Crimen y castigo; Fedor Dostoievski

Literatura universal contemporánea del siglo XIX. Novela realista rusa. Narrativa psicológica

  • Enviado por: Mbj
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


1) INTRODUCCIÓN BREVE

La literatura realista se define particularmente como la ficción producida en Europa y en Estados Unidos desde 1840 hasta la década de 1890, cuando el realismo fue desbancado por el naturalismo. Esta modalidad de realismo comenzó en Francia con las novelas de Gustave Flaubert así como con los relatos cortos de Guy de Maupassant, en los que reaccionan contra el lirismo y la idealización románticas. En Rusia, estuvo representado en las obras de teatro y en los relatos cortos de Antón Chéjov. La novelista George Eliot introdujo en la ficción inglesa el realismo; como declaró en Adam Bede (1859), su propósito era “dar una fiel representación de las cosas vulgares”. Destacados literatos españoles realistas fueron Emilia Pardo Bazán, Benito Pérez Galdós y Leopoldo Alas, y en Hispanoamérica Federico Gamboa, Cambacérès y el uruguayo Eduardo Acevedo (véase Realismo mágico). Mark Twain y William Dean Howells fueron los pioneros del realismo en Estados Unidos. Uno de los más grandes autores, el estadounidense Henry James, extrajo mucha más inspiración de sus mentores Eliot y Howell. La preocupación de James por las motivaciones de los personajes y de sus comportamientos le condujeron al desarrollo de un subgénero: la novela psicológica. En general, el trabajo de estos escritores ilustra la esencia del realismo, según la cual los autores no deben seleccionar hechos de acuerdo con unas ideas estéticas o éticas preconcebidas, sino que sus ideas deben estar basadas en observaciones imparciales y objetivas. Preocupados por la representación real de la vida, sin ocuparse por la forma, los realistas intentaron restar importancia a la argumentación en favor de la representación de los caracteres referidos a la clase media y a sus preocupaciones y asuntos más palpitantes.

  • CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA NOVELA REALISTA

  • El Realismo es el movimiento literario que domina la segunda mitad del siglo XlX en Europa; su manifestación más características será la novela.

    A diferencia del romántico que proyectaba su visión subjetiva o idealista del mundo, el escritor realista observa lo que le rodea con fidelidad de notario, para tratar de plasmarlo en sus obras de la manera más fiel y exacta posible.

    Sin embargo en el extraordinario auge de la novela realista concurren factores de muy diversa índole que conviene resaltar.

    • Político-sociales: El realismo coincide con el ascenso social de la burguesía, cuyo sentido práctico y afán de precisión se verán reflejados el género narrativo.

    • Editoriales: Se agiliza el proceso de la edición de libros, merced a avances técnicos como la fabricación de papel a máquina o el invento de la linotipia, que multiplica por cinco la velocidad de impresión.

    Consecuencia de ello es el considerable aumento del público lector, sobretodo entre los sectores populares de las ciudades que gustarán, asimismo, de verse reflejados en las novelas.

    Técnica narrativa

    • El relato aparece contado a menudo por un narrador omnisciente, que conoce con detalle el presente y el pasado y es capaz incluso de anticipar el futuro de los personajes. Saca a la luz los pensamientos más íntimos de sus criaturas y no duda en dirigirse al lector para comentar sus comportamientos.

    • Se emplea con frecuencia el estilo indirecto libre, mediante el cual se reproducen los pensamientos o sensaciones de los personajes dentro del discurso del narrador, evitando los verbos de lengua (dijo, pensó, sintió) y los enlaces subordinantes (que). De esta manera el lector puede asomarse al interior del protagonista novelesco y seguir el curso de sus reflexiones. Clarín es maestro de este recurso en La Regenta.

    • Como consecuencia de lo anterior se produce una profundización en el carácter de los personajes, que alcanza la categoría de verdadero estudio psicológico en las novelas de Dostoievski, Stendhal o, en España, La Regenta, de Clarín y La de Bringas, de Galdós.

    • El escritor refleja también con detalle el ambiente en el que se desarrolla la acción. Abundan las minuciosas descripciones de calles, pueblos, costumbres, casas, habitaciones o incluso el vestuario y aspecto físico de los personajes.

    Temas

    • El amor es un componente fundamental, aunque a menudo aparece en el marco de una relación problemática. Surgen de este modo el tema de los problemas conyugales y el del adulterio, presente en las más famosas novelas realistas.

    • La religión aparece de forma constante en la novela a partir de 1868, a través de la oposición clericalismo/anticlericalismo. Frente a los sacerdotes que asesoran y protegen a los protagonistas, aparecen clérigos sometidos a la invencible tentación del amor humano.

    • La política constituye tema importante en las novelas de tesis. Se manifiesta a través de la crítica al liberalismo, al caciquismo, al sufragio universal, a la ideología conservadora o a la precariedad de los funcionarios.

    • La ciudad y el campo enfrentados, como representación de las mejores virtudes y los peores vicios.

    • La realidad regional: por lo general cado novelista explora las peculiaridades de su región, al situar allí la acción novelesca.

    3) Dostoievski, Fiódor Mijáilovich

    (1821-1881), novelista realista ruso, uno de los más importantes de la literatura universal, que escudriñó hasta el fondo de la mente y el corazón humanos, y cuya obra narrativa ejerció una profunda influencia en todos los ámbitos de la cultura moderna.

    Nació en Moscú el 11 de noviembre de 1821. Su infancia fue bastante triste y, cuando contaba sólo diecisiete años, su padre, que era un médico retirado del Ejército, le envió a la Academia Militar de San Petersburgo. Pero los estudios técnicos le aburrían y, al graduarse, decidió dedicarse a la literatura.

    Primeras obras

    Su primera novela, Pobres gentes (1846), la desgraciada historia de amor de un humilde funcionario estatal, recibió buenas críticas por considerar a los pobres, víctimas de sus terribles circunstancias. El libro era bastante novedoso, pues añadía la dimensión psicológica a la puramente narrativa, en su análisis de los conflictos del protagonista, observándolos desde su propio interior. En su siguiente novela, El doble (1846), y en otros trece esbozos y cuentos que escribió durante los siguientes tres años, el autor ruso continuó explorando las humillaciones y el consecuente comportamiento de los desheredados.

    En 1849, su carrera literaria quedó fatalmente interrumpida. Se había unido a un grupo de jóvenes intelectuales que leían y debatían las teorías de escritores socialistas franceses, por aquel entonces prohibidos en la Rusia zarista de Nicolás I. En sus reuniones secretas se infiltró un informador de la policía, y todo el grupo fue detenido y enviado a la prisión. En diciembre de 1849 se les condujo a un lugar en que debían ser fusilados pero, en el último momento, se les conmutó la pena máxima por otra de exilio. Dostoievski fue sentenciado a cuatro años de trabajos forzosos en Siberia y a servir a su país, posteriormente, como soldado raso. Las tensiones de ese periodo se materializaron en una epilepsia, que sufriría durante el resto de su vida.

    Prisión y exilio

    En Memorias de la casa de los muertos (1861-1862), publicada en Vremia (Tiempo), la revista que él mismo fundó en 1861, Dostoievski describió con todo detalle el sadismo, las condiciones infrahumanas y la falta total de privacidad entre los presos, resultado de su experiencia, puesto que en la cárcel le habían tratado a él, “un caballero”, con desprecio.

    Durante este tiempo también experimentó un cambio espiritual y psicológico. Sus lecturas, limitadas a la Biblia, le empujaron a rechazar el ateísmo socialista, de inspiración occidental, que había practicado en su juventud. Las enseñanzas de Jesucristo se convirtieron en la suprema confirmación de las ideas éticas y de la posibilidad de la salvación a través del sufrimiento. La brutalidad que observaba entre los más crueles delincuentes, salpicada a la vez por gestos de generosidad y por sentimientos nobles, le ayudaron a profundizar en su conocimiento de la complejidad del espíritu humano. Liberado en 1854, se le envió a una guarnición militar en Mongolia, donde transcurrió los siguientes cinco años hasta que recibió permiso para regresar a San Petersburgo, en compañía de una viuda aquejada de tuberculosis, con la que se casó y no fue feliz.

    Los años intermedios

    Al regresar a San Petersburgo, Dostoievski retomó su carrera literaria, lanzando una publicación mensual en colaboración con su hermano Mijail, llamada Vremia (Tiempo). En ella publicó, por capítulos, Memorias de la casa de los muertos y Humillados y ofendidos (1861). En esta melodramática historia, muy apreciada por los lectores debido a su compasivo tratamiento de los desheredados, el autor ruso presenta por primera vez el tema de la redención y del logro de la felicidad a través del sufrimiento. Su primer viaje al extranjero, un deseo que había acariciado desde mucho tiempo atrás, quedó reflejado en Notas de invierno sobre impresiones de verano (1863), ensayo en el cual describe la mecánica monotonía de la cultura de la Europa occidental. Cuando la revista se clausuró, por un artículo supuestamente subversivo, los dos hermanos se embarcaron, en 1864, en el proyecto de Época, (Epoja) otra revista de corta vida. En ella se publicó el comienzo de la única novela filosófica de Dostoievski, Memorias del subsuelo (1864). Esta obra, considerada como el prólogo a las obras mayores de su autor, es un autoflagelante monólogo en el que el narrador, un rebelde contrario al materialismo y al conformismo imperantes en la sociedad, constituye el primero de los antihéroes enajenados de toda la historia de la literatura moderna.

