Consumo

Capitalismo. Educación para el Consumo. Etiquetado Social. Comercio Justo. Consumo de Drogas. Consumo de Tabaco. Consumo de Alcohol. Consumo y Medio Ambiente. Consumo en Internet. Dinero. Hábitos Alimenticios. Moda. Medios de Comunicación de Masas

  • Enviado por: Javi Blázquez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 57 páginas
publicidad

ÍNDICE

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

CONCEPTO DE CONSUMO

DEFINICIÓN DE CONSUMO

Podemos definir consumo como la adquisición de un bien (o de un servicio) cuyo fin es satisfacer una necesidad por medio de uso progresivo o su destrucción.

LA REVOLUCIÓN EN EL CONSUMO

En los países industrializados el consumo no sólo ha aumentado sino que además se ha transformado considerablemente. En la composición del presupuesto de una familia moderna podemos distinguir a largo plazo tres orientaciones del consumo.

En primer lugar se observa un campo de regresión y que se corresponde con el consumo tradicional: alimentación, vestido, sanidad, alojamiento. Es el llamado “consumo de subsistencia”, que satisface las necesidades de tipo fisiológico, definidas poco más o menos sin ambigüedad, consumo universal casi rutinario y obligatorio para todos. Este conjunto representa aproximadamente los dos tercios del presupuesto de la familia media, pero disminuye a medida que la renta familiar aumenta, dado que la elasticidad de éstos gastos con respecto a la renta, generalmente es menor a 1 (alimentación, 0,3; vestido, 0,9; alojamiento, mantenimiento y energía, 0,7). El descenso de la parte destinada al consumo alimenticio no significa necesariamente un descenso del gasto total en alimentación. Esta disminución de la parte de gastos de alimentación es una aplicación de la ley de Engel (del nombre del economista Ernst Engel, 1821-1896), que estipulaba que, a medida que aumenta la renta, ésta pasa a satisfacer las necesidades sociopsicológicas.

La segunda orientación se centra en la creación de un nivel de vida. Los gastos de este tipo reflejan un orden de preocupaciones menos prioritarias que las anteriores. Las funciones a cubrir, así como las aptitudes puestas en juego, son complejas. La presión del medio ambiente influye aquí de forma considerable, pero no puede desdeñarse la aportación personal. La parte de las opciones, domina, y los presupuestos se distinguen no sólo por las cantidades o calidades consumidas, como ocurría en el caso anterior, sino por la naturaleza misma de los bienes. Estos gastos tienen una elasticidad superior a 1: su participación en el presupuesto (alrededor de un 15% de media) tiende a crecer de forma moderada: mobiliario, decoración, equipamiento del hogar.

El tercer aspecto se refiere a los gastos en actividades de tipo cultural, artístico, deportivo, educativo, de transportes, de vacaciones y tiempo libre.

El concepto de consumo cada vez refleja menos la subsistencia (lo que sirve para vivir) y cada vez más lo que transforma a los individuos, los hace expresarse y comunicarse entre ellos.

¿ CUÁNDO SURGIÓ EL CONSUMO?

Con la llamada 2ª revolución Industrial, la sociedad del consumo estaba preparada para la población. Pero una cose es que este preparada la sociedad del consumo y otra es que este preparado el consumidor.

Los avances tecnológicos han ido siempre por delante de su comprensión, esto ha creado indefensión. El consumo se ha realizado de manera autómata, coleccionando deseos y anhelos, almacenando productos que no se necesitan y cosechando frustraciones.

La expresión sociedad de consumo se utiliza para designar a las sociedades en las que el consumo de los ciudadanos (demanda) se orienta y se dirige en función de las exigencias de la industria y no a la inversa, como había sucedido tradicionalmente.

La sociedad de consumo es la de los medios masivos de comunicación, la del desarrollo de la ciudad frente al campo, y la del dominio de los valores de la moda y el individualismo.

Las expresiones “sociedad de consumo” o “civilización de consumo” han evolucionado desde ser unas nociones abstractas de la economía hasta tener uso en el lenguaje diario, y generalmente con alcance peyorativo. El hombre de nuestro tiempo, sobre todo en las sociedades industriales occidentales, pero no exclusivamente en ellas, se considera impulsado al consumo de productos -y más sutilmente, de personas, de ideas, de modos de vida- por encima de su voluntad, mediante unos medios de presión que reconoce, y va intercambiando para ello un exceso de trabajo que de otra manera podría ahorrase. Ese reconocimiento no le impide continuar actuando como se espera de él dentro de la sociedad de consumo, por un fenómeno paralelo, por ejemplo al de las modas y, ejercitando en todo caso la protesta contra los estamentos superiores y poco discernibles para él que le refuerzan a formar parte de esa sociedad, pero sin abstraerse él mismo de su colaboración.

Con la llegada de la Revolución industrial, las sociedades se van haciendo cada vez más urbanas, y enormes masas de población dejan sus costumbres rurales para instalarse en las nuevas ciudades. La demografía aumenta enormemente y la economía, a pesar de la aparición de crisis, experimenta un constante crecimiento.

El fenómeno más llamativo de ésta nueva sociedad es la abundancia de bienes materiales puestos a disposición de la generalidad de los individuos. Por eso se ha denominado también a éste estadio “sociedad de la opulencia” o de la “abundancia”.

Seguramente por primera vez en la historia, los bienes del consumo son ofrecidos a todos los ciudadanos -se habla, por tanto, de “igualdad de oportunidades”- sin tener en cuenta privilegios de casta, rango o clase. Sin embargo, una consideración más profunda de los hechos pone de relieve que tras ésta apariencia de abundancia, la sociedad continúa manteniendo diferencias, estratificaciones y hasta fenómenos de segregación de individuos y grupos.

CAPITALISMO

Sistema económico basado en la libertad de los individuos, en la propiedad privada -tanto en los medios de producción, como de los recursos económicos-, en el uso de la moneda como medio libre de intercambio y en la libre iniciativa de los individuos.

Tiene sus orígenes en la antigüedad, su desarrollo es un fenómeno europeo que fue evolucionando en distintas etapas. Desde Europa, y en concreto desde Inglaterra, el sistema capitalista se fue extendiendo a todo el mundo, siendo el sistema socioeconómico casi exclusivo en el ámbito mundial hasta el estallido de la I Guerra Mundial, tras la cual se estableció un nuevo sistema socioeconómico, el comunismo, que es opuesto al capitalista.

El término kapitalism fue acuñado a mediados del siglo XIX por el economista alemán Karl Marx.

De existir un fundador de éste sistema, es el filósofo escocés Adam Smith.

CARACTERÍSTICAS DEL CAPITALISMO

Ante todo, una mentalidad que busca el lucro, la obtención del máximo beneficio posible. Esto lleva también a la rivalidad en el mercado y a conseguir el máximo rendimiento al menor coste.

Una organización sociojurídica con estas notas:

  • Propiedad privada de los medios de producción.

  • Primacía del capital sobre la mano de obra.

  • Libre iniciativa privada para desarrollar actividades económicas.

  • El papel central lo tiene el empresario.

  • La mano de obra está al servicio de la producción.

TEORÍA DEL CAPITALISMO

La primera teoría del capitalismo, fue formulada por los fisiócratas, escuela de economistas franceses para quienes una economía progresiva, solo podía funcionar bajo un gobierno estable y ordenado. Tal gobierno debía estar basado en un “orden natural”, y mantenerse dentro de los límites a él asignados por dicho orden, asegurando plena libertad a cada individuo en la consecución de sus objetivos económicos.

EL CAPITALISMO EN EL SIGLO XX

Durante casi todo el siglo XX, el capitalismo ha tenido que hacer frente a numerosas guerras, revoluciones y depresiones económicas. La I Guerra Mundial provocó el estallido de la revolución en Rusia. La guerra también fomentó el nacionalsocialismo en Alemania, una perversa combinación de capitalismo y socialismo de Estado, reunidos en un régimen cuya violencia y ansias de expansión provocaron un segundo conflicto bélico a escala mundial. A finales de la II Guerra Mundial, los sistemas económicos comunistas se extendieron por China y por toda Europa oriental. China es el único gran país que sigue teniendo un régimen marxista, aunque se empezaron a desarrollar medidas de liberalización y a abrir algunos mercados a la competencia exterior. Muchos países en vías de desarrollo, con tendencias marxistas cuando lograron su independencia, se tornan ahora hacia sistemas económicos más o menos capitalistas, en búsqueda de soluciones para sus problemas económicos.

El acontecimiento más importante de la historia reciente del capitalismo fue la publicación de la obra de John Maynard Keynes, La teoría general del empleo, el interés y el dinero (1936). Al igual que las ideas de Adam Smith en el siglo XVIII, el pensamiento de Keynes modificó en lo más profundo las ideas capitalistas, creándose una nueva escuela de pensamiento económico denominada keynesianismo.

PREVISIONES DE FUTURO

Durante los 25 años posteriores a la II Guerra Mundial, la combinación de las ideas keynesianas con el capitalismo generaron una enorme expansión económica. Sin embargo a principios de la década de 1960 la inflación y el desempleo empezaron a crecer en todas las economías capitalistas, en las que las fórmulas keynesianas habían dejado de funcionar. Aparecieron nuevas demandas, como por ejemplo la exigencia de limitar la contaminación medioambiental, fomentar la igualdad de oportunidades y salarial para las mujeres y las minorías, y la exigencia de indemnizaciones por daños causados por productos en mal estado o por accidentes laborales. Al mismo tiempo el gasto en materia social de los gobiernos seguía creciendo, así como la mayor intervención de éstos en la economía.

La inflación de la década de 1970 se redujo a principios de la década de 1980, gracias a dos hechos importantes. En primer lugar, las políticas monetarias y fiscales restrictivas de 1981-1982 provocaron una fuerte recesión en Estados Unidos, Europa Occidental y el Sureste Asiático. El desempleo aumentó, pero la inflación se redujo. En segundo lugar, los precios de la energía cayeron al reducirse el consumo mundial de petróleo. Mediada la década, casi todos las economías occidentales se habían recuperado de la recesión. La reacción ante el keynesianismo se tradujo en un giro hacia políticas monetaristas con privatizaciones y otras medidas tendentes a reducir el tamaño del sector público. Las crisis bursátiles de 1987 marcaron el principio de un periodo de inestabilidad financiera. El crecimiento económico se ralentizó y muchos países en los que la deuda pública, la de las empresas y la de los individuos habían alcanzado niveles sin precedente, entraron en una profunda crisis con grandes tasas de desempleo a principios de la década de 1990.

El principal objetivo de los países capitalistas consiste en garantizar un alto nivel de empleo al tiempo que se pretende mantener la estabilidad de los precios. Es, sin duda, un objetivo muy ambicioso pero, a la vista de la flexibilidad del sistema capitalista, no sólo resulta razonable sino, también, asequible.

INFLUENCIA DEL CAPITALISMO EN LA VIDA SOCIAL

El capitalismo tiene una serie de consecuencias que marcan la vida de las sociedades. He aquí algunas:

  • Elevación del nivel de vida en las zonas desarrolladas.

  • Sistemas políticos que defienden la libertad y la iniciativa de las personas.

  • Mentalidad materialista y competitiva que valora más el tener que el ser. Consumismo.

  • Desarrollo científico y tecnológico.

  • Fuertes desigualdades entre personas y entre países. Marginación y subdesarrollo.

  • Explotación de la mano de obra sobre todo en países poco desarrollados.

  • Concentración en pocas manos del poder económico.

  • Crisis económicas cada cierto tiempo que generan desempleo.

  • Imperialismos económicos.

CRÍTICAS DEL CAPITALISMO

El socialismo y otros sistemas económicos han señalado cierto número de defectos en el funcionamiento real del capitalismo. Entre los fallos aparentes que se han señalado, figuran la existencia de monopolios, la repetición de ciclos y depresiones comerciales y una distribución sumamente desigual, de los ingresos que a largo plazo conduce a un consumo deficitario y a la inestabilidad social.

Los críticos liberales y otros no socialistas, han señalado alguno de esos mismos defectos del capitalismo, pero sin tacharlos de irremediables. El más notable de ellos es el monopolio. Ciertos tipos de monopolios denominados generalmente “servicios públicos”, no sólo económicos sino en realidad necesarios para el buen funcionamiento de una economía. Un sistema centralizado de transportes municipales, ó un servicio telefónico central, presentan grandes ventajas sobre los sistemas competitivos en estas ramas.

Otro defecto aparente del capitalismo, consiste en la aparición periódica de crisis económicas. Dichas crisis se originan dentro de la propia economía. Un tercer problema señalado por los críticos del capitalismo, es a un tiempo ético y económico: la gran desigualdad de los ingresos. En un mercado libre competitivo, cierto tipo de trabajo puede ofrecerse en tal abundancia que los salarios resultantes sean muy bajos, demasiado reducidos para cubrir las necesidades del trabajador y de su familia. A medida que el capitalismo se ha desarrollado, no sólo ha elevado los ingresos medios de la sociedad, sino que también ha disminuido la desigualdad entre los ingresos de las diversas clases sociales.

EDUCACIÓN PARA EL CONSUMO

La finalidad última del consumidor puede definirse como: “la consecución de la autonomía para que cada sujeto sepa desenvolverse en la sociedad en la que vive de un modo responsable, solidario y con sentido crítico “.

La educación del consumidor intenta que los individuos estén preparadas para valorar más el ser que la propiedad. Con la educación del consumidor se pretende que el alumnado tome conciencia de su posición como tal: que se inicie en el conocimiento del funcionamiento de la sociedad de consumo y en el papel que desempeñan los consumidores y el uso de los medios de comunicación; que se de cuenta de que los recursos materiales y energéticos actuales son limitados, y que los residuos derivados de los procesos de fabricación y consumo son innumerables, y que es preciso explotarlos mediante un consumo racional.

El consumo es un hecho de extraordinaria relevancia que afecta a la totalidad de los ciudadanos y las ciudadanas, ya que todos ellos son consumidores/as. El consumo, a pesar de tener un componente básicamente individual, es una conducta colectiva y por lo tanto la protección de los consumidores/as equivale a la protección de la comunidad.

Es necesario que los consumidores conozcan cuáles son los derechos que les amparan para poder defender adecuadamente sus intereses.

Los derechos reconocidos en la ley son los siguientes:

-Derecho a la protección contra los riesgos que pueden afectar la salud y la seguridad.

-Derecho a la protección de los legítimos intereses económicos y sociales.

-Derecho a la idemnización o reparación de los daños y perjuicios sufridos.

