Contaminación en Chile

Cambios geográficos. Efecto invernadero. Smog. Lluvia ácida. Capa de ozono. Caza indiscrinada. Ballenas

  • Enviado por: Punketa
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Desarrollo

Cambios geográficos en nuestro planeta

Nuestro mundo esta experimentando cambios climáticos, es decir alteraciones en su clima provocados principalmente por la acción de hombre y el desarrollo industrial. Estos están modificando la composición de la atmósfera debido a la enorme cantidad de emisiones de gases y partículas que salen al aire. Nuestra atmósfera es la envoltura gaseosa de la tierra que permite la vida sobre el planeta, actúa como filtro solar y de barrera contra las partículas celestes que caen del espacio exterior. Pero una de sus funciones principales es la de mantener el calor y la temperatura necesaria para la sobre vivencia y desarrollo de las especies. Está constituida por un 76% de nitrógeno, 23% de oxígeno y un 1% de dióxido de carbono, argón, vapor de agua, neón, helio, kriptón y ozono.

Sin embargo hoy nuestro ambiente atmosférico está siendo amenazado por la elevada contaminación del aire, lo que ha producido:

Aumento del efecto invernadero

El debilitamiento de la capa de ozono

El incremento de la lluvia ácida en numerosos lugares.

Efecto Invernadero: El sol provoca un calentamiento natural de la tierra y esta a su vez transmite ese calor de regreso, mediante un mecanismo llamado radiación térmica, pero este calor es interceptado por los gases que rodean la tierra a los que se les llama "gases de invernadero". Los más importantes son el vapor de agua y el dióxido de carbono, que permiten regular la temperatura de la tierra y poder desarrollar la vida en el planeta; sin estos estaríamos sometidos a temperaturas extremas que impedirían nuestra existencia. Luego están otros gases en menor cantidad como el metano, el óxido nitroso, el ozono troposférico y los clorofluorocarbonos, que también actúan como gases de invernadero, estos incrementan aún más este efecto por la acción del hombre y el desarrollo industrial, trayendo por consiguiente una mayor retención del calor. Esto está provocando el calentamiento global de la tierra y a medida que sigamos aumentando estos gases y no detengamos pronto estas emisiones, la temperatura seguirá subiendo y con esto graves desastres ecológicos.

Capa de Ozono: El ozono es un gas que está en la atmósfera y cumple la función de protegernos de los rayos ultravioleta. Hace algún tiempo se descubrió que la capa de ozono estaba siendo afectada por la acción del hombre en especial por la creación y comercialización de los CFC (clorofluorocarbonos) formados por cloro, carbono y flúor utilizados en refrigerantes, aerosoles, aire acondicionado, etc. Y por los halones (gases usados en extintores para incendios). Ambos al liberarse al medio ambiente suben hasta la estratósfera y van destruyendo el ozono por largos periodos, sin destruirse a sí mismo, esto ha traído como consecuencia el debilitamiento de la capa de ozono y con ello mayor penetración de los rayos ultravioleta que son muy dañinos para los seres vivos y causan graves problemas en la salud.

Lluvia Acida: Gases contaminantes producidos por la quema de combustibles fósiles como el azufre, nitrógeno, monóxido y dióxido de carbono al llegar a la atmósfera reaccionan químicamente con el vapor de agua formando ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido carbónico, volviendo a la tierra como lluvia ácida. Esta lluvia provoca fuertes daños por ser ácida. Tiene poder corrosivo y modifica el pH, afectando la piel, los ojos de las personas y animales, las hojas y las raíces de las plantas; como también acidifica las aguas, dañando su vida acuática, al plancton, etc. Por la acción de los vientos esta lluvia ácida puede trasladarse a lugares muy distantes del sitio originario de la contaminación.

Desde que comenzó la revolución industrial, en conjunto con el crecimiento de la población mundial, los gases de efecto invernadero han aumentado de manera alarmante. La temperatura media global se ha incrementado estos últimos 100 años, entre un 0,3 a un 0,6 grados centígrados. De mantener las condiciones actuales de contaminación, para el año 2100 la temperatura media podría haber aumentado entre 1 a 3 grados centígrados. Un aumento de la temperatura puede provocar desastres en todo el planeta, como:

El deshielo de polos, causando la subida de las aguas hasta los 2 metros pudiendo hacer desaparecer las ciudades costeras.

Se produciría una salinización de las aguas dulces, por lo que tendríamos aún menor disponibilidad de aguas para beber y regar los campos.

