Cuentos; Pedro Antonio de Alarcón

Literatura española contemporánea del siglo XIX. Narrativa y cuento. Género costumbrista. Argumento

  • Enviado por: Celia Angulo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Argumento

de los siete relatos

El carbonero alcalde

Estamos en Guadix, ciudad ocupada por los franceses. Al comer estos mucha carne tienen que conquistar otros pueblos y confiscarles el ganado.

En Lapeza, el alcalde prepara doscientos lapeceños para luchar contra los conquistadores que iban a llegar al día siguiente.

Hacia las tres se acercan los enemigos, la caballería de estos penetra en el pueblo; y franceses y lapeceños empiezan a disparar hacia todas partes. El cañón explota y una lluvia de troncos cae sobre ambos bandos.

Los franceses se retiran ya que no saben que defensas habrán preparado los lapeceños. Vuelven furiosos a Guadix.

Preparan dos mil cuatrocientos hombres y regresan a Lapeza al día siguiente, pero el pueblo esta abandonado y solo quedan en él un viejo y un muchacho. Les atrapan como prisioneros. Cuando regresan, topan con los lapeceños, los cuales entran en batalla y les dirigen hacia la sierra, donde les producen muchas bajas, pero aún y todo pierden.

Los franceses volvieron con el viejo y el muchacho, al joven le ahorcaron dos veces, y al ver que la cuerda se rompía y no se moría le pegaron un tiro. Al viejo le dejaron marchar, esa noche murió sólo y de pena, el joven al que habían matado era su hijo.

El clavo

Felipe conoce a una mujer en una diligencia que aborrece el amor.

Un día en el que Felipe fue a casa de se amigo Joaquín, este le contó, que estaba triste ya que hacía dos años; conoció a una mujer, Blanca, con la que estuvo a punto de casarse y tener un hijo en común, pero se fue unos días de Sevilla, donde se encontraba su nido de amor, y al volver su prometida no estaba allí.

Los dos hombres fueron al cementerio, donde encontraron un calavera reciente con un clavo en la cabeza, por lo tanto, el dueño de aquella cabeza tenía que haber sido asesinado. Joaquín, que era juez decidió resolver el caso. Investigando, llegó a la conclusión que la única posibilidad es que le hubiera matado su mujer.

Felipe se fue de casa de su amigo. En una fiesta, se volvió a encontrar con la mujer del carruaje y averiguó que su nombre era Mercedes de Méridanueva.

Un tiempo después Felipe volvió a casa de su amigo, mientras estaba allí, el juez se había reencontrado con Blanca. De repente avisaron a Joaquín, habían atrapado a la asesina. Dio la casualidad de que esta, Blanca y Mercedes eran la misma persona. Había matado a su marido ya que se había enamorado de otro hombre, el juez, aunque no dio su nombre. Joaquín fue justo y aunque la amaba la condenó a muerte. Aún y todo buscó algo para poder indultarla y el día que la iban a matar, llevo los papeles para la absolución; pero no sirvió de nada, ya que Gabriela se desplomó y murió.

La buenaventura

La policía anda buscando a Parrón, un delincuente. Un día un gitano pide la recompensa por encontrar a ese señor ya que dice que sabe donde está. La historia es así.

Estaba el gitano sentado con su borrico, cuando se le apareció Parrón. El hombre se veía ya muerto en manos de este ladrón. Entonces, el gitanico, le dijo al ladrón que le adivinaba la buenaventura, este aceptó. El gitano le anunció que en una semana moriría, Parrón se asustó, y le dijo al hombre que si dentro de una semana no moría, moriría él y que mientras tanto se quedaría con ellos.

El gitano consiguió escaparse e ir a la policía, dieron muerte a Parrón al concluir la semana.

El extranjero

Un hombre se encuentra a un abuelo rezando en el suelo, le pregunta por qué reza y este le cuenta la historia.

Hace cuarenta y cinco años, ese viejo, se encontró a dos soldados españoles, uno se llamaba Risas, que llevaban un prisionero polaco enfermo, que estaba de parte de Napoleón en esa antigua Guerra de la Independencia. Lo habían arrancado de la casa de una viejecita que lo cuidaba y querían ahorcarlo a la mañana siguiente para ascender en su empleo. Llevaban los soldados e Iwa, el polaco, andando cinco leguas. Se encontraron con el viejo y el prisionero le pedía que le matase, que quería morir. El viejo convenció a los españoles de que le asesinasen, lo hicieron y le quitaron un medallón con el retrato de una mujer.

