Compatibilidad de tejidos

Medicina. Cirugía. Operaciones quirúrgicas. Injertos. Implantes. Trasplantes. Respuesta inmunológica

  • Enviado por: Fana
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

COMPATIBILIDAD DE TEJIDOS DURANTE PROCESOS DE INJERTOS

INTRODUCCIÓN

Según el diccionario enciclopédico Larousse injerto significa: “Operación quirúrgica consistente en implantar en el cuerpo de una persona tejidos, huesos, órganos sacados de otro individuo o de otra parte de su cuerpo.” Los injertos se realizan en una parte del cuerpo que puede haber sufrido quemaduras como suele suceder en la piel, por algunas enfermedades como úlceras grandes o que haya sufrido lesiones irreparables; sus funciones son:

  • Cubrir: para lo que se utiliza piel humana o fibras proteicas de origen animal.

  • Rellenar: se utiliza grasa.

  • Conectar: se emplean nervios.

  • Dar soporte: se utiliza hueso.

  • Sustituir: otros órganos que están en mal estado o que presentan dificultades realizando sus funciones.

Para que un injerto sea exitoso se necesitan de ciertos factores que serán determinantes en la realización de los mismos, estos serán explicados a lo largo del trabajo que se presenta a continuación.

DESARROLLO

La donación y la implantación son sinónimas ya que consisten en lo mismo, estas a su vez se dividen en dos:

Donación intervivos: Es factible realizarla con órganos pares, como el riñón, realizando previamente las pruebas necesarias que garanticen que el órgano que queda al donante cumplirá adecuadamente su función. Sólo suele admitirse entre parientes próximos o gemelos idénticos. Esto suele asegurar una mayor compatibilidad de tejidos entre el donante y el receptor.

Xenotransplantes: Se utilizan algunos órganos de animales para sustituir a los órganos humanos.

Antes de dar a conocer los puntos de compatibilidad para la realización de un injerto se presenta un cuadro cronológico de la historia de los implantes.

  • El primer transplante fue renal, realizado en Estados Unidos, en el año 1954.   

  • Los primeros intentos fueron realizados en 1906 por el cirujano francés Mathieu Jaboulay.

  • El profesor Jean Dausset, fue el autor del descubrimiento de los antígenos de histocompatibilidad, en 1958. "Los grupos de compatibilidad determinan si el injerto de un órgano puede o no ser aceptado por un organismo".

  • El primer injerto exitoso tiene lugar el 23 de diciembre de 1954. Fue un transplante renal realizado en Boston entre dos hermanos mellizos verdaderos, con una estructura genéticamente idéntica. 

Luego en 1947 se establecen tres condiciones para cualquier intento de injerto:

1)                 Proteger los injertos contra las lesiones que se pueden causar entre el momento de la extracción y el del nuevo implante a causa de una insuficiente irrigación sanguínea de los tejidos;

2)                 Identificar los grupos de compatibilidad de tejidos entre el donante y el receptor, con el fin de disminuir los riesgos de rechazo;

3)                 Encontrar los agentes farmacodinámicos capaces de prevenir la muerte del injerto, aún en caso de compatibilidad imperfecta.  

Se observa que a principios de la invención e implementación de los injertos era de suma importancia la compatibilidad entre el donante y el receptor, dirigiéndonos así directamente con el sistema inmunológico. Anteriormente se determina si un injerto era exitoso si luego de pasado un determinado periodo de tiempo cumple con las expectativas de la función que este debía ejercer, a su vez el éxito del injerto esta entrelazado junto con el sistema inmune, que se define como el sistema corporal cuya función primordial consiste en destruir los agentes patógenos que encuentra. Cualquier agente considerado extraño por un sistema inmunológico se denomina antígeno. La responsabilidad del sistema inmunológico es enorme y debe presentar una gran diversidad, con objeto de reaccionar de forma adecuada con los miles de antígenos, patógenos potenciales diferentes, que pueden invadir el cuerpo. Aún no se conocen en su totalidad los mecanismos fisiológicos complejos implicados en el sistema inmunológico, pero la investigación médica continúa desentrañándolos.

Respuesta inmunológica a los trasplantes

Aunque el sistema inmunológico es esencial para la supervivencia del hombre, supone un obstáculo para el trasplante clínico de órganos. El sistema inmunológico normal es eficaz para reconocer como extrañas a las células procedentes de otros individuos. Una vez que el sistema reconoce estas células intenta destruirlas; sin una medicación inmunosupresora, como la ciclosporina, los riñones, los hígados y las médulas óseas trasplantados, serían rechazados. Sin embargo, y tal como podría predecirse, la terapia inmunosupresora podría conducir por sí misma a problemas infecciosos. Así, el paciente sometido a tratamiento está en peligro constante de padecer bien infecciones o bien el rechazo del trasplante.

El sistema inmunológico a su vez esta conectado con otros factores que determinaran la compatibilidad del nuevo injerto en el huésped que lo recibirá, estos son:

  • Raza

  • Dependiendo del tipo de injerto que se este empleando se necesita estar conciente de la raza del huésped, es decir en este caso nos referimos a la tonalidad de la piel: amarilla, blanca, morena, entre otras, es importante más que todo cuando nos referimos a los injertos de piel ya que si el área la cual es tratada queda expuesta a la vista se observara la anormalidad del área, lo no natural que esta lucirá, por ello para tener un injerto que luzca normal se necesita que el donante tenga una tonalidad parecida o casi igual a la del huésped es decir la persona que recibirá el injerto donado, en caso de que el mismo huésped no pueda donar piel de otra parte de su cuerpo.

