Cirugía plástica

Técnicas quirúrgicas. Cirugía reconstructivas. Corte de orejas. Reparación daños piel. Colgajos. Injertos. Ectropión

  • Enviado por: Sam
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

La cirugía plástica se basa en el empleo de ciertas técnicas quirúrgicas con la finalidad de mejorar la apariencia del animal, al catalogarse reconstructiva se refiere cuando empleamos procedimientos quirúrgicos específicos para restablecer los tejidos u órganos una vez se haya perdido esta apariencia, ya sea por defectos congénitos que alteren la belleza natural o por daños adquiridos por traumas o cualquier medio que comprometa la estética normal.

La técnica de injerto o transplante de tejido, es considerado procedimientos de valor para la corrección tanto de defectos congénitos como de lesiones adquiridas. Los procedimientos cosméticos de algunas razas, debidos a la popularidad y estándares de estética llevan a corte de cola, corte de orejas, dedos suplementarios, extirpación de uñas en gatos, resección de cuernos en bovinos y caprinos. La corrección de hernia es considerada como un proceso reconstructivo.

Corte de orejas

La preferencia individual juega un papel muy importante en este procedimiento, se toma muy en cuenta en perros de competencia, aquí los dueños pueden elegir desde largas y estrechas o reducidas, así como largas y anchas.

Se complica aún mas por la variación en el tamaño y forma de las cabezas de los perros de acuerdo a la raza. Así, el corte de oreja puede seguirse un estándar establecido de acuerdo a la raza y por el estilo prevalente en la época, considerándose además las características individuales del animal.

Las razas grandes, las orejas deben cortarse entre nueve y doce semanas de edad, en cambio en razas pequeñas, deben hacerse entre cuatro y seis meses.

Debemos asegurarnos del buen estado de salud del animal antes de proceder a practicar la cirugía, ya que se requerirá del uso de un anestésico general de corta duración.

Rasuramos el pelo de ambas caras del pabellón de la oreja hasta la parte de la abertura acústica. La porción de la cabeza entre la orejas debe ser bien lavada y preparada para la cirugía aséptica. Por la proximidad de los ojos con e, arrea quirúrgica , resulta una buena medida el empleo de un lubricante ocular previo a al preparación de la piel, como modo de prevenir ulceración severa de la cornea por el contacto de detergente o desinfectante con la superficie ocular.

Con el paciente en recumbencia esternal, la cabeza será cubierta por los campos dejando solo un rectángulo que abarcara ambas orejas, lo que ayudara a prevenir infecciones que pueden resultar en cicatrización excesiva de los bordes de la herida y deformidad de los pabellones. Si se requiere ver la cabeza durante el corte, puede hacerse uso de los campos de plástico o al marcado con tinta indeleble del largo y forma deseados en los pabellones antes de la aplicación del antiséptico y de la colocación de los campos.

El largo de la oreja es variable, pero debe elegirse conforme a la estructura individual de la cabeza del perro, una cabeza pequeña y estrecha será mas presentable cuando las orejas se dejan ligeramente cortas, mientras que las orejas en una cabeza grande y compacta deben dejarse mas bien largas, de modo que se establezca un balance en esta conformación masiva.

Al cortar orejas debemos tomar en cuenta:

  • El pabellón de la oreja se dobla con una tracción ligera de manera que el borde medial toque el ángulo medial del ojo, y en este punto es marcada la oreja con lápiz indeleble, en lo que será la punta del corte.

  • Para un corte de ¾, se dobla el pabellón en la mitad del punto en el que se marca la dobladura; después se sostiene la oreja de forma erecta y la punta se dobla hasta el punto medio previamente marcado, este lugar se convertirá en la punta del corte definitivo.

Una vez esta marcado el largo del corte en un de las orejas, se unen las puntas de ambas sobre la cabeza del animal, para así marcar la segunda oreja en el mismo punto que la primera mediante el corte con tijeras. Para establecer un estimado de la conformación del corte con relación a la forma de la cabeza, es aconsejable observarlas desde el frente y ambos lados mientras un asistente sostiene las orejas de forma erecta

La forma del corte puede lograrse mediante el uso de moldes preconcebido para raza particulares, usando pinzado recto directo o para aquellos con un ojo artístico, puede lograrse a manos libres. Si se opta por el uso de moldes preconcebidos, el pabellón se sostendrá mientras se aplica el molde con su extremo superior sobre la marca previamente hecha para indicar la punta del corte; el extremo inferior se coloca tan cerca de la base de la oreja como sea posible.