-Derecho a recibir una información correcta sobre los diferentes productos o servicios, así como a la educación y la divulgación de todo lo relacionado sobre el uso de éstos.

-Derecho a expresar su opinión y ser oídos a través de las asociaciones o agrupaciones de consumidores.

Por lo que respecta a la protección de la salud y seguridad en relación a todos aquellos productos, bienes y servicios que puedan suponer un riesgo potencial en su uso cotidiano, hay que resaltar que ningún producto o servicio debe llevar implícitos posibles peligros o riesgos para los consumidores. La normativa prohibe la utilización de aditivos no autorizados, el almacenamiento de sustancias tóxicas junto a productos alimentarios y bebidas, la venta domiciliaria de alimentos, la construcción de viviendas con materiales que puedan resultar peligrosos para la salud y la venta de productos farmacéuticos sin envasar o sin la información adecuada.

Por lo que se refiere a la indemnización de los daños y perjuicios, hay que tener presente que para poder ejercer este derecho es preciso demostrar que el daño sufrido se ha derivado directamente del producto y no de su empleo inadecuado.

La información correcta sobre los distintos productos y servicios deberá consignarse en la etiqueta, el envase o la presentación del producto y, como mínimo, deberá constar la denominación del producto, la composición, los ingredientes, la fecha de caducidad o de consumo preferente, así como las instrucciones de conservación.

Todas las personas pueden ejercer los derechos que les amparan como consumidores/as, y en caso de indefensión o de inferioridad puede acudir a las instancias públicas o privadas para defender sus intereses individuales y colectivos.

Los consumidores pueden presentar una reclamación:

-Cuando se considera que el consumo de un producto o la utilización de un servicio pone en peligro la salud o la seguridad de las personas.

-En caso de fraude o engaño, tanto en cantidad como en calidad y/o composición distinta a la indicada, o cuando el precio sea superior al establecido.

-Cuando los bienes o servicios no cumplan algunas de las normativas de seguridad o calidad.

CUIDADO CON LAS REBAJAS

Las rebajas han movido en 1997 cientos de millones de pesetas (es una de las mayores fuentes de ingresos de algunos comercios). Los artículos que más se rebajan son la moda (hasta un 60%), los ordenadores (hasta un 30%), los complementos (con un 15%) y los electrodomésticos (que pueden oscilar dependiendo del establecimiento).

Todas las compañías han comenzado una carrera de precios a la baja y es el mes de enero, tras el alza de Navidad y Reyes, cuando más se deja notar. Las organizaciones y organismos que se ocupan de la información, suelen lanzar en éstas fechas campañas divulgativas que pretenden alertar al consumidor ante los posibles fraudes y engaños en las compras que se realicen en rebajas.

Advierten sobre la importancia de consumir racionalmente, hacer una lista de compra, comprobar la calidad de los artículos que se rebajan y si son los mismos que se vendían antes, mirar la etiqueta, no pasarse de un presupuesto previamente definido, tener en cuenta que también en rebajas se puede pedir, legalmente, cambiar el producto...

En rebajas sólo se deben rebajar los precios, no los derechos del consumidor, que son los mismos que el resto del año.

De acuerdo con informaciones de otros años, las reclamaciones más frecuentes en rebajas se producen por la negativa del a cambiar una prenda defectuosa, la publicidad engañosa, o la negativa a admitir tarjetas de crédito en establecimientos que normalmente las admiten

De acuerdo con la nueva ley de comercio, las rebajas de invierno no pueden comenzar hasta que la comunidad autónoma las autorice. (El uno de enero como muy pronto y pueden durar un máximo de dos meses y un mínimo de una semana.)

CONSEJOS PARA MANTENER EL CONSUMO BAJO CONTROL

1.-Antes de salir a comprar, lo mejor es hacer una lista de lo que necesitas y un presupuesto aproximado.

2.-No compres alimentos con el estómago vacío, caerías fácilmente en la tentación de adquirir más de lo necesario.

3.- Si en una gran almacén ves un artículo que no tenías previsto comprar y parece interesarte, trata de no ceder a la tentación de adquirir más de lo necesario.

4.-Darse un capricho de vez en cuando no es malo, pero debes fijarte un presupuesto para éstos casos y no sobrepasarlo nunca.

5.- Muchas veces compramos cosas que no nos sirven para nada, sólo porque está en oferta. Piensa que una oportunidad sólo es real si se trata de un artículo que realmente necesitas y cuyo precio es inferior al que suele tener habitualmente.

6.- Antes de pasar por el cajero de la tienda, compara el dinero que has gastado con el que habías previsto. Si excede, devuelve a los estantes los artículos menos necesarios.

7.-No sientas ningún tipo de vergüenza por salir de un establecimiento sin haber realizado compra alguna.

8.-Los niños son muy influenciables por la publicidad. Si tu hijo te insiste para que compres algo por el regalo que incluye, no cedas a sus caprichos y hazle ver que se trata simplemente de una forma de manipularle.

9.-Algunos expertos recomiendan, para luchar contra la adicción al crédito, romper la tarjeta o envolverla con el tícket de la última compra en la que se gastase mucho. Otro remedio es visualizar el dinero saliendo de tu bolsillo y llegando a las manos del dependiente cuando pagues con la tarjeta.

10.-Si tienes problemas con el control de gasto, divide con tu pareja el dinero disponible. De éste modo evitarás llegar a un conflicto familiar.

¿COMO SEGUIR LA PISTA A UN PRODUCTO?

La investigación de mercados abarca desde la encuesta y el estudio pormenorizado del mismo hasta la elaboración de estadísticas para poder analizar las tendencias en el consumo, y poder prever así la cantidad de productos y la localización de los mercados más rentables para un determinado tipo de bien o servicio. Cada vez se utilizan más las ciencias sociales para analizar la conducta de los usuarios, como por ejemplo, la psicología y la sociología que permiten identificar factores clave para entender los distintos patrones de comportamiento de los consumidores.

En la investigación se contemplarán los siguientes aspectos:

  • El diseño del producto:

Se conoce como una línea de productos a aquellos bienes que, aun siendo iguales en apariencia, es decir, con un mismo estilo, difieren en tamaño, precio y calidad. Las líneas de productos deben responder a las necesidades y gustos de los consumidores.

Para poder desarrollar una con ciertas posibilidades de éxito comercial, el departamento de marketing realiza una investigación para analizar el comportamiento de los consumidores. El cambio de las costumbres y del estilo de vida tiene una influencia directa sobre las ventas de los productos. Además, las economías con renta per cápita elevada tienen unos patrones de consumo muy diferentes a los de las economías que se encuentran en las fases recesivas del ciclo económico. Sin embargo, los bienes de primera necesidad no se ven afectados por los ciclos.

El ciclo de vida de un producto requiere un estudio detallado. Todos los productos pierden con el tiempo su atractivo inicial derivado de la novedad. Los productores también pueden acelerar la caducidad del producto al introducir otros nuevos con características más modernas. Hoy los consumidores reaccionan de modo positivo a las mejoras e innovaciones productivas. Esto influye en la duración de los artículos, el mal, repercute en los costes y, por tanto, en el precio final. La competencia entre productores que fabrican artículos parecidos acelera la aparición de otros con nuevas características.

  • Distribución del producto:

Algunos productores disponen sus productos mediante la venta directa a los consumidores finales. Los que más se venden con esta técnica son bienes duraderos como ordenadores Existen otros que se venden a domicilio, como los cosméticos.

La publicidad directa por correo es una técnica que se ha generalizado a todo tipo de artículos. Resulta muy cómodo para los trabajadores comprar por correo, o acudir a una tienda determinada en busca de un producto concreto sin tener que recorrer varios establecimientos. Para los vendedores, la utilización de los catálogos les permite acceder a clientes que residen lejos de su tienda. La utilización de tarjetas de crédito también ha fomentado la venta por correo o por teléfono, al facilitar el método de pago.

La televisión es un medio publicitario de especial relevancia porque facilita la demostración de las cualidades del producto. La venta directa por televisión se ha convertido en algo habitual, así como la comercialización a través del teléfono. Sin embargo, casi todos los productos de consumo se distribuyen a través de intermediarios: del productor al mayorista y de éste al minorista, que vende de una forma directa al cliente.

Los mayoristas distribuyen bienes en grandes cantidades, por lo general a los minoristas, para que éstos los revendan a los consumidores. Sin embargo, algunas cadenas minoristas han alcanzado tal volumen de negocios que pueden franquear al mayorista y negociar de forma directa con el productor. Al principio, los mayoristas reaccionaron reduciendo sus márgenes de beneficios y actuando más deprisa. A su vez, los minoristas crearon cooperativas para actuar como mayoristas. El resultado ha sido una tendencia hacia relaciones más estrechas entre productores, mayoristas y minoristas.

La venta al por menor ha sufrido otra serie de cambios. La fuerte publicidad realizada por los productores y el desarrollo de servicios de venta con un mínimo de empleados y dependientes, ha cambiado por completo las técnicas de venta al por menor. Los supermercados y economatos se han multiplicado y han diversificado su oferta de productos. Con el tiempo, los grandes almacenes también ofrecen artículos de lujo, mobiliario, electrodomésticos y equipos de alta fidelidad. El objetivo consiste en ofrecer una amplia variedad de productos en la misma tienda, aumentar el número de transacciones y el volumen de ventas. Las cadenas comerciales —conjunto de establecimientos pertenecientes a una misma empresa— y las cooperativas han aumentado en número. Asimismo han aparecido numerosas tiendas especializadas en un producto único.

El transporte y almacenaje del género son otras dos facetas que tiene que analizar el departamento de marketing. Pueden transportarse por carretera, tren, avión o barco. La gestión eficiente del transporte es uno de los aspectos más importantes del marketing.

  • Generación del precio final:

Determinantes principales: costos de producción y la competencia. No resulta rentable vender un producto a un precio inferior a los costes de producción, pero es imposible hacerlo a un precio superior al de los bienes similares. Otros factores que determinan el precio final. La política de la empresa puede exigir que se venda a un precio que minimiza los beneficios en las nuevas líneas de productos, o se puede bajar mediante descuentos para vender mayor cantidad.

Existen normas sobre la competencia que impiden a los productores fijar una cuantía máxima del precio de venta final. Aunque, algunos fabricantes logran controlar el precio de venta final al ser propietarios de los puntos de venta al por menor.

Algunos gobiernos intentan limitar la competencia en precios para favorecer a los pequeños empresarios que no pueden competir con las grandes empresas. Por ello, las decisiones que toma el departamento de mercadotecnia sobre precios deben ser revisadas por el departamento jurídico de la compañía.

  • Promoción del producto:

Objetivo de la publicidad: consiste en dar a conocer el producto y convencer a los consumidores para que lo compren incluso antes de haberlo visto o probado. La mayoría de las empresas consideran que la publicidad es esencial para fomentar las ventas, por lo que destinan cuantiosas sumas de sus presupuestos para contratar agencias de publicidad especializadas. Al mostrar de forma reiterada al consumidor la representación del producto, la marca registrada y otras características, los profesionales de la publicidad confían en atraer al usuario a la compra del artículo promocionado. La publicidad utiliza sobre todo la televisión, la radio y los paneles publicitarios; la prensa, así como el envío de publicidad por correo. Durante los últimos años las agencias de publicidad pueden ofrecer a sus clientes campañas publicitarias a escala mundial.

Los productos sencillos los venden los dependientes de las tiendas, en cambio para los productos específicos que requieren una explicación detallada de todas sus características, se necesitan vendedores especializados.

El objetivo de la promoción de ventas es complementar y coordinar la publicidad con la venta directa Suele ser necesario cooperar de una forma estrecha con los vendedores. Para ello, se crean dispositivos de ayuda al comercial y programas de publicidad coordinados. Asimismo hay que instruirle sobre las características específicas del producto. Desde el consumidor la promoción de ventas incluye ciertas actividades típicas del área de comercialización, como por ejemplo, los cupones de descuento, los concursos...

  • También deben tenerse en cuenta la producción ( artesanal o industrial ) y las industrias de transformación, así como a quién va dirigido el producto, para que lo utiliza, satisfacción del consumidor, posibles fraudes, repercusiones para el medio ambiente y productos alternativos.

DESARROLLO

EL ETIQUETADO SOCIAL

Desde hace unos años se vienen desarrollando en nuestro país iniciativas de muy distinto signo cuyo objetivo final es coincidente: la materialización de un etiquetado que no solo responda a las características del etiquetado clásico, información sobre la composición del producto, fecha de caducidad, elementos que lo componen, etc. Sino que, además, informe sobre otros valores inherentes al mismo. Es lo que se llama la etiqueta social.

Como su propio nombre indica, esta etiqueta tendría como elemento fundamental informar al consumidor sobre el valor social de una determinada mercancía o servicio. Es decir, se trata de, superando la dicotomía calidad-precio, avanzar un paso más y darle a la mercancia un valor añadido. Este valor añadido vendría dado por el compromiso uqe la empresa fabrivcante del producto, o el agente proveedor del servicio, ha contraido con la sociedad y con el consumidor del producto o servicio. La naturaleza de esrte compromiso puede ser muy diversa, pero en todo casdo siempre sedr´ças un compromiso de naturaleza social o del servicio público, y van desde la protección del medio ambiente, pasando por los programas de ayuda a la infancia, o la colaboración en temas sanitarios. En definitiva, la idea de la etiqueta social debe ser producto de acuerdos entre el mercado y la sociedad, entre el mercado y los consumidores, en la que aquel destina una parte de sus beneficios a una labor socio-humanitaria, y a cambio, la sociedad o los consumidores pueden beneficiar a estos productos adquiriendo una mercancçia o producto que garantiza un valor adicional.

COMERCIO JUSTO

¿QUÉ ES EL COMERCIO JUSTO?

El comercio justo es una alternativa del comercio tradicional. Frente a los criterios meramente económicos de éste último, tiene en cuenta, además, valores éticos que abarcan aspectos tanto sociales como ecológicos. Así:

  • Campesinos y pequeños productores de zonas empobrecidas encuentran un cauce para vivir dignamente de su trabajo.

  • Los consumidores obtienen productos de calidad con la garantía de que han respetado los derechos de los trabajadores y el medio ambiente.

  • Se recupera un vínculo entre productor y consumidor.

  • Se demuestra que es posible hacer compatible los criterios econñomicos con los sociales y ecológicos.

¿QUÉ CONDICIONES DEBE CUMPLIR?

En la relación de campesinos y productores:

  • Se le garantiza un salario justo por su trabajo.