Disminuiría la biodiversidad de las especies, debido a que muchas de ellas no podrían adaptarse a cambios climáticos tan bruscos.

Además de una mayor cantidad de inundaciones, sequías, heladas, tormentas, etc. Junto a un aumento de enfermedades.

Es por esto la urgencia de hacer algo y detener el calentamiento global.

Los más importantes gases de efecto invernadero son el vapor de agua, el dióxido de carbono (C02) y el metano (CH4), que son un fenómeno natural y necesario pues sin ellos no podría haber vida en el planeta. Sin embargo, si estos gases aumentan de manera excesiva, van a retener más calor proveniente del sol provocando cambios globales del clima. Hay otros gases producto de la acción del hombre que también acelera el efecto invernadero: los óxidos nitrosos (NxO), el ozono troposférico (O3) y los clorofluorocarbonos (CFC).

El gas que está teniendo un aumento exponencial en los últimos años es el dióxido de carbono. Más de la mitad de todo el CO2 es producido por la utilización de los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), que son la base de la industria y del transporte.

Por esta razón nuestra campaña está enfocada a enfrentar la principal fuente de producción de CO2 en Chile: el transporte. A esto se agrega que el transporte es también el principal causante de la contaminación del aire en Santiago. Esta unión de los dos problemas nos ha permitido crear conciencia y proponer soluciones que permitan disminuir la utilización de los automóviles en Santiago. Durante todo el año 1999 hemos denunciado con mucha participación ciudadana la mala calidad del servicio del transporte público incentivando a que éste mejore rápida y sustancialmente.

Noticias del acontecer nacional con respecto a la contaminación ambiental

¿Salud o comodidad?

Diariamente, aparece el debate público sobre la restricción a catalíticos. Pareciera ser que el tema de la contaminación atmosférica, pasara sólo por el hecho de andar en auto o no. Creo que la discusión está llegando al límite de lo banal y lo absurdo.

Nuestra ciudad está Contaminada; nuestra salud en peligro. Cada invierno son miles los niños que deben ser hospitalizados, miles las personas que sufren problemas respiratorios; incluso algunos mueren a causa del constante deterioro en su salud.

Nosotros nos preguntamos: ¿Qué es más importante, nuestra salud o un día sin autos?.

Da la idea que nos sintiéramos absolutamente ajenos al medio ambiente, como si no compitiéramos con él; Como si fuera un constante zumbido en el oído, que lo único que pretende es molestarnos. Cuando será el día que tomemos conciencia que somos uno. Integrados e inseparables, que nos necesitamos mutuamente. Si no tenemos un aire limpio para respirar, los más perjudicados seremos nosotros mismos y nuestros hijos.

No podemos dejar en manos de los demás, algo en que todos tenemos responsabilidad.

Hagamos juntos un sacrificio. Usemos más el transporte público y dejemos el auto para ocasiones especiales o de uso limitado. Todos los autos contaminan, no sólo los no catalíticos. Mientras más autos hay circulando, mayor es la contaminación atmosférica.

Mejorar el Transporte es un Aporte

La contaminación atmosférica en Santiago es producida principalmente por el transporte, Si reducimos la cantidad de vehículos transitando, disminuimos la contaminación. Esta iniciativa nace de la base que el transporte, es el principal foco de contaminación en Santiago. Todos los vehículos son responsables (catalíticos, no catalíticos, a gas); por 2 razones principales:

Emite miles de gases contaminantes, a través de los tubos de escape.

Resuspende el polvo en el aire, produciendo el 80% del PM10.

Mientras más vehículos circulan por las calles, mayor es la contaminación generada. El gran desafío esta en cambiar la percepción que los usuarios tienen de los microbuses, debido a que este representa peligro, inseguridad, mal trato, mal servicio y mayor costo.

Nosotros creemos imprescindible que los usuarios se transformen en protagonistas activos de las decisiones políticas al respecto, exijan sus derechos de tener un transporte público: digno, limpio, seguro y de calidad. Al fomentar el uso del transporte público, se induce a la reducción del uso del auto particular. 8.000 micros movilizan al 75% de la población, mientras 700.000 autos solo al 25%. Con 12.000 micros se podría movilizar al 100% de la población. Esto contribuiría a una increíble mejoría en la calidad del aire y a las condiciones de vida de las personas, además de la descongestión vehicular definitiva.

