Conocer los números del 1 al 5

Educación infantil. Matemáticas Aprendizaje numérico. Lógica matemática. Didáctica

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 40 páginas

publicidad

Conocer los números del 1 al 5
UNIVERSIDAD DE SEVILLA

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

DEPARTAMENTO DE DIDÁCTICA DE LAS MATEMÁTICAS

Conocer los números del 1 al 5

Conocer los números del 1 al 5

Conocer los números del 1 al 5

Conocer los números del 1 al 5

INTRODUCCIÓN Y JUSTIFICACIÓN ........... 1

CONTEXTUALIZACIÓN ................... 2

TEMPORALIZACIÓN ..................... 3

CONTENIDOS ........................ 4

OBJETIVOS .......................... 5

SECUENCIACIÓN ....................... 6

EVALUACIÓN ....................... 26

BIBLIOGRAFÍA ....................... 27

ANEXO ........................... 28

INTRODUCCIÓN Y JUSTIFICACIÓN.

Los números del 1 al 5 van a ser uno de los temas mas importantes para llevar a cabo en la educación infantil, ya que es algo que está muy unido en a la vida cotidiana y al desarrollo social del niño. Es decir, el entorno en el que el niño se va a desenvolver está lleno de números, todo gira alrededor de ellos, e irán frenando parte de su aprendizaje.

Como tema complementario trabajaremos los animales, los cuales irán aprendiendo a lo largo de todas las actividades (cuentos, canciones, poesías, ..... etc) de la Unidad, en la irá adquiriendo una serie de conocimientos, conceptos, aptitudes y hábitos que le van introduciendo en el mundo y en el entorno en el que mas tarde tendrá que desenvolverse.

Uno de los principales objetivos será estimular experiencias sobre el contacto con la cantidad, enumeración, distinción correcta y compresión lógica de los cinco primeros números, siempre recordando y globalizando con los conocimientos anteriores que hayan adquiridos, es decir, que como ya sabemos que la Educación Infantil es o almenos debería ser globalizada. Nos propondremos tocar otros objetivos anteriormente dados, a la vez que van adquiriendo los nuevos, para que así surja un proceso de enseñanza - aprendizaje verdadera / significativo, y el niño sepa enlazar correctamente unos conocimientos con otros. Que no suponga para él cosas aisladas.

Esta Unidad Didáctica va dirigida al 2º Ciclo de Educación Infantil, comprendiendo las edades de 5 - 6 años.

CONTEXTUALIZACIÓN

El colegio “EL CARAMBOLO” se encuentra en una barriada del pueblo sevillano de Camas.

Es un barrio de clase media-baja; las familias son en gran parte trabajadores en Sevilla, y con un bajo porcentaje de madres insertadas en el mundo laboral.

Es una zona alta, rural, con grandes vistas de la ciudad, con la que se encuentra bien comunicada gracias a una línea de autobuses que transcurre casa cuarto de hora, y sin embargo su comunicación con el pueblo es más dificultosa.

Aun así el colegio consta de muy buenas instalaciones, tanto internas cómo externas.

Internamente el edificio tiene dos plantas: En la planta baja están ubicadas las tres clases de infantil, junto con el despacho del director, el aula de recursos, el almacén de gimnasia, el aula de videos y la biblioteca. En la primera planta están las seis aulas de primaria, el aula de integración, la de informática y el claustro de profesores.

Externamente el edifico tiene un patio de albero grandísimo, y otro asfaltado. En el patio de Albero se encuentra una zona vallada en la que se ubican los infantes. Esta zona además de varios columpios tiene un terrario, etc...

También se encuentra en el patio, aunque delimitado por vallas, un huerto realizado por los alumnos, en el cual cada clase tiene su pequeño cuadrado de tierra.

Y en una de los laterales se localiza una nave rectangular; el gimnasio cubierto.

La clase se encuentra, como ya he citado anteriormente, en la primera planta, y las mesas, que son individuales, se han distribuida en forma de U alrededor de una mesa central en la que se sienta la profesora. Al fondo de la clase hay cinco ordenadores, y varios juegos, de manera que aquellos niños que terminan sus tareas antes pueden colocarse allí y jugar.

TEMPORALIZACIÓN

El tiempo estimado para la realización de esta U.D. es de una semana y media de duración, siendo ésta una de las primeras semanas del año académico, es decir, justamente al comienzo del curso, después de haber repasado los contenidos que se dieron el año anterior.