  • Los productores, deben destinar una parte de sus beneficios a las necesidades básicas de sus comunidades: sanidad, educación, formación laboral, etc.

  • Se establece una relación a largo plazo y se garantiza una parte del pago de los productos por adelantado; ambas condiciones favorecen que las comunidades puedan planificar su desarrollo.

  • Se evita la explotación infantil.

  • Se promueve:

  • La participación en la toma de decisiones y el funcionamiento democrático.

  • La igualdad entre mujeres y hombres.

  • La protección del medio ambiente.

ALGUNAS TIENDAS DE COMERCIO JUSTO:

INTERMON C/ Méndez Nuñez, 1 - 41001 SEVILLA

Tel/ fax : 954 21 20 20

E-MAIL: sevilla@intermon.org

SODEPAZ C/ Avinyó, 29- 08002 BARCELONA

Tel: 932 68 22 02 Fax: 932681962

E-MAIL: sodepaub@pangea.org

IDEAS C/ Hermanos García Noblejas, 41 bis - 28020 MADRID

Tel/Fax: 913 77 25 32

E-MAIL: ideas-ma@eurour.org

CONSUMO DE DROGAS

Una droga es toda sustancia que se caracteriza por:

  • Producir alteraciones en el equilibrio del organismo al ser introducida en el mismo mediante distintas vías: inhalación, inyección...

  • Provoca en el individuo dependencia física, psíquica, o ambas.

  • Generar en el organismo tolerancia a los efectos que produce.

  • Al dejar de consumirla, aparece el síndrome de abstinencia.

FASES DE LA ADICCIÓN

Cuando el uso de una droga es habitual y rehusar al consumo resulta muy difícil, se llega a la adicción.

El paso de tomar drogas de forma esporádica a padecer adicción es un proceso que se desarrolla en las siguientes fases:

  • En primer lugar aparece la tolerancia, que consiste en la disminución progresiva del efecto que la droga produce en el organismo. Es decir, que es necesario ingerir mayor cantidad de sustancia para obtener la misma estimulación.

  • El aumento progresivo de las dosis da origen a la dependencia o adicción, que pueden ser, de dos tipos:

  • - Fisiológica. Aparece cuando el sistema nervioso se ha habituado a funcionar bajo los efectos de la droga, es decir, ésta se ha convertido en indispensable para su normal funcionamiento.

    - Psicológica. Se alcanza ésta fase cuando el individuo necesita para vivir el falso bienestar que le proporciona la droga, y es incapaz de desarrollar su actividad normal sin consumirla.

  • Cuando cesa la administración de droga, se inicia el síndrome de abstinencia. En ésta etapa, el sistema nervioso acusa el déficit anterior con trastornos que van desde el deseo de nuevas dosis hasta un malestar intenso o incluso la muerte (si se padecen alteraciones patológicas graves).

  • FACTORES DESENCADENANTES DE LA ADICCIÓN

    Teniendo en cuenta que son múltiples los factores que pueden dar lugar a que se produzca la adicción de una persona a una droga, vamos a clasificar los más importantes en dos grupos:

    1.- Entre los que afectan al propio individuo destacamos los siguientes:

    • Las alteraciones genéticas.

    • Las características de su personalidad.

    • Los estados psicopatológicos.

    • La curiosidad.

    2.- Entre los que se refieren al entorno social en el que se integra el individuo como persona, cabe citar:

    • La facilidad con la que se puede adquirir la droga.

    • La popularidad que tiene su consumo entre ciertos grupos sociales.

    • Las situaciones de crisis o de cambios de valores que someten a las personas a estados de grandes tensiones y conflictos internos.

    EFECTOS DE LAS DROGAS SOBRE LA SALUD:

    Las drogas se pueden analizar según diferentes criterios; presentamos la clasificación que se suele establecer considerando el tipo de acción que estas ejercen sobre el sistema nervioso:

    DEPRESORAS:

    Son un tipo de drogas que producen cierto estado de relajación, disminuyendo la ansiedad y tranquilizando al individuo, aunque es frecuente que algunas inicialmente causen cierto estado de euforia, como por ejemplo los opiáceos y el alcohol. Las drogas depresoras más importantes son:

    • Los fármacos. En este grupo se incluyen los tranquilizantes, que disminuyen la tensión nerviosa, los analgésicos que alivian la sensación de dolor, las anfetaminas y los barbitúricos.

    • El alcohol. Este producto de consumo generalizado, daña gravemente el hígado y el sistema nervioso.

    • Los opiáceos. Son compuestos, como la morfina y la heroína,. Que pueden causar la muerte por sobredosis ó por adulteración, debido a su manipulación.

    ESTIMULANTES:

    Son compuestos que alivian la sensación de fatiga y de sueño, y facilitan la actividad muscular e intelectual. Como contrapartida provocan insomnio, falta de apetito e intranquilidad. Algunos, además producen un deterioro mental irreversible, como las anfetaminas. Las drogas estimulantes de mayor consumo son las siguientes:

    • La cafeína. Se encuentra en productos de consumo habitual como el café.

    • La cocaína. Este compuesto, procede de la planta de la coca del Perú, y se utiliza en medicina por sus efectos anestésicos.

    • Las anfetaminas. Son drogas de usos medicinales.

    • Los alucinógenos. Son sustancias que originan una fuerte distorsión, en la percepción de los objetos y también de las sensaciones. En este grupo se incluye el LSD.

    CONSUMO DE TABACO

    El tabaco es la hoja de la planta Nicotiana tabacum que, después de un proceso industrial, se hace apta para ser fumada en forma de cigarrillo, cigarro o pipa.

    La diferencia entre el tabaco y el resto de las drogas es que el tabaco no modifica el comportamiento de las personas que lo consumen. Por ese motivo está socialmente aceptado. Pero sigue siendo una droga, capaz de crear dependencia psicológica y física.

    Desde el punto de vista del fumador, este consumo es placentero, relajante, reafirma su personalidad y, adicionalmente, está socialmente tolerado.

    Desde el punto de vista de la salud, los problemas más graves que provoca el tabaco se deben al alquitrán, que afecta principalmente el aparato respiratorio y puede producir o favorecer la aparición del cáncer.

    Las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (enfisema, bronquitis crónica...) y las enfermedades cardiovasculares (infarto, hipertensión, angina de pecho...) se deben a los efectos del monóxido de carbono y las sustancias irritantes que se encuentran en el humo del tabaco. Concretamente, el riesgo de sufrir un infarto de miocardio es triple en los fumadores respecto a los no fumadores.

    Debido a la dependencia que les ha creado la nicotina, los fumadores no consiguen dejar este consumo tan fácilmente, aun siendo conscientes de los efectos nocivos del tabaco.

    Además de ser perjudicial para quienes lo consumen, el tabaco es una droga que afecta incluso a quienes no la consumen directamente: los fumadores pasivos. Son aquellas personas que, no siendo fumadoras, aspiran el humo del tabaco de los fumadores. Estas personas están expuestas, también, a sufrir algunas de las enfermedades producidas por el tabaco.

    Las enfermedades más frecuentes debidas al tabaco son:

    - Cardiopatía isquémica-coronaria.

    - Arteriosclerosis.

    - Enfermedades respiratorias, agudas y crónicas.

    - Cáncer del aparato respiratorio, digestivo y urinario.

    PROPORCIÓN DE FUMADORES EN LA UNIÓN EUROPEA

    En 1987 se realiza en España la primera Encuesta Nacional de Salud con una muestra de 40.000 personas, de la que se extraen los siguientes resultados:

    El 39% encuestados afirma fumar tabaco.

    El 12% se declara ex-fumador.

    El otro 49% no ha sido nunca fumador.

    Por sexos:

    Fumadores

    Ex-fumadores

    Hombres

    55%

    18%

    Mujeres

    23%

    6%


    En todas las categorías de edad, fuman en mayor proporción los hombres que las mujeres, aunque en el grupo de 16-24 años las diferencias son escasas, observándose también en las mujeres hoy una mayor proporción entre los de un nivel de estudios más alto, cosa que no ocurre en los hombres.

    Los estudios según los niveles de ingresos muestran resultados similares: en los hombres no hay apenas diferenciación al respecto, mientras que son precisamente las mujeres con mayor nivel de ingresos familiares las que en mayor proporción fuman. En cuanto a las comunidades autónomas, las diferencias no son muy marcadas.

    En relación con los demás países de la CE, España ocupa una posición intermedia, según un reciente estudio publicado por la Comisión Europea.

    En 1990, las ventas de tabaco en España, superaron a las del año anterior en un 3,23%, por lo que si es cierto que la proporción de fumadores está disminuyendo en nuestro país, ello significaría un aumento del número medio de cigarrillos diarios consumidos por parte de los que continúan fumando, o de los que se inician. En otras palabras, se estaría fumando más cigarrillos para ingerir la misma cantidad de nicotina. Los últimos datos disponibles de la Encuesta Nacional de Salud de 1993, reflejan un descenso en el número de fumadores de un 3% respecto al de 1987.


    HOMBRES

    MUJERES

    CONJUNTO DE LA POBLACIÓN

    MÉDICOS MEDICINA GENERAL

    PROFESORES


    15-24

    T%

    15-24

    T%





    Bélgica

    Dinamarca

    Alemania

    Grecia

    España

    Francia

    Irlanda

    Italia

    Luxemburgo

    Holanda

    Portugal

    Reino Unido

    Com. Europea

    38%

    33

    31

    59

    51

    51

    32

    31

    28

    38

    52

    30

    39

    44

    46

    43

    61

    53

    44

    38

    39

    38

    47

    46

    40

    44

    32%

    44

    26

    35

    49

    46

    31

    24

    37

    41

    26

    29

    34

    28

    45

    27

    26

    28

    29

    31

    26

    30

    37

    12

    32

    28

    36%

    45

    34

    43

    40

    36

    35

    32

    34

    42

    28

    35

    36

    29%

    38

    25

    39

    45

    31

    20

    41

    36

    29

    39

    10

    36

    18%

    34

    21

    30

    34

    16

    14

    26

    17

    24

    21

    13

    21

    CONSUMO DE ALCOHOL

    El alcohol es una sustancia que se encuentra en las bebidas alcohólicas.

    Consumido de forma habitual, puede producir diversos trastornos.

    La intoxicación alcohólica va desde la euforia hasta la embriaguez.

    El consumidor habitual de alcohol puede convertirse en dependiente del alcohol, en enfermo alcohólico.

    El alcoholismo es una drogodependencia como cualquier otra. Y puede generar también un síndrome de abstinencia, que se manifiesta en pequeños temblores por la mañana (que cesan al ingerir alcohol), náuseas, vómitos y ansiedad.

    Las enfermedades más frecuentes debidas al alcohol son:

    • Enfermedades hepáticas.

    • Enfermedades del aparato digestivo.

    • Enfermedades del sistema nervioso central y periférico.

    • Cardiopatías.

    • Accidentes de tráfico y laborales.

    • Suicidios.

    Además, la dependencia de alcohol, no solamente es sufrida por el consumidor directo: sus cambios de carácter, problemas familiares, sociales, de trabajo, etc. afectan a todas aquellas personas que lo rodean.

    El alcohólico representa también un riesgo para otras personas, pues bajo los efectos del alcohol, el alcohólico puede tener conductas de riesgo como conducir temerariamente. En el caso de mujeres alcohólicas embarazadas, el alcoholismo puede producir graves lesiones en el feto, como la subnormalidad.

    El alcohol, igual que el tabaco, goza de mayor aceptación que el resto de drogas, al considerarse un hábito de consumo frecuente y extendido. No por ello, tabaco y alcohol dejan de ser drogas y comportan elevados riesgos de dependencia.

    CONSUMO Y MEDIO AMBIENTE

    Los sistemas de producción descansan sobre la base del consumo creciente de materias y energía.

    Los consumidores tienen que concienciarse de que no se puede continuar pensando que el uso indiscriminado de la energía carece de consecuencias sobre nuestro planeta, y que los recursos conocidos son ilimitados.

    LA PROBLEMÁTICA DE LOS RESIDUOS

    El aumento de la producción industrial y de las pautas de consumo, la falta de previsión respecto al destino de los residuos y su considerable incremento, han provocado un problema tanto por la cantidad de vertidos producidos como por la gestión de los mismos. Aunque en teoría es posible reciclar casi todo lo que se tira, en realidad lo que se recicla no llega a la cuarta parte. El resto va a parar a los vertederos, muchos de ellos todavía incontrolados, ó a las incineradoras.

    EL CONSUMIDOR: PIEZA CLAVE DEL PROCESO DE RECICLAJE

    El reciclaje tiende un puente entre la utilización de los recursos naturales y el consumo. Tiene efectos económicos, ya que evita la necesidad de recurrir continuamente a las materias primas; efectos medioambientales al evitar la acumulación de residuos que perjudican el entorno y que generan contaminación; y efectos sociales, ya que al ser el ciudadano un elemento básico en la recogida de materiales para reciclar, contribuye a concienciar a la gente sobre los problemas medioambientales.

    EL CONSUMO DE PILAS

    En España se consumen unos 320 millones de pilas cada año. Muchos de los materiales que entran en su composición, son metales pesados. Son de difícil eliminación, constituyen agentes contaminantes del medio, y son peligrosos para la salud humana.

    Es mejor adquirir aparatos que funcionen con energía eléctrica ó solar y conviene reducir la utilización de pilas en aplicaciones específicas que no permitan el uso de las demás energías.

    EL CONSUMO EN INTERNET

    COMPRAR EN INTERNET

    Uno de los problemas de comprar a través de Internet es no saber con qué tipo de empresa se está negociando, ni si es fiable o no: hay muchas tiendas que aparecen durante un corto espacio de tiempo, captan pedidos y, por lo tanto, dinero y luego desaparecen sin que nadie responda ni de los pedidos ni del dinero pagado.

    Aunque no existen recetas milagrosas, la garantía básica para evitar estas sorpresas es realizar es realizar las compras en establecimientos que ya lleven bastante tiempo en Internet y tengan cierto reconocimiento.

    Otra manera de protegerse es evitar pagar con tarjeta de crédito, y optar, siempre que sea posible, por la modalidad de pago contra reembolso.

    TRANSACCIONES SEGURAS

    Las operaciones o transacciones seguras son aquellas que se establecen entre el navegador del usuario y determinados sites o lugares de la red. Es fundamental, cuando haya que dar el número de la tarjeta de crédito, o cualquier otra información confidencial, asegurarse de que dicha información se da a través de una transacción segura.

