Contaminación sonora

Sonido y ruido. Efectos fisiológicos y psicológicos. Salud. Umbral de audición

  • Enviado por: Luchin
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


ÍNDICE

  • El Sonido Pág. 2

  • Naturaleza del sonido Pág. 1

  • La velocidad del sonido Pág. 1

  • ¿ Contaminación ? Pág. 1

  • Contaminación acústica Pág. 2

  • El ruido Pág. 4

  • ¿Qué es el Ruido? Pág. 2

  • Características del Ruido

  • Efectos en el Ser Humano

  • Efectos Fisiológicos

    • Efectos Auditivos

    • Cuadro de escala de ruidos y efectos que producen

  • Efectos No Auditivos

  • Efectos Psicológicos Pág. 3

    • Efectos sobre el sueño

    • Cuadro resumen de los efectos fisiológicos y psicológicos con cambios en los niveles habituales de ruido

  • Efectos sobre la conducta

  • Efectos en la memoria

  • Efectos en la atención

  • Estrés

  • Efectos en el embarazo

  • Efectos sobre los niños

  • Medidores de nivel sonoro

  • Contaminación acústica Pág. 11

  • Efectos de la contaminación acústica en la salud

  • b) Fuentes de la contaminación acústica

  • c) Soluciones a la contaminación acústica

    c) Plan de solución

  • Temas de Actualidad Pág. 14

  • Conclusión Pág. 15

  • Bibliografía Pág. 16

  • El Sonido

    • Naturaleza del sonido

    El sonido es una vibración del aire que se propaga en forma de ondas a través del espacio. Está caracterizado primariamente por una frecuencia y por una intensidad. La frecuencia es la cantidad de vibraciones en cada segundo, expresada en Hertz (Hz) y se relaciona con la altura, es decir la sensación de grave (baja frecuencia) o agudo (alta frecuencia). La intensidad se relaciona con la sensación de menor o mayor sonoridad o volumen. Los sonidos simples o tonos puros contienen una sola frecuencia. Es el caso del diapasón de horquilla, utilizado para afinar instrumentos, o del silbido. Normalmente los sonidos que escuchamos, como las notas musicales o la voz humana, están compuestos por varios tonos puros. Cuando un sonido contiene una cantidad muy grande de tonos puros simultáneos se convierte en un ruido. Otra acepción de la palabra ruido es la de un sonido no deseado. Es ésta la acepción a la cual nos referimos en lo sucesivo.

    • La velocidad del sonido

    Según el medio donde se transmita el sonido será más lento o más rápido.

    El sonido viaja en el aire a 331,3 metros por segundo y en el agua a 1.450 metros por segundo. La transmisión del sonido es más rápida en el agua porque sus partículas están mas juntas y propagan antes la vibración

    • ¿ Contaminación ?

    impregnación del aire, el agua o el suelo con productos que afectan a la salud del hombre, la calidad de vida o el funcionamiento natural de los ecosistemas. Sobre la contaminación de la atmósfera por emisiones industriales, incineradoras, motores de combustión interna y otras fuentes,. Sobre la contaminación del agua, los ríos, los lagos y los mares por residuos domésticos, urbanos, nucleares e industriales,

    • Contaminación acústica.

    Término que hace referencia al ruido cuando éste se considera como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede producir efectos fisiológicos y psicológicos nocivos para una persona o grupo de personas. La causa principal de la contaminación acústica es la actividad humana: el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, la industria, entre otras. Los efectos producidos por el ruido pueden ser fisiológicos, como la pérdida de audición, y psicológicos, como la irritabilidad exagerada. El ruido se mide en decibelios (db); los equipos de medida más utilizados son los sonómetros. Un informe publicado en 1995 por la universidad de estocolmo para la organización mundial de la salud (oms), considera los 50 db como el límite superior deseable. Además, cada país ha desarrollado la legislación específica correspondiente para regular el ruido y los problemas que conlleva.

    El Ruido

    • ¿Qué es el Ruido?

    El ruido puede definirse como cualquier sonido que sea calificado por quien lo recibe como algo molesto, indeseado, inoportuno o desagradable, es el contaminante más común, y Así, lo que es músico para una persona, puede ser calificado como ruido para otra.

    En un sentido más amplio, ruido es todo sonido percibido no deseado por el receptor, y se define al sonido como todo agente físico que estimula el sentido del oído.

