Ciencias económicas

Economía. Macroeconomía. Microeconomía. Oferta. Demanda. Bienes y servicios. Marketing. Sectores económicos. Sector primario, secundario, terciario

  • Enviado por: Soldier
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

TALLER DE CIENCIAS ECONOMICAS

1.A.

Economía, ciencia social que estudia los procesos de producción, distribución, comercialización y consumo de bienes y servicios. Los economistas estudian cómo alcanzan en este campo sus objetivos los individuos, los distintos colectivos, las empresas de negocios y los gobiernos. Otras ciencias ayudan a avanzar en este estudio; la psicología y la ética intentan explicar cómo se determinan los objetivos, la historia registra el cambio de objetivos en el tiempo y la sociología interpreta el comportamiento humano en un contexto social.

El estudio de la economía puede dividirse en dos grandes campos. La teoría de los precios, o microeconomía, que explica cómo la interacción de la oferta y la demanda en mercados competitivos determinan los precios de cada bien, el nivel de salarios, el margen de beneficios y las variaciones de las rentas. La microeconomía parte del supuesto de comportamiento racional. Los ciudadanos gastarán su renta intentando obtener la máxima satisfacción posible o, como dicen los analistas económicos, tratarán de maximizar su utilidad. Por su parte, los empresarios intentarán obtener el máximo beneficio posible.

El segundo campo, el de la macroeconomía, comprende los problemas relativos al nivel de empleo y al índice de ingresos o renta de un país. El estudio de la macroeconomía surgió con la publicación de La teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero (1936), del economista británico John Maynard Keynes. Sus conclusiones sobre las fases de expansión y depresión económica se centran en la demanda total, o agregada, de bienes y servicios por parte de consumidores, inversores y gobiernos. Según Keynes, una demanda agregada insuficiente generará desempleo; la solución estaría en incrementar la inversión de las empresas o del gasto público, aunque para ello sea necesario tener un déficit presupuestario.

B.

Las cuestiones económicas han preocupado a muchos intelectuales a lo largo de los siglos. En la antigua Grecia, Aristóteles y Platón disertaron sobre los problemas relativos a la riqueza, la propiedad y el comercio. Durante la edad media predominaron las ideas de la Iglesia, se impuso el Derecho canónico, que condenaba la usura (el cobro de intereses abusivos a cambio de efectivo) y consideraba que el comercio era una actividad inferior a la agricultura.

La economía, como ciencia moderna independiente de la filosofía y de la política, data de la publicación de la obra Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (más conocida por el título abreviado de La riqueza de las naciones, 1776), del filósofo y economista escocés Adam Smith. El mercantilismo y las especulaciones de los fisiócratas precedieron a la economía clásica de Smith y sus seguidores del siglo XIX.

Con lo cual pedemos entender que el objetivo de la economía es la riqueza, tanto individual como global.

C:

Una rebanada de pan sobre la mesa como ejemplo se consideraría una acumulación de servicios por que este pan seria un Bien y requeriríamos un Servicio para retirarlo da allí.

  • BIENES Y SERVICIOS

  • Bienes

    Bienes, a veces también denominados mercancías o mercaderías; en economía todo aquel género con el que se puede comerciar. Podemos distinguir multitud de bienes: materias primas, bienes inferiores, bienes superiores, bienes Giffen, bienes de consumo, bienes de inversión, bienes normales, bienes de lujo o bienes de primera necesidad, entre otros. En este artículo nos centraremos en los bienes primarios o materias primas.

    Los países que tienen abundancia de materias primas, o recursos naturales, tienen cierta ventaja sobre aquellos países cuya dotación de recursos es menor porque dependen menos del ingenio y de la capacidad productiva de la población. Sin embargo, dependen del mercado internacional de bienes primarios o materias primas, donde se determinan los precios de este tipo de mercancías. La experiencia ha podido demostrar que los precios de las materias primas son más volátiles que los precios de los bienes manufacturados. Desde la década de 1970 los precios de las materias primas, como el petróleo, el estaño, el cobre y el café, han sufrido grandes fluctuaciones no previstas ni por los productores ni por los consumidores. Algunas de estas variaciones se debían a variaciones climatológicas que afectaban a las cosechas, mientras que en otras ocasiones las causas se debían a la aplicación de políticas de precios y a la modificación de las condiciones del mercado.

    Debido a que los productores y los consumidores desean que los precios se mantengan estables, se han puesto en práctica distintas medidas para fomentar la estabilidad de los precios de las materias primas, entre las que destacan los acuerdos para imponer cuotas de producción o de exportación, la intervención de los mercados, comprando mayores cantidades cuando caen los precios o almacenando las materias primas para reducir la oferta e impulsar los precios al alza; también se realizan contratos a largo plazo entre productores y consumidores. Ninguna de estas medidas ha tenido resultados muy satisfactorios; en algunas ocasiones, han sido incluso contraproducentes, destacando el fracaso de los acuerdos sobre el precio mundial del estaño a mediados de la década de 1980. Cada vez más, las organizaciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), han intentado ayudar a aquellos países menos industrializados que dependen de las exportaciones de materias primas para obtener divisas con las que pagar sus importaciones de maquinaria y otros productos manufacturados.