Tomando un café tiempo después, el viejo oyó lo que le había pasado a Risas de boca de un general. Le habían hecho prisionero los franceses, estos le llevaron a Rusia pasando por Polonia, él no quería ir, tenía miedo a ese país. Se puso muy enfermo al llegar, le alojaron en un buen sitio, la jefa, le preguntó si había oído el nombre de su hijo, Iwa, al que habían llevado a España. Risas no dijo nada, pero encontraron el medallón que le había robado al polaco y el retrato era el de esa mujer, la madre del prisionero. La familia de Iwa lo linchó.

El viejo estaba rezando en el mismo lugar donde mataron a Iwa.

La mujer alta

Telesforo, un joven andaluz de muy buen ver; estaba “enamorado” de una mujer llamada Joaquina que acababa de morir. Y un amigo de él había ido a verle, este le contó que le estaba pasando una cosa muy rara:

A Telesforo no había cosa que más miedo le dara, que encontrarse en una calle desierta con una mujer sola. Nunca le había ocurrido nada, le asustaba, pero no sufría ningún daño.

Hace tres años se arruinó en una casa de juego, al salir se topó con una mujer sola, alta y horrible, parecía un hombre. Siguió andando hasta una calle con gente, pero al darse la vuelta, la mujer estaba allí, casi encima de él; echó a correr despavorido. Cuando volvió a casa le comunicaron que su padre había muerto. Hace tres semanas la volvió a ver, la mujer se le echó casi encima, comprobó que era real y esta le dijo que era un demonio. Telesforo sentía de toda la vida que se iba a encontrar con ella por eso tenía miedo a las mujeres solas, el demonio le dijo que le conocía desde antes de que naciera y se fue corriendo. Al volver a casa le dijeron que su amada, Joaquina, había muerto.

Unos años después, Telesforo murió y el amigo vio en el entierro a la mujer, al demonio. Este temió que la “maldición” se la hubiera pasado a él ya que le había visto.

La comendadora

En una casa, hay una vieja, un niño de tres años y una monja

Empecemos con la vieja, es la viuda de Santos y tuvo dos hijos, el padre del niño, que estaba muerto y por eso su hijo estaba a cuidado de su tía y su abuela, la vieja y la monja; y la monjita.

El niño, era el heredero del dinero de la familia y la oportunidad de propagación de la estirpe.

Volvamos a la casa, el chiquillo estaba rompiendo cosas y una vez que se le acaban sale fuera. Al volver dice que les ha oído decir a unos señores que la comendadora, la monjita, tiene que estar muy buena desnuda. La tía y la viuda se horrorizan. El niño no para de decir que quiere ver a su tía desnuda, hasta que cae al suelo echando espumarajos por la boca y con los ojos en blanco pidiendo una y otra vez lo mismo. Puesto que se iba a morir y la familia se iba a quedar sin descendencia, la comendadora se desnudó y el niño recuperó la salud. Al día siguiente la monja volvió al convento y abandonó su casa.

Al final la familia se quedó sin descendencia ya que el niño, llamado Carlos, no tuvo hijos.

La corneta de llaves

Estaba una familia en el campo. El abuelo que había sido un virtuoso de la corneta, es aclamado por todos para que toque una canción. Este dice que no puede, que se ha prometido a sí mismo, a un muerto y a su mujer que no volvería a tocar. El por qué, ahora lo veremos:

Hace doce años, comenzó la guerra civil y los españoles se dividieron en dos ejércitos.

El abuelo, Basilio y su amigo Ramón, un teniente; eran de diferentes bandos y prometieron que si en la batalla del día siguiente sobrevivían quedaban en la ermita de San Nicolás.

Empezó la lucha y Basilio fue raptado como prisionero, llegó el día de ir a la ermita y él seguía en el calabozo apunto de ser fusilado. Solo se indultaba a los músicos ya que hacían falta. Comenzaron los fusilamientos, Basilio era el número doce, de repente le agarraron y él se desmayó. A la mañana siguiente supo que Ramón le había salvado diciendo que era músico, lo malo es que no era cierto, es más, no tenía ni idea y dentro de dos semanas se tenía que ir con la banda. Se puso a practicar día y noche sin parar y lo consiguió, pero se volvió un fanático por la música y no hacía otra cosa. El año en el que murió Ramón, fue a tocar la corneta y se dio cuenta de que no sabía.

