final).

    Hume no afirma este principio de causalidad porque según él:

    - nuestras impresiones son del pasado, no del futuro

    no tenemos impresiones de la causalidad necesaria.

    - hay una unión de impresión a impresión, pero esa unión no es de causa efecto, sino de simple sucesión. Por ejemplo, siempre que ya llovido me he mojado; hay una simple sucesión de hechos, pero no hay una unión causal.

    • no hay unión de impresión a no impresión: de la impresión yo no puedo deducir algo de lo cual yo no tengo impresión.

  • SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS ENTRE IMPRESIONES E IDEAS.

  • Distingue dos clases de percepción: impresiones e ideas.

    • Impresiones: percepciones que entran con más fuerza y violencia.

    • Ideas: son las imágenes de las percepciones, al pensar e imaginar.

    La impresión es el original y la idea es la copia. Todas las ideas le corresponden sus impresiones. Si no encontramos la impresión correspondiente a una idea, entonces esa idea será ilegítima.

    Hay dos tipos de impresiones: de sensación y de reflexión. De las primeras se obtienen las impresiones de reflexión, y de éstas se pueden derivar ideas de reflexión.

    Las ideas más vivaces son los recuerdos; las imágenes, atribuidas a la imaginación son más débiles.

  • SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS ENTRE RELACIONES DE IDEAS Y CUESTIONES DE HECHO.

  • Todo objeto de conocimiento lo divide en: relación de ideas y cuestiones de hecho.

    En las relaciones de ideas se encuentran las ciencias formales: geometría, álgebra, etc. Dan certeza demostrativa. En estas cuando las ideas son legítimas se corresponde a impresiones.

    En las cuestiones de hecho (lo que nos sucede) no cabe demostración. La experiencia es la fuente de la certeza de los hechos. Frente a cualquier hecho puedo concebir lo contrario, aunque no siempre pueda creerlo. La experiencia engendra hábito, costumbre, creencia. Hace nacer un sentimiento de costumbre que nos hace esperar y creer que a lo primero seguirá lo segundo.

  • DIFERENCIAS ENTRE LA TEORIA DEL CONOCIMIIENTO EN EL RACIONALISMO EN HUME Y EN PLATÓN.

  • Platón decía que toda percepción de lo sensible era engañosa, y que todas las personas nacían con las ideas innatas. Hume afirma que todo lo percibido por los sentidos es la única fuente verdadera para el conocimiento; cuando nacemos lo hacemos sin saber nada, todo lo que se aprende es por medio de la experiencia.

  • SEMEJANZAS Y DIFERNCIAS ENTRE LA TEORIA DEL CONOCIMIENTO EN HUME Y EN ARISTÓTELES.

  • Parecido en el punto de partida Aristóteles afirma que nacemos sin saber nada como una tabla rasa, El conocimiento empieza por los sentidos. La única fuente de conocimiento es la experiencia por medio de la percepción.

    Las diferencias son que limita el conocimiento por medio de la percepción y que todo lo percibido lo llevamos a categoría de idea.

  • ¿POR QUÉ RECHAZARÍA HUME EL ARGUMENTO ONTOLÓGICO Y EL COSMOLÓGICO?.

  • Ya que el argumento ontológico y el cosmológico sirven para probar la existencia de Dios y Hume es ateo debido a que para él todo lo que no pueda percibirse por los sentidos no es válido y Dios no se puede percibir por los sentidos. Así lo expone en su crítica a la Metafísica.

  • EL CONCEPTO DE SUSTANCIA EN HUME Y EN DESCARTES. DIFERENCIA.

  • Hemos visto que, según Hume, todo nuestro conocimiento se reduce a impresiones e ideas; nuestro entendimiento está completamente limitado por las impresiones, de tal modo que nos impide abordar cuestiones abstractas; y entre las más abstractas está el problema de la sustancia. La sustancia es un concepto al que no corresponde ninguna impresión.

    La palabra “sustancia” para él sólo designa a un conjunto de percepciones particulares que nos hemos acostumbrado a encontrar juntas; por tanto, el concepto clave de Metafísica carece de valor.

    Desde Descartes se había afirmado la realidad del “yo” como sustancia distinta de nuestros pensamientos, por intuición inmediata: “Pienso, luego existo”. Aquí no interviene la idea de causa, sino que se afirma por intuición inmediata. Pero Hume lo debe negar:

    • Sólo tenemos intuición de nuestras impresiones.

    • El “yo” o “persona” no es una impresión: es aquello que se supone como sujeto al que se refieren nuestras impresiones. Pero de ello no tenemos impresión.

    • Nuestras impresiones no son constantes, sino variables: una impresión sucede a la otra; siento dolor, después siento tristeza, después alegría... Nunca existen todas al mismo tiempo, sino que se suceden. Por tanto, no hay una impresión constante y permanente.

    En consecuencia, no existe el yo como sustancia distinta de las impresiones.

  • RESUMEN DE LOS TEXTOS: INVESTIGACIÓN SOBRE EL ENTENDIMIENTO HUMANO E INVESTIGACIÓN SOBRE LOS PRINCIPIOS DE LA MORAL.

  • En el texto de Tratado sobre la naturaleza humana se plantean las cuestiones más importantes de la teoría empirísta de Hume. Lo estudiaremos según las partes en que el autor dividió el texto.

    1ª- Hume distingue en principio los objetos del conocimiento en relaciones de ideas y cuestiones de hecho. Acepta las verdades que puedan proporcionar las relaciones de ideas, pero afirma que todos nuestros razonamientos acerca de las cuestiones de hecho se basan en la relación de causa- efecto.

    2ª- A continuación, estudia esta relación, y llega a la conclusión de que tenemos idea de esta relación, no por una impresión, sino por la costumbre o hábito. Toma en uno de sus ejemplos los “poderes secretos de plan”. “Una vez tomé pan y me alimentó. Pero este trozo de materia que tiene las mismas cualidades externas /sabor, color, olor, forma, etc.) no sé si tiene las mismas cualidades alimenticias. Y sin embargo sabemos que si lo tomamos, nos nutrirá”. Tal determinación de la mente se fundamenta no en una idea innata, sino en la creencia de la regularidad de la naturaleza, la cual nos permite conocer con certeza vital los acontecimientos futuros.

    En cuanto el porqué la moral tiene como fundamento para el hombre el sentimiento y no la razón, según Hume, hace falta dar que se despliegue un sentimiento para dar preferencia a las causas útiles de las perniciosas. La razón es insuficiente para separar lo bueno de lo malo, lo útil de lo inútil, lo agradable de lo desagradable. Este sentimiento moral es común a todos los hombres, lo que permite esta distinción.