Cinesiterapia

Fisioterapia. Movilizaciones: tipos. Historia. Efectos terapeúticos. Clasificación. Movimiento. Fuerzas internas y externas. Tracción y elongación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 61 páginas
publicidad
cursos destacados
Doctorado en Física de Sistemas Complejos
UNED
El presente Programa de Doctorado tiene como finalidad la formación avanzada del estudiante en las técnicas de...
Solicita InformaciÓn

Doctorado en Física Médica
UNED
Física Médica es la rama de la Física aplicada relacionada con los conceptos y métodos físicos de diagnóstico y...
Solicita InformaciÓn

publicidad

CINESITERAPIA

Tema 1: CINESITERAPIA

  • FUNDAMENTOS DE LA CINESITERAPIA

El movimiento es un atributo fundamental de los seres vivos, ya que nos relacionamos con el medio ambiente.

Al movernos utilizamos una serie de palancas que están constituidas por los huesos, articulaciones y los músculos, este conjunto constituye el llamado aparato locomotor. Este conjunto se encuentra supeditado al sistema nervioso, siendo la unidad funcional a este nivel la unidad motora.

En esta cadena los huesos constituyen los brazos de palanca, las articulaciones el punto de apoyo, y los músculos las fuerzas que desplazan estas palancas. Si falla alguno de estos, o el sistema nervioso, no hay movimiento.

Cuando hay un buen funcionamiento, pero a nivel central se rompe alguna conexión, o bien por un problema de huesos, articulaciones o de músculos, intervenimos nosotros los fisioterapeutas para recuperar al paciente. Si este paciente ha permanecido durante mucho tiempo en reposo, habrá perdido movilidad articular y tono muscular, por lo que nosotros tenemos que intentar que este recupere la mayor movilidad y el mayor grado posible de amplitud articular.

Tipos de movilizaciones:

  • activas: el paciente la realiza.

  • pasiva: es el fisioterapeuta el que mueve el miembro.

  • Libre: el paciente hace ejercicios el sólo, pero hay que enseñarle.

En el siglo pasado, siglo XIX, Giorgi, dice que el movimiento es igual a la curación.

Podemos definir la cinesiterapia como el arte de curar mediante movimientos físicos.

Existen una serie de fundamentos en cinesiterapia, como son la existencia de una repercusión biofísica, bioquímica y fisiológica a nivel de las distintas estructuras del cuerpo humano. Podemos decir que en conjunto son fundamentos biomecánicos.

El movimiento es el agente terapéutico que desencadena toda una serie de efectos de mayor transcendencia y esto de forma genérica lo podemos llamar biomecánica.

Podemos decir que la cinesiterapia es una ciencia médica que aplica los principios cinesiológicos, con una aplicación terapéutica siendo sólo una parte de la fisioterapia. De una forma macroscópica o práctica, la podemos definir como el tratamiento de:

  • Las limitaciones articulares, que alteran la movilidad mediante la restauración de la movilidad.

  • Impotencias musculares con restauración fisiológica muscular.

  • Incoordinación de movimientos mediante la creación de engranajes o esquemas a nivel del sistema nervioso central, que permiten nuevos movimientos que suplanten a los anteriores o la vuelta a la normalidad de los lesionados.

    • CONCEPTO

    La cinesiterapia es el medio de curación por movimiento, hacemos tratamiento de las enfermedades.

    La cinesiología es la ciencia que trata el movimiento. Para entender e interpretar los movimientos del hombre es fundamental que sepamos que es un organismo viviente y que su conducta ha sido modelada por sus antepasados antropológicos.

    La columna vertebral le fue legada al hombre por la familia de los peces, que aparecieron cuando la Tierra se cubrió de agua. Cuando parte de esta Tierra se elevó por encima de las aguas, la vida animal tuvo que adaptarse a su nueva forma de vida, adoptando distintos medios para su locomoción. Adoptaron la posición erguida para tener contacto con la tierra, de forma que las aletas se transformaron en piernas y pies.

    El aire nos sostiene de la misma forma que los hace el agua, de forma que la columna y las piernas deberían soportar la fuerza de la gravedad, de ahí que el tejido cartilaginoso se transformara en tejido óseo.

    Para procurarse el alimento, y huir de los depredadores, las patas primitivas y rudimentarias se prolongaron hasta el muslo, formando las patas de los cuadrúpedos actuales. Aquí es donde observamos perfectamente como se produce la adaptación al medio.

    Aparecen animales que son capaces de subir a los árboles para alimentarse y escapar de sus predadores. Aparece así una nueva forma de locomoción; se modifican las extremidades anteriores y posteriores.

    Cuando estos animales vuelven al suelo, pasan a la deambulación bípeda, adaptándose a la nueva forma todas las estructuras del cuerpo, para ser capaces de soportar todo el peso del mismo. Las superiores fueron quedando libres para manipular objetos. Se modifican los nervios y también los músculos.

    • HISTORIA

    En las civilizaciones antiguas, la movilización terapéutica es como consecuencia de ejercicios, masajes, etc. Para curación de enfermedades y la lucha contra espíritus malignos, así como para la caza y la guerra.

    En China (2000 a.C.) los bonzos Tchao-Tche hacían movimientos y deposiciones de carácter mágico, dando el nombre de Caoug-Fu; lo ordenaban los sacerdotes como alivio del dolor.

    En Grecia, la gimnasia significa desnudo, se da gran ponderancia al deporte. Los griegos fueron los primeros en usar el pensamiento científico, que era oposición del filosófico. Hipócrates (400-370 a.C.) tenía el concepto de que el hombre debía centrar sus observaciones y sacar conclusiones de lo que capte con sus sentidos. Tiene importancia el fortalecimiento de músculos débiles.

    Herodoto se interesa en la gimnasia como medio de curación de enfermedades.

    Aristóteles (384-322 a.C.) fue llamado el padre de la cinesiología y dice que el animal que se mueve cambia de posición presionando sobre lo que está debajo suyo, por eso los atletas hacen saltos más largos si llevan el peso sobre las manos, y los corredores avanzan más si balancean los brazos. Algunos de sus conceptos sobre la flexión muscular y determinados movimientos son la base para los estudios modernos de la marcha.

    Arquímedes (287-212 a.C.) estableció los principios del conocimiento básico de los cuerpos flotantes.

    En Roma se produce una continuación de Grecia, usando movimientos físicos después de los baños. Celso aconseja la práctica frecuente de ejercicios en hemiplejía y parálisis en general. Claudio Galeno (131-201) era médico de los gladiadores, y llevó a Roma la anatomía y la fisiología. Observaba las estructuras internas que debía curar a gladiadores y heridos de guerra.

    En la era cristiana, en la Edad Media, se pierde el interés debido a las penurias científicas.

    En el Renacimiento, Leonardo Da Vinci (1452-1519) dio un gran impulso a la anatomía, así como Miguel Angel y Rafael.

    Cristóbal Méndez (Jaén), es el primer autor que publica un tratado: "El libro del Ejercicio".

    En 1573, Jerónimo Mercuriale, médico del emperador Maximiliano II, publicó: " Arte Gimnástico"; se considera eslabón entre la educación física griega y moderna. En su obra se habla de los efectos del ejercicio.

    En la Edad Moderna, Galileo (1564-1642) y Newton (1642-1712) establecieron las bases para el análisis mecánico del movimiento.

    Luis Galvani (1737-1798)j (Universidad de Bolonia) efectuó un descubrimiento, la electricidad del músculo. Hizo experimentos con preparados de músculos y nervios, y observó la contracción del músculo en la pata de una rana. De ahí viene el electroestimulador.

    Alberto Vohn Haller perfeccionó lo anterior (S.XVIII).

    En la Edad Contemporánea, en el S. XIX, auge en la práctica de la gimnasia, destacando Francisco Amorós que difundió sus métodos de gimnasia por Europa y escribió: "Educación física y moral".

    George y Liedreichk publican: "Fundamentos generales de la gimnasia". En 1845 George sugiere la palabra kinesiterapia, empezando a usarse.

    Ling (sueco), promueve la movilización y sustrajo los métodos fisioterápicos del empirismo dominante, llevándolo a lago más científico, sentando las bases y principios fundamentales sobre las leyes de anatomía y la fisiología. Su principal mérito fue introducir en la enseñanza un nuevo elemento: el uso de ejercicios sistematizados capaces de localizar el esfuerzo en puntos determinados, produciendo cambios en las actitudes habituales.

    Los discípulos de Ling: George (París) y Zander (sueco) inventaron aparatos para la movilización, difundieron su uso, contribuyeron a un mayor y más completo conocimiento.

    Para Ling la gimnasia tenía tres fines:

    • Educativa.

    • Higiénica.

    • Terapéutica.

    Influido por Mercuriale y Amorós la dividió en cuatro partes: pedagógica, militar, médica y estética. La característica de su sistema de gimnasia es que posee una variedad tal de ejercicios que permite a cualquier persona ejecutar lo más conveniente a sus circunstancias.

    En este sistema hay ejercicios activos, pasivos y duplicados. Los activos los hace el paciente, los pasivos los hacemos nosotros, y los duplicados los hacemos nosotros y el enfermo; éste hace el ejercicio y nosotros hacemos una resistencia, o viceversa.

    En este terreno, el gran investigador fue Guillermo Benjamín Amauz (1806-1875); descubrió la función de los músculos aislados, estimulándolos eléctricamente.

    La teoría actual de los ejercicios de resistencia se basa en la contribución de Adolfo Eugenio Fick (1829-1901); hizo un estudio sobre la mecánica del movimiento muscular, empleando los términos isométrico e isotónico.

    Jules Amar, en 1920, trabajó mucho en el terreno de la cinesiología en la eficacia del trabajo muscular y su mecánica. Posteriormente hay muchos trabajos científicos.

    El perfeccionamiento de aparatos ha contribuido mucho en el hombre para el estudio de sus acciones físicas.

    • EFECTOS BIOLÓGICOS Y TERAPÉUTICOS.

    Movilización

    El agente físico que usa la cinesiterapia es el movimiento, que comprende una amplia gama, cuya agrupación en orden a su frecuencia nos da el espectro cinético.

    Este agente produce un efecto primario peculiar, fundamentalmente mecánico, que se traduce por un movimiento de las estructuras orgánicas. Este movimiento lo hace el paciente, se le aplica o se le anula en determinadas condiciones.

    La movilización activa presupone movimiento por el enfermo. Con el reposo y la relajación los movimientos quedan suspendidos.

    La cinesiterapia ocupa un lugar destacado como método de tratamiento de muchas enfermedades, sobre todo en el aparato locomotor.

    Cuando la movilización se aplica sin fines terapéuticos, sino integrando educación física, atletismo y deporte, éstos forman la cinefilaxia, distinta a la cinesiterapia. Con frecuencia usamos gimnasia = movilización, porque en la gimnasia se hacen series de movimientos de forma sistematizada por parte del individuo. Según Petat, la gimnasia médica es la aplicación de la cinesiología con fines terapéuticos.

    En numerosos tratados se usan: movilización, ejercicios terapéuticos y gimnasia.

    Según Bellóch, gimnasia comprende la realización de ejercicios de movimiento sean o no terapéuticos con fines gimnásticos y formativos, reservándose el término movilización para la práctica terapéutica del movimiento.

    La gimnasia médica está incluida en la movilización. La gimnasia educativa y atlética trata los efectos de los ejercicios desde dos puntos de vista: conservación de la salud (prevención de deformidades) y fortalecimiento del cuerpo.

    El objeto de la gimnasia es el máximo desarrollo de las actitudes físicas y biológicas, la consagración del equilibrio en las funciones, resistencia al cansancio y de los ataques de agentes externos.

    Para conseguir los efectos físicos y biológicos hay dos tendencias que han presidido los métodos de la educación física. Sintetismo y analismo.

    • Sintetismo.

    Se basan en el movimiento global, el gesto natural y estudia el movimiento en su conjunto, pero en relación con la acción fisiológica de las grandes funciones.

    • Analismo.

    Estudian la acción de todos los elementos de ese movimiento; y partiendo de estos elementos se construye el movimiento global.

    • PRINCIPIOS BÁSICOS DEL EJERCICIO.

    Sólo nos dedicamos a ejercicios terapéuticos, teniendo presente.

    1). La movilización es una gimnasia individual; la general se usa en grupos de individuos sanos. Nosotros tratamos enfermos que necesitan un tratamiento específico, sólo en grupos en patologías del raquis, pero en grupos pequeños (máx. 7).

    2). La movilización es una gimnasia analítica, por lo que la deformación no se consigue con movimientos naturales, sino con ejercicios correctivos, que han de ser previamente analizados y después puestos en práctica, pero primero hay que hacer una valoración.

    Tema 2: CINESITERAPIA II

    • CLASIFICACIÓN.

    El movimiento tiene una amplia gama de modalidades que si los agrupamos en orden a su frecuencia nos da el espectro cinético

    El agente físico que es el movimiento, produce un efecto primario peculiar que es sobretodo mecánico, y se traduce por un movimiento de estructuras orgánicas. Este movimiento según las circunstancias lo puede realizar el paciente, se le aplica o se le anula.

    La cinesiterapia la podemos englobar como un conjunto de movimientos que realiza cualquier tejido de nuestro organismo.

    Las variadas modalidades del movimiento en su aplicación terapéutica van a estar condicionadas por tres factores:

    • Movimientos del enfermo.

    • Movimientos aplicados al enfermo.

    • Combinación de ambos.

    La cinesiterapia la podemos clasificar en:

    C. Activa

    Asistida

    Resistida

    Libre

    C. Pasiva

    Relajada

    Forzada

    Suspensionterapia

    Axial : concéntrica y excéntrica

    Pendular: concéntrica y excéntrica

    Poleoterapia

    Mecanoterapia

    Tracciones Vertebrales

    Para comprenderlo mejor hay que conocer planos y ejes del cuerpo humano.

    • FISIOLOGÍA DEL MOVIMIENTO

    Para comprender mejor todas las modalidades hay que conocer el movimiento.

    El movimiento es un trabajo físico, determinado por la acción de fuerzas interiores, que actúan oponiéndose a otras, las exteriores.

    Las fuerzas interiores, por las grandes funciones que hacen, son la circulación, inervación, respiración; actúan por medio de tres factores que producen el movimiento: músculo, palanca sobre la que actúa (hueso) y la articulación (punto de apoyo).

    Las fuerzas exteriores están constantemente en oposición a las interiores, y están representadas por el peso de los segmentos corporales (fijos o móviles), la resistencia exterior al movimiento, la gravedad y la inercia (perpetua la movilidad y la inmovilidad). Excepcionalmente pueden manifestarse aisladamente, ya que generalmente se asocian.

    Ambas fuerzas constantemente se están enfrentando y siguen con mayor o menor fidelidad las leyes físicas generales.

    • INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES.

  • INDICACIONES:

    • Deformaciones del esqueleto, sobre todo columna vertebral.

    • Lesiones o anomalías de partes blandas.

    • Lesiones o deformaciones articulares.

    • Enfermedades orgánicas y sus secuelas (encamados mucho tiempo).

    • Enfermedades cardiorespiratorias.

    • Enfermedades del SNC.

  • CONTRAINDICACIONES:

  • Movilización pasiva:

    • Articulación muy dolorosa.

    • Lesión reciente de partes blandas.

    • Hiperlaxitud articular, salvo parálisis flácidas.

    • Derrame articular abundante.

  • Movilización activa:

    • Anquilosis.

    • Fracturas recientes.

    • Procesos inflamatorios (osteítis infecciosa, focos tuberculosos evolutivos...)

    • Hernia discal (primero mirar como está colocada la hernia).

    Tema 3: LAS FUERZAS INTERNAS

    Las fuerzas interiores están representadas por el aparato locomotor, regido por el SNC, que realiza los movimientos corporales y segmentarios.

    El aparato locomotor podemos dividirlo en dos partes:

    • Activa, representada por los nervios que llevan las señales motoras y sensitivas hasta el músculo principal del movimiento.

    • Pasiva, formada por huesos, articulaciones y ligamentos.

    • PARTE ACTIVA

    El nervio está formado por un conjunto de fibras nerviosas incluidas en una vaina: neurilema, cuya integridad anatómica-funcional es indispensable para la contracción muscular. Las propiedades fundamentales de los nervios son: excitabilidad y conductividad.

    Si excitamos eléctricamente un punto determinado de su recorrido podemos comprobar que en ese punto no hay alteración visible, pero fracciones de segundo después, el músculo inervado se contrae, es decir, el nervio ha sido capaz de excitarse y conducir esa excitación hasta el músculo, capaz de conducir el estímulo.