    Para saber si la transacción que se está realizando es segura, se debe observar que el prefijo de la dirección donde se va a enviar la información cambiará de “http” a “https”, y además aparecerá un icono en forma de candado o de llave, depende del navegador que se use. De ese modo el usuario tendrá la certeza de que la transmisión de información que se va a llevar a cabo es segura.

    LA OCU EN LA RED

    La OCU ( Organización de Consumidores y Usuarios ) también ha empezado a ofrecer sus servicios a través de Internet. Así, en octubre de 1998 estrenaron una página WEB, cuya dirección es http//:www.ocu.org. en la que el usuario y consumidor podrá consultar diversos temas económicos y financieros.

    EL DINERO

    El dinero es un instrumentoque posibilita el funciona-miento de una economía deintercambios generalizados. Constituye un medio de pago comúnmente aceptado,una unidad de cuenta para comparar valores de diversos bienes, así como un depósito de valor, es decir, que puedeacumularse para cubrir gastos futuros.

    BANCOS Y CAJAS DE AHORROS

    Un banco es una institución que concede créditos a cuenta de sus fondos propios o de los que tienen en depósito. Sus beneficios se derivan de la carga de intereses. El interés de un préstamo o de un crédito depende de la cantidad prestada y del tiempo pactado para su devolución (amortización).

    El Banco de España desempeña la función de autoridad monetaria nacional. Se trata de un banco público pero en España, la inmensa mayoría de los bancos son privados, y a tenor de las actividades que desarrollan pueden dividirse en industriales y comerciales, aunque también los hay mixtos.

    Por lo que se refiere a las cajas de ahorros, en sus orígenes eran instituciones dedicadas a la captación de ahorros populares.

    Hoy la mayoría de los clientes de estas entidades son usualmente particulares, aunque manifiestan una tendencia empresarial.

    SERVICIOS Y FUNCIONES QUE OFRECEN AL CONSUMIDOR

    La cuenta corriente es un depósito bancario del que puede disponer el titular en cualquier momento, ya que no está vinculado a ningún plazo. Este tipo de cuenta puede ser individual, colectiva y pública, y se puede pagar directamente de sus fondos mediante cheques.

    Otro de los servicios que ofrece el banco es el crédito. El banco, a cambio de una comisión, pone a disposición del cliente una determinada suma de dinero y deberá ser reintegrada a tenor de lo que establezcan las condiciones pactadas.

    EL DINERO DE "PLÁSTICO"

    El término "Dinero de plástico" hace una especial referencia a las tarjetas de crédito. Una tarjeta de crédito o de débito es un documento personal, emitido por un banco o una entidad financiera, con el que se pueden adquirir bienes o servicios de crédito.

    Existen muchos tipos de tarjetas. Algunas las emite el propio banco y otras, las sociedades financieras y algunos establecimientos comerciales como atención a sus clientes. Veamos sus características:

    Llevan implícito un coste de adquisición, no demasiado elevado.

    -Si se utilizan para realizar una compra, se puede pagar a plazos, en cuyo caso devengan una comisión complementaria .- Ofrecen determinadas modalidades de seguros de vida, viajes, asistencia médica,...

    -También existen otro tipo de tarjetas, menos conocidas: las de débito. Sirven para disponer de dinero en metálico inmediato para comprar y el cargo se realiza en el mismo momento de la compra. LA COMPRA

    El intercambio de dinero por productos y servicios es una práctica inseparable de la sociedad de consumo y sus orígenes se hallan en la misma civilización.

    El acto de comprar ocupa un lugar destacado en la vida cotidiana de las personas.

    La compra es una forma de participación de los ciudadanos en las decisiones económicas globales: dependiendo de lo que se compra, entre otros factores, se puede contribuir a agotar los recursos naturales y a aumentar la cantidad de residuos.

    EL MERCADO Y EL PRECIO

    El punto donde convergen vendedores y compradores, es decir, la oferta y la demanda, es el mercado y el precio.

    Por demanda se entiende la cantidad de un bien que el consumidor desea comprar. Este estará más interesado en comprar un determinado producto si baja el precio, y dejará de comprarlo ó comprará menos cantidad, si sube.

    La oferta es la cantidad de un producto que los fabricantes están dispuestos a producir ó vender.

    Los precios de los productos varían de acuerdo con la oferta y la demanda.

    Es necesario tener presente, que actualmente los precios son libres y la administración no interviene directamente en la fijación de éstos.

    TIPOS DE DIFERENTES FORMAS COMERCIALES

    Los consumidores pueden optar por hacer sus compras en diferentes tipos de establecimientos; cada uno de ellos ofrece ventajas y desventajas que es necesario valorar previamente.

    Además de los supermercados y los hipermercados, el consumidor puede dirigirse a otros tipos de establecimientos como los grandes almacenes, las superficies especializadas, las galerías, los centros, recintos y parques comerciales, los almacenes de fábrica y los mercados municipales.

    EL SUPERMERCADO

    Es el establecimiento de venta al detalle con una superficie de venta que oscila entre los 400 y los 2499 m2; su superficie determina la cantidad de referencias ó productos a ofrecer.

    Los supermercados ofrecen, en régimen de autoservicio, productos de consumo frecuente; donde predomina la oferta de productos alimenticios y de limpieza pero también de forma complementaria de artículos textiles y menaje.

    El carácter normalmente urbano de estos establecimientos es uno de los elementos que les permiten competir con los hipermercados, debido a la facilidad de acceso que supone para el consumidor su proximidad.

    ELHIPERMERCADO

    Son los establecimientos del tipo de venta al detalle con una superficie de venta superior a los 2500 m2, y que ofrece, en régimen de autoservicio, productos de consumo frecuente, pero también de artículos de menaje, textil, calzado y juguetes.

    Las características más importantes de este tipo de establecimiento son, la disponibilidad de un gran aparcamiento, unos precios competitivos, un surtido extenso, y un horario comercial continuado y más amplio que el que ofrecen los demás comercios.

    LA TENTACIÓN DEL HIPERMERCADO

    Muchas veces entramos en un gran almacén a comprar un cepillo de dientes y salimos con el carro lleno de productos. Según un estudio realizado por la Unión de Consumidores de Aragón, la persona acude a un establecimiento de este tipo para ahorrar -los precios son más bajos- pero, como compra más cosas, al final el gasto es mayor de lo previsto.

    OTRAS FORMAS COMERCIALES

    1.- El gran almacén, es el establecimiento de venta al detalle de productos de calidad, caracterizado por su carácter urbano; su distribución en departamentos y secciones y un surtido amplio y diverso, especialmente en equipamiento de la persona y del hogar.

    La superficie de este tipo de establecimientos, no supera normalmente los 10000 m2.

    2.- El almacén popular es un establecimiento de venta al detalle de bienes de consumo a precios económicos. Tiene carácter urbano y su superficie no supera los 10000 m2.

    3.- La superficie especializada es el establecimiento de venta al detalle dedicado a una gama determinada de productos, con un surtido amplio y variado, y que tiene como régimen de venta el autoservicio. Su superficie no supera los 4000 m2.

    4.- La galería comercial consta de un edificio donde se integran un conjunto indeterminado de tiendas y servicios especializados de venta al detalle; su atractivo depende de su localización.

    5.- El centro comercial es el conjunto de establecimientos comerciales y de servicios independientes de venta al detalle que, normalmente, forman parte de una única edificación. Se caracteriza por tener una gestión centralizada, una imagen propia y una oferta diversificada. Dispone de una gran zona de aparcamiento y cuenta con un componente de restauración y ocio.

    ASPECTOS A TENER EN CUENTA ANTES DE LA COMPRA

    La información sobre el producto, su precio, y la publicidad que de éste se hace, son algunos de los elementos que el consumidor ha de tener en cuenta antes de efectuar sus compras.

    Todos los productos llevan un etiquetado. Las etiquetas proporcionan una información muy valiosa que hay que saber utilizar.

    El precio de los productos y servicios es un elemento fundamental en la decisión de compra. Cada producto tiene su precio de coste. El índice de precios al consumo, (IPC) ó coste de la vida, viene dado por las variaciones de los precios medios del coste de la cesta de la compra de bienes y servicios durante un tiempo determinado.

    Conocer la publicidad de los productos y las técnicas de venta que se utilizan es importante para tomar una decisión de acuerdo con las propias necesidades.

    LAS MARCAS Y LOS PRODUCTOS

    La marca es una señal puesta por el fabricante, para distinguir sus productos de otros que existan en el mercado.

    Así en los últimos cien años, se han consolidado en el mercado marcas que ya forman parte de la vida cotidiana de todos nosotros. Algunas marcas de productos, cuando aparecen en el mercado, realizan campañas publicitarias, tan impactantes que prácticamente, dan nombre al producto, y el consumidor llega a confundir la marca con su denominación genérica.

    EL PRESUPUESTO PERSONAL O FAMILIAR

    Hay que hacer una previsión de los ingresos y de los gastos de acuerdo con las necesidades personales ó de la unidad familiar, para controlar y evitar los gastos superfluos. El tema presupuestario es básico para llegar a ser un consumidor crítico, racional y solidario con el medio ambiente.

    HÁBITOS ALIMENTICIOS

    A lo largo de la historia se han ido desarrollando diferentes hábitos de comida y bebida, y como ocurre en cualquier otro sector de la vida de las personas, como por ejemplo el vestido, también las modas están presentes en todo lo relativo a la alimentación; unas desaparecen y otras se repiten con cierta frecuencia, son cíclicas y vuelven a lo largo de los años o de los siglos.

    Por ejemplo, la moda y/o manía de consumir productos naturales no es de ahora, comenzó con los primeros momentos de la industrialización con la añoranza de volver a los viejos tiempos. En el último siglo se ha centrado la atención en esos productos.

    También los productos como los copos de trigo, avenas, maíz, etc. Promocionados por la comunidad religiosa de Kellogg son actualmente un producto de moda, de uso muy extendido.

    Los productos orgánicos, abonados con productos naturales, no químicos, son muy solicitados y que según Rodale, hay que comer sin cocinar, “ pues ningún animal come alimentos cocinados”.

    Los alimentos “supernaturales” a base de cereales integrales, leche fresca, frutas y hortalizas, 2 huevos fecundados y una porción de queso diaria constituyen la dieta adecuada según Davis.

    La dieta macrobiótica, que considera el arroz moreno como el único alimento perfecto, y propone una reducción drástica de líquidos, puede resultar muy peligrosa por producir desnutrición.

    Igualmente peligroso puede resultar el frutarianismo, práctica extrema del vegetarianismo en la que sólo se comen frutas y el proceso de desnutrición que genera puede producir efectos fatales.

    TIPOS BÁSICOS DE DIETAS

    Existen multitud de dietas en la actualidad que son seguidas, practicadas por diferentes personas según los fines que persiguen o las condiciones personales o sociales que se encuentren.

    Tratando de sintetizar, la mayoría de los hábitos alimenticios actualmente se pueden resumir en: la dieta rápida, la dieta mediterránea, la dieta ligera, la dieta abundante y la dieta infantil.

    La dieta mediterránea, actualmente considerada una dieta importante a conservar por la mayoría de la sociedad, es una dieta fruto de la cocina tradicional que conjuga equilibradamente elementos variados.

    La mejor dieta es aquella que mantiene bien la salud y que gusta y satisface a las personas. Se entiende que habrá de estar formada diariamente por elementos de los cuatro grupos básicos: cereales y derivados; leche y productos lácteos; hortalizas y frutas; y carnes, pescados, huevos.

    LA OBESIDAD

    Es una enfermedad que puede desencadenar o agravar otras condolencias y enfermedades. Sin embargo, en la sensibilidad que actualmente hay hacia la obesidad, más que los consejos de especialistas en nutrisión, han influido los medios de comunicación, los continuos anuncios que aparecen en la radio, la estética de las “top-models”, los modelos femeninos que hay en la publicidad y en el cine, etc.

    LA BULIMIA Y LA ANOREXIA

    El condicionamiento que ejercen los medios de comunicación en los deseos de las personas y la presión social afectan especialmente a los adolescentes y jóvenes, que son más proclives a preocuparse por su imagen y, a menudo, tienen problemas para adaptarse a los cambios producidos en su cuerpo.

    En algunos casos estos problemas se pueden derivar en trastornos graves como la anorexia o bulimia.

    ANOREXIA: las personas que la sufren se sienten obesas, aún cuando están por debajo del peso normal, dejan de comer, se provocan el vómito o realizan un ejercicio excesivo, sufren un miedo intenso a ganar peso, utilizan sin control laxantes y diuréticos, etc. En algunos casos se hace necesaria la hospitalización.

    BULIMIA: Para identificar esta enfermedad debe aparecer al menos dos episodios de voracidad a la semana durante tres meses, una ingestión voraz, provocación de vómitos, utilización de fármacos como laxantes, diuréticos, práctica de ayuno y dietas excesivas, falta de control sobre la conducta alimentaria, etc.

    LA SOCIEDAD DE CONSUMO

    En la sociedad de consumo los productores impulsan nuevas técnicas de venta para fomentarla compra por impulso y decantar las decisiones de los consumidores hacia la adquisición de determinados productos previamente delimitados. En estas circunstancias, la decisión de compra deja de ser una atribución de los consumidores para pasar a manos de los productores, los cuales, a través de campañas de marketing y publicidad, y empleando el extraordinario potencial divulgativo de los medios de comunicación de masas, señalan lo que los consumidores tienen que comprar, generándoles una necesidad. Sólo una minoría es consciente de la pérdida de soberanía decisoria para decidir lo que quiere comprar y sus características.

    Los partidarios de la sociedad de consumo mantienen que todo individuo dispone de total autonomía para desarrollar su conducta de compra de bienes y servicios.

    En definitiva, en la economía de mercado la última autoridad es del propio consumidor .

    Sin embargo, en la sociedad de consumo, aquellos que no tienen la posibilidad de adquirir los bienes que se ofertan, viven su carencia como una auténtica exclusión social, ya que la sociedad de consumo propicia la identificación de la posición social sobre la base de la tendencia de determinados bienes.

    ALGUNAS CONSECUENCIAS DE LA SOCIEDAD DE CONSUMO

    Si el crecimiento económico y el consumo en masa ha comportado una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de los países industrializados y un incremento del tiempo dedicado a las actividades de ocio, también este proceso ha conducido a un deterioro económico paralelo de muchos otro países, y el empeoramiento del equilibrio monetario hasta límites muy peligrosos.

