Comunicarse mejor en el aula

Educación. Pedagogía. Comunicación. Aulas. Clases. Profesores. Alumnos. Enseñanza. Aprendizaje. Maestro. Habilidades de comunicación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad

Consejos Para Comunicarse Mejor en el Aula

Como docentes, es necesario tener buenas relaciones con los niños para llegar a una buena comunicación y con ello asegurar el proceso de enseñanza-aprendizaje; al comunicarnos con los niños, nos damos una idea de lo que piensan, sus inquietudes, tener un punto de partida acerca de lo que saben, sin embargo muchas veces el alumno se queda callado por miedo a equivocarse o anda adivinando lo que el maestro quiere que conteste callando lo que realmente piensa.

Una de las tareas del maestro, es conseguir que el mensaje llegue  lo más claramente posible, para que el alumno comprenda lo que se dice y aprenda; para esto es importante cuidar lo que se dice y como se dice, ya que si el maestro habla con una forma adecuada pero no en el nivel de comprensión de alumnos, no van a entender; el tono de voz, así como los movimientos que se realicen durante la explicación. El contacto ocular, ayuda a tener mayor control sobre los alumnos debido a que se percatan que se les está vigilando.

Una de las actividades que se presentan en una clase es, sin duda, la participación de los alumnos; pero para esto, el maestro debe propiciar confianza en los alumnos. “La confianza en el maestro aporta un grado de seguridad en el alumno. Si los niños se sienten seguros no habrá la necesidad de obligarlos a que hablen, por el contrario tendrán la iniciativa para hacerlo, además cuan se tienen dudas el niño muchas veces no pregunta por miedo a que se rían o que el maestro no les ponga atención. He aquí la importancia de propiciar un ambiente de seguridad y confianza

Existen muchas estrategias para hacer participar a los alumnos, si en un momento se encuentran animados hablando, debemos retomar lo que dicen mostrando atención y aceptar lo que opinan, sino lo hacen, hay que intentar motivarlos realizando preguntas sencillas, para que empiecen a dialogar entre ellos. “Si los muchachos ya tuvieron el conocimiento y están comentando sobre eso quiere decir que están satisfechos; están clarificando, comentando

“Los alumnos aprenden mejor cuando se hacen ejemplos de algo que ellos comentaron o dijeron o cuando recuerdan una actividad que realizaron, ya que para ellos tiene significado y entienden mejor el tema.

“Las mejores preguntas son las abiertas”. Ya que con ellas lo niños pueden aportar comentarios y opiniones según su propio criterio, además si la pregunta no es entendida en un principio se puede hacer de otra manera hasta que puedan existir posibles respuestas. Es importante tener la capacidad para escuchar las ideas y confidencias de los niños y no dejar a un lado comentarios que se salgan del tema o del propósito del mismo, ya que quizá para alguno de los niños le sea algo trascendente y pueden comprender el tema. Incluso al dejar que todos se expresen se puede fomentar la discusión donde los niños intentarán llegaran a acuerdo por medio de sus argumentos.

Cuando los niños están haciendo algún trabajo y surgen dudas, es conveniente que ellos solos busquen las respuestas, después darles alguna información para buscarlas, las preguntas ayudan al maestro a ubicarse en lo que ellos entienden. Al finalizar, deja que entre ellos comenten como lo realizaron y a las conclusiones que llegaron, dándoles a todos la oportunidad de participar, sin obligar a los que se abstengan de hacerlo.

Un maestro debe de desarrollar ciertas habilidades para establecer una buena comunicación:

Habilidad de presentación, realizar un material que atraiga la atención de los niños, pero sobretodo debe saber como utilizarlo de forma correcta; de lo contrario no servirá de nada.

Habilidad de interrogación, el maestro debe pensar y planear de que manera planteará a los alumnos diversas cuestiones, donde ponga a trabajar su pensamiento.

Conducción de discusiones, se deberá de saber coordinar los puntos que se han establecido y son importantes para el aprendizaje de los alumnos; respondiendo positivamente a las contestaciones de los niños para que estos tengan la confianza de volver a participar

Como conclusión puedo decir que establecer una buena comunicación es algo indispensable en cualquier área, pero en la docencia no es algo que se aprende de la noche a la mañana, se lleva tiempo poder encontrar la forma de interactuar con los niños. Las estrategias que nos presentan los autores, son útiles y funcionan pero algunas situaciones dificultan llevarlas a cabo; en teoría es fácil utilizarlas pero a la hora de la práctica nos damos cuenta que las cosas no son como parecen y solo con la experiencia logramos establecer nuestros propios métodos de enseñanza.

BIBLIOGRAFÍA: 

Dean, Joan. “Habilidades de comunicación”, en La organización del aprendizaje en el aula, ed. Paidos, p.p 74-78                                           

Mercado Ruth.(1996) Comentarios, peguntas y explicaciones, en El trabajo docente en el medio rural, SEP-DIE, México p.p  94-98

Dean, Joan. “Habilidades de comunicación”, en La organización del aprendizaje en el aula, ed. Paidos, p.p 74-78                                           

Mercado Ruth.(1996) Comentarios, peguntas y explicaciones, en El trabajo docente en el medio rural, SEP-DIE, México p.p  94-98

Ibid.

Ibid.