    Para que el estímulo sea eficaz su intensidad deberá ser suficiente, bien por excitación mecánica o eléctrica.

    El músculo es el principal protagonista del movimiento. Su propiedad principal es que se acorta rápida y reversiblemente, de manera que ejerce una tracción.

    La importancia de la contracción puede resumirse diciendo que el hombre mueve cosas continuamente, y que para ello su único medio es la contracción muscular.

    Según Pallard la actividad contráctil de la musculatura es estriada, lo que condiciona tres grandes manifestaciones:

  • Estado de consistencia.

  • Tensión de los músculos.

  • Tono muscular.

  • Las posiciones respectivas de las piezas esqueléticas y el mantenimiento de esas posiciones es la postura, y las variaciones de estas posiciones es el movimiento. Si hay fallo vital las actividades desaparecen, los músculos se quedan blandos, derrumbándose el organismo y deteniéndose todo tipo de movimiento.

    Para que la reacción de la actividad muscular conduzca al movimiento deseado es preciso que sea coordinada y eficaz, por lo que requiere la acción combinada de un SN intacto, la tracción muscular y la combinación adecuada de las palancas óseas.

    El SN ordena voluntariamente al músculo la contracción, y para que ésta se produzca el músculo estará en condiciones idóneas, el cual actúa sobre un sistema osteomuscular capaz de solidarizarse con el movimiento solicitado.

    El músculo estriado está formado por muchas fibras, que son protagonistas de la contracción, acortándose. La fibra muscular elemental está formada por una célula polinuclear, larga y con una membrana que la aísla de las demás, el sarcolema. En su protoplasma o sarcoplasma se encuentran los elementos responsables de la contracción: miofibrillas, formada por unas sustancia coloidea: actinomiosina. La actina y la miosina son proteínas, siendo la miosina la más característica del músculo.

    • Propiedades fundamentales del músculo

  • Elasticidad.

  • Contractibilidad.

  • Tono.

  • Todos los músculos tienen estas tres propiedades, pero no en la misma proporción, lo que nos condiciona la adaptación del músculo a la actividad que realiza.

    La aplicación de un estímulo suficiente a un nervio motor, produce como respuesta la contracción muscular, pero no inmediatamente, sino después de un tiempo de latencia o excitación latente. Esta fase de latencia corresponde a la puesta en marcha de los cambios químicos determinantes en la contracción. Este periodo es muy pequeño (4 ms). Después aparece la fase de contracción, cuyo período activo llega a un máximo de 4 ms; luego viene el período de relajación, donde el músculo vuelve a su posición inicial, volviéndose luego a contraer si procede.

    Si los estímulos se aplican con un ritmo de frecuencia grande, puede suceder que el estímulo solicite una contracción muscular cuando el músculo aún no se ha relajado del todo, confundiéndose ambas contracciones, y produciéndose una contracción mantenida: tetanización del músculo, éste se fatiga.

    Si el músculo realiza un trabajo repetido excesivo se coloca en su límite fisiológico de actividad, y hay fatiga muscular, con lo que no se puede seguir con ese trabajo.

    Además de la contracción muscular existen otras dos formas de acortamiento muscular duradero: la contractura y la rigidez.

    La contractura es una respuesta anormal del músculo, que se contrae, y no se relaja; es reversible. La rigidez por el contrario es irreversible, ya que el músculo ha perdido su vitalidad.

    Con respecto a la forma de actuar de los músculos, los podemos clasificar en:

  • Protagonistas, los que tienen el mejor momento con respecto a la articulación (en reposo); inician el movimiento.

  • Agonistas, colaboran en el movimiento ya iniciado por los protagonistas.

  • Antagonistas, que se oponen a la acción de los anteriores.

  • Los protagonistas y antagonistas, junto con los agonistas, forman un delicado juego, gracias al cual, ejerciendo una oposición regulada los movimientos ganan en finura y perfección.

    Los fijadores son esenciales y posturales, actúan fijando una articulación distinta a la que realiza el movimiento; de esta manera el músculo activo tendrá una sólida base para su contracción.

    • PARTE PASIVA

    Huesos, tendones, articulaciones, aponeurosis, ligamentos.

    Es pasiva por el papel que desempeñan en el movimiento, pero son dinámicas y con metabolismo propio. Influyen en su función y son influidos por la misma función.

  • HUESOS

  • Existen 206 huesos.

    Están formados aproximadamente por un 25%-30% por agua, y el resto es el llamado material de dos fases:

    • 60%-70% fosfato cálcico, carbonato cálcico, que da la resistencia del hueso a la compresión.

    • Colágeno, que hace que se logre el equilibrio, y le da la capacidad de resistir la tensión (hasta 6 veces superiores a la que está sometido en actividad normal).

    La madurez son las proporciones de líquidos y sustancias orgánicas, que con el tiempo van disminuyendo, por eso los huesos son más quebradizas y la consolidación es peor en los ancianos.

    La proporción orgánica de los huesos puede dividirse en:

  • Células que constituyen una mínima fracción del peso del hueso.

  • Matriz fibrosa, formada principalmente por fibrillas de colágeno, que se puede extraer con la actina.

  • Sustancia fundamental, sustancia amorfa que consta principalmente de polisacáridos formados por proteínas y azúcares.

  • La relación no se conoce bien, pero si se sabe que el líquido tisular está relacionado con las fibrillas de colágeno. Para que el hueso realice bien su misión son necesarias una serie de cualidades:

  • Rigidez. Si el hueso fuera flexible destruiría su homogeneidad, impidiendo que la fuerza motriz trabajase con coherencia.

  • Solidez, es la resistencia a los esfuerzos de ruptura. Depende de su constitución: al carácter esponjoso, y al calcáreo por otro lado, junto a la disposición de las trabéculas, es lo que justifica la solidez del hueso.

  • Elasticidad o flexibilidad, ya que puede deformarse sin rotura, lo que favorece la solidez.

    La solidez es enorme, ya que para aplastar por ejemplo el fémur, son necesarios 2800 Kg.

  • Ligereza, que es muy grande, pero sin que se resienta la solidez. El peso en seco del esqueleto es de 5 a 6 Kg. La ligereza se consigue con la conformación arquitectónica de cada hueso.

  • ARTICULACIONES

  • Son el punto de apoyo sobre el que se mueven los huesos. La función articular está íntimamente relacionada con la orientación y forma de las articulaciones y también con la solidez y disposición de los ligamentos correspondientes.

    Para que el movimiento sea realizado satisfactoriamente se necesita la integridad del juego articular y la seguridad en la ejecución de sus movimientos. Estas dos características aseguran la movilidad del organismo.

    La integridad está en función de la exacta coaptación de las superficies articulares, es decir, un contacto íntimo entre ellas. Las superficies de los cartílagos articulares deben estar bien lisas y debe existir buena lubrificación por parte de la sinovial.

    La solidez depende de la cápsula articular, que forma un manguito fibroso inextensible. De los ligamentos extra e intraarticulares, de los músculos y tendones musculares y de la presión atmosférica.

    La presión atmosférica influye porque en todos los componentes de la articulación, y sobre todo el cartílago articular están muy expuestos a las fuerzas mecánicas de presión (músculos, gravedad, etc.), cuando la articulación hace sus movimientos

    Todo esto también depende de la resistencia interna de cada articulación, que también varía de un individuo a otro.

    Músculos, tendones, ligamentos, aponeurosis, etc., se usan en cirugía para suturas y ligaduras de movimientos articulares.

    Tema 4: FUERZAS EXTERNAS

    Los movimientos también se ven influenciados por fuerzas externas, que casi siempre se oponen al movimiento, estas fuerzas son: inercia, gravedad, peso de los segmentos y resistencias exteriores.

  • LA INERCIA

  • La inercia asegura a un cuerpo en reposo la permanencia indefinida en esa situación y a un cuerpo en movimiento la continuidad perpetua del mismo. Se pueden considerar así dos tipos de inercia:

    • Inercia de inmovilidad.

    • Inercia de movilidad.

    Se manifiesta cada vez que se inicia un movimiento, bien se trata de mover un segmento corporal o el organismo entero, se trata de vencer una resistencia exterior. También actúa cada vez que se trata de imprimir un cambio brusco de dirección a un cuerpo en movimiento. También cada vez que hay que detener en su progresión o evolución una masa en movimiento. Se trata entonces de una inercia de movimiento.

    En los casos de movimientos rítmicos, la inercia de movimiento ayuda a su realización, oponiéndose a su cese. Este concepto es de gran importancia en cinesiterapia: pues un músculo deficitario puede ser incapaz de vencer la inercia de inmovilidad, pero con cierta ayuda inicial puede continuar y repetir una serie de movimientos favorecidos por la inercia del movimiento.

    La inercia de inmovilidad actúa concéntrica y verticalmente: para vencerla hace falta una acción motriz elevadora, extensiva y excéntrica.

    La inercia de movimiento actúa excéntricamente y en todas direcciones: para vencerla se necesita una acción motriz concéntrica y en una dirección diametralmente opuesta.

  • LA GRAVEDAD

  • La gravedad interviene en el equilibrio del cuerpo humano y en todos los movimientos, de dos maneras distintas:

    • Como una fuerza favorecedora.

    • Como una fuerza antagonista.

    La gravedad, al ejercerse permanentemente de arriba abajo, favorecerá todos los desplazamientos en este sentido, y será una resistencia más a vencer en los que se realicen en sentido contrario.

    La gravedad ejerce su acción sobre el cuerpo humano considerado en su totalidad y sobre cada segmento corporal considerado independientemente. Tendremos así un centro de gravedad global para todo el organismo, y unos centros particulares de cada segmento, que determinarán las condiciones de su equilibrio.

    El equilibrio del cuerpo en la verticalidad se consigue cuando la normal que pasa por el centro de gravedad del cuerpo entero queda dentro del polígono de sustentación constituido por la superficie limitada por los dos pies, juntados sus talones.

    El centro de gravedad del organismo no ocupa una posición fija, sino que depende, naturalmente, de la talla, peso y morfología del individuo. Queda influenciado continuamente por todo cambio de actitud y por todo movimiento. Está situado normalmente en la pelvis menor, por encima de la línea que une las dos cabezas femorales y a la misma altura que el borde superior de la S3.

    Sobre el vivo se puede determinar mediante el método de la balanza. La distancia del suelo al centro de gravedad viene a representar del 54 al 66% de la talla. La determinación de los centros de gravedad de los segmentos aislados puede realizarse mediante la regla de Braunne y Fischer, según la cual el centro de gravedad de un segmento se encuentra siempre en el eje longitudinal que pasa por los puntos medios de las articulaciones proximal y distal de este segmento, y siempre está más cerca de la extremidad proximal, de tal manera, que divide a este eje en dos partes desiguales, una proximal, de unos 4/9 y una distal de unos 5/9.

    Los centros de gravedad de los diferentes segmentos orgánicos están situados aproximadamente de esta manera:

    Cabeza

    A nivel de silla turca

    Tronco

    Cara anterior de L1

    Brazo

    Parte media del húmero

    Miembro superior

    Articulación del codo

    Muslo

    Borde interno de fémur en su tercio superior

    Miembro inferior

    6-10 cm por encima de la línea interarticular de la rodilla

    Las diferentes actitudes y movimientos producen desplazamientos del centro de gravedad. Conociendo las posiciones de los centros de gravedad y los pesos de los segmentos vecinos, se puede encontrar fácilmente el centro de gravedad del conjunto de estos segmentos: está situado en la recta que uno los centros de gravedad parciales y dista de cada uno de ellos una longitud inversamente proporcional al peso de los segmentos considerados.

    Los movimientos corporales producen desplazamientos en la situación del centro de gravedad. Según Demeny serían los siguientes:

    • Flexión de muslo: el centro de gravedad se eleva y desplaza hacia delante.

    • Extensión de muslo: se eleva y desplaza hacia atrás.

    • Abducción de la extremidad inferior izquierda: se eleva hacia la izquierda.

    • Flexión de ambas rodillas: desciende hacia delante.

    • Flexión del tronco: desciende hacia delante.

    • Extensión del tronco: desciende hacia atrás.

    • Flexión lateral del tronco: desciende hacia el lado de flexión.

  • PESO DE LOS SEGMENTOS

  • El peso de los segmentos interviene directamente en el condicionamiento del esfuerzo muscular necesario para mantener el estado de equilibrio, una actitud o realizar un movimiento. Está condicionado por la gravedad, pero se debe considerar como independiente de ella y de aquí el interés de conocerlo.

    El peso de los distintos segmentos corporales, para un peso total de 60 a 68 Kg, viene expresado de la siguiente forma:

    Cabeza

    6,5%

    Tronco

    43%

    Miembro inferior

    18%

    Miembro superior

    6,5%

    Estos porcentajes se refieren al adulto normal y no son válidas para el niño en crecimiento.

  • RESISTENCIAS EXTERIORES

  • Cualquier fuerza exterior que aplicada o sobreañadida a un segmento o al organismo en conjunto le dificulte o llegue a hacer imposible la realización de movimientos o el mantenimiento postural, constituye la llamada resistencia exterior. Estas fuerzas de resistencia están representadas por objetos materiales o por la acción de otro organismo humano y se encuentran constantemente en:

    • La utilización de instrumentos de cualquier clase (pesas...).

    • El manejo de máquinas de fuerza.

    • El transporte de cargas diversas.

    • La ejecución de movimientos con cualquier tipo de resistencia.

    • Trabajos variados.

    La resistencia exterior puede manifestarse de dos maneras: constantemente, al mantener una postura o movimiento determinado, aguantando la resistencia durante cierto tiempo. Intermitente, en las fases de comienzo y fin de un movimiento.

    La resistencia exterior puede actuar de distintos modos:

  • Uniforme, cuando el peso o resistencia añadidos son los mismos durante toda la ejecución del ejercicio.

  • Progresivamente creciente, si la resistencia utilizada aumenta progresivamente a medida que lo hace la compresión o estiramiento producidos en el ejercicio.

  • Variable a voluntad, en el caso de oposición humana al movimiento.

  • La resistencia exterior se incrementa por varios factores:

  • Cuando mantenemos una actitud o postura, según el ángulo del segmento activo con la vertical.

  • Para un movimiento determinado según: el peso del objeto material que constituye la resistencia exterior, su alejamiento del centro del cuerpo, la fuerza de los elementos a la compresión o tracción, la potencia del oponente humano.

    • PAR DE FUERZAS

    La fuerza es toda causa que puede modificar el estado de reposo o de movimiento de un cuerpo. Es una magnitud vectorial, y su unidad es el newton (NW). Estas fuerzas pueden ser: exteriores, si se producen entre dos cuerpos distintos, y estas a su vez pueden ser fuerzas en contacto o fuerzas a distancia. Y fuerzas interiores, que se producen entre dos partes de un mismo cuerpo.

    Según la actuación de los cuerpos, se dividen en:

    • Rígidos, que no se deforman cuando actúan sobre ellos.

    • Sólidos elásticos, que se deforman cuando actúa sobre ellos una fuerza y recuperan su forma cuando ésta cesa.

    • Sólidos plásticos, que se deforman y no se recuperan.

    En todo cuerpo elástico se cumple la ley de Hooke. La deformación producida por un cuerpo elástico es directamente proporcional a la fuerza que ha producido dicha deformación. Los aparatos que miden esta fuerza son los dinamómetros.

    Un par de fuerzas es un sistema de fuerzas paralelas, sentidos contrarios y con igual módulo, y que actúan sobre un sólido rígido, al que produce un movimiento de rotación y no queda en equilibrio.

    El efecto del par de fuerzas depende de la distancia entre ambas fuerzas, distancia según la perpendicular entre las dos paralelas, que determinan la dirección; a esto se le llama brazo de par.

    Este par de fuerzas viene caracterizado por su movimiento que es un vector perpendicular al plano que contiene el par cuyo sentido es el avance de un sacacorchos (para diestros). El módulo tiene por valor el producto del módulo de una de las fuerzas por la mínima distancia entre ambas.

    • PALANCAS.

    En el aparato locomotor se observan las tres clases de palancas. La palanca es un conjunto mecánico que tiene una barra homogénea que vascula sobre un punto de apoyo y está sometida a la acción de dos fuerzas antagonistas: resistencia y potencia.