    La evolución de la sociedad de industrial ha provocado una creciente división entre los Estados: mientras que una minoría, ubicada principalmente en el hemisferio norte, dispone de los más sofisticados avances científicos y tecnológicos, así como del capital económico, la inmensa mayoría de los países del sur, a pesar de tener un gran caudal de materias primas, se ven afectados por la pobreza y el subdesarrollo como consecuencia de las reglas del mercado internacional impuestas por las naciones industrializadas.

    El desarrollo de la sociedad industrial moderna también ha supuesto una profunda alteración de las relaciones entre la humanidad y la naturaleza. Un gran número de elementos naturales han adquirido el rango de recursos explotables para obtener una gran diversidad de productos. La alerta acerca de la no inagotabilidad de los

    recursos y del gravísimo deterioro que significa su explotación para el medio ambiente ha obligado a replantear su utilización en la sociedad actual. Por otro lado, la corta duración de la mayoría de los productos y las imposiciones que dicta la moda han provocado una acumulación masiva de residuos.

    Asimismo, la constante generación de nuevas necesidades, la oferta de nuevos productos y las técnicas de marketing están ocasionando progresivamente un cambio de valores personales y colectivos.

    MOVIMIENTO CONSUMERISTA

    El cooperativismo fue el primer proceso asociativo de los consumidores para defender sus intereses. Sus principales impulsores fueron los trabajadores de los sectores industriales.

    Hoy en día las cooperativas de consumidores continúan siendo una forma organizativa de gran importancia para la defensa de los consumidores. El mejor instrumento para garantizar una protección más eficaz de los derechos del consumidor lo constituye las asociaciones de consumidores.

    Estas asociaciones se centran en difundir la información a través de revistas o de medios de comunicación.

    Otro de los campos de acción de las asociaciones de consumidores es la presión ejercida sobre los poderes públicos para que adopten las medidas necesarias en cada momento y ante cada situación. Esta actuación se efectúa a través de la representación es organismos que intervienen en la organización de las normativas y en la toma de decisiones.

    Muchas asociaciones de consumidores disponen de gabinetes de asistencia jurídica que ayudan a los consumidores individuales en sus reclamaciones.

    Otra de las funciones consiste en la organización de charlas, cursos... de divulgación y educación de los consumidores.

    TIPOS DE ASOCIACIONES DE CONSUMIDORES

    Las primeras asociaciones de consumidores aparecen en Europa a finales del siglo XIX.

    En 1935 se crean diversas asociaciones en E.E.U.U. para defender al consumidor individual de la práctica desleal de muchos comerciantes.

    En la actualidad hay asociaciones de consumidores en todos los países del mundo en los que existe una fuerte producción de bienes y servicios, y donde los consumidores disponen de un cierto poder adquisitivo. En los países del Tercer Mundo, el movimiento consumerista, todavía está en una incipiente fase de desarrollo.

    Existen diferentes tipologías de asociaciones de consumidores y es muy frecuente que en un mismo país coexistan distintos tipos de organizaciones:

    ·Las asociaciones de tipo anglosajón, que autofinancian con la venta de sus publicaciones, centran su actividad en la realización de análisis comparativos de productos.

    ·Las asociaciones de tipo federativo agrupan a organizaciones de carácter sindical, familiares y cooperativas de consumo.

    ·Institutos o laboratorios de investigación trabajan para suministrar información a las asociaciones o los consumidores.

    LAS ORGANIZACIONES DE CONSUMIDORES EN ESPAÑA

    Las primeras asociaciones de consumidores surgen hacia el año 1957.

    Hoy en día existen dos tipos de asociaciones: las creadas con anterioridad al año 1975 -las de amas de casa- y las que han surgido a raíz de un tema concreto.

    Existen numerosas organizaciones de consumidores distribuidas por todo el territorio nacional. Algunas de ellas son:

    • La Organización de consumidores y usuarios (OCU). Entre sus objetivos destacaba el de informar, educar, defender y representar a sus socios, así como los intereses generales de los consumidores.

    • La Federación de asociaciones de amas de casa, consumidores y usuarios (FEACU). Representa a 250 000 asociados. Interviene en diferentes comisiones institucionales de carácter técnico sobre aspectos relacionados con el consumo.

    • La Unión de consumidores de España (UCE). Cuenta con110 000 socios. Entre sus objetivos destaca la defensa general de los intereses de los consumidores.

    • La Asociación general de consumidores (ASGECO). Creada a partir de un colectivo de cooperativas y ahora alcanza más de 200. Sus actividades: información y orientación de los consumidores a través de las jornadas y de los cursillos.

    LA MODA

    La renovación de los productos por exigencias de la producción requiere que la sociedad de masas disponga de un sistema acelerado de transformación de pautas de comportamiento y de consumo. Y ha encontrado éste en la moda.

    La moda se entiende así como un sistema periódico de introducción de cambios de estilo de vida de los individuos. Aunque ha sido un mecanismo activo en las distintas épocas que ha vivido la humanidad, su apogeo lo encuentra en éste siglo con el desarrollo de los medios de comunicación. Con ellos establece ciclos muy cortos -que pueden durar apenas meses- y logra afectar a todos los órganos de la vida: vestido, decoración, urbanismo, arquitectura, consumo cultural y hasta relaciones humanas.

    Impulsada de un modo extraordinario por la publicidad y la información, la moda llega a constituir el ecosistema en que desarrollan su vida activa los ciudadanos de la sociedad de consumo. Es al mismo tiempo un, un sistema más de distinción social y de estratificación. Ir a la moda constituye casi un mandato de obligado cumplimiento.

    INFLUENCIA DE LA MODA

    La moda presenta dos factores que cumplen las exigencias de la sociedad de consumo y parece ideada expresamente para ella. Por una parte, la moda alimenta el ansia de distinguirse y destacarse sobre la masa, salirse de ella para ser admirado y envidiado; es la satisfacción del mediocre que se autovalora por lo que tiene, no por lo que es y cree acrecentar y desarrollar su personalidad, añadiéndose cosas, cuanto más valiosas mejor. El éxito consiste en poseer cosas en exclusiva o en anticiparse a la moda por estar situado dentro del circulo de elegidos que la dictan. Seguir la moda cuando ya está implantada es para las masas.

    La moda se inicia en el elevado estrato de la aristocracia de la industria y de las finanzas, que es a donde van a parar los beneficios que reporta.

    Las modas constituyen el mecanismo ideal para acelerar la comercialización de la producción. Cuanta más rápida sea la sucesión de modas y cuanto más distintas sean mejor. Conviene que sean distintas, ya que, así, es más difícil que lo representativo de una moda pueda “llevarse” durante el tiempo de vigencia de otra: cada moda nueva tiene que arrinconar y mandar al trastero a los elementos de la anterior. De esta manera, la vida de los objetos de moda queda limitada a su tiempo de vigencia.

    LO “NUEVO” Y LO “VIEJO”

    Una parte esencial de la creación del objeto por parte de los diseñadores industriales aconsejados por psicólogos de mercado y por los creativos de la publicidad se inclina hacia lo nuevo. Somos grandes consumidores de lo “nuevo”. Algunos productos han aumentado sus ventas solamente con la inscripción de la palabra “nuevo”, en una visible banda roja, sobre su envoltorio.

    Lo nuevo tiene un poder de atracción considerable porque se supone que es el resultado de la acumulación de una serie de experimentaciones y de un símbolo del progreso en el que lo nuevo desplaza a lo viejo.

    El concepto de lo nuevo satisface plenamente a la masa y está anclado en su psicología.

    MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE MASAS

    EL DOMINIO DE LA COMUNICACIÓN DE MASAS

    La comunicación o comunicaciones de masas también designada como comunicación social o colectiva, encuentra sus primeros grandes soportes, a principios del siglo XX, en los diarios de vasta difusión y en la generalización del uso social del cine y de la radio. A partir de la segunda guerra mundial adquiere definitiva carta de

    naturaleza, gracias al prestigio de que la dota la demostración de sus capacidades persuasivas (su utilización con fines propagandísticos, en la Alemania hitleriana, y su eficacia para movilizar la opinión pública norteamericana contra el nazismo/fascismo, en E.U.A) y, sobre todo, la implantación y desarrollo de la televisión.

    Desde entonces, comunicación de masa en su más común acepción quiere decir la trasmisión/difusión de informaciones y mensajes, destinados a un público muy amplio e indiferenciado, por parte de un agente o instancia social de condición pública o privada, mediante la utilización de medios técnicos, propios de la sociedad industrial avanzada, particularmente idóneos y eficaces.

    Así entendida, la comunicación de masa tiene tres características dominantes: 1) concebir el proceso de comunicar como la operación de transportar una información de un lugar a otro, siguiendo un itinerario, siempre el mismo, y de dirección única; 2) aspirar al mayor número posible de destinatarios considerados, como un todo homogéneo; 3) dar capacidades determinantes a los medios utilizados para la transmisión.

    La dimensión instrumental, que señala esta tercera característica, adquiere tal importancia en el mundo anglosajón, en los años cincuenta, que la expresión medios de comunicación o medios de masas (mass media en inglés) es considerada como sinónimo de comunicación colectiva y Marshall McLuhan la lleva a su límite extremo con su conocido eslogan “el mensaje es el medio”. Frente a esta mitificación técnico-instrumental , los formuladores de la sociedad y de la cultura de masa, tanto en su vertiente positiva (Morin 1962; Warshow 1962; Moles 1967) como impugnadora (Marcuse 1964; Mills 1967), sin negar la importancia de los canales transmisores, atribuyen un protagonismo principal a las prácticas y a los contenidos comunicativos y culturales contemporáneos, los cuales, según ellos, gozan de autonomía y especificidad propias, dentro del marco de las sociedades industriales desarrolladas de la que son al mismo tiempo , agente y producto.

    La constitución de la sociedad de masas requiere un sistema de comunicación capaz de transmitir directrices de consumo a los diferentes estratos de la población. Este sistema surge precisamente de la denominada “revolución de las comunicaciones”. La revolución de las comunidades se inicia con el desarrollo del cine como medio masivo de ocio en las nuevas ciudades (años 20 en Estados Unidos; una década más tarde en Europa).

    Los valores y el modo de vida propios de Estados Unidos se difunden internacionalmente y en una progresiva conquista de todo el planeta acabará imponiéndose como el específico de la sociedad de consumo. Paralelamente, la radio como medio de comunicación de masas se generaliza, y la información regular y cotidiana empieza ase runa rutina diaria para amplias capas de la población. Con ello se facilita la transmisión de directrices generales a toda la población desde algunos puntos centrales.

    Con la televisión, la revolución iniciada por el cine cobra su pleno apogeo. Las décadas que transcurren del cuarenta al sesenta del presente siglos son las de consolidación de éste medio, que alcanza una hegemonía indiscutible. Ocupa casi tres horas diarias de media de cada ciudadano y tiene una influencia enorme en los comportamientos de quienes la ven.

    Los medios masivos de comunicación se convierten así, en instituciones básicas de la sociedad de consumo. Homogenizan los comportamientos, transmiten las novedades, sirven de sistema de equilibrio y de regulación de la sociedad y son también el principal escenario de muchos de los conflictos sociales.

    En relación con el consumo, los medios de comunicación se convierten en el instrumento privilegiado para dirigir las demandas de masas. A través de la publicidad en sus diversas modalidades, los productos intentan crear necesidades a los individuos, imponer modas, introducir nuevos productos y en definitiva orientar constantemente el consumo.

    LA PRENSA

    No siempre han existido periódicos, tal y como hoy los conocemos.

    Durante la edad media, a medida que se fue desarrollando la comunicación escrita, aparecieron algunas publicaciones pre-periodísticas, de periodicidad variable: anual , semestral, mensual, etc.

    En el siglo XV, con la invención de la imprenta, el número de publicaciones aumentó, y, hacia el 1500, se desarrollaron formas nuevas.

    A partir del 1600, los nacientes Estados Absolutos, utilizaron las gacetas de periodicidad, primero mensual y, enseguida, semanal, como medios de propaganda.

    El primer periódico diario, apareció en Inglaterra, en el siglo XVIII: el Daily Courrant. Se publicó desde 1702, hasta 1735.

    A partir de la Revolución Francesa, y durante todo el siglo XIX, los periódicos se multiplicaron.

    En 1848, aparecieron las primeras agencias de noticias y de publicidad.

    En los comienzos del siglo XX, se desarrolló la prensa de masas, periódicos baratos que fueron una gran ayuda para las nuevas clases urbanas: Se convirtieron en manuales de lectura y en consejeros para los ciudadanos que acababan de conseguir el derecho al voto.

    A lo largo del siglo se produjeron ciertos usos irresponsables: apareció la pensa amarilla ó sensacionalista, que no tenía respeto por el lector y que a veces no dudaba en engañarlo con noticias falsas ó inventadas.

    Desde la segunda guerra mundial hasta nuestros días, la concentración de medios ha ido en aumento, y es una de las características de la información en los últimos años del siglo XX.

    EL PERIÓDICO

    Periódico es toda publicación impresa de aparición diaria. Se distingue en esto de las revistas, que tienen periodicidad semanal, quincenal, mensual, etc.

    Detrás del periódico, hay siempre una gran empresa con un numeroso equipo humano: no solo periodistas, sino también otros profesionales de campos tan variados, como las artes gráficas, la informática, la economía, etc.

    LAS SECCIONES DEL PERIÓDICO

    En el periódico se ofrece al lector un conjunto estructurado y ordenado de textos. Estos se distribuyen en secciones fijas, que facilitan la lectura y la localización de los contenidos.

    FUNCIONES DEL PERIÓDICO

    Las funciones del periódico son las siguientes:

    1.- Informar sobre los hechos.

    2.- Comentar esos mismos hechos.

    3.- Entretener y divertir al lector.

    4.- Hacer la función de vehículo publicitario.

    LA PUBLICIDAD DEL PERIODICO

    Las páginas de publicidad del periódico, son fundamentales para la economía del mismo.

    Los anuncios por palabras y las ofertas son anuncios breves que venden servicios, en los que la unidad de pago suele ser la palabra. La publicidad comercial, en cambio, se contrata por módulos (cuadro cuyos lados tienen el ancho de una columna). Estos espacios son los más claramente diferenciados como publicitarios.

    La publicidad es en la actualidad un medio de presión sobre el periódico, y en ocasiones, llega a condicionar sus características y contenidos bajo la amenaza de la rescisión del contrato.