    • Características del Ruido

    El ruido presenta grandes diferencias con respecto a otros contaminantes:

    • Es el contaminante más barato de producir y necesita muy poca energía para ser emitido.

    • Es complejo de medir y cuantificar.

    • No deja residuos, no tiene un efecto acumulativo en el medio, pero si puede tener un efecto acumulativo en sus efectos en el hombre.

    • Tiene un radio de acción mucho menor que otros contaminantes, vale decir, es localizado.

    • No se traslada a través de los sistemas naturales, como el aire contaminado movido por el viento, por ejemplo.

    • Se percibe sólo por un sentido: el oído, lo cual hace subestimar su efecto. Esto no sucede con el agua, por ejemplo, donde la contaminación se puede percibir por su aspecto, olor y sabor.

    Tanto el ruido como el sonido se expresan en decibeles y se miden con unos instrumentos llamados Sonómetros.

    • Efectos en el Ser Humano

    El ruido aparenta ser el más inofensivo de los agentes contaminantes, puesto que, como se dijo anteriormente, es percibido fundamentalmente por un solo sentido, el oído, y ocasionalmente, en presencia de grandes niveles de presión sonora, por el tacto (percepción de vibraciones), en cambio el resto de los agentes contaminantes son captados por varios sentidos con similar nivel de molestia. Como si esto fuera poco, la percepción y daños de estos contaminantes suele ser instantánea, a diferencia del ruido cuyos efectos son mediatos y acumulativos.

    El ruido tiene diversos efectos sobre las personas. El más conocido es la hipoacusia o disminución de la audición, que se produce ante la exposición a sonidos extremadamente fuertes durante breves instantes (por ejemplo 130 dBA durante un minuto) o ante sonidos fuertes reiterados durante varios años (por ejemplo una exposición de carácter laboral a 90 dBA a lo largo de 5 años). Pero aun en niveles moderados, como 75 dBA en forma permanente durante 40 años producen hipoacusia en las personas más susceptibles. Es importante destacar que la hipoacusia provocada por ruidos es irreversible, ya que afecta principalmente a las células sensoriales del oído interno, que no se reconstituyen.

    Otros efectos nocivos del ruido que han sido investigados son los trastornos orgánicos, como el cambio de ritmo de la secreción de ciertas hormonas, que en los niños pueden afectar el crecimiento, por ejemplo, la hipertensión arterial, las afecciones digestivas, el stress, los trastornos de la conducta (mayor agresividad, mayor tendencia al movimiento).

    Un efecto indirecto de gran importancia en la escuela es el esfuerzo de la voz, que produce afecciones del aparato fonatorio. Esta elevación de la voz es un comportamiento reflejo, de difícil control. Ante un ruido ambiente importante la elevación de la voz se produce en forma natural. El otro efecto fundamental por su incidencia negativa en el aprendizaje es la disminución de la inteligibilidad de la palabra, la cual tiene lugar cuando el ruido ambiente se vuelve considerable debido al fenómeno perceptivo del enmascaramiento, por el cual la presencia de un ruido suficientemente intenso puede hacer inaudibles sonidos que en condiciones más favorables podrían escucharse perfectamente. Estudios realizados revelan que el rendimiento escolar de alumnos de similares características intelectuales, sociales, etcétera se reducen en las aulas con ventana a la calle (y que por lo tanto están expuestas al ruido del tránsito) con respecto a aulas interiores.

    La presión del sonido se vuelve dañina a unos 75 dBA y dolorosa alrededor de los 120 dBA. Puede causar la muerte cuando llega a 180 dBA. El límite de tolerancia recomendado por la Organización Mundial de la Salud es de 65 dBA. El oído necesita algo más de 16 horas de reposo para compensar 2 horas de exposición a 100 dB (discoteca ruidosa). Los sonidos de más de 120 dB (banda ruidosa de rock o volumen alto en los auriculares) pueden dañar a las células sensibles al sonido del oído interno provocando pérdidas de audición.

    En la tarea de evaluar efectivamente los efectos, resulta conveniente clasificarlos según los elementos que regulan o modifican su percepción, y los efectos propiamente tal, de acuerdo a la Tabla 1:

    Tabla 1: Causa, moderación y efectos del ruido sobre las personas.

    Factores que determinan la generación de efectos

    Elementos moderadores

    Efectos sobre los sujetos

    OBJETIVOS.