Esta U.D. quedará abierta a la modificación, según el desarrollo de las clases.

CONTENIDOS

Procedimentales

  • Reconocimiento de los números del uno al cinco.

  • Dramatización de canciones.

  • Desarrollo de su creatividad.

  • Aplicación del conocimiento acerca de los números 1, 2, 3, 4 y 5.

  • Identificación de la ley de una serie de números ya formada.

  • Utilización oral de l serie numérica para contar elementos y objetos de la realidad.

Conceptuales

  • Aprendizaje de los números del uno al cinco.

  • Desarrollo y aplicación de vocabulario.

OBJETIVOS

  • Identificar los números del 1 al 5.

  • Promover su capacidad de abstracción.

  • Interpretar y memorizar la canción propuesta con entonación y ritmos adecuados.

  • Desarrollar la expresión oral de los niños.

  • Trabajar y desarrollar la lógica matemática.

  • Desarrollar las capacidades de observación, relacionar, respetar, reconocer, ordenar,....

  • Potenciar la expresión corporal mediante representaciones y dramatizaciones.

  • Practicar con técnicas de expresión plástica.

  • Fomentar la imaginación de los niños.

  • Desarrollar su percepción espacio - temporal.

  • Estimular la motricidad fina (uso del lápiz, tijeras,.....) y general.

Primer día

Para comenzar esta Unidad, en la cual nos hemos propuesto tratar los números del 1 al 5 con niños de 4 años, y complementándolo con los animales, vamos a comenzar por realizar una asamblea en la cual podamos observar las ideas previas que de algunos conceptos de los que vamos a tratar, tiene a priori los alumnos.

Les haremos preguntas del tipo:

-¿Alguien de aquí sabe contar?

-¿Hasta qué número sabéis contar?

-¿Para qué sirven los números?

-¿Para qué contamos?

-¿Qué cosas podemos contar con números?

-¿Alguien sabría escribir un número? ¿Cuál?

-Etc...

Tras ver más o menos cual es el nivel o los conocimientos de los que parten los alumnos, nos dispondremos a iniciarlos en el tema, haciéndolo siempre de forma lúdica y divertida, debido a la edad y características de los receptores.

Comenzaremos narrándoles un cuento motivador titulado “Cinco Pollitos”, en el cual aparecen los números del 1 al 5 de forma muy global y significativa, ya que se entremezclan éstos con el tema secundario, el de los animales.

Cinco pollitos

Un día, Lolita fue a visitar la granja de su tía. Allí vivía la familia del gallo “Kikirirquí”, la gallina “Cocó” y sus cinco pollitos llamados “Uno”, “Dos”, “Tres”, “Cuatro” y “Cinco”.

Los pollitos se llamaban así porque tenían una, dos, tres, cuatro, o cinco plumas de colores en sus colas.

El papá gallo no sabía contar, por eso, cuando pasó volando una mariposa le preguntó:

-Mariposa, mariposita,

la más rebonita

de mayo y abril,

¿cuántos pollos hay aquí?

Y la mariposa, mientras se iba posando en la cabeza de los pollitos, contaba: uno, dos, tres, cuatro, cinco.

Un día los pollitos se fueron a pasear al campo.

El pollito “Uno”, encontró un caracol y, muy contento, se puso a cantar:

-La, la ,la, la, la... (pero siempre cantaba “la” cinco veces):

La (1), la (2), la (3), la (4), la (5).

El pollito “Dos” cazó dos moscas y, de lo contento que estaba, se puso a saltar, pero siempre daba cinco saltos: 1, 2, 3, 4, 5.

El pollito “Tres”, jugaba con tres mariposas. Jugaba dando muchas vueltas, pero siempre daba cinco vueltas seguidas: 1, 2, 3, 4, 5.

El pollito “Cuatro”, persiguiendo a cuatro lagartijas, se perdió.

Muy asustado, piaba y piaba, y llamaba a sus hermanos, pero siempre piaba cinco veces:

-Pío (1), pío (2), pío (3), pío (4), pío (5).

El polito “Cinco”, encontró cinco gusanos y, como era el más gordito, se lo comió todo, todito, y a sus hermanos no les dio ni un trocito.

De lo contento que estaba, se puso a bailar, y bailó cinco veces: 1, 2, 3, 4, 5.