    EL LENGUAJE PERIODISTICO

    Principales características de este lenguaje:

    1.- Concisión: consiste en utilizar solo las palabras indispensables, justas y significativas para expresar lo que se quiere decir.

    2.- Claridad: En el periódico hay que escribir de modo que lo entienda todo el mundo.

    3.- Precisión: Consiste en no divagar.-

    4.- Sencillez.

    5.- Originalidad: El texto periodístico, debe captar desde el principio la atención del lector.

    LA RADIO

    La radio es un sistema de comunicación de masas que se basa en la palabra, la música y los efectos especiales. Es una representación del mundo constituida por imágenes acústicas.

    La radio nació de los avances científicos en el campo de la electricidad y el electromagnetismo. G. Marconi a finales del Siglo XIX, realizó las primeras transmisiones de signos a distancia y sin hilos. En 1901, se llevó a cabo la primera comunicación transatlántica.

    En un principio fueron las empresas privadas las que controlaron este medio, pero pronto los gobiernos intervinieron en la radiodifusión y la toma de conciencia del poder de la propaganda. Nacen así los sistemas nacionales de radiodifusión, concebidos como servicio público.

    EL LENGUAJE RADIOFÓNICO

    El mensaje radiofónico, se trasmite exclusivamente por el oído. Es lineal, se desarrolla en el tiempo y tiene carácter irreversible, esto quiere decir que el oyente no puede volver atrás, si no ha escuchado una parte del mismo.

    La radio puede emitir sus mensajes durante todas las horas del día y de la noche, y llegar a cualquier lugar. Es el medio de comunicación, más rápido: es posible transmitir los hechos en el mismo momento en que se están produciendo.

    LA TELEVISIÓN

    Desde un punto de vista técnico, el proceso de la televisión, es un sistema electrónico de grabación de imágenes y sonidos, y reproducción de los mismos a distancia. Es el medio de comunicación de masas con más influencia sobre los individuos, y con mayor poder de penetración en los hogares.

    Igual que la radio, la televisión es fruto de una serie de descubrimientos en distintos campos de la ciencia y la técnica.

    En el año 1.929, la compañía BBC, realizó en Londres la primera emisión pública regular de imágenes electrónica durante media hora diaria. Al terminar la segunda

    guerra mundial, la televisión dominaba ya los aspectos técnicos, pero solo a partir de l.950, quedaron constituidas las redes nacionales de televisión.

    Los siguientes adelantos técnicos en el campo de la televisión, fueron rapidísimos, y a finales de los cincuenta, existía ya, la televisión en color y se lanzó el primer satélite. Desde l.962, se ha convertido en el medio más importante del mercado informativo, imponiendo sus formas de hacer y un predominio absoluto de la imagen.

    EL LENGUAJE TELEVISIVO

    La televisión utiliza las imágenes como medio fundamental de expresión, por eso tiene en cuenta los elementos del lenguaje cinematográfico, (encuadre, tipos de planos, angulación, luz y color, sonido...) pero debido a sus especiales características técnicas transforma y modifica estos elementos:

    • El tamaño reducido de la pantalla determina que el tiempo que se necesita para leer la imagen, sea menor que en el cine. Por eso el plano televisivo tiene una duración menor.

    • No son adecuados los planos que contienen mucha información, como por ejemplo, los planos generales, que son difíciles de comprender por el telespectador; por eso, utiliza sobre todo planos medios y primeros planos.

    • La televisión se contempla en familia ó en un ambiente público. El espectador la ve de forma discontinua y con poca concentración; por esto, es necesario repetir títulos, datos y frases y realizar continuas llamadas de atención al espectador. Esto se consigue a través de las imágenes y, sobre todo, de la banda sonora: la música y los efectos especiales.

    LA PROGRAMACIÓN DE TELEVISIÓN

    En la programación televisiva existe una serie de espacios tipo que pueden encuadrarse en dos grandes bloques, informativos y de entretenimiento.

    ENTRE LOS ESPACIOS INFORMATIVOS DESTACAN

    • Los telediarios. Informan sobre los hechos más importantes de la actualidad. Unas veces esta información es inmediata, se nos cuenta el hecho en el mismo momento en que se está produciendo y con sus imágenes reales; otras, las grabaciones se hacen un poco antes de su emisión.

    • Informativos no diarios, magazines, revistas, etc. Ofrecen reportajes y documentales sobre temas de actualidad.

    • Programas informativos especiales. Se refieren a sucesos importantes de actualidad , como unas elecciones.

    • Debates o mesas redondas sobre temas de actualidad.

    • Entrevistas. Se incluyen dentro de cualquiera de los programas informativos.

    LOS ESPACIOS DE ENTRETENIMIENTO MÁS IMPORTANTES SON

    • Las retransmisiones deportivas en directo.

    • Los espacios dramáticos ó de ficción. Pueden adoptar varias formas: series, obra teatral única, telefilmes, filmes cinematográficos, etc.

    • Los programas-concurso.

    • Los programas musicales. Retransmisiones de conciertos y recitales, de ópera y danza, conciertos de música moderna, videoclips, etc.

    PUBLICIDAD

    Los distintos sistemas de comunicación a través de los cuales se dan a conocer productos, se impone una imagen favorable de los mismos, y se estimula su compra y su consumo, se denomina publicidad.

    En la sociedad de consumo, la publicidad constituye el instrumento adecuado para adaptar la demanda de bienes de consumo a las condiciones y exigencias del sistema productivo.

    El volumen de recursos destinados a publicidad crece incesantemente en los países desarrollados. A su amparo se han forjado una completa industria: agencias de publicidad, de marketing, empresas de relaciones públicas,...

    Hoy día, la publicidad es la clave de la financiación y sostenimiento de los medios de comunicación de masas en sociedades desarrolladas de libre mercado.

    Término utilizado para referirse a cualquier anuncio destinado al público y cuyo objetivo es promover la venta de diversos productos. La publicidad está dirigida a grandes grupos humanos y suele recurrirse a ella cuando la venta directa —de vendedor a comprador— es ineficaz. Es preciso distinguir entre publicidad y otro tipo de actividades que también pretenden influir en la opinión pública, como la propaganda o las relaciones públicas. Hay una enorme variedad de técnicas publicitarias, desde un simple anuncio en una pared hasta una campaña simultánea que emplea periódicos, revistas, televisión, radio, folletos distribuidos por correo y otros medios de comunicación de masas. Desde sus inicios en el mundo antiguo, la publicidad ha evolucionado hasta convertirse en una enorme industria. Tan sólo en Estados Unidos, a finales de la década de 1980, se gastó en un año en torno a 120.000 millones de dólares en publicidad.

    La publicidad en Estados Unidos es la primera a escala mundial, no sólo por su volumen, sino a complejidad en lo relativo a organización y a técnicas publicitarias. Muchos de sus métodos han servido de modelo para otros países. La publicidad actual desempeña un papel muy importante en la civilización industrial urbana, condicionando —para bien y para mal— todos los aspectos de la vida cotidiana. Desde la década de 1960 la publicidad se ha utilizado cada vez más para fomentar el bienestar. Las campañas a favor de la salud y contra el consumo de bebidas alcohólicas son sólo dos ejemplos de cómo la industria publicitaria puede defender tales objetivos.

    Existen dos tipos de publicidad: la de bienes de consumo, dirigida hacia el consumidor final, y la empresarial, dirigida a los empresarios mediante periódicos y revistas de economía y otros medios especializados de comunicación.

    Otra modalidad publicitaria, de importancia menor, es la institucional, cuyo único objetivo consiste en crear prestigio y fomentar el respeto de determinadas actividades públicas. Cada año se gastan enormes sumas de dinero en este tipo de publicidad, que no suele anunciar bienes o servicios.

    Otra técnica publicitaria, cada vez más frecuente, consiste en presentar campañas conjuntas entre el productor y el vendedor. A veces, cuando se realizan campañas a escala nacional, varios empresarios comparten un mismo anuncio.

    La publicidad puede tener un alcance local, nacional o internacional. Los precios de una campaña publicitaria dependerán de su ámbito de implantación. También variarán en función de lo que se anuncia: ocio, cuestiones legales, políticas, financieras, temas religiosos o anuncios destinados a recoger donaciones para financiar actividades caritativas o humanitarias.

    MEDIOS UTILIZADOS POR LA PUBLICIDAD

    Los mensajes publicitarios aparecen en diversos medios. De mayor a menor importancia, los medios que utiliza la publicidad son los periódicos, la televisión, la venta por correo, las publicaciones de información general, las revistas económicas, las vallas publicitarias y las revistas destinadas a diversos sectores profesionales. Además, una parte importante de la publicidad se transmite utilizando medios no destinados a ella de una forma específica, como puede ser un escaparate, el folleto de una tienda, calendarios, mensajes desplegados con aviones e incluso hombres-anuncio.

    También se utilizan cada vez más medios que no se pensaban en principio que pudieran servir para anunciar productos. En la actualidad se muestran mensajes publicitarios en los camiones y furgonetas de reparto, o incluso en los autobuses y taxis. Algunas cajas llevan anuncios de productos distintos a los que contienen. Las bolsas de las tiendas también son un medio frecuente para anunciar productos o el mismo establecimiento.

    PUBLICIDAD DIRECTA

    En este ámbito se incluye toda la publicidad enviada por correo o entregada en persona al consumidor potencial, sin que para ello se utilice ningún otro tipo de medio como los periódicos o la televisión. La publicidad directa puede clasificarse en: el envío de publicidad postal, la venta por correo o la entrega de folletos y catálogos.

    La principal función de la publicidad directa por correo consiste en familiarizar al consumidor potencial con el producto, su denominación, el productor y las ventajas de la compra, así como informarle de los puntos de venta del artículo. También se pretende fomentar la venta de los distribuidores manteniendo la clientela y atrayendo a nuevos consumidores.

    Cuando no se produce una venta directa se requieren otros métodos para inducir a comprar por correo. Además de la publicidad inserta en periódicos, revistas, radio y televisión, también se utilizan folletos y catálogos de venta para fomentar la venta por correo. Este tipo de promociones pretenden vender sin recurrir a agentes comerciales.

    La entrega personal de folletos tiene los mismos objetivos que la publicidad por correo. Estos folletos se reparten de puerta en puerta, a la salida de las tiendas, o se incluye en paquetes y en las cajas de productos.

    La competencia entre los medios para repartirse el mercado publicitario es enorme, por lo que las agencias publicitarias desarrollan nuevos procedimientos para los principales productos. Entre estas técnicas hay que destacar la mejora de los métodos de impresión y reproducción de gráficos, adaptándose al formato de los anuncios de las revistas y de los folletos que se emiten por correo; la utilización de colores en los anuncios desplegados en los periódicos y la televisión, y los anuncios que muestran las vallas publicitarias están cada vez mejor diseñados e iluminados. Muchas de las mejoras provienen de la investigación llevada a cabo por la industria publicitaria.

    LA FUNCIÓN DE LA PUBLICIDAD

    En la actividad publicitaria se tienen que distinguir dos vertientes claves. De un lado la persuasiva: la publicidad se encuentra, así, entre muchas actividades destinadas a transmitir e imponer opiniones, creencias y concepciones del mundo. De otro, la económica: es un instrumento de desarrollo del marketing y, en general de las tareas de comercialización de bienes de consumo.

    .

    Desde la primera perspectiva, la publicidad se relaciona con todos los tipos de discurso persuasivo que ha desarrollado la humanidad a lo largo de su existencia.

    Por lo que hace referencia al contexto económico, la publicidad se relaciona con todas las técnicas de venta, comercialización y distribución desarrolladas a lo largo de la expansión del sistema capitalista. Así, la publicidad actúa como refuerzo de estrategias concretas de marketing y, en determinados momentos, es el ariete de la introducción de nuevos productos en el mercado.

    La publicidad moderna tiene su origen inmediato en las últimas décadas del siglo XIX. Su origen coincide con el surgimiento de la prensa de información económica y la de masas en general. Aparece en forma de anuncios o reclamos impresos que estimulan a la compra de ciertos productos.

    Ya en aquellos momentos los diarios y demás publicaciones vieron en la publicidad un sistema de financiación adicional a la venta directa de ejemplares.

    Con la aparición del cine, la radio y la televisión ya en el siglo XIX, la publicidad alcanza un apogeo que se mantiene en la actualidad. Su influencia es doble: por un lado, de su eficacia depende la orientación del sistema productivo; de otro, a través de su función de financiado del sistema de medios, llega a influir decisivamente los contenidos difundidos; condiciona la información, impone líneas de programación y hasta determina , en ocasiones, la misma existencia de ciegos medios de comunicación.

    En la actualidad, la publicidad se relaciona con algunos factores claves de la sociedad de consumo:

    a) el aumento de la oferta de producto y de bielas de consumo.

    b)la mayor disociabilidad de compra de todos los estratos sociales, es decir, el aumento del nivel de vida.

    c) el establecimiento del consumo ostentoso como modo de relaciones sociales.

    d) la constitución de mercados cada vez más abiertos al exterior y más competitivos.

    EL ANUNCIANTE

    El anunciante es el elemento básico en todo el sistema publicitario. Propone el producto, toma la decisión de invertir esfuerzos y dinero y es quien más directamente recibe los efectos de la eficacia o ineficacia de la misma.

    Existen anunciantes de diversa entidad y escala. Entre ellos se encuentra una amplia gama que va desde el individuo que inserta un pequeño anuncio a un diario la corporación internacional que financia con objetivos publicitarios, acontecimientos masivos tales como un concierto musical...

    Por su ámbito de influencia se dividen en locales, nacionales o internacionales, en función de los distintos mercados en los que ejercen su influencia.

    Otro aspecto que caracteriza al anunciante es el volumen de inversión publicitaria que realiza. En general , el volumen de recursos que los anunciantes destinan a publicitar sus productos es directamente proporcional al volumen de facturación. Esto significa que cuanto más internacional sea el anunciante, más venta y más clientes tenga, más gastará en publicidad.

    Hoy día son anunciantes no sólo empresas productoras de bienes de consumo, sino que también empresas de servicios que intentan fomentar una imagen de marca, instituciones en general y administraciones públicas.

    LA ESTRATEGIA PUBLICITARIA

    La puesta en marcha de una acción publicitaria se organiza según las siguientes fases:

    EL ESTUDIO DEL POSICIONAMIENTO

    Se trata de analizar la situación del producto en el mercado. Para ello es necesario realizar las siguientes tareas:

    a) Análisis del producto: Se estudian sus características generales: sus utilidades, sus formas y su valor de cambio.

    b) Análisis de la competencia: Se comparan las características del producto que se quiere publicitar con las de aquellos otros que constituirán su competencia.