Estudio

de uno de los cuentos

El clavo

Felipe, tenía que coger una diligencia y soñaba con que le tocara una bella compañera. Al subir, distinguió un bulto entre las sombras, aunque no pudo saber de qué clase de persona se trataba. Más tarde vio que no era nada. En una de las paradas se subió una bella mujer con un semblante muy triste, el cual, era debido a que aborrecía el amor. Esta no le dijo su nombre.

Tiempo después, Felipe fue a visitar a su amigo Joaquín Zarco que era juez. Este estaba muy triste y le contó porqué:

Hacía dos años había estado de promotor Fiscal en Sevilla, allí conoció a Blanca, una mujer perfecta de la que se enamoró locamente. La pidió en matrimonio varias veces y esta siempre le respondía que no podía casarse aunque tampoco le daba ninguna razón. Un día le dijo que estaba embarazada, aún y todo Joaquín la amenazó: “si no te casas conmigo, nuestra relación se acaba”. Ella aceptó. Zarco tenía que ir a su Juzgado para pedir un permiso permanente en Sevilla ya que no querían que abandonase su carrera. Así pues, quedaron en que si Joaquín no volvía dentro de un mes todo se habría acabado. Este se fue y arregló los papeles muy rápido, así que regresó antes de lo previsto, lo malo es que Blanca no estaba, se había ido, le había abandonado y por eso él se encontraba tan triste desde entonces.

Era el día de los Difuntos, por lo tanto los dos amigos se fueron al cementerio. Este era tan pequeño que tenían que exhumar cadáveres para poder enterrar otros. Toparon con una calavera aún reciente que tenía un clavo atravesándole el cráneo. Le preguntaron al sepulturero que por qué la habían desenterrado estando aún reciente y este dijo que era por falta de sitio. Zarco se propuso encontrar al asesino o asesina de aquel hombre. Daba la casualidad de que el ataúd donde se encontraba estaba en buen estado y el sepulturero se lo había quedado. Fueron en su busca, este conservaba la fecha, 1843 y las iniciales del difunto, A. G. R. Miraron en los libros que tenían las iglesias sobre los muertos en 1843 con esas iniciales y al fin descubrieron que se trataba de Alfonso Gutiérrez Romeral. El cual había muerto en su cuarto junto a su mujer Gabriela Zahara de apoplejía. Investigando descubrieron que el matrimonio no se llevaba muy bien y que esa era la única noche que habían dormido juntos desde hacía mucho tiempo, por lo tanto la única culpable podía ser la mujer, que había abandonado la casa nada más morir Alfonso.

Felipe se fue de casa de su amigo.

Un día, en una fiesta de gente rica se topó con la mujer con la que había compartido el viaje en la diligencia, su nombre era Mercedes de Méridanueva, estuvieron hablando un rato y se despidieron.

Tiempo después, Felipe fue a casa de su amigo Zarco. Un día un mensajero trajo una carta a Joaquín, era de una mujer que deseaba verle. Este fue y se encontró con que la mujer era Blanca. Esta le explico que pocos días después de su marcha al Juzgado tuvo que ir a Madrid a arreglar unos asuntos de familia y al volver, él no estaba. El hijo que iban a tener juntos murió.

Zarco volvió a casa muy contento y mientras le contaba a Felipe que habían decidido casarse, llegó un hombre anunciando que Gabriela Zahara había sido apresada.

El juicio lo presidía Joaquín, allí descubrió que Blanca, era Gabriela y que también era Mercedes. Se dio cuenta de que el amor de su vida en realidad era una farsa, pero ni siquiera se dignó a mirar a la acusada y permaneció impasible a pesar de que esta no le quitaba la vista de encima. Zarco le enseñó la calavera a Gabriela y ella se declaró culpable, dijo que era la asesina, que quería morir, pero antes explicó el por qué:

“Fui casada a la fuerza con un hombre al que no amaba y al cual acabé aborreciendo ya que me hizo desgraciada durante mucho tiempo. Un día conocí a un joven que me amaba con locura igual que yo le amaba a él, teníamos una historia preciosa, lo malo es que este insistía en casarse conmigo y yo le ponía excusas ya que no podía. Le anuncié que estaba embarazada, pero aún y todo, él dijo que si no nos casábamos todo se acabaría. Por fin acepté, pero tuve que elegir entre ser feliz con ese hombre y mi hijo o matar a mi marido. Al final opté por la segunda opción. Cual fue mi desdicha que al volver a nuestro nido de amor, después de matar a mi marido, mi amado ya no estaba, me había abandonado. Hace poco me volví a reencontrar con él, pero para qué, para que me vea morir. Por eso digo que ese hombre me obligó a matar, de todas maneras no diré su nombre ya que nos amamos. Pero por favor señoría que yo muera pronto.”