    Tras la larga enfermedad y muerte de su mujer en 1864, y la de su hermano, cuyas deudas financieras se vio obligado a pagar, quedó prácticamente en la ruina. A cambio de un préstamo, se comprometió con un poco escrupuloso editor a cederle todos los derechos de sus obras si no le entregaba una novela completa en el plazo de un año. Dos meses antes de cumplirse ese plazo, le presentó El jugador (1866), basada en su propia pasión por la ruleta. Para transcribir esta novela había contratado los servicios de una mecanógrafa, Anna Snitkina, con la que se casaría poco después, y con la que alcanzaría felicidad y satisfacción.

    Las últimas grandes novelas

    Dostoievski se pasó los siguientes años fuera del país, para escapar de los acreedores. Fueron años de pobreza, pero de gran creatividad. Durante este periodo, consiguió finalizar Crimen y castigo (1866), que había comenzado antes que El jugador, y Los endemoniados (1871-1872). Cuando regresó a Rusia, en 1873, había obtenido ya el reconocimiento internacional. Su última novela, Los hermanos Karamazov (1879-1880), la completó poco antes de su muerte, acaecida el 9 de febrero de 1881 en San Petersburgo.

    Sobre estas cuatro últimas novelas, en las que Dostoievski traslada a sus narraciones los problemas morales y políticos que le preocupan, descansa el reconocimiento universal. En el interior de argumentos ingeniosamente construidos para mantener el interés del lector hasta el final, el autor crea unos personajes heroicos, de carácter dinámico y autónomo, y los coloca en situaciones extremas. Cada novela se centra en la exploración de sus conflictivas vidas, de sus motivaciones y de la justificación filosófica de sus existencias. De cada una de ellas, el autor llevó un cuaderno de notas. Todos ellos fueron traducidos a comienzos de este siglo, y constituyeron una impagable revelación de sus métodos creativos.

    En Crimen y castigo, probablemente su mejor novela, un estudiante pobre, Raskolnikov, asesina y roba a una vieja avara a la que considera un parásito, con el fin de destruir esa vida que le parece miserable y salvar la de sus familiares, sumidos en la indigencia. Atormentado por su culpa y su aislamiento, termina por confesar y por redimirse espiritualmente. El tema principal de esta novela es un análisis sobre si un ser, que se ve como un individuo extraordinario, tiene derecho a quebrantar el orden moral. En cambio, el protagonista de otra de sus novelas, El idiota, es un personaje mesiánico, concebido por el autor como el paradigma del hombre bueno. El príncipe Mishkin irradia sinceridad, compasión y humildad, y se convierte en un defensor público de estas virtudes, pero es derrotado por sus propios odios y deseos. Los endemoniados es una novela sobre un grupo de conspiradores revolucionarios que usan tácticas terroristas para conquistar sus metas. El protagonista, Stavrogin, es un personaje demoníaco y autodestructivo, con una ilimitada inclinación hacia la crueldad. Los hermanos Karamazov, considerada como una de las grandes obras maestras de la literatura universal, constituye la expresión artística más poderosa de la habilidad de Dostoievski para traducir a palabras sus análisis psicológicos y sus puntos de vista filosóficos. Su argumento, el de una historia de misterio sobre un asesinato, se adentra en el terreno del parricidio y de las tensiones familiares. La profunda significación intelectual y espiritual de esta extensa novela se va revelando a través del enfrentamiento entre los tres hermanos, el intelectual escéptico, Iván, el pasional hombre de acción, Dimitri y el bondadoso novicio en un monasterio, Aliocha. Los tres protagonistas, símbolos metafísicos del cuerpo, la mente y el espíritu, que habitan en el hombre contemporáneo, llevan a cabo un prolongado y apasionado debate sobre los temas que preocupaban al autor desde su juventud: la expiación de los pecados a través del sufrimiento, la necesidad de una fuerza moral en este universo racional, la lucha entre el bien y el mal, el valor supremo de la libertad y del individuo. Y la más importantes de todas las preguntas, y de la que sólo se han dado respuestas parciales: cómo debe vivir un ser humano y para quién tiene que hacerlo.

    La creación simbólica de mundos en los que héroes traspasados por el carácter trágico de la vida buscan la verdad y la autorrealización conforma la característica más destacada de las últimas obras de Dostoievski, que las convierte en obras universales e intemporales. A través de ellas, el escritor ruso se anticipó a la moderna psicología, al explorar los motivos ocultos y llegar a comprender de un modo intuitivo el funcionamiento del inconsciente, que se manifiesta claramente en las conductas irracionales, el sufrimiento psíquico, los sueños y los momentos de desequilibrio mental de sus personajes. Preparó, asimismo, el camino para las aproximaciones psicológicas llevadas a cabo por la literatura del siglo XX y por los escritores del surrealismo y el existencialismo. La gran aportación de Dostoievski a la literatura universal consistió en dar un nuevo enfoque a la novela según el cual el narrador ya no está fuera de la obra relatando acontecimientos más o menos ajenos a él, sino que su presencia se manifiesta con voz propia, como si de otro personaje se tratara. Ejemplos significativos de la adopción de este modo de narrar se pueden observar en André Gide, Thomas Mann, Miguel de Unamuno, Jean Paul Sartre o en el argentino Roberto Arlt, que en los círculos literarios de los años treinta era conocido como el “pequeño Dostoievski”.

    La obra de Fiódor Dostoievski fue traducida al español por Rafael Cansinos Assens.

    Crimen y Castigo.

    Primera parte.

  • Resumen.

  • En esta primera parte, se empieza a desvelar la trama del libro, empezamos a conocer la extraña personalidad del protagonista y sus intenciones. La difícil vida que lleva el estudiante, marcada por la pobreza, va haciendo de Raskolnikov un hombre solitario, introvertido, antisociable, extravagante y confundido.

    Describe los últimos preparativos del asesinato. Lleno de confusión y temor visita a la que será su futura víctima para asegurarse que las medidas tomadas sean las correctas.

    Entre los pensamientos del protagonista surgen situaciones y personajes que refuerzan las intenciones del mismo. En esta primera parte se dan a conocer los personajes de Marmelándov y su situación; a su madre y hermana y todo el entramado montado alrededor de sus vidas.

    Raskolnikov acabará asesinando a la vieja usurera y escapando “felizmente”, sin ser visto. Pero el asesinato no saldrá según lo previsto, los nervios junto con el miedo harán perder la cabeza al protagonista cometiendo grandes fallos: no cerrar la puerta; tardar demasiado, por lo que acaba matando a la hermana de la usurera y no robar las grandes cantidades de dinero como tenía pensado.

  • Capitulo I.

  • En éste capítulo se nos presentan a Raskolnikov y a la usurera. Así que pronto es de intuir cuales son las intenciones del protagonista. Gracias a las descripciones de su pobreza y su extraña conducta, sumado a las confesiones hechas por su mente, adivinamos que pretende robar a la vieja y no piensa dejar testigos. En seguida se nos muestra que está un poco desesperado, y hace que se le vea con cierta compasión, e incluso se puede llegar a darle la razón en querer robar a la usurera, que se muestra como una usurera, estafadora y embustera.

    Dostoyevsky es capaz de aunar su forma de ser con la nuestra, de forma que nos hace cómplices de Raskolnikov.

  • Capitulo II.

  • En éste capitulo aparece Marmelándov contando su desastrosa y penosa vida. Narra como conoció a Catalina Ivanovna y como su vicio por el alcohol llevó a esa familia a la ruina de tal forma que una de sus hijas, Sonia, se vería forzada a admitir el carné amarillo para poder mantenerse así misma y a su familia. Sonia, que para ganar dinero para su familia, se meterá por un día a prostituta. Será uno de los personajes principales de la novela.

    La casa en la que vive Marmelándov es típica de los barrios marginales descritos por Dostoyevsky. Una pensión oscura, sucia, pequeña, destartalada, miserable, desordenada, pobre... En resumen, una pensión caracterizada por su pobreza e in habitabilidad. Todos los muebles, escasos y destrozados, son el vivo reflejo de los ánimos de la familia.

    Tanta es la pobreza de ésta familia que Raskolnikov decide dejarles unos cuantos copecs, no le quedaba mucho más. Con éste acto vemos dos cosas de Raskolnikov, es muy impulsivo y sentimental. Esto nos hace ver que, a pesar de ser capaz de matar (aun no sabemos si lo hará o no), su personalidad es de una gran sensibilidad. Lo que nos hace entender que lo que va a cometer lo va hacer, ni mucho menos convencido y por una necesidad muy grande; e incluso podemos llegar a adivinar que se arrepentirá de sus actos.

    Digamos que éste capítulo nos muestra la parte sentimental e ideológica del protagonista y su compasión inmediata por Sonia (aquí comienza a enamorarse de ella).

  • Capítulo III.

  • En éste capítulo Raskolnikov (y el lector), conocerá la dura situación vivida por su queridísima hermana.

    Dunia (hermana de Raskolnikov) trabaja como criada en la casa de una familia poderosa. Todo iba bien hasta que, el propietario de la casa (casado), se enamora de ella y le pide de rodillas que se escape con ella, escena que ve Marfa Petrovna (mujer del enamorado, Svidrigailov) y equivoca creyendo culpable a Dunia, por lo que es despedida y desvergonzada por todo el pueblo, el cual cree en lo dicho y da la espalda a la familia de la muchacha. En resumen, el rico hace galas de su poder que, a pesar de fallarle, le vale para que la mal parada resulte ser la que menos culpa tiene, y el pueblo entero cree en lo dicho, sin haber visto ni escuchado. Todos verán después que no tenían razón.

    En la carta aparecen nuevos personajes que más adelante volveremos a encontrarnos. Por ahora no sabemos gran cosa de ellos, pero es lo suficientemente significativo como para hacernos una idea de su forma de ser. Por ejemplo, a Svidrigailov lo veremos como un hombre hipócrita, obseso, esclavizador, cobarde... En pocas palabras, un ser despreciable. Mientras que Luchín (el prometido de Dunia) se muestra como un neocapitalista, con muchas pretensiones pero todo se va quedando en papel mojado. Se le ve casi como el salvador de la familia, aunque se empieza a adivinar sus aires de grandeza dictatorial, sus visiones de poderoso empresario que no solo dirige un negocio sino una familia entera.

    Esta noticia turbará totalmente al protagonista, que decidirá inmediatamente que su hermana no se casará con dicho personaje. El enojo producido por la carta se trasformará en más razones justificadas para acabar con la usurera y robarle todo.

  • Capitulo IV.

  • En este capítulo vemos la sociedad rota de aquellos tiempos. La depravación de un individuo capaz de emborrachar a una jovencita para violarla sin problemas.

    Raskolnikov se muestra protector para con la muchacha, atacando al culpable de su borrachera, pero de repente cambiará de opinión y decidirá que no es de su incumbencia. Aquí empieza a mostrarnos Raskolnikov su lucha mental, entre su bondad y sentimentalismo, y su introversión y obsesión. Empieza a mostrar su "locura", que no es otra cosa que la confusión entre su parte racional y la emocional.

    Se muestra una sociedad dividida, rota por la pobreza. Destruida por el dinero, esta sociedad es la nueva sociedad capitalista. Los pobres son extremadamente pobres y los ricos no hacen nada para ayudarles, entre otras cosas porque son ricos gracias a esa mayoría pobre.

  • Capitulo V.

  • El sueño sobre la yegua apaleada es uno de los episodios más estremecedores escritos por Dostoyevsky. Posiblemente el autor lo ponga ahí para que veamos hasta que punto le atormenta el hecho de pensar en ese asesinato. Todavía no lo ha cometido, pero ya se está arrepintiendo. Se increpa así mismo, se pregunta si será capaz de un acto tan deshumanizado. Volvemos a ver el contraste entre la parte sensible y la racional de la personalidad de Raskolnikov.

    En el sueño (parte sentimental), defiende cuanto puede al caballo, se enfrenta incluso al dueño. El odio que acumula hacia el dueño del caballo es visible; le encantaría que sucediese al revés, fuese el dueño el apaleado.

    Sin embargo cuando despierta (parte racional) empiezan las dudas sobre su capacidad teórica de ser un hombre grande, ser capaz de asesinar. Esto también puede ser visto como que la parte sentimental tiene en estos momentos más fuerza en la mente del protagonista que la parte racional.

    Este capítulo refuerza la idea de que Raskolnikov es un luchador sentimental, un verdadero revolucionario, una persona muy apenada por la desigualdad social y la degradación de los pobres. Tan fuerte es su odio a los causantes de este desastre que le encantaría acabar con ellos. A mi entender es por lo que asesina a la usurera, reflejo del empresario capitalista sin escrúpulos que le saca a sus trabajadores todo lo que puede pagándoles lo menos posible. La usurera compra objetos a los pobres por cantidades ridículas dejando al miserable peor de lo que estaba.

    Apartándonos de la novela, este “cuento” es un verdadero grito contra la crueldad humana, contra la injusticia y la impasibilidad social ante hechos tan detestables.

    En esta parte, Dostoyevsky, muestra su fuerte intensidad narrativa creando en el lector el mismo sentimiento que produce en Raskolnikov. Iguala de tal forma nuestros sentimientos, que entendemos perfectamente las posteriores causas e intenciones del protagonista. Esa identificación nos hace casi cómplices del asesinato. Dostoyevsky nos prepara ya para el terrible asesinato, que nosotros veremos como un acto casi justificado por parte de Raskolnikov, y participaremos de su sufrimiento y dudas.

  • Capitulo VI.

  • En éste capítulo Raskolnikov recuerda la conversación entre un estudiante y un oficial en el que oyó hablar de la usurera.

    Gracias a este capítulo completamos el retrato de la usurera y de su hermana Isabel. Mujeres que despiertan en el lector sentimientos contrapuestos. La usurera la acabamos de definir como una explotadora. Capaz de sacarle dinero hasta su propia hermana, decidimos que es un ser que merece ser castigado por su comportamiento parasitario, por aprovecharse del más débil y por ayudar a los pobres en su incremento de frustración y desesperación.

    Sin embargo su hermana se muestra como víctima directa de los abusos cometidos por su hermana. Isabel será la que nos haga ver hasta que punto llega la ruindad de la usurera igualando nuestro odio con el del protagonista. Isabel suscita en nosotros una dulce compasión una rápida revolución por sus intereses. Isabel será la que pague los platos rotos por su hermana. Digamos que será el muerto civil dentro de una guerra entre dos bandos que ella no conocía.

    Las ideas del estudiante corresponden a las de un “nihilista” de la época. Su concepción de la vida no concuerda con la ideología de la mayoría de la sociedad en que vive. Su concepción del bien y el mal no se rige por la dictada por la iglesia, sino por la de su propia ética y moral. Por esto choca su forma de ser con la de los que le rodean. El estudiante entiende que no es malo acabar con una persona si con ello se pueden salvar varias vidas. En este sentido el estudiante muestra el bien que se haría cometiendo un mal mínimo. Para el es inmoral matar a otra persona sin una causa muy clara y justa.

    El autor parece apoyar la ideología del estudiante, aunque solo en la teoría ya que en la práctica no se ve capaz de ser el juez de una vida. Pero gracias al estudiante Raskolnikov encuentra nuevas fuerzas para realizar el asesinato, aunque parece estar atónito después de lo escuchado, aunque yo creo que se debe a que se da cuenta de que no es el único capaz de pensar así. Raskolnikov se muestra más incapacitado mentalmente que el estudiante. Para el protagonista es cierto que el asesinato es una causa justa, pero su parte sentimental se lo “impide”, por no encontrarse seguro de lo que va a hacer.

  • Capitulo VI.

  • Sigue Raskolnikov con los preparativos del crimen. Su estado enfermizo, muestra la inseguridad de sus pensamientos. La confusión interna entre lo que desea hacer, y lo que cree que es capaz de hacer, le sume en un estado casi vegetativo. El cansancio mental se hace visible los días antes del crimen, dejando entre ver al lector la crisis mental en que cae Raskolnikov. Ya vemos el auto castigo mental a que se somete el protagonista por no ser capaz de cometer el acto sin verse influido por su parte sentimental inculcada y metida a presión.

    Se acusa por no ser capaz de cometer el asesinato perfecto. Se sorprende de no haber sido capaz de vencer al sueño y prepararse para probar y pensar en lo mejor para el asesinato. Después se centrará y preparará todo minuciosamente sin faltarle el más mínimo detalle.

    Moralmente estaba convencido de que lo que iba a realizar era bueno y sin embargo, se aferraba a cualquier imprevisto para evitar el hecho. Su duda no es moral, simplemente tiene miedo de que le cojan, de que sus fallos lleven a la policía hacia él.

    Dostoyevsky se aprovecha de éste pánico para crear en el lector un fuerte interés por los cuidados tomados por Raskolnikov. Nuestra complicidad con el protagonista nos hace pensar, en los momentos de debilidad que muestra este, que nosotros actuaríamos igual. De esto se aprovecha el autor para captar nuestra atención y guiarla a su gusto por las divagaciones de Raskolnikov introduciéndonos en sus mismos sentimientos enfrentados.

    Dostoyevsky va acumulando las coincidencias que facilitan el plan de Raskolnikov. Pero tales condiciones son vistas por el protagonista como una ayuda de la suerte, condiciones que le dan nuevas fuerzas para seguir con el plan.

  • Capítulo VII.

  • En este capitulo asistimos a la ejecución del asesinato. El capitulo principal, el nudo de la novela. Por eso estudiaremos varios aspectos.

    El interés narrativo. Dividiremos el relato en nudo y desenlace. Ambos tienen cosas en común: como un constante incremento de tensión; la inseguridad de Raskolnikov sumada al nerviosismo y al temor de fallar; y los factores exteriores que aumentan la crisis del protagonista.

    El autor consigue en este tramo el clímax más alto de la novela. La fuerza de atracción lo consigue a través de una inmensa tensión. En cada momento surgen sensaciones diferentes provocados por distintas dificultades que engancha al lector embotando sus sentimientos, haciendo así que sea incapaz de reaccionar y razonar. El lector vive con la misma intensidad que el protagonista los hechos que van sucediendo.

    La descripción casi visual de los ambiente, de aspecto ruin y terrorífico, y de los actos cometidos por el protagonista, hacen vivir al lector dicha situación. El lector ve claramente el habiente tétrico, y la dureza y espantosa realidad y crueldad de los actos. Gracias a esa descripción exacta el lector no pierde el tiempo en imaginar, sino que ve directamente el cuadro, dándole una mayor velocidad a la lectura y evitando así que al lector le de tiempo a pensar, sumiéndole directamente en sensaciones de inseguridad y temor.

    Finalmente Dostoyevsky consigue con su habilidad dar cuenta de estados de ánimo que se sitúan al borde de lo delirante. Raskolnikov se muestra excitado, turbado, enajenado, calculador, frío... Esta unión de estados de ánimo nos ayuda ver la gran dificultad de razonamiento a la que lleva el personaje. Esa crisis inicial que mostraba desde el principio se acaba de desarrollar durante se consume el asesinato. La lucha mental entre su parte racional y la emocional adquiere su mayor descontrol en éste capítulo. La parte emocional le crea ese nerviosismo incontrolable y esa increíble excitación, mientras que la parte racional introduce esos momentos de frialdad y de temor a que salga algo mal.

    Segunda Parte.

  • Resumen de la segunda parte.

  • Después del asesinato Raskolnikov cae enfermo. Esconde lo robado bajo una piedra lejos de su casa y se olvidará de ello. En su convalecencia es asistido por su amigo Rasumijín, que será quién cuide de Raskolnikov hasta el final.

    Durante dicha convalecencia conoce a nuevos personajes y vive nuevas situaciones que le irán encauzando hacia el desenlace. Su extraña visita a la comisaría de policía debido a una letra impagada; su presencia en el lugar del crimen días después de lo ocurrido mostrando una rara conducta, la visita de su madre y hermana... Irán haciendo mella en la personalidad del protagonista.

  • Capitulo I.

  • Raskolnikov duda sobre su razón: extraña mezcla de lucidez y de desvarío, traspasa los límites de lo normal. Más tarde en la comisaría, el protagonista oscila entre disimular y confesar, mostrando alternativas de desánimo, de desesperación, de alegría, de orgullo...

    Nada más despertarse y acordarse de lo sucedido creyó enloquecer, pero acto seguido su preocupación le llevó a la lucidez, se asombra de no haber escondido las cosas. Después de recogerlo todo cae delirante durante cinco minutos, pero se recobra otra vez gracias a la preocupación, ya que no había escondido todo. En la comisaría no sabía si confesar o callar, y esa lucha se trasformará en fiebre y delirio.

  • Capitulo II.

  • Raskolnikov esconde los objetos robados, pero se da cuenta que el móvil del asesinato no ha sido el robo, ya que ni siquiera a mirado los objetos robados. La verdad es que ni el sabía con que motivo había cometido el crimen, pero estaba casi seguro que no era para robar.

    Esa crisis mental de la que ya hemos hablado ataca duramente a Raskolnikov haciendo que se comporte de forma extraña. Visita a Rasumijín para pedirle ayuda, pero una vez allí se da la vuelta y regresa, dejando a Rasumijín muy extrañado y enfadado. Esto demuestra que una parte de él quiere hacer una cosa y la otra parte otra totalmente distinta. Esta dualidad se ve también cuando llega a su habitación y mezcla el delirio con la realidad, mezclando personajes reales con actos imaginarios, actos amenazantes, violentos.

  • Capitulo III.

  • Rasumijín cuidará a partir de ahora de Raskolnikov. Su carácter despreocupado y servicial, lleno de fuerza y vigor, contrasta con el carácter enfermo de su amigo. Frente a la angustia y miedo del protagonista está la seguridad y tranquilidad de su amigo, que muestra un carácter activo, feliz, servicial y satisfecho.

    Rasumijín resulta ser un gran comunicador en oposición a su colega, que se limita a escuchar, eso sí, atentamente. Raskolnikov se aterroriza al rebelarle su amigo que había hablado en sueños, su inmediata preocupación se verá apagada por la información recibida.

  • Capitulo IV.

  • La parte inicial de la conversación entre Rasumijín y el médico, Zosimof, es “innecesaria”, pero contribuye a definir a los personajes secundarios. Zosimof se muestra un tanto arrogante aunque servicial, y Rasumijín se define más como una persona muy impulsiva e irritable, a pesar de sus cualidades ya referidas.

    Por lo demás, la charla desemboca, como casualmente, en el tema del crimen. De aquí nos interesan varias cosas:

    Los elementos que aparecen de novela policíaca. Al reconstruir, deductivamente, el crimen, Rasumijín se muestra como un Sherlock Holmes, un autentico detective capaz de resolver a través de escasas pruebas, ciertos enigmas del caso (hay que tener en cuenta que Rasumijín estudiaba esto).

    Los sentimientos que surgen en Raskolnikov mientras escucha la conversación y comprueba como su colega va acertando en todo. El protagonista se quedará pálido, ansioso, como si volviese del tormento, alucinado por la exactitud de la reconstrucción de su amigo, mientras observa el dibujo floral del papel de la pared.

  • Capitulo V.

  • En éste capítulo aparece Luchín. Caracterizado por sus aires de importancia, su altivez, su intento de imitación de un hombre de finanzas poderoso, hipócrita, falso... Vestido como tal, en plan de persona importante y comportándose de forma falsa como tal. Pero Raskolnikov pronto descubre su falsedad y pone al descubierto la inconsecuencia del personaje con sus ideas. Gracias al enfado que provoca Luchín en Raskolnikov hace que éste último increpe al primero haciéndole mostrar su verdadera personalidad de manda más, aprovechado y un grandísimo hipócrita falaz.

    Mientras tanto, Rasumijín sigue dando de lleno en sus deducciones con respecto al crimen.

  • Capítulo VI.

  • En éste capítulo, Raskolnikov, tras conseguir que le dejen sólo, sale a la calle y siente la necesidad de hablar con la gente. En realidad lo que quiere es liberase de la opresión que le está causando el secreto del asesinato, así que lo que busca es: o bien contárselo a alguien, o bien entablar una conversación para olvidarse de dicho asunto. Pero tiene más fuerza el deseo de confesar, lo que revela su incapacidad de soportar más el duro peso del remordimiento de conciencia. No es capaz de esconder más ese hecho y más aun que sabe que hay personas inocentes detenidas por ello.

    El episodio nos ofrece una galería de tipos humildes o marginales. Gente que se dedica a cantar por las calles para sacarse algo de dinero, prostitutas, soldados, borrachos, casas de citas, camareros explotados... Todo basado en la miseria, la pobreza, la marginación, la desesperación. La gente desempeña los trabajos más horribles para poder alimentarse.

    En un café, el protagonista entabla una conversación con Zamiatov, el policía. En esta conversación se unen la intención de confesión de Raskolnikov, con las ganas de dejar en ridículo al policía, con la incredulidad del mismo. Todo esto combinado se convierte en un peligroso juego en el que Raskolnikov sólo puede ganar, bien porque le crean en su confesión, bien porque se descargue mofándose del policía sin ninguna consecuencia negativa. Aparte pone a prueba su capacidad de soportar situaciones límite.

    Le sigue la historia de la suicida. Creo que la misión de esta historia es hacer ver a Raskolnikov que el suicidio es una tontería, un acto de cobardía, acto con el que además destrozamos a las personas queridas. En seguida Raskolnikov apartó la idea del suicidio, visto como un acto cobarde y destructor y decide acercarse a la comisaría y confesar (se agarra a la vida).

    En resumen, en éste capítulo Raskolnikov, bajo el delirio y la necesidad de paz, busca desesperadamente algo o alguien con el que pueda desahogar su tremenda opresión, causada por el terrible acto.

  • Capitulo VII.

  • Los acontecimientos se siguen acumulando. Cada vez aparecen más personajes que van introduciendo nuevos problemas. Nuevas historias que ponen a prueba al protagonista. Y estas historias que quedan abiertas, se van desarrollando de forma paralela a la historia del protagonista.

    Es el caso del accidente de Marmelandov, en el que Raskolnikov muestra su más sincera piedad y su desprendimiento. La muerte del viejo funcionario suscita en el protagonista una sensación de verdadera piedad y sufrimiento por la familia afectada.

    Dostoyevsky muestra un cuadro desolador de la dura vida que llevaban la mujer y sus hijas. Este cuadro es característico de la dimensión social descrita por el autor el cual quería mostrar la degradación a que lleva la miseria, convertida en alcoholismo, prostitución... Estos paisajes son una dura crítica a la sociedad de aquellos tiempos y a las clases altas que dominaban aquella sociedad, mostrando su apoyo y comprensión a la clase oprimida y mal tratada.

    En éste capítulo aparece Sonia. El autor la describe como una muchacha vergonzosa, vestida con ropa usada pero de forma vistosa, guapa y servicial. La sensación que nos produce es de compasión y afecto. Una muchacha desgraciada y guapa a la que no nos importaría ayudar en cualquier momento.

    Tercera Parte.

  • Resumen de la tercera parte.

  • En ésta parte empezamos a conocer los sentimientos de Rasumijín hacia Dunia. La larga conversación de familia centrado en el tema de la boda con Luchín será uno de los temas principales de esta parte, al igual que la visita de Raskolnikov al juez de instrucción, Porfirio; el encontronazo con un hombre que le llama asesino; y el encuentro con Svidrigaílov.

  • Capitulo I.

  • Este capítulo es interesante para acabar de definir el carácter de Rasumijín, al que vemos como una persona servicial, aplicado, competente, lleno de buenas intenciones, protector y un poco pelota.

    Los sentimiento de Rasumijín hacia Dunia introduce un nuevo elemento en la novela. Ese amor hace que el problema de Luchín sea también su causa, uniéndose con Raskolnikov contra dicho individuo y dando fuerza a ésta causa.

  • Capítulo II.

  • El médico Zosimov califica a Raskolnikov de “hipocondríaco”, es decir, le trata de nervioso alterado y de tristón, preocupado por su salud sin causa aparente. Rasumijín hablará con la madre del protagonista sobre éste, describiéndolo como un orgulloso, huraño, taciturno, y últimamente desconfiado e hipocondríaco. Se refiere a el como bueno y generoso, aunque el prefiere mostrarse rudo e irritable. Al final acaba creyendo que tiene dos naturalezas contrapuestas que dominan alternativamente.

  • Capítulo III.

  • En la conversación con su hermana Raskolnikov expresa en una frase lo que a el le pasa: “si llegas a cierto límite que no puedes traspasar, serás desgraciada, y si lo traspasas, también lo serás”. Esta frase resume todo el comportamiento extraño que muestra Raskolnikov tanto antes como después del asesinato. Él mismo reconoce que es desgraciado por haber sobre pasado los límites de su conciencia, pero que lo hizo porque antes también lo era. Con esto quizá quiera decirnos que no se arrepiente de sus actos.

  • Capítulo IV.

  • Fijémonos ahora en una frase de la madre de Dunia, en la que describe a sus dos hijos. Los trata de melancólicos, difíciles, coléricos, altivos, generosos...

    Lo cierto es que la madre conoce perfectamente a sus hijos, o por lo menos a Raskolnikov, ya que muestra sus características más destacables, dando en el clavo. Con Dunia también acierta, aunque en menor grado, pues Dunia no se muestra altiva y tampoco muy difícil; pero por lo demás, es una descripción exacta.

    En éste capítulo vuelve a aparecer Sonia, pero ésta vez sólo valdrá como reclamo para el siguiente capítulo, pues alguien desconocido la sigue. Este artificio es típico de las novelas entregadas por fascículos, en los que al final se le intenta dar cierta intriga para asegurarse que el lector compre la siguiente entrega.

  • Capítulo V.

  • Todo él es, desde el punto de las ideas, fundamental. El juez comenta un artículo de Raskolnikov donde este exponía sus teorías acerca del hombre “extraordinario”, del genio, y sus derechos a saltar por encima de las normas. Esta idea consiste en que los hombres pueden dividirse en “extraordinarios” y “ordinarios”, sosteniendo que los primeros tienen derecho a saltar por encima de las leyes y normas morales, si ello es preciso para realizar su misión; para él estos hombres están por encima del bien y del mal.. Esta ideología será el que le lleve a cometer el crimen, ya que querrá probar si él es un hombre “extraordinario” o no. Decidirá ser el hombre capaz de sacrificar una vida con el fin de salvar otras tantas.

    En fin, esta idea es la base de toda la novela.

    Hay que tener en cuenta también ésta frase: “ Los hombres verdaderamente grandes deben sentir, creo, una profunda tristeza en esta tierra”. Si unimos esta frase a la idea anterior, tenemos, a mi entender, las ideas de un revolucionario. Esa tremenda tristeza que deben de sentir los hombres verdaderamente grandes, es la que hace que estén por encima de las leyes y la moral al realizar un acto que ellos ven justificado debido a que es necesario para sus fines.

    En éste momento el se da cuenta de que es un hombre grande, no por haber cometido ese acto, sino por sentir esa profunda tristeza.

  • Capítulo VI.

  • En este capítulo aparece un personaje que parece saber quién fue el asesino de la usurera. El que no sepamos nada de él, ni siquiera las razones que le mueven a descubrirse ante Raskolnikov pero no denunciarle nos da muy malas sensaciones. Pensamos en una persona influyente, capaz de chantajear durante toda la vida al asesino, acentuando aun más su agonía. Este nuevo personaje nos crea un cierto recelo y nos hace retroceder al día del crimen, igual que a Raskolnikov, para intentar descubrir como lo supo, y enseguida nos acordamos que, el protagonista, dejó la puerta abierta. Esto suscita en nosotros la siguiente pregunta ¿es posible que presenciase el asesinato?. Sólo con la necesidad de responder a esta pregunta el autor consigue que el lector se vea obligado a seguir leyendo.

    En éste capítulo desaparecen las dudas de Raskolnikov y con ellas la intención de testificar. Está convencido de lo que ha hecho está mal, no por haber asesinado a una vieja, sino por no haber terminado lo que empezó, es decir, robar todo lo posible y repartirlo entre los menesterosos.

    En la nueva pesadilla podemos ver que la gran preocupación es que se le olvidó cerrar la puerta. Entonces todos nos acordamos del hombre que parece saberlo todo y adivinamos que Raskolnikov está furioso con sigo mismo por haber cometido ese tremendo y absurdo fallo.

  • Capitulo VII.

  • Este capítulo acaba con la inesperada aparición de otro personaje, Svidrigailov. Este hecho de ir enlazando acontecimientos de una parte a otra y de un capítulo a otro, o que aparezcan nuevos personajes en la finalización de los capítulos, o situaciones inesperadas que siguen en capítulos siguientes, obedecen al desarrollo típico de una novela “folletinesca”. Sus efectos son claros, mantienen la atención del lector de principio a fin, gracias a la tensión creada.

    Cuarta Parte.

  • Resumen de la cuarta parte.

  • Es una parte muy movida, y llena de sorpresas. La visita de Svidrigailov, haciendo ciertas propuestas y confesiones a Raskolnikov. La pelea verbal contra Luchín que acaba en tragedia para este último, y en unión de la familia rota por este cisma. La extraña despedida justo en medio de un gran momento de felicidad. La visita a Sonia cargada de amargura, amor y depresión. La visita a Porfirio, llena de violencia, agitación y sobre todo sorpresa.

  • Capítulo I.

  • En este capítulo aparece Svidrigailov en persona. Un personaje muy oscuro, del que sabemos poco, pero al que juzgamos duramente. Le tenemos como un obseso sexual, un poderoso capaz de cualquier cosa, incluso lo tratamos como a un asesino. Sin embargo, en este capítulo comprobamos que es un ser sincero, sentimental, muy listo y cuerdo e incluso parece pedir perdón por el daño hecho. Más adelante volveremos a cambiar de opinión.

  • Capítulo II.

  • La figura de Svidrigailov se va precisando por lo que de él dice Luchín. En esta ocasión se nos presenta a Svidrigailov como un vicioso y un depravado; un asesino condenado a Siberia; de gran crueldad con los criados. Aunque éstas acusaciones se van viendo desprestigiadas por las declaraciones de Dunia y del lo que ya sabemos del criticado, definiendo así, aun más, la personalidad de Luchín (ya le vemos como un verdadero embaucador y falaz).

  • Capítulo III.

  • En éste capítulo acabamos de entender que es el matrimonio para Luchín. Resulta ser una mera transacción mercantil, en la que él es el único propietario de Dunia, por lo tanto, él será el primero en todo y el más querido, por encima de la madre y su hermano. Le obedecerá siempre y se limitará sólo a eso. Pero al ser esto descubierto por Dunia, esta le da largas.

    Luchín abandonará pero no sin esperanzas de encontrar nuevas posibilidades basándose en la ridiculización de Raskolnikov, al que ve como máximo culpable. Pero sin embargo el lector queda en suspense al no poder adivinar cuales son sus intenciones.

  • Capítulo IV.

  • Es otro de los grandes capítulos de la novela.

    Aparece de nuevo el interés de Raskolnikov por las miserias humanas. En su visita a Sonia, Raskolnikov muestra su preocupación por la madrastra y los niños de esta, y por la situación en que estaban viviendo toda la familia.

    Las preguntas que hace Raskolnikov a Sonia son crueles debido, quizás, a que este intenta que la muchacha reaccione y sea capaz de ver la dura situación que están pasando, para que haga algo, para que piense en lo peor y lo que haría en ese caso, para convencerla que no sea tan buena y viva un poco su propia vida.

    Si analizamos el personaje de Sonia, veremos que es el más castigado por las injusticias y la mala suerte, y sin embargo es la que más entera y noble se mantiene. Su personalidad es tan fuerte que ni todos los peores sucesos la hacen variar en su línea de persona servicial y generosa. Sigue pensando en mantener a su familia. Este comportamiento quizás obedezca a cierto complejo de culpabilidad, por el cual se vea obligada a responder con actos de ayuda y comprensión.

    La censura obligó a cambiar el hecho de que una prostituta sea tan religiosa, cabe pensar entonces que la censura veía en este acto casi un sacrilegio. Entonces vemos claramente la hipocresía reinante en aquellos tiempos, en los que una causa social no escogida marcaba al individuo para toda la vida, y se le predisponía unas leyes fijas e inamovibles que nada tenían que ver con la realidad. Sin embargo Dostoyevsky resuelve bien este dilema, haciendo de la prostituta una creyente heterodoxa.

    Dostoyevsky se muestra de acorde con la idea base del evangelio, pero rechaza todo lo que la envuelve.

  • Capítulo V.

  • En la comisaría, Porfirio revela su juego, como sin quererlo y queriendo tranquilizar al protagonista. Con esto muestra Porfirio que conoce perfectamente la sicología de Raskolnikov, con lo que consigue exasperarle, para así, ponerle nervioso para esperar un fallo. Todo este truco también lo conoce Raskolnikov, pero no es capaz de tranquilizarse evitando caer en la trampa del juez.

    Y justo cuando parecía que Raskolnikov no tenía escapatoria, aparece un nuevo personaje que le permite escapar indemne. Aquí acaba el capitulo dejando una vez más, una enorme incertidumbre e la conciencia del lector, que no dudará en continuar con la lectura.

  • Capítulo VI.

  • Raskolnikov se libra gracias a la confesión del pintor, Nikola. Sabemos que el no es el asesino, sin embargo desconocemos el móvil por el cual decide autoinculparse. Supongamos que tiene un fuerte complejo de culpabilidad y que después de coger los pendientes encontrados se siente tan avergonzado que se cree el culpable del asesinato, aunque realmente no lo se.

    Lo que si se es que este hecho le dará gran libertad, por momentos, a Raskolnikov, sobre todo cuando sea visitado por el que le acusaba llamándole asesino, para pedirle perdón. Pero pronto se dará cuenta de que Porfirio lo sabe todo y está convencido de ello, sin embargo no es capaz de demostrarlo con total seguridad, creando en Raskolnikov la mayor incertidumbre de toda la novela. Sabe que conocen toda la historia, pero no lo detienen, creando un desasosiego tremendo en el protagonista, que llegará al borde del delirio.

    Quinta Parte.

  • Resumen de la quinta parte.

  • En esta parte adivinamos las intenciones de Luchín, invitado al velatorio por Marmelandov y lo que allí sucederá. La repentina locura que se apoderará de Catalina Ivanovna. La confesión del asesinato por parte de Raskolnikov a Sonia.

  • Capítulo I.

  • En este capítulo surge la generosidad de Luchín, de la cual todos nos sorprendemos y no nos lo creemos, esperando que algo pase. En efecto, ya veremos que su propósito al hacer el donativo a Sonia no es precisamente en el favor de ella. Aparte, el hecho de que Dostoyevsky nos muestre el dinero que había sobre la mesa nos sugiere varias cosas: una es que es tacaño hasta en su generosidad, ya que mostraba un importante fajo de billetes; otra, que pretende algo, quizás quedar por encima de la chica, o intentar atraerla hacia el ganándose su respeto a través de una gran suma de dinero.

    En el personaje de Lebesiatnicov, traza Dostoyevsky un retrato satírico de un “nihilista”. Sus ideas con respecto al banquete están bien claras, le encantaría ir para protestar por esto frente a los curas, pero como no va ninguno, no ve razones por las que acudir. Tampoco ve bien dar dinero a los pobres atribuyéndolo a un acto de dejadez, que no ayuda al pobre, solo le soluciona la papeleta por un día. Todo lo que dice tiene su parte ridícula (la parte radical) y su parte interesante (la base de lo expuesto).

  • Capítulo II.

  • El episodio de la comida mortuoria tiene, entre otras cosas, un indudable interés costumbrista, reflejando las costumbres mortuorias de aquellos tiempos. En cuanto a Catalina Ivanovna, debemos señalar la conmovedora mezcla entre lo ridículo y lo trágico producido por el dolor insoportable y por la angustia de la incertidumbre futura. Esta escena nos muestra la cara más terrible de la miseria y de la desesperación capaz de hacer perder la cordura a cualquier persona. Los invitados muestran su lado mas cruel del que se arrepentirán más tarde, apoyando a Catalina en la defensa de su hijastra, una vez demostrada su inocencia, eso sí. Todo esto nos vuelve a mostrar las trágicas características de las clases sociales más pobres, en donde ni siquiera se respetan entre ellos.

  • Capítulo III.

  • En éste capítulo conocemos, por fin, el móvil del “show” montado por Luchín, cuya intención era desacreditar a Raskolnikov a través de su lío con Sonia, para recuperar la confianza de Dunia y acabar ya de paso con el protagonista. Pero todo esto le sale mal gracias a Lebesiatnicov, al cual vemos como un hombre justo, sincero, realista y de acorde con su ideología. Y gracias también a la tremenda lucidez de Raskolnikov, que es el que le da sentido a toda la falacia montada por Rasumijín.

  • Capítulo IV.

  • Raskolnikov confiesa su crimen a Sonia. Según sus declaraciones, sabemos por fin, que cometió el asesinato con la intención de demostrar su teoría y comprobar a que tipo de hombre pertenecía el. Aunque al principio no se encuentra seguro y incluye también la cuestión del robo, enseguida se da cuenta de que se está engañando así mismo.

    Sonia se muestra atónita, no quiere creer su teoría y se convence de que ha sido por una terrible necesidad. Tan fuerte es ese sentimiento de rechazo con respecto al crimen teórico, que Raskolnikov acaba dando la razón a Sonia para llevarle la corriente. Además, así tendrá más posibilidades de que la pena, cuando se confiese, será menor.

  • Capítulo V.

  • Con este capítulo termina la “historia de Marmelándov”. La locura y muerte de su viuda, rodeada por lo niños, constituye un pasaje desgarrador con todos los excesos imaginables. Cabría pensar que es un melodramatismo folletinesco, pero se ve claramente que es una terrible representación de la miseria, vista como la peor enfermedad del mundo, capaz de arrebatarle la cordura a cualquiera, y es más, la vida.

    Esta dura representación de la miseria es una crítica durísima que creo que dirige Dostoyevsky al lector para que, si hasta ahora no a percibido lo que es la miseria, sienta con creces tan dura sensación.

  • Capítulo VI.

  • El final de esta parte es, una vez más, característico de la técnica del relato en Dostoyevsky. Dos cosas deben señalarse en la intervención inesperada de Svidrigailov: por un lado, su gesto generoso, que es difícil de compaginar con lo que sabemos, aunque puede ser que su necesidad de pedir perdón, no querida por Dunia, es tan grande que decide dárselo a los mas miserables conocidos por él. Por otro lado, las inquietantes palabras que dirige a Raskolnikov, dejando las cosas un tanto confusas. Svidrigailov le confiesa al protagonista que lo sabe todo sobre él por haberlo escuchado a través de la pared, dejando a Raskolnikov pálido de la sorpresa.

    Sexta Parte.

  • Resumen de ésta parte.

  • El desenlace final. Raskolnikov se convence de que debe de testificar para librarse del sufrimiento y empezar una vida nueva con Sonia. Svidrigailov se acabar  suicidando después de darse cuenta de lo ruin que podía llegar a ser, y después de confirmar que Dunia no le podía ni ver. Todo acabar .

  • Capítulo I.

  • En este capítulo vemos a Raskolnikov de nuevo bajo los efectos de la fiebre producida por una excesiva preocupación. La seminconsciencia del protagonista nos llega a nosotros perfectamente en forma de ritmos rápidos y acelerados y de cambios constantes de aspecto.

    Cuando Rasumijín le recuerda que Nikola a confesado ser el asesino, Raskolnikov se muestra muy extrañado de que Porfirio crea en la culpabilidad de Nikola, pero se convence gracias al dato de Rasumijín, psicológicamente era demostrable, cosa que encantaba a Porfirio, así que el protagonista se lo cree aun que no esta muy convencido.

  • Capitulo II.

  • En su conversación con el protagonista, Porfirio expone la idea tan dostoyevskiana de "aceptar el sufrimiento" justo en la entrevista mantenida con Raskolnikov, tras decirle que lo sabía perfectamente que el asesino no era Nikola sino él, Raskolnikov. Así que le da el consejo de que se entregue para, as¡: primero, disfrutar de una reducción de pena; y segundo, al confesarse se quitar  un gran peso de encima, y el sufrimiento de la privación de libertad purificar  su alma. Le advierte que no se le ocurra escapar porque entonces su opresión mental le aplastar . Le advierte que lo que necesita es declarar y sufrir para vivir.

    Porfirio muestra una actitud de amigo para con Raskolnikov. Desea lo mejor para él, dentro de lo permitido por la ley, y le aconseja como amigo, no como juez.

  • Capitulo III - IV.

  • Estos capítulos se centran en la figura de Svidrigailov. Como apuntamos su historia constituye casi "una novela dentro de la novela". Una historia que muestra lo miserable del ser humano. Digamos que Svidrigailov es la imagen de la bajeza y del mal. en la historia principal es el personaje que m s contrasta por su bondad y generosidad, frente a su egoísmo sentimental, su obsesión y su maldad producida por la vehemencia sentimental.

  • Capítulo V.

  • Svidrigailov cuenta su vida, en la que parece jactarse de sus bajezas. Su vida se resume en que su difunta mujer la sacó de un lío y se casaron, pero el le dejó claro que no se enfadase por sus caprichos con muchachas, pero esta se canso y decidió darle clases de moral. El mostraba un falso sentimiento de sed de luz, mientras inventaba nuevas fórmulas de seducción. Ella no se hubiese dado cuenta si su pasión no le hubiese hecho fracasar. En resumen, su vida se reduce al engaño. Digamos pues que es la encarnación del mal, el vivo retrato de la falacia y la mentira.

  • Capitulo VI

  • Raskolnikov muestra cierta curiosidad por la extraña personalidad de Svidrigailov, vista como original por el protagonista, debido al fuerte contraste entre sus actos, y sus peculiares actos.

  • Capitulo VII

  • Sigue la escena entre Svidrigailov y Dunia. Sus intenciones no son nada buenas, pero ella no parece darse cuenta y va cayendo poco a poco en sus trampas. Al final vemos que l intenta seducirla, pero al ver que es inútil decide convencerla a la fuerza. Después de una dura pelea, el la deja marchar. Muestra aquí¡ que esta  realmente enamorado, gracias a lo cual a podido vencer a su pasión, y veremos que arrepentido de su existencia se suicidar .

  • Capítulo VIII.

  • La última noche de Svidrigailov.

    Svidrigailov muestra en este capítulo una división de sentimientos con respecto a Dunia. Se acuerda de que, en el momento en que ella arrojó la pistola y la vio aterrorizada, él sintió compasión. Sin embargo éste recuerdo le produce una encendida cólera, y cierto terror. Luego muestra cierta indiferencia y se olvida del tema, parcialmente.

    Las pesadillas de Svidrigailov son una anticipación genial del psicoanálisis, y hasta del Surrealismo. Analizando su significado profundo vemos como todo tiene relación con el duro trauma que acaba de vivir y con sus intenciones más ocultas. La pesadilla del ratón podría representar esas intenciones ocultas, que el personaje teme que salgan y las persigue para reprimirlas, pero le es imposible conseguirlo.

    Estas intenciones se ven más claras en el sueño de la suicida. Digamos que éste sueño muestra las causas del desastre y el acto futuro. La causa del desastre serían esas flores que le atraen junto con lo que llevó al suicidio a la chica, la atracción junto con el terrible desengaño. El tercer sueño, el de la niña, muestra la parte que hizo de una causa una desgracia, y es lo lascivo. En resumen y concretando, los sueños nos muestran que el personaje tiene intención de suicidarse debido a el rechazo sufrido, ya que se ha dado cuenta de que a sido rechazado por que, lo que el creía que era amor, tan sólo resultó ser deseo.

    El suicidio lo comete Svidrigailov totalmente arrepentido y avergonzado de su vida, aunque no lo demuestre. Su capacidad de redención no es tan fuerte como la de Raskolnikov, así que soporta en menor medida un dolor que, además de ser mayor, le provoca un terror terrible. No es capaz de vivir con ello y se suicida. Un suicidio tragicómico debido a su peculiar ejecución. Svidrigailov busca un testigo que resulta ser un pobre soldado. Y allí, en medio de su lugar de trabajo, el personaje en cuestión le asegura que se marcha a América y se pega un tiro. El soldado, en contra de los que podíamos pensar, se preocupa más por la irregularidad del acto, que por la barbaridad en sí. De ésta forma el autor hace que una tragedia sea risible para el lector, creando una sensación de indiferencia cercana a la alegría.

    Visto esto, podemos decir que Svidrigailov despierta en el lector una gran gama de sentimientos que van, desde la indiferencia hasta el odio, pasando por la simpatía, la curiosidad, la desconfianza, el deseo de venganza... En pocas palabras, un ser curiosamente despreciable.

    Un personaje tan estrafalario tiene, sin embargo, gran importancia en la visión de la obra, dando un punto de vista más, acerca del problema del Mal y los modos de escapar de él. Como sabemos, este escapa suicidándose, aterrorizando por el mal hecho a ciertas persona queridas.

  • Capítulo IX

  • Un momento duro para todos, en el que Raskolnikov se despide de su familia. La visita a su madre, cargada de tensión y tristeza, resulta ser un durísimo trago para él, que al final se muestra un tanto rígido con la madre, la cual parece entender su ida y saber las causas, aunque se engañe así misma creyendo otras cosas.

    Con su hermana Dunia se muestra más abierto, digamos que con la madre tenía el miedo de herir sus sentimientos. Esta libertad lleva al protagonista a exponer su opinión sobre el crimen, el cual el no considera como tal, viéndolo como una acto liberador, como una ayuda social a los necesitados, y se auto define como un hombre débil, bajo en sus actos e interesado, en fin, se trata de cobarde.

    En este capítulo hemos observado la verdadera ideología de Raskolnikov, las auténticas causas que le llevaron al asesinato, y lo que realmente le reconcome la conciencia.

  • Capítulo X.

  • Raskolnikov acude a despedirse de Sonia. Su actitud inquieta, nerviosa, trastornado, y en ocasiones dura se contraponen a veces y otras concuerdan con sus sentimientos de inseguridad, amor, angustia y compadecimiento. Ya en la calle, después de la extraña conversación, Raskolnikov se ve absorbido por una tremenda confusión e inseguridad casi febril, unido a un vacío y terror emocional..

    Una vez en la comisaría existe un gran contraste entre el complejo comportamiento del protagonista y la necia superficialidad del policía que cae como un jarro de agua fría sobre el lector. La ineptitud del comportamiento del policía nos exaspera al no entender el sentido de dicha conversación, una conversación vacía de contenido que en estos instantes crea en el lector un mal estar inexplicable.

    En ésta conversación el protagonista recibirá la noticia del suicidio de Svidrigailov, produciendo en él un estremecimiento seguido de incredulidad y asombro intentando explicarse el porque.

    Después de tantas dudas, vacilaciones y zozobras, Raskolnikov confiesa sin vacilar aunque fatigado, su culpabilidad. Produce un contraste extraño el que, tras tanto tiempo de vacilaciones, dudas, etc., lo diga con tanta decisión y seguridad, movido , quizás, por cierto orgullo.

    Epílogo.

  • Capítulo I.

  • Durante el proceso hay datos que redondean la extraña personalidad de Raskolnikov, como son: la firmeza y claridad de su confesión, después de duros tiempos de inseguridad y cobardía; su claridad, casi altiva, de la exposición de los hechos, en los que no olvida ningún detalle en contra posición a la amnesia que sufrió justo después; su brutal franqueza expuesta puertas a fuera...

    Si observamos las cartas que Sonia envía a Dunia veremos que son secas, distantes, impersonales, describiendo de forma exacta de la personalidad desprendida de Sonia, la cual relata en sus cartas todo lo referente a Raskolnikov, sin incluir ningún dato sobre ella, lo que demuestra su obsesión por los demás, y el poco aprecio que tiene sobre sí misma.

  • Capítulo II.

  • En éste capítulo hay dos cosas que merecen mención especial:

    El sueño de Raskolnikov en el hospital empieza a mostrarnos los sentimientos de verdadera redención. En el sueño deja claro que el “superhombre” sería como una peste para la sociedad, ya que, si todos fuésemos así, seríamos incapaces de convivir juntos. Todos tendríamos derecho a hacer lo que nos viniese en gana, volveríamos a ser todos iguales pero peores. Pero en ese sueño aparece una luz de esperanza, un camino de salida a la vida que, según el sueño, tendrán muy pocos, y será los que se arrepientan.

    Resumiendo el sueño, Raskolnikov encuentra por fin el motivo de su redención, la causa de no haber escogido otra salida para el mal realizado (como el suicidio), ya que sabía, inconscientemente tal vez, que si no abandonaba la vida tenía posibilidades de empezar una nueva. Esa nueva esperanza se ve alimentada por la fuerza del amor, que a demás de razones para vivir, ofrece al protagonista una fuerza redentora, como denota esta frase: “Le quedaban a Raskolnikov siete años de dolor y sufrimiento pero, ¡cuanta felicidad! Estaba salvado”.

    En un momento se oponen “razón” y “vida”, y vemos que la razón es la que había perdido al protagonista, centrado obsesivamente en sus teorías y olvidándose de vivir. En este sentido podemos dar un sentido vitalista y emocional al pensamiento del escritor, entendiendo que, el poder de la razón no debe de ser superior al de la vitalidad ni al contrario.

    Raskolnikov al final podría mostrar un misticismo irracional (aunque en esto se basa el misticismo), pero yo confío más en que en lo que cree es en el poder vital del amor, así que hará cualquier acto religioso, no como convencido, sino como dando un sentido significativo a ese sentimiento. Es decir, viendo en un objeto específico esa idea que el tiene de amor, como si ese signo le valiese para estar en contacto directo con ese sentimiento y poder aferrarse a él, una especie de enfatización física de un objeto que le ayuda a creer (el amor).

    5) TÉCNICA NARRATIVA

    • La obra está escrita en 3ª persona, porque el autor cuenta la historia de un personaje (Raskolnikof), no de él mismo.

    • El autor está ausente, porque la historia está escrita desde el exterior; por eso decimos que el autor es un observador externo.

    • No utiliza recursos humanísticos.

    • El momento más realista es cuando mata a la vieja y a su hermana. El autor hace que creas que tú también estás en esa habitación, y te hace formar parte de la obra.

    6) TIPO DE TEXTO POR LA INTENCIÓN DEL AUTOR

    En el libro existen más partes dialogadas que narrativas. Esto lo vemos a lo largo de toda la obra. El autor utiliza la narración para introducir los diálogos que son muy numerosos.

    En cuanto a la descripción, el autor apenas la utiliza, sólo describe, y escasamente, a los personajes principales. Pero se centra más en el interior de las personas que en su aspecto exterior.

    Cambiaríamos la narración en la obra, y eliminaríamos partes de diálogo, porque para el lector se le hace más pesado el leer diálogos que leer partes narrativas, por lo menos en esta obra, que bajo nuestro punto de vista, es muy compleja.

    También habría que ampliar un poco la descripción, para dar información más detallada de los personajes.

    7) PERSONAJES

    Los personajes principales son:

    • Raskolnikov: (redondo) Joven, alto, moreno que abandonó los estudios porque carecía de dinero. Lucha contra la sociedad, esto se ve a lo largo de toda la obra. Este personaje tiene un sentimiento de culpabilidad durante toda la obra por haber matado.

    • Vieja: ( plano) Señora baja y fea, que se dedicaba a aprovecharse de los pobres.

    • Madre de Raskolnikov: (plano) Buena mujer, honrada, trabaja duramente para conseguir algo de dinero para mandárselo a su hijo.

    Hermana de Raskolnikov: (plano) Joven que trabaja para una familia y decide casarse con un hombre mas bien rico, que le facilite la vida económicamente a ella y a su familia.

    8) TEMA, TRAMA Y SUCESOS

    • El tema principal de la obra es la lucha de Raskolnikov contra su propia conciencia por haber matado a la vieja, solo para afirmar su “yo” y probar que no es como un pobre hombre que se deja arrastrar por la sociedad.

    • La obra carece de interés de la actualidad porque no es un tema que interese a todo el mundo, ni que se trate todos los días.

    • No nos sentimos identificadas con el tema que se plantea porque no seríamos capaces de matar a nadie, y menos por motivos por los que lo hizo Raskolnikov.

    9) ESCENARIOS Y TIEMPOS

    • En cuanto a los lugares donde se desarrolla la obra se puede decir que son lugares objetivos, porque se describen tal y como son.

    • Entre estos lugares podemos destacar las tabernas, los burdeles, las posadas, las buhardillas que habitan los estudiantes, las callejas, los patios y los recovecos, que ambientan el propósito criminal del personaje y de un modo original, es sacado a las calles y a las plazas populares. En la calle consume Sonia su sacrificio, en la calle Marmeládor moribundo, en la calzada se desangra Katerine iIvánovna, en la calle se suicida Svidrigáilov y en la plaza Sennáia hace acto de cartrición Raskolnikov.

    • La topología de San Petersburgo está reproducida con absoluta exactitud. Muchos lugares pueden ser localizados fácilmente y se ven que están reproducidas hasta en sus detalles.

    • El tiempo en que se desarrolla la obra es subjetivo, porque no se sabe exactamente cuanto tiempo transcurre realmente, durante toda la obra.

  • LENGUAJE

  • Con respecto al lenguaje, y bajo nuestro punto de vista diríamos que se trata de una mezcla entre el lenguaje coloquial y culto, porque aunque no se utilizan expresiones propias de la calle, al mismo tiempo no se utilizan tecnicismos que caracterizan al lenguajes culto.

    11) Comentario de la página 530 a 540.

    COMENTARIO DE TEXTO.

  • Este comentario corresponde al momento preciso en que Raskolnikov asesina a la usurera. Se muestra perfectamente el proyecto del asesino de distraer lo máximo posible a la víctima, a través de un paquete fuertemente anudado, dispersando también, de esta forma, la desconfianza de la usurera consiguiendo que baje la guardia.

  • En estos momentos, el lector, alterado de la misma forma que el asesino, piensa en que el asesinato es para robar todo lo que pueda, si su histeria y nerviosismo mal controlado se lo permite.

  • El tema del fragmento es: La crisis emocional que causa el acto en el protagonista.

  • Estructuralmente el texto presenta dos partes esenciales. La primera va desde el principio hasta el momento del hachazo, en el cual vemos el constante aumento de tensión hasta el momento en que la cosa estalla (es el momento del golpe). La segunda parte se extiende desde el momento posterior al golpe hasta el final, en el que podemos denotar una tranquilidad después de tanta tensión. Recordemos que esa tensión y relajo se producen en el lector y no en el asesino. El testo entero es descripción de los hechos pero el sentido varía de uno a otro, es el que hemos utilizado para dividir el fragmento.

  • Rasgo primordial en todo el fragmento es la significativa acumulación de detalles, registrados con una precisión alucinante, cinematográfica, creando una sensación muy viva en el lector. Digamos que esta escena es totalmente representable, y crearía la misma sensación tanto en el lector como en el espectador.

  • Siguiendo con el hilo cinematográfico, veríamos que en la representación dominarían los primeros planos y hasta los planos parciales, viviendo la escena desde la posición del asesino consiguiendo reproducir en nosotros los sentimientos del personaje.

  • El hecho explicado anteriormente de que vemos con los ojos del asesino está justificado con el uso de ciertos verbos como: se había acercado a la ventana; la alzó con las dos manos; caía el hacha; llevarse las manos a la cabeza...

  • En el primer párrafo la descripción detallista de la escasa luminosidad de la habitación nos sugiere levemente la atmósfera de la misma.

  • El estado de nervios bajo el que se encuentra el protagonista se define totalmente en el momento en el que baja maquinalmente el hacha, después de haber perdido todas sus fuerzas, y la acción de golpearla por segunda vez.

  • El párrafo 15 - 18 interrumpe, en cierto modo, la acción, como si se detuviera el movimiento de descenso del hacha. En ese instante se dedica a describir la fisonomía y vestiduras de la usurera con un tono lleno de odio, aumentando en el lector una sensación de nerviosismo odioso que justifica en gran parte el acto al que prosigue esta descripción.

  • En el último párrafo, una vez acabada esa sensación de tensión llega el horror, que el escritor consigue reforzando los nuevos rasgos físicos de la asesinada, y lo insólito de la situación.

  • Lo detallado de la escena le da un realismo grandioso que se trasforma en credulidad por parte del lector. El masivo uso de verbos, crea una inmensa sucesión de oraciones encadenadas y subordinadas que nos sugieren ese rápido movimiento, y ese realismo asombroso.

  • En resumen, sólo con este fragmento el lector es capaz de valorar satisfactoriamente y disfrutar la gran capacidad imaginativa y creadora de Dostoyevsky.

    Crimen y Castigo.

    26