    • Características físicas del sonido.

    • Condiciones ambientales.

    • Condiciones situacionales y circunstanciales.

    Opinión sobre la fuente.

    Grados de control (métodos)

    FISIOLÓGICOS.

    SUBJETIVOS.

    • Personalidad.

    • Estado psíquico.

    • Sensibilidad al ruido.

    Tipos de actividad a realizar.

    PSÍQUICOS.

    • Efectos Fisiológicos

    Efectos Auditivos

    La exposición a niveles de ruido intenso durante un período de tiempo significativo, da lugar a pérdidas de audición, que si en un principio son recuperables cuando el ruido cesa, con el tiempo pueden llegar a hacerse irreversibles, convirtiéndose en sordera. A su vez, la exposición a niveles de ruido de mediana intensidad, pero con una prolongación mayor en el tiempo, repercute en forma similar, traduciéndose ambas situaciones en desplazamientos temporales o permanentes del umbral de audición. Los métodos de evaluación se realizan a través de análisis audiométricos y/u otoscópicos.

  • Desplazamiento temporal del umbral de audición. (TTS: Temporary Threshold Shift). El TTS consiste en una elevación del umbral producida por la presencia de un ruido, existiendo recuperación total al cabo de un período de tiempo, siempre que no se repita la exposición al mismo. Habitualmente se produce durante la primera hora de exposición al ruido,

  • Desplazamiento permanente de umbral de audición. (PTS: Permanent Threshold Shift). Es consecuencia del TTS, agravado por el paso del tiempo y la exposición al ruido. Cuando un individuo ha sido sometido a numerosos TTS y durante largos períodos de tiempo (varios años), la recuperación del umbral va siendo cada vez más lenta y parcial, al extremo de tornarse irreversible, situación que denominamos PTS. Se vincula directamente con la Presbiacusia, pérdida de la sensibilidad auditiva debida a los efectos de la edad. La sordera producida es de percepción y simétrica, lo que significa que afecta ambos oídos con idéntica intensidad.

  • Para una mejor apreciación de la relación de estos elementos, se recurrirá al análisis de tres casos particulares. Consideremos la situación de tres individuos expuestos a ruido de tráfico, a distintos intervalos de tiempo:

  • Un conductor de locomoción colectiva se somete a un período de tiempo equivalente a una jornada laboral (8 horas ideal), durante muchos años de su vida. En dicha situación el individuo se encuentra sometido a niveles de presión sonora del orden de 72 a 75 dBA (datos obtenidos in situ en buses nuevos carrozados en Chile). Naturalmente, por la frecuencia de estos episodios, nos encontramos frente a un caso típico de PTS.

  • Un empleado que desempeña sus funciones en un ambiente más silencioso se ve afectado por el mismo ruido de tráfico en forma intermitente, en la espera y el uso del transporte colectivo (aproximadamente 2 hrs.). Al encontrarse con niveles similares y tiempos menos prolongados, la susceptibilidad a contraer un PTS disminuye considerablemente. La intermitencia permite mayor rapidez en la recuperación.

  • Por último una dueña de casa dentro de su hogar, experimenta limitados trastornos debido al ruido de tráfico, puesto que el sometimiento a éste es reducido y con muy poca frecuencia.

  • Interferencia en la comunicación oral. La inteligibilidad de la comunicación se reduce por el ruido de fondo. El oído es únicamente un transductor, no discrimina entre fuentes de ruido. La separación e identificación de las fuentes sonoras ocurre en el cerebro. La voz humana produce sonido en el rango 100 a 10000 Hz, pero prácticamente toda la información verbal está contenida en la región de 200 a 6000 Hz. La banda de frecuencia para la inteligibilidad de la palabra (entender palabra y frases) está contenida entre 500 y 2500 Hz. Se cree que la interferencia en la comunicación oral durante las actividades laborales puede provocar accidentes causados por la incapacidad de oír llamadas de advertencia u otras indicaciones. Tanto en oficinas como en escuelas y hogares, la interferencia en la conversación constituye una fuente importante de molestias.

