Crisis del Antiguo Régimen

Historia de España. Política. Economía. Sociedad. Guerra de Independencia. Revolución Francesa. España Napoleónica. Guerra. Cortes de Cádiz. Liberalismo. Constitución. Absolutismo. Década Ominosa. Independencia americana

  • Enviado por: CaRLoS
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

CRISIS DEL ANTIGUO REGIMEN

  • La guerra de la independencia

  • España en el contexto político y Europeo de la revolución y restauración

  • El tema que nos ocupa comprende el periodo de descomposición del antiguo régimen, un momento situado entre 1789 y 1833. En 1788, año en que muere Carlos III y accede al poder su hijo Carlos IV, España seguía presentando los rasgos de una sociedad feudal. A pesar de los intentos de reformas durante décadas de despotismo ilustrado (todo para el pueblo pero sin el pueblo). El modelo político de Absolutismo ilustrado era incapaz de resolver los problemas estructurales de la sociedad Española: el déficit crónico de hacienda publica, las crisis de subsistencia periódica y el estancamiento económico; En este contexto, la revolución Francesa (1789) trastocó el viejo orden e inició un proceso que en poco más de 40 años derrumbó el antiguo régimen en toda Europa occidental, abriendo paso al estado burgués con el triunfo del liberalismo político, la expansión del capitalismo y la consolidación de la sociedad de clases.

    Las ideas revolucionarias Francesas fueron extendidas por los ejércitos de Napoleón que había tomado el poder 1799, iniciando una expansión militar por el continente. España fue también invadida por los ejércitos Napoleónicos produciendo una guerra contra el invasor.

    La derrota de Napoleón por parte de las potencias Europeas Absolutistas en 1815, abre la etapa de la restauración, es decir, una vuelta al viejo orden y al Absolutismo monárquico dirigida desde el congreso de Viena por los países de la Santa Alianza (Austria Rusia y Prusia).

    Pero los vientos de libertad ya no podían ser definitivamente amordazados (1816 - 1833). España como Europa entera se debatirá entre el Absolutismo y el liberalismo. Es con la vuelta al trono de la dinastía de Borbón en la persona de Fernando VII, monarca que intentara acabar con la obra revolucionarias de Cádiz y con sus seguidores, cuando se manifiesta esa pugna entre lo viejo y lo nuevo.

  • Impacto de revolución francesa en España

  • Significa la ruptura con el régimen Absolutista y la primera aparición de los principios liberales en Europa: Soberanía nacional (reside en el pueblo), Separación de poderes, igualdad legal y monarquía parlamentaria. Todo suponía el desmantelamiento del Absolutismo y de la sociedad estamental, es decir, de los pilares básicos del antiguo régimen.

    El reinado de Carlos IV (Borbón) (1788 - 1808) coincide en el tiempo con el desarrollo de la revolución Francesa. La reacción del gobierno es de auténtico pánico e inmediatamente se toman medidas para impedir que penetre en la península cualquier tipo de información procedente del país vecino; Incluso los ministros Floridabanca y Aranda, a pesar de ser ilustrados y llevar una política reformista se oponen a la nueva situación. El aislamiento parecía ser el mejor recurso y quedaron clausurados todos los conductos de comunicación intelectual, cerrando fronteras, a la vez que la inquisición recibe el encargo de amenazar a los ilustrados sospechosos (Olavide) y cerrar el país a la propaganda política, toda las publicaciones Francesas son perseguidas por anticristianas, se prohíbe la salida de España a los jóvenes que deseaban estudiar en universidades extranjeras. El miedo era tal que se prohibió la enseñanza del Francés.