Los pollitos, cuando volvieron a la granja, contaron a Lolita lo que les había sucedido. La niña elevó una mano, y mientras señalaba sus dedos, cantaba:

-Cinco pollitos tiene mi tía:

uno le canta, otro le salta,

otro le juega, otro le pía

y otro le baila con alegría.

A medida que lo narramos, les iremos poniendo en el retroproyector, unas transparencias(vease anexo) con imágenes sobre el cuento, para que cuando en el cuento se nombren por ejemplo a “dos pollitos”, no sea para ellos un concepto abstracto, sino significativo y real, y vayan asociando cada número al concepto y significado que éste tiene.

Más tarde, volveremos a narrar el cuento utilizando un guante en el cual colocaremos a todos los pollitos (cinco: uno en cada dedo) para dramatizarlo, y tras esto, cada niño tendrá que realizar su propio guante.

Y para finalizar, cuando cada uno tenga el suyo, gesticularemos entre todos el cuento, para que los niños aprendan a asociar el nº 1 con un pollito (1 dedo), el 2 con dos dedos...(vease ejemplo en el anexo)

Segundo Día

Para comenzar nos sentaremos en círculo y haremos una asamblea. En esta haremos algunas preguntas a los niños sobre el cuento-motivación del día anterior, como por ejemplo:

-¿Cuántos pollitos tenía la gallina Cocó?

-¿Cómo se llamaban?

-¿Por qué se llamaban así?

-Etc...

Les pediremos que nos representen los números del 1 al 5 con los dedos de la mano y les preguntaremos si saben contar del 1 al 5 en orden progresivo y regresivo.

De esta forma, contaremos entre todos: 1, 2, 3, 4, 5. Y después al revés: 5, 4, 3, 2, 1.

El que quiera, en orden podrá ir saliendo a la pizarra a escribir y decir un nº del 1 al 5.

Como puede comprobarse, se trata de una asamblea totalmente participativa y activa por parte de los niños en la cual podremos observar los conocimientos que han adquirido, lo que recuerdan del día anterior y lo que no.

El eje central en nuestra Unidad, será el niño, por supuesto, por lo que debemos partir de sus conocimientos e ideas, teniéndolos siempre muy en cuenta.

Al terminar la asamblea se sentarán cada uno en su sitio para hacer de modo individual una ficha del número 1 (véase anexo)

Esta actividad, que tendrán que realizar con témperas de colores y con los dedos, potenciará entre otras cosas, la motricidad fina.

En este segundo día de la Unidad, vamos a trabajar únicamente el concepto del nº 1.

El próximo día, trabajaremos el 2, dándole un repaso también al 1 y así sucesivamente.

Para estudiar el nº 1 propondremos el siguiente juego. Se llama “El juego de los unos y de las unas”.

Los niños se colocarán en el suelo formando un gran corro. En el centro del mismo, se sitúan varios aros. Dibujaremos dentro de cada aro un gran 1. Iremos señalando a los niños uno a uno y cada niño seleccionado se sentará dentro de un aro y efectuará las acciones mímicas que indica el texto.

Juego de los “Unos”

Este “uno” come churros,

este “uno” bebe un zumo,

este “uno” sube un puño,

este “uno” juega con el humo,

este “uno” se metió en un tubo,

este “uno” quiere ser un buzo,

este “uno” salta como un mulo,

este “uno” se murió de un susto.

Todos los “unos”...

¡que sienten el culo!

Juego de las “unas”

Esta “una” vuela con las brujas,

esta “una” cose con la aguja,

esta “una” juega con la luna,

esta “una” duerme en la cuna.

Esta “una” se baña en la ducha,

esta “una” nada en la laguna,

esta “una” se limpia las uñas,

esta “una” se pone la blusa.

Todas las “unas”...

¡que coman aceitunas!

Tras esto, cantaremos todos la canción “Cucú cantaba la rana”, la cual tendrán que aprender y escenificar y en la que van apareciendo también los personajes de uno en uno.

“Cucú, cantaba la rana,

cucú, debajo del agua.

Cucú, pasó un caballero,

cucú, con capa y sombrero.

Cucú, pasó una señora,

cucú con bata de cola.

Cucú, pasó un marinero,

cucú vendiendo romero.”

-¿Quién cantaba?

-Una rana.

-¿Quiénes pasaron?