    El brazo de palanca es la porción de barra situada entre el punto de apoyo y el de aplicación de cada una de estas fuerzas. Podemos distinguir entre el brazo de palanca de la potencia y el de la resistencia.

    Los tres géneros de palanca se determinan por la posición respectiva de los tres elementos:

    • Punto de apoyo.

    • Punto de aplicación de la resistencia.

    • Punto de aplicación de la potencia.

    En el hombre es el hueso la barra homogénea, la articulación es el punto de apoyo, y la inserción del músculo es el punto de aplicación de la potencia. El centro de gravedad del segmento movilizado o la extremidad de este segmento si lleva un peso adicional, es el punto de aplicación de la resistencia.

  • Palanca de equilibrio o 1er grado: el punto de apoyo está entre la potencia y la resistencia. Son muy numerosas en el organismo (art. Occiptoatlantoidea, coxofemoral, extensión libre del pie sobre la pierna...).

  • Palanca de fuerza o de 2º género: resistencia entre la potencia y el punto de apoyo. Muy rara en el organismo.(masticación, en los últimos molares, art. Tiobiotarsiana en la elevación de las puntas de los dedos de los pies...)

  • Palanca de velocidad o de 3er grado: la potencia actúa entre el punto de apoyo y resistencia (art. Miembros...)

  • Todos estos movimientos de las palancas óseas alrededor de las articulaciones no se podrían realizar normalmente sin el sistema muscular. La fuerza que realiza un músculo al contraerse está en relación directa con el número de fibras que presenta la sección perpendicular a la dirección de las mismas.

    Según Borelle y Weber la fuerza muscular es una función de la sección transversa del músculo, esto es la sección fisiológica del músculo.

    Tema 5: CINESITERAPIA PASIVA

    • CONCEPTO

    La movilización pasiva es una forma de movilización en la cual el movimiento que realiza el enfermo le es comunicado por una fuerza externa, no interviniendo el sujeto en la ejecución del movimiento con una actividad motora voluntaria. Por parte del paciente, no hay ni ayuda ni resistencia a realizar los movimientos.

    El hecho de que el movimiento le sea impuesto al paciente, condicionando la movilidad articular de un segmento, no es suficiente para catalogar como método pasivo esta modalidad del tratamiento. Esta noción de pasividad es confusa puesto que parece llevar implícita la ausencia absoluta de participación del enfermo en el acto terapéutico. En realidad los cambios fisiológicos que se producen en las estructuras movilizadas y la colaboración integradora del paciente son características muy activas del complejo proceso terapéutico. Más propiamente podría denominarse a este tipo de movilización, movilización ajena, más que una movilización pasiva con una característica primordial, la de ser realizada manual o instrumentalmente mediante fuerzas ajenas al enfermo. La pasividad del enfermo puede ser obligada cuando el enfermo "no puede realizar el movimiento", o puede ser solo conveniente, cuando el enfermo "puede pero no deber realizar, asistir o impedir el movimiento".

    • MODALIDADES

    La movilización pasiva puede ser clasificada en dos grandes tipos:

  • Relajada.

  • La movilización pasiva relajada es la que se practica cuando las articulaciones están libres, es decir, que no hay adherencias ni retracciones que impidan el movimiento y tampoco existen contracturas espásticas ni dolor que se opongan a los ejercicios.

    Mediante esta movilización se consigue despertar los reflejos propioceptivos y la conciencia del movimiento; favorecer la circulación hemolinfática, mejorando la depleción de los músculos y zonas subyacentes; mejorar el tono y la actividad muscular, por los sucesivos estiramientos y acortamientos que experimenta el músculo, que se prepara así para el ejercicio activo; mantener la elasticidad e independencia de los diversos planos tisulares, previniendo adherencias, contracturas y retracciones.

  • Forzada.

  • La movilización pasiva forzada es la que se practica cuando las articulaciones no están libres, pues existen adherencias y retracciones que impiden total o parcialmente el movimiento. O bien existen circunstancias periarticulares, como espasmos, contracturas o retracciones musculares que se oponen a la ejecución de los movimientos. La movilización pasiva forzada puede ser momentánea o mantenida.

    La momentánea es una maniobra muy rápida, que se utiliza sobre todo para vencer adherencias o limitaciones articulares. Ha de hacerse enérgicamente, pero con mucha atención pues puede ser peligrosa. La movilización pasiva forzada momentánea, cuando es aplicada por el cirujano ortopédico, sobre un paciente bajo anestesia general o local recibe el nombre de manipulación.

    Otra forma de movilización pasiva forzada momentánea es la llamada manipulación vertebral, en la que, con un objetivo terapéutico, son forzadas dentro de límites fisiológicos normales las articulaciones vertebrales. Utilizadas principalmente en las algias raquídeas y en las neuralgias radiculares, deber ser ejecutadas por médicos con gran experiencia en estas técnicas especiales, pues su desconocimiento puede provocar accidentes a veces dramáticos, como paraplejías e incluso la muerte.

    La movilización pasiva forzada mantenida es una maniobra que obliga continuamente la articulación, para lo cual se utiliza una fuerza exterior continua que puede ser:

    • La acción de la gravedad representada por el propio peso del sujeto o uno de sus segmentos.

    • La acción de contrapesos o muelles elásticos.

    • La acción de un aparato mecánico con posibilidades de movimiento propio.

    • La acción manual del fisioterapeuta.

    Cuando esta forma de movilización se aplica con el objetivo de producir estiramiento en estructuras orgánicas recibe comúnmente el nombre de tracción. Las tracciones se utilizan preferentemente para flexionar o extender una articulación. También se llama extensión continua. Los métodos de extensión o tracción continua se utilizan habitualmente en traumatología, en forma de tracción transósea para la alineación ósea.

    Cuando las tracciones se aplican a los diferentes segmentos de la columna vertebral reciben el nombre genérico de tracciones vertebrales, y se realizan con el objetivo de conseguir un ensanchamiento de los espacios intervertebrales de los diferentes segmentos raquídeos. Estas tracciones vertebrales, aunque pueden realizarse mediante maniobras manuales, se hacen generalmente con aparatos mecánicos especiales.

    Queda por citar una modalidad de movilización pasiva que se sale del marco de la cinesiterapia para pasar al campo de la cirugía ortopédica. Se trata de la movilización forzada bajo anestesia general realizada sobre una articulación que presenta una rigidez. Esta maniobra constituye una práctica quirúrgica.

    • EFECTOS FISIOLÓGICOS Y TERAPÉUTICOS.

    La movilización pasiva tiene una acción inmediata sobre los músculos y articulaciones. En los músculos existen receptores sensibles para diferentes niveles de su tensión: los husos neuromusculares y los corpúsculos de Golgi. Parece que son las variaciones de tensión los agentes que los excitan. Todo estiramiento un poco brusco de un músculo conlleva, por vía refleja, una respuesta que aumenta el tono del músculo. Por el contrario, un estiramiento progresivo no trae consigo esta respuesta, a condición de que ningún componente doloroso de origen muscular, tendinoso o articular, se sobreañada. Es posible, pues, por la puesta en tensión suave del músculo, no dolorosa, obtener su distensión progresiva.

    Al lado del estiramiento pasivo del músculo hay que considerar el acortamiento pasivo, que se consigue aproximando pasivamente los puntos de inserción musculares al máximo, lo que produce un silencio total de las dos clases de receptores musculares. Así se puede relajar un músculo acortándolo.

    No se debe inmovilizar un músculo en cualquier posición, a cualquier velocidad y con no con cualquier fuerza, debemos tenerlo relajado.

    La movilización pasiva produce, al actuar sobre los receptores propioceptivos musculares, influjos sensitivos que son registrados en los centros nerviosos y clasificados en la memoria cinestésica. Se consigue así despertar los reflejos propioceptivos y la conciencia del movimiento, facilitándose su ejecución posterior.

    Los sucesivos estiramientos y acortamientos que sufre el músculo durante las maniobras de la movilización pasiva mejoran el tono y la actividad musculares, mantienen la longitud del mismo y evitan su retracción y acortamiento. Las tracciones prolongadas, suaves, hacen distender al músculo lentamente, sobre todo si se encontraba contracturado. Por el contrario los estiramientos bruscos, potentes, tienen un efecto sensiblemente opuesto, y se comprueba que, en principio, un estiramiento potente de un músculo contracturado, produce un aumento del espasmo, aunque después se distienda lentamente. A esta reacción llama Kabat "reacción de alargamiento".

    Sobre las articulaciones, la movilización pasiva actúa activamente puesto que la movilización no sólo afecta a los músculos, sino también a todas las estructuras articulares. Durante la práctica de la movilización pasiva se movilizan necesariamente una o varias articulaciones, y por lo tanto se produce:

    • Acción de deslizamiento de las superficies cartilaginosas de la cápsula y de los ligamentos.

    • Acción sobre la tensión capsular y ligamentosa.

    • Excitación de la sinovial.

    Como la movilización pasiva se realiza fuera de toda contracción muscular puede considerarse como una movilización a fricción mínima. La tensión ejercida a nivel de la cápsula y de los ligamentos determina la aparición de influjos sensitivos que alcanzan la médula y desde allí estimulan los músculos motores de la articulación y los centros nerviosos superiores. Pueden alcanzar incluso los centros vegetativos, pues toda movilización pasiva se acompaña de aceleración cardiaca y aumento de la ventilación pulmonar.

    La circulación a nivel de la articulación, se encuentra aumentada por una estimulación refleja. La circulación sanguínea y linfática se encuentra, en general, mejorada a nivel de los músculos. Durante el estiramiento muscular gran número de capilares del músculo son aplastados y vaciados, con lo que la circulación hemolinfática se acentúa por un efecto de bombeo, vaciándose los capilares y mejorando las circunstancias circulatorias con efecto directo sobre los edemas.

    También actúa sobre el sistema nervioso y el psiquismo. Al paciente debemos tratarlo bien para que colabore, y además hay que hacerle entender que debe colaborar.

    El movimiento pasivo es percibido por los órganos de la sensibilidad propioceptiva y queda registrado en los centros nerviosos bajo la forma de imágenes motrices. Estas imágenes motrices son clasificadas en la memoria cinestésica y contribuyen por una parte a la edificación del esquema corporal y por otra al desarrollo del esquema espacial.

    En cuanto al psiquismo y el intelecto actúa creando automáticamente entre el fisioterapeuta y el paciente una unión afectiva e intelectual de gran valor terapéutico. Es el caso del parapléjico, que no puede mover sus extremidades inferiores y que movilizado diariamente por el fisioterapeuta es influido y animado a superar su incapacidad, con resultados a veces sorprendentes.

    • PRINCIPIOS GENERALES PARA LA PRÁCTICA DE LA MOVILIZACIÓN PASIVA.

    Toda modalidad de movilización pasiva debe ajustarse, en principio, a las siguientes normas generales:

  • El local en donde vaya a practicarse la movilización ha de tener una temperatura adecuada, ser bastante amplio y estar suficientemente iluminado y ventilado. La movilización puede realizarse también, naturalmente, en el propio domicilio del paciente.

  • Hay que buscar la cooperación del paciente en el logro del objetivo terapéutico, para lo cual hay que ganarse su confianza, tranquilizar su posible y explicable nerviosismo e instruirle acerca de las maniobras que se le van a practicar a fin de conseguir que esté tranquilo y preste la mayor atención y ayuda. Si se trata de niños pequeños hay que procurar que estén lo más quietos y tranquilos que sea posible.

  • Se debe conseguir que el paciente tenga sus músculos en completa relajación, es decir, flojos, de tal manera que ni apoye ni se oponga a los movimientos.

  • La región que se va a tratar debe estar descubierta, desnuda.

  • La movilización debe hacerse empezando por colocar el miembro afecto en una posición correcta y conveniente. Hay que partir de una posición de reposo y, a partir de ésta, realizar los movimientos necesarios. La articulación afecta debe estar en situación de descanso, de reposo muscular, aunque a veces este reposo muscular esté afectado por la acción de la gravedad. De todas formas se debe considerar para cada articulación cuál es su posición de reposo más frecuente.

  • Tema 5 (bis): MOVILIZACIÓN PASIVA ANALÍTICA DE LAS ARTICULACIONES

    • CONCEPTO

    La movilización analítica deber realizarse con posturas confortables, en reposo y relajación, que si puede ser, de todo el organismo. La movilización pasiva se hace articulación por articulación, nunca todas las articulaciones a la vez de un miembro, es decir, movilización analítica: cada articulación en sus respectivos ejes y planos.

    • TÉCNICA Y SISTEMÁTICA.

    La movilización comienza siempre con movimientos lentos, que van aumentando progresivamente en intensidad y amplitud. En general los músculos motores de una articulación se encuentran en el segmento superior o proximal de la misma, y son los que ponen en movimiento el segmento inferior o distal. Hay que practicar movimientos regulares según los diferentes planos perpendiculares al centro de la articulación. Este detalle es interesante, pues las articulaciones que se movilizan tienen, a veces, movimientos anormales que se deben rectificar, y es necesario saber corregirlos para que los músculos, vayan aprestándose a movilizar activamente lo que el fisioterapeuta moviliza pasivamente.

    Se comienza por realizar movimientos simples, regulares, rítmicos (flexión y extensión, abducción y adducción) y después se realizan movimientos más complejos, combinados (flexión + adducción), y siempre que sea posible hay que escoger entre estos movimientos complejos aquellos que son más habituales, repitiéndolos.

    La movilización se suspenderá si al hacer los ejercicios aparecen contracciones musculares de defensa y dolor. Si este dolor es ligero, soportable sin esfuerzo por parte del enfermo, puede continuarse el tratamiento con la adecuada vigilancia.

    Es preferible realizar pocos movimientos de gran amplitud que repetir numerosos desplazamientos de corto recorrido, pues estos provocan casi siempre la aparición de contracciones reflejas de los músculos que pueden impedir la continuación del tratamiento.

    La movilización pasiva manual suele hacerse generalmente por el fisioterapeuta. Una de sus manos fija firmemente el segmento proximal del enfermo: es la mano fijadora. La otra moviliza el segmento distal, es la mano movilizadora. Casi siempre la mano movilizadora es la homónima del segmento del paciente y la mano fijadora es la contraria.

    Las sesiones de movilización tienen una duración aproximada de 15 a 45 minutos, según la circunstancia del enfermo. Se hacen en número de una o dos al día, generalmente por la mañana y por la tarde, un par de horas después de haber tomado alimentos. Suele aumentarse de modo progresivo el tiempo de cada sesión.

    En la movilización pasiva se aprovechan todas las posibilidades de actuación de una fuerza exterior al sujeto, y así no solamente se utiliza la acción de las manos del fisioterapeuta sino que existen otras posibilidades de esta forma de cinesiterapia como son:

  • El propio peso del enfermo.

  • Aparatos e instrumentos construidos y adaptados para esta finalidad.

  • Acciones manuales.

  • Peso del enfermo:

  • Usamos las posiciones del sujeto y encontramos que es posible encontrar para la mayoría de las articulaciones y músculos, posiciones en las que el peso del cuerpo o de una parte del mismo sea el elemento dinámico esencial. Por ejemplo:

    • La posición de sentado sobre el muslo: la pierna actúa como un peso y tiende a flexionar la articulación de la rodilla.

    • La posición del enfermo en cuclillas que facilita la flexión de las articulaciones coxofemorales y tibiotarsianas.

    • El apoyo de las manos sobre un plano duro que facilita la extensión de la muñeca.

    • El paciente suspendido de una barra de la espaldera o bien por las dos manos o una que condiciona la elevación del hombro.(Autopasivo).

  • aparatos e instrumentos:

    • Utilización de un peso sobreañadido en aplicación directa, como por ejemplo un saquito de arena sobre el muñón de amputación para facilitar la extensión.

    • Tracción por un sistema de polea con peso, para facilitar la flexión o extensión del codo por ejemplo.

    • Artromotores, aparatos mecánicos movidos eléctricamente y que se fijan a los segmentos de una articulación produciendo movimientos cuya amplitud y ritmo es reglado automáticamente. Y nos sirve también por corrientes farádicas.

  • Acciones manuales:

    • Posturas mantenidas manualmente.

    • Movilización pasiva rápida de una articulación.

    • Tracciones manuales sobre las extremidades.

    Existen unas reglas que son fundamentales en la práctica de la movilización pasiva:

    • Reglas:

  • Indolencia: hay que procurar no provocar dolor, no solamente en el curso de la sesión, sino después de la misma. En cada caso hay que tener en cuenta que el umbral del dolor es diferente para cada individuo. El dolor no se mide, se aprecia, siendo muy variable desde el dolor insoportable hasta el estado de tensión inapreciable.

