Como agua para chocolate; Laura Esquivel

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa (novela). Best Sellers. Caracterización de los personajes

  • Enviado por: Edenass
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Evolución de los personajes:

Antes de nada creo que es importante recordar la gran metáfora que inunda el libro, y que sin su entendimiento, es imposible comprender la verdadera naturaleza de cada uno de los personajes de la historia. Se trata de la visión de la vida y el amor como una caja de fósforos. Así, a grandes rasgos, viene a decir:

Todos llevamos una dentro de nosotros, aunque no los podemos encender por nosotros solos, sino que el oxígeno necesario para la combustión tiene que provenir del aliento de la persona amada, y la chispa inicial, de una mirada, caricia, palabra, o alimento(sobre todo los platillos de Tita)... si se enciende uno, sentiremos una intensa emoción y un calor que irán desapareciendo conforme pase el tiempo hasta una nueva explosión. Estas sensaciones son completamente necesarias pues de esa energía se nutre el alma, y cada cual tiene que descubrir como encender su propia chispa, pues si se deja pasar la oportunidad, la caja se humedece para siempre y es imposible reanimarla con nuevas emociones. Por eso también hay que alejarse de las personas de aliento gélido que son capaces de apagar el fuego más intenso. Así como hay que intentar evitar que se enciendan todos los fósforos de una sola vez, pues entonces en nuestro interior se produce un resplandor tal que invita al alma a abandonar el cuerpo, y morimos.

Mamá Elena

Mamá Elena es el aliento gélido que provoca la infelicidad de Tita. El hecho de que su mirada petrificara al más valiente de los capitanes, lo dice todo. Es una persona que tiene como principios máximos el honor, la decencia, la rectitud, el deber, la tradición... y que sin embargo, falazmente, obliga a sus hijas a que le llamen mami, en la perfecta entonación cariñosa, ya que mama le suena despectivo.

De joven se había sentido atraída por un joven mulato(José Treviño), con el cual se hubiera querido casar, de no ser por la rápida actuación de sus padres que rápidamente la casaron con Juan de la Garza. Aun así se siguió viendo con José, hasta tal punto que Gertrudis fue fruto de su amor, aunque murió asesinado al poco por un desconocido. Este suceso traumatizó a Mamá Elena, resignándose al fin a permanecer al lado de su marido y actuando como una "esposa de bien", paradójicamente, pues esa decencia era la que le había negado su propia felicidad. Cuando Juan se enteró de que su mujer le había engañado, falleció de un infarto, encrudeciendo mas aun la personalidad de ella de ahí en adelante.

Había decidido, por tanto, seguir con las tradiciones y las buenas costumbres, idea que la llevó a denegarle a Tita la posibilidad de enamorarse y casarse para que así ella pudiera cuidarla hasta el día de su muerte. Además de asegurarse una vejez agradable, Mamá Elena también se garantizaba su mayor afición, la de destruir cosas, aunque fuera la vida de su hija. Porque desde la muerte de José, Mamá Elena se había convertido en una experta en todo lo que supusiera destrozar, partir, desmantelar, desolar y despellejar, tanto objetos como personas. Esto lo demostró tanto en la cruel idea de casar a Pedro, novio de Tita, con Rosaura, la hermana mayor de esta, como en su extraordinaria capacidad de advertir todo pensamiento “problemático” o protesta de Tita en tan solo una mirada o acto (aparentemente inocente), y su posterior destreza para poner fin de raíz a ese percance (habilidades debidas a su propia experiencia).

Tan consciente era del odio que Tita sentía hacia ella, que murió simplemente por la desconfianza que su comida le provocaba, aunque no hubiera habido motivo alguno para sospechar.

Aun así, siguió manifestándose a Tita, para atormentarla, y provocó el incendio que quemó a pedro.

Rosaura

La viva imagen de su madre, aunque sin su fuerza, asume sin rechistar y sin remordimientos el papel de esposa de Pedro que la madre le ha impuesto. Negada para disfrutar de la vida o el amor, su personalidad se ve claramente descrita cuando Tita invita a sus hermanas a disfrutar de la “danza” que hacen las gotas de agua al tocar el comal bien caliente. Rosaura, sin gracia alguna, no era capaz de lograr el efecto deseado, y al tratar de ayudarla Tita, desconfiada y reacia, apartó las manos quemándose con el comal. Esto se repetiría a lo largo de su vida: Rosaura era una mujer inútil, incapaz de realizar nada por si misma, que rechazaba por sistema la ayuda y los pensamientos de su hermana. Esta oposición se manifestaba en la gran intolerancia hacia la comida de Tita (que preparaba con tanto amor para Pedro), y en los graves problemas digestivos que ésta le causaba, que le llevaron incluso a la muerte.

