Cronología de la Revolución Francesa

Historia universal. Juramento del Juego de Pelota. Asalto a la Bastilla. Imperio napoleónico

  • Enviado por: Iago
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

La Revolución Francesa

Revolución.-

Revolución quiere decir "cambio radical". Un ejemplo de revolución es el cambio que se produjo del Paleolítico al Neolítico: en el primero, el hombre es cazador, lo que implica que sea nómada y que no exista la propiedad privada. Lo que caza uno es para todos. En cambio, en el Neolítico, el hombre se convierte en agricultor, lo que conlleva convertirse en sedentario y, a su vez, aparece la propiedad privada. Esta revolución fue una revolución económica.

La Revolución Francesa es una revolución política, económica y social: en el Antiguo Régimen, la economía estaba estancada, la sociedad era estamental y la política, absolutista. Tras la Revolución, la economía estaba en fase de crecimiento, la sociedad es no-estamental y la política es demócrata.

La Revolución sucedió en Francia y no en otro sitio porque es donde mejor se conocen las ideas ilustradas. En el s. XVIII el Antiguo Régimen está agotado; la economía, mediante los burgueses, pretende renacer; las ideas de la Ilustración, como ya comentaba, están muy arraigadas y el sistema es muy criticado.

Etapas de la Revolución Francesa.-

  • 1ª etapa (1789 - 1791): Monarquía Constitucional. Constitución de 1791.

  • 2ª etapa (1792 - 1794): 1ª República. Convención. Terror Revolucionario.

  • 3ª etapa (1794 - 1804): 1ª República. Directorio. Consulado. Moderados en el poder. República de los Banqueros.

  • 4ª etapa (1804 - 1814): Imperio. Napoleón Bonaparte.

Definición de Constitución.-

Ley fundamental de un país. Las Constituciones establecen un marco legal. Todas las nuevas leyes que se creen, deben estar dentro de ese marco. Son propias de régimenes de tipo liberal.

Hechos que llevan a la Revolución.-

En 1787 y 1788 hay malas cosechas en Francia (crisis agrícola), por lo que se pasa hambre. Cuando en 1788 se elabora el presupuesto para 1789, se encuentran con que Hacienda está en bancarrota. Francia tenía una deuda exterior de cinco mil millones de libras. En este presupuesto, los gastos son superiores a los ingresos. La mayoría de los ingresos de Francia en el Antiguo Régimen procedían de los impuestos. Los ministros de Hacienda llegan a la conclusión de que la única solución es imponerle impuestos al grupo privilegiado. El Rey, viendo que esto no le favorecía en absoluto, cesó a los ministros que llegaran a esta conclusión, en total cuatro. Los no privilegiados ya están al límite de sus posibilidades en cuanto a gastos. Si aún por encima tenemos en cuenta que en esos dos años hubo una crisis agrícola, deducimos que no se les pueden subir los impuestos.

La aristocracia solicita a Luis XVI la convocatoria de los Estados Generales. Estos llevaban sin reunirse desde 1614 porque en la Edad Moderna, los nobles no prestan dinero al rey y el rey no necesita el consejo de los nobles. La convocatoria es realizada a finales de 1788 y se decide que la reunión sea el 5 de mayo de 1789. En los meses que transcurren desde la convocatoria hasta la reunión (5 meses) se elaboran los llamados cuadernos de quejas.

Los Estados Generales estaban formados por representantes de la nobleza, del clero y del Tercer Estado. Se reunían en tres cámaras separadas: en una los nobles, en otra el clero y en la última los representantes del Tercer Estado. En esas cámaras independientes se discuten las posiciones a tomar y se decide un voto que posteriormente se emitiría cuando se reunieran todos juntos.

Cuadernos de quejas.-

En los cuadernos de quejas, los distintos grupos sociales expresan su malestar. Hay grandes diferencias en los cuadernos de los privilegiados y los no-privilegiados.