Gabriela fue condenada a muerte. El juez venció al amor, aún y todo Zarco se fue en busca de algo que la pudiera indultar.

El día que había que matarla, Joaquín aún no había llegado, estaba muy desmejorada, había adelgazado y tenía los ojos tristes. Empezó a subir hasta el patíbulo cuando Joaquín llegó con el indulto, esta se desmayó y murió. Por lo tanto el indultarla no sirvió de nada. Quería morir.

Zarco, tiempo después, se casó y tuvo un hijo. Por lo tanto, pudo superar su pena y rehacer su vida.

Fin

Estructura

Introducción

Capítulo I: habla de cuando Felipe coge la dirigencia.

Capítulo II: refleja la conversación entre Felipe y la mujer de la diligencia y como toman un tanto de confianza.

Capítulo III: Felipe saca el tema del amor a la señora de la diligencia y esta se enoja. Más tarde se despiden.

Capítulo IV: Felipe va a visitar a su amigo Zarco.

Nudo

Capítulo V: Zarco le explica a su amigo el por qué de estar tan triste.

Capítulo VI: Los dos amigos encuentran una calavera que refleja un crimen sin resolver.

Capítulo VII: Zarco descubre a quién pertenece esa calavera.

Capítulo VIII: A partir de declaraciones de gente del lugar se llega a la conclusión de que la única culpable del delito puede ser Gabriela Zahara, la viuda de la calavera.

Capítulo IX: Gabriela no aparece y Felipe se va.

Capítulo X: En una fiesta Felipe se reencuentra con la mujer de la diligencia y charlan.

Capítulo XI: Mercedes, la mujer de la diligencia, invita a Felipe a su casa.

Capítulo XII: Felipe vuelve a casa de su amigo Zarco y este se reencuentra con su amada, Blanca.

Capítulo XIII: Apresan a Gabriela. Esta y Blanca son la misma persona.

Capítulo XIV: Gabriela, Blanca y Mercedes son la misma persona.

Capítulo XV: Juicio. Gabriela se declara culpable de la muerte de su marido, pero dice que lo hizo por culpa de un hombre, del cual no dice el nombre.

Desenlace

Capítulo XVI: Gabriela es condenada a muerte.

Capítulo XVII: Zarco llega con el indulto el día que van a matar a Gabriela, pero esta se desmaya y muere.

Capítulo XVIII: Una especie de moraleja. Zarco rehace su vida junto a otra mujer.

La estructura del cuento es de introducción, nudo y desenlace

Personajes

Felipe:

Es un soltero que desea encontrar una bella viuda de la que enamorarse. Curioso, como se refleja en el interés que pone en descubrir cual es su compañero u compañera en la diligencia. Galante y rico ya que lleva un criado. Perteneciente a la nobleza.

Joaquín Zarco:

Modelo de jueces, rico, amargado, encerrado en la seriedad y prudencia, grave, respetuoso, inteligente, celoso y fanático del cumplimiento de la ley. Se le presenta como un hombre triste en casi toda la historia. Ordenado, con gusto tal y como se refleja en la disposición de su casa. Convencido de que no se casará nunca en la primera parte del relato. Detesta a las mujeres ya que ninguna es como la que le abandonó, a la cual amó con delirio y a la única que necesita para ser feliz. Bueno, grande y noble. Sin ilusión, ni consuelo debido al abandono al que fue sometido. Recto, infatigable aficionado a la administración de la justicia. Al final, consigue rehacer su vida.

Gabriela Zahara con sus tres historias las cuales no se juntan hasta el final:

  • Gabriela:

- Bellísima señora casada con Don Alfonso Gutiérrez del Romeral hasta que lo mató por amor a otro hombre. En el juicio: pálida, tranquila, dulce y de reposado acento. Singular hermosura y suave y apacible voz. Cuando iba a ser asesinada en el patíbulo: habían enflaquecido, tenía los ojos marchitos, estaba infeliz y resignada.

  • Blanca:

- Elegante, joven, hermosísima, de ojos negros, inteligente, mujer sublime, misteriosa, falta de relaciones, viuda y madrileña. Vivía con soledad y lujo. Melancólica y con un aire de tristeza. Gusto en cantar y tocar el piano. De exquisita amabilidad. Se presentaba angustiosa ante la idea del matrimonio con Zarco.