    Tras la destitución de Floridablanca y Aranda toma el poder Godoy (valido de C.IV) que dirigirá la política española de 1792 hasta el final del reinado de Carlos IV. La muerte de Luís XVI en la guillotina provoca, al igual que en otros países, la declaración de guerra al gobierno revolucionario de Francia. La guerra no tuvo el rápido triunfo esperado; por el contrario, las tropas Francesas pasaban los pirineos ocupando Figeras en la zona oriental, Irún y San Sebastián por el oeste; en ambos casos encontraron cierto apoyo por parte de simpatizantes de las ideas liberales, hubo que firmar la paz de Basilia en 1795. El desarrollo de la Revolución Francesa entra en una fase moderada con el golpe de estado Termidor. Tras el estable directorio coincidiendo con esta etapa moderada se produce un cambio en la política de Godoy y entabla de nuevo relaciones amistosas, firmándose en 1796 el tratado de San Ildefonso, por el que se restaura la alianza Franco-Española para luchar contra Inglaterra (barcos ingleses siguen obligando al comercio español con sus colonias americanas). Siendo la continuación de los pactos de familia firmados en el S.XVIII.

  • España Napoleónica [132]

  • El emperador Francés Napoleón consolida su proyecto de convertir el continente en una federación bajo la hegemonía Francesa impulsa la creación de múltiples alianzas contra Inglaterra en las que participa la Corona Española sumida en profunda crisis.

    Napoleón interviene cada vez más profundamente en los asuntos Españoles. Fuerza a Carlos IV a declarar la guerra a Inglaterra y consecuencia de ello se produce el desastre de Trafalgar donde el Almirante Nelson destroza a la armada Franco-Española.

    Tras el decreto Imperial de Berlín que establece el bloqueo continental contra Inglaterra, Napoleón firma con España el tratado de Fontainebleau, por el cual se decide el reparto de Portugal y nombramiento de M.Godoy como príncipe de los Algarves.

    En la corte se hace cada vez mas clara la polarización de fuerzas en torno a los seguidores de Godoy y a los príncipes de Austria, El futuro Fernando VII, que es progresivamente marginado desde la conjura de El Escorial, en la que queda patente su intento de acometer golpe de fuerza contra su propio padre, Carlos IV.

    La entrada en España de tropas Napoleónicas como consecuencia del Tratado de Fontainebleau acelera la crisis de la corona Española, al encabezar Fernando la oposición que se origina en el territorio nacional hacia las tropas francesas.

    Iniciando una conspiración palaciega, que tiene su fruto con el llamado el motín de Aranjuez. La residencia veraniega de la Corte Española es asaltada por una multitud alentada por la camarilla Fernandina, que fuerza la abdicación de Carlos IV a favor de su hijo y la prisión de Godoy.

    Desde Francia, Napoleón, que observa la inestabilidad de la Corona Española y la falta de control de los puertos, decide precipitar los acontecimientos e intervenir. Tras la ocupación de Madrid por el general Murat y el Traslado a Francia de Carlos IV y su esposa Maria Luisa, el emperador convoca a padre e hijo en Bayona, donde, logra la abdicación de Fernando en su padre y la de este en el emperador, que cede el trono a su hermano José I.

    [137] Los Afrancesados: Un numeroso grupo de Españoles que colaboraron con las autoridades Francesas por diversos motivos, convenciendo de que la presencia de Napoleón podría suponer para España la oportunidad de reformar las estructuras caducas del antiguo régimen (diputados). Su pensamiento político esta enraizado en la ilustración y considera que su actuación beneficia la estabilidad de la Corona, el control de las colonias y la centralidad de gobierno frente a la autonomía de las Juntas. El Emperador proclama José I Rey de España y de las Indias. Se convoca en Bayona las Cortes Españolas, en las que un reducido número de diputados redacta y aprueba el texto que da forma a la Administración Francesa en España: el Estatuto de Bayona.

              • La libertad individual y de imprenta.

              • La supresión de los privilegios.

              • La abolición del tormento (inquisición).

              • La limitación de los mayorazgos.

              • La consolidación de la deuda publica.

              • La admisibilidad de los españoles a todos los empleos.

              • La escuela para niños.

