Coronación; Jose Donoso

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela chilena. Biografía. Argumento

  • Enviado por: Tefi Silva
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


BIOGRAFIA DEL AUTOR: JOSE DONOSO

Nació en 1924. Destacado novelista chileno de nombradía internacional, catedrático y periodista. En la literatura chilena del siglo XX, su obra narrativa representa un nuevo camino estético frente al realismo regionalista. En sus novelas el autor ha expresado su relación con el mundo a través del tema de las clases sociales en su país. Oriundo de Santiago de Chile, nació en el seno de una familia distinguida; su padre fue médico y aficionado al juego; su madre, proveniente de una familia de vastos recursos, tenía ascendencia española e italiana. En la infancia de Donoso jugó un papel muy importante la sirviente Teresa Vergara quien, según el propio escritor, se hizo cargo de él. La casa donde creció siempre estuvo habitada por numerosos parientes, experiencia que le dejó profunda huella.

Desde temprana edad manifestó un carácter rebelde; no sin problemas realizó sus primeros estudios en el colegio inglés Grange School, institución que llegó a odiar y a la que dejaba de asistir, ya fuera para ir a la Biblioteca Pública o para buscar “amistades furtivas” en ciertas zonas de la ciudad. Fue expulsado de esa y otras instituciones de mayor rigor disciplinario. El autor cuenta que en una ocasión, para no asistir a las clases del Grange School, fingió un dolor estomacal; su padre le diagnosticó apendicitis y fue operado. Con el tiempo, Donoso desarrolló una fuerte gastritis que terminó por convertirse en una úlcera sangrante. Fue en los libros que el Donoso adolescente encontró refugio y tranquilidad; ávido lector, no sólo leyó a clásicos como Verne y Dumas, entre otros muchos. En 1943 abandonó los estudios y se dirigió a Magallanes; vivió durante un año en la pampa laborando como pastor. Luego viajó a Buenos Aires y trabajo en el puerto. A los veintitrés años concluyó su bachillerato e inició los estudios de Lengua y Literatura Inglesa en el Instituto Pedagógico de la Universidad, en Santiago; en 1949 fue becado para proseguir sus estudios en la Universidad de Princeton en los Estados Unidos de Norteamérica, y en 1951 obtuvo el grado de Bachelor in Arts. Durante el periodo universitario en Princeton, Donoso escribió, en lengua inglesa, sus dos primeros cuentos: The blue woman (1950) y The poisoned pastry, que fueron publicados en una revista de esa universidad. Posteriormente, alternó una fructífera vida literaria con actividades culturales y de docencia en su país y el extranjero; residió en España de 1967 a 1981. En la esfera periodística fue redactor de la revista chilena Ercilla y, en México, colaboró como crítico literario de la revista Siempre. Estuvo presente en el Congreso de Intelectuales en la Universidad de Concepción en Chile (1962), al cual asistieron, entre otros, Neruda, Roa Bastos, José María Arguedas, Carpentier y Carlos Fuentes.

Como catedrático, impartió cursos de Literatura Inglesa en la Universidad Católica y en la Kent School de Santiago; participó en el Writer's Workshop (Taller de Escritores) de la Universidad de Iowa (1963-1964); dictó conferencias en la Universidad de Princeton (1975) y enseñó en otras universidades norteamericanas. Fue merecedor en dos ocasiones de la beca Guggenheim (1968 y 1973); su obra ha sido traducida a diversas lenguas y ha recibido distintos premios literarios nacionales y extranjeros.

Es miembro de la Academia Chilena de la Lengua. Su primer libro se intituló Veraneo y otros cuentos (1955); a éste le siguió su primera novela: Coronación que vio la luz en 1957. Para la publicación de ambos libros, el autor se vio en la necesidad de vender ejemplares en las calles, empresa apoyada por un grupo de amigos. Coronación tuvo gran éxito; éste fue atribuido al hecho de haber retratado con extraordinaria fidelidad y destreza la decadencia de la clase alta chilena. No obstante para Donoso representó el primer paso de una novelística que buscaba trascender al nivel realista.

Entre los muchos escritores que ha leído y admirado se encuentran: Carpentier, Carlos Fuentes, Henry James y William Faulkner. El estilo de su narrativa es depurado; el silencio es tan importante como lo dicho. Los temas son tratados con profundidad y hay una intención metafórica. Destacan su destreza para la descripción y su agudeza en la observación psicológica.

Resumen de la obra CORONACION

Andrés Abalos era un hombre que vivía en una casa antigua junto con su abuela, Doña Elisa de Abalos, una mujer llena de dinero y fortuna, además de sus empleadas. A medida que la abuela fue envejeciendo, la casa se fue destruyendo poco a poco, hasta que las malezas sucumbieron el verde césped de los patios. Aquella anciana había tenido una juventud resplandeciente, llena de fama, pues era conocida por su gran devoción al flamenco y al teatro de tendencia española, además por su incomparable belleza. La anciana a cada instante recordaba sus buenas y antiguas experiencias, hasta que su pensamiento chocaba con la cruda realidad que tenia, en donde vivía postrada en su cama, debido a su avanzada edad. Además se suma a ello un alzaimer, que la hacia olvidar y cambiar situaciones que eran fuera de la realidad, entre ellas, confundir sombras con personas. (pag. 12).