  • Prudencia: hay que ser muy cautos en la ejecución de la movilización pasiva, evitando cualquier movimiento brusco, adaptando en cada sujeto las maniobras según su constitución, y asegurarse de que la situación es confortable tanto para el paciente como para el operador.

  • La progresión: la ejecución de la movilización pasiva hay que realizarla progresivamente aumentando el tiempo y la intensidad de las maniobras paulatinamente.

    • INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES.

    INDICACIONES:

    La movilización pasiva tiene numerosas indicaciones constituyendo a veces el único método posible de mover una determinada región del organismo. En principio se utiliza:

    • Como fase preparatoria o complementaria a otro tipo de movilización.

    • En las parálisis flácidas sin posibilidad de movimiento activo, como tratamiento exclusivo.

    • En pacientes muy débiles o enfermos cardiacos en los cuales hubiera una contraindicación formal de realizar ejercicios activos

    Por la movilización pasiva se consigue:

    • Conservar el potencial articular en toda su amplitud, luchando contra todo fenómeno de retracción capsular.

    • Conservar en los músculos paralizados su exacta longitud y su flexibilidad tisular, evitando la retracción.

    • Mantener los receptores sensoriales en su función, cuando el déficit neurológico no es más que motor.

    • Impedir las contracturas musculares residuales.

    La movilización pasiva está indicada en varias especialidades, principalmente en traumatología, neurología y reumatología, también en el sistema circulatorio, pero en menor medida.

  • Traumatología.

  • Hay que considerar el doble aspecto de la rigidez articular:

    • Fenómenos de defensa musculares que protegen la articulación traumatizada, dolorosa y que persisten más allá del dolor, traban el libre juego articular y ceden rápidamente a la movilización pasiva.

    • Retracciones músculo-tendinosas, ligamentarias y capsulares, contrapartida inevitable de toda inmovilización del enyesado.

    • Traumatizados que no pueden realizar plenamente su autonomía motriz voluntaria.

  • Neurología.

    • Parálisis flácidas.

    • Contracturas de origen central.

    La movilización pasiva mantenida está indicada principalmente en las retracciones y acortamientos musculares, sobre todo en algunas parálisis espásticas que cursan con hipertonía de grupos musculares.

  • Reumatología.

  • En los enfermos reumáticos el dolor constituye un límite razonable que impide que el paciente realice movimientos voluntariamente, siendo conveniente la práctica de la movilización pasiva, que además duele menos que la activa.

    La movilización pasiva tiene un puesto mucho más grande en los reumatismos degenerativos que en los inflamatorios. En algunos casos es elemento determinante, y actuaría produciendo:

    • Distensión de las contracturas musculares periarticulares, tanto en artritis (inflamación de toda la articulación) como en artrosis (degeneración del cartílago articular).

    • Alivio de las presiones cartilaginosas.

    • Lucha contra las rigideces.

    • Además permite la conservación o la recuperación de la imagen motriz, tan rápidamente deteriorada en las afectaciones del aparato motor de éstos pacientes.

    ** Periartritis: inflamación de las partes blandas externas a la articulación. Es recuperable, al contrario de lo que sucede con la artrosis.

    CONTRAINDICACIONES :

    La movilización pasiva es una terapéutica peligrosa cuando es mal aplicada. Los incidentes o accidentes son numerosos en manos de fisioterapeutas inhábiles o apresurados. En efecto, todo movimiento forzado de una articulación no controlada por el tono muscular, puede desencadenar reacciones inflamatorias dolorosas, perjudiciales al progreso de recuperación. Así puede producirse:

    • Exageración de la contractura periarticular.

    • Reacción inflamatoria de la sinovial.

    Estas dos reacciones se imbrican:

    • Toda reacción inflamatoria de la sinovial se acompaña de una contractura refleja de los músculos periarticulares.

    • Inversamente, si los fenómenos de contractura son los primeros en aparecer, fijan la articulación favoreciendo la aparición de la rigidez.

    Las contraindicaciones pueden resumirse en los siguientes apartados:

  • Toda articulación muy dolorosa por cualquier causa.

  • Toda lesión reciente de partes blandas.

  • Toda hiperlaxitud articular, salvo que haya parálisis flácida que impida el movimiento activo.

  • Todo derrame articular abundante.

  • Tema 6 y7: TRACCIONES Y ELONGACIONES TERAPÉUTICAS.

    • CONCEPTO.

    Son técnicas que consisten en ejercer esfuerzos de tracción sobre las piezas articulares con el fin de buscar una disminución de las presiones articulares compresivas, respetando siempre la fisiología. Estas técnicas se aplican a nivel del raquis o de las extremidades.

    Existen dos tipos de modalidades: continuas y discontinuas.

    Las tracciones articulares según el esfuerzo desarrollado y la laxitud de la articulación, pueden llevar a dos estados diferentes:

    • Descompresión articular, que disminuye las presiones compresivas y se realiza un estado de separación virtual.

    • Decoaptación de las superficies articulares, que se traduce en una separación física y real de las piezas cartilaginosas. Este último estado no se encuentra en todas las articulaciones.

    La repetición de las tracciones realiza variaciones de presión articular, variaciones que son favorables al trofismo cartilaginoso. Las diferentes propiedades de las estructuras periarticulares son mantenidas por solicitudes sucesivas en tensión que le son impuestas al realizar las tracciones articulares.

    El dolor disminuye con mucha frecuencia por las tracciones, relaja las tenazas articulares. Este mecanismo es muy conocido a nivel del raquis; justifica la elongación vertebral, que reduce los mecanismos compresivos de los distintos elementos que dan origen al dolor.

    También los esfuerzos de tracción articular favorecen la movilización pasiva, porque facilitan los esfuerzos de desplazamiento de las superficies articulares.

    Existen dos formas de tracciones articulares:

    • La primera se aplica de manera general, según uno de los ejes longitudinal y diafisario. Este tiende a separar las superficies articulares en contacto.

    • La segunda se aplica a las articulaciones proximales de los miembros y que tienen una conformación especial, y que está representada en el cuello anatómico. Los esfuerzos de tracción pueden ejecutarse siguiendo el eje longitudinal del cuello anatómico.

    • TRACCIONES Y FIJACIONES ALTERNANTES.

    Respecto del dolor, si es despertado de forma sistemática por una tracción articular, esta debe cesar de inmediato. No se debe intercalar articulaciones intermedias ya que esto disminuye de forma considerable la eficacia de la tracción.

  • Objetivos.

  • Es la puesta en tensión de las estructuras cápsulo-ligamentosas o la separación de las superficies articulares, en cuyo caso es necesario colocar la articulación en relajación y reposo.

  • Dosificación.

  • La intensidad del esfuerzo de tracción debe establecerse e interrumpirse de forma progresiva para que las estructuras articulares se adapten poco a poco, y no se produzcan alteraciones vásculo-nerviosas, ya que es posible que algún vaso se rompa de no hacerlo así.

  • Técnicas.

  • Manuales:

  • Consiste en aplicar tracción manual peor si sola o asociada a movilización pasiva. Los principios generales y la dosificación son los mismos que los de la movilización pasiva.

  • Instrumentales:

  • El sistema más utilizado, el electromecánico, es la mesa de elongación vertebral. Este aparato se divide en dos partes, una fija y otra móvil. El paciente se tumba en posición cómoda y antiálgica. En la tracción lumbar se fija la pelvis en la parte móvil y el tórax en la parte no móvil o fija. Se separa la parte lumbar, la pelvis.

    En la tracción cervical se fija la cabeza para que la máquina tire del cuello.

    Las elongaciones raquídeas deben realizarse con mucho cuidado, porque la parte móvil del raquis está asegurada por un motor eléctrico, y hay que observar que no esté estropeado.

    Hay sistemas de autoelongación vertebral, como el Cotrel, de tracción vertebral; tiene artilugios que sirven para que el paciente se traccione. Este sistema es muy usado en escoleosis, ya que a veces los pacientes necesitan tracción continua de noche y discontinua de día.

    Otra técnica, usando pesos, poleas..., aumentando progresivamente; También se puede hacer con muelles, o bien sentado o bien tumbado.

  • Indicaciones y contraindicaciones.

  • Indicaciones

    De modo general, las tracciones vertebrales están indicadas en todos los casos de compresión de las vértebras, sea cual sea su etiología. A veces según el elemento comprimido y prolaxado (desplazamiento de disco intervertebral), no es tan general:

    • Prolaxo subligamentoso; muy indicada y se obtienen buenos resultados. Ej.: artrosis cervicales.

    • Hernia discal; muy positivos los resultados en pacientes jóvenes y que no tengan parexias a lo largo de los miembros. La hernia no desaparece.

    • Hernia lateral; cuando el cuadro álgico sea muy llamativo y no existan cuadros neurológicos graves (cervicalgias, lumbalgias...).

    Contraindicaciones

    Se clasifican en tres grupos:

    • Absolutas:

    • Hiperálgias agudas.

    • Dolor por cualquier manipulación.

    Ej.: grandes hernias (reposo).

    • Relativas:

    • Deformidades raquídeas estructuradas (escoleosis).

    • Pacientes desconfiados, nerviosos porque el paciente no se relaja.

    • Generales:

    • Pacientes de edad muy avanzada.

    • Presencia de afecciones respiratorias.

    • POSTURAS OSTEOARTICULARES

    Las posturas osteoarticulares consisten en aplicar un esfuerzo poco importante durante un largo periodo de tiempo, sobre las articulaciones, cuya amplitud esté limitada por la alteración de las diferentes estructuras periarticulares.

    Para que estas posturas articulares sean eficaces con respecto a las estructuras implicadas en la limitación de la amplitud articular, es indispensable realizar una correcta evaluación de los factores que la provocan.

    La acción de los esfuerzos correctores se aplica en posición articular extrema para poder solicitar eficazmente las estructuras afectadas en la limitación. Estos diferentes elementos se someten a esfuerzos de alargamiento, distensión y extensibilidad, es decir, los traccionamos para romper adherencias y recuperar las propiedades de deslizamiento y movilidad de al articulación. Ej.: rodilla en flexión de 90º se aplica en ese grado de flexión un esfuerzo para procurar aumentar la amplitud articulara; en lugar de aplicar maniobras breves y bruscas, que pueden provocar lesiones, hacemos posturas osteoarticulares y esfuerzos infradolorosos relativamente poco importantes pero en largos períodos de tiempo; podemos usar un saco.

    Para que la postura sea eficaz no deben aparecer fenómenos dolorosos durante la aplicación, porque desencadenaría procesos de lucha contra la postura correcta. Es necesario luchar contra una contracción muscular inicial, entonces una de las formas es pedir al paciente una contracción voluntaria intensa del músculo o grupo muscular opuesto a la postura osteoarticular durante algunos segundos.

    Los esfuerzos articulares deben aplicarse progresivamente para que las superficies articulares se vayan separando lentamente.

    • FORMAS DE APLICACIÓN.

    Existen dos formas de aplicación:

    • Continúa, la que va poco a poco hasta llegar al punto deseado.

    • Intermitente, consiste en que el esfuerzo se realiza con periodos de tracción y detracción o con períodos de descanso.

  • Principios.

  • Tienen que respetar ejes y planos de solicitación. Estos esfuerzos aplicados a las articulaciones hay que tener en cuenta el tipo de esa articulación, sus grados de libertad de movimiento y colocarla de la forma correcta. Nunca se debe someter una articulación a esfuerzos que contradigan los ejes y planos de movimiento.

  • Hay que respetar las amplitudes fisiológicas y los arcos articulares, porque si nos sobrepasamos podemos provocar grandes lesiones en las estructuras periarticulares. Es recomendable poner algún sistema de protección que evite un aumento de movilidad brusca, como una almohada...

  • Apoyos y fijaciones de las posturas osteoarticulares.

  • Se aplican buscando el efecto correcto deseado y respetando la fisiología articular. Para que la postura sea eficaz, los apoyos y fijaciones deben colocarse para evitar las compensaciones; aseguramos pasivamente la estabilización de los movimientos.

    En las tracciones y elongaciones así como en las posturas osteoarticulares, debemos tener siempre en cuenta el dolor.

    Para poder realizar durante un periodo de tiempo prolongado las técnicas, es necesario que no se produzca ninguna contractura muscular. Para evitar la aparición de fenómenos dolorosos, o de cualquier origen, la postura del paciente será la fisiológica y confortable, para que no le duela y de esta forma no aparezcan mecanismos de defensa.

    b) Autopasivas:

    Son efectuadas por el propio paciente manualmente y con instrumentos que él pone en marcha. Cuando él se lo hace manualmente el mantenimiento es voluntario, corrigiéndose él con una postura indicada por nosotros, o con ayuda de la gravedad.

    En el autopasivo manual el interés en esta autopostura reside en el control que ejerce el paciente sobre los esfuerzos; de este modo el paciente coopera con mayor interés y no ofrece resistencias indeseadas. Para esta actividad se necesitan personas motivadas e informadas del objeto a lograr. Estas posturas sólo se hacen en algunas articulaciones, por localización y exceso de esfuerzo, como ocurre en el caso de la pierna.

    En el autopasivo instrumental se hace una postura por intermedio de un sistema de poleas que controla el paciente.

    c) Instrumentales:

    A diferencia de las anterior, estas no son reguladas por el paciente. Esta técnica se hace con instrumentos, que podemos agrupar en:

    • Aplicación de cargas.

    • Aplicación de tirantes de fijación de cargas.

    • Ortesis.

  • Aplicación de cargas: son en las que se instalan cargas o pesos directos para favorecer un movimiento articular. Debe ser posicionada para que el aumento de la amplitud se sitúe en el plano vertical. Las cargas suelen ser sacos de arena o pesos que se colocan directamente a través de cinchas o poleas.

  • Tirantes de fijación: sustituimos las cargas por la puesta en tensión de cinchas o muelles.

  • Ortesis: son aparatos usados en la prevención de deformidades o para ganar recorrido articular. No confundir con prótesis, que son aparatos de reemplazo total o parcial.

    • ESTIRAMIENTOS MUSCULOTENDINOSOS.

    Las estructuras músculo-tendinosas se estiran en las posturas osteoarticulares, pero no de la misma forma que en las posturas y en tracciones, pero sí solicitan a estos elementos por medio de la movilidad articular. Hay que distinguir entre posturas en general y estiramientos en particular.

    Son maniobras manuales pasivas o autopasivas, destinadas a estirar los componentes contráctiles extensibles. Tienen por objeto un estiramiento temporal más o menos marcado para aumentar la amplitud de una articulación embridada por acortamiento musculotendinoso o para una actividad deportiva o para interrumpir una disfunción neuromuscular (calambre o la espasticidad...).

    Debe realizarse con eficacia máxima sobre el músculo, respetando la comodidad del paciente, controlando el grado de estiramiento, realizando la técnica manual por el fisioterapeuta, y la autopasiva por el paciente, que emplea un método manual o controla la posición por la acción de la gravedad, determinando él mismo el estiramiento.

    La situación de alargamiento debe llevarse al máximo, pero teniendo en cuenta la resistencia del paciente y los objetivos buscados. El alargamiento del músculo se hace gracias a las posiciones a las que se le somete atravesadas por el músculo. Como el músculo está uniendo dos segmentos óseos ligados por articulaciones, es posible un alargamiento después de una movilización articular, después se coloca en posición de estiramiento máximo.

    Muchos músculos realizan más de una acción, por lo que hay que estirar todas las fibras, no sólo las del movimiento principal.

    Un músculo puede dejarse estirar, en reposo, en un promedio de un 30% de su longitud. Esta proporción varía según la proporción de tejido extensible, que cuando aumenta reduce el alargamiento (a mayor grosor, menor alargamiento).

    Los músculos monoarticulares necesitan toda la amplitud disponible para ser estirados. Son difíciles de realizar estos estiramientos. En los músculos pluriarticulares son más fáciles de realizar los estiramientos.

    Pueden hacerse sobre músculos relajados o sobre músculos en estado de contracción, realizándose progresivamente en forma continua (con un esfuerzo de alargamiento creciente hasta llegar al punto adecuado), o en forma discontinua (por etapas, llamado " en dientes de sierra"; permite tiempos de descanso).

    Los estiramientos realizados en personas sanas sirven para hacer una extensibilidad mayor. Esto es una necesidad funcional y siempre debe hacerse dentro de los límites individuales.