Para lograr curvas en el borde lateral de la oreja, se aplica la pinza libremente desde el punto superior al inferior como ha sido descrito y luego se ajusta al pabellón al criterio del cirujano. Un pinzado recto, aplicado desde el punto superior al inferior de una oreja achatada resultara en un borde lateral recto. Puede lograrse la curva cóncava halando el pabellón lateralmente con el pinzado. Se logra un curva convexa halando el pabellón medialmente. Es posible lograr también ambas curvas, por ejemplo, convexa en la base y cóncava en el medio de los pabellones de un bóxer, simplemente mediante el ajuste de los pinzados rectos.

Una vez ha sido fijada y el pabellón ajustado a la forma deseada, la porción lateral es removida mediante un corte sobre el borde d la pinza. El molde o pinza se deja en el lado medial de la incisión para controlar la hemorragia hasta que este es removido para el ligado de los vasos.

Hemostasia completa es requerida, se logra mediante el ligado de los vasos rotos con un catgut 3-0. La mayor parte de la hemorragia procede de las ramas lateral, intermedia y medial de la arteria auricular caudal de la superficie mas externa del pabellón. Al retirar la piel del recién cortado borde de oreja, es expuesta la superficie mas externa del cartílago auricular, permitiendo de esta manera impedir los puntos sangrantes con fórceps hemostáticos.

Resulta muy difícil la aplicación de fórceps en la punta del pabellón sin causarle trauma al cartílago auricular, por lo que los puntos sangrantes de esta arrea son controlados mediante esponjeado y presión.

La disección del cartílago se logra mediante el su de tijeras en la base del pabellón para atraerla suavemente hacia la cabeza. Los dos tercios superiores de la oreja se unen con suturas simples con seda 3-0 o 4-0. La sutura se inicia en la punta con la intención de suturar un borde de la piel con su homologo, lo que solo resulta dificultoso en la punta de la oreja. La aposición precisa de la piel reduce la posibilidad de infección y resulta menor formación de tejido cicatrizal. Un exceso de este tipo de tejido causaría el arrugamiento de la oreja. La porción inferior de la incisión se une con sutura simple ininterrumpida. Debe evitarse doblar o plegar los bordes de la piel.

El segundo pabellón se disecara de igual manera que el primero. Después de aplicar la pinza y de que se han hecho los ajustes necesarios, la porción de pabellón que ha sido removida de la primera oreja debe colocarse sobre la porción que se intenta remover de la segunda para comparar la s porciones amputadas de ambos pabellones antes de suturar la piel de la segunda, para de este modo poder corregir cualquier discrepancia hallada entre la forma de ambas.

El periodo postoperatorio debe incluir el uso de sedantes o analgésicos, así como el vendaje de los pabellones sobre la cabeza durante las primeras 48 horas postquirurgicas. Durante este periodo el perro intentara rascarse la s orejas y sacudir repentinamente su cabeza, lo que puede provocar hemorragia y alteración en la continuidad de la línea de sutura, lo que generalmente es evitable mediante el uso de productos de soporte, actualmente elaborados diseñados especialmente para su empleo durante la fase postoperatoria del corte de orejas.

Reparación de daños en la piel

Después de la remoción de algunas imperfecciones de la piel como cicatrices, tumores, quistes o laceraciones, la aposición de los bordes de la herida es mandatoria. La localización y tamaño de la lesión determinara la dificultad asociada con el cubrimiento de la parte desuda de la lesión.

La mejor manera de remover una herida extensa es mediante una incisión elíptica. El defecto se corrige debridando los bordes de la herida para luego aproximarlos con sutura. Una herida triangular se remueve mediante la excisión de una porción triangular de la piel. Después se movilizan los bordes mediante debridación y aproximados desde las tres esquinas con fin de producir una cicatriz en forma de Y . Los defectos cuadrados y rectangulares pueden ser cerrados por medio de cualquiera de los siguientes:

  • Los lados opuestos del cuadrado pueden extenderse para producir aletas de piel opuestas, las cuales luego son liberadas del tejido subcutáneo y unidos sobre el arrea del defecto. Los bordes son suturados de modo que quede una cicatriz en forma de H.

Debridacion de los bordes de la piel para suturarlos desde las esquinas. El resultado de un cuadrado será una cicatriz en forma de X, y un rectángulo se producirá una cicatriz característica mas o menos así: )+++++(

Injertos de piel y técnicas reconstructivas

Cuando se crean colgajos cutáneos en perros y gatos se debe preservar el plexo vascular profundo.

En regiones donde hay musculatura cutánea, esta red vascular se encuentra tanto en las capas superficiales como en las profundas del músculo.

Colgajos de piel

Son medios de reconstrucción de heridas abiertas por el uso de piel adyacente o regional que se avanza o se gira hacia la herida para permitir su cierre. Deben dejarse los vasos sanguíneos que irrigan. Los colgajos cutáneos pueden clasificarse, según su aporte sanguíneo, como colgajos subdérmicos al azar en comparación con colgajos de patrón axial o, según su localización con respecto del lecho receptor, como colgajos locales.