  • Vertientes y balances económicos de la guerra [133]

  • Vertientes de la guerra

          • Guerras patrióticas y nacionalistas frente a los ejércitos Napoleónicos (buscan libertades).

          • Guerra civil, pues una parte del país, los Afrancesados estaban del lado de José I.

          • Guerra internacional, España fue escenario de operaciones de los ejércitos Ingleses y Franceses.

          • El levantamiento contra los invasores es parte de una guerra nacional y popular, pero no una revolución nacional, porque la lucha contra los Franceses acrecentó el sentimiento de pertenencia a una misma comunidad y conformo una nueva mentalidad de los Españoles.

            Sin embargo el ideario que hizo posible la insurrección que partía de la defensa de la religión y de la monarquía, de una visión tradicional de la sociedad no compartida por la minoría liberal que además de afirmar la nación frente a Francia deseaba hacer su propia revolución. Esta es precisamente otra vertiente más de la guerra: una revolución de carácter burgués liberal frente a la defensa de los valores tradicionales del antiguo régimen que se desarrolló con la legislación de las Cortes de Cádiz.

            La tarde del 1 de Mayo y el día 2, los acontecimientos se aceleran al sospecharse que el infante Francisco de Paula va a ser trasladado también a Francia. La llamada a la acción de una parte de la población provoca un fuerte enfrentamiento ante el Palacio Real de Madrid, que se contagia a las calles adyacentes.

            La junta de gobierno, formada ante la marcha del rey a Bayona, y el consejo de castilla quedan paralizados, al seguir los dictados procedentes de aquella ciudad Francesa. La resistencia popular tiene que hacer frente a la tarea de configurar un poder alternativo que sostenga y dirija la lucha contra las tropas Napoleónicas. Primero en Asturias y más tarde en el conjunto del territorio nacional surgen de forma espontánea las Juntas Provinciales.

          • Desarrollo de la guerra [134]

          • 1ª- Etapa de ocupación y levantamiento (1808)

            Despliegue de los distintos cuerpos del ejército Francés. El tercer cuerpo controla Barcelona y trata de tomar Zaragoza, el cuarto cuerpo se despliega por el norte de la península, el primero y el segundo se establecen en la zona central. Las tropas Francesas se encaminan a Cádiz se ven hostigadas por las fuerzas enviadas por la Junta de Sevilla al mando del general Castaños que detiene a los Franceses en Bailén. El emperador se ve obligado a intervenir personalmente en al dirección de la guerra.

            [135] 2ª- Etapa de hegemonía Francesa (1808 - 1812)

            Napoleón entra en España a finales de Noviembre con los veteranos de la Grande Armée. Napoleón concentra un gran ejército y la Junta Central se ve obligada a trasladarse hacia el sur.

            Al comenzar el año 1810, el territorio peninsular esta prácticamente ocupado por los Franceses, excepto Cádiz, último refugio de la Junta Central; las autoridades Españolas llevan a cabo un cambio de estrategia en la dirección de la guerra, consiste en desplegar un número ilimitado de hombres en cuadrillas que se dedican en mantener en permanente hostigamiento al enemigo.

            La guerrilla Española tiene las siguientes características.

                • La inferioridad militar, por lo que se reducen los enfrentamientos a campo abierto.

                • El apoyo de la población civil, que suministra intendencia y facilita las comunicaciones.

                • El desarrollo de un sistema ágil y efectivo de propaganda.

                • La creación de un medio hostil al invasor.

                • El desarrollo de una guerra de desgaste que provoca el hundimiento moral.

                • La gran movilidad de sus efectivos.

            [136] 3ª- Etapa de ofensiva final hispano-inglesa (1812 - 1814)

            Con el comienzo de la campaña para la invasión de Rusia por parte de Napoleón, el sentido de la guerra varía bruscamente. Durante 1812 y 1813 las tropas hispano-Inglesas cosechan notables éxitos, obligan a José I a abandonar Madrid.

