Coplas por la muerte de su padre; Jorge Manrique

Poesía medieval española. Tres vidas. Brevedad de la vida (tempus fugit). Muerte. Estructura. Temas

  • Enviado por: Ignacio J. Marín Álvarez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Coplas por la muerte de su padre de Jorge Manrique

Estudio de las “tres vidas”

1. Introducción

Las coplas a la muerte de su padre, el Maestre Don Rodrigo es la obra más importante de las escritas por Jorge Manrique. Es una profunda reflexión sobre la muerte, la vida eterna y la preocupación que los lectores deben tener por conseguirla, puesto que la muerte puede sorprendernos en cualquier momento.

Consta el poema de 40 coplas de pie quebrado, estrofa que puede ofrecer varias combinaciones. La forma escogida por Manrique ( pareja de sextillas constituidas a su vez por una doble seria de dos octosílabos más un tetrasílabo, con rima ABC, ABC ) había sido utilizada primeramente por Juan de Mena, pero adquiere su mayor difusión en los días de Manrique, que es quien la emplea en mayor número de composiciones; por esto y por la popularidad recibida de la más famosa de ellas, han venido también a llamarse por antonomasia “coplas manriqueñas”.

Jorge Manrique nos ofrece en sus Coplas una serena meditación impregnada de un sentimiento hondo y sincero, no exento de melancolía, del paso del tiempo, la caducidad de todas las glorias y bienes mundanos, la inestabilidad de la fortuna y la fuerza igualitaria de la muerte que no respeta poderes ni riquezas. Pero al mismo tiempo se exalta los bienes que resisten el paso del tiempo, la inestabilidad de la fortuna y el poder destructor de la muerte. Son las virtudes que nos abren las puertas de la eternidad, conquistada con el ejercicio de una vida cristiana ejemplar. Así el hombre puede desafiar al tiempo como lo hizo su padre don Rodrigo Manrique. De aquí se desprende que emane de la elegía un sentimiento de serenidad, por lo que las Coplas pertenece al género de la poesía elegíaca.

El material poético lo organizó en tres planos sucesivos, de lo general a lo particular. Pero en este caso solamente vamos a tratar el primer plano. Esta primera parte es de carácter general. El autor expresa las ideas acerca de la brevedad de la vida, fugacidad de los bienes mundanos ( hermosura, juventud, riquezas, poder, honor...); la inestabilidad de las cosas de este mundo; todo acaba con la muerte. Esta primera parte constituyen las estrofas 1-13 inclusive.

2. Contenido y temas

A. Estrofas 1ª - 3ª : En estas tres estrofas nos hace una pequeña introducción de lo que posteriormente va a decir. La vida es un camino que nos conduce a otra mejor, a la vida eterna. Es un camino muy breve; el presente es muy fugaz, se contempla como cosa pasada, y no hay que creer que el futuro va a durar más que el pasado ya que el paso del tiempo es siempre igual, el tiempo futuro transcurrirá con la misma fugacidad. Pero al final este camino que es la vida va a tener su fin, un fin que llega a todo el mundo igualatoriamente, ya que no importa quien seas porque la muerte es algo que nos llega a todos.

B. Estrofa 4ª : En esta estrofa va a dejar a un lado todo lo pagano, solamente invocando a Cristo. Pondrá su obra bajo la advocación de Cristo.

C. Estrofas 5ª - 6ª : Aquí nos explicará cómo esta vida es un camino en el que hay que prepararse bien para llegar a la otra vida. Este mundo si lo usamos bien es bueno y para que el otro también lo sea y podamos ir al cielo hay que hacer buen uso de él. En la última sextilla Manrique nos dice como Cristo también bajó a este mundo para nacer y morir.

D. Estrofas 7ª - 13ª : Aquí nos hablará de la caducidad de los bienes terrenales. Las cosas materiales no tienen ningún valor ya que antes de morir las hemos perdido. Algunas, como la belleza y la juventud, desaparecen con la edad y otras al morir se quedan aquí, en este mundo, como el poder y la fortuna y cuanto mayor sea el poder o la fortuna, la caída será mayor y a la vez más dura .

En Las coplas a la muerte de su padre se recoge una constelación de temas procedentes del complejo cultural elaborado a lo largo de toda la Edad Media. Este bagaje tradicional sobre el que se construye nuestro poema queda definido por un conjunto de tópicos en torno a los cuales se articula el pensamiento medieval. Estos tópicos consisten en una serie de verdades que, sancionadas por la autoridad de la Iglesia, eran asumidas con toda sinceridad. Sobre ellos se sustentaba una visión global del mundo que establecía el cauce del comportamiento humano. Manrique lleva a cabo una cuidada selección de estos temas básicos y nos los presenta formando un entramado que los relaciona hábilmente entre sí. Esta es la razón de que en su poema se haya querido ver una brillante síntesis de la cultura medieval. Se puede decir que en esta primera parte temas más importantes son los siguientes:

- La muerte como igualadora. La muerte llega a todo el mundo, no importa quién y cómo seas ( rico, pobre, libre, esclavo...), la muerte nos iguala a todos.

- Fugacidad de la vida, paso del tiempo. La vida es muy fugaz, el tiempo pasa muy rápido, tan rápido que para cuando te das cuenta te ha llegado la muerte.

- La caducidad de los bienes terrenales. Los bienes mundanales ( belleza, juventud, fortuna, poder...), con el paso del tiempo y la muerte se terminan, desaparecen. Manrique va a rechazar los bienes terrenales.

- La vida es como un camino: “homo viator”. La vida es un camino que nos guía a la verdadera vida, es decir, a la vida eterna. Identifica la vida con un río que nos lleva a la muerte y con un camino hacia la vida eterna.

- Variabilidad de la fortuna. La fortuna es muy variable, un día puede que seas muy rico pero tal vez al siguiente, al despertar, todo haya desaparecido.

3. “Las tres vidas”

El poema puede considerarse dividido en tres partes. En este caso hemos analizado la primera la cual abarca las trece primeras coplas que contienen una consideración general sobre la fugacidad de la vida; el tema se plantea en forma universal, sin ninguna particularización: el poeta exhorta al hombre para que recuerde su condición mortal y su destino divino. A estas tres partes convienen las que se denominan “las tres vidas”, o las tres “dimensiones” de la vida: la vida terrenal, que abandona su padre; la vida eterna, a la que accederá Don Rodrigo gracias a la virtuosa vida que llevó en la tierra; y por último a la vida de la fama, del recuerdo de todos hacia un difunto, a esta vida también accederá su padre ya que ha sido muy bueno y será recordado por todos. En estos fragmentos se descubre estas “tres vidas”:

“ diciendo: - Buen caballero,

dejad el mundo engañoso”

“ E pues vos, claro varón,

tanta sangre derramaste

de paganos

esperad el galardón

que en este mundo ganaste

por las manos”

“…partid con buena esperanza,

que estotra vida tercera

ganaréis”

“…e consiento en mi morir

con voluntad placentera

clara e pura,

que querer hombre vivir

cuando Dios quiere que muera

es locura

“…cercado de su mujer,

de sus fijos y hermanos

y criados,

dio el alma a quien se la dio

el cual la dio en el cielo

en su gloria

que aunque la vida perdió,

dejónos harto consuelo

su memoria”