    El objetivo es descubrir aquellas características en las que el producto en cuestión resulta superior a los otros y que pueden, por tanto, constituir el principal atractivo para los consumidores.

    c) Estudio de la imagen del producto: Todo producto, si no es completamente nuevo en el mercado, tiene una imagen entre sus clientes potenciales y ésta se relaciona directamente con la de los productos de competencia.

    RECONOCIMIENTO DE LOS CLIENTES POTENCIALES

    Consiste en el descubrimiento de los colectivos e individuos que son susceptibles de convertirse en los compradores del producto. Cuanto más conocimiento se tenga sobre éste público, mayor será la eficacia de la publicidad.

    CREACIÓN DE LA CAMPAÑA

    Consiste en la construcción del mensaje adecuado -anuncio en prensa, spot televisivo,..- para publicar el producto.

    PLANIFICACIÓN DE MEDIOS

    Es la planificación de los medios de comunicación y de las actividades que se pondrán a disposición del publicitario en una determinada campaña. En ella se tiene que establecer el número de inserciones de los anuncios en el medio, su regularidad y sus características.

    ANÁLISIS DE LA EFICACIA PUBLICITARIA

    Es el momento en que se estudian los resultados de la campaña. El primer factor a tener en cuenta es el resultado en las ventas. Pero cuando se trata de la potenciación de una imagen de marca, esta eficacia tiene que establecerse a partir de estudios de opinión u otras investigaciones preparadas a este efecto.

    COMO TRABAJA UNA AGENCIA DE PUBLICIDAD

    La agencia de publicidad es la encargada de llevara cabo la publicidad de un producto. El anunciante se dirige a ella en demanda de un plan concreto y confía en ella tanto en lo que se refiere al mensaje publicitario como en lo que se hace referencia a la planificación de medios en que se insertará la campaña.

    La tarea de una agencia de publicidad se divide en dos grandes procesos:

    1) El de creación, que consiste en la elaboración de las ideas centrales de la campaña: en él se definen los mensajes textuales de los anuncios y se proponen las grandes líneas de imágenes.

    2) El de producción, que plasma en un anuncio concreto -de prensa, televisión o cualquier otro medio- las ideas de los creativos que han trabajado en el primer estadio.

    Los denominados creativos de una agencia -es decir, los responsables de creación-, necesitan un estudio del posicionamiento del producto. Generalmente, tales estudios están realizados por institutos de investigación de mercado que facilitan una hipótesis sobre la aceptación del nuevo producto y una imagen con los que compiten directamente con él. A partir de él, los creativos buscan los mensajes que realzan las cualidades del producto propio frente a las de la competencia y las proponen al cliente.

    La fase de creación tiene dos partes bien diferenciadas. La primera es la del estudio de los datos de posicionamiento y en ella se tienen que deducir las cualidades del producto a difundir. Para ello se recopilan, en primer lugar, todas las posibilidades imaginables y se seleccionan después la que se considera más positiva.

    Por su parte, la etapa tiene que responder a la especificidad del medio seleccionado. Es producción gráfica cuando se trata de prensa o vallas, audiovisual cundo se realiza para cine o televisión y sonora para radio.

    Tras la etapa de producción, o a veces durante su curso, se realiza lo que se denomina la planificación de medios, que consiste en la selección de los soportes que van a ser utilizados en la campaña publicitaria.

    La planificación toma en cuenta el público al que va dirigido el anuncio y tiene que conocer, por tanto, qué medios de comunicación utiliza ese tipo de público.

    En general, cuando una campaña tiene que ser masiva se utiliza la televisión, que suele tener un amplio público.

    Una mayor precisión y selección de públicos puede conseguirse mediante las revistas, la prensa y la radio, ya que suelen tener unos públicos más determinados.

    Una correcta planificación de medios debe precisar no sólo los soportes seleccionados, sino el número de inserciones previstas, el horario o situación de las mismas, la frecuencia y la regularidad.

    Por otro lado, debe tomar en cuenta el volumen de inversión previsto (o recomendable) en la campaña.

    Así, puede calcularse el número de impactos de un anuncio (número de individuos a los que afecta), el precio-impacto (cociente entre la cantidad invertida en publicidad y el número de impactos logrados), la probabilidad objetiva de acceso a un determinado tipo de público (en relación con la frecuencia con que éste público se exponga, o utilice, un determinado medio), etc.

    Finalmente, el trabajo de la agencia acaba ofreciendo información sobre la efectividad de su campaña. En ello colaboran institutos y empresas especializadas en investigación.

    MEDIOS Y CAMPAÑA

    La expansión de la publicidad y la competitividad entre las agencias lleva a una constante búsqueda de nuevos medios publicitarios y de diferentes tipos y estilos de campaña.

    Junto a los tradicionales medios de comunicación constantemente surgen nuevos soportes para los mensajes publicitarios. Las ciudades se han convertido en un amplísimo escaparate de publicidad: vallas, autobuses, pancartas,...

    En función de los objetivos perseguidos, las campañas publicitarias pueden ser de diferentes tipos. Hay campañas orientadas a crear notoriedad para un producto y tratan de darlo a conocer del modo más rápido posible. Otras que buscan recordar un producto o mantener su imagen y cifran su finalidad en el medio plazo. Otras que sin un producto concreto buscan afianzar en el tiempo una imagen de marca. Existen otras que muestran un catálogo completo y persiguen un fin eminentemente explicativo. Algunas que, sin producto ni imagen de marca, intentan fomentar actitudes en la población o afianzar creencias... Pero dentro de estos tipos generales la eficacia de una campaña depende siempre de que responda a los fines precisos que se propone.

    CLAVES PARA UN MENSAJE PUBLICITARIO

    La publicidad busca siempre la persuasión del receptor.

    Así, organiza su mensaje en relación con ese fin. Suele presentar el producto como un elemento esencial para las auténticas demandas y necesidades del individuo. Estudios psicológicos y sociológicos ofrecen al publicitario el inventario de las pulsiones individuales básicas: alimento, sexo, autoestima, poder,... El producto las procura y las satisface.

    Una gran parte de la publicidad contemporánea se ha inspirado en la denominada psicología de la motivación, que analiza los motivos básicos en el comportamiento humano. Este tipo de psicología recoge las enseñanzas de muy diversas fuentes -que resultan, en ocasiones, contradictorias: el psicoanálisis, la psicología de las masas, y hasta el conductismo.

    Junto a ello la publicidad ha sabido desarrollar en los últimos tiempos mensajes cada vez más complejos y sofisticados.

    El resultado son anuncios que mediante un complejo, pero eficaz lenguaje, transmiten propuestas de comportamiento, estilos de vida y modos de ser. Todo ello dentro de un estímulo general y homogéneo al consumo como meta suprema del ciudadano de la sociedad de masas.

    TÉCNICAS DE PERSUASIÓN

    Aunque los expertos siempre buscan nuevas técnicas de venta, siguen utilizando de un modo preferente los métodos que, a lo largo de los años, han resultado más eficaces. Ante todo se trata de ofrecer mayores niveles de ahorro, un trabajo mejor, seguridad ante problemas de salud o edad, popularidad y prestigio personal, el respeto de los demás, mayores comodidades y mejoras sociales, en general. La publicidad moderna no sólo subraya las ventajas del producto, sino también los beneficios que al adquirirlo obtendrán sus consumidores. Así pues el publicista no vende cosméticos, sino que brinda belleza, atractivo e ilusión. Para atraer al potencial comprador de un automóvil, el vendedor no sólo realzará las características mecánicas del vehículo, sino también la comodidad, la seguridad y el prestigio que ese modelo proporcionará al comprador.

    Las múltiples técnicas de persuasión dependen del ingenio de su artífice y sólo están limitadas por los medios de comunicación, algunas restricciones legales y el código deontológico elaborado al efecto por las propias agencias de publicidad. Una de las técnicas elementales, utilizada desde la aparición de la publicidad, se basa en la repetición del mensaje. Por lo común, el publicitario intentará captar la atención del cliente potencial repitiendo sus anuncios. Es frecuente encontrar el mismo anuncio que se puede ver o escuchar en la televisión y la radio, en periódicos y revistas, tanto locales como nacionales e internacionales, además de aparecer en vallas publicitarias, folletos o a la entrada de las tiendas.

    Otro instrumento fundamental que ayuda a aumentar las ventas son las marcas registradas. Los productores gastan enormes sumas de dinero en crear y consolidar sus marcas como garantía de fiabilidad y valor.

    El precio es quizá uno de los mejores anuncios publicitarios, por lo que en determinadas estaciones o con motivo de una promoción especial es frecuente el uso de palabras como rebajas y ganga. Además de estos descuentos suelen hacerse ofertas del tipo 'mucho por muy poco', o 'compre uno, llévese dos', 'prueba gratuita' o 'pruébelo a mitad de precio'. También se fomentan las ventas brindando a los compradores facilidades de pago.

    La publicidad actual reúne multitud de técnicas de persuasión. Entre estas destacan los anuncios televisivos y radiofónicos, la utilización de tintas perfumadas, productos anunciados por figuras famosas, comunicaciones dirigidas a los padres para que proporcionen a sus hijos una vida mejor y les aseguren un mejor futuro, reclamos dirigidos a los hijos para que 'pidan a mamá' que compren determinados cereales para el desayuno, así como la controvertida utilización del miedo. Dado que el miedo es una de las principales debilidades humanas, se suele utilizar en publicidad, a veces de modo encubierto y otras en un lenguaje visual muy explícito. El miedo a la pobreza, a la enfermedad, a la pérdida del rango social, o a sufrir una desgracia logra a veces que las personas adquieran productos concretos, ya sea un seguro de vida, un extintor, cosméticos o compuestos vitamínicos.

    ESTRUCTURA DE LA INDUSTRIA

    La industria publicitaria que mueve cifras millonarias es un fenómeno reciente hasta cierto punto. El desarrollo de una economía comercial que posibilita la existencia de una industria publicitaria a gran escala surgió en los países occidentales en el siglo XIX. Los publicistas de aquella época no necesitaban muchos empleados. Sin embargo, los editores de revistas y periódicos sufrían muchas dificultades para vender todos los espacios publicitarios de sus publicaciones, por lo que contrataron a vendedores especializados en esta labor. Estos vendedores fueron los primeros agentes profesionales de publicidad. Las agencias publicitarias actuales siguen siendo vendedoras de espacios en tanto y en cuanto los adquieren para los anunciantes. Sin embargo, cobran comisiones de los medios de comunicación que contratan. De hecho, esta comisión es una parte fundamental de los ingresos de estas agencias. Sus crecientes costes las han obligado a cargar sobre los productores parte de estas tarifas cuando sus comisiones son insuficientes. Este método es cada vez más común y se utiliza sobre todo en aquellas actividades en las que no se contratan espacios publicitarios, como por ejemplo en el análisis y prospección de mercados, y en las actividades de relaciones públicas.

    La compra de espacios publicitarios es sólo una de las muchas facetas que atienden las actuales agencias publicitarias, aunque es una actividad cada vez más especializada. La agencia utiliza gran parte de su tiempo en planificar, crear y producir los anuncios para sus clientes. Es habitual que las agencias publicitarias cuenten con cientos de ejecutivos y creadores. Entre estos hay especialistas en marketing, diseñadores, guionistas, artistas, economistas, psicólogos, investigadores, analistas de medios, probadores de productos, bibliotecarios, contables y matemáticos. Hay un numeroso grupo encargado de controlar, desde principio a fin, el proceso del trabajo hasta que se obtiene el producto final.

    El crecimiento de las empresas de radio y televisión como medios para anunciar productos, requería la creación de nuevos departamentos encargados de comprar en estos medios espacios publicitarios, que permitiera la difusión de anuncios en los telediarios, en las series de televisión y en todos los demás programas. El departamento encargado de comprar estos espacios también es responsable de la adquisición y producción de los anuncios, que suelen realizarse en estudios independientes.

    Simplificando, se puede describir como sigue la relación entre anunciante y agencia publicitaria. El anunciante presenta a la agencia el artículo o servicio que quiere vender, así como su precio. La agencia, siempre con la conformidad del anunciante, crea y produce el anuncio, establece un presupuesto, selecciona los medios de comunicación que estima apropiados y el calendario de la campaña.

    El volumen de negocios que mueve la publicidad puede reflejarse mostrando los gastos en publicidad de una empresa líder en su sector. La Procter & Gamble Manufacturing Company invirtió en un año más de 1.300 millones de dólares para vender jabones, detergentes, productos alimenticios, pasta de dientes, artículos de baño y otros productos distribuidos a escala mundial, utilizando periódicos, revistas, anuncios en radio y televisión y otros medios. En Estados Unidos, una de las principales agencias publicitarias, la Young & Rubicam, Inc., publicó a mediados de la década de 1990 sus cifras de ventas, que alcanzaron los 5.300 millones de dólares anuales. En el mismo periodo de un año el Interpublic Group of Companies, Inc. —firma integrada por varias empresas de publicidad y de relaciones públicas— había ganado más de 8.400 millones de dólares.

    La publicidad a escala internacional es cada vez más importante. Por ejemplo, 13 agencias publicitarias estadounidenses ganaron en 1988, gracias a sus actividades a escala internacional, más de 1.000 millones de dólares.

    EFECTOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

    Debido a que muchas empresas utilizan una u otra forma de publicidad casi todo el mundo ve o escucha anuncios a diario. Por ejemplo, en Estados Unidos el dinero gastado en publicidad equivalía, a mediados de la década de 1980, a 370 dólares per cápita. El elevado coste per cápita de la publicidad ha llevado a muchos críticos a atacar esta industria alegando que es innecesaria, mentirosa, manipuladora y derrochadora. Estos analistas defienden que la industria publicitaria eleva de forma artificial e innecesaria el coste de los bienes y servicios que anuncia. Los defensores de la publicidad reconocen la veracidad de algunas de estas críticas, pero alegan que, al interesar a los consumidores, la publicidad permite a los productores vender cantidades mayores; este mayor volumen de ventas permite a su vez que las empresas reduzcan los costes unitarios de los productos aprovechando las economías de escala.

    Según los grandes empresarios y numerosos economistas, la publicidad desempeña un papel crucial en el desarrollo de mercados de bienes de poco valor. Existe al menos un estudio a escala mundial sobre los gastos de cada país en publicidad, y en él se demuestra que existe una correlación directa entre ésta y el nivel de vida, lo que refrenda la teoría anterior.