            A causa de las sucesivas derrotas las tropas Francesas cruzan los Pirineos. Napoleón devuelve el poder a Fernando VII tras llegar a un acuerdo comercial favorable a Francia y obtener garantías para los hombres que han colaborado con su administración.

          • Balance económico social

          • Se produjeron grandes daños con la destrucción de cosechas, ganados, ciudades, industrias y en general en toda la infraestructura económica de España, lo que corto de raíz el proceso de crecimiento iniciado en la 2º mitad del S. XVIII. (Rev. Industrial)

            En 1814 el estado español asiste a la quiebra de sus recursos financieros y aun gran aumento de la deuda publica.

            En el aspecto demográfico hubo muchas perdidas humanas por los acontecimientos bélicos. En lo social como consecuencia de las medidas legislativas promulgadas en las Cortes de Cádiz durante la guerra empiezan a desaparecer las diferencias estamentales y son sustituidos por un nuevo principio de igualdad jurídica entre los individuos, es decir, comienza el transito de una sociedad estamental a una sociedad de clase.

            Por otra parte hay efectos en el ejército español dentro de su composición. Entre 1808 y 1814 acceden a los altos mandos militares personas de clase media y popular rompiéndose la exclusividad de la nobleza para estos puestos (aquí esta la causa de porque tantos levantamientos liberales del S.XIX comenzaron en las filas del ejercito).

            En lo político la guerra había quebrado la solidez del antiguo régimen que permite la solución de las ideas revolucionarias y el agrupamiento de los sectores más progresistas.

            En otro orden de cosas, como consecuencia de la guerra de la independencia comienza el proceso independentista de las colonias Americanas que lógicamente afecta a la estructura del estado que deja de ser imperio y pasa a ser potencia de segundo orden.

          • Inicio del liberalismo de las Cortes de Cádiz

          • Conceptos de la revolución liberal y el liberalismo

          • La revolución liberal en España es el proceso histórico que se inicia 1808 en el contexto de la guerra de la independencia y que supuso un conjunto de transformaciones económicas, sociales y políticas con el fin de liquidar el antiguo régimen. Tiene como fundamento la ideología del liberalismo, los rasgos de este se pueden resumir en:

                • El rechazo de la forma absoluta de poder.

                • El traspaso de la soberanía del rey a la nación.

                • La defensa de las libertades individuales.

                • El derecho de la propiedad privada.

            También se llama Revolución burguesa porque fue la burguesía la clase social qua la dirigió y la principal beneficiaria de estos cambios. En España sus primeros pasos se dieron en las Cortes de Cádiz, reunidas durante la guerra de la independencia.

          • Las cortes de Cádiz [138]

          • Durante los primeros meses de la guerra de la independencia se construyen tres Juntas Provinciales siguiendo el ejemplo de Asturias, asumen todo el poder en sus respectivos ámbitos territoriales, por debajo de las Juntas Provinciales se sitúan las Juntas Locales que suelen ser órganos de representación popular, pero al frente de ellas se encuentras personajes que no admiten las abdicaciones de Bayona y esperan la vuelta del Antiguo Régimen.

            La necesidad de coordinar y la conciencia de unidad nacional facilitan la rápida creación de la Junta Central con el conde de Floridablanca. Su sede se establece en Aranjuez, pero se traslada a Sevilla y más tarde a Cádiz. La Junta central promueve la convocatoria de Cortes, dando con ello una respuesta legal al estatuto de Bayona.

            El 18 de Junio de 1810 se decide, a iniciativa de Calvo de las Rozas la convocatoria de cortes, con una sola cámara, a la que acuden diputados elegidos por los españoles mayores de 25 años. Para contar con representación de los territorios Americanos, se designan provisionalmente 26 diputados entre los americanos residentes en España.

            También se decide nombrar diputados suplentes de aquellos territorios controlados por los Franceses y donde no se pueden convocar elecciones.