Colgajos subdérmicos al azar

Son los construidos con piel adyacente a la herida y no dependen de una arteria cutánea directa. Se recomienda que se haga la base del colgajo ligeramente mas amplia que el cuerpo del mismo. A su vez pueden clasificarse dependiendo de cómo se mueva hacia el defecto: pedículo único y colgajos distantes directos, dependiendo de su uso para defectos de piel en las extremidades.

Injertos de piel libres

Involucran remoción completa de piel de un área del cuerpo y su implantación en otra. Estos injertos son completamente separados de sus aportes sanguíneos, y son dependientes del lecho de la herida para si viabilidad. Durante los primeros tres o cuatro días después del injerto, el injerto cutáneo obtiene su nutrición a partir del lecho de la herida por medio de difusión, proceso llamado imbibición. Durante este proceso el injerto actúa como una esponja absorbiendo líquidos y oxigeno a partir del tejido de granulación de la herida. Durante esta fase usualmente el injerto luce peor, apareciendo congestionado y algunas veces morado.

Los injertos varían en su resultado cosmético final. Se obtiene la mejor cosmesis del establecimiento de un injerto cutáneo de grosor completo, debido a que esto permite que el pelo cubra toda el área. Sin embargo estos son mas difíciles de establecer, debido a que son mas gruesos que los injertos de medio grosor. Este grosor mayor hace que el proceso inicial de imbibición sea mas difícil, resultando en una mayor incidencia de falla del injerto.

Técnica

  • Se prepara un lecho de la herida en forma aséptica y se hace lo mismo con el sitio de cosecha.

  • Se levanta la piel con pinzas y se excide una pieza de piel de 1 mm, usando la hoja de bisturí #15

  • Se retira el tejido subcutáneo de la base del pedacito de piel.

  • Se coloca el pedacito de piel en una esponja quirúrgica empapada en solución salina.

  • Se hace un incisión aguda en forma de bolsa de abrigo en el tejido de granulación con una hoja de bisturí #15(Fig.19-5)

  • Se debe estar seguro de que el lado epitelial del pedacito de piel este hacia arriba.

  • Se coloca una cubierta no adherente sobre la herida.

  • Se deja que los sitios donadores cicatricen por segunda intención.

  • Injertos de piel en forma de malla

    Son usualmente injertos de grosor completo que se cosechan, se les retira el tejido subcutáneo y se les hace la malla, por medio de varios cortes con hoja de bisturí. El propósito de hacer orificios múltiples en el injerto, es para aumentar la cobertura de la herida por el injerto y permitir el escape de liquido debajo de este. Los injertos en forma de malla proporcionan mejor cosmesis que los injertos minúsculos. La herida cicatrizada tiene algo de pelo en la cubre, aunque puede no ser suficiente como en la piel que la rodea, dependiendo de que tanto se expande la malla.

    Estos injertos son muy sensibles a realizar y no requieren equipo especial.

    Cierre de heridas traumáticas utilizando piel adyacente

    Habrá cierre primario cuando la herida cierra con seguridad una vez que empieza a formarse ejido de granulación de apariencia sana o comienza a aparecerse el epitelio, esto es señal de que la herida esta sana, el aporte sanguíneo es adecuado y de que es poco probable una infección persistente. El cierre primario retrasado o cicatrización por segunda intención implica la formación de tejido de granulación, contracción de la herida y epitalizacion. En cuanto al cierre secundario, implica el plica el cierre de la herida seguido de tejido de granulación de apariencia sana.

    Consideraciones preoperatorias

    Si se cierra una heridas causada por traumatismo, es imperativo que los tejidos sean viables y estén lo suficientemente limpios para que pueda cicatrizar y progresar sin problema. Se debe efectuar examen físico completo y pruebas diagnosticas apropiadas a todos los animales traumatizados para descartar cualquier lesión asociada.

    Técnica

    Se empaca la herida con esponjas quirúrgicas estériles humedecidas con solución salina fisiológica o se llena con un lubricante estéril hidrosoluble, se prepara el arrea alrededor de la herida, se quita el empaque de la herida, se lava la herida frecuentemente durante la cirugía, se usa sutura absorbible interrumpida simple tanto como se necesite para cerrar el espacio muerto de las capas profundas de la herida, se emplean suturas interrumpidas simples no absorbibles para cerrar piel.

    Cierre primario retrasado

    Técnica

    Las técnicas generales para el cierre de las heridas con tensión son las mismas que para cierre primario o primario retrasado sin tensión.