  • Merdes de Méridanueva:

- Una madrileña hermosa, pálida, de ojos bellos cubiertos por una lúgubre oscuridad, de manos lindas y delicadas y joven. Elegante, de buen gusto, con porte distinguido y reina de la conversación. A la vez es una mujer triste, amargada, que aborrece el amor, de trágica expresión y que cree que a nadie agrada. En su cara hay un aire gentil y severo, pero a la vez muestra rasgos afables, de gratitud, encantadora cuando la tristeza se lo permite y de exquisita dulzura. Creo que no está mal resaltar que es una mujer rica, tal y como se puede comprobar cuando le viene a recoger un gran coche.

Elementos Realistas

La historia es escrita en época de Alarcón, no en la Edad Media o épocas pasadas que es como lo haría un texto Romántico. Se basa en lo que él esta viviendo en ese preciso momento, por lo tanto reflejará las reacciones de la gente de su alrededor. De todas maneras, al estar en una fase de paso del Romanticismo al Realismo los dos movimientos se intercalarán en la obra.

Es completamente Realista, el que al final, el juez venciera al enamorado. Quiere decir que muy bonito el amor, pero que no es lo único. Todo el mundo se ha enamorado y a todo el mundo o a casi todo lo han querido y no por eso debemos quitar culpa a sus actos. Ya que el perjudicado seguro que también era amado por la gente. Si el juez la hubiese indultado por amor, entonces sería Romántico ya que se ve perfectamente que es culpable de sus actos.

Que Felipe rehaga su vida, un romántico se hubiera suicidado como si nunca fuese a encontrar a nadie igual. Él, en cambio, sufre porque su amada ha muerto pero en ningún momento se ve que tenga amago de suicidarse, él sabe que no todo ha acabado, que hay más cosas y que esa mujer es reemplazable o al menos prácticamente.

Cada personaje habla de la manera en la que le corresponde según su clase. Esto se ve reflejado nada más en el momento en el que Joaquín habla con el sepulturero, ya que aunque también hay entrevistas a la gente del pueblo no se ponen en forma de diálogo.

Hay muchísimo diálogo, el narrador que es Joaquín, se entera de todo a través de las conversaciones con otros personajes o las que escucha. Él nunca se imagina nada, todo se lo dan hecho. Por ejemplo podría suponer algo y ponerlo como un hecho real, pero en vez de dar sus opiniones y ponerlas por escrito, espera a que le den la verdad.

El autor no escribe sobre algo que se ha imaginado, sino que sabe que las cosas que pone han ocurrido o pueden ocurrir. Él se documenta y luego sus impresiones son reflejadas en los cuentos. Por ejemplo, que exhumen cadáveres ya que no caben en el cementerio; lo más probable es que él lo halla visto u oído ya que sino no, no se lo hubiera imaginado, además es algo que es posible no fantástico.

Creo que es Realista, el valor moral de “ojo por ojo y diente por diente”, se representa en: tú has matado pues ahora sufre la misma suerte, antes se regían por esas ideas. Ahora, nosotros no matamos a la gente porque ellos le hallan quitado la vida a otros, en cambio en ese momento sí que lo hacía y lo escribió porque lo había visto realizar, él había comprobado como actuaba la justicia en esa época, por lo tanto así lo había reflejado en el libro.

La investigación del crimen es Realista, un romántico nunca lo hubiera hecho. En esa época y en esta, porque no decirlo, si encuentras un crimen sin resolver lo intentas solucionar, es lo que pasaría en la vida real.

Elementos Románticos

Amor idealizado, el amor puro al menos en apariencia de Felipe y Blanca, aunque luego sea roto por mentiras. Que Gabriela fuera capaz de matar sólo por amor es completamente romántico. De todas maneras si el asesinato no existiera, el amor no se resaltaría tanto. A la vez, dándolo un poco la vuelta, no es amor puro ya que ha habido contacto sexual. Pero en esos momentos, en Sevilla, si que lo idealizan ya que el sexo no aparece por ningún lado hasta que Joaquín amenaza a Gabriela con marcharse y esta le dice que está embarazada.

El asesinato es completamente Romántico, pero más aún que el simple asesinato la forma de hacerlo. Que fuese una calavera con pelos, reciente y con un clavo atravesándole el cráneo.

El cementerio, con cadáveres exhumados, los cuerpos en cierta manera descuartizados ya que como describe en el libro, los diferentes huesos estaban esparcidos en un montón común.