-Un caballero, una señora

y un marinero.

Para que aprendan a escribir este “famoso 1” y sea para ellos algo con sentido, lo representaremos en el aire con el dedo índice varias veces, para también desarrollar la percepción espacial y que se vayan familiarizando con la forma del 1 y que observen que éste ocupa un espacio.

Para terminar realizarán una actividad motriz fuera del aula de motricidad general en la cual se pondrá en juego la atención y la capacidad y velocidad de reacción.

Caminarán todos despacio ocupando todo el espacio, dispersos y de forma arbitraria, y al sonido de una palmada, tendrán que correr, hasta oír la siguiente palmada, a la que deberán responder sentándose. Así sucesivamente, el que vaya equivocándose, se irá eliminando.

TERCER DÍA

Comenzaremos la clase realizando la ficha del número 2 (vease anexo), los niños tendrán que rellenar el número con lentejas con la intención de que se vallan familiarizando con él , a la vez que desarrollan la motricidad fina.

Después cantaremos la canción de “Don Melitón”:

Don Melitón

tenía dos gatos

y los hacía bailar

en un plato.

Y por la noche

les daba turrón.

¡Que vivan los gatos

de Don Melitón!

La canción la dramatizaremos de la siguiente forma. Se colocarán varios aros (platos).

Mientras se entona la canción, los niños se meterán por parejas dentro de cada (plato), de modo que haya 2 en cada aro (plato).

Se hará la siguiente pregunta: ¿cuántos bailan en cada plato? : dos gatos.

Los niños dibujan dos gatos en su ficha de trabajo. Debajo trazan el número 2.

A continuación cantaremos la canción “Los patitos tienen tos”

Uno y dos,

los patitos tienen tos.

Uno y dos,

han perdido la voz.

La dramatizaremos así:

1) Uno y dos: los niños tosen dos veces, según el ritmo que se marque.

2) Se tapan la boca con la mano.

Posteriormente cada niño dibujará una boca. Después, cada vez que tosan, trazarán una, dos crucecitas dentro de las bocas.

Seguidamente pasaremos a hacer un pato con algodones o con plastilina, lo podrán hacer con lo que prefieran así se motivan. Lo realizarán sobre una cartulina.

Para finalizar representaremos el número 1 y el 2 en el aire varias veces seguidas a modo de repaso.

CUARTO DÍA

Hoy comenzaremos la clase repartiendo una ficha en la cual aparecerá el número 3 (vease anexo), los niños tendrán que rellenar el número con plastilina, de esta forma van tomando contacto con él, a la vez que divierten con la plastilina, además de potenciar la motricidad fina.

Inmediatamente después de esta actividad, repasaremos los números 1, 2, 3. Lo haremos de la siguiente manera: salen algunos niños a pintarlos en la pizarra y después los representaremos todos en el aire, de esta forma se divierten a la vez que memorizan los números de manera activa y conjunta, es importante que el concepto de los números no sea para ellos una noción abstracta.

A continuación cantaremos la canción de “Las tres ovejas”

“Tengo, tengo, tengo,

tú no tienes nada,

tengo tres ovejas

en una cabaña.

una me da leche,

otra me da lana

otra mantequilla

para la semana.”

-¿Cuántas ovejas

hay en la cabaña?

-Tres: una, dos y tres.

Luego pasaríamos a dramatizarla. Los niños se sientan formando un círculo y cantan.

  • Se señalan a sí mismos.

  • Señalan a otro niño con el dedo; después, simulan acción de negar, moviendo la mano.

  • Todos los niños señalan el centro del corro, donde tres niños están sentados dentro de un aro (cabaña). Estos tres niños imitan los balidos de las ovejas.

  • Un niño de la cabaña se levanta y simula beber leche.

  • Otro niño del centro simula tener un novillo de lana en sus manos o se toca la ropa.

  • El tercer niño del centro simula comer.

  • Finalizada la canción, después de efectuar la pregunta, diremos a los niños que están dentro del aro que se vayan levantando al nombrar los números: 1, 2 y 3.

  • Después cantaremos la canción “Tres caballeros”:

    Pasan tres caballeros.

    ¡Hop,hop,hop!

    Apenas raya el día.

    ¡Hop, hop, hop!

    Galopan muy ligeros.

    ¡Hop, hop,hop!

    ¿Irán de cacería?

