Cien años de soledad; Gabriel García Márquez

Literatura hispanoamericana contemporánea. Escritores hispanoamericanos. Realismo Mágico. Autor. Tema. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Ivan Rayco Valls
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

1.- Ficha bibliográfica: Autor, título, lugar de edición, editorial, fecha de edición:

AUTOR: Gabriel García Márquez

TÍTULO: Cien años de soledad

LUGAR DE EDICIÓN: Madrid, España

EDITORIAL: Espasa - Calpe

FECHA DE EDICIÓN: 1982

2.- ¿Quién es Gabriel García Márquez?:

Escritor y novelista colombiano nacido el 6 de Marzo de 1928 en Aracataca (Colombia). Premio Novel de la Literatura 1982. Hijo de matrimonio formado por Gabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez que tuvieron un total de doce. El padre, que no pudo cursar estudios superiores por falta de medios económicos, era telegrafista en Aracataca y en Riohacha cuando nació el escritor. La madre pertenecía a la aristocracia rural, no acaudalada, de la zona bananera de Colombia en la costa del Atlántico y el Caribe, cruzada por el Río Magdalena, y su padre, abuelo materno del escritor, coronel del ejército, había participado en numerosos conflictos bélicos colombianos, antes de casarse con una prima carnal, de la que nació Luisa Santiaga, y llegó a ser el modelo de los diversos “coroneles” que atraviesan la obra de García Márquez como personajes emblemáticos que tal vez no sean más que figuraciones entorno a ese abuelo, Nicolás Márquez Iguarán, con quien convivió de niño hasta la edad de ocho años. “A partir de entonces (de la muerte del abuelo, señalaba posteriormente el escritor) ya no me ha sucedido nada importante en la vida”.

La familia de García Márquez se trasladó frecuentemente de residencia durante la infancia del escritor, cambiando de lugar al seguir los cambios de trabajo de Gabriel Elegio García, que regentó una farmacia en Barranquilla, y luego se traslado a Sucre y Cartagena de Indias, localidades todas ellas pertenecientes a la misma zona de Colombia. A la muerte del abuelo, en cuya “Casa Grande” el niño Gabriel García Márquez residió casi permanentemente, aún vivió durante algún tiempo en una pequeña sociedad compuesta casi exclusivamente por mujeres, y donde se respiraba un ambiente a la vez místico y repleto de leyendas y supersticiones, en una vieja mansión sobrecargada de objetos religiosos, imágenes, altarcillos, recuerdos de la épica familiar de las batallas del abuelo, donde cada pequeño sucesor cobraba un sentido misterioso y fantasmal y repleto asimismo de una atmósfera sensual, densa y tropical, de naturaleza desbordante y caribeña. El mismo año del nacimiento del escritor, se produjo la culminación y derrumbamiento de la llamada “fiebre del banano” durante la cual, a un periodo de gran explotación de los recursos bananeros de su región natal por parte de empresas norteamericanas, sucedió otro de agitación social que terminaría en el brutal aplastamiento de los campesinos rebeldes, todo lo cual reflejaría García Márquez con sorprendente maestría y originalidad en su obra.

Tras la muerte de su abuelo, y de aquella infancia por “mitos, fantasmas, soledad y nostalgia”, el niño fue internado en un colegio de Barranquilla, y en 1940 en Zipaquirá, cerca ya de Bogotá, en la región andina del país, más fría, austera y dura, lo que le causó un fuerte impacto, de tal manera que a partir de entonces se observa en su obra una fuerte alternancia entre lo “costeño”- su región natal- y lo “cachaco”, esto es, el mundo andino y bogotazo, hasta el punto de haber utilizado estas mismas expresiones como títulos para caracterizar las partes de su obra periodística. A los dieciséis años empieza a escribir su primera novela, y cursa estudios de Derecho en Bogotá a partir de 1947, año en el que también publica su primer cuento, <<La tercera resignación>> en el periódico El espectador. Al año siguiente y Nobel escritor es testigo presencial de lo que se llamó <<el bogotazo>>, un gran levantamiento popular masacrado por las fuerzas del orden tras el asesinato que costó la vida al dirigente liberal Jorge Eliecer Gaitán, y que dio paso a un periodo de gran agitación y violencia social y guerrillera en grandes zonas del país, que fue conocido como <<la violencia>>, causando en menos de diez años más de 300.000 muertos en toda la nación. De hecho, tras aquel triste periodo, la violencia nunca desapareció de la vida colombiana, los movimientos guerrilleros se han sucedido unos a otros, y en la década de los años ochenta se ha entrecruzado con otro perturbador, el de la intervención del narcotráfico en la vida del país, con sus consecuencias de delincuencia organizada, producción clandestina, distribución y exportación de cocaína a otros países, sobre todo EE.UU. y Europa, y la organización de pequeños estados estado con sus ejércitos propios dentro del Estado colombiano.

Después de los tres días del <<bogotazo>>, que arrasó casi por completo la capital colombiana, la universidad fue cerrada y la represión fue de tal magnitud que García Márquez marchó a Cartagena, donde residía su familia, y en aquella zona empezó a escribir ya profesionalmente en la prensa, y se relacionó con algunos intelectuales como Álvaro Cepeda Zamudio, Germán Margas, Amadeo Fuenmayor, el poeta Álvaro mutis y un librero español exiliado, el catalán Ramón Vinyes, que le ayudaron en aquellos momentos. Escribe sobre todo en El universal de Cartagena y El Heraldo, de Barranquilla, mientras envía relatos para El espectador, de Bogotá, ciudad en la que al final fijará su residencia a principios de la década de los años cincuenta, durante la cual se dedicará por completo al periodismo, profesión en la que pronto triunfó como gran reportero, pero sin dejar por ello de escribir ficción. De los restos de la primera novela que intento escribir y que nunca terminaría <<La casa>>, junto con recuerdos de su infancia y de la vida de su familia escribiría su primera obra publicada, La hojarasca, así como un relato que se desgajó de ella y cobró vida propia, Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo, donde ya aparece con su nombre el universo imaginario que llevará a su culminación en sus obras posteriores.

La hojarasca se publicaría en 1952, y aunque no tuvo gran éxito si sorprendió entre los medios intelectuales y de la crítica. Como reportero, causaría sensación en 1955 con la publicación de un largo trabajo en diez partes en <<El espectador>> titulado relato de un naufrago. Este gran reportaje, armado como un auténtico relato de gran habilidad narrativa, no dejó de causarle problemas ya que se descubrió que el buque militar llevaba clandestinamente un cargamento de contrabando. El periódico lo mandó entonces a Europa como enviado especial, cargo que se convertiría en un puesto de corresponsal fijo. García Márquez viaja a Suiza, Francia y Roma, estudia en un centro especial de cinematografía de esta última ciudad durante algunos meses, de donde nacerá una de sus grandes aficiones, la del cine. Pero la dictadura de Rojas Pinilla cerró el diario para el que trabajaba, que le rescindió su contrato enviándole un billete de vuelta, lo que le sirvió al escritor para decidir quedarse en Europa, en París, donde pudo subsistir durante algún tiempo merced al dinero proporcionado por el pasaje de vuelta que nunca empleó. Fueron duros años de trabajo y miseria, viviendo en la buhardilla de un pequeño hotel del Barrio Latino gracias a la caridad de sus admiradores, donde escribió La mala hora, y El coronel no tiene quien le escriba, narración esta segunda que se desgajó también de la anterior. Con La mala hora obtuvo el premio Literario de la compañía petrolera Esso, y pudo verla publicada en 1961 en Madrid, aunque en una edición muy defectuosa por la cantidad de errores y erratas que la desvirtúan por completo, hasta el punto de que García Márquez repudió esta edición y considerada como la primera la aparecida en Méjico ya muy posteriormente, en 1966.

Mientras tanto había publicado El coronel no tiene quien le escriba en Bogotá, en la prestigiosa revista Mito en 1958, y al año siguiente un festival del libro reeditó en edición de 30.000 ejemplares su primera novela, La hojarasca. Y tras realizar un viaje por la Europa del Este, por Checoslovaquia, Polonia y la Unión Soviética - García Márquez había pertenecido durante algunas semanas al partido comunista colombiano antes de viajar a Europa - en 1957 su amigo Alvaro Mutis le consigue un empleo en Venezuela, en la revista <<Momento>> de Caracas, Y vuelve a América Latina. Hasta 1962 García Márquez trabaja en revistas y publicaciones de América latina, y donde también trabajo como guionista de cine, publicidad. En este periodo se casa con su prometida, Mercedes Baