Criaderos de serpientes

Reptiles. Pituophis Deppei Deppei. Zoocriaderos. Características físicas. Hábitat

  • Enviado por: Felipario
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Julioprofe
Cálculo Julioprofe
Tutoriales paso a paso de cálculo diferencial e integral producidos por el ingeniero colombiano Julio Alberto Ríos...
Ver más información

Cálculo Integral
Cálculo Integral
Curso básico de cálculo integral de una sola variable. Se parte desde los conceptos básicos como...
Ver más información


Zoocriadero de Pituophis deppei deppei (Culebrideae) en Querétaro.

ðLicenciatura de Biología, Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Autónoma de Querétaro, Cerro de las campanas S/N Col. Niños Héroes, C.P. 76230, Santiago de Querétaro, Querétaro, México.

Introducción

América se enorgullece de poseer una tremenda diversidad de fauna salvaje, aunque aún quede por realizar una considerable cantidad de investigación en la biología de las diferentes especies. El estudio de la fauna salvaje en cautividad ha contribuido en gran manera a nuestro actual conocimiento de su biología, jugando los zoológicos, centros de reproducción de fauna salvaje e instituciones dedicadas a la investigación, un papel vital en este respecto.

Los reptiles son animales ectotermos, lo que significa que para mantener su temperatura corporal interna necesitan una fuente externa de calor. Procesos metabólicos, como la digestión, y la producción de anticuerpos dependen de una temperatura adecuada. Los reptiles existentes se dividen en 4 ordenes -Rhynchocephalia (tuataras), Squamata (lagartos, amphisbaenias y serpientes), Testudines (tortugas) y Crocodylia (cocodrilos y caimanes). Son alrededor de 7150 especies que son en su mayoría los reptiles escamados (Squamata con 6850 especies); en su orden de diversidad siguen las tortugas (260 especies), cocodrilos (22 especies) y 2 especies de Rhynchocephalia.

Los Squamata o Lepidosauria son reptiles existentes (Sphenodon, lagartos y serpientes) que conforman el taxón hermano de la Subclase Archosauria (aves y cocodrilos). Estos reptiles se caracterizan por una abertura cloacal transversa (la cual es longitudinal en otros tetrapodos), y muchas otras características anatómicas. Los lepidosaurios tienen cráneos diapsidos, es decir con dos aberturas o fenestras temporales (Goin, C. y col. 1978)

Las serpientes se caracterizan por la gran cantidad de caracteres derivados que los identifican como un grupo natural, pero pocos de estos, de hecho, restringidos al grupo. La mayoría de esos caracteres también aparecen en otros escamados, especialmente aquellos que son apodos o fosoriales, tales como las amphisbaenias, algunos scincidos, pygopodidos y dibamidos. Entre esos caracteres, algunos están directamente asociados con la reducción de extremidades y cinturas, las cuales son características derivadas las serpientes así como en otros tetrapodos apodos. El pulmón izquierdo se ha reducido en las serpientes, al igual que en otros escamados alargados (excepto en Amphisbaenia, que se ha perdido el pulmón derecho). En serpientes no se presentan planos de autotomía caudal y al igual que en xantusiidos, pygopodydos, eublepharidos, y algunos scincidos y lacertidos, poseen un lente transparente cubriéndoles el ojo. Otros caracteres derivados de las serpientes involucran la perdida de elementos craneales o hyoideos. La mandíbula comprende el hueso dentario anteriormente y posteriormente un hueso compuesto de huesos articulares y prearticulares fusionados. Tropidophiidos y Caenophidia han perdido los huesos coronoides. Las características exclusivas de las serpientes están enumeradas en la tabla 1 y las diferencian del resto de tetrapodos o de los escamados (Goin, C. y col. 1978).

Tabla 1: características exclusivas de las serpientes (modificado de Zug, 1993)

El hueso supraoccipital esta excluido del margen del foramen magnum por los exooccipitales.

Tienen 120 o mas vértebras precloacales (algunos lagartos apodos tienen mas de 200 vértebras, en su mayoría restringidas a las largas colas).

La ramificación oftálmica del nervio trigeminal esta encerrado dentro de la caja cerebral por proyecciones inferiores del hueso parietal y entra a la órbita a través del foramen óptico (en otros escamados, el nervio no esta encerrado y entra a la órbita posteriormente).

Las serpientes pierden los músculos del cuerpo ciliar del ojo, haciendo el modo de acomodación del ojo muy peculiar en serpientes.

El arco sistémico (arterial) izquierdo es mas grande que el arco derecho, contrario a lo que sucede en el resto de tetrapodos.

Colubridae: esta familia no posee caracteres derivados únicos que los definan como un grupo y puede ser parafiletica con respecto a Elapidae y Atractaspis. Esta amplia familia incluye aproximadamente el 70% de todas las especies de serpientes existentes (>1850). Los colubridos son básicamente colubroides que no son víboras, elapidos o Atractaspis. Los modos reproductivos, historias naturales y los hábitats explotados acompasan aquellos vistos en Aletinophidia como un todo. Varias especies de colubridos son peligrosamente venenosos para los humanos. La sistemática de Colubridae esta pobremente resuelta y hasta ahora se reconocen seis grupos infrafamiliares que a veces tienen el status de subfamilias. Algunos de estos grupos pueden ser monofileticos pero sus limites aun no han sido establecidos. Colubridae tiene alrededor de 320 géneros y mas de 1700 especies. Su distribución es cosmopolita.

Particularmente entre las personas que viven en las ciudades, existe un temor muy generalizado en relación con las serpientes, ya que piensan que cualquier tipo de ofidio es venenoso; pero, para tratar de calmar en lo posible ese temor, vale aclarar que, efectivamente, en México existen 320 especies de serpientes, sin embargo, solamente unas 60 son venenosas (Campbell y Lamar 1989), y todavía más: de estas últimas, sólo 19 son de primera importancia en salud pública, el equivalente al 2.8% de todas las especies de reptiles del país (Neyra, y Benítez, 1998).

En México, las serpientes son denominadas de diferentes maneras, por ejemplo, entre las personas de las ciudades, se llama víbora a cualquier tipo de serpiente. En la denominación de este grupo, creo que los campesinos han seguido una nomenclatura más tradicional y también más precisa, ya que ellos llaman "víboras" a las serpientes venenosas (del latín vipera) y "culebras" a las inofensivas (del latín coluber o colubra) (Casas, y McCoy, 1979).

De acuerdo con lo señalado por Marcos A. Freiberg (1972) en su libro acerca de las creencias sobre los ofidios, las serpientes han sido víctimas de la adversidad por parte de los humanos y han estado sometidas a un infame proceso desde el contenido de la Biblia, en la que fueron condenadas no sólo a arrastrarse, sino a ser perseguidas y exterminadas sin ningún miramiento; no obstante, es necesario hacer justicia a la mayoría de las especies que han sido acusadas de innumerables crímenes imaginarios, como la presunta capacidad de mamar la leche de las vacas e incluso hipnotizar a otros seres o danzar al ritmo de las flautas de los encantadores y de otros maleficios, sin entrar a averiguar sobre su verdadera culpabilidad; es decir, es muy difícil desarraigar prejuicios con profundo arraigo milenario.

Existen muchas creencias y mitos sobre esta especie. En tiempos prehispánicos, el Cincuate ("serpiente de los elotes"), era apreciada por su capacidad para controlar roedores en las milpas. Se dice que en los estados de Jalisco y Michoacán, a la Cincuate se le llama Alicante; que se guía con su olfato para encontrar a las madres o a las vacas que están amamantando, y que las hipnotiza para alimentarse de su leche, sin que éstas se den cuenta (Cázares y Montal, 2000,)

Lo que si es cierto es que, los ofidios tienen numerosos enemigos naturales, entre los cuales se cuentan las aves de rapiña, algunos mamíferos como cachicamos (Dasypus spp.) o armadillos (Dasypus novemcinctus), los gatos domésticos y salvajes. Los enemigos más singulares de las serpientes son, sin embargo, las llamadas culebras ofiófagas, que se alimentan de otras, tanto venenosas como inofensivas; ellas poseen inmunidad natural frente a los venenos de las serpientes ponzoñosas, que ingieren como alimento. Quizás, el enemigo más activo de los ofidios sea el hombre, quien consciente de la peligrosidad de algunas especies, prefiere destruir hasta la mas insignificante culebra.

Antecedentes

La recuperación de las poblaciones naturales de una especie se ve favorecida con el conocimiento que de ella se tenga, así como de las técnicas de manejo que logren desarrollarse para incrementar el éxito reproductivo, el crecimiento y la sobrevivencia (Peters, 1993).

El Plan de Manejo propone el establecimiento de una colonia reproductora obtenida a partir de productos de hembras silvestres, incubados bajo condiciones controladas y llevados hasta edad adulta en cautiverio. A partir de este pie de cría se obtendrán ejemplares para iniciar otras UMA, para repoblar áreas protegidas o para su aprovechamiento.

Nombre Científico: Pituophis deppei deppei. (Dumeril and Bibron, 1864).

Nombre común: Cincuate, Serpiente Pinera de Durango,

Sinonimos:

Elaphis deppei DUMÉRIL 1853: 453

Elaphis pleurostictus - DUMÉRIL, BIBRON & DUMÉRIL 1854:

Coluber deppei (fide DUMÉRIL, BIBRON & DUMÉRIL 1854)

Es una serpiente depredadora de roedores, que llega a medir hasta 1.6 metros de longitud; generalmente, es de color amarillo con manchas cuadrangulares oscuras, sin embargo, la coloración de la piel puede variar (Figura1)

'Criaderos de serpientes'

Forma parte de la familia Colubridae. Se le considera carnívoro ya que se alimenta de roedores, lagartijas y ranas. Captura a sus presas luego de acecharlas, teniendo preferencia por aves y mamíferos. Una vez tiene a la víctima en su poder, la asfixia por constricción. Tiene entre 10 y 30 crías al año en estado silvestre. Y viven entre 13 y 20 años, generalmente no son agresivas, sin embargo en caso de ser amenazadas suelen defenderse muy bien, suelen ser encontradas en zonas agrícolas, principalmente las dedicadas al cultivo del maíz, por lo que también son llamadas milperas. Se adaptan muy bien al medio ya que son muy resistentes (Cázares y Montal, 2000,). Estas serpientes son aglifas (dentición homodonta).

La destrucción del hábitat es el factor que actúa en forma más negativa sobre las poblaciones animales, aunque históricamente la sobre explotación por cacería, con propósitos comerciales y de subsistencia, ha sido una amenaza significativa para muchos reptiles (Mittermeier y Carr, 1994).

Pituophis deppei deppei es una especie endémica, está considerada como amenazada por la NOM-059-ECOL-1994, aún cuando no está incluida en la CITES. Por el miedo y la ignorancia, provocan que la gente las mate. Son consideradas como representación del mal, y por eso han sido odiadas, perseguidas y casi aniquiladas.

En el primer caso, poco se puede hacer para conservar y recuperar el germoplasma original, ya que los genes han desaparecido totalmente. En el segundo, parte del germoplasma aún existe por lo que su estado de conservación y respuestas al cambio ambiental pueden investigarse y su desaparición total puede preverse. Esta tarea es urgente y primordial para determinar la identidad de los componentes bióticos que han escapado a los efectos destructivos de la acción humana, para conocer su distribución en el tiempo y espacio y para determinar los escenarios en el manejo de la tierra que podrían asegurar su conservación y, al mismo tiempo, contribuir al mejoramiento de la economía local y regional.

Para promover la conservación de las especies se requieren diferentes acciones que incluyen cambios políticos, manejo integral del uso del suelo, protección de especies, protección de hábitat, conservación ex situ y control de la contaminación (McNeely, 1990).

Se sabe que el mecanismo más efectivo para la conservación de especies es la protección del hábitat; también es conocido que las actividades ex situ pueden ser un componente crítico de un programa de conservación global (Conway, 1988). Una de estas tácticas de conservación ex situ son las granjas reproductoras de especies animales silvestres (zoocriaderos), las cuales pueden ayudar a la propagación de especies con algún grado de amenaza. Esto es particularmente importante en aquellas cuyas poblaciones silvestre están muy reducidas; en este caso la estrategia de conservación ex situ funciona como un respaldo y como una fuente de material genético para la reintroducción. Otra de las facilidades de la conservación ex situ es que proveen oportunidades para la educación ambiental (McNeely et al., 1990).

Algunas de las desventajas y limitaciones del establecimiento de granjas reproductivas para solventar la conservación son:

1)el aporte económico que se necesita para la infraestructura y para el mantenimiento de animales cautivos que formen poblaciones viables, lo cual es totalmente impráctico;

2)los individuos y/o poblaciones cautivas tienen poca respuesta evolutiva y no son muy adaptables a los cambios ambientales;

3) la diversidad genotípica de las poblaciones cautivas es muy reducida, y 4) muchas de las granjas reproductoras dependen de la continuidad política, lo cual está muy lejos de asegurarse en la actualidad.

Por otra parte, las prácticas de conservación para reptiles tienen ciertas ventajas, suelen ser menos caras que para aves o mamíferos; por ejemplo, los costos de la propagación en cautiverio pueden ser menores por individuo. No obstante, el mayor número de proyectos apoyados económicamente por organismos de conservación internacionales (IC, WWF, FWS) son para los grupos de aves y mamíferos; además, la mayoría de los proyectos de conservación de herpetofauna se enfocan principalmente hacia dos grupos: tortugas y cocodrilos (Mittermeier y Carr, 1994).

De acuerdo con la FAO/PNUMA (1985), para llevar a cabo el aprovechamiento sostenido de especies animales, será necesario el desarrollo de tres etapas: a) evaluación preliminar de la experiencia, capacidad y perspectivas en el manejo de especies de animales silvestres, ligadas al desarrollo rural; b) organización de un taller de especialistas y, c) publicación y difusión de resultados.

Siempre será necesario considerar ciertos factores económicos y sociales que son únicos para cada región. Si además, el desarrollo de sistemas de manejo de Pituophis deppei deppei tiene entre sus objetivos ayudar a la conservación de la especie, entonces deberán considerarse varios aspectos: la distribución y abundancia de la especie en la zona de establecimiento del criadero; la existencia de signos evidentes de recuperación de la especie o poblaciones de ella; la alta demanda actual o potencial de sus productos y su importancia social, especialmente en la alimentación humana; la importancia ecológica de la especie y su capacidad para aceptar cambios en el hábitat; su importancia para reforzar el comercio exterior y, finalmente, la posibilidad de generar empleo para el trabajador rural (FAO/PNUMA, 1985). Es necesario tener en consideración que los estudios de ecología y conducta pueden ser aplicables en el diseño de sistemas de reproducción en cautiverio, de tal forma que faciliten esta estrategia de manejo. Paralelamente, es necesaria la investigación demográfica básica de las poblaciones silvestres para ordenar y analizar la viabilidad de poblaciones, información indispensable si se pretende incluir en los objetivos de un criadero la liberación de individuos, con el propósito de incrementar el tamaño poblacional.

A través del tiempo las poblaciones humanas han ido creciendo a un ritmo impresionante, por lo que sus necesidades de subsistencia son mayores, ocasionando con esto una explotación más intensa de los recursos naturales.

Pero el provecho de Pituophis deppei deppei no sólo es por la carne que puede ser consumida, también el cuero para los trabajos de tafiletería en zapatos, billeteras, carteras y cintos. Así como también pueden ser buenas mascotas ya que son dóciles , y pueden ser buenas compañías para aquellas personas que son alérgicas al pelo de otras mascotas. Otro punto a favor de estas, es que nunca rasguñara tus muebles, ni jugara con tus cosas, tampoco tienes que sacarla a pasear, y mucho menos dejaras de dormir una noche por sus ruidos. Tienes que alimentarlas 2 o 3 veces al mes dependiendo del tamaño de la presa. y exponerla lo suficiente sol todos los días.

Recientemente algunos modelos empleados para la evaluación de proyectos, estiman que un manejo en cautiverio, desde los huevos hasta ejemplares adultos, no parece económicamente redituable en la actualidad, debido a que los costos de unas buenas jaulas son demasiado altos.

Por lo tanto, es muy importante considerar 4 aspectos fundamentales en la construcción de corrales o jaulas:

Costo de los materiales (malla, láminas galvanizadas, madera, etc.)