El ataúd guardado por el sepulturero y el mismo oficio de éste.

Tiene el tópico romántico de la fuerza del destino, ya que todo es una suma de coincidencias, que le sirven para liar la trama.

Alarcón escribe de una manera retórica, con frases con las que intenta implicar al lector. Las frases se entrecortan y están llenas de signos que hacen como muy exagerada la admiración o las preguntas. Es un estilo declamatorio imitando a la oratoria. Esto se refleja en el intentar o conseguir hablar con elocuencia, intenta conmover y persuadir a los lectores.

La noche tormentosa en la que Felipe y la mujer desconocida cogen la diligencia. A la vez, el que la mujer aparezca de repente con un rayo, es un tanto tenebroso y por lo tanto Romántico.

El que busque una manera de indultar a la acusada es Romántico, ya que aunque el juez ha vencido al enamorado, aún hay esperanza y por lo tanto hace lo posible para que su amada no muera.

Creo que es Romántico la libertad de Blanca. El que ella antes de “desposarse”, digámoslo así, se líe con otro hombre, eso es rebeldía e ir en contra de las normas.

Pienso, aunque no estoy segura de ello, que es posible que Blanca sólo piense en su felicidad al matar a su marido. Ella dice, me has hecho desgraciada, pues ahora no voy a perder la oportunidad de ser feliz por tu culpa y por lo tanto le mata. En esos momentos sólo piensa en vivir bien junto al hombre que ama, cree que ya ha sido suficientemente desgraciada y juzga por sus propios criterios al que cree culpable.

Campanas que tocan a los muertos el día de los Difuntos.

Un nuevo desenlace

El desenlace lo voy a realizar a partir de cuando Joaquín Zarco se reencuentra con Blanca. Esta es su conversación.

  • ¡OH! Blanca mía, no sabes cuanto e ansiado este momento. ¿Pero dime, por qué me abandonaste?

  • Pero Joaquín yo nunca te he abandonado.

  • Entonces, ¿cómo es que al volver a Sevilla tu ya no te encontrabas allí?. Terminé el papeleo antes y decidí volver para estar contigo, y tu... ya no estabas.

  • ¡OH! Ya veo, todos estos años de tristeza sólo por un malentendido. Cuando tu te fuiste al Juzgado, yo partí hacia Madrid ya que tenía que solucionar un problema y al volver el día en el que habíamos quedado en encontrarnos tu no estabas.

  • Debí haber esperado hasta que finalizase el mes, lo siento, pero dime: ¿de qué problema se trataba?.

  • Prométeme que no me odiarás.

  • Nunca podría odiarte.

  • Esta bien. Mi nombre real es Gabriela Zahara y estuve casada con un hombre que me hizo desgraciada durante tres años. Entonces te conocí a ti, tu me querías, pero me pedías algo que no podía realizar, casarme contigo. Por miedo a que me dejaras al fin acepté, pero no sólo era subir al altar de tu mano sino matar a mi marido para que tu, el niño y yo fuésemos felices. Una vez muerto volví aquí pero tu ya no estabas.

  • ¿Por qué no me dijiste que estabas casada?. Podríamos haberlo arreglado sin que nadie sufriese, no entiendes que has matado a una persona.

  • Por supuesto que lo entiendo, ¿crees que ha sido fácil para mí? ¿Crees que matar a mi marido por miedo a que tu me dejases ha sido un jardín de rosas?

  • Tú lo hiciste difícil, pero bueno, lo hecho hecho está. Tenemos que huir Gabriela, yo mismo he estado investigando el caso de tu marido y he mandado que te busquen para ajusticiarte.

  • No Joaquín, yo lo hice y yo lo pago.

  • Yo te quiero y lo pagamos juntos.

De repente se oye el ruido de la puerta, es el policía que viene en busca de Gabriela y que por supuesto no sabe que Zarco está con ella. Al verlos les dice a los del juzgado, que el juez que iba a llevar el caso ha estado hablando con la acusada; por lo tanto le cambian.

En el juicio, la acusada se declara culpable y la condenan a muerte. Hasta que el acto se consume permanece en la cárcel. A Joaquín le han prohibido que se acerque a ella por si acaso intentan escaparse.

Junto a Felipe, Zarco piensa en alguna manera de anular la sentencia de muerte; pero no hay ninguna, ella es culpable, ella lo mató y las razones del amor no valen para un juez.

El día en el que Gabriela iba a perder la vida, Joaquín va a la plaza, mientras esta sube por el patíbulo le dice.