    • PRINCIPIOS DE REALIZACIÓN DE LOS ESTIRAMIENTOS.

    Deben respetar ciertos criterios de aplicación:

  • Un músculo no debe estirarse improvisadamente. En la medida en que sea posible debe preparársele por medio de ejercicios activos o movilización pasiva previa o termoterapias o masoterapia o crioterapia.

  • Las posiciones articulares deben respetar los grados de libertad del movimiento.

  • Respetar la regla del no-dolor. Estas maniobras no son muy agradables ya que el estiramiento es un poco agresivo, y a veces, produce molestias. Hay ocasiones en que habrá que realizarlo produciendo dolor, como ocurre en calambres o espasmos, y es la única manera de suprimirlos.

  • No debe intentarse el estiramiento en músculos que se defienden. Hay que poner mucha atención a las reacciones del paciente.

  • En los músculos poliarticulares hay que estirarlos sin movilizar a la vez más de una articulación, para respetar el carácter progresivo de la técnica.

    • TÉCNICAS DE ESTIRAMIENTO.

    Pueden ser manuales y autopasivas.

    En las técnicas manuales el fisioterapeuta puede controlar la progresividad del estiramiento, de forma que se evita que el grupo muscular se contraiga. Se le hace realizar una fuerte contracción estática y mantenida, unos 20 segundos, y después de este tiempo viene la fase de estiramiento, que se hace unos 6 sg como mínimo. Al finalizar esto se va estirando progresivamente.

    Si durante el estiramiento el músculo se defiende contrayéndose, y limita así la extensibilidad obtenida, entonces usamos la técnica de tensión-relajación, que consiste en que al aparecer los primeros síntomas de defensa del músculo, el fisioterapeuta inmoviliza el segmento corporal sobre el cual está trabajando y le pide al paciente que mantenga la posición durante unos segundos, aunque se sigue recibiendo el esfuerzo de estiramiento.

    La fuerza que es fisioterapeuta debe realizar y controlar debe ser de tal forma que la contracción resultante sea una contracción isométrica, luego se pide al paciente que relaje, y nosotros seguimos estirando. Son las más frecuentes.

    Las técnicas autopasivas, las realiza el propio paciente y es él el que la controla. Este procedimiento es menos fiable que el realizado por nosotros. Hay dos formas de realizarlo:

    • Manualmente, siempre que el músculo sea fácilmente accesible, a través de movilización articular.

    • El paciente se coloca de forma que la gravedad o la presión que realice sobre sus estructuras; Después se hace el estiramiento.

    • ESTIRAMIENTOS EN MEDICINA DEPORTIVA.

    Es una terapéutica para conseguir la funcionalidad de los músculos y sus articulaciones correspondientes. Los ejercicios y entrenamientos de estiramiento han sido desarrollados para conseguir flexibilidad. Se pueden dividir en:

    • Balísticos, asociados a movimientos de rebote.

    • Estáticos, empleo de estiramiento lento.

    Los balísticos no son muy recomendados en fisioterapia, ya que pueden producir microtraumatismos y pueden llegar en ocasiones a provocar deterioro de las estructuras blandas.

    Los dos tipos son efectivos para el desarrollo de la flexibilidad, pero siempre se elegirá el estático, y se recomendará.

    Otro modo de caracterizar los ejercicios de flexibilidad, es sobre la base del agente responsable del movimiento muscular normal. Estas clasificaciones incluyen tipos de estiramientos y son:

    • Pasivo.

    • Pasivo-activo.

    • Activo-asistido.

    • Activo.

    Con el estiramiento pasivo el individuo no hace ninguna contribución al movimiento, únicamente está controlado por algún agente externo (fisioterapeuta). En el pasivo-activo actuamos primero nosotros y después mandamos que el paciente lo siga haciendo. En el activo-asistido el movimiento es iniciado por el individuo hasta que alcanza un límite, y la amplitud de movimiento es completada por el fisioterapeuta. El activo es responsabilidad del individuo completamente.

    La estrategia que se vaya a emplear depende de las necesidades de la persona.

    • FACILITACIÓN NEUROMUSCULAR PROPIOCEPTIVA (FNP).

    Es uno de los métodos más nuevos y avanzados del desarrollo de la flexibilidad, puede emplearse utilizando una variedad de estrategias y técnicas que también dependen de las necesidades de la persona.

    El FNP puede proporcionar además de estiramiento y flexibilidad, la potenciación del músculo y la coordinación de todas estas cualidades musculares. Se realizan siempre en las diagonales de KABAT.

    Independientemente del método, el sobreestiramiento puede ser efectivo por varias razones:

    • Por la cantidad de estiramiento.

    • Por la duración del estiramiento.

    • La frecuencia de los movimientos efectuados en un periodo dado.

    • La velocidad o naturaleza del estiramiento.

    • EFECTOS FISIOLÓGICOS DE LAS TRACCIONES.

    En los estiramientos también se puede conseguir la disminución de la presión entre las superficies articulares.

    Las tracciones y estiramientos osteotendinosos tienen los mismos efectos, ya que los estiramientos son tracciones que hacemos a los músculos, y por tanto todas actúan sobre el conjunto de articulaciones, músculos, tendones y partes blandas.

    Los fisioterapeutas cuando nos referimos a tracciones, generalmente nos referimos a tracciones vertebrales, pero es en todos los sentidos, también en los músculos.

    Los efectos en la aplicación de la tracción son:

    • Movimiento de distensión lenta localizado en el segmento deseado y en función de la posición del paciente.

    El mecanismo de acción se basa en el principio de que toda articulación se beneficia en el reposo obtenido por su puesta en tensión. Según algunos autores la tracción mejora el intercambio tisular del disco intervertebral mediante un fenómeno de inhibición con aumento de la capacidad hidrófila del núcleo, asociado a la aparición de reflejos descontracturantes, que hacen disminuir la presión sobre los elementos vasculonerviosos, repitiéndose el círculo de dolor y contractura, dolor, contractura...

    Con las presiones tanto continuas como intermitentes, las tracciones al ser repetitivas en un cierto tiempo, pueden producir otros efectos como la relajación, la descontractura muscular, disminución del dolor, hiperemia, sedación, y como consecuencia de todo esto, si las técnicas son bien aplicadas conseguiremos un estado confortable de ese segmento tratado.

    • MODALIDADES DE TRACCIONES VERTEBRALES.

    Las más utilizadas son en la posición cervical:

    "El paciente sentado o en decúbito supino. Si tenemos una mesa de tracción, lo colocamos en decúbito supino en flexión de caderas y rodillas, a fin de corregir la lordosis lumbar. Procuramos producir mayor relajación al paciente. El cabezal se sitúa a unos 35 o 40 cm del cráneo. El peso del comienzo oscila de 4 a 5 Kg. La progresión debe hacerse valorando la progresión del paciente, ya que si se marea no se debe subir, pero si lo soporta se pueden ir subiendo de dos en dos Kg por sesión hasta llegar como mucho a los 14 o 15 Kg, y no pasar de aquí. La práctica diaria es la que nos dará la progresión adecuada. El número total de sesiones es habitualmente de 15 y la duración es de 10 a 15 minutos.

    En las tracciones dorsales, no se utilizan por medios mecánicos ya que son tratadas por otras técnicas: manipulaciones, termoterapia... además la caja torácica dificulta la técnica de tracción con aparatos.

    En las tracciones lumbares se utiliza con bastante frecuencia. Se coloca al paciente en decúbito supino, con caderas y rodillas en flexión; con un par de cinchas sujetamos a nivel de tórax y pelvis. La tracción empezará alrededor de los 20 Kg, llegando como máximo a los 40 Kg. La progresión es de 1 o 2 Kg por sesión, la duración de 10 a 15 minutos, y también unas 15 sesiones. (Depende también del peso del paciente).

    • INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES.

    Ya las hemos visto.

    Tema 8: Técnicas manipulativas.

    • CONCEPTO

    Las manipulaciones son una movilización pasiva forzada. Esta manipulación tiende a llevar los elementos de una articulación más lejos de su juego articular habitual, hasta el límite de su posible movilidad anatómica.

    A nivel del raquis, por ejemplo, cuando el estado de este lo permite, al hacer una ejecución de movimiento de rotación, lateroflexión, flexión o extensión, se hace manipulación, se pueden hacer aisladas o combinadas y se hace en el elemento vertebral con tracción.

    La manipulación es un acto complejo, y se debe realizar con muchísima precaución. Primero hay que hacer un examen previo, y esta terapéutica se dirige a indicaciones muy definidas. También pueden hacerse en cualquier otra articulación del cuerpo que no sean la columna vertebral.

    Las manipulaciones tienen tres tiempos:

  • Puesta en posición del paciente y el fisioterapeuta.

  • Puesta en tensión.

  • Ejecución de la manipulación.

  • Ej.: el paciente en decúbito supino, el fisioterapeuta le coge la cabeza entre sus manos (puesta en posición). A continuación le imprime al cuello rotación hacia el lado izquierdo, hasta tener la impresión de haber llegado hasta el límite del movimiento. Insistimos un poco sobre el límite (puesta en tensión). Una vez colocada la cabeza del paciente correctamente, imprimimos con la mano derecha un impulso brusco, como un pequeño golpe en seco; muy breve ( ejecución de la manipulación). Con esto lo que conseguimos es hacer un pequeño movimiento de rotación suplementario, aumentando los grados de movilidad del raquis de la columna cervical. Cuando hagamos el golpe seco debemos oír un chasquido, que nos indica que hemos hecho la manipulación correctamente.

    La manipulación debe ser siempre ejecutada a partir de la puesta en tensión. Deber ser un pequeño movimiento, no grande porque además de peligroso es muy difícil de controlar y de medir la intensidad aplicada. El movimiento debe ser controlado por el fisioterapeuta, y éste ha de tener un mínimo de experiencia. La manipulación debe ser indolora y puede realizarse a todas las alturas del raquis.

    En ocasiones los resultados que se obtienen con las técnicas manipulativas son excelentes, pero no siempre.

    • TÉCNICAS

    Las técnicas manipulativas pueden ser directas o indirectas:

  • Directas: ej.: paciente en decúbito prono; la manipulación se realiza con el talón de la mano o eminencia tenar, se efectúan presiones directas sobre la columna, tanto a nivel de las espinosas como de las apófisis transversas. Estas presiones deben hacerse muy rápidamente y aflojando también rápidamente la presión. Las presiones se dosifican. En ocasiones pueden llegar a ser desagradables para el paciente.

  • Indirectas: los fisioterapeutas utilizamos los brazos de palanca naturales del cuerpo para actuar sobre la columna vertebral. Ej. El paciente en decúbito lateral, realizamos una presión en sentido opuesto sobre el hombre y pelvis, realizamos un movimiento de torsión sobre la columna dorsolumbar. Hay numerosas maniobras que te permiten realizar toda la columna.

  • Estas maniobras suaves y progresivas también pueden utilizarse como movilizaciones, y también se pueden ensayar antes de hacer la manipulación. Si el fisioterapeuta presiona hasta la puesta en tensión, se dará cuenta si va a ser indolora o por el contrario dolorosa la manipulación.

    Se puede aumentar la presión de estas maniobras utilizando las técnicas denominadas semidirectas. En estas técnicas semidirectas el movimiento global es dado a distancia como las manipulaciones indirectas. El fisioterapeuta en virtud de presiones y contrapresiones, según los casos, hace la manipulación a nivel o por debajo del segmento a tratar; de esta forma se puede obtener un efecto más preciso de la manipulación.

    El chasquido es muy característico, y se produce porque se separan bruscamente las superficies articulares. Para que esta separación se lleve a cabo es necesaria una cierta posición y dirección de la tracción. El chasquido se debe a un fenómeno de cavitación, ya que durante la separación articular se forma una burbuja de vacío en el líquido sinovial; los gases disueltos en ese líquido se precipitan, y provocan el ruido. La cavidad de vacío se reemplaza por una burbuja de gas, que vuelve a reabsorberse en el líquido sinovial. Cuando está completamente disuelta tarda de 15 a 30 segundos, se pude oír otro nuevo chasquido, pero este no representa el testimonio de una maniobra lograda.

    • SESIONES DE TRATAMIENTO:

    El tratamiento de una manipulación no es sólo un movimiento que es adecuado, pero tampoco alivia milagrosamente, en ocasiones ocurre, pero generalmente no se soluciona el problema con una sola manipulación. En una sesión hay varias etapas:

    • Maniobras de relajación generales o locales.

    • Maniobras que orientan la manipulación que debemos realizar.

    • Maniobras de manipulación propiamente dichas (es imprescindible la buena posición tanto del paciente como del fisioterapeuta).

    La manipulación se realiza después de estas etapas, teniendo en cuenta los tres tiempos de la manipulación que ya hemos citado.

    El número de sesiones depende del resultado buscado, puede ir desde 1 a 2ó 3 en casos más crónicos, para notar alguna mejoría.

    La frecuencia varía según los casos, aunque no se aconseja realizarlo a diario salvo que sea necesario, como es en casos agudos (ej.: tortícolis).

    • INDICACNIONES Y CONTRAINDICACIONES.

    Las manipulaciones se dirigen a los dolores vertebrales principalmente o de origen vertebral. Estos dolores han de ser de naturaleza mecánica.

    La manipulación es una terapia como otra cualquiera, y tiene que tener un diagnóstico previo. Al ser de origen mecánico hay que eliminar otras causas, como infecciones, procesos tumorales, procesos inflamatorios... ya que si estos existen no se puede realizar la manipulación. Tampoco se pueden aplicar a todos los casos de dolor mecánicos.

    Hay que hacer radiografías al raquis o exploraciones. ; también ver el estado vascular, y para ello vemos si la arteria vertebral lo permite. Es preciso que técnicamente sea posible, es decir, que la regla del no-dolor lo permita; también es preciso que los primeros resultados de su aplicación den una respuesta positiva, y para comprobarlo hacemos varias exploraciones.

  • Indicaciones más frecuentes:

    • Cervicalgias agudas o crónicas.

    • Dolores de hombro o codo de origen cervical.

    • Dorsalgias.

    • Lumbalgias.

  • Contraindicaciones:

  • Absolutas: en las que incluimos las patologías lumbares, las infecciosas, inflamatorias, grandes osteoporosis, fracturas y también cuando hay endoprótesis. Tampoco se deben hacer manipulaciones en niños con problemas de crecimiento.

  • Relativas: artrosis, cuando es muy importante y se ha producido una rigidez.

  • Hay peligros en la manipulación como son:

    - Cuando son realizadas por manos inexpertas, o cuando su indicación no sea la adecuada o el diagnóstico no es correcto, porque las estructuras vitales que atraviesan al raquis pueden dañarse, pudiendo producir a la altura del raquis cervical tetraparexias o tetraplegías.

    TEMA 9: CINESITERAPIA ACTIVA

    Es la aplicación terapéutica de movimientos realizados por voluntad del paciente, con su esfuerzo. Esta cinesiterapaia se caracteriza por la utilización del movimiento consciente y voluntario, tiene como fin conseguir la recuperación más óptima de sus capacidades funcionales constituyendo la técnica esencial de la terapéutica cinesiológica.

    No sólo su objetivo es la contracción de la fibra muscular sino que también encadena la acción terapéutica con la personalidad del enfermo somática o psíquica.

    • Objetivos:

    • Desarrollar la conciencia motriz y perfeccionar la respuesta voluntaria del enfermo.

    • Tratar incapacidades funcionales, neurológicas, vasomotoras, posturales, articulares, musculares.

    • Mantener en un buen estado de función los elementos sanos del organismo.

    • Desarrollar o recuperar con ejercicios adecuados las posibilidades de movimiento necesarias en la vida cotidiana, labores profesionales, A.V.D,

    El obejetivo ppal. Es conseguir el desarrollo de la conciencia motriz en el enfermo. Se le estimula obteniendo una respuesta voluntaria que nosotros debemos guiar hacia un valor terapéutico.

    • Caracteres fundamentales de la movilización activa:

    • Representación mental del movimiento. Esquemas ideomotores (imágenes motrices). Se constituyen desde el nacimiento y con la movilización activa hay que pulirlos, bien el fisio o el deporte. Por diversas causas pueden perderse u olvidarse (inmovilidad prolongada…)

    • La movilización activa es sinónimo de movilización voluntaria, de manera que el movimiento activo debe ser intencionado y deseado por el sujeto. La movilización puede estar dificultada en el momento del tratamiento por lo que usan aparatos.