  • Escala de ruidos y efectos que producen

    dBA

    Ejemplo

    Efecto. Daño a largo plazo

    10

    Respiración. Rumor de hojas -

    Pájaros trinando

    Gran tranquilidad

    20

    Susurro

    Gran tranquilidad

    30

    Campo por la noche

    Gran tranquilidad

    40

    Biblioteca

    Tranquilidad

    50

    Conversación tranquila

    Tranquilidad

    60

    Conversación en el aula

    Algo molesto

    70

    Aspiradora. Televisión alta

    Molesto

    80

    Lavadora. Fábrica

    Molesto. Daño posible

    90

    Moto. Camión ruidoso - claxon

    Muy molesto. Daños

    100

    Cortadora de césped

    Muy molesto. Daños

    110

    Bocina a 1 m. Grupo de rock

    Muy molesto. Daños

    120

    Sirena cercana

    Algo de dolor

    130

    Cascos de música estripitosos

    Algo de dolor

    140

    Cubierta de portaaviones

    Dolor

    150

    Despegue de avión a 25 m

    Rotura del tímpano

    • Efectos No Auditivos

    Además de las afecciones producidas por el ruido al oído, éste actúa negativamente sobre otras partes del organismo, donde se ha comprobado que bastan 50 a 60 dBA para que existan enfermedades asociadas al estímulo sonoro. En presencia de ruido, el organismo adopta una postura defensiva y hace uso de sus mecanismos de protección. Se han podido observar efectos vegetativos como la modificación del ritmo cardíaco y vasoconstricciones del sistema periférico. Entre los 95 y 105 dBA se producen afecciones en el riego cerebral, debidas a espasmos o dilataciones de los vasos sanguíneos, además de alteraciones en la coordinación del sistema nervioso central; alteraciones en el proceso digestivo, dadas por secreciones ácidas del estómago las que acarrean úlceras duodenales, cólicos y otros trastornos intestinales; aumento de la tensión muscular y presión arterial; cambios de pulso en el electroencefalograma; dilatación de la pupila, alterando la visión nocturna, además de estrechamiento del campo visual.

    Las reacciones fisiológicas al ruido no se consideran patológicas si ocurren en ocasiones aisladas, pero exposiciones prolongadas (por ejemplo, el ruido de tráfico urbano) pueden llegar a constituir un grave riesgo para la salud. Se ha comprobado que en los sujetos expuestos al ruido, se produce un incremento significativo en la concentración de la hormona GH, que es uno de los principales marcadores de estrés. En todo caso, el estrés ambiental no es más que la respuesta defensiva del organismo a estímulos adversos.

    • Efectos Psicológicos

    La salud no debe entenderse sólo como ausencia de enfermedad, sino que, salud debe ser sinónimo de bienestar físico y psíquico. La Psicoacústica es un área que se dedica a investigar sobre las alteraciones psíquicas que provoca el ruido en tareas de vital importancia para el desenvolvimiento humano. Entre estas citamos el sueño, la memoria, la atención y el procesamiento de la información.

  • Efectos sobre el sueño. El ruido puede provocar dificultades para conciliar el sueño y también despertar a quienes están ya dormidos. En numerosas oportunidades hemos escuchado la típica frase de que el sueño es la actividad que copa un tercio de nuestras vidas y este nos permite entre otras cosas descansar, ordenar, y proyectar nuestro consciente, esto es un hecho, así como también esta claro que está constituido por a lo menos dos tipos distintos de sueño: El sueño clásico profundo (No REM (etapa de sueño profundo), el que a su vez se divide en cuatro fases distintas), y el sueño paradójico (REM). Se ha comprobado que sonidos del orden de los 60 dBA. reducen la profundidad del sueño. Dicha disminución se acrecienta a medida que crece la amplitud de la banda de frecuencias, las cuales pueden llegar a despertar al individuo, dependiendo de la fase del sueño en que se encuentre y de la naturaleza del ruido. Los estímulos débiles inesperados también pueden perturbar el sueño.

  • Cuadro resumen de los efectos fisiológicos y psicológicos con cambios en los niveles habituales de ruido

    EFECTOS EN EL SUEÑO

    Reducción de los

    Niveles de ruido

    Incremento de los

    niveles de ruido

    Registros

    E E G

    Crecen todos los estados de sueño

    Aumenta la duración del sueño d

    Crece la latencia del sueño REM

    Crece el sueño REM

    Decrece la duración del sueño.