John

El doctor John Brown podría definirse como el alma afín a Tita: como ella (Nacha), se había criado con una mujer de origen nativo (Luz del Amanecer), y había aprendido de ella muchas cosas sobre su profesión (tita: la cocina; John, la medicina) y sobre la vida en general.

Es una persona que proporciona cariño incondicional, apoyo moral y seguridad a Tita, pero que no es capaz de hacerla sentir la misma pasión por él que Pedro.

Gertrudis

Hija del amor entre Mamá Elena y José Treviño, es muy diferente de sus dos hermanas, aunque se parece mas a Tita que a Rosaura. Desde muy pequeña (anécdota del comal) ya mostró interés por todo aquello relacionado por la música, y el ritmo, y era capaz de “saborear” los placeres de la vida (así como los platillos de Tita). Hasta tal punto que en cierta ocasión, cuando saboreaba las (famosas) codornices en pétalos de rosas (que Tita había cocinado con tanto amor y pasión hacia Pedro para que él lo pudiera sentir), sintió en su cuerpo todo aquello que la cocinera quería transmitirle a su enamorado, abrasándose con un calor en su interior e impregnándose de un vapor con el olor de las rosas que había tomado. Cuando se disponía a tomar una ducha, ese calor prendió la madera del habitáculo, y al salir corriendo desnuda por el campo, un jinete que había ido en busca de su olor desde el pueblo, la recogió y se la llevó, realizando su primer acto sexual a caballo. Ese calor que Tita le había provocado con el platillo, que no pudo aplacar Juan, desapareció al cabo de mucho tiempo de trabajar en un burdel. Llegó a ingresar en el ejército, ascendiendo rápidamente a generala, y se casó con el hombre que la rescato de la casa de Mamá Elena. A pesar de haber sido repudiada por su madre, intentó regresar a la finca para mostrarla su gran éxito en la vida.

Una vez terminada la guerra, se convirtió en una mujer de la alta sociedad, casada todavía con Juan y con un escultural hijo mulato, herencia de su abuelo.

Su vida es la plasmación de todo lo que Tita había deseado para ella misma: vivir su vida a su antojo sin tener que dar explicaciones a nadie ni sentirse culpable por ello.

Pedro

El gran amor cobarde de tita, pues por culpa de su indecisión, pero a su vez insistencia, su vida se desarrolla de esa manera tan trágica.

Es impetuoso, celoso, posesivo, demasiado temeroso del futuro y del que dirán, pero a su vez muy atractivo, pasional y fiel a un amor.

Se casa con Rosaura para estar cerca de tita, ya que se le había denegado, de forma rotunda, el matrimonio con su amada. Aunque tuvo dos hijos con su esposa, jamás sintió atracción por ella, sino que mantuvo su amor (prohibido) hacia tita. Este amor evolucionó con el paso de los años, progresivamente, hasta que se llega a consumir:

  • La primera mirada de él, ardiente, que la abrasaba todo el cuerpo, haciéndola sentir como "un buñuelo al entrar en el aceite hirviendo", seguida una declaración de amor recíproca.

  • Durante la boda con Pedro y Rosaura, la confesión de éste de los verdaderos motivos del matrimonio.

  • Cuando tita transportaba fruta en su falda para hacer mermelada y pedro logro divisarla un trozo de pantorrilla que recordaría durante largo tiempo.

  • Un año después de la muerte de Nacha, el regalo de pedro a tita de una ramo de rosas, y la posterior historia con las codornices en pétalos de rosas.

  • Mientras Tita molía rítmica y cadenciosamente almendras sobre el metate, pedro le diviso los pechos, que ella mostró orgullosa.

  • Como tita logro amamantar a su sobrino, naciendo una ternura entre los dos enamorados que ya no desaparecería.