            En la primera reunión de Cortes, abierta el 24 de septiembre en la isla de león (Cádiz), son suplentes 47 de los 104 diputados. En la misma hay una gran parte de eclesiásticos y una sexta parte de nobles.

            Los partidos políticos, tal como se entienden hoy en día, no existen en las Cortes aunque si es posible distinguir tres tendencias políticas: los ilustrados, los conservadores o absolutistas y los liberales.

            En Cádiz se impone la ideología liberal. Para los Absolutistas las Cortes deben limitarse a aprobar los presupuestos y las contribuciones de la guerra; para los liberales y los ilustrados, las Cortes han de convertirse, dado su carácter representativo, en la primera institución del Reino, a la que deben estar subordinadas todas las restantes.

            [140] CONSTITUCION DE 1812

            Tras numerosas reuniones con las Cortes, la primera Constitución Española es promulgada el 19 de Marzo de 1812, coincidiendo con el cuarto aniversario de la proclamación como rey de Fernando VII, tras el motín de Aranjuez.
            La más extensa de nuestra historia constitucional, consta de 384 artículos que, recogidos en diez títulos, asumen principios esenciales del liberalismo, tales como: Soberanía nacional, división de poderes, derecho de representación popular y derecho de propiedad, y será el referente del progresismo Español durante gran parte del siglo XIX.

                • Sistema de representación. Las Cortes organizadas en una única cámara, que asume el poder legislativo se configura como el órgano de representación de la soberanía nacional. La representación popular es elegida con un sufragio casi universal.

            Las funciones de los diputados son, las de legislar, establecer impuestos, proteger la libertad de imprenta y nombrar a la regencia para los periodos de minoría de edad de los futuros reyes o reinas.

                • Rey. La Corona hereditaria tiene limitadas sus competencias. El Rey no tiene capacidad para disolver las Cortes. Éstas elaboran las leyes, que son sancionadas (firmadas) por el Rey, reservándole la Constitución de capacidad de veto durante dos legislaturas.

                • Poder ejecutivo. La constitución establece un ejecutivo de carácter dual, con un gobierno formado por siete secretarios (ministros) que responden ante las cortes. El Rey, que dirige la acción del Gobierno, tiene capacidad legislativa y goza de irresponsabilidad e inviolabilidad.

                • Poder judicial. Reconoce al Estado el monopolio en la aplicación de las leyes, aunque mantiene un fuero especial para eclesiásticos y militares. Se establece la unión de código en materia criminal, civil y comercial.

            El consejo de Estado, con capacidad de intervención en la declaración de la guerra y en la firma de tratados internacionales. Sus miembros son nombrados por el Rey a propuesta de las Cortes.

                • Administración local y provincial. La Administración local corresponde a los ayuntamientos, con funciones de beneficencia y obras públicas. Se Reconoce la provincia como ámbito administrativo y electoral, y son designados para la representación del Estado un jefe político nombrado por el Rey, y una Diputación cuya función es el gobierno económico de la provincia

                • Fuerzas armadas. Se introduce la Milicia Nacional: Guardia cívico-militar instituida por las Cortes de Cádiz que actuaba en el seno de una provincia en auxilio del ejército. Disuelta durante periodos de dominio Absolutista de Fernando VII. Narváez la sustituyó en 1844 por la Guardia Civil

                • Relaciones Iglesia-Estado. Los asuntos que en materia religiosa trata la Constitución son amplios, como no puede ser menos en una Cámara en la que los eclesiásticos tienen amplia representación, ya en el preámbulo de la constitución se enuncia: <<En el nombre de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo, y Espíritu Santo, autor y supremo legislador de la sociedad>> La religión católica se establece de forma tajante como religión oficial y perpetua de la nación Española. Se ordena la prohibición de cualquier otra.

                • Educación. La Constitución establece las bases de una educación general al disponer que en todos los Ayuntamientos se creen escuelas de primeras letras.