  • Te quiero amor mío.

  • Yo también te quiero.

  • Sé fuerte, pronto me reuniré contigo. No tengas miedo. Te quiero.

  • Tengo miedo amor, nos van a separar, te quiero.

  • No tengas miedo estoy contigo, mírame, no mires a nadie más sólo estamos tu y yo.

Le colocan la soga al cuello a Gabriela.

  • Te quiero Zarco. Sé feliz, rehaz tu vida y olvídame, yo te recordaré.

  • Si tu no estás la vida no tiene sentido para mí, tu amor es el que me da fuerza para sobrevivir. No me dejes Gabriela, te quiero seas o no culpable, dime que siempre estarás conmigo. Si tu mueres yo muero.

Gabriela cae ahorcada por la soga.

  • ¡¡¡¡¡¡Nooooooooooooooooooooo!!!!!.

Zarco corre presuroso a abrazar el cuerpo inerte de su amada, sus ojos negros ahora están blancos, su cara refleja el sufrimiento de los últimos años, pero a la vez tiene una expresión de paz en su rostro, al fin a muerto sin miedo.

Joaquín la abraza fuerte, la gente ha dejado ya de gritar y todos miran la representación de amor de ese joven. Las lágrimas de rabia y dolor se precipitan por su rostro y unas palabras de despedida susurran sus labios. Su mente se encuentra borrosa, la expresión de Gabriela nada más morir, su sonrisa, ¿qué significa esa sonrisa?, su petición. ¿Quién que haya estado alguna vez enamorado puede olvidar a la mujer de su vida? Nadie.

Los guardias se acercan a Joaquín y le separan del cuerpo de su amada. Este es levantado en volandas para poder coger el cuerpo. Entonces Zarco agarra el cuchillo del cinturón del guardia y se lo clava en su corazón esbozando sus últimas palabras:

  • Gabriela no he podido olvidarte, espérame.

Fin

Opinión de conjunto

¿Cuál es el cuento

que más te ha gustado?

El cuento que más me ha gustado ha sido “El clavo”, ya que tiene los tres elementos principales para que una historia me resulte interesante. Amor, asesinato y mentiras.

Ese amor incondicional que supera hasta las barreras de la muerte. Que Gabriela fuera capaz de matar a su marido para que ellos fueran felices me parece bonito y muy arriesgado, ya que la puede coger la justicia o enterarse Joaquín de que le ha mentido y dejarla. Creo que dejar todo por el amor es precioso, ella abandona su vida anterior para empezar de cero, renuncia a su pasado ya que si lo contase saldrían a relucir todas la mentiras y el sueño de amor podría acabarse. Dejando a Gabriela un poco de lado, pienso que Joaquín, le da un amor menos incondicional o al menos no en todas sus facetas. Ella es capaz de matar por amor pero él es incapaz de hacer algo ilegal por lo mismo. Creo que en este momento se entrelaza un elemento realista; muy bonito el amor, pero no es lo único, no es justo dejar a un culpable impune porque le ames ya que seguro que casi todos los condenados son amados por alguien. Me parece que tiene un final realista, ya que aunque ella se muere, él no abandona su vida suicidándose, lo cual pasaría en un escrito romántico, morir por amor como si nunca vayas a encontrar a nadie igual.

El asesinato creo que está muy pensado y realza el amor incondicional. A la vez, sino estuviera o no hubiera una razón de peso las acciones que ocurren no tendrían tanta importancia.

Pienso que sin la mentira, el juicio hubiera sido diferente, aunque Joaquín al decirle la verdad podría haberla dejado y condenarla. Pero me gusta pensar que si se lo hubiera dicho todo, él la hubiera encubierto y ayudado. Además la calavera no tenía por qué encontrarla nadie.

Creo que el cuento tiene demasiadas coincidencias. Supongo que Alarcón lo utiliza para que todos los personajes estén implicados y vean el caso desde dentro y no como meros espectadores. Me gusta que Gabriela tenga como una triple personalidad, la enamorada, la triste y la asesina las cuales solo se juntan en el juicio y esto hace que mantenga el interés.

Para finalizar, el cuento me ha encantado, creo que es muy interesante, lo único que le falta es un poco de humor. El cuento acaba mal, es triste, tiene muertes... pero en ningún momento te permite esbozar una sonrisa. Por lo tanto, es bueno, pero le falta gracia.

¿Cuál es el cuento

que menos te ha gustado?