Tiempo de vida (duración del material)

Tamaño de la serpiente que se piensa tener en dicho corral o jaula

Lugar en que se instalara el criadero

Teniendo en cuanta que si se tienen muchos organismos en un área pequeña, puede limitar el buen y rápido crecimiento de las serpientes por la competencia de alimento y espacio. Propongo tener un numero máximo de 30 adultos por corral, ó 60 juveniles ó 100 neonatos (figura 2. Además que proponemos el siguiente acondicionamiento del área para la producción de Pituophis deppei deppei, que estarán siendo exhibidas para clases de conservación, reptiles, genética de poblaciones, manejo de serpientes, asesorías para control de poblaciones, comportamiento, manejo de poblaciones, medicina veterinaria, etc,etc.

'Criaderos de serpientes'

El acondicionamiento de los corrales se puede hacer con materiales de la región (troncos de palma huecos, árboles, piedras, plantas, troncos, etc.), lo cual nos va ha disminuir los costos de la instalación del criadero.

Los objetivos propuestos son:

  • Conservación de poblaciones de Pituophis deppei deppei ex situ.

  • Conocer las características del ciclo de vida de Pituophis deppei deppei en cautiverio

  • Observar el comportamiento de la colonia de Pituophis deppei deppei

  • Conocer las características reproductivas de la población de Pituophis deppei deppei en cautiverio.

  • Proponer tecnología para la producción de Pituophis deppei deppei en cautiverio

  • Obtener crías nacidas en cautiverio a partir de hembras silvestres para establecer la colonia reproductora de Pituophis deppei deppei

  • Porponerla la colonia reproductora de Pituophis deppei deppei como UMA.

  • Evaluar el crecimiento de crías en condiciones de cultivo.

  • Venta de productos usando Pituophis deppei deppei así como de animales vivos para investigación ó a coleccionistas.

Para cruzar las fronteras, estos reptiles tienen que cumplir con ciertos reglamentos estipulados por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), que determina si la especie es criada o no en cautiverio.

Bibliografia:

Cázares, A., Montal, P., 2000, El Cincuate (Pituophis deppei deppei). http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_biosfera/fauna/cincuate/registrocincuate.htm

Campbell, J. A. y Lamar,W. W. (1989). The Venomous Reptiles of Latin America. Comstock Publishing Associates, Cornell University Press, Ithaca and London.

Casas, A. G. y McCoy C. J. (1979). Anfibios y reptiles de México. Limusa, México.

FAO/PNUMA (1985): Manejo de fauna silvestre y desarrollo rural. FAO, PNUMA.

Freiberg, Marcos. (1972). "Los reptiles", en Luis Cendrero (Dir.) Zoología hispanoamericana. Vertebrados. Porrúa, México, D. F. pp. 447-634.

Goin, C. J., Goin, O. B. & Zug, G. R. 1978. Introduction to Herpetology. 3 ed. Freeman & Co. San Francisco, USA.

Neyra, Lucila y Hesiquio Benítez (1998). ¿Qué es biodiversidad? Página Web. Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad, México.

Sandner, M. F. (1975). Manual de las serpientes ponzoñosas de Venezuela. Talleres Tipográficos de Miguel Ángel García e Hijo, Caracas, Venezuela.

Rodriguez-Robles JA, De Jesus-Escobar JM. 2000. Molecular systematics of new world gopher, bull, and pinesnakes (Pituophis: Colubridae), a transcontinental species complex. Mol Phylogenet Evol. Jan;14(1):35-50.

Zug, G. R. 1993. Herpetology. An Introductory Biology of Amphibians and Reptiles. Academic Press, Inc. California, USA. pp i-xv, 1-527.

Mittermeier, R.A. y J.L. Carr (1994): Conservation of Reptiles and amphibians: a global perspective. Pp: 27-35. In: Murphy, J.B.; K. Adler y J.T. Collins (Eds.) Captive Management and Conservation of Amphibians & Reptiles. Society for Study of Amphibians and Reptiles.

Peters, H. (1993): La Iguana Verde (Iguana iguana). Potencialidades para su Manejo. FAO/PNUMA. Documento Técnico No 12. Santiago de Chile.

1

Fig.- 2 muestro la propuesta de granja para Pituophis deppei deppei . Donde se cuenta con un terreno de 162 m2. donde se aprecia las dimensiones y la ubicación de las diferentes servicios