Al mismo tiempo de incentivar el uso de los microbuses, frente a los inconvenientes que los microbuses representan. Formulando 5 medidas claves para mejorar nuestro transporte público:

Seguridad:

considerar en la nueva licitación los accidentes cometidos por cada línea

Sueldo fijo:

para que los choferes, no corran por pasajeros

Eficiencia:

generalizar vías y calles exclusivas para micros

Servicio Confiable:

iscalización y penalización efectiva de las infracciones que cometen los choferes

Buena Conducción:

Becas para los choferes, en la Escuela Profesional de Conductores.

Todas estas medidas pretenden tener buena acogida de parte de los involucrados, para que los usuarios podamos contar con un transporte público digno y seguro, que se prefiera frente a las alternativas particulares.

Descontaminar Santiago amerita medidas duras

La restricción a catalíticos es necesaria si queremos respirar un aire más limpio, todos debemos sacrificarnos para tener una solución.

Santiago, la tercera ciudad más contaminada del mundo, todavía mantiene discusiones infantiles acerca de una real solución: la posible restricción a catalíticos. Todo el transporte contamina. A nuestros hijos se les está sembrando un daño irreparable en su salud, gente muere por la irresponsabilidad de no tomar medidas efectivas y concretas.

Tomemos conciencia de que todos tenemos que aportar a una solución. Para esto es necesario disminuir la circulación de vehículos por las calles, es la única manera de descontaminar. El polvo resuspendido es el principal foco contaminante y el subsecretario de transporte .Entonces, hasta cuando los ciudadanos tenemos que acatar medidas ineficaces, por no ir en contra de quienes se ven perjudicados por la restricción. Los perjudicados somos todos los que queremos una mejor calidad de vida y un aire limpio para respirar.

Mejorar el transporte público, es una medida concreta para dejar el auto en la casa. Días sin autos en emergencia y pre-emergencia ambiental es la verdadera medida para descontaminar.

Contaminación por Catalíticos

Los autos catalíticos también contaminan:

El catalizador sólo comienza a funcionar cuando el auto está caliente

Requiere de una revisión periódica para su buen funcionamiento

La velocidad para que el catalizador funcione debe ser entre 40 a 60 Km/ Hr.

Si bien elimina las emisiones de plomo, no reduce las emisiones por evaporación de benceno e hidrocarburos (Gases cancerígenos)

Resuspenden el polvo en el aire al igual que los demás vehículos

mite CO2 y miles de gases contaminantes

El agua de nuestro país esta en peligro

El agua, es parte de nuestra vida cotidiana. Es tan común que rara vez nos ponemos a pensar en lo indispensable que es, la despilfarramos y la consumimos sin medida, es algo que siempre ha estado y nunca debería faltar. Sin embargo este elemento tan esencial, es un recurso muy escaso, el agua dulce representa sólo el 1% del total del agua del planeta considerando ríos, lagos, arroyos, etc. y tiene una demanda extraordinaria, fundamental para el desarrollo y existencia de los seres vivos. Lo increíble es que está agua no es nueva, sigue siendo la misma que se formó hace unos 3.800 millones de años, que gracias a la constante evaporación y precipitación, se va renovando y reciclando permitiendo el funcionamiento de todo el ecosistema.

Pero hoy a comienzos del siglo XXI, el panorama no se presenta de buena manera. Es tanto el abuso que hemos hecho del agua y tanta la contaminación que hacemos cada día, que ahora el llamado de atención se hace fuerte. Si no detenemos la contaminación de las aguas el recurso más preciado de los seres vivos puede peligrar y con ello toda la humanidad. Actualmente son miles los productos y elementos que se vierten a los cursos de agua, algunos inocuos y otros sumamente tóxicos. Estos vertidos son de distintos tipos y con diferentes composiciones por lo tanto, producen distintos tipos de contaminación como:

Contaminación Biológica (coliformes fecales )

Contaminación por exceso de nutrientes (materia orgánica)

Contaminación Física (materiales sólidos e inertes y descargas industriales)

Contaminación Química (compuestos o sustancias químicas)

Contaminación por Metales Pesados (metales pesados)

Contaminación Química

Se denomina contaminación química a las aguas contaminadas con sustancias o compuestos químicos que por su toxicidad desequilibran los elementos naturales y seres acuáticos que habitan en el medio ambiente.

Desde que se creó la industria química en el siglo pasado, se han elaborado artificialmente millones de compuestos químicos, de los cuales sabemos muy poco sobre sus efectos para la salud y el medio ambiente. Es recién hace algunos años que se están pidiendo mayores exigencias, luego de haber sido comprobado un inminente peligro.