  • Cuadernos de los no privilegiados: expresan el malestar de la población por la crisis agrícolas y por el hambre que provocan. Aparecen unas nuevas ideas políticas en las que se rechaza el absolutismo y se reclama la monarquía parlamentaria, la separación de poderes, la soberanía popular... siguiendo la ideología ilustrada.

  • Cuadernos de los privilegiados: rechazan el pago de impuestos y hacen saber al rey que se sienten ofendidos por ello. Sostienen que siempre han mantenido su lealtad al rey y que son sus principales apoyos.

Juramento del Juego de Pelota (19 de junio de 1789).-

El 5 de mayo de 1789 se reúnen los Estados Generales. Esta reunión tiene la característica de que cada grupo social tiene un voto: la nobleza, uno; el clero, otro; y el Tercer Estado, otro. En este sistema de votación por estamentos, los votos de nobleza y clero ganan siempre al voto del Tercer Estado (2-1). La nobleza tiene 300 representantes, el clero otros 300 y el Tercer Estado, 600. En estos datos se basa el Tercer Estado para reclamar el voto por cabeza. Sería la única forma de que pudieran ganar alguna votación.

Empezaron los enfrentamientos entre nobleza, clero y monarca contra los representantes del Tercer Estado, que acabaron cuando el Rey prohibió a los representantes de la gente común reunirse, cerrando la sala donde esto tendría lugar. Estos se encerraron en la Sala del Juego de Pelota y allí crearon la Asamblea Nacional, que quiere decir que se consideran a sí mismos representantes del pueblo.

El 19 de junio de 1789, esta Asamblea realiza el juramento del Juego de Pelota. Juraron que no se separarían hasta darle a Francia una Constitución. Por esta razón pasan a denominarse Asamblea Constituyente. En este momento comienza la Revolución Francesa. Se pasa de un régimen absolutista a una monarquía constitucional. La Asamblea asume el poder legislativo.

Asalto a la Bastilla (14 de julio de 1789).-

El pueblo de París asaltó la Bastilla porque Luis XVI destituyó al único ministro burgués que había en el Gobierno. Otra causa fue que el Rey enviaba ejércitos a las reuniones de la Asamblea para vigilarlos.

La Bastilla era la cárcel de París. Era un símbolo del Antiguo Régimen, porque en ella había multitud de presos políticos. Los ciudadanos, sabiendo esto, se dirigieron armados hacia allí, lucharon con la fuerza que la custodiaba, entraron dentro al asalto y la destruyeron.

A distintos lugares rurales de Francia, llegaron rumores de que los nobles iban a retomar antiguos derechos feudales, endureciendo su situación con los campesinos. Producen un Gran Miedo, que lleva a los campesinos a armarse con lo que tienen a mano y a asaltar las mansiones señoriales, quemando los archivos de los nobles. La intención de los campesinos es evitar que la nobleza pueda recuperar estos derechos.

A París llegan noticias de lo que sucede en el campo y, el 4 de agosto de 1789, la Asamblea Constituyente aprueba un decreto de abolición de los derechos feudales. Los revolucionarios no quieren que la revolución se les vaya de las manos. Por eso aplicaron este decreto, para tranquilizar a los campesinos. Este hecho supone el fin del feudalismo.

Declaración de los derechos del hombre y ciudadano francés (agosto de 1789).-

En agosto de 1789, la Asamblea Nacional aprueba la Declaración de los Derechos del Hombre y Ciudadano Francés, un documento en el que se recogen los derechos y libertades individuales defendidos por la Ilustración. Las características son:

  • la soberanía es nacional.

  • libertad de pensamiento y de expresión escrita.

  • derecho a la libertad.

  • igualdad de todos los ciudadanos ante la ley (igualdad jurídica). Este artículo supone el fin de la sociedad estamental.