    Existen dos importantes mercados para las materias primas. El mercado spot y el mercado de opciones o futuros. En el mercado spot los precios son los que rigen en el mercado en ese mismo momento, mientras que en el mercado de futuros se negocia la compraventa de una determinada cantidad de materias primas por adelantado, es decir, se negocia hoy la compra de cierta cantidad que se entregará pasado cierto tiempo (puede ser un mes, un año, o cualquier otro plazo que se acuerde). El precio de ambos mercados difiere. El mercado de futuros tiene la ventaja de que elimina toda incertidumbre (tanto para el comprador como para el vendedor) respecto a los precios, y permite que los especuladores obtengan ganancias, si saben prever las fluctuaciones de precios. Por ejemplo, supongamos que el precio del mercado de futuros a 30 días es un 5% inferior al que habrá en el mercado spot transcurrido ese tiempo. Si el especulador es capaz de prever esta diferencia, comprará hoy en el mercado de futuros y venderá dentro de 30 días en el mercado spot un 5% más caro, obteniendo este porcentaje de beneficio (sin tener en cuenta el pago de comisiones y los costes de cada transacción). Sin embargo, si el precio en el mercado spot dentro de 30 días ha caído por debajo del precio que el especulador pagó en el mercado de futuros, registrará pérdidas.

    Servicios

    Los servicios, a diferencia de los productos, son bienes intangibles. Un servicio incluye la realización de un trabajo para el cliente. Éste paga por obtener un servicio al igual que por adquirir un artículo. En las economías más industrializadas la mayor parte de la población trabaja en el sector servicios y todo apunta a que esta tendencia seguirá así en el futuro. Los servicios más comunes son el mantenimiento y reparación de electrodomésticos, los transportes, las agencias de viajes, el turismo, el tiempo libre, la educación y la sanidad. Entre los servicios destinados a las empresas está la programación informática, la asesoría jurídica y contable, la banca, la contabilidad y la compraventa de acciones, así como la publicidad.

    Los servicios, al igual que los productos, utilizan el marketing para aumentar sus ventas, con la salvedad de que no existe una transferencia física. Los servicios deben diseñarse y ofrecerse de forma que satisfagan las necesidades de los clientes. Por ejemplo, las agencias que ofrecen trabajadores temporales deben estudiar con cuidado las necesidades de los empresarios en distintos lugares y en los diferentes sectores productivos. Dado que es más difícil vender un bien intangible que un bien material, las campañas publicitarias de los servicios son aún más agresivas que las de los bienes tangibles. A través de fuertes campañas de promoción, las agencias de personal temporal han convencido a muchas empresas de que resulta más rentable contratar a trabajadores, en base a necesidades, que contratarlos por tiempo indefinido.

    B.

    Bienes por utilización, son aquellos bienes que se encuentran listos para que el consumidor pueda disfrutarlos desde el primer momento, como carros, televisores, radios, motos, etc.

    De acuerdo a su transformación

    Los bienes intermedios, que son bienes que se utilizan en el proceso de producción para transformarlos en bienes finales, como maderas, textiles, alimentos, metales, etc.

    C.

    Sectores Economicos

    Sectores económicos, división de la actividad económica de un Estado, atendiendo al tipo de proceso que implique. Desde la publicación de las obras del australiano Colin Clark en 1940, las actividades económicas se dividen en tres grandes sectores denominados primario, secundario y terciario.

    · El sector primario agrupa las actividades que implican la extracción y obtención de materias primas procedentes del medio natural (agricultura, ganadería, minería, silvicultura y pesca). Es propio de las zonas rurales.

    · El sector secundario incluye las actividades que suponen la transformación de las materias primas en productos elaborados, es decir, la industria y la construcción (por ejemplo, siderurgia, sector agroalimentario, etc.; la producción de bienes de consumo en general). Se localiza principalmente en zonas urbanas.

    · El sector terciario, finalmente, es un conjunto mal definido que incluye todas las actividades y prestación de servicios que no pertenecen a los otros dos sectores y que podrían considerarse como actividades de suministro de bienes inmateriales a las personas, a las colectividades o a las empresas. Este sector agrupa los servicios mercantiles y no mercantiles, especialmente el comercio (al por mayor y al por menor), el negocio de automóviles y las reparaciones, el alquiler de viviendas, el correo y las telecomunicaciones, los seguros, el turismo, la sanidad, la educación, la cultura y los servicios ofrecidos por las administraciones públicas. Normalmente, en los países desarrollados más del 60% de la población activa trabaja en este sector productivo.

    TALLER DE

    CIENCIAS ECONOMICAS

    COLEGIO

    CERVANTES SAAVEDRA

    BACHIRETATO SEMIPRESENCIAL

    GRADO DECIMO

    NOVIEMBRE DE 2.004

    CONTENIDO

    Desarrollo de guia Taller de Ciencias Econmicas.