    Heridas que están en etapa de reparación o de cicatrización con tejido de granulación sano y epitalizacion. Se escinde el epitelio desde el borde de la herida dejando el tejido de granulación sano en el centro.

  • Se limpia suavemente la superficie del tejido de granulación con solución de clorhexina a 0.05% (Fig.17-1)

  • Se corta con cuidado la piel alrededor de la herida.

  • Se corta en forma roma con tijeras y se deja algo de tejido conectivo areolar suelto sobre la dermis, o se corta por debajo cualquier musculatura panicular que aparezca.

  • Para cerrar la herida puede aplicarse uno de varios patrones de sutura que alivien la tensión. Se colocan suturas caminantes que con material absorbible en líneas paralelas escalonadas, empezando justo frente al plano donde acabo el corte. Se coloca una sutura absorbible cuticular continua a lo largo del borde de la herida antes del cierre de piel con suturas interrumpidas simples no absorbibles (fig.17-2)

  • Se coloca sutura de colchonero vertical no absorbible cerca de la herida sobre los segmentos del dren de Penrose.(fig.17-3)

  • Se colocan suturas no absorbibles “ lejos-cerca-cerca-lejos” en el mismo orden de los nombres para que actúen como oposición y suturas de tensión.(fig.17-4)

  • Cirugía de los ojos:

    Entropión

    Por lo común se observa en perros jóvenes y es frecuente en las razas chow chow, shar pei.

    En los shar pei el entropión neonatal se corrige con suturas de eversión temporales colocadas a las tres a cinco semanas de edad. El fracaso de esta técnica indica la necesidad de corrección quirúrgica permanente.

    Entropión palpebral ventral o dorsal:

  • Extirpar una elipse de piel paralela (fig. 2-1).

  • Extirpar el tejido con bisturí o por compresión del tejido seleccionado con pinzas homeostáticas, y luego quitar con tijeras el tejido plegado.

  • Cerrar la piel con suturas de nylon monofilamento por ejemplo 4-0 en puntos simples separados.

  • Entropión lateral:

  • Extirpar un área de piel en forma de V (fig 2-2 A) en el canto externo o lateral.

  • Si el canto lateral esta muy laxo, disecar el músculo subyacente orbicular de los párpados para liberarlo (fig.2-2 B) y suturarlo con material monofilamento no absorbible 4-0 o 5-0 al borde orbitario externo.

  • Cerrar piel con puntos simples separados de sutura no absorbible 4-0 o 5-0.

  • Entropión medial:

  • Evertir con una incisión elíptica, como se hace en entropión ventral.

  • Alternativamente puede realizarse cantoplastia medial. Hacer una incisión en V a lo largo del borde palpebral, que incluya la carúncula (fig 2-3 A).

  • Para cerrar la incisión se sutura el párpado superior al inferior con el fin de crear un cierre horizontal (fig 2-3 B y C).

  • Ectropión

    Puede ser provocado por párpado redundante o por disminución del tono de los músculos palpebrales. Esto hace que el párpado inferior cuelgue con exposición de conjuntiva.

    Con frecuencia la mayor exposición de la conjuntiva produce conjuntivitis crónica o queratitis por exposición. Un ajuste inapropiado entre el párpado y la cornea suele exacerbar la queratoconjuntivitis seca (QCS) debido a distribución anormal de la película lagrimal.

    La mayoría de los casos se pueden corregir con la extirpación en cuna e espesor total de la porción afectada del párpado.

    Amputación de dedos y uñas

    Onicocectomia (gatos)

    Se realiza con frecuencia en gatos caseros, se realiza cuando la uña a sufrido daños traumáticos.

    Técnica

  • Se coloca un torniquete por arriba del codo.

  • Se prepara toda la parte distal del miembro usando jabón y solución germicida.

  • Se extiende la uña tirando de la punta con pinzas.

  • Se coloca el corta uñas de tal manera que una navaja descanse en forma dorsal en la articulación interfalángica distal y la otra navaja se coloque en el margen distal del cojinete del dedo(fig.20-2)

  • Cuando se usan cortaúñas, es común dejar una pequeña porción del aspecto palmar de F3.

  • Después del desgarrado, se aplica un vendaje acolchonado hasta el antebrazo distal.

  • Quitar el torniquete.

  • Extirpación de dedo rudimentario en perros

    Se realiza debido a traumatismos intensos, osteomielitis o neoplasias.

    Técnica

  • Se prepara el miembro para cirugía aséptica y se colocan campos sueltos.

  • Para la extirpación del dedo distal a la parte media de F2 se realiza la incisión transversal sobre el aspecto dorsal del dedo, alrededor del cojinete.

  • Para extirpación del dedo proximal a la parte de F2 se realiza un incisión elíptica a nivel de la base del dedo.