  • La propiedad privada es sagrada. Esto es una muestra de la influencia de la burguesía en el documento, ya que siempre defendieron la propiedad privada.

La constitución civil del clero (1790).-

La Asamblea elaboró en 1790 un documento por el cual:

  • El clero regular (frailes y monjes) desaparece y todas sus propiedades son confiscadas.

  • El clero secular (obispos, párrocos) perdió también sus propiedades, pero no fue suprimido: seguía ejerciendo sus funciones, pero con importantes cambios. Tanto los párrocos como los obispos eran elegidos por los fieles de la zona. Vivirían de una paga que les daría el Estado.

Este decreto fue un medio para pagar la deuda exterior de Francia. Además, la burguesía pudo comprar estas propiedades, cumpliéndose uno de los principios de la Declaración de los Derechos del Hombre y Ciudadano Francés.

La Constitución de 1791.-

Fue aprobada en 1791 por la Asamblea Constituyente. Es la primera Constitución francesa y también de toda Europa. Defiende las ideas ilustradas, como la soberanía nacional y la separación de poderes en:

  • Ejecutivo: pertenece al Rey y al gobierno.

  • Legislativo: pertenece a la Asamblea Nacional.

  • Judicial: es independiente. Pertenece a jueces elegidos por votación.

La Constitución de 1791 recoge los derechos y libertades individuales, considera que el sufragio1 debe ser restringido: sólo pueden votar los varones mayores de 25 años y que paguen a Hacienda el equivalente a 3 días de trabajo. Los empleados del servicio doméstico no tienen derecho a voto.

Se reconoce la igualdad jurídica, pero se establece una desigualdad civil porque no todos pueden ejercer el voto. Esta situación de desigualdad civil puede sorprender, ya que la Revolución quiere cambiar todo radicalmente y esto es un "recuerdo" del Antiguo Régimen. Esto es debido a que la nobleza y el clero de la Asamblea influyeron en algún artículo. Éste es uno de ellos.

La Caída de la Monarquía (1792).-

Luis XVI, ante la Revolución, adopta dos posturas diferentes: la oficial, que consiste en aceptar los cambios que están sucediendo en el país y la postura real, que es que el rey rechaza la Revolución y defiende el absolutismo monárquico.

Viendo como se ponen las cosas, el Rey intenta huir del país, pero lo detienen antes de que lo consiga y se ve obligado a volver. En 1791, jura la Constitución y se compromete a obedecerla.

Luis XVI sigue un doble juego. Por un lado da la postura oficial, pero mantiene contactos con otros reyes europeos para recuperar el poder. Los nobles que se fueron de Francia organizan la Contrarrevolución y Luis XVI mantiene contactos secretos con ellos.

El Rey solicita a la Asamblea Constituyente que declare la guerra contra los estados alemanes (Prusia y Austria), ya que estos critican la Revolución. Aunque parte de la Asamblea se muestra contraria, alegando que el ejército está desorganizado, finalmente se acepta.

Francia cae derrotada por Prusia, que llega hasta las puertas de París. El duque de Brunswick, jefe alemán, emite un comunicado diciendo que si el Rey Luis XVI o su familia sufre algún daño habrá duras represalias. Con este comunicado la población parisina descubre el engaño de su rey, que estaba compinchado con los alemanes, y lo acusan de alta traición al país. En agosto de 1792, el pueblo asalta el palacio de Tullerías y detiene al Rey y su familia. Luis XVI es juzgado y condenado a muerte en la guillotina en enero de 1793. En este momento cae la Monarquía en Francia.

La 1ª República y la Convención (agosto 1792).-

Cuando cae la monarquía de Luis XVI se establece la Primera República. Ésta se caracteriza por la radicalización de la Revolución y la creación de la Convención, que sustituye a la Asamblea, es elegida por sufragio universal y posee el poder legislativo y parte del ejecutivo. Tiene parte de este poder porque es su competencia nombrar y cesar los comités que forman el Gobierno.