            El desarrollo practico de la Constitución de Cádiz esta condicionado por la situación de guerra que vive España, limitado por la extensión territorial que domina la Junta Central, así como las resistencias de la nobleza local en su aplicación.

            Con la vuelta de Fernando VII en 1814, se produce la anulación de la Constitución, que en el futuro tiene vigencia durante el Trienio Liberal (1820-1823) y como consecuencia de los sucesos de La Granja, entre agosto de 1836 y julio de 1837.

            Obra legislativa

          • Quedan abolidos los señoríos jurisdiccionales, que impedía la modernización de la administración local, esta decisión fue fundamental para el proceso de reforzamiento del Estado.

          • Se elimina el tribunal del Santo Oficio.

          • Libertad de contratación en los campos y fábricas, lo que rompe la tradicional estructura de gremios.

          • Libertad de imprenta y supresión de censura.

          • Supresión del honrado Concejo de la Hesta.

          • Reparto de tierras de propios y baldíos y desamortización de tierras de orden religioso.

          • Abolición de privilegios: Supresión de procedencia nobiliaria para el ingreso en los cuerpos del estado.

          • Valoración de la Constitución.

            Proyecto liberal que lideran la burguesía y algunos representantes del clero. Sin embargo, la composición de la cámara, con representación de la nobleza y del clero, la naturaleza de las alianzas políticas ante el invasor y la debilidad de la burguesía impiden la legislación de una alternativa socialmente más radical. Las Cortes no aplican un programa de desamortización que favorezca la liberalización de las tierras, su distribución entre el campesinado y, por lo tanto, la aplicación de la base social del liberalismo.

          • Restauración del absolutismo y intentos liberales durante el reinado de Fernando VII

          • Reacción absolutista [142]

          • Fernando VII es liberado por el emperador tras la firma del tratado de Valençay (1813), por el cual el monarca recobra la Corona y se otorgan garantías a los colaboradores de la anterior administración Francesa.

            El rey vuelve en marzo de 1814, las Cortes de Cádiz envían al cardenal Luís Maria de Borbón para presentar a Fernando el texto constitucional, y propone el itinerario de la comitiva Real hasta Madrid, donde, el Rey tendría que jurar la Constitución, requisito imprescindible para que la nación, representada en las Cortes, otorgase legitimidad al monarca. Un numeroso grupo de diputados Absolutistas le presentan el Manifiesto de los Persas, nombre con el que es conocido el documento de carácter absolutista que justifica la anulación de la obra legislativa de las Cortes de Cádiz.

            Con la ayuda Británica y del general Eguía, el Rey anula la obra liberal, establece el Absolutismo (restaura la inquisición, cierra las universidades y regresan los jesuitas) y da paso, entre la indiferencia popular, a una honda represión contra los liberales.

            El restablecimiento del Absolutismo se produce en España con una profunda crisis económica, consecuencia de una guerra.

            Problemas de Sexenio (1814 - 1820)

            Fernando VII tiene que hacer frente al bandolerismo rural por militares qua han abandonado el ejército, guerrilleros no retornados a la vida civil y campesinos, que ve el contrabando una vía de salida para su miserable situación, la caótica situación económica, plantea la reducción del gasto publico y reforma fiscal: propone el pago de impuestos sobre el producto real, lo que hace bajar la producción y provoca la protesta de los labriegos, son embargo, renuncia al cobro de impuestos a los sectores privilegiados.

            [143] Como resultado de los problemas del sexenio se dan los pronunciamientos: golpe militar con fines políticos producido por guerrilleros ayudados de civiles.

            En septiembre de 1814 se subleva Espoz y Mina en Navarra. En 1815, Porlier en La Coruña. El 1 de enero de 1820 resulta decisivo el pronunciamiento llevado a cabo por Rafael del Riego en Cabezas de San Juan (Sevilla), apoyado en la trama civil por Alcalá Galiano. Riego proclama la Constitución de Cádiz. Al frente del ejercito expedicionario que se trasladaba a América para reprimir los movimientos independentistas.