    • “Su utilidad”. La movilización activa se realiza produciendo un trabajo y unos efectos fisiológicos locales y generales. Debe tener una proyección terapéutica.

    • Formas de movilización activa:

    • Movilización Activa Asistida o antigravitatoria: El paciente es incapaz de realizar el movimiento por sí mismo venciendo la gravedad. No puede realizarlo por debilidad muscular tras una inmovilidad prolongada, porque el nº de unidades motoras funcionales está disminuido. Se trata de músculos que no llegan a “3” según la valoración. En estas condiciones la ayuda que se da al músculo se puede conseguir suprimiendo el peso del segmento distal. Así se facilita la realización del movimiento. Se consideran 2 tipos de m. a. asistida:

    • M.A.A.Manual: El fisio ayuda a ejecutar el movimiento en toda su amplitud induciendo a relajar los músculos antagonistas, eliminando la gravedad, el roce, y favoreciendo la inercia. Por esto el fisio controla el esfuerzo que hace el paciente graduando la asistencia.

    • M.A.A.Instrumental: Se consigue mediante la aplicación de varios tipos mecánicos (planos de deslizamiento, superficies lisas, suspensiones, inmersiones, aparatos mecánicos, uso de talco para evitar el rozamiento…).

    • Movilización Activa Libre o gravitacional: En este tipo de movilización el paciente realiza voluntariamente los movimientos y contracciones musculares, sin ayuda exterior ni resistencia añadida, y venciendo el peso de del segmento distal.

    Este movimiento es el que se verifica cuando se ejecuta el movimiento de un segmento del cuerpo por medio de una contracción y una relajación voluntaria de los músculos que controlan este segmento, sin asistencia exterior. En la valoración cifrada los músculos responsables del movimiento deben llegar al menos a “3”.

    Esta movilización puede ser:

  • Local: cuando los movimientos terapéuticos están proyectados a una determinada articulación, con una finalidad analítica y específica.

  • General: Cuando los movimientos terapéuticos abarcan desplazamientos segmentales con utilización de numerosas articulaciones y músculos.

  • Según el tipo de contracción muscular que se solicite la movilización puede ser isométrica o isotónica.

    Isométrica: No varía la distancia entre los puntos de inserción muscular. Se utiliza frecuentemente desde un punto de vista terapéutico, también se denomina movilización libre estática. No existe movimiento articular al contraer los músculos.

    Este procedimiento se utiliza especialmente en lesionados que han estado inmovilizados durante cierto tiempo en un aparato y no pueden mover ni la articulación ni el músculo. También se usa como tratamiento activo de de posiciones correctivas o tratamiento de deformidades.

    Isotónica: Las contracciones musculares sí suponen el desplazamiento de los segmentos, se traza el movimiento en toda su amplitud, y el paciente es consciente de la forma y el tipo de movimiento que realiza, siendo el protagonista del sistema terapéutico preestablecido.

    Un tipo de movilización libre isiotónica es la movilización libre pendular; aprovechando la inercia y reduciendo la gravedad se imita el movimiento de un péndulo. Se aplica fundamentalmente para articulaciones de tipo enartrosis como la cadera o el hombro. Pasa fundamentalmente por dos fases: una en la que la gravedad ha de vencerse y otra en la que la gravedad ayuda a completar el movimiento. En realidad es una movilización que exige pocos esfuerzos. Según Rivero posee ciertos efectos muy beneficiosos en la reeducación motriz:

  • Se obtienen movimientos muy amplios con valores musculares mínimos.

  • La oscilación produce movimientos de acortamiento y estiramiento, lo que es un excitante fisiológico de la contracción.

  • El movimiento, realizado rítmicamente, mejora la coordinación del movimiento.

  • Otro tipo de esta movilización con desplazamiento segmental es la correspondiente a la gimnasia con todas sus variantes. En ella se realizan movimientos libremente para conseguir la recuperación muscular y articular y además intensificar el desarrollo de organismos débiles o debilitados.

    • Movilización Activa Resistida o resistiva: El paciente ejecuta voluntariamente los movimientos oponiéndose una fuerza exterior como resistencia. En la caloración cifrada, los músculos interesados han de tener por lo menos un 4.

    Puede ser:

  • Manual: es la resistencia al movimiento en la que intervienen el enfermo y el fisioterapéuta. Son los llamadoa movimientos duplicados de resisrtencia en los cuales el fisioterapéuta dificulta la ejecuación del movimiento o el paciente se opone a él. En el 1er caso el paciente intenta hacer un determinado movimiento y el fisio se lo impide: son movimientos duplicxados concéntricos. En el 2º caso es el fisio el que intenta realizar un movimiento con un segmento del paciente y éste se resiste a ello: son movimientos duplicados excéntricos.

  • Con estos movimientos es posible conseguir la estimulación de las contracciones de un grupo muscular sin interesar los antagónicos. Esta movilización necesita ciertas cualidades para que su ejecución sea perfecta: lentitud, uniformidad e intensidad progresiva, proporcionadas a la energía muscular del paciente.

    La movilización resistida no solo tonifica el músculo , sino que lo desarrolla, lo hipertrofia. Por media de este tipo de movilizaciones nos podemos dar cuenta del grado de recuperación de un músculo que ha estado paralizado, si le comparamos con la fuerza que desarrolla su homónimo del lado sano.

  • Instrumental: Los medios instrumentales para ejercer una resistencia son muy variados:

    • Pesos aplicados o sujetos directamente en determinado segmento del organismo. Constituyen un medio muy sencillo y generalmente de gran eficacia. ÇSE utilizan paeos metálicos, sacos de arena, saquitos de perdigones… que se sujetan mediante variados artificios con una cómoda sujección.

    • Poleas y resistencias con contrapesos. La polea permite el desplazamientodel contrapeso colgado de una cuerda que por su otro extremo está fijada al lado afrcto.

    • Muelles o resortes se utilizan como resistenciaa la contracción y a la compresión respectivamente. Están construidos de resistencia variable y su utilización terapéutica se denomina spring therapy.

    • Aparatos mecánicos los hay de muy divrsos tipos, y según la movilización constituyen una parte de la mecanoterapia.

    • Gimnasia con aparatos. Aunque la gimnasia es en ppio un tipo de movilización libre, cuando en los ejercicios gimnásticos se utilizan pesas, halteras, mazos, pelotas de peso… entran en consideración los factores de resistencia exterior como oposición al movimiento activo y pueden ser utilizados como una indicación terapéutica.

    • Cinebalneoterapia con resistencia. (por factores de flotación y compresión del agua)

    • Ejercicios deportivos. Algunos deportes obligan arealizar determinadas contracciones musculares contra resistencia: por ejemplo, el ciclismo, para las extremidades inferiores y la natación para la superiores.

    La movilización activa resistida también puede ser , como las otras formas de movilización, isotónica o isométrica. En ellas los tipos deresistencia utilizados son los anteriormente descritos, que pueden aumentarse progresivamente.

    En algunos tipos de movilización se utilizan grandes tipos de resistencias o resistencias máximas (tanto en isotónicas como en isométricas). Por medio de estos ejercicios se consiguen aumentos de potencia y volumen muscular. Se consigue asi una hipertrofia muscular. La Resistencia Máxima (RM) es la carga máxima que el sujeto puede desplazar en el curso de un movimiento o que puede soportar sin desplazar el segmento.

    • Efectos fisiológicos:

    La movilización activa tiene unos especiales y caractrísticos efectos fisiológicos, peculiares de sus distintas modalidades:

  • M. Asistida: Como esta terapéutica movilizadora se aplica generalmente a músculos o grupos musculares que no vencen la gravedad (entre 2 y 3 de valoración), los ppales efectos a valorar son:

  • La consecución del movimiento coordinado y el estímulo psíquico que supone para el paciente el comprobar la posibilidad de realizar por sí mismo el mivimiento elegido, que antes de la resistencia era incapaz de efectuar. La repetición de este movimiento aumenta el interés del enfermo en el logro del éxito terapéutico.

  • Por otra parte esta misma repetición va a condicionar impresiones cinestésicas que se proyectarán en la memoria cinestésica en los casos de pérdida de función.

  • La ejecución del movimiento en toda su amplitud mejora todas las estructuras articulares y particulares, que a su vez son origen de estímulos propioceptivos, mejorando la contración muscular.

  • La progresiva contracción de los músculos sometidos a esta movilización antigravitatoria cada vez es más intensa, lo cual supone la puesta en marcha de nuevos sectores musculares no funcionales anteriormente.

  • Esto condicionará un aumento de la potencia del músculo y como consecuencia un aumento de su volumen: la hipertrofia muscular.

  • Los músculos patéticos mejoran cuando son tratados en suspensión, aumentan su valoración muscular y llegan a poder mover los segmentos distales sin ayuda.

  • M. Activa Libre:

  • .El paciente , bajo la programación terapéutica, realizando sus movimientos bajo la acción de la gravedad, consigue una mejor coordinación de los movimientos y su repetición conduce a una liberación del esfuerzo volitivo. Se logra así prácticamente una automatización de los movimientos, con lo que al fina se consigue una mayor ligereza y habilidad en los mismos.

  • La movilidad articular es afectada grandemente por la movilizacíon libre que realizada con arreglo a un plan previsto, produce una mayor amplitud de movimientos articulares y una potenciación de sus estructuras íntimas.

  • La repetición de los ejercicios, venciendo la resistencia que supone el peso del segmento distal, mejora el tono y la fuerza muscular.

  • En la movilización pendular, según Rivero, se consiguen además otros efectos beneficiosos (citados anteriormente).

  • La movilización libre estática ayuda a mantener el tono muscular evitando su atrofia, por los efectos de la contracción isométrica repetida varias veces. Se ayuda así a mantener su circulación y metabolismo en condiciones óptimas así como su capacidad dinámica.

  • En cirtas condiciones, los músculos son capaces de vencer no sólo la acción de la gravedad sino que al cabo de cirto nº de sesiones ya pueden vencer cierta resistencia aobreañadida. Han pasado en su valoración de un 3 a un 4 y ya pueden ser tratados con movilización resistida.

  • M. Activa Resistida: Con la repetición de movimientos venciendo una resistencia sobreañadisa se consique sobre todo un notable aumento de la potencia muscular y del desarrollo del músculo que conducen a la hipertrofia.

  • Las consecuencias circulatorias son manifiestas, con mayor aporte de sangre arterial, aumento de la depleción venosa, elevación térmica local, aumento del metabolismo de la zona tratada y las repercuasiones consiguientes sobre el trabajo cardiaco, presión arterial…

    • Indicaciones y contraindicaciones:

    • La movilización activa tiene los siguientes objetivos:

    • Desarrollo de la conciencia motriz y prefeccionamiento de la respuedta voluntaria muscular.

    • Tratamiento de las incapacidades de origen articular, muscular, neurótico, vasomotor, postural…

    • Mantenimiento de la normalidad funcional de los elementos sanos del organismo.

    • Desarrollo y recuperación, por ejerciacios apropiados, de la ejecuación de movimientos de utilización habitual y profesional.

    Es evidente que la práctica de un determinado tipo de movilización activa a estar condicionada por el conocimiento previo de la valoración muscular del segmento que va a movilizarse. Un músculo a 3 (sólo vence la gravedad) no debe ser sometido a movilización activa con resistencia. Un músculo a 0 no puede someterse a ninguna clase de movilización activa.

    • Las ppales indicaciones de la M. Activa son:

  • Afecciones del aparato locomotor:

    • Atrofias miógenas y neurógenas.

    • Hipotonías y contracturas musculars.

    • Secualeas de traumatismos osteoarticulares.

    • Rigideces articulares, artropatías reumáticas, retracciones y laxitudes articulares. Discopatías vertebrales. Deformaciones de la columna vertebral.

    • Parálisis y paresis musculares centrales y periféricas; poliomelitis, hemiplejía, paraplejía.

  • Afecciones de diferentes sistemas:

    • Secuelas de intervenciones sobre aparato circulatorio y respiratorio.

    • Procesos respiratorios como asma, bronquitis, bronquiectasias…

    • Secuelas de operaciones abdominales.

    • Obesidad.

    • Convalecencias de procesos médicos y quirúrgicos…

    • Las contraindicaciones de la M. Activa son escasas: Sin embargo, cuando no hay posibilidad de elaboración mental del movimiento, así como cuando no hay voluntad para ejecutarlos no debe intentarse la movilización.

    La anquilosis, naturalmente, contraindica la movilización. Lo mismo que las facturas recientes y procesos inflamatorios (osteitis infecciosas, focos tuberculosos evolutivos).

    TEMA 9: CINESITERAPIA ACTIVA

    Es la aplicación terapéutica de movimientos realizados por voluntad del paciente, con su esfuerzo. Esta cinesiterapaia se caracteriza por la utilización del movimiento consciente y voluntario, tiene como fin conseguir la recuperación más óptima de sus capacidades funcionales constituyendo la técnica esencial de la terapéutica cinesiológica.

    No sólo su objetivo es la contracción de la fibra muscular sino que también encadena la acción terapéutica con la personalidad del enfermo somática o psíquica.

    • Objetivos:

    • Desarrollar la conciencia motriz y perfeccionar la respuesta voluntaria del enfermo.

    • Tratar incapacidades funcionales, neurológicas, vasomotoras, posturales, articulares, musculares.

    • Mantener en un buen estado de función los elementos sanos del organismo.

    • Desarrollar o recuperar con ejercicios adecuados las posibilidades de movimiento necesarias en la vida cotidiana, labores profesionales, A.V.D,

    El obejetivo ppal. Es conseguir el desarrollo de la conciencia motriz en el enfermo. Se le estimula obteniendo una respuesta voluntaria que nosotros debemos guiar hacia un valor terapéutico.

    • Caracteres fundamentales de la movilización activa:

    • Representación mental del movimiento. Esquemas ideomotores (imágenes motrices). Se constituyen desde el nacimiento y con la movilización activa hay que pulirlos, bien el fisio o el deporte. Por diversas causas pueden perderse u olvidarse (inmovilidad prolongada…)

    • La movilización activa es sinónimo de movilización voluntaria, de manera que el movimiento activo debe ser intencionado y deseado por el sujeto. La movilización puede estar dificultada en el momento del tratamiento por lo que usan aparatos.

    • “Su utilidad”. La movilización activa se realiza produciendo un trabajo y unos efectos fisiológicos locales y generales. Debe tener una proyección terapéutica.

    • Formas de movilización activa:

    • Movilización Activa Asistida o antigravitatoria: El paciente es incapaz de realizar el movimiento por sí mismo venciendo la gravedad. No puede realizarlo por debilidad muscular tras una inmovilidad prolongada, porque el nº de unidades motoras funcionales está disminuido. Se trata de músculos que no llegan a “3” según la valoración. En estas condiciones la ayuda que se da al músculo se puede conseguir suprimiendo el peso del segmento distal. Así se facilita la realización del movimiento. Se consideran 2 tipos de m. a. asistida:

    • M.A.A.Manual: El fisio ayuda a ejecutar el movimiento en toda su amplitud induciendo a relajar los músculos antagonistas, eliminando la gravedad, el roce, y favoreciendo la inercia. Por esto el fisio controla el esfuerzo que hace el paciente graduando la asistencia.

    • M.A.A.Instrumental: Se consigue mediante la aplicación de varios tipos mecánicos (planos de deslizamiento, superficies lisas, suspensiones, inmersiones, aparatos mecánicos, uso de talco para evitar el rozamiento…).

    • Movilización Activa Libre o gravitacional: En este tipo de movilización el paciente realiza voluntariamente los movimientos y contracciones musculares, sin ayuda exterior ni resistencia añadida, y venciendo el peso de del segmento distal.

    Este movimiento es el que se verifica cuando se ejecuta el movimiento de un segmento del cuerpo por medio de una contracción y una relajación voluntaria de los músculos que controlan este segmento, sin asistencia exterior. En la valoración cifrada los músculos responsables del movimiento deben llegar al menos a “3”.

    Esta movilización puede ser:

  • Local: cuando los movimientos terapéuticos están proyectados a una determinada articulación, con una finalidad analítica y específica.

  • General: Cuando los movimientos terapéuticos abarcan desplazamientos segmentales con utilización de numerosas articulaciones y músculos.

  • Según el tipo de contracción muscular que se solicite la movilización puede ser isométrica o isotónica.

    Isométrica: No varía la distancia entre los puntos de inserción muscular. Se utiliza frecuentemente desde un punto de vista terapéutico, también se denomina movilización libre estática. No existe movimiento articular al contraer los músculos.