Tendencias ideológicas políticas de la 1ª República.-

  • Ultraconservadores: defensores del absolutismo. Muchos están exiliados y otros son perseguidos.

  • Moderados (liberales): defienden la Monarquía Constitucional, el Sufragio Restringido y la soberanía compartida por la Asamblea y el Rey.

  • Radicales (liberalismo revolucionario): defienden la República, el sufragio universal y la soberanía popular.

Los dominadores son los liberales, pero tendrán que enfrentarse con los contrarrevolucionarios y, por la izquierda, con los sans-culottes.

Guerra y Terror Revolucionario (1792 - 1794).-

Desde 1792, Francia va a estar enzarzada en una guerra contra los demás países europeos. Sería una guerra de la Revolución Francesa contra el absolutismo europeo. Al ser el Rey guillotinado, en 1793, los reyes europeos se unen contra Francia. Del 1792 al 1794, la guerra no es favorable para Francia, ya que está reorganizando su ejército.

Dentro, Francia también tiene problemas. Se enfrenta a un problema económico y a uno político. Hay una política de represión contra los contrarrevolucionarios. Esta política se denomina Terror Revolucionario. Todo el que defienda el absolutismo será condenado a muerte. Esto implica que no hay libertad de pensamiento. Una cosa es que Luis XVI traicione a su patria y por ello sea ejecutado, y otra muy distinta es perseguir a los defensores del absolutismo, ya que en la constitución se defiende la libertad de pensamiento. Llega un momento en que a la Convención se le escapa esta política de represión de las manos, llegando a condenar, por error, a los propios revolucionarios.

Robespierre es un radical. Es uno de los máximos dirigentes de la Convención y también formó parte de los Comités. Acaba derivando su política en una represión indiscriminada contra cualquiera que parezca sospechoso de estar en contra de la Convención. Robespierre acaba convirtiéndose en una especie de dictador: partiendo de unas ideas legítimas, como son las de la Revolución, el sistema político de Francia acaba convirtiéndose en un Régimen de Terror Revolucionario.

Robespierre creó el Comité de Salud Pública, que se encargaba de guillotinar a los sospechosos de ir en contra de la Revolución. Más adelante, la Convención lo detendrá, juzgará y guillotinará.

Además del Terror Político, también existió un Terror Económico y uno Cultural. El Cultural consistió en cambiar los nombres de los meses y en comenzar a contar como año 1, 1789, tratando de borrar la etapa absolutista. El Económico consiste en que la Convención establece unos precios máximos y/o mínimos, impidiendo la libertad económica y saltándose una de las principales ideas ilustradas.

El poder perteneció a Robespierre durante dos años, tras los cuales la burguesía, aprovechándose de su ejecución, intentó empezar una nueva etapa.

Consolidación de la Revolución Burguesa (1794 - 1799).-

Tras el fracaso de la Convención, la burguesía se hace con el poder y crea el Directorio, institución de gobierno formada por varias personas. También se crean dos asambleas. Se encargan del poder legislativo. El sufragio es restringido. Se pretende fundamentalmente el orden y la estabilidad porque la burguesía lo necesita para sus negocios. Este orden va a ser difícil de conseguir porque los ultraconservadores (absolutistas) y los sans-culottes se oponen a él. La burguesía contacta con los militares, en concreto con un general joven con muchos éxitos en Egipto, Napoleón Bonaparte. Le piden que de un golpe de estado para llegar al poder y darles la estabilidad que requieren sus negocios, provocada por un gobierno dictatorial. Le dicen también que ellos lo apoyarán llegado el momento. Estos hechos suceden en noviembre de 1799.

Los burgueses confían en que un militar de ese prestigio sea aceptado en toda Francia y garantice el orden que todos deseaban.

Así sucede y Napoleón, tras dar el golpe de estado, llega al poder. Desaparece el Directorio y se forma el Consulado.