    ¡Hop, hop,hop!

    Esos tres caballeros

    no van de cacería

    sus damas les aguardan

    apenas raya el día.

    ¡Hop,hop,hop!

    Lo dramatizaríamos así:

    Los niños forman grupos de tres “caballeros”.

    Mientras se efectúa la recitación, mueven las piernas, sin desplazarse, simulando caminar.

    Cada vez que oigan: ¡hop, hop, hop!, simulan galopar dando tres saltos.

    Se dibujan en la pizarra varios círculos. Los niños deben decir ¡hop!, cada vez que dibujemos una crucecita dentro de los números.

    Por último cantaremos “Cuento en la escuela”:

    Cuento en la escuela:

    “Uno, dos, tres ...”

    pero mi padre,

    que es astronauta,

    cuenta al revés:

    “Tres, dos, una ...”

    ¡vuela cohete

    hacia la luna!

    Lo dramatizaremos de la siguiente forma:

    Se dibuja en la pizarra una casita (escuela) y un cohete.

  • Según se recita, se va escribiendo dentro de la escuela los números: 1, 2 y 3.

  • Ídem, en el cohete: 3, 2 y 1.

  • Los niños se ponen de pie , rápidamente, y, con brazos arriba, simulan volar y dirigirse hacia la luna.

  • quinto Día

    Comenzaremos explicando el número cuatro y a continuación les repartiremos la ficha de dicho número (vease anexo). En ella aparece el número cuatro, que tendrán que rellenarlo con trocitos de papel charol que previamente habrán recortado. De esta manera memorizan este número y trabajan la motricidad fina.

    Una vez terminada la ficha jugaremos al siguiente juego: “La sillita de la reina”. Es un juego divertido que entretendrá a los niños al tiempo que los iniciará en la resta y aprendizaje del número cuatro. Dicho juego consiste en lo siguiente: los niños forman un corro, sentados en el suelo. Se balancean a ambos lados al tiempo que se llevan las manos a la cabeza para despeinarse, a continuación intentan peinarse. Mientras tienen que estar cantando esta canción :

    A la sillita de la reina,

    que nunca se peina.

    Un día se peinó,

    cuatro pelos se arrancó:

    uno, dos, tres, cuatro.

    Cuando la canción diga los números, simultáneamente, fingen arrancarse pelos de la cabeza: 1, 2, 3, 4.

    Al mismo tiempo, el profesor trazará en la pizarra cuatro rayitas onduladas (pelos).

    Los niños dibujarán en una hoja varias cabezas con 1, 2, 3, 4 pelos. La niña que tenía 4 pelos en la cabeza, se arrancó 3 pelos, por lo que le queda 1 pelo.

    Para trabajar el tema de los animales realizaremos un juego en el que los niños simularán ser gatos. El juego consistirán en lo que a continuación se detalla:

    los niños simularán ser gatos, mientras, la profesorá les narrará la siguiente historia:

    ¡Atención, gato! ¡un ratón!

    Y el gato saltó.

    ¿Cuántos saltos dio el gato?

    ¡Cuatro!: Uno,dos, tres y cuatro.

    Y el gato se marchó de un salto

    ¡Pobre gato!

    Al tiempo que el profesor enumera los saltos que dio el gato, los niños darán 4 pequeños saltos sobre los dos pies y por último un gran salto, como si intentasen atrapar al ratón y no pudieran. Por último, se echarán al suelo permaneciendo inmóviles.

    El profesor dibujará en la pizarra cuatro círculos para trabajar los cuatro números. Si dice: 4 saltos, dibuja progresivamente dentro del círculo 4 líneas verticales y los niños darán 4 saltos. Debajo escribe el símbolo numérico 4.

    De indéntica forma se trabajarán los números 1, 2, 3. Posteriormente jugaremos con los números en sentido decreciente: 4, 3, 2 , 1.

    Para descansar de este juego y prepararlos para el siguiente, el profesor repasará los números vistos hasta el momento: 1, 2, 3, 4. Los representará en el aire y acto seguido los dibujará en la pizarra.

    Para finalizar la clase les propondremos la siguiente actividad:

    “Cuatro naranjitas”

    Cuatro naranjitas

    hay en mi mesa,

    ha dicho mi abuela

    que coja esta.

    Tres naranjitas

    hay en mi mesa,

    ha dicho mi abuela

    que coja esta.