            Fernando VII, cercado políticamente, jura la Constitución de 1812, y se inicia con ello el Trienio Constitucional o Liberal.

            El Trienio Constitucional (1820-1823)

            Los liberales, desde una Junta Provisional, dan paso a la formación del gobierno en el que destacan antiguos doceañistas tales como Martínez de la Rosa. El objetivo del gobierno es la reimplantación del marco Constitucional, pero con algunos cambios que ofrezcan seguridad a los sectores conservadores: Una segunda Cámara y garantías sobre la propiedad para los grandes propietarios de tierras. Con esta política reformista, el liberalismo español se escinde cada vez más en dos corrientes: la moderada o doceañista y la exaltada que es la principal artífice de la revolución.

            En 1820 se suprimen los mayorazgos, y también es disuelto el Tribunal de la inquisición; para la administración local se implanta la ley municipal de 1823; se proclama la libertad de imprenta, se expulsa a los jesuitas y se deroga (anula) el fuero eclesiástico. Entre las reformas sociales destacan la reducción del diezmo a la mitad, la libertad de contratación, la desamortización de tierras de propios y baldíos y la reglamentación de la instrucción pública y privada.

            [144] Para cubrir el impresionante déficit de la Hacienda, los liberales acuden a créditos en el exterior y a la puesta en práctica de medidas que afectan a los bienes económicos de la Iglesia, como la ley de supresión de bienes monacales, que establece la disolución de la mayor parte de los conventos y la desamortización de sus bienes.

            Las malas cosechas de 1822 originan un profundo malestar en una parte importante del campesinado, la oposición realista crece; Desde el exterior, la Santa Alianza, reunida en el congreso de Verona decide el restablecimiento de la orden Absolutista en España.

            El 7 de abril de 1823 se produce la invasión de España a cargo de los Cien mil hijos de San Luís, comandados por Luís Antonio de Borbón, el duque de Angulema, que penetra sin apenas resistencia hasta Cádiz, refugio del Gobierno liberal. Fernando VII es liberado.

          • La década ominosa (1823 - 1833)

          • El duque de Angulema (Luís Antonio de Borbón) instaura la Junta de Regencia que decretan la pena de muerte para los diputados liberales, medida que asusta al propio duque, el ejercito francés permanece en España hasta 1828 a cargo del erario publico.

            Fernando VII prometiendo un Gobierno <<que traiga la felicidad a la nación, afianzando la seguridad personal, la propiedad y la libertad civil>> Pero la realidad es muy distinta: lo que trae el monarca en la represión contra los liberales en todos lo ámbitos administrativos y militares en el restablecimiento de un Absolutismo anacrónico (fuera de lugar).

            El Rey deroga (anula) la mayor parte de los actos del Gobierno constitucional: restablece el diezmo, aunque no el Santo Oficio; reinstaura el mayorazgo, y modifica los estudios universitarios, en los que son mal vistas las enseñanzas de matemáticas y astronomía. En 1830 Fernando VII cierra todas las universidades lo que obliga a emigrar a los estudiantes.

            [145] Fernando VII esta condicionado por el problema Hacendístico. El Absolutismo como sistema político no tiene respuesta al problema de la deuda y el monarca tiene que optar ante la introducción de un sistema fiscal más moderno o pedir préstamos en el exterior.

            Las dos propuestas son difíciles de llevar a buen término: por una parte, a causa de la resistencia de las clases sociales y de las provincias, que apoyan el Rey; y por otra, debido a los préstamos han de ser pedidos a la banca exterior, de corte liberal, que apoya una vuelta de los liberales al poder para satisfacer así créditos anteriores no reconocidos por el monarca.

            A partir de 1826, la administración adopta una actitud más moderada, aparece como novedad la institución del Consejo de Ministros.

            En esta nueva situación Fernando VII encuentra la oposición de los elementos más Absolutistas, ante la falta de descendencia del Rey, aquellos se agrupan en torno a su hermano, Carlos María de Isidro. En 1827 se producen revueltas en Cataluña, en la conocida rebelión de los Malcotens, que exigen la disolución del ejército y su sustitución por voluntarios reales, la abolición de la enseñanza pública y la restauración de la inquisición.

          • La independencia americana [146]

          • A. Causas

            Los cambios culturales y políticos del siglo XVIII: la experiencia de autogobierno que le proporciona a la burguesía criolla el vacío de poder producido en 1808; la debilidad de la monarquía Fernandina, agobiada por las deudas subsiguientes de las guerras; la incapacidad diplomática de España y la escasa capacidad de control marítimo derivada del desastre de Trafalgar.

            Durante el siglo XVIII, la política de los ilustrados españoles sobre las colonias Americanas redujo, con su monopolio comercial, el crecimiento de la burguesía criolla, clase social que controlaba las riquezas del suelo y subsuelo, pero que estaba apartada de los centros de decisión política y administrativa, reservados a la minoría peninsular. Esta burguesía criolla será la que dote al proceso emancipador y la que asuma el poder cuando las tropas españolas abandonen el continente.

            Los antecedentes: las rebeliones campesinas protagonizadas por Juan Santos Atahualpa, que establece un centro independiente en la selva Peruana hasta 1756; Túpac Amaru II, que libera amplias zonas de Perú en 1780; Francisco Miranda, que organiza una expedición a Venezuela en 1806.

            Con la Paz de París de 1783 y el reconocimiento internacional de la independencia de Estados Unidos, el proceso emancipador encuentra un ejemplo cercano que le sirve de modelo.

            B. Fases

            1. Fase (1808 - 1814)

            El comienzo de la guerra de la Independencia, el vacío de poder que supone el confinamiento de Fernando VII en Bayona y la falta de respuesta de los organismos tradicionales Españoles. Del mismo modo que sucede en la península, se proclaman Juntas Revolucionarias que coordinan la acción del gobierno de las colonias, deponen a los capitanes generales y legislan en materia comercial y fiscal, no reconocen la autoridad de la Junta Central en España e inician el proceso de Independencia.

            Con la vuelta de Fernando VII a España, en 1814, se restablece la situación reconquistando la mayor parte del territorio, y encarcelando o forzando al exilio a los líderes independentistas.

            2. Fase (1814 - 1820)

            La monarquía de Fernando VII no puede aguantar la irrupción de la segunda oleada independentista. La situación extremadamente grave de la economía peninsular y de la Hacienda Española apenas proporciona recursos para el mantenimiento de un conflicto que rebrota a partir de 1816. La falta de apoyo por parte de otras potencias para el mantenimiento de la situación colonial, la permanente presencia del Reino Unido, y los nuevos proyectos Norteamericanos sirven de estímulos a los independentistas.

            [148] Simón Bolívar, a la vuelta de su exilio haitiano, obtiene su apoyo de la población indígena y logra la liberación de Ecuador, Venezuela y Colombia. En el sur, se convoca el congreso de Tucumán, que, tras la declaración de independencia de las Provincias Unidas (Argentina, Uruguay, Paraguay), tiene como resultado futuro la creación de Argentina. San Martín inicia la marcha sobre Chile y, con la colaboración de O'Higgins, alcanza la independencia en 1818.

            3. Fase (1820 - 1824)

            Se inicia la conquista del norte andino, donde se produce el estrangulamiento del ejército Español ante la acción combinada de Bolívar, por el norte y de San Martín, desde el sur. Perú sucumbe en 1821. En México, Agustín de Iturbide logra fácilmente la independencia y se proclama emperador en 1822.

            Las islas de Cuba y Puerto Rico son los únicos enclaves del viejo colonialismo Español en América que se mantiene hasta 1898.

            FINAL DE LA CRISIS DEL ANTIGUO REGIMEN

            Curso 2004 / 2005

            8