Consulado (1799 - 1804).-

Está formado por tres personas que tienen el poder ejecutivo. El Primer Cónsul, que tiene más poder, es Napoleón. En 1802, Napoleón es nombrado Cónsul Vitalicio (de por vida) y asume el poder de los otros dos cónsules.

La Reorganización del Gobierno por Napoleón.-

En 1804, Napoleón se corona Emperador: ahí comienza una nueva etapa, el Imperio, que no es otra cosa que la vuelta a la Monarquía. No la vuelta al absolutismo, porque Napoleón acepta la separación de poderes y defiende, en teoría, algún principio revolucionario. La separación de poderes la controla él, ya que presenta a los candidatos que son votados.

Napoleón es un personaje contradictorio. Es, en muchos casos, un defensor de la Revolución de 1789. Pero la teoría y la práctica son distintas: Napoleón apoya la Guerra Revolucionaria, llevar la Revolución por toda Europa. Pero lo hace aplicando un gobierno francés a toda Europa, por lo que la población está disconforme. Napoleón es contradictorio porque cree en unas cosas y aplica otras.

Elementos básicos del Sistema Político Napoleónico.-

  • Administración territorial: Francia está dividida en 83 departamentos. Napoleón nombra un prefecto para gobernar cada uno de ellos, que se limitan a hacer cumplir lo que se les diga desde París.

  • Administración judicial: se cambia algo con respecto a la Constitución de 1791: de aquella, los jueces eran elegidos por votación. Ahora los nombra Napoleón.

  • Control de la libertad política: Napoleón establece una censura, reduciendo la libertad de expresión escrita y contradiciendo sus ideas de libertad. Apoya a todos los escritores que ensalcen su persona, como sucedía con los máximos dirigentes de Egipto o Roma. Esto es otra muestra del desequilibrio que padece Napoleón.

  • El Código Civil: el sistema de Napoleón no representó un retroceso hacia el Antiguo Régimen. Aunque Napoleón concentre todo el poder en su persona, no pretende volver al absolutismo, quiere llevar las ideas revolucionarias a todas partes.

El nuevo Código Civil de Francia establece la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y la abolición de los privilegios del Antiguo Régimen.

  • Política religiosa: Francia había roto relaciones con el Vaticano debido al decreto de la Constitución Civil del Clero, emitido en 1790 por la Asamblea constituyente.

Napoleón quería restablecer relaciones con el Papado, aunque él no era demasiado religioso, para consolidar su poder: si el pueblo veía que el Papa apoyaba a Napoleón ellos estarían también de su parte. Para conseguirlo, planteó la situación como en cualquiera de sus batallas. Era un gran estratega y se aprovechaba de ello para conseguir vencer a sus enemigos.

Una de las claves del acuerdo fue que el Papa reconociera la expropiación de las tierras. A cambio, Napoleón los compensaría económicamente. La otra clave fue que aceptó pactar con el Papa sobre el nombramiento de los obispos: serían elegidos entre los dos. A su vez, los clérigos serían nombrados por los obispos.

Las guerras revolucionarias en Europa. El Imperio Napoleónico.-

  • 1792: La guerra contra Prusia evidenció la descomposición del ejército francés.

  • 1793: Se reforma el ejército mediante las "levas en masa".

  • 1794: Francia rechazó a los invasores y comenzó a invadir territorios fuera de sus fronteras.

  • 1796: Napoleón fue enviado a Italia.

  • 1797: Buena parte del norte y centro de Italia estaban bajo dominio francés.

  • 1800: Napoleón llega al poder e intenta negociar la paz.

  • 1801: Paz con Austria.

  • 1802: Paz con Inglaterra. En estos tratados, Francia ve reconocido su dominio sobre Holanda, Bélgica, Suíza, el norte de Italia y parte de los territorios alemanes.

  • 1803: Alianza entre Austria, Rusia e Inglaterra para frenar a los franceses.