Una de las empleadas lleva a la casa a una niña de 17 años llamada Estela, quien no había tenido una infancia muy grata, pues no tenía padres, y toda su vida trabajo en casas haciendo aseo, a cambio de un suelo mísero e insignificante. Estela llega con el fin de cuidar a Doña Elisa. Ella, tímida y muy turbada, acepta el trabajo a cambio de 80 mil pesos. Al comenzar su trabajo, es rechazada por la cambiante actitud de Doña Elisa, quien la increpa injustamente, debido a su problema senil. Las sirvientas aconsejan a Estela en cuanto a su comportamiento y el de la anciana. Días después, Estela logra dominar la situación y comienza a llevarse mejor con la anciana, con quien comparte sus vivencias desde que fue bailarina de flamenco hasta que quedó postrada en una cama. Estela comienza a soltar más su personalidad, entablando amistad con las otras 2 sirvientas. Además, cuando sale a comprar por el sector, comienza a conocer gente, entre ellos a Mario, un joven soldador de clase humilde que trabajaba en un local al lado de la verdulería que Estela frecuentaba.

Poco a poco, se comienzan a conocer, hasta que un día Mario la invita a dar un paseo en su motoneta, recién arreglada por el mismo, en donde recorren los lugares más emblemáticos de Santiago, entre ellos, el Cerro San Cristóbal, en donde se besan por primera vez, y luego de unas cuantas caricias, las pasiones se desatan, haciendo que la pareja tenga relaciones ahí mismo.

Por otra parte, Andrés comenzaba a ver en Estela una fuente para desahogar sus fantasías de solterón. Admite con vergüenza que la niña le atrae, y comienza a observarla siempre, por cuanta rendija hubiera en la casa. Haciendo de estos sentimientos una terrible obsesión. Ella sentía respeto por él, y algo de miedo, por lo cual nunca se le acercó. Tiempo después, Estela queda embarazada de Mario. Al contarle, éste huye. Estela asume sola su maternidad. Andrés no soporta que ella este pasando por eso, entonces planea matar a Mario o a la misma Estela, pero nunca lo hace. Sale en busca del paradero de Mario, pero no logra encontrarlo. Mario regresa y vuelve a tener contacto con Estela, le pide perdón por su ausencia y le explica que se sentía confundido, ya que nunca había pasado por eso. Estela acepta las disculpas, entonces Mario le explica que la necesita ahora más que nunca, pues en su familia no había mucho dinero, y con un hermano, René, que era un conocido ladrón, deciden entrar a robar a la casa de los Abalos, aprovechando algunos datos que la misma Estela les había entregado.

El día en que se iba a realizar el asalto, Andrés sale a beber con un amigo, y llega ebrio a la casa. Por el otro lado, Mario y su hermano esperan a que Estela saque del camino a Andrés, aunque él ni siquiera reaccionaba. Le dicen que lo lleve al 2º piso, para que no vea nada del asalto. Al mismo tiempo, en el 2º piso había una fiesta entre las sirvientas y Doña Elisa, a quien le entregaron su antiguo vestido de fiesta, que era como los de flamenco antiguos, con castañuelas, lentejuelas, etc. Las sirvientas también se emborrachan, mientras que Doña Elisa, agónica, pide un vaso con agua, pero con el ruido de la música fuerte no oyen nada.

Estela intenta sacar a Andrés, pero su cuerpo pesa mucho. De pronto, él despierta y le da un beso a la fuerza a Estela, confesándole que ella le atrae. Ella intenta salir, pero no la deja. Luego Estela mira hacia la ventana y ve que Mario la esta mirando con una expresión de furia en su rostro. Estela se zafa de Andrés, abre una puerta y ve que Mario y su hermano ya habían entrado a saquear la casa, metiendo en bolsos los juegos de porcelana y platino finos. De pronto, Estela le grita a Andrés que están asaltando la casa. Andrés no razona de un comienzo, luego Estela vuelve a gritar, y llega el hermano de Mario y la golpea. Entonces llega Mario y golpea a su hermano. Mario le pregunta a Estela por qué hizo eso, pero ella le dice que lo hace para que se salvara, y que ahora huyera lo antes posible, luego, Andrés despierta y se da cuenta de que le han robado casi todo. Luego Mario toma a Estela y se la lleva de la casa, entonces Andrés, sumido en una desesperación, rompe en llanto. Llama por teléfono comunicando que le han robado todo.

En otro lado de la casa, las sirvientas están completamente borrachas y no se dan cuenta de que Doña Elisa, que esta tendida en una silla, con su traje de fiesta y su corona puesta, esta a pocos instantes de morir. Al final, Doña Elisa piensa que el mundo esta loco, que solo los que son considerados “locos” en este mundo son más cuerdos que todos, y entiende a su nieto Andrés, y piensa que el también es como ella, es decir, como un “loco” a la vista de la gente, pero más cuerdo que todos juntos. Finalmente, Elisa muere, y con ello, termina la novela Coronación.