    La publicidad proporciona también grandes ingresos a los principales medios de comunicación. La industria que realiza los anuncios para televisión y radio depende de las agencias de publicidad. Los periódicos y revistas obtienen asimismo cuantiosos ingresos gracias a la publicidad.

    REGLAMENTACIÓN

    Antes de que la industria publicitaria fuese una industria organizada, las prácticas abusivas y poco éticas de algunas agencias provocaron la promulgación de numerosas leyes y restricciones legales. Estas normas contemplaban otro tipo de actividades además de las industriales, en particular los concursos. Este tipo de leyes varía según los países. Estos códigos intentan evitar el mal gusto, pero buscan también garantizar una mínima solvencia informativa así como evitar las imitaciones fraudulentas.

    Las asociaciones publicitarias buscan garantizar la calidad y la veracidad de sus mensajes puesto que piensan que es una forma de mantener la confianza del público, esencial para asegurar la eficacia de toda la publicidad.

    Los medios de comunicación de masas, tanto en el plano individual como en el colectivo, elaboran códigos deontológicos. Algunos periódicos y revistas se niegan a publicar anuncios de tabaco o bebidas alcohólicas; la mayoría, en mayor o menor medida, analiza la veracidad de los anuncios antes de difundirlos. Las emisoras de radio y televisión también realizan un estudio previo de la empresa y los productos que anuncian antes de difundirlos, en un intento de evitar reacciones negativas. Estas emisoras cuentan con departamentos especializados en analizar los anuncios que van a emitir, pudiendo rechazarlos o exigir que se supriman determinados mensajes. Los editores de revistas se someten a reglas estrictas para aceptar anuncios.

    HISTORIA

    Los orígenes de la publicidad se remontan a la antigüedad. Uno de los primeros métodos de publicidad consistía en pintar los anuncios en los muros. Los arqueólogos han encontrado numerosas muestras de esta técnica, en especial en la antigua Roma y en Pompeya. Un anuncio desenterrado en Roma informa sobre un terreno puesto a la venta y otro encontrado en una pared de Pompeya anuncia una taberna situada en otra ciudad.

    Durante la edad media se desarrolló una técnica simple pero muy efectiva, que consistía en anunciar de viva voz eventos y productos, gracias a los pregoneros, personas que leían noticias en público, o comerciantes que anunciaban sus productos.

    Aunque hay anuncios gráficos desde la antigüedad, la publicidad impresa no se desarrolló en realidad hasta la aparición de la imprenta. La marca registrada mediante un signo bidimensional o tridimensional que simboliza una empresa o un producto apareció por primera vez en el siglo XVI, cuando los comerciantes y los miembros de los gremios empezaron a disponer estos símbolos a la entrada de sus tiendas. Entre las marcas que han sobrevivido de esta época destaca la barra rayada de los barberos.

    Las empresas que comercializaban medicamentos patentados crecieron mucho a partir de finales de la década de 1870 gracias a la publicidad inserta en periódicos y revistas. Delimitaron un gran mercado debido a que era difícil encontrar médicos en las áreas rurales, por lo que los colonizadores y los granjeros tenían que automedicarse. Los vendedores de fármacos obtenían beneficios de entre el 80 y el 90%, por lo que podían pagar la publicidad de sus recetas. Entre los primeros anunciantes también figuraban de un modo destacado las empresas de ferrocarriles y de transporte marítimo de Estados Unidos que informaban, además del lujo y la comodidad de sus servicios, de los horarios y las tarifas.

    A finales del siglo XIX muchas empresas estadounidenses empezaron a vender sus productos en envases que llevaban impresa la marca. Este hecho marcó un hito en la historia de la publicidad, puesto que antes los productos domésticos como el azúcar, el jabón, el arroz, la melaza, la mantequilla, la leche, la manteca, las alubias (frijoles), los caramelos y dulces y los alimentos en escabeche se vendían a granel, por lo que los consumidores no habían conocido hasta entonces al productor.

    Los primeros en utilizar esta técnica fueron los vendedores de jabones y detergentes. Entre los primeros (que datan de 1880) destacan Ivory, Pears' y Colgate. Pronto siguieron su ejemplo otras empresas, como la Royal Baking Powder, la Quaker Oats y los bolígrafos Waterman. A principios del siglo XX surgieron marcas tan conocidas como Wrigley y CocaCola.

    Tras la I Guerra Mundial, la industria publicitaria estadounidense creció hasta el punto que se convirtió en la marca registrada de los propios Estados Unidos. Este crecimiento se vio impulsado por numerosos avances tecnológicos; el crecimiento de la industria estadounidense provocó nuevos inventos y mejoras técnicas que beneficiaron a otras industrias.

    La aparición de la electricidad contribuyó a la creación de anuncios luminosos; el fotomontaje y otras mejoras en las técnicas de impresión ayudaron tanto a editores como a los departamentos de publicidad de periódicos y revistas. La publicidad empezó a contratar a especialistas en relaciones públicas. La aparición de la radio en la década de 1920 estimuló una nueva técnica de venta que utilizaba la voz como reclamo.

    El invento más significativo de la posguerra fue la televisión, un medio que forzó a la industria publicitaria a mejorar sus técnicas comerciales utilizando medios visuales y sonoros. En la década de 1990 destaca la generalización del uso de reproductores de vídeo y de mandos a distancia para éstos y para las televisiones. Las agencias de publicidad consideran una amenaza esta generalización porque algunos espectadores pueden borrar los anuncios cuando graban programas o pasarlos a alta velocidad cuando ven una cinta grabada; además, la existencia del mando a distancia también es una amenaza porque los espectadores pueden cambiar de cadena o quitar el sonido en tanto se emitan los anuncios. Por ello, las agencias de publicidad han cambiado de técnica y ahora intentan esponsorizar los espacios de la programación. La generalización de redes internacionales de informática, como Internet, compensa estas dificultades al ofrecer un nuevo medio específico para publicar y difundir anuncios.

    PERSUASIÓN INVISIBLE

    La “persuasión invisible” forma parte de la publicidad. Se ha podido observar que gran parte de esta última es de por sí invisible (de la misma forma que un iceberg tiene tres cuartas de su volumen sumergidas en el agua), con el objeto de evitar la resistencia o las formas de defensa del consumidor. En algunos cines se proyectan a mitad de los filmes anuncios que estimulan cierta actitud consumidora, y ello a una velocidad tal que los mecanismos conscientes no los registran, pero quedan grabados en su subconsciente. Se ha comprobado que estos anuncios invisibles producen un aumento de consumo, durante los descansos, de determinadas marcas de bebidas refrescantes, o de productos alimenticios. Y existe el temor de que, en algún momento, esta forma de publicidad invisible pueda ser utilizada con fines políticos o de dominio, para inspirar ciertas actitudes electorales o aparentemente cívicas que puedan llevar a otras de sumisión.

    Entre las características de la persuasión invisible están las formas y los colores. En algunos almacenes o mercados se ha podido comprobar que entre los productos idénticos de forma y marca los consumidores se inclinan por los que tienen un color determinado. A veces, los colores están relacionados con ciertas marcas prestigiosas que los emplean para sus productos, pero generalmente se prefieren los colores vivos como el rojo, o los de “moda”, puestos de actualidad por los modistos.

    Si, por una parte, la publicidad es un motor del consumo, por otra es también uno de los más perecederos objetos de consumo de nuestra sociedad: se destruye a sí misma a gran velocidad, especialmente por su abundancia. El habitante de una gran ciudad recibe decenas, quizá centenas, de mensajes publicitarios al día . Entran en su hogar por todas partes: la radio, la televisión y la prensa son los modos habituales, pero también la publicidad está presente en el teléfono, en el correo -cada vez más disfrazadas, más personalizada-, en el agente de ventas que le visita y le ofrece productos de muestra gratuitos o le solicita una respuesta a preguntas de encuesta -“su opinión es valiosa”-, la encuentra en la calle, en el autobús, en el taxi, en los reclamos luminosos, en las carreteras, pintada en las aceras. La encuentra en sus semejantes y, finalmente, él mismo se convierte en portador de publicidad.

    Ciertas camisas llevan bordada la marca de fábrica, determinados pantalones la proclaman en grandes letreros nada discretos, y el portador de publicidad se siente ingenuamente satisfecho de llevar encima el producto prestigiosa, convirtiéndose así en persuasor gratuito, en un poste anunciante.

    El consumidor actual vive inmerso en la publicidad y él mismo es agente publicitario. Por eso, el consumo de slogans o de imágenes es inmenso.

    La publicidad engendra publicidad, y se multiplica a sí misma.

    LAS IMÁGENES DE LOS ANUNCIOS

    Si observamos los anuncios, veremos que presentan una gran variedad. Aparece la mujer como mamá anunciando desayunos nutritivos y camisas blancas, como ama de casa obsesionada por las cualidades de detergentes y productos de limpieza, y como sex simbol, poniendo boquita de corazón sobre una caja de bombones, disfrutando de un baño de sales o flirteando en una playa.

    La mujer puede resultar misteriosa y provocativa en sus horas libres y pisar tierra firme con eficacia y entrega en su papel de ama de casa. Las mujeres están ahí para que los hombres las miren de abajo arriba y de arriba abajo. Muchos hombres se consideran protectores de las mujeres, pero, en la vida cotidiana, lo normal es que las mujeres cuiden de los hombres.

    A la mujer se la estimula para parecer hermosa y sexy, o a hacer esfuerzos considerables para conseguirlo, si no es ella algo natural. Por encima de todo, se contempla a la mujer como alguien que necesita un hombre. Muchos de nuestros anuncios están destinados a convencer a la mujer de que debe hacerse atractiva para el hombre.

    Sin embargo, una vez se convierte en esposa y madre esa imagen se transforma en dulce, hogareña y obediente. La mujer ya no busca la atracción sensual con la que presumiblemente pescó a su marido; ahora dirige sus energías a la limpieza y a la nutrición. Una esposa, según los anuncios, no es fascinante y turbadora sino la sencilla y amable constructora del nido.

    ANÁLISIS DE UN ANUNCIO

    ANUNCIO DE KELLOGG´S

    OBJETO: El producto anunciado son “Kellogg´s Special K”.

    SOPORTE: Chica

    ESLOGAN: “Kellogg´s Special K, da a tu línea más vitalidad”

    VARIANTES: Este anuncio viene presentado por una chica joven, de buena presencia y aspecto saludable. Intenta reflejar la vitalidad que le aportan los cereales. Además va más bien ligera de ropa, para poder mostrar su cuerpo sin una gramo de grasa y lo bien que le sientan los cereales. Debemos fijarnos también en la expresión de su cara. Es alegre despreocupada y muy expresiva.

    En el fondo del anuncio podemos observar el mar, que nos da idea de verano, de Sol y de calor. La vestimenta de la chica nos da ésta misma idea de frescura y ligereza. En la parte izquierda del anuncio se encuentran los cereales anunciados. Debajo de ellos hay un texto que nos indica todas las vitaminas, minerales, etc. que contienen. Mediante éstas palabras nos intenta convencer de lo buenos que son los cereales, lo bien que nos sientan y lo bien que saben. Por último nos encontramos con el eslogan, que por medio de una rima intentan hacerlo pegadizo para que no se nos olvide.

    SIGNIFICADO: Este anuncio, al primer golpe de vista, da la impresión de que si comes los cereales, tendrás un tipo como el de la chica. Lo que no se corresponde con la realidad, ya que, por muchos cereales que comas tu línea no va a mejorar. Los cereales podrán sentarte bien o incluso ayudarte a llevar una dieta más sana (debido a las vitaminas, hierro, etc.), pero desde luego no conseguirán que tengas unas medidas de 90-60-90.

    En el texto podemos destacar algunas palabras con mucho significado: como “deliciosa solución”, en ésta frase nos está dando a entender que, además de tener un delicioso sabor, son la solución a todos nuestros problemas de mantener la línea. “Gran experto en cereales”, aquí nos indica que Kellogg´s es el que más sabe de dietas, de cuidar la línea, etc. y por lo tanto debemos hacerle caso ya que es “el gran experto”. Finalmente en la frase “verte y sentirte mejor cada día” nos hace creer que necesitamos consumir los cereales para encontrarnos mejor y cada vez estar más conformes con nuestro cuerpo.

    ANUNCIOS DE KELLOGG'S

    OPINIÓN PERSONAL

    En mi opinión, lo más importante es saber diferenciar CONSUMO y CONSUMISMO, y una vez conocida la diferencia, hacer uso del consumo sin caer en el consumismo.

    Podemos definir consumo como la adquisición de un bien (o de un servicio) cuyo fin es satisfacer una necesidad.

    El consumismo es la introducción al consumo no necesario a través de una larga publicidad que lleva a la compra de productos no necesarios y rápidamente sustituibles por otros, igualmente innecesarios y poco perdurables, con el fin de mantener la producción.En el consumismo es importante el hecho de consumir, tal vez lo más característico sea el deseo insaciable que crea.

    Igualmente importante es diferenciar las necesidades primarias de las secundarias, ya que, actualmente se consume necesidades secundarias: estatus, ocio, prestigio, cultura, información, confort, mitos...

    Puede afirmarse que la sociedad de consumo impone un mínimo vital antropológico que no tiene que ver con las necesidades primarias, con la subsistencia biológica.

    Tan importante como beber, comer y trabajar es acceder al conjunto estándar. La sociedad de consumo transforma la nutrición en gastronomía, la sexualidad en erotismo, la vivienda en standing, el descanso laboral en gastos de ocio, la compra en un espectáculo, la familia en una potente unidad derrochadora, la ciudad en escaparate, la vida cotidiana en una frenética carrera y la libertad de trabajar en obligación de consumir.

    BIBLIOGRAFÍA

    • GRAN ENCICLOPEDIA LAROUSSE. EDITORIAL PLANETA. BARCELONA, 1991.

    • GRAN DICCIONARIO ENCICLOPEDICO UNIVERSAL. EDITORIAL DE AGOSTINI. BARCELONA, 1992.

    • ENCICLOPEDIA MICROSOFT ENCARTA 99.

    • DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA. EDITORIAL ESPASA. MADRID, 1993.

    • NUEVO DICCIONARIO ESPAÑOL ILUSTRADO. EDITORIAL SOPENA. BARCELONA, 1974.

    • DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO ILUSTRADO. EDITORIAL ESPASA.

    MADRID, 1990.

    • GRAN ENCICLOPEDIA UNIVERSAL. DURVAN DE EDICIONES BASAURI. VIZCAYA.