“El carbonero alcalde”. No me ha gustado nada. Es muy difícil de leer. Es una historia mala que no merece la pena escribir. Lo único que describe es una lucha en la que por una vez los débiles casi se imponen a los fuertes. El final es lo único interesante, tal vez porque tiene la muerte descrita. Creo que le falta agilidad, amor, humor y algo fuerte en os que se pueda apoyar la trama.

Voy a intentar analizar el texto:

Que la conquista del pueblo se deba a que los franceses comen mucha carne, no es suficientemente fuerte para que empiece la historia ya que no crea interés.

Ahora estamos en la edad de coger gusto pro la lectura y este cuento te quita todas las ganas. Tal vez, por la época en la que esta escrito, no le hayan podido poner morbo; no me refiero al morbo sexual, sino al de la curiosidad, el de descubrir algo... Necesitamos sentirnos implicados en la trama, que esta pueda tener varios finales posibles de imaginar y así llevarnos sorpresas.

El abandono de los lapeceños de la villa, lo entiendo, pero es contradictorio. Vencen, pero se van del pueblo ya que tienen miedo de que los franceses vuelvan, en cambio, se les encuentran en el campo con una gran cantidad de hombres y se ponen a luchar siendo una gran minoría en número y supongo que en armas.

El matar al joven; es interesante el símbolo que quiere transmitir, de todas formas dejar libre al viejo me parece condenarle a una muerte peor, solo y de pena.

En fin, el cuento no me ha gustado y creo que está escrito en forma que es dificilísimo entenderlo.

¿Qué idea o ideas de Alarcón

te han parecido especialmente interesantes?

“El carbonero Alcalde”

    • La idea que quiere expresar es de patriotismo. Los lapeceños prefieren morir a someter su pueblo a los conquistadores. Otra muestra de esa idea, es cuando el alcalde es rodeado por los franceses y no se rinde. Creo que es como si él representara a todo el pueblo como si dijera: “la villa de Lapeza no se rinde, matadme o iros”.

“El clavo”

    • Creo que la idea que expresa es puramente romántica. Es el amor incondicional, por encima de todas las barreras. A la vez nos enseña el valor de la justicia y que la vida continúa, a pesar de que la gente amada muera y nunca vallan a volver.

“La buenaventura”

    • Quiere decir que ni la persona que está matando y haciendo el mal a otra gente se libra de su destino. Al final muere Parrón, lo que nos hace pensar que los caminos de la Providencia son inescrutables. Al final, el gitano, que era el que iba a morir se libra con la ayuda de su inteligencia de la muerte y es más, hace que el cazador sea cazado.

“El extranjero”

    • Nos enseña a que no debemos mejorar en la vida a costa del sufrimiento de los demás. A la vez, nos intenta comunicar que el que hace algo mal lo acaba pagando.

“La mujer alta”

    • Nos intenta comunicar, que todos tenemos miedo a algo y que ese algo, a veces, es más fuerte que nosotros.

“La comendadora”

    • Expresa la presión social que te obliga a hacer cosas, como la propagación de la estirpe por una rama masculina o el desnudo de la monja para que el niño viva; a la vez, toca el tema de la sexualidad infantil.

La corneta de llaves”

    • Representa la exaltación de la amistad entre dos amigos que son capaces de hacer cualquier cosa el uno por el otro. Expresa la amistad sin límites.

Índice

Pág...1 Argumento de “El carbonero alcalde” y “El clavo”.

Pág...2 Argumento de “El clavo”, “La buenaventura” y “El extranjero”.

Pág...3 Argumento de “El extranjero”, “La mujer alta” y “La comendadora”

Pág...4 Argumento de “La comendadora” y “La corneta de llaves”.

Pág...5 Estudio de un cuento: “El clavo”.

Pág...6 Estudio de un cuento: “El clavo”.

Pág...7 Estudio de un cuento: Estructura.

Pág...8 Estudio de un cuento: Personajes.

Pág...9 Estudio de un cuento: Elementos realistas.

Pág...10 Estudio de un cuento: Elementos románticos.

Pág...11 Estudio de un cuento: Invención de un nuevo desenlace.

Pág...12 Estudio del cuento: Invención de un nuevo desenlace.

Pág...13 Opinión en conjunto: ¿Cuál es el cuento qué más te ha gustado?.

Pág...14 Opinión en conjunto: ¿Cuál es el cuento qué menos te ha gustado?.

Pág...15 ¿Qué idea o ideas de Alarcón te han parecido especialmente

interesantes?

Pág...16 Índice.

16

Pág...