Actualmente la mayoría de las industrias vierten sus desechos directamente al agua o a los alcantarillados, sin ningún tratamiento previo. Lo terriblemente peligroso es que algunas de estas sustancias o compuestos son tan tóxicos que dañan, a todo organismo viviente que está a su paso, destruyendo ambientes naturales y ecosistemas. Van provocando trastornos transitorios o duraderos, pudiendo causar la muerte de los organismos expuestos. Ciertas sustancias se adhieren a los tejidos grasos de los seres vivos y pueden pasar de esta forma desde los microorganismos a los peces mayores o los seres humanos. A estas sustancias estables, que duran decenios sin descomponerse se les denomina Compuestos Orgánicos Persistentes o COPs. Gran parte de estos residuos tóxicos industriales catalogados de COPs están asociados a la industria del PVC y del cloro, siendo estos productos responsables de una gran gama de desechos no biodegradables. Algunos de estos compuestos al fabricarse o al quemarse pueden producir otras sustancias aún más peligrosas como son las dioxinas y los furanos.

Contaminación por Metales Pesados

Los metales son elementos naturales, que se encuentran en las rocas o en yacimientos. Muchos de ellos son esenciales para los organismos vivientes, aunque los tenemos en cantidades muy pequeñas en nuestros cuerpos. Pero otros pueden ser muy dañinos para los seres vivos aún en pequeñas dosis, produciendo diversas anomalías en la salud. Se llama metales pesados a los que tienen una densidad cinco veces mayor que el agua: el arsénico, el berilio, el cadmio, el cromo, el mercurio y el plomo.

Los metales pesados no se degradan y pueden acumularse en los organismos de los seres vivos causando graves daños.

Que ocurre en Chile

En nuestro país existe una ley desde 1916 que prohibe las descargas a los alcantarillados o a los cursos de aguas de los residuos líquidos industriales, a menos que cuenten con un sistema para neutralizarlos o depurarlos y que cuente con la autorización de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, quien es además el organismo encargado de fiscalizar las industrias. Es decir, en Chile no debería existir ninguna contaminación de las aguas producida por las industrias. Sin embargo, la fiscalización de parte de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, es mínima por la falta de recursos humanos y financieros. Este servicio realiza un Catastro Nacional de Residuos Industriales basándose en encuestas voluntarias entregadas por los industriales. De las 2.500 industrias encuestadas en el país, solo enviaron información. Por lo tanto, es muy poco lo que se sabe de los desechos industriales que se vierten en las aguas. Esto radica en una grave contaminación de las aguas superficiales que en algunos lugares puede estar llegando a contaminar las aguas subterráneas, que son una reserva de agua potable para el futuro. Debemos con urgencia cuidar el agua, es esencial para nuestra existencia.

Noticias nacionales sobre el tema

ACCIDENTE TOXICO DE OXIQUIM EN VIÑA DEL MAR.

Viña del Mar, 22 de marzo de 2001. Hoy a última hora de la tarde, en la fábrica de Oxiquim donde se produjo el incendio. La situación parecía estar controlada, según informaba la empresa, en una reunión que mantuvieron con directivos de la organización ambientalista.

La preocupación surge porque este tipo de industrias produce compuestos químicos organoclorados tales como exhaclorociclohexanos y esto al incendiarse producen dioxinas, que son los compuestos más cancerígenos conocidos.

La empresa Oxiquim ya había sido denunciada en noviembre del año 2000por la organización ambientalista debido a que las muestras de las descargas de residuos químicos de la empresa Oxiquim presentaban un alto índice de compuestos químicos organoclorados en los residuos líquidos de dicha industria.

La Ley de Derecho a Saber contempla la creación de una agencia pública donde las industrias debieran declarar sus procesos productivos, los químicos que usan, en qué cantidad y cuáles son los daños posibles a la salud humana que producen. Esto es necesario porque toda persona o vecino debiera estar al tanto de los riesgos que pueden producir estos productos químicos industriales para su salud y la de sus hijos".

Nota personal

  • Los organoclorados son elementos tóxicos que poseen la capacidad alterar las estructuras anatómicas y funciones orgánicas de los seres vivos. Estos pertenecen al grupo de los Contaminantes orgánicos persistentes que son un grupo de químicos muy resistentes a procesos naturales de degradación. Estos no son solo persistentes en el ambiente sino que se acumulan (bioacumulan) en los tejidos humanos y de animales.

  • Contaminación de las aguas chilenas

    La gravedad de vertir desechos tóxicos industriales en las aguas. Los cuales producen un alto riesgo para la salud de las personas y para el medio ambiente.