  • Una noche de verano, tres días antes de que pedro y Rosaura partieran a Texas, pedro encuentra a tita cuando esta se dirigía la baño. Le da su primer beso en la boca, la acaricia por todo el cuerpo y la invita a que ella haga lo mismo...

  • Cuando tita se prometió a John, pedro estuvo todo ese tiempo de mal humor y receloso. Llegó a verla desnuda en la ducha, y días después hicieron el amor en el cuarto oscuro (iluminando la habitación, haciendo creer, irónicamente, que se trataba del espíritu de Mamá Elena).

  • El embarazo psicológico de tita.

  • Como pedro, cuando se quema por culpa de un candil de petróleo, pide la compañía de tita en vez de la de Rosaura.

  • Tita rechaza a John (pese a que este estaba dispuesto a perdonarla) por estar con pedro.

  • Su muerte, siguiendo al pie de la letra la teoría de los cerillos y como aunque Tita pudo sobrevivir, no quiso hacerlo sin el amor de su vida.

Esperanza

Realmente no surge ella como personaje, sino que solamente la nombran y es el centro de diversos conflictos entre Rosaura y Pedro y Tita.

Aunque es solamente su sobrina, es el vivo retrato de Tita, pues ella la educó como la hija que nunca tuvo. Como ella, se crió en la cocina, y aprendió de ella todo lo que tenia que aprender. Su destino también iba a estar ligado a su madre, pero gracias a su tía eso no llegó a ocurrir, pues se casó con el hijo de John, Alex, que ya cuando era bebé la había deseado.

Nacha

Podría considerarse como la verdadera madre de Tita, pues ella fue la que le crió en la infancia, hasta su muerte el día de la boda de Rosaura y pedro, tras sufrir una indigestión de nostalgia y pena por los amores que dejó pasar.

Aun muerta, seguía ayudando a Tita cuando más lo necesitaba

Chencha

Supersticiosa, cobarde, mentirosa, extremadamente exagerada, chismosa, preocupada por el que dirán, pero a la vez, una buenísima persona que ayudó en mas de una ocasión a Tita.

No soportaba a Mamá Elena, pero las habladurías que provocarían el hecho de dejar el rancho le impiden abandonarlo.

Tita

Y finalmente... la gran protagonista de la historia, pues el libro trata de sus memorias.

Su personalidad queda definida por la de los demás personajes.

Juan de la Garza, padre de Tita, murió de un infarto al conocer la verdadera paternidad de Gertrudis. Esto provocó que Mamá Elena diera a luz antes de tiempo y que se le cortara la leche de la impresión. Como ella no podía hacerse cargo entonces de la compleja alimentación de la niña, Nacha se ofreció voluntaria para criarla y alimentarla, entre tés y atoles. De esta forma creció tita en la cocina, acompañada siempre por Nacha, hasta tal punto que llegó a ser, junto al patio trasero, la zona de la casa que más conocía, y en donde jugaba y pasaba la mayor parte del día. No es de extrañar por tanto, que desarrollara su imaginación mas que sus hermanas (al pasar más tiempo que ellas alejada de su madre), y que tuviera una sensibilidad y delicadeza que la enfrentara con su madre constantemente, pues infringía las “reglas” para dejar paso a su creatividad. Y es que, aunque su vida se verá truncada por la decisión de su madre de cuidarla hasta su muerte, tita siempre encontró una salida para manifestar sus sentimientos (de forma voluntaria o involuntaria) a través de sus recetas:

  • La nostalgia crónica que provocó a los comensales de la boda de Rosaura y pedro únicamente con las lágrimas que derramó sobre el pastel.

  • Las codornices en pétalos de rosas que preparó para pedro y cuyos efectos se manifestaron en Gertrudis, provocando su huida de la casa.

  • El mole que preparó para el bautizo de su sobrino Roberto (preparado “con mucho amor”), que causó una alegría desconmensurada (pues se encontraban en guerra) entre todos los invitados.

  • Como al oír que su sobrino, al que había criado como si fuera su madre, había muerto, se le olvidaron todas las recetas y las ganas de cocinar.

  • Como tardó tanto tiempo en recuperarse de su locura por las insulsas comidas de Caty y como se recuperó milagrosamente cuando probó el caldo de colita de res que Chencha le trajo.