    Este procedimiento se utiliza especialmente en lesionados que han estado inmovilizados durante cierto tiempo en un aparato y no pueden mover ni la articulación ni el músculo. También se usa como tratamiento activo de de posiciones correctivas o tratamiento de deformidades.

    Isotónica: Las contracciones musculares sí suponen el desplazamiento de los segmentos, se traza el movimiento en toda su amplitud, y el paciente es consciente de la forma y el tipo de movimiento que realiza, siendo el protagonista del sistema terapéutico preestablecido.

    Un tipo de movilización libre isiotónica es la movilización libre pendular; aprovechando la inercia y reduciendo la gravedad se imita el movimiento de un péndulo. Se aplica fundamentalmente para articulaciones de tipo enartrosis como la cadera o el hombro. Pasa fundamentalmente por dos fases: una en la que la gravedad ha de vencerse y otra en la que la gravedad ayuda a completar el movimiento. En realidad es una movilización que exige pocos esfuerzos. Según Rivero posee ciertos efectos muy beneficiosos en la reeducación motriz:

  • Se obtienen movimientos muy amplios con valores musculares mínimos.

  • La oscilación produce movimientos de acortamiento y estiramiento, lo que es un excitante fisiológico de la contracción.

  • El movimiento, realizado rítmicamente, mejora la coordinación del movimiento.

  • Otro tipo de esta movilización con desplazamiento segmental es la correspondiente a la gimnasia con todas sus variantes. En ella se realizan movimientos libremente para conseguir la recuperación muscular y articular y además intensificar el desarrollo de organismos débiles o debilitados.

    • Movilización Activa Resistida o resistiva: El paciente ejecuta voluntariamente los movimientos oponiéndose una fuerza exterior como resistencia. En la caloración cifrada, los músculos interesados han de tener por lo menos un 4.

    Puede ser:

  • Manual: es la resistencia al movimiento en la que intervienen el enfermo y el fisioterapéuta. Son los llamadoa movimientos duplicados de resisrtencia en los cuales el fisioterapéuta dificulta la ejecuación del movimiento o el paciente se opone a él. En el 1er caso el paciente intenta hacer un determinado movimiento y el fisio se lo impide: son movimientos duplicxados concéntricos. En el 2º caso es el fisio el que intenta realizar un movimiento con un segmento del paciente y éste se resiste a ello: son movimientos duplicados excéntricos.

  • Con estos movimientos es posible conseguir la estimulación de las contracciones de un grupo muscular sin interesar los antagónicos. Esta movilización necesita ciertas cualidades para que su ejecución sea perfecta: lentitud, uniformidad e intensidad progresiva, proporcionadas a la energía muscular del paciente.

    La movilización resistida no solo tonifica el músculo , sino que lo desarrolla, lo hipertrofia. Por media de este tipo de movilizaciones nos podemos dar cuenta del grado de recuperación de un músculo que ha estado paralizado, si le comparamos con la fuerza que desarrolla su homónimo del lado sano.

  • Instrumental: Los medios instrumentales para ejercer una resistencia son muy variados:

    • Pesos aplicados o sujetos directamente en determinado segmento del organismo. Constituyen un medio muy sencillo y generalmente de gran eficacia. ÇSE utilizan paeos metálicos, sacos de arena, saquitos de perdigones… que se sujetan mediante variados artificios con una cómoda sujección.

    • Poleas y resistencias con contrapesos. La polea permite el desplazamientodel contrapeso colgado de una cuerda que por su otro extremo está fijada al lado afrcto.

    • Muelles o resortes se utilizan como resistenciaa la contracción y a la compresión respectivamente. Están construidos de resistencia variable y su utilización terapéutica se denomina spring therapy.

    • Aparatos mecánicos los hay de muy divrsos tipos, y según la movilización constituyen una parte de la mecanoterapia.

    • Gimnasia con aparatos. Aunque la gimnasia es en ppio un tipo de movilización libre, cuando en los ejercicios gimnásticos se utilizan pesas, halteras, mazos, pelotas de peso… entran en consideración los factores de resistencia exterior como oposición al movimiento activo y pueden ser utilizados como una indicación terapéutica.

    • Cinebalneoterapia con resistencia. (por factores de flotación y compresión del agua)

    • Ejercicios deportivos. Algunos deportes obligan arealizar determinadas contracciones musculares contra resistencia: por ejemplo, el ciclismo, para las extremidades inferiores y la natación para la superiores.

    La movilización activa resistida también puede ser , como las otras formas de movilización, isotónica o isométrica. En ellas los tipos deresistencia utilizados son los anteriormente descritos, que pueden aumentarse progresivamente.

    En algunos tipos de movilización se utilizan grandes tipos de resistencias o resistencias máximas (tanto en isotónicas como en isométricas). Por medio de estos ejercicios se consiguen aumentos de potencia y volumen muscular. Se consigue asi una hipertrofia muscular. La Resistencia Máxima (RM) es la carga máxima que el sujeto puede desplazar en el curso de un movimiento o que puede soportar sin desplazar el segmento.

    • Efectos fisiológicos:

    La movilización activa tiene unos especiales y caractrísticos efectos fisiológicos, peculiares de sus distintas modalidades:

  • M. Asistida: Como esta terapéutica movilizadora se aplica generalmente a músculos o grupos musculares que no vencen la gravedad (entre 2 y 3 de valoración), los ppales efectos a valorar son:

  • La consecución del movimiento coordinado y el estímulo psíquico que supone para el paciente el comprobar la posibilidad de realizar por sí mismo el mivimiento elegido, que antes de la resistencia era incapaz de efectuar. La repetición de este movimiento aumenta el interés del enfermo en el logro del éxito terapéutico.

  • Por otra parte esta misma repetición va a condicionar impresiones cinestésicas que se proyectarán en la memoria cinestésica en los casos de pérdida de función.

  • La ejecución del movimiento en toda su amplitud mejora todas las estructuras articulares y particulares, que a su vez son origen de estímulos propioceptivos, mejorando la contración muscular.

  • La progresiva contracción de los músculos sometidos a esta movilización antigravitatoria cada vez es más intensa, lo cual supone la puesta en marcha de nuevos sectores musculares no funcionales anteriormente.

  • Esto condicionará un aumento de la potencia del músculo y como consecuencia un aumento de su volumen: la hipertrofia muscular.

  • Los músculos patéticos mejoran cuando son tratados en suspensión, aumentan su valoración muscular y llegan a poder mover los segmentos distales sin ayuda.

  • M. Activa Libre:

  • .El paciente , bajo la programación terapéutica, realizando sus movimientos bajo la acción de la gravedad, consigue una mejor coordinación de los movimientos y su repetición conduce a una liberación del esfuerzo volitivo. Se logra así prácticamente una automatización de los movimientos, con lo que al fina se consigue una mayor ligereza y habilidad en los mismos.

  • La movilidad articular es afectada grandemente por la movilizacíon libre que realizada con arreglo a un plan previsto, produce una mayor amplitud de movimientos articulares y una potenciación de sus estructuras íntimas.

  • La repetición de los ejercicios, venciendo la resistencia que supone el peso del segmento distal, mejora el tono y la fuerza muscular.

  • En la movilización pendular, según Rivero, se consiguen además otros efectos beneficiosos (citados anteriormente).

  • La movilización libre estática ayuda a mantener el tono muscular evitando su atrofia, por los efectos de la contracción isométrica repetida varias veces. Se ayuda así a mantener su circulación y metabolismo en condiciones óptimas así como su capacidad dinámica.

  • En cirtas condiciones, los músculos son capaces de vencer no sólo la acción de la gravedad sino que al cabo de cirto nº de sesiones ya pueden vencer cierta resistencia aobreañadida. Han pasado en su valoración de un 3 a un 4 y ya pueden ser tratados con movilización resistida.

  • M. Activa Resistida: Con la repetición de movimientos venciendo una resistencia sobreañadisa se consique sobre todo un notable aumento de la potencia muscular y del desarrollo del músculo que conducen a la hipertrofia.

  • Las consecuencias circulatorias son manifiestas, con mayor aporte de sangre arterial, aumento de la depleción venosa, elevación térmica local, aumento del metabolismo de la zona tratada y las repercuasiones consiguientes sobre el trabajo cardiaco, presión arterial…

    • Indicaciones y contraindicaciones:

    • La movilización activa tiene los siguientes objetivos:

    • Desarrollo de la conciencia motriz y prefeccionamiento de la respuedta voluntaria muscular.

    • Tratamiento de las incapacidades de origen articular, muscular, neurótico, vasomotor, postural…

    • Mantenimiento de la normalidad funcional de los elementos sanos del organismo.

    • Desarrollo y recuperación, por ejerciacios apropiados, de la ejecuación de movimientos de utilización habitual y profesional.

    Es evidente que la práctica de un determinado tipo de movilización activa a estar condicionada por el conocimiento previo de la valoración muscular del segmento que va a movilizarse. Un músculo a 3 (sólo vence la gravedad) no debe ser sometido a movilización activa con resistencia. Un músculo a 0 no puede someterse a ninguna clase de movilización activa.

    • Las ppales indicaciones de la M. Activa son:

  • Afecciones del aparato locomotor:

    • Atrofias miógenas y neurógenas.

    • Hipotonías y contracturas musculars.

    • Secualeas de traumatismos osteoarticulares.

    • Rigideces articulares, artropatías reumáticas, retracciones y laxitudes articulares. Discopatías vertebrales. Deformaciones de la columna vertebral.

    • Parálisis y paresis musculares centrales y periféricas; poliomelitis, hemiplejía, paraplejía.

  • Afecciones de diferentes sistemas:

    • Secuelas de intervenciones sobre aparato circulatorio y respiratorio.

    • Procesos respiratorios como asma, bronquitis, bronquiectasias…

    • Secuelas de operaciones abdominales.

    • Obesidad.

    • Convalecencias de procesos médicos y quirúrgicos…

    • Las contraindicaciones de la M. Activa son escasas: Sin embargo, cuando no hay posibilidad de elaboración mental del movimiento, así como cuando no hay voluntad para ejecutarlos no debe intentarse la movilización.

    La anquilosis, naturalmente, contraindica la movilización. Lo mismo que las facturas recientes y procesos inflamatorios (osteitis infecciosas, focos tuberculosos evolutivos).

    TEMA 10: SUSPENSOTERAPIA

    Es un método de desgravitación o desgravación , que al evitar el peso del segmento puede realizar el movimiento, y tb se evita la resistencia de los roces durante el movimiento. Coloca al individuo en condiciones de conseguir con una pequña potencia un movimiento activo.

    El miembro a tratar no soporta la musculatura propia del miembro suspendido. Conseguimos la relajación de los músculos que no van a intervenir en el movinmiento, y facilitamos el movimientp con la desgravitación.

    En los movimientos que hacemos en una suspensión no sólo actúan los músculos, tb las articulacionespor la oscilación de la extremidad distal del miembro suspendido. Esta oscilación puede estar provocada por la contracción de los músculos de esa misma articualción, por la excentricidad del punto de sujección superior de tal suspensión, o por una fuerza externa como por ejemplo un circuito de poleas.

    Los elementos necesarios para la suspensoterapia son:

    • Lugar elegido

    • Enrejado con forma de cubo, al que le faltan dos cara - la inferior y la anterior-, la llamada jaula de Rocher.

    • Hay otro tipo de jaula parecida a las camas antíguas de reyes, con un bastidor en el techo enrejado, en la parte anterior, posterior y en los laterales hay barras móviles con orificios para enganchar el material de suspensoterapia y poleas. Se llama jaula de Gutrie - Smith.

    A parte de la jaula para realizar la técnica, se utilizan tensores, muelles, cinchas de distintos tamaños. La utilización de muelles es menos frecuente que la de tensores ya que producen pequeñas oscilaciones. También hay que tener en cuenta que los muelles se van alargando, y por tanto alteran su longitud.

    Clasificación de las suspensiones:

    • Axiales (concéntricas o excéntricas)

    • Pendulares (concéntricas o excéntricas)

    Axiales Concéntricas: Las movilizaciones articulares se efectúan alrededor de un eje que cuando hacemos los movimientos de rotación se confunde el eje del movimiento con el del miembro. Cunado se hace fexoextensión o abb-Abd, el eje de movimiento es perpendicular al del miembro. El segmento proximal que queda fijo debe descansar sobre la mesa, y si el paciente se mueve y no permanece quieto debemos colocarle una cincha. El segmento a tratar - el distal -, se le suspende de forma que todas las cuerdas de suspensión estén enganchadas al cuadrado superior de la jaula. Tienen que estar perpendiculares al pivote de la articualción a movilizar (por ejemplo el centro de la cadera).

    Respetando esta regla de suprimir la gravedad, los frotamientos y colocando al enfermo de forma que su instalación permita una relajación total del resto de las partes del cuerpo, todos los movimientos articulares son posibles con sólo una pequeña furza para vencer la inercia.

    Axial Excéntrica: el desplazamiento del punto de enganche superior se pone dentro de unos ciertos límites, y se ayuda o impide el movimiento. Puede ser ,en este caso, activa asistida o activa resistida. Si el punto de enganche de la cuerda del segmento distal lo desplazamos de la perpendicular del centro del a articulación, nos damos cuenta que el extremo distal del miembro es arrastrado pasivamente por efecto de la gravedad. Dependiendo hacia donde desplacemos el enganche, ayudaremos o resistiremos el grupo muscular correpondiente.

    Pendulares: Mantenemos los mismos proncipios que en la axial (degravitación y ausencia derozaqmiento y colocación del paciente). La diferencia es que en la pendualr cada enganche va colocado en la perpendicular de las articualciones que desgravitamos, por ejemplo; Para movilizar una cadera: una perpendicular a la rodilla y otra al pie. Tantas cuerdas como articulaciones distales desgravitemos.

    Las pendualres pueden ser concéntricas y excéntricas y ienen los mismos fines que las axiales: asistir o resistir un determinado movimiento.

    TÉCNICAS:

  • Hay que tener en cuenta, en los montajes de la suspensión, que todos los segmentos srticulares del miembro suspendido deben suspenderse individualemente, y se hace a nivel de las principales articulaciones, con cinchas de suficiente superficie para que la articulación apoye bien. Esto es para que no haya traumatismo ni compresión.

  • Las zonas o segmentos que no deben intervenir en la suspensión deben estar convenientemente inmovilizados, bien con cinchas de sujección o simplemente con la postura corporal.

  • Debe estar de forma cómoda para realizar con facilidad el movimiento deseado.

  • INDICACIONES

    Es uno de los métodos más valioso en cinesiterapia. Para conseguir un fin primodial y recuperar el movimiento normal, podemos aumentar la potencia muscular y la movilidad articular al mismo tiempo.

    También se puede conseguir:

    • La recuperación de la memoria cinética.

    • La relajeción.

    • La correción de deformidades.

    El método de la suspensión con un mínimo de unidades motoras alcanza una respuesta funcioneal más. Por ello está indicada:

    • Todos los músculos que presentan una pérdida de potencia acentuada (por cualquier causa), siempre que ésta no sea ocasionada por una lesión orgánica e irrecuperable.

    • Cuando se consigue iniciar en el enfermo un movimiento que antes no realizaba, al hacer un bombardeo constante en el cerebro de estímulos ppioceptivos. Facilita la descarga de más unidades motoras y el individuo aprende sus esquemas corporales y motores.

    Junto con el aumento de la potencia muscular se favorece el aumento de la movilidad articular, en este cao de limitación articular acentuada.

    • Al restaurar la función de una articualción va a ir mejorando su movilidad y su rtofismo, y se van rompiendo adherencias, y se hace de forma progresiva al ir forzando los límites articulares de su patología.

    Esto se hace por contracciones activas sucesivas o a través de la suspensión.

    Artritia, artrosis, miositis, fracturas de cadera, rodilla.., lesiones de nervios periféricos.

    POLEAS O POLEOTERAPIA

    Nos permite la realización de movimientos activos, - asistidos, resistidos -, pasivos. Esto se consigue por medio de poleas y pesos.

    El ppal. Papel de las poleas es modificar la orientación de la fuerza proporcionada por los pesos que:

  • Ha de vencer a músculo o grupos musculares (activa resistida o asistida)

  • Ha de ayudar al movimiento con el contrapeso necesario (activa resistida)

  • Ha de efectuar el movimiento para la tracción de los contrapesos (pasiva)

  • Circuito de poleas: Es la instalación realizada para cualquier tipo de movilización valiéndose de 1 o más poleas montadas sobre una cuerda que se sujeta en uno de los extremos al brazo de la palanca articular que ha de movilizarse. En la otra se cuelgan los pesos que actúan como ayuda del movimiento.