    “La mayor parte de las industrias botan sus residuos a los cursos de aguas o directamente al alcantarillado. El control y la fiscalización de este problema es mínimo. A pesar que el gobierno sabe de la gravedad del problema, no se destinan mayores recursos económicos y humanos para detener esta peligrosa contaminación; la cual termina en nuestro organismo”.

    Investigadores científicos han demostrado que algunos de estos componentes tóxicos se acumulan en la grasa de los seres vivos, traspasándose por toda la cadena alimenticia, hasta ser consumidos por el ser humano. Aquí permanecen acumulados durante toda la vida y se van transmitiendo a nuestros hijos, a través de la placenta o de la leche materna. Estas sustancias químicas altamente peligrosas se denominan “COPs o Compuestos Orgánicos Persistentes”, y producen efectos como: Cáncer, infertilidad, mutaciones en los embriones, modificaciones hormonales, nacimientos con daños mentales, disminución en la resistencia a enfermedades.

    “En este momento, la desinformación, irresponsabilidad o desinterés de algunos empresarios, pone en grave riesgo la vida de las personas. Todos los desechos debieran ser tratados antes de entrar en los cursos de agua, debido a que por medio de esta, llegan a los regadíos, a las napas subterráneas, son ingeridos por los seres vivos y terminan contaminando todo el ciclo del agua. El gobierno debe con urgencia detener esta contaminación y eliminar el uso de los tóxicos más peligrosos.

    Soluciones de peso

    Detener de inmediato el vertido de desechos tóxicos, directamente al alcantarillado o a los cursos de agua.

    Obligar a las industrias a informar públicamente, sobre los residuos tóxicos que vierten en las aguas.

    Eliminar la producción de 12 de los COPs más tóxicos y de PVC, principal causante de la producción dioxinas y furanos.

    Exigir al gobierno que destine mayores recursos, para fiscalizar los vertidos industriales.

    Pedir la rápida aprobación y creación de normas que regulen los vertidos de desechos tóxicos industriales en las aguas superficiales y subterráneas.

    Incentivar a la CONAMA a realizar una campaña de información, sobre los graves efectos del contacto con esta contaminación.

    Caza Indiscriminada de Ballenas

    Durante millones de años las ballenas y delfines nadaron tranquilas y majestuosas en la inmensidad de los océanos del mundo. La vida era apacible, y la armonía con el entorno gozaba de una perfección mágica. El hombre era desconocido, no había peligro.

    Pero en 1925, comenzó la tragedia, la cacería industrial de las ballenas, entraron a los océanos grandes buques factoría a matar a estos mamíferos para aprovechar su carne, aceite, grasa, etc. En 1930 ya eran 41 barcos factoría, con apoyo de más de 200 buques balleneros. En esos años murieron en aguas antárticas más de 40.000 ballenas grandes y en otros mares otras 30.000, entre ellas 29.000 ballenas Azul. En 1969 quedaban sólo 1.900 ballenas Azul de unas 220.000 que existían a comienzos de siglo. Hasta que en 1986 la Comisión Ballenera Internacional (CBI), prohibió indefinidamente la caza de la ballena. Pero bajo un vacío legal, Japón y Noruega continuaron cazando bajo el marco de caza “científica y artesanal” respectivamente.

    A pesar de la moratoria total de la caza, las poblaciones de las grandes ballenas han continuado disminuyendo. Ante esta situación, se han generado varias opiniones para explicar el fenómeno: algunos científicos estiman que no han logrado recuperarse debido a las bajas tasas de reproducción. Asimismo, otros han indicado que la razón tiene que ver con factores ecológicos o que la contaminación marina ha afectado su capacidad reproductiva.

    Probablemente en cada teoría exista algo de verdad, pero hay una razón más poderosa que muchos no quieren considerar: La caza de ballenas continua.

    Todos los años se cazan alrededor de 400 rorcuales enanos en el Océano Austral y 600 ejemplares en el Atlántico Norte, cuota que ha sido permitida por la Comisión Ballenera Internacional.

    Mediante análisis genéticos se comprobó que estaban disponibles especies prohibidas como la ballena Franca, la ballena Fin y como si fuera poco la ballena Azul, una de las especies mas afectadas. Así, la caza de investigación, sólo sirve para encubrir el comercio de la carne.

    En 1998 la industria japonesa lanzó al mar un gigantesco ballenero cuya construcción costó más de 14 millones de dólares. La nave es considerada por ese país como un símbolo de la reapertura de la caza de la ballena. Además la Comisión Ballenera Internacional, ha insistido en que estas actividades no se requieren para realizar un manejo sustentable de estos recursos.