    Dos naranjitas

    hay en mi mesa,

    ha dicho mi abuela

    que coja esta.

    Una naranjita

    hay en mi mesa,

    ha dicho mi abuela

    que coja esta.

    Ninguna naranjita

    hay en mi mesa,

    ha dicho mi abuela

    que friegue la mesa.

    Se sitúan sobre una mesa 4 naranjas o 4 objetos redondos. Se señalan las naranjas con una mano, mientras la otra se eleva enseñando 4 dedos. Retiramos una naranja al tiempo que retiramos también 1 dedo. Se repiten dichas acciones, señalamos la mesa y mímicamente indicamos que no hay nada en ella. Por último, y como dice el poema, los niños simulan fregar la mesa.

    Se efectúa el proceso gráfico en la pizarra:

    = = =

    4-1 = 3 2-1 = 1 1-1 = 0

    sexto Día

    Comenzaremos explicándoles el número cinco, y a continuación realizarán la ficha de dicho número (vease anexo). En este caso tendrán que picar el número cinco con ayuda de un punzón y pegarle por detrás papel de celofán como si fuese una vidriera.

    A continuación realizamos el siguiente juego:

    “Cinco payasos”

    Un pajarito a mí me ha dicho:

    cinco payasos hay en el circo.

    Uno, dos, tres, cuatro, cinco.

    Cinco payasos dando brincos.

    Uno, dos, tres, cuatro, cinco.

    Cinco payasos dando gritos.

    Uno, dos, tres, cuatro, cinco.

    Me lo ha dicho un pajarito.

    Los niños y niñas forman un gran corro, una vez formado, simulan volar. Se señala a 5 niños y se forma con ellos otro grupo, se cogen de la mano y fingen ser payasos. Se señalan a otros 5 niños, que tienen que dar 5 saltos. Se forma otro grupo de 5, y estos dan 5 gritos. Todos los grupos simulan volar, se detienen y fingen hablar al oído de sus compañeros.

    Se dibujan en la pizarra 5 payasos que dan saltos: 1, 2, 3, 4, 5. Cada vez que se cuenta y se dibuja un payaso, los niños dan un salto. Debajo se escribe el símbolo numérico: 5.

    A continuación repasaremos los números del uno al cinco: los representaremos en el aire y luego en la pizarra.

    Ahora realizaremos un juego de plástica sobre los animales, pero siempre teniendo muy presente nuestro obejtivo: el número 5.

    “¿ Quieres dibujar?”

    ¿Quieres dibujar?

    ¡Vamos a empezar!

    Primero un patito,

    hazlo muy bonito.

    Después dos perritos:

    blanquitos y negritos.

    ¿Ratones también?

    Pues dibuja tres.

    ¿Y gatas y gatos?

    Pues dibuja cuatro.

    ¿Pinto conejitos?

    ¡Sí, hasta cinco!

    ¿Ya has contado?

    Pues estos dibujos

    se han terminado.

    El profesor recita lentamente. Después de cada estrofa da un margen de tiempo para que los niños realicen el dibujo indicado. Mientras, el profesor efectúa los dibujos en la pizarra por si algún niño se despista.

    A continuación cantaremos entre todos esta canción, y mientras que se canta los niños irán contando con los dedos

    “Canción 5 perritos”

    Yo tenía cinco perritos,

    Uno se quedó en un cuarto,

    No me quedan más que cuatro.

    De los cuatro que quedaban

    Uno se volvió al revés,

    No me quedan más que tres.

    De los tres que me quedaban

    Uno se murió de tos,

    No me quedan más que dos.

    De los dos que me quedaban

    Uno se volvió un tuno,

    Y no me queda más que uno.

    SÉPTIMO DÍA

    Este día nos servirá para recordar todo lo aprendido los días anteriores, y para ello utilizaremos muchos juegos, en los que tendremos que prestar gran atención a cada uno de los alumnos para ver si han captado realmente los contenidos de la unidad didáctica.

    Empezaremos con un juego de psicomotricidad, en el que los niños caminarán, correrán y jugarán libremente por el aula y a la orden del profesor tendrán que desplazarse para quedarse individualmente o formar grupos de 2, 3, 4 ó 5 personas.

