Comercialización Internacional

América latina. Reequilibrio externo. Mercosur. Unión Aduanera. Mercado. Integración. Políticas exteriores

  • Enviado por: Maxito
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

COMERCIALIZACION INTERNACIONAL

Caminos alternativos para el reequilibrio externo

Dentro del contexto de endeudamiento en que se encuentran los países de América Latina, las alternativas para el reequilibrio externo serian :

-Desarrollar productos industriales,

-Modernización en procesos productivos ...

Para conquistar nuevos mercados, aumentar la exportación de productos manufacturados, generación de divisas y recuperación de la balanza de pagos.

Otro instrumento esencial es la integración económica, en la que se nombra a Brasil y Argentina con base industrial diversificada y condiciones de ampliar sus ventas en los grandes mercados. Esta integración económica es para lograr una primera etapa : asegurar mercados intrazonales. A su vez, este esquema esto ampliaría el grado de complementariedad industrial que podrá propiciar “inversiones modernizantes” para obtener precios y tecnología competitiva.

Referente a este aspecto, uno de los mayores desafíos para el Mercosur fue desarrollar las transformaciones de las ramas seleccionadas a través de inversiones dirigidas hacia los piases con base industrial mas frágil con el objetivo de aumentar las ventas en los grandes mercados y por consecuencia el reequilibrio externo.

Mercosur. Liberación comercial monitoreada.

El futuro de América Latina depende de revertir la balanza comercial negativa. Esto va a depender de que los piases superen la etapa de las economías primario exportadoras, debiendo existir una voluntad política para que sean creadas las condiciones necesarias.

Sin embargo la desgravacion que se esta usando en el Mercosur no asegura a los piases deficitarios las condiciones necesarias para su transformación productiva.

Hay una influencia del pensamiento neoliberal (sintetizado en el ´´Consenso Washington´´) que representa una fuente de dificultades en cuanto a los modelos de apertura comercial y de interdependencia intrazonal, que deberían orientar la institucionalización del Mercosur . Ya que es recomendable para los piases encontrar alternativas para la política comercial, tanto extrazonales, dentro de la Unión Aduanera, cuanto intrazonales, como el Mercado Común.

Unión Aduanera. La necesidad de garantías.

En la Unión Aduanera (etapa que actualmente esta en implementación en el Mercosur), la fijación de aranceles comunes frente a terceros piases (evitando la entrada privilegiada de productos extrazonales), para nosotros puede provocar problemas competitivos internos. Generando una competencia predatoria , a despecho de la existencia del ´´certificado de orígen´´.

Una alternativa sería la fijación de limites cuantitativos (topes) para las importaciones extrazonales. También realizar un monitoreo de las importaciones, evaluándose las influencias de los nuevos niveles tarifarios. Esta política permitiría definir la estructura arancelaria adecuada para la Unión Aduanera.

También seria viable la preservación en los miembros con una base manufacturera mas frágil de sectores industrializados que pudiesen alcanzar mayores ventajas, seleccionados para recibir inversiones.

Las ventas a los socios serian un paso para las condiciones necesarias para lograr la competitividad internacional mas amplia.

Mercado Común “La necesidad de elegir”.

Si el proceso de integración reúne a países con economías diferentes, es necesario que las reglas que rigen a las importaciones intrazonales, estén bien diferenciadas, tratando de reservar una parte del mercado de bienes manufacturados para las importaciones de los países que estén menos desarrollados, por medio de topes o cupos de importación; para poder distribuir las oportunidades de ventas y proteger a los países con base industrial más frágil.

Es muy importante la implantación de un sistema de monitoreo de las importaciones, para avanzar con seguridad hacia el objetivo de expansión del comercio intrazona, y que controle el número exesivo de excepciones y que no se produzca un retroceso en la integración y en la liberación del comercio intrazonal.

El objetivo máximo del proceso de integración

Si se tiene como objetivo llegar a alcanzar las condiciones para participar activamente del comercio internacional de productos, que garantiza los ingresos de capitales líquidos para poder hacer frente al desequilibrio de la balanza de pagos de los países Latinoamericanos y el endeudamiento externo. Tiene que tenerse en cuenta una serie de cosas sumamente importantes como la postura común frente a terceros países ( Arancel Externo Común ), tener en cuenta la realidad económica-financiera de la región, que la integración constituya el vehículo para modernizar el sector industrial y avance la escala de producción, y que haya una cooperación intergubernamental que a través de la difusión de informaciones y decisiones objetivas en el área de financiamientos, haga florecer una cooperación empresarial destinada a promover las inversiones en la región.

El significado del Mercosur.

La integración fue concebida originalmente como una estrategia de inserción internacional y el gobierno brasileño se mantiene coherente con aquella estrategia inicial adaptándola a la globalizacion y a la formación de bloques regionales, es decir, utilizando el Mercosur como elemento de negociación para alcanzar incrementos competitivos en las relaciones internacionales. Lo que hay que tener en cuenta es si Argentina se halla en condiciones de seguir a Brasil fortaleciendo, de esta forma, su unidad productiva.

El Mercosur (reconocido como el fenómeno mas notable de entendimiento político en América Latina) ha logrado dar importancia a la opinión publica, de productores, comerciantes y consumidores de forma tal que esta afecte el régimen de precios y de salarios así como el equilibrio económico.

La orientación de las políticas exteriores

Las políticas exteriores deberían estar orientadas a buscar la integración regional, no para confrontar con los Estados Unidos, sino para negociar la cooperación continental y promover de esta forma los intereses materiales de los diversos segmentos de la sociedad.

Según la opinión brasileña la política exterior Argentina se resiste a admitir que el nuevo bloque represente algún compromiso que involucre la convergencia de las políticas exteriores. Siendo así, es difícil reconocer que el Mercosur está esterilizando una valiosa herramienta de la que dispone para negociar intereses compartidos de sus integrantes con otros bloques o terceros piases.