Cristianismo

Teología. Cristianos. Historia. Jesucristo. Mesías. Apóstoles. Jerusalén. Concilios. San Pedro. Evangelio. Epístola. Biblia. Seguidores. Expansión

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


EL CRISTIANISMO

DEFINICIÓN

Es la religión de los que creen que Jesucristo es hijo de Dios, muerto y resucitado, que vino a anunciar a los hombre su salvación.

HISTORIA

El cristianismo aparece en la historia tras la predicación desarrollada por Jesús de Nazaret, quien se presentó a sí mismo como el Mesías, el Cristo esperado. La predicación de Jesús anunciaba la instauración del reino de Dios; presentaba como novedad la existencia de una única divinidad, como en la religión judía, y la igualación de los hombres ante Dios. Su doctrina rápidamente tuvo seguidores, especialmente un grupo de elegidos, denominados los Apóstoles, que expandieron su doctrina tras la muerte de su maestro.

Cincuenta días después de la muerte de Jesús se formó la primera comunidad judeocristiana dirigida por Santiago el Mayor, que emprendió la tarea de extender la doctrina aprendida de Jesús.

En principio, los discípulos vivieron en comunidad, dirigidos por los propios apóstoles, atendidos por los ministros, y predicando en las áreas cercanas a Jerusalén. Se crearon las primeras comunidades cristianas en el Asia Menor.

Con el concilio apostólico de Jerusalén, celebrado en el año 48, se hizo una distribución de los territorios en donde debía desarrollarse la predicación: Pablo y Bernabé fueron destinados a la conversión de los gentiles, en tanto que los restantes apóstoles se esparcieron por todas las regiones especialmente dedicados a los judíos.

El apóstol Pedro, después de haber predicado en Oriente, se trasladó a Roma y fue considerado como el primer obispo desde el año 42. Santiago el Mayor predicó en Palestina y dice tradición que vivió en España antes de ser ejecutado en el año 44. San Juan, que había salido ileso de la persecución desatada por Domiciano, fue desterrado a Patmos, donde escribió el Apocalipsis y, de regreso a Éfeso, redactó su Evangelio. Pablo y Bernabé realizaron dos nuevos viajes a Corinto y a Éfeso, durante los cuales escribieron numerosas epístolas o cartas a las comunidades que San Juan había visitado. En el año 61 fue apresado en Cesárea y enviado a Roma.

Con Pedro y Pablo en la capital del Imperio, ésta se transformó para los cristianos en la cabeza de la Iglesia occidental, desde donde se ejerció a partir de entonces el Pontificado hacia el resto de los cristianos.

El primero murió crucificado en el monte del Vaticano y el segundo decapitado en el camino de Ostia.

La vida de la Iglesia durante sus primeros tiempos de libertad fue muy fructífera. Las comunidades locales se multiplicaban, y las principales ciudades destacaron como centros de mayor influencia. Los llamados Primeros Padres de la Iglesia (Irneo, Tertuliano, Hipólito, Cipriano, Clemente y Orígenes) unieron a la doctrina del Cristianismo las ideas griegas, reforzando así la universalidad de las creencias. Junto a ellos surgieron una serie de figuras en Occidente que contribuyeron a cimentar las doctrinas cristianas con su defensa de las relaciones entre la razón y la fe y su hacer de la gracia divina la sola fuente de salvación personal. Son los denominados Padres de la Iglesia: San Jerónimo, primer traductor de la Biblia al latín (la Vulgata); San Ambrosio obispo de Milán, nacido en la Galia, que elaboró una doctrina sobre las obligaciones cristianas; y San Agustín, romano nacido en Tagasta.

LIBRO SAGRADO

Es la Biblia también se le puede llamar Santa Biblia.

La Biblia cristiana consta de dos partes: el Antiguo Testamento y los 27 libros del Nuevo Testamento. Las dos principales ramas del cristianismo estructuran el Antiguo Testamento de modo algo diferente.

La exégesis del Antiguo Testamento leída por los católicos es la Biblia del judaísmo más otros siete libros y adiciones.

Algunos de los libros adicionales fueron escritos en su versión primitiva en griego, al igual que el Nuevo Testamento. Por su parte, la traducción protestante del Antiguo Testamento se limita a los 39 libros de la Biblia judía. Los demás libros y adiciones son denominados apócrifos por los protestantes y libros deuterocanónicos por los católicos.

El Apocalipsis, libro con el que concluye el Nuevo Testamento, representa un género especial de la apocalíptica cristiana, con numerosas revelaciones, sueños, visiones y especulaciones sobre el fin de los tiempos y lo que ocurrirá en el mundo futuro. Se escribió a finales del siglo I, posiblemente en la isla de Patmos y bajo la persecución de Domiciano (81-96).

SEGUIDORES y EXPANSIÓN

Los cristianos se concentran especialmente en los países de civilización occidental, dividimos en tres ramas principales: la católica, que cuenta aproximadamente 527.600.000 miembros; la protestante con 213.000.000; y la ortodoxa oriental con 129.300.000 adeptos.

Cuenta con un total de 870.000.000 miembros, y abarca aproximadamente una tercera parte de la población mundial.

No todas las comunidades cristianas pertenecen a una misma iglesia. A lo largo de la historia se han producido profundas incisiones: así, el Cisma de Focio y el de Miguel de cerulario separaron a la iglesia de oriente de la iglesia latina; el angelicalismo y la reforma protestante separaron del catolicismo gran parte del cristianismo europeo, aproximadamente un tercio de la humanidad.

1.100 millones de personas forman parte del cristianismo.

El 59% son católicos, el 29,5% protestante, el 9,5% ortodoxos y el 2% pertenece a otros diferentes grupos cristianos.

Los protestantes abogan por la interpretación individual de las escrituras y niegan a los sacramentos y al sacerdocio el carácter de instrumento de la gracia.

El comentario católico de la autoridad doctrinal de la iglesia quedo expresado en 1870 con la definición de la infalibilidad papal en materia.

Durante los siglos IV y V el cristianismo fue la religión dominante en el mundo europeo y mediterráneo. Desde Irlanda, en el oeste, hasta Etiopía, en el sureste, la gente se había convertido a la nueva fe cristiana. Sólo un siglo después, la importancia del cristianismo cambiaría de manera drástica debido a la propagación de una nueva religión, el islam.

COSTUMBRES Y TRADICIONES

Las costumbres y tradiciones que realizan los católicos son las siguientes:

- Bautismo.

- Comunión.

- Boda.

- Semana Santa.

- Navidad.

* Costumbres diarias

- Ir todos los días a misa (sobretodo los domingos).

- Rezar antes de ir se a dormir.