Crónica de una muerte anunciada; Gabriel García Márquez

Literatura hispanoamericana contemporánea. Escritores hispanoamericanos. Realismo mágico. Argumento y personajes de la novela

  • Enviado por: Anna Martos
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
publicidad

Resumen del argumento:

Introducción:

Santiago Nasar se levantó a las 5:30 para ir a recibir al obispo, después de haber pasado una noche con sus amigos celebrando la boda de Bernardo San Román y Ángela Vicario.

Nudo:

Esa misma noche, Ángela Vicario fue devuelta por su marido a su casa, porque no era virgen, eso provocó que su madre la agrediera, ya que suponía una falta de respeto.

Más tarde fue encontrada por sus hermanos, llena de moratones, a los cuales dijo que su agresor era Santiago Nasar.

Los dos fueron a buscar cuchillos para matarlo y así devolver la honra a su hermana, pero, mientras avisaban al pueblo del crimen que cometerían en breves momentos, para que alguien les detuviera.

Esperaron a Santiago Nasar al lado de la tienda de Clotilde Armenta, hasta que fueron a su casa, allí golpearon con fuerza la puerta.

Desenlace:

Santiago Nasar, desgraciadamente, fue a la puerta de su casa, donde los hermanos Vicario lo apuñalaron. Santiago después de ser apuñalado cruzó una casa para llegar a su cocina, donde, finalmente, le esperaba la muerte.

Principales personajes:

Los principales personajes de la novela Crónica de una muerte anunciada son Santiago Nasar, Ángela Vicario, sus dos hermanos, Pedro y Pablo Vicario, y Bernardo San Román

Santiago Nasar es un joven árabe de veintiún años, prometido desde la infancia con Flora Miguel. De aspecto físico era :

Esbelto y pálido, y tenía los párpados árabes y los cabellos rizados de su padre.

Era un hombre muy responsable, ya que a causa de la muerte de su padre, tuvo que abandonar los estudios, para trabajar en la hacienda familiar, porque era hijo único.

Le caracterizaba su instinto, el cuál heredó de su madre, Plácida Linero, y heredó de su padre:

El dominio por las armas de fuego, el amor por los caballos y la maestranza de las aves de presa altas., pero de él aprendió también las buenas artes del valor y la prudencia.

Santiago Nasar, también era:

Alegre y pacífico, y de corazón fácil.

Cuando aún era adolescente se enamoró de María Alejandrina Cervantes:

Ella fue su pasión desquiciada, su maestra de lágrimas a los 15 años, hasta que Ibrahim Nasar se lo quitó de la cama a correazos y lo encerró más de un año en El Divino Rostro.

Ángela Vicario es la mujer de Bernardo San Román, la hermana pequeña de una familia de seis hermanos:

Era la más bella de las cuatro, y mi madre decía que había nacido como las grandes

reinas de la historia con el cordón umbilical enrollado en el cuello. Pero tenía un aire desamparado y una pobreza de espíritu que le auguraban un porvenir incierto.

Ángela Vicario se casó con Bernardo San Román, sin estar enamorada de él, tan solo porque su familia le obligo. Ella, según nos cuenta su primo, quería a otro hombre, en el momento en que se iba a casar, sin embargo, durante los años siguientes, en que se había convertido en una mujer solitaria, se obsesionó con su marido, Bernardo, hasta tal punto que llegó a escribir una carta semanal durante media vida, con el fin de que su marido le contestará alguna de esas cartas. Pero, a medida de que su amor por Bernardo aumentaba, también aumentaba el rencor feliz contra su madre.

Pedro y Pablo Vicario, son dos hermanos gemelos de 24 años:

Pablo Vicario era seis minutos mayor que el hermano, y fue más imaginativo y resuelto hasta la adolescencia. Pedro vicario me pareció siempre más sentimental, y por lo mismo más autoritario. Se presentaron juntos para el servicio militar a los veinte años, y Pablo Vicario fue eximido para que se quedara al frente de la familia.

Ellos dos fueron los asesinos de Santiago Nasar. Lo mataron por devolver la honra a su hermana, Ángela, ya que después de ser pegada por su madre, dijo que el culpable de sus moratones era Santiago Nasar:

Pedro Vicario, según la declaración propia, fue el que tomó la decisión de matar a Santiago Nasar, y al principio su hermano no hizo nada más que seguirlo. Pero también fue él quien pareció dar por cumplido el compromiso cuando los desarmó el alcalde, y entonces fue Pablo Vicario quien asumió el mando.

Bernardo San Román era hijo del general Petronio San Román y de Alberta Simonds. Era un hombre que:

Andaba por los treinta años, pero muy bien escondidos, pues tenía una cintura angosta de novillero, los ojos dorados, y la piel cocinada a fuego lento por salitre.

Al primo de Ángela le pareció:

Me pareció atractivo[...]. Me pareció más serio de lo que hacían creer sus travesuras, y de una tensión recóndita apenas disimulaba pro sus gracias excesivas. Pero sobre todo, me pareció un hombre triste.

Según dijo, era ingeniero de trenes, pero no fue esa la razón por la que fue al pueblo, sino que la única razón era: encontrar una mujer para poder casarse, aunque su matrimonio con Ángela le duró muy poco, ya que éste la devolvió a su casa por que no era virgen.

Cuál es la función que tienen en la novela?

La función que tienen los personajes en la novela es mostrar a los lectores la sociedad que había antes. En esta novela nos muestra como la gente no se casaba por amor, sino por conveniencia. También nos muestran que la gente para recuperar la honra de un familiar o un ser querido era capaz de hacer cosas que no querían hacer y que nadie pensaba que hicieran. También nos muestran una sociedad muy religiosa y machista, ya que las mujeres tenían que ser vírgenes para poder casarse, además, de que su marido pudiera estar orgulloso de ser el primer hombre que su mujer había amado.

Cuál crees tu que es el mensaje que el autor nos quiere transmitir?

Yo creo que el mensaje que nos quiere transmitir el autor es que, las mentiras pueden perjudicar a otras personas y pueden provocar consecuencias desagradables para algunas personas.

Crónica de una muerte anunciada

(Gabriel García Márquez)

García Márquez, Gabriel.: Crónica de una muerte anunciada. Plaza y Janes, Barcelona, 1995; pág:11

Op.cit. pág: 12

Op.cit. pág: 12

Op.cit. pág: 75

Op.cit. pág: 38

Op.cit. pág: 69

Op.cit. pág: 70

Op.cit. pág: 31

Op.cit. pág: 34

5

5