  • Cuando regresó al rancho, su madre no podía soportar su comida, pues seguramente hallaba en ella la tranquilidad y felicidad que en casa Tita no había podido conseguir, y esto era superior a ella.

  • Paralelamente, Rosaura sufría de graves problemas digestivos cada vez que llegaba al rancho, derivados de la intolerancia recíproca entre ellas.

  • Los chiles en nogada, que antaño sobraban en todas las celebraciones por pudor, tuvieron tanto éxito en la boda de Esperanza que avivaron en todos los comensales una imperiosa necesidad de hacer el amor, provocando la mayor escena de sexo colectivo de la historia (como pedro y tita se amaban ya sin tapujos, libremente, eso fue lo que traspasó a la receta).

Pero tita también sufrió mucho. Tenía la facultad de llorar mucho, tanto que era capaz de inundar la habitación en donde se encontrara. También en sus lagrimas existe una evolución a lo largo de la historia. Se confunden con su propia vida, pues la impotencia el dolor y la rabia contenida la rodean.

  • Al nacer, se intuye su futuro.

  • Durante su infancia, era incapaz de diferenciar la risa del llanto

  • En la víspera de la boda de su hermana llora desconsolada por su desdicha.

  • Al morir su sobrino.

  • Provoca un riachuelo en la casa del doctor Brown al curarse de su locura.

  • Llora por su madre (no por la mujer castrante e inaccesible, sino por la que no pudo disfrutar del amor de su vida).

  • Lloró cuando John le perdonó su infidelidad.

  • Y por ultimo, lloró de felicidad, por primera vez en su vida, cuando pedro le pidió en matrimonio durante la boda de Esperanza.

Pasó del llanto por desdicha, al llanto por compasión, arrepentimiento y finalmente al de felicidad. Acorde con los distintos sucesos de su vida.

Estos sucesos también se ven manifestados en la metáfora de la colcha. La noche antes de la boda de su hermana, siente un frió inmenso en su interior, derivado de la desolación a la que se esta viendo expuesto su corazón. Para intentar sufragarlo (aunque no lo conseguiría hasta muchos años más adelante) comenzó a tejer una colcha, que noche tras noche iría aumentando poco a poco. Cuando se fue a casa del doctor Brown, ya tenia un Km de longitud, pero aun así siguió tejiéndola. Cuando se recupera de su enajenación, no la vuelve nombrar, lo cual puede explicar que ese frío que llevaba en su interior ya había desaparecido (en el momento en el que su madre deja de influir en ella)(aliento gélido que apaga cualquier llama). Paradójicamente, esa manta sí la llegaría a calentar algún día (el de su muerte), pues fue la causante del incendio del rancho.

Valoración crítica

Yo ya había visto la película hace mucho tiempo, y como ya conocía la naturaleza de los personajes, la magia existente, la sensibilidad con la que se abordan los distintos sentimientos de la protagonista (dolor, felicidad, compasión, ternura, pasión...)... es decir, la historia en general, pues pude disfrutar desde la primera hoja.

Es una historia tan común (desdicha de una mujer derivada de la decencia y la tradición, pero que a pesar de todo mantiene la esperanza y consigue la felicidad que tanto ha perseguido) y a la vez tan diferente... aparentemente es una historia realista, pero en realidad esconde un derroche de imaginación y sensibilidad que no se encuentra fácilmente en otros libros. Ha transformado una historia que podría pecar de lacrimógena en un verdadero cuento, que despierta los sentidos y hace soñar...

Además, tiene estructurada a la perfección el desarrollo de cada unidad del libro:

  • La forma con la que hila las innumerables historias a través de las recetas es un recurso que ayuda realmente mucho. Entre tanto flash-back hubiera sido muy fácil perderse, pero al estar separados por los distintos procesos de la preparación de la comida, se pueden relacionar las historias sin ninguna dificultad.

  • La forma con la que evolucionan los distintos elementos, aparentemente colocados al azar, como las lagrimas, la manta, el frío, la historia de los cerillos, las tres celebraciones (boda de Rosaura, bautizo de Roberto y boda de esperanza) en analogía con los sentimientos de Tita....

En resumen, es una clara crítica hacia el concepto de la decencia y de las buenas costumbres, pero afrontado desde una imaginación y sensibilidad únicas, que te remontan a los cuentos de hadas, aunque para adultos, y te hace soñar de nuevo.