    Menor latencia del sueño REM

    Decrece el sueño REM

    Otros registros Fisiológicos

    Correlación positiva entre la tasa cardiaca y los niveles de intensidad del ruido

    Decrece el numero de despertares

    Mejor calidad subjetiva del sueño

    Aumenta el numero de movimiento

    Peor calidad subjetiva del sueño

    Post Efectos

    Mejora del tiempo simple de reacción

    Mejora en el rendimiento

    Peor humor

    Alteraciones en los tiempos de reacción

    Disminución del rendimiento

  • Efectos sobre la conducta. Pueden producir alteraciones en su conducta que, al menos momentáneamente, puede hacerse más abúlica, o más agresiva, o mostrar el sujeto un mayor grado de desinterés o irritabilidad. Las alteraciones conductuales que son pasajeras en la mayor parte de las ocasiones, se producen porque el ruido ha provocado inquietud, inseguridad, o miedo en unos casos, o bien, son causa de un mayor falta de iniciativa en otros.

  • Efectos en la memoria. En tareas donde se utiliza la memoria, se observa un mejor rendimiento en los sujetos que no han estado sometidos al ruido. Ya que con este ruido crece el nivel de activación del sujeto y esto, que en principio puede ser ventajoso, en relación con el rendimiento en cierto tipo de tareas, resulta que lo que produce es una sobreactivación que conlleva un descenso en el rendimiento. El ruido hace más lenta la articulación en la tarea de repaso, especialmente con palabras desconocidas o de mayor longitud. Es decir, en condiciones de ruido, el sujeto sufre un costo psicológico para mantener su nivel de rendimiento.

  • Efectos en la atención. El ruido repercute sobre la atención, localizándola hacia los aspectos más importantes de la tarea, en detrimento de aquellos otros aspectos considerados de menor relevancia.

  • Estrés. Parece probado que el ruido se integra como un elemento estresante fundamental. Y no sólo los ruidos de alta intensidad son los nocivos. Ruidos incluso débiles, pero repetidos pueden entrañar perturbaciones neurofisiológicas aún más importantes que los ruidos intensos.

  • Efectos en el embarazo. Se ha observado que las madres embarazadas que han estado desde el principio en una zona muy ruidosa, tienen niños que no sufren alteraciones, pero si se han instalado en estos lugares después de los 5 meses de gestación (en ese periodo el oído se hace funcional), después del parto los niños no soportan el ruido, lloran cada vez que lo sienten, y al nacer su tamaño es inferior al normal.

  • Efectos sobre los niños. El ruido es un factor de riesgo para la salud de los niños y repercute negativamente en su aprendizaje. Educados en un ambiente ruidoso se convierten en menos atentos a las señales acústicas y sufren perturbaciones en su capacidad de escuchar y un retraso en el aprendizaje de la lectura. Dificulta la comunicación verbal, favoreciendo el aislamiento y la poca sociabilidad. La exposición al ruido afecta al sistema respiratorio, disminuye la actividad de los órganos digestivos, acelerando el metabolismo y el ritmo respiratorio, provoca trastornos del sueño, irritabilidad, fatiga psíquica, etc.

    • Medidores de nivel sonoro.-

    Se utilizan medidores llamados decibelímetros que generalmente constan de un micrófono patrón, extremadamente calibrado y que responde a todas las frecuencias audibles por igual, y una pantalla gráfica analógica o digital, y una llave selectora de sensibilidad. También existen los analizadores de espectros, que pueden graficar las frecuencias que componen un ruido determinado, pero estos equipos tan especializados sólo se utilizan para mediciones críticas y desarrollos e investigaciones especializadas.

    Contaminación Acústica

    La contaminación acústica es el conjunto de sonidos y ruidos que circulan por el aire en las calles de una población. Como generalmente las ciudades poseen gran cantidad de elementos generadores de ruido, se produce en conjunto un alto nivel sonoro que puede llegar a perjudicar la integridad física y psíquica de los habitantes.

    El oído humano sólo puede soportar ciertos niveles máximos de ruido, pero el nivel que se acumula en algunas ciudades supera ese máximo. Algunos ruidos de la ciudad se encuentran por encima del "Umbral del dolor" (120 dB.)

    Estos ruidos pasan a formar parte de la contaminación acústica de una ciudad y deben ser restringidos y controlados para mantener la salud de los ciudadanos.