  • Sistema inmunológico

  • Todos los tejidos corporales contienen un conjunto de determinantes antigénicos propios de la persona como son el sistema HLA y los grupos sanguíneos. El sistema inmunológico del receptor considera extraños algunos de estos determinantes antigénicos del órgano donado, y en consecuencia produce una respuesta contra ellos. El éxito de las técnicas de trasplante depende en gran medida del desarrollo de procedimientos capaces de suprimir de manera transitoria esta respuesta inmune hasta que el órgano trasplantado se establezca en el nuevo huésped.

  • Si se toma como ejemplo un implante de un órgano se exige que el donante sea del mismo grupo sanguíneo del huésped, ya que si no pertenecen al mismo grupo sanguíneo sea A+/-, B+/-, e incluso O- el injerto será un fracaso e incluso podría causar la muerte del huésped, solo los donantes universales ( O´

  • +) son compatibles con cualquier otro huésped sea cual sea su grupo sanguíneo y así mismo solo los receptores universales (AB+) pueden recibir cualquier otro tipo de sangre.

  • Las posibilidades de rechazo son mucho menores cuando el órgano trasplantado procede de un familiar en primer grado, debido a que los determinantes antigénicos son mucho más compatibles, y en el mejor de los casos (gemelos idénticos), exactamente iguales. El sistema de antígenos que determina la posibilidad de rechazo se denomina sistema HLA, y la búsqueda de compatibilidad donante-receptor se estudia a través de este sistema.

  • 3. Irrigación Sanguínea

    Es de suma importancia que el área donde vaya a ser implantado el injerto tenga una buena irrigación ya que si esta es escasa no se producirán suficientes células nuevas para que el injerto se adhiera fácilmente a sus funciones. Tomando como ejemplo un trasplante de hígado son multitud los conductos y vasos sanguíneos que deben volverse a conectar, en este caso si se presenta un fracaso la responsabilidad recae sobre los médicos encargados de la realización del injerto ya que ellos debían encargarse de conectar todos los conductos y vasos de nuevo. Existen casos más complicados que requieren una operación en dos tiempos como en las pérdidas de espesor completo de la mejilla o cuando se produce la pérdida de toda la nariz. El trasplante debe estar irrigado por los vasos sanguíneos de su zona original hasta que haya prendido en su nueva localización. En estos casos, se deja un tubo o colgajo de piel con tejido subyacente, para conectar el trasplante con su aporte sanguíneo original hasta que haya adquirido un nuevo aporte sanguíneo de la zona receptora.

    4. Método Quirúrgico y Sanidad

    En diversos casos se presenta que los responsables por el fracaso del injerto son los mismos doctores, ya que sus técnicas puede que no sean tan modernas como las de otros o que el procedimiento en si esta mal realizado. También la sanidad del lugar donde se realicen los injertos es de suma importancia ya que los órganos suelen estar propensos a adquirir cualquier tipo de virus o bacteria, aunque la histocompatibilidad haya sido aprobada para la intervención y el órgano llegara a contaminarse, este resultara inservible.

    5. Huésped

    Antes de cualquier procedimiento de injertos se debe estudiar al paciente minuciosamente, así como el “área huésped”; es decir donde se alojara el injerto nuevo, si esta no presenta en caso de un injerto de piel la suficiente flexibilidad no será compatible con el injerto, en caso de un implante dental si el hueso presenta un mal estado el implante jamás se sostendrá por si solo. Es decir el huésped cumple también una parte fundamental para la histocompatibilidad entre donante y receptor.

    6. Evolución

    Luego de la intervención u implantación del injerto es sumamente seguir la evolución del mismo para observar si no se producen problemas de compatibilidad, si se pronostica a tiempo se pueden hacer diversas maniobras para salvar el injerto.

    GLOSARIO

    Antígeno: Cualquier sustancia que, introducida en el organismo, induce a la producción de anticuerpos. Pueden penetrar en el organismo a través del tracto respiratorio, el tracto digestivo o la piel. Los antígenos más frecuentes son proteínas como las que se encuentran en ciertos componentes de virus y bacterias.

    Donante: Persona que expresa su voluntad de donar órganos para trasplante.

    Donación: Decisión personal y acción de dar, normalmente de forma gratuita,

    algo de nuestro cuerpo vivo (sangre y hemoderivados, riñón, piel, parte del hígado o del pulmón) o muerto (donación de órganos y tejidos de cadáver para trasplante) a otra persona enferma que con ello se puede curar.

    Evolución: Variaciones de una enfermedad a lo largo de su curso.

    Trasplante: Acción o efecto de cambiar un órgano o tejido de un sitio a otro. Puede ser dentro de un mismo individuo (autotrasplante) o entre individuos de la misma especie (alotrasplante) o de distinta especie (xenotrasplante).

    Receptor: Persona que por medio de una transfusión recibe parte de la sangre de un donante o de un órgano en un transplante.

    BIBLIOGRAFIA

    Documentos en línea:

    http://html.rincondelvago.com/cirugia-reconstructiva-maxilofacial.html

    http://www.unav.es/cdb/default.html

    Diccionario Enciclopédico Larousse, Novena Edición- 3ª reimpresión.

    Impreso en México

    Enciclopedia Microsoft Encarta 98

    CONCLUSIÓN

    Se pudo comprobar por medio de este trabajo que el punto básico de la compatibilidad de injertos es el sistema inmunológico, los seres humanos dependemos de el ya que este es el que brinda las defensas contra cualquier organismo extraño como el caso de los virus, debido a la misma causa algunos de los implantes no son exitosos ya que el sistema inmune los observa como agentes extraños que quieren entrar al cuerpo; esto simplemente nos dice que el éxito en si lo determina es el sistema inmune que nos conduce directamente con la sangre. Con esto se trata de explicar que sin un previo estudio del sistema inmune entre donante y receptor en cualquier caso de injertos este será incompatible; es decir el huésped rechazara el injerto.