    Actualmente quieren reiniciar la caza en el Pacífico Norte, violando sistemáticamente la Convención de las Naciones Unidas para la Ley del Mar (UNCLOS), a pesar que Japón también la ratificó junto a otros 144 Estados.

    Durante cientos de años los humanos han cazado ballenas, primero por subsistencia de parte de pueblos indígenas y luego depredando los mares con gigantes barcos factoría, llevando al punto de extinción a 8 de 10 especies de ballenas grandes. Sólo la fuerza de la gente y de las protestas públicas pudo detener esta exterminación. La creación de los santuarios y la protección de ciertas especies es la única forma que permitirá su lenta e insegura recuperación. Sin embargo también pesa la contaminación de los mares, las sustancias químicas tóxicas vertidas en él, las enormes redes de pesca, entre otros.

    Santuarios Balleneros

    La creación de Santuarios Balleneros ha sido una de las más importantes medidas que se han tomado para detener la caza de ballenas.

    En el mundo entero existe consenso en que esta actividad no puede continuar, pero Japón y Noruega insisten en mantener la caza y atraer a otros países como a Rusia a terminar con la moratoria. Pero cada año son más las personas e instituciones que se suman a la protección de estos cetáceos y aquellos gobiernos que persisten con la matanza están cada vez mas aislados.

    En 1994, Greenpeace logró con el apoyo de los ciudadanos y de gobiernos de varios países del mundo, incluido Chile, la creación de un Santuario ballenero en el Pacífico Sur, idea que pretende ser extendida en todo el planeta para que las ballenas sean protegidas en todos los mares del mundo.

    En el Atlántico y el Pacífico sur, las oficinas de Greenpeace en Argentina, Brasil y Chile trabajan en coordinación regional para ayudar a construir un bloque en toda América Latina, de apoyo a la ampliación y creación de los santuarios. En el campo de los tratados internacionales, se tratará de evitar que se cambie la clasificación de especies en peligro de algunas ballenas como las Minke. Si se modificara su categoría de especies en peligro, como lo desean Japón y Noruega, rápidamente se perderían todos los esfuerzos de recuperación de esta y otras especies.

    También intentará obtener de la Comisión Ballenera Internacional una resolución que cambie la denominación de caza científica a comercial con el respaldo de científicos de alto nivel, se afirmará que este tipo de caza no tienen características científicas bajo ningún punto de vista. Así se podrá presionar fuertemente a la caza ballenera japonesa en el Pacífico Sur. El trabajo de crear conciencia respecto a la situación de la ballena no será fácil.

    Ballenas en peligro de extinción

    Se consideran en peligro de extinción las Ballenas: Azul, Azul Pigmea, Aleta, Sei, Bryde, Minke, Jorobada, Franca, Gris, Cachalotes y Orcas. Actualmente todas estas especies están protegidas por la Comisión Ballenera Internacional y por CITES (Convención Internacional de Tráfico de Especies en Peligro de Extinción), sin embargo, Japón y Noruega no respetan estos tratados internacionales, ni los Santuarios Balleneros, cazando más de 1.000 ballenas por año.

    Las ballenas demoran mucho en alcanzar su madurez sexual y su tasa de reproducción es muy baja, las hembras dan a luz una cría cada 2 años, por lo que demoran mucho en recuperar su

    población. Además se deben considerar otros factores como:

    Muerte de las crías por no tener el alimento de la madre

    Contaminación marina, especialmente por desechos tóxicos industriales y derrames de petróleo.

    Baja densidad de algunas especies que por efecto de la caza indiscriminada, las ha llevado al borde de la extinción.

    Cambios climáticos.

    La ballena Azul ha sido la más afectada, se calcula que hoy no quedan más de 800 ejemplares en el mundo y su recuperación es casi imposible. Con esto extinguiremos al animal más grande de la tierra.

    Chile es considerado una importante ruta migratoria de los grandes cetáceos, el 70% de todas las especies de ballenas pasan por Chile y los lugares de obsevación son especialmente en: la Isla Choros, Chiloé Canal de Chacao, Canales de la Patagonia. Esto podría abrir un interesante espacio al turismo para observación y conocimiento sin tener que destruir a estos bellos animales. Las Ballenas son capaces de recorrer miles de kilómetros navegando por todos los océanos del mundo, viven en un amplio rango geográfico, por lo que necesitan de protección global.