    En cuanto a los niveles racionales, las cifras medias de las legislaciones europeas, marcan como límite aceptable 65 dB durante el día y 55 dB durante la noche, ya que la capacidad auditiva se deteriora en la banda comprendida entre 75 dB y 125 dB y pasa a un nivel doloroso, cuando se superan los 125 dB, El umbral de dolor llega a los 140 dB.

    • a) Efectos de la contaminación acústica en la salud

    El efecto del ruido es similar al efecto del miedo y la tensión: aumento de pulsaciones, modificación del ritmo respiratorio, tensión muscular, presión arterial, resistencia de la piel, agudeza de visión y vasoconstricción periférica. Estos efectos no son permanentes, desparecen al cesar el ruido, aunque pueden presentar estados de nerviosismo asociados y no hay constancia de que puedan afectar a la salud mental. La pérdida de audición inducida por el ruido es irreversible por la incapacidad de regeneración de las células ciliares de la audición. La sordera podría aparecer en casos de soportar de forma continuada niveles superiores a 90 dB. Además, el ruido puede causar efectos sobre el sistema cardiovascular, con alteraciones del ritmo cardíaco, riesgo coronario, hipertensión arterial y excitabilidad vascular por efectos de carácter neurovegetativo. Sobre las glándulas endocrinas, con alteraciones hipofisiarias y aumento de la secreción de adrenalina. En el aparato digestivo puede generar un incremento de la enfermedad gastroduodenal por dificultar el descanso. En general puede ser negativo para otras afecciones, por incremento inductor de estrés, aumento de alteraciones mentales, tendencia a actitudes agresivas, dificultades de observación, concentración, rendimiento y facilita los accidentes.

    El sueño, la atención y la percepción del lenguaje hablado son las actividades más perjudicadas. El sueño se altera a partir de 45 dB (fondo sonoro de una calle residencial sin tráfico rodado, de día). Y quien sufre alteraciones del sueño puede padecer efectos como la sensación de cansancio, el bajo rendimiento académico o profesional o los cambios de humor. De ahí la conveniencia de que durante las horas de descanso nocturno disfrutemos de ese silencio que evita las interrumpciones del sueño.

    • b) Fuentes de la contaminación acústica

    Las principales fuentes de contaminación acústica en la sociedad actual provienen de los vehículos de motor, que se calculan en casi un 80%; el 10% corresponde a las industrias; el 6% a ferrocarriles y el 4% a bares, locales públicos, pubs, talleres industriales, etc.

    El parque automovilístico genera continuamente un ruido especialmente intenso (roce de neumáticos), y la construcción de autovías o circunvalaciones cercanas a diferentes núcleos de población han multiplicado el efecto del trafico rodado y el sonido que genera.

    Si una zona está construida cerca de vías de ferrocarril o aeropuertos, la contaminación acústica allí aumenta considerablemente, que repercute en la salud personal dependiendo del tiempo que se sufre y la sensibilización de la persona que está expuesta al ruido.

    La población comunitaria sufre niveles de ruido superiores al límite de tolerancia (65 dB). En una conversación normal se registran entre 50 dB y 60 dB, mientras que en una calle con mucho tráfico hay 70 dB. Casi la mitad de las ciudades españolas con población de 100.00 a 500.000 habitantes sufren contaminación acústica.

    • c) Soluciones a la contaminación acústica

    Una primera acción para combatir la contaminación acústica sería la de elaborar un mapa acústico (medida y análisis de los niveles sonoros de diversos puntos de la ciudad), centrándose en el tráfico rodado pero sin olvidar otros emisores de ruido. A partir del estudio, se podrían adoptar medidas defensivas y preventivas, a medio o largo plazo en función de la planificación urbanística de la ciudad.

    Los expertos indican que la mejor solución contra este modo de contaminación sería incorporar un estudio de niveles acústicos a la planificación urbanística, con el fin de crear "islas sonoras" o insonorizar los edificios próximos a los "puntos negros" de ruido, pero ello conlleva un coste elevadísimo. Es más eficaz adoptar medidas preventivas, ya que, económica y socialmente, son más rentables. Hay que potenciar campañas de educación medio ambiental, para que todos contribuyan y exijan la disminución de los niveles de ruido.