    El nº de poleas depende de la longitud de la cuerda y del lugar donde queramos colocar el desplazamiento de los pesos, que siempre deben estar colocados de forma que el paciente pueda moverlos (estímulos)

    La colocación de la 1ª polea es fundamental. Las otras de igual donde se coloquen. Ésta debe determinarse con precaución. La 1ª polea se llama POLEA DE TRACCIÓN, es resto se llaman POLEAS DE TRANSMISIÓN. La 1ªpolea debe colocarse en el mismo plano que el del movimiento a realizar. Sobre el lugar exacto de colocación de ésta polea existen varias teorías:

  • La 1ªpolea debe colocarse en la bisectriz del ángulo de movimiento que describe el segmento a tratar.

  • Se consigue mejor rendimiento si colocamos la 1ªpolea en el punto de partida del movimiento, de modo que en esta posición la cuerda está perpendicular al miembro en su punto de sujeción (Rocher).

  • La resistencia puesta por el circuito disminuye conforme se va haciendo más agudo el ángulo que forma la cuerda con el miembro. Colocada la 1ª polea se dispone el desplazamiento del segmento. Cuando el sistema está destinado a ayudar o resistir la movilización (realización del movimiento), o al lado opuesto al que hay que resistir el movimiento. Ejemplo: flexión de cadera: Decúbito lateral, se favorece cuando la 1ªpolea está colocada delante de él. Se opone a la extensión.

    La longitud de del circuito de poleas dependerá de la técnica empleada. También se necesitarán pesos y cinchas de articulaciones y de cuerpo. Estos son los elementos necesarios para la suspensión, además de los tensores.

    Indicaciones

    Poleoterapia no siempre va asociada a la desgravitación, también se usa para potenciar grupos musculares que no necesitan estar desgravitados, por ejemplo para hacer cuádriceps con el banco de colson. El aumento de potencia muscular se consigue por la repetición de un movimiento contra resistencia máxima pero que se pueda vencer y que se adapte según pase el tiempo. Se hace desde asistida a activa resistida.

    La poleoterapia está indicada para potenciar un músculo o grupo muscular y puede colaborar o no la suspensionterapia.

    No tiene ninguna contraindicación, si no puede el paciente sencillamente no se hace.

    TEMA 11: AUTOPASIVOS

  • CONCEPTO: Son aquellas movilizaciones que hace el propio paciente, de forma manual con ayuda de los miembros sanos, o de forma instrumental. Por ejemplo: Manual; para elevar el brazo izquierdo lo elevamos con el brazo derecho utilizando un palo (cogemos el palo con los 2 brazos y así al subir el sano también sube el otro). Podemos hacer todos los movimientos en sus diferentes articulaciones.

  • Puede hacerse por medios instrumentales usando poleas; ponemos 2 poleas y cogemos los 2 extremos de la cuerda con cada miembro, con el brazo sano tiramos y así sube el enfermo.

    Esta movilización no puede ser analítica, porque al hacerlo sólo no se puede exigir mucha exactitud. Los autopasivos son movilizaciones reservadas al mantenimiento de articulaciones en general.

    Es bueno que el paciente tenga confianza en estas maniobras, sobre todo en los primeros días. Se lo enseñamos y luego él lo hace solo. Es bueno porque él controla su propio dolor.

    Se les enseña y así lo pueden hacer en sus casas. De vez en cuando se les pide que lo realicen en el gimnasio para comprobar que lo hacen bien y para corregir si hace falta.

  • TIPOS:

    • Movilización Manual Autopasiva: el paciente lo hace solo, cogiéndose su segmento dañado con el sano. A veces, hacen cosas raras como extensión de codo para mover la muñeca, pero no importa. Ejemplo: tras un periodo de inmovilización por fractura de muñeca, se dice que coja las dos manos y haga flexión extensión, separación radial y cubital, sin importar que mueva los dedos.

    • Movilización autopasiva instrumental: el ppio paciente activa el circuito de poleas o de otros instrumentos.

    El circuito de poleas sustituye la toma manual que el paciente hace en los autopasivos manuales (coge la cuerda en un lugar de su miembro de forma directa).

    Dentro de esta movilización, tenemos los de poleas, que se dividen en:

  • Homólogos: son los que movilizan una articulación del miembro suspendido por medio del otro miembro suspendido. Lo mismo para el miembro inferior.

  • Se dividen en:

    • Simétricos: para una extensión usamos la extensión del otro brazo.

    • Asimétricos: la extensión del brazo se realiza haciendo flexión del brazo contrario.

  • No homólogos: son los que con una articulación del miembro inferior se moviliza una articulación del miembro superior, o a la inversa.

  • La instalación del sistema simétrico es recomendable en la mayoría de los casos porque responde mejor a las actividades motrices espontáneas de los pacientes. Las asimétricas les resultan más difíciles. La elección de la instalación del autopasivo depende mucho del dolor del paciente. En pacientes con una actividad sistémica de flexión o extensión del codo (según cómo pongamos la instalación puede suponer un efecto agravante: si tiene flexión no se hará flexión sino extensión, por ello se elige el autopasivo que mejor le vaya).

    Hay otros medios instrumentales: para mover un brazo le mandamos que vaya subiéndolo por los azulejos de la cocina o que coja un palo largo o para flexo-extensión de miembro inferior que mueva el pedal de una bicicleta…

    3. INDICACIONES:

    Está indicado en todas las patologías que conllevan pérdida de movilidad articular; periartritis, paraplejias, hemiplejias.

    Autopasivo instrumental homólogo simétrico en el codo y asimétrico en el hombro.

    Decúbito supino con un circuito de polea: una cuerda en su brazo derecho, otra en su tobillo derecho : Autopasivo instrumental no homólogo. Al tratar con el brazo sano subo la pierna no sana.

    4. CONTRAINDICACIONES: No tiene.

    TEMA 12: EJERCICIOS CONTRARESISTENCIA

  • CONCEPTO: Son ejercicios en los que al realizar una cinesiterapia activa se añaden fuerzas intrínsecas y extrínsecas para lograr un aumento de la fuerza muscular, de la amplitud articular, refuerzo musculo-tendinoso y capsulo-ligamentoso. Los efectos psicológicos son los mismos efectos de la cinesiterapia activa resistida.

  • TIPOS: Es un factor importante la resistencia, debemos distinguir dos clases de resistencia:

    • Intrínsecas: formadas por oposiciones a los movimientos de origen diverso, son las articulaciones, cápsulas, tendones, músculos, ligamentos, etc… Las resistencias intrínsecas agrupan las fuerzas internas que se oponen a la realización del movimiento. Estas fuerzas son de origen artro-ligamentario o musculo-tendinoso.

    Las resistencias de origen osteoligamentoso, el límite de amplitud de una articulación es aportar una resistencia invencible para el músculo. Llegando al final de su trayectoria, la puesta en tensión del cápsuloligamentosa crea una ilusión refleja, y se crea una resistencia mecánica que se añade a esta inhibición y entonces puede determinarse mejor el movimiento (limitar). Ejemplo: en el tríceps braquial que no puede realizar una extensión mayor que el recurvatum fisiológico, por tope óseo, existe una resistencia intrínseca, es suficiente para la limitación del movimiento porque el olécranon se introduce en la fosa olecraniana.

    El final de la amplitud de una articulación se realiza con la puesta en tensión de los elementos capsuloligamentosos. La fuerza necesaria para poner estos elementos en tensión es una condición previa a todo trabajo muscular. La movilidad articular provoca un frotamiento de las dos superficies articulares La importancia de este fenómeno se produce gracias a la interposición del líquido sinovial, uno bueno. La fuerza de fricción es tanto mayor cuanto que la articulación soporta un peso del segmento mayor del cuerpo.

    Resistencias de origen musculotendinoso: en el acortamiento del músculo agonista se pone en tensión el músculo antagonista. En esta posición el músculo está en situación desfavorable para desarrollar una fuerza máxima, y de ahí resulta un equilibrio muscular entre unos otros.

    El posible desequilibrio es perjudicial para la efectuación armoniosa de un movimiento. Cuando se pide la extensión de rodilla, el paciente está sentado con las piernas colgando, la dificultad para extender la pierna se debe a veces a una insuficiencia muscular del cádriceps y otras veces a una hipertensión de isquiotibiales. Si comparamos el mismo ejercicio efectuado por el sujeto en decúbito supino, con piernas colgando, veremos cual es la razón de esta insuficiencia.

    • Extrínsecas: Están relacionadas con la gravedad, la utilización de cargas adicionales, la fuerza del fisio puede ser resistencias extrínsecas. Casi siempre el cálculo exacto de las resistencias extrísecas se puede realizar, pero a veces no es realmente la resistencia lo que puede oponer, porque a veces no podemos valorar la resistencia que nosotros realizamos, no sabemos los kilos de fuerza que ponemos, es una hipótesis.

    Las extrínsecas están constituidas por todo lo que se agrega con el fin de oponerse a la ejecución del movimiento.

    Resistencia gravitatoria: Se caracteriza por la utilización de la gravedad como elemento opuesto a la contracción.

    El momento resistente de la gravedad es variable, modifica su intensidad durante el movimiento. Esta modificación puede ser ascendente o descendente, en la flexión del antebrazo sobre el brazo, en decúbito supino, provoca una disminución del momento de resistencia durante el movimiento hasta que el antebrazo esté en vertical. El momento de resistencia es máximo al comienzo del movimiento, y va siendo menor a mediada que el antebrazo se aproxima al brazo. Es nulo cuando llega al final. En este mismo movimiento con el individuo sentado o de pie aumente el momento de resistencia durante la flexión , la resistencia gravitatoria es mayor al ppio y crece con la amplitud de flexión, a 90º es máxima y a partir de estos es mínima.

    Cuando hacemos un ejercicio interviniendo la gravedad como elemento resistente, tiene una importancia capital, esta posición debe ser conocido para poder reproducir condiciones de trabajo idénticas en sesiones de tto sucesivas.

    La elección de una posición y no otra, permite seleccionar la trayectoria muscular más peculiarmente afectada por el ejercicio.

    Cargas directas: se trata de la utilización simple de la fuerza de la gravedad, que se aumenta agregando una carga y ésta implica que el movimiento se sitúe en un plano vertical para que la carga tenga el máximo de eficacia. El añadido de la carga implica dos consecuencias:

    • Aumento del peso del segmento movilizado.

    • Desplazar el centro de gravedad .

    En una extensión de rodilla con carga adicional en el pie, aumenta el movimiento de resistencia por la carga y por la distancia a la que se ah colocado (desplaz. Del c. de gravedad)

    La carga puede ser: sacos de arena, pesas, melles, manos…

    Resistencias Manuales: Todas las formas de resistencia cerdas por una parte del cuerpo del fisio; manos, extremidades inferiores, tórax.

    La ventaja de ésta es que se puede adaptar a la fuerza máxima del paciente en todo momento, así el movimiento ha de ser concreto. La resistencia variable está en función de la situación angular de la articulación del paciente o de su fatiga. Se disminuye la resistencia y se sigue realizando el ejercicio.

    El fisio no puede realizar la dosificación fina de la progresión (con aparatos sí) por fatiga etc. Por eso hay veces que es mejor pasarlo a lo mecánico.

    El contacto con el paciente es muy importante, marca al paciente la dirección del movimiento. Si la resistencia está bien hecha, la sensación cutánea del paciente es suficiente para ejecutar correctamente el gesto con una simple orden. Nuestro agarre debe ser firme y cómoda para el paciente para que no interfiera en la calidad de realización del movimiento. La sensibilidad no es igual en todo el cuerpo.

    Indicaciones y Contraindicaciones

    Igual que en activa resistida

    TEMA 13: EJERCICIOS DE MUSCULACIÓN Y FLEXIBILIDAD

    Resistencia Máxima: (RM): Es la carga máxima que el sujeto puede levantar y sostener una vez.

    10RM: Carga máxima por 10 veces.

    CMT: Carga máxima que el sujeto puede soportar durante un tiempo cero (levantar y bajar, sin mantener).

    Fortalecimiento Muscular (1): es el objetivo de muchos ejercicios en cinesiterapia, pero existen muchos que no entran aquí (reprogramación neuromotriz) aunque su repetición tenga un carácter de fortalecimiento.

    Se propone devolver a un músculo o grupo muscular su fuerza normal.

    Musculación (2): Procura el aumento de fuerza de un músculo para permitirle mejores resultados.

    El paso de (1) a (2) no es nítido como indica la definición, del fortalecimiento muscular a la musculación se pasa de forma imperceptible y deseamos dar al paciente posibilidades superiores por lo que le pasamos a la musculación. Estas capacidades suprafisiológicas estarán destinadas a prevenir las reincidencias o paliar una insuficiencia. Antela necesidad de aumentar la fuerza muscular de un paciente, el fisio ha de seguir una metodología que debe permitirnos seguir la evolución del enfermo y reproducir ejercicios comparativos entre sí. La resistencia, amplitud y ritmo son conocidos y reproducibles de una sesión a otra.

    Métodos de fortalecimiento muscular (FM) Cuádriceps (Delorme, Dotte)

    Puede ser en contracción dinámica o estática:

    Dinámica: La concepción moderna de FM se establece en la elevación de cargas un nº de veces reducido. Antes de 1946 se tendía a privilegiar el nº de ejercicios. Esto devolvía la capacidad muscular pero no aumento d fuerza en sí. Tras la 2ª Gerra Mundial De Lorme y Watkins presentaron un método basado en el empleo de cargas importantesa para resistir los ejercicios; “Ejercicios de resistencia pesada” El nº de repeticiones de las contracciones por series se limitó arbitrariamente a 10. La sesión de fortalecimientose desarrollaba en 3 series de 10 movimientos. La carga impuesta al ejercicio se calculaba por el métod ede ensayo - error, buscando el RM y haciendo repetir 10 veces (10 RM). Desde este momento ya sabemos la caqrga que hay que poner, las cargas deben ser crecietnes durante las 3 series, por lo que en la 1ª serie se hace levantar 1/2RM, en la 2ª serie 3/4RM y en la 3ª serie RM.

    Es el método más usado el de la carga directa sobre la parte dista del segmetno. La carga debe ser horizontla para buscar la RM.

    Pensaron que cada serie se hiciera en 1 min y con 1min de descanso entre serie.

    Dotte perfeccionó este método, empleó cargas directas durante las 3 series de 10, pero deja más tiempo de descanso.

    Cada serie de ejercicios se realiza en 1 min y 6 sg para cada movimiento. Cada contracción se divide en 4 fases:

    • Contracción dinámica concéntrica. Elevación de la carga…………………………………1s

    • Mantenimiento estático……………………………………………………………………………………………1/2s

    • Vuelta de carga al inicio con una contracción dinámica excéntrica………………1 1/2s

    • Reposo……………………………………………………………………………………………………………………………3s

    • Terminada la serie de reposo otro reposo………………………………………………………………1min

    Algunos autores prefieren uasr cargas indirectas, como Rocher. Su método es con cargas prograsivamente crecientes en 2 series de ejercicios:

    1º 20 repeticiones

    2º 10 repeticiones

    Usa una suspensión axial y poloeas : la 1ª perpendicular al miembro a movilizar.

    Este método lo justifican sus autores (cargas crecientes) porque hay que calentar antes el músculo.

    Mac Gover y Lus Combe usan un método de fortalecimiento de cargas progresivamente decrecientes para que el músculo se adapte mejor a las capacidades del paciente, que ven disminuir su fuerza con el aumento de la fatiga.

    También en la Universidad Oxford basándose en el principio de carga progresiva decrecientes elaboraron un método que comprende 10 series de 10 ejercicios, la 1ª la realizan con el 10 RM, la 2ª 90% , la 3ª 80%……, 10%RM.

    Sea cual sea el método usado, la carga impuesta no es siempre la misma por que la variación del momento motor no se verifica de un dia a otro. Para que exista una variación se usan los ISOCINÉTICOS, que es un dispositivo que permite realizar ejercicios a velocidad constante, se regula la velocidad en forma lineal y angualr. El enfermo quiere sobrepasar esta velocidad desarrollando la RM de la fuerza por un dispositivo. (Varía los parámetros velocidad y resistenca). Este tipo de resistencia es similar a la resistencia que permite adaptarse al músculo.

    CINESITERAPIA