  • 1805-1810: Napoleón derrota en varias batallas (Austerlitz, Xena) a los ejércitos de Austria, Prusia y Rusia.

  • 1805: Derrota francesa contra los ingleses en el cabo de Trafalgar. Obliga a Napoleón a diseñar una nueva estrategia contra Inglaterra: el bloqueo continental.

  • 1806: Napoleón pone en marcha ese bloqueo contra Inglaterra.

  • 1808: Sublevación en España.

  • 1809: Sublevación en Alemania.

  • 1813: Derrota de Napoleón contra Rusia.

  • 1814: Napoleón abandona el poder.

Relaciones de la Revolución Francesa y España.-

En el siglo XVIII, Francia y España están unidas contra Inglaterra por dos razones: la primera, que Gran Bretaña es en ese siglo la principal potencia y España y Francia quieren frenarla y la segunda, que existen lazos familiares en tre los reyes de ambos países, ya que en ambos reinan los Borbones.

Cuando sucede la Revolución de 1789, la primera reacción española es de sorpresa, ya que hasta aquí sólo llegan rumores, a veces contradictorios. La postura oficial de España es apoyar a Luis XVI. Como hasta 1792 Luis XVI es el rey, España apoya a Francia. En 1792 es derrocado, tras lo cual se establece la Convención. España no apoya ahora a Francia, se produce un distanciamiento entre ambos países. Al ascender Napoleón al poder, vuelven las buenas relaciones.

Napoleón pretende invadir Portugal, para lo que pretende pasar por España. Negocia con Carlos IV y con Godoy, su ministro, para que sus tropas puedan entrar e invadir a nuestro país vecino.

Carlos IV es un mal rey, y deja todas las decisiones en manos de su ministro, Godoy, que no es ni mucho menos un buen ministro y que de lo único que se preocupa es de su propia imagen.

Permiten la entrada de Napoleón a España, sin ver que éste puede intentar, de paso que ataca Portugal, quedarse con España.

Pero Napoleón comete un gran error, confundir a los dirigentes españoles con el pueblo. El pueblo ve mucho más claro que lo que Napoleón quiere es invadir España, y así lo demuestra al levantarse contra Godoy en el motín de Aranjuez (1808). Godoy es cesado y Carlos IV abdica en su hijo Fernando. En ese momento hay una gran crisis política en España. Es una situación ideal para Napoleón. Convoca a Carlos IV y a su hijo a una reunión en Baiona (Francia) para ponerlos de acuerdo, aunque en la práctica busca otra cosa, como veremos.

Los dirigentes españoles se trasladan a Francia y en ese momento se produce un vacío político en España. La crisis es total, ya que Carlos IV, su esposa María Luisa y Fernando, su hijo se marchan a Baiona sin nombrar ningún regente ni nada. España en ese momento está sin representante del poder. Además, las tropas francesas están en territorio español. No pudo ser peor.

En Baiona, Napoleón consigue que Carlos abdique en su hijo y éste, a su vez, lo haga en el propio Napoleón. Estos sucesos se denominan las "abdicaciones de Baiona". En ese momento se produce el secuestro de la Corona Española. Napoleón nombra rey de España a su hermano José Bonaparte. El pueblo español lo acepta con rabia.

El 2 de mayo de 1808, el pueblo español, harto de la opresión francesa, se levanta contra la invasión francesa. Al mismo tiempo que el pueblo se rebela, también se organiza políticamente, creando las llamadas Juntas. Hay una convocatoria de las Cortes de Cádiz, en las que se elabora una Constitución, la primera en España, que cree en las ideas ilustradas. Fue promulgada el 19 de marzo de 1812.

En 1813, España derrota al ejército francés. En 1814, Fernando VII vuelve al poder.

Libertad: hacer todo aquello que no perjudique a los demás.

1 Sufragio: derecho a votar.

Vídeos relacionados