    Los métodos para contrarrestar los sonidos excesivos se clasifican en activos y pasivos, y actúan sobre la fuente que los produce. Son eficaces algunos métodos pasivos, como los absorbentes superficiales (pantallas acústicas), silenciadores reactivos, materiales porosos, soportes antivibratorios o resonadores. Estas técnicas son más bien defensivas, lo que limita su efectividad, y un ejemplo de esto lo encontramos en la arquitectura (sólo se insonorizan teatros, cines y auditorios) y en la planificación urbana (que abarca aspectos como el tipo de construcción de la calzada, cuya calidad incide en los niveles de ruido producido por el rozamiento de los vehículos, que pueden ser incluso superiores a las vibraciones del motor del coche).

    • Planes De Solución

    Describimos dos planes que podrían solucionar este problema con respecto a la contaminación acústica presente :

    • El primer plan de solución es que se debe tratar en la descentralización, que significa que no toda la actividad económica, la población y en general todo el desarrollo del país debe ubicarse y desarrollarse en la Capital, ya que todo esto trae gente y la gente se moviliza y al movilizarse los transportes producen ruidos, convirtiéndose en uno de los principales contaminantes acústicos.

    • La mejor distribución del país, ya que toda las principales fuentes de trabajo (industrias, fabricas, bancos, etc) están ubicados en Lima y esto también produce mucho ruido, osea lo principal es que debemos de tratar poco a poco de que la Capital no sea el único “motor” del Perú sino que todas las regiones.

    • Proporcionar protectores auditivos a todos los trabajadores expuestos.

    • Realizar un control médico inicial de la función auditiva de los trabajadores, así como posteriores controles periódicos, como mínimo quinquenales.

    • El segundo plan de solución que presentamos es que la gente que vive en la R.M. debe tratar poco a poco de acostumbrarse a trasladarse por el metro, o si tiene las posibilidades algunos en bicicleta, también se debería empezar a enseñarle a la gente que no deben tocar tanto la bocina, solo cuando sea necesario y así, tomando en cuenta estas medidas, disminuiría el ruido por parte de los transportes.

    • También las industrias deberían estar apartadas de la ciudad para así no contaminar acústicamente en la misma ciudad.

    • En general para que estos planes funcionen tiene que aportar todos los habitantes, tanto como el Gobierno ayudando en la Descentralización y la gente en la disminución de ruido por parte de los transportes e industrias.

    TEMAS DE ACTUALIDAD

    TECNOLOGIA, SOLUCIONES

    TERMINOS y DESCRIPCIONES

    Contaminación sonora
    DECIBEL: Es la unidad Internacional que mide la Intensidad del Sonido. El Ruido se mide en " decibeles " utilizando medidores electrónicos ó sonómetros, el sistema consiste en transformar la Energía Sonora que se percibe a través del elemento captador ó micrófono que se encuentra generalmente en el extremo del Instrumento de Medición, en Energía Eléctrica que pasa a un registrador Analógico ó Digital. Cuando nos vamos alejando de la Fuente Emisora, el Ruido va Disminuyendo en forma paulatina.    El Sonido, necesita un medio para propagarse, Aire, Agua, Tierra, Metales aunque por lo general y lo más conocido por la gente es el Aire. Estas Ondas Sonoras, se transmiten uniformemente pero al encontrar otro medio que se interponga, rebotan, se reflejan, se dispersan ó bien se absorben.

    VIBRACIONES: Las Vibraciones tienen una gran importancia a la hora de Evaluar un Ruido. No olvidemos que TODO CUERPO QUE VIBRA, PRODUCE RUIDO. Los componentes para Medir Vibraciones son: Velocidad, Aceleración y Desplazamiento; se transmiten por lo general a través de Estructuras Sólidas, como ser Columnas de Edificios, Estructuras Metálicas, y Pisos, dependiende de su intensidad pueden ocasionar Graves Daños a la Propiedad   como ser Rajaduras ó Fisuras, también se puede ver afectada la propia fuente emisora, si se tratara de una máquina, el desbalanceo producido por un apoyo inadecuado, le ocasionaría averías. Las Vibraciones también provocan Fatiga Física al igual que el Ruido a la Persona expuesta durante muchas horas. Para Medir Vibraciones se utiliza un Equipo parecido al Decibelímetro.