    Una vez que ya los niños se hayan cansado de este juego seguiremos con otro ejercicio, para el cual tendrán que situarse en fila, y realizar un pequeño circuito en el que se encuentran unas cuerdas en el suelo formando los diferentes números del uno al cinco. Los niños, ordenadamente pasearán por estas cuerdas para que lleguen a tener los conceptos espaciales mucho más claro.

    Una vez que los niños estén relajados, se podrán sentar para hacer un juego grupal con toda la clase, para ello repartiremos tres cartas a cada niño con números del 1 al 5 (la misma baraja española puede ser válida), y después les pediremos que las ordenen de mayor a menor, y viceversa. Podemos alargar el juego tanto como veamos necesario, haciéndoles preguntas tales como: ¿Cuál es la mayor de todas las que tienes? ¿Y la menor? ¿Quién de todos tiene un cinco? ¿Y un dos? ¿Quién tiene la carta mayor?, etc...

    Después cantaremos entre todos la “Canción del Elefante”, que escenificarán en grupos.

    Canción del Elefante

    Un elefante se balanceaba

    sobre la tela de una araña,

    como veía que no se caía

    fueron a llamar a otro elefante.

    Dos elefantes se balanceaban

    sobre la tela de una araña,

    como veían que no se caían

    fueron a llamar a otro elefante.

    Tres elefantes se balanceaban

    sobre la tela de una araña,

    como veían que no se caían

    fueron a llamar a otro elefante.

    Cuatro elefantes se balanceaban

    sobre la tela de una araña,

    como veían que no se caían

    fueron a llamar a otro elefante.

    Cinco elefantes se balanceaban

    sobre la tela de una araña,

    como veían que no se caían

    fueron a llamar a otro elefante.

    A continuación les enseñaremos unas láminas en las que aparecen unos animales y personajes (vease anexo) que se asemejan a los cinco números para que en ellas los identifiquen, una vez que lo hayan hecho cantaremos la siguiente canción.

    Una vez que hayan memorizado la canción y cantado varias veces, repartiremos folios para que ellos mismos dibujen los animales y los números que aparecen en la canción.

    Canción de los números

    El uno es un soldado

    haciendo la instrucción.

    El dos es un patito

    que está tomando el sol.

    El tres una serpiente,

    no para de bailar.

    El cuatro es una silla

    que invita a descansar.

    El cinco tiene orejas,

    Parece un conejito.

    EVALUACIÓN

    A la hora de evaluar tendremos en cuenta:

    • Los niños / as (individual): sus relaciones, hábitos, juegos, lenguajes, experiencias, expresión plástica y gestual, razonamiento lógico - matemático.

    • El profesor /a: su actitud con el grupo, la motivación y formación.

    • Los padres: participación y actitud con los niños.

    • Grupo de niños / as: relación entre ellos y integración de miembros

    La evaluación será global, se trata de evaluar el proceso y adquisición de los niños / as, referida a todas sus capacidades, entendiendo su evolución y desarrollo de forma interrelacionada. En la práctica significa que evaluaremos tanto su aprendizaje de tipo físico, como afectivo, cognitivo, de relaciones interpersonal o de inserción social.

    Será continua que supone entenderla como parte integrante del proceso enseñanza y aprendizaje. No será algo que se realice en un determinado momento del año, sino todo lo contrario, será algo que realizaremos constantemente y tendremos siempre presente (patio, aula, otros lugares).

    Está será de un modo formativa, que supondrá entender la evaluación como un instrumento útil para corregir y mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje. No evaluaremos para sancionar a los alumnos, sino para corregir el proceso educativo y ajustarlo cada vez más a las auténticas necesidades de los niños / as.

    BIBLIOGRAFÍA

    • POESÍAS PARA JUGAR Y CONTAR NÚMEROS.

    EDITORIAL QUERCUS

    • NUEVO FLOPY 4años

    EDITORIAL EVEREST

    • CURRICULUM EDUCACIÓN INFANTIL

    • CUENTOS DE LAS LETRAS

    EDITORIAL QUERCUS

    Conocer los números del 1 al 5
    Conocer los números del 1 al 5
    Conocer los números del 1 al 5
    Conocer los números del 1 al 5
    Conocer los números del 1 al 5

    Conocer los números del 1 al 5
    Conocer los números del 1 al 5

    Conocer los números del 1 al 5

    Conocer los números del 1 al 5

    Conocer los números del 1 al 5

    Conocer los números del 1 al 5