Criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano

Sanidad pública. Real Decreto. Consumo de humano. Criterios de calidad. Agua potable

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

  • Tiene por objeto establecer los criterios sanitarios que deben cumplir las aguas de consumo humano y las instalaciones que permiten su suministro desde la captación hasta el grifo del consumidor y el control de éstas, garantizando su salubridad, calidad y limpieza, con el fin de proteger la salud de las personas de los efectos adversos derivados de cualquier tipo de contaminación de las aguas.

  • DEFICIONES

  • Agua de consumo humano:

    • Todas aquellas aguas, ya sea en su estado original, ya sea después del tratamiento, utilizadas para beber, cocinar, preparar alimentos, higiene personal y para otros usos domésticos, sea cual fuere su origen e independientemente de que se suministren al consumidor, a través de redes de distribución públicas o privadas, de cisternas, de depósitos públicos o privados.

    • Todas aquellas aguas utilizadas en la industria alimentaria para fines de fabricación, tratamiento, conservación o comercialización de productos o sustancias destinadas al consumo humano, así como a las utilizadas en la limpieza de las superficies, objetos y materiales que puedan estar en contacto con los alimentos.

    • Todas aquellas aguas suministradas para consumo humano como parte de una actividad comercial o pública, con independencia del volumen medio diario de agua suministrado.

    • Autoridad sanitaria: a la Administración sanitaria autonómica competente u otros órganos de las comunidades autónomas en el ámbito de sus competencias.

    • Gestor y/o gestores: persona o entidad pública o privada que sea responsable del abastecimiento o de parte del mismo, o de cualquier otra actividad ligada al abastecimiento del agua de consumo humano.

    • Abastecimiento: conjunto de instalaciones para la captación de agua, conducción, tratamiento de potabilización de la misma, almacenamiento, transporte y distribución del agua de consumo humano hasta las acometidas de los consumidores, con la dotación y calidad previstas en esta disposición.

    • Fuente natural: las captaciones no utilizadas con fines comerciales y no conectadas a depósitos, cisternas o redes de distribución.

    • Punto de muestreo: el lugar para la toma de muestras de agua de consumo humano para el control de la calidad de ésta.

    • Valor paramétrico: el nivel máximo o mínimo fijado para cada uno de los parámetros a controlar.

    • Conducción: cualquier canalización que lleva el agua desde la captación hasta la ETAP o, en su defecto, al depósito de cabecera.

    • Red de distribución: conjunto de tuberías diseñadas para la distribución del agua de consumo humano desde la ETAP o desde los depósitos hasta la acometida del usuario.

    • Punto de entrega: lugar donde un gestor de una parte del abastecimiento entrega el agua al gestor de la siguiente parte del mismo o al consumidor.

    • Acometida: la tubería que enlaza la instalación Interior del inmueble y la llave de paso correspondiente con la red de distribución.

    • AGUAS EXCLUIDAS

    • Todas aquellas aguas que se rijan por el Real Decreto 1074/2002, de 18 de octubre, por el que se regula el proceso de elaboración, circulación y comercio de aguas de bebida envasadas.

    • Todas aquellas aguas que se rijan por la Ley 25/1990, de 20 de diciembre, del Medicamento.

    • Todas aquellas aguas mineromedicinales de establecimientos balnearios que se rijan por el Real Decreto-ley 743/1928, de 25 de abril, que aprueba el Estatuto, sobre la explotación de manantiales de aguas mineromedicinales, y por la Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas.

    • Todas aquellas aguas destinadas exclusivamente a usos para los cuales conste a la autoridad sanitaria que la calidad de aquéllas no afecte, directa ni indirectamente, a la salud de los consumidores que las usan.

    • Todas aquellas aguas de la industria alimentaria que conste a la autoridad sanitaria que la calidad de aquéllas no afecta a la salubridad del producto alimenticio.

    • Todas aquellas aguas de consumo humano procedentes de un abastecimiento individual y domiciliario o fuente natural que suministre como media menos de 10 m3 diarios de agua, o que abastezca a menos de 50 personas, excepto cuando se perciba un riesgo potencial para la salud de las personas derivado de la calidad del agua, en cuyo caso la autoridad sanitaria requerirá a la Administración local que adopte, para estos abastecimientos, las medidas necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en este Real Decreto.

    • PUNTOS DE MUESTREO PARA EL AUTOCONTROL

    • Para el caso de redes de distribución, se fijarán, al menos, los siguientes puntos de muestreo:

    • 1 a la salida de la ETAP o depósito de cabecera.

    • 1 a la salida del depósito de regulación y/o distribución.

    • 1 en cada uno de los puntos de entrega entre los distintos gestores.

    • 1 en la red de distribución. En los abastecimientos que suministren más de 20.000 m3/día, el número de puntos de muestreo será de 1 por cada 20.000 m3 o fracción de agua distribuida por día como media anual.

    • Los puntos de muestreo para el autocontrol de la industria alimentaria serán determinados por ella con la supervisión de la autoridad sanitaria.

    • En el caso de cisternas y depósitos móviles, es responsabilidad del gestor de los mismos y los puntos de muestreo para el autocontrol serán los definidos en el artículo 6 de este Real Decreto.

    • ANÁLISIS PARA EL AUTOCONTROL

      . Los tipos de análisis para el autocontrol son los siguientes:

    • Examen organoléptico: consiste en la valoración de las características organolépticas del agua de consumo humano en base al olor, sabor, color y turbidez.

    • Análisis de control: este tipo de análisis tiene por objeto facilitar al gestor y a la autoridad sanitaria la información sobre la calidad organoléptica y microbiológica del agua de consumo humano, así como información sobre la eficacia del tratamiento de potabilización.

    • Parámetros básicos incluidos en este tipo de análisis: olor, sabor, turbidez, color, conductividad, concentración del ión Hidrógeno o pH, amonio, Escherichia coli (E. coli) y bacterias coliformes.

    • Parámetros que al menos se determinarán a la salida de la ETAP/depósito de cabecera o en su defecto a la salida del depósito de regulación y/o distribución:

    • Hierro: cuando se utilice como floculante.

    • Aluminio: cuando se utilice como floculante.

    • Recuento de colonias a 22 °C.

    • Clostridium perfringens (incluidas las esporas).

    • Parámetros en función del método de desinfección:

    • Nitrito: cuando se utilice la cloraminación.

    • Cloro libre residual: cuando se utilice el cloro o derivados.

    • Cloro combinado residual: cuando se utilice la cloraminación.

    • La autoridad sanitaria, si lo considera necesario para salvaguardar la salud de la población abastecida, podrá incluir para cada abastecimiento otros parámetros en el análisis de control.

      VIGILANCIA SANITARIA

      La vigilancia sanitaria del agua de consumo humano es responsabilidad de la autoridad sanitaria, quien velará para que se realicen inspecciones sanitarias periódicas del abastecimiento.

      CONTROL EN EL GRIFO DEL CONSUMIDOR

      Los parámetros a controlar en el grifo del consumidor son, al menos:

    • Olor.

    • Sabor.

    • Color.

    • Turbidez.

    • Conductividad.

    • pH.

    • Amonio.

    • Bacterias coliformes.

    • Escherichia coli (E. coli).

    • Cobre, cromo, níquel, hierro, plomo u otro parametro: cuando se sospeche que la instalación Interior tiene este tipo de material instalado.

    • Cloro libre residual y/o cloro combinado residual: cuando se utilice cloro o sus derivados para el tratamiento de potabilización del agua.

    • RESUMEN REAL DECRETO 140/2003 por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.

      - 4 -