    PROPAGACION DEL RUIDO: Una de las vías  de propagación son las rendijas ó luces que quedan en los contornos de ventanas ó puertas por una deficiencia en la estanqueidad de su cierre, rebotan creando ecos ó reverberación si el Ruido rebota sobre las llamadas superficies reflectivas, que pueden ser Paredes Lisas, Vidrio, Pisos de   Porcelanato, etc., y son absorbidas por Materiales Porosos como ser Telas Pesadas, Sillones, Alfombras, etc. Hoy en día,la tecnología ha desarrollado innumerables productos adicionales para Mejorar las Condiciones Acústicas de un determinado recinto, y estamos hablando de MATERIALES FONOABSORBENTES, como ser SISTEMAS DE CELDILLA ABIERTA conocidas  comunmente como PLACAS ACUSTICAS que son fabricadas con ESPUMA DE POLIURETANO y que tienen Diversas conformaciones geométricas y compuestos intermedios, dependiendo de la Característica del Ruido. El funcionamiento de dichas placas se basa en que la Energía Sonora que penetra en ellas genera un MOVIMIENTO de las celdillas, por fricción se genera Calor " imperceptible para el ser humano " que es Liberado, por lo tanto esa Energía Sonora se va Debilitando. No solo la   implementación de éstas placas son una Solución, sino también es importante conocer de antemano - para el caso de una vivienda - observar sus características constructivas y si está ubicada próxima a una actividad generadora de ruidos, como ser una  Fábrica ó una Discoteca.

    CONCLUSION

    Existe clara conciencia del efecto negativo que sobre las personas tiene un entorno ruidoso. Las molestias que ocasiona pueden ser de muy distinta índole y van desde trastornos a la hora de dormir e incapacidad para concentrarse hasta lesiones propiamente dichas, dependiendo de la intensidad y duración del ruido. La contaminación que éste produce se ha convertido, en las grandes concentraciones urbanas y centros de producción, en un grave problema.

    La expresión contaminación por ruido engloba una infinidad de problemas que de una u otra forma sufrimos a diario; el tráfico de los automóviles, los trenes y aviones, el elevado nivel sonoro de algunos electrodomésticos constituyen tres ejemplos cotidianos. Cada uno de estos problemas necesita un análisis exhaustivo para poder arbitrar, desde el punto de vista técnico y económico, medidas correctoras idóneas. Existe además otro elemento a tener en cuenta, que aumenta la complejidad del análisis. Se trata de la subjetividad del individuo en lo que se refiere a la percepción y valoración del ruido desde el punto de vista del confort acústico. Un simple ejemplo ilustra mejor que mil palabras esta idea. El automovilista es bien consciente de lo molestos que pueden resultar ruidos muy poco significativos -v.gr. el producido por un limpia parabrisas en mal estado, las pequeñas vibraciones del salpicadero o el pequeño chirrido periódico de un amortiguador- respecto al nivel total de presión sonora. El hecho de que la percepción del sonido sea tan subjetiva es por tanto un factor esencial a tener en cuenta a la hora de eliminar ruidos molestos, de aquí que el nivel de presión sonora no sea en modo alguno criterio suficiente, ni adecuado, para representar correctamente las sensaciones reales del oído.

    Cuando se pretende reducir los efectos nocivos del ruido sobre un receptor se puede abordar el problema estudiando la fuente, su vía de transmisión o el propio receptor. La reducción de la emisión de la fuente suele ser la medida correctora más eficaz, si bien resulta a veces insuficiente, además de implicar pérdidas, generalmente, de las prestaciones del elemento emisor. Sin embargo se comprueba con frecuencia que no basta con limitar el estudio a la fuente sino que es necesario, además, abordar el problema de sus vías de propagación -una combinación, en la mayoría de los casos, de transmisión por vía estructural y aérea- desde la fuente al receptor. Finalmente, cuando la atenuación conseguida al actuar sobre la fuente y las vías de transmisión del ruido se considera insuficiente, no queda más remedio que acometer el aislamiento del receptor.

    BIBLIOGRAFIA

      • Organización Panamericana de la Salud. ”Criterios de salud ambiental: El ruido”. Mexico; 1980.

      • Viñolas Prat, Jordi.- “Contaminación por ruido: formulación del problema y de las medidas a adoptar para reducir sus efectos”.

      • ¿Qué quieres saber de la ciencia? Ed. Océano, 1982.

      • Cosmos, Carl Sagan. Ed. Planeta, 1983 (7ª edición).

      • La ciencia de la biología, Paul Weisz. Ed. Omega.

      • Revista “Consumer”, Abril 1999.

    16