Crisis de Castilla en el siglo XIV

Historia de España. Corte demográfico. Desarrollo económico. Monarquía autoritaria. Estructura social. Ganaderia. Comercio. Señorialización

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

LA CRISIS DEL S.XIV EN CASTILLA

BASE DEMOGRÁFICO-ECONÓMICA

EL CORTE DEMOGRÁFICO

El corte demográfico que significaron las pestes del s. XIV debió ser importante en Castilla, aunque atacó particularmente a Andalucía. Aparecieron muchos despoblamientos, muchas veces forzados por los nobles y un movimiento general de migración campesina hacia las ciudades.

En el s. XIV Castilla había superado ya este corte demográfico y puede señalarse una concentración de población según el eje económico que de norte a sur se desarrolló en el Estado.

EL DESARROLLO ECONÓMICO

Los inicios de una especialización agraria.

Cabe destacar dos hechos fundamentales:

  • La apertura de la ruta marítima Génova-Flandes a través del estrecho de Gibraltar.

  • La apertura del gran mercado industrial de Flandes a las lanas castellano-leonesas.

Ello llevo a un extraordinario desarrollo de la ganadería lanar y a una especialización de cultivos exportables.

La supremacía de la ganadería.

El gran desarrollo de la ganadería lanar se debió, además de la apertura del mercado de Flandes, a la crisis de la mano de obra provocada por las epidemias del s. XIV y muchos nobles, al ver sus campos despoblados, los dedicaron a la ganadería. Los reyes obtenían importantes ingresos por impuestos sobre trashumancia de ganado.

El triunfo de la dinastía de los Trastámara representó también el triunfo de la Mesta.

Los diferentes centros y ejes comerciales.

Burgos se convirtió en centro recolector de la lana y desde el s. XV tuvo un Consulado de comercio.

Las ciudades del litoral cantábrico habían formado una Hermandad de la Marina de Castilla, en competencia con los ingleses, transportando pescados, vinos y hierro hacia el Mediterráneo. Se convirtieron en los transportistas de la lana castellana.

Otro centro comercial se desarrolló alrededor de Sevilla, que exportaban preferentemente productos de alimentación. También se convirtió en un puerto de comercio de esclavos y de oro sudanés.

Se estableció una red que atravesaba la Meseta y que basculaba entorno a algunas ferias, como la de Medina del Campo, donde se encontraba el mercado de pieles más importante de Castilla.

El fracaso de la industria textil.

La industria textil no pudo ni tan siquiera abastecer el mercado interior.

LA ESTRUCTURA SOCIAL

EL TRIUNFO DE LA SEÑORIALIZACIÓN

El fenómeno de señorialización tuvo especial importancia en Castilla y con él los reducidos linajes de la alta nobleza reafirmaron su posición hegemónica. Esta nobleza entró a saco en las tierras de realengo y acabó apoderándose de los puntos estratégicos de circulación de numerario.

La alta nobleza logró de la monarquía el establecimiento del mayorazgo, forma de propiedad vinculada que permite al titular disponer de la renta.

LAS SUBLEBACIONES CAMPESINAS

Grandes masas de campesinos fueron explotados duramente y tuvo lugar en Galicia una sublevación generalizada en una amplia zona: el movimiento irmandiño.

Al principio se trató de una sublevación de la pequeña nobleza y la burguesía contra los grandes señores. A esta se añadieron los campesinos y obligaron a huir a los nobles hacia Castilla.

La pequeña nobleza, asustada por el radicalismo campesino, ayudó a los grandes señores a imponer de nuevo su autoridad.

LA ESTRUCTURA JURÍDICO-POLÍTICA

DEFINICIÓN DE MONARQUÍA AUTORITARIA

El monarca era la cabeza del cuerpo social que formaba el Estado, era señor de súbditos, no de vasallos. Esta personalidad de monarca absoluto fue reconocida en el Ordenamiento de Alcalá. El éxito o fracaso de los monarcas dependió de la personalidad del propio rey.

LA REORGANIZACIÓN DEL PODER

La monarquía consiguió:

  • Un importante avance hacia una uniformidad legislativa y la recuperación de la supremacía del poder judicial y establecer un Código de leyes único.

  • Una compleja centralización administrativa, cuyos elementos básicos eran el Consejo Real, Cancillería; el perfeccionamiento de la Hacienda... Para sufragar estos gastos la monarquía creó nuevos impuestos. La contabilidad de esta hacienda estatal obligó a crear nuevos funcionarios e incluso un organismo, la Casa de Cuentas.

  • Los inicios de un cuerpo armado de carácter permanente, costoso de mantener por el encarecimiento del nuevo armamento.

  • La monarquía acabó imponiéndose sobre los municipios urbanos a través del regidor, las Cortes tuvieron un carácter representativo.

  • LA LUCHA POR EL PODER POLÍTICO Y EL TRIUNFO DE LA MONARQUÍA AUTORITARIA

    Primera etapa. Enfrentamiento entre la nobleza y la tendencia autoritaria de la monarquía, que acabó imponiéndose.

    Segunda etapa. Coincidió con la crisis económica de Pedro I, que depuró violentamente a parte de la vieja nobleza, la alta nobleza castellana dirigió un enfrentamiento frontal con el monarca, elevando al trono a su hermanastro Enrique de Trastámara, que se vio obligado a conceder grandes señoríos a la nobleza que le había aupado al trono. Enrique III pareció restablecer el papel de la monarquía, al convertir el Consejo Real en órgano de la administración centra.

    Tercera etapa. La monarquía autoritaria consiguió vencer momentáneamente a la nobleza, pero ésta, a través de un complot palaciego-cortesano, acabó eliminándolo e imponiendo una nueva etapa de señorialización. Enrique IV, consiguió en un primer momento restablecer el dominio monárquico con el apoyo de la pequeña nobleza, pero cuando la alta nobleza se sintió amenazada y se le opuso, Castilla vivió una de sus peores etapas de turbulencias. El matrimonio de Isabel con Fernando de Aragón y su fuerte personalidad autoritaria llevó a la nobleza a una inversión de alianzas apoyando de nuevo a Enrique. Los Reyes Católicos establecían definitivamente una sólida monarquía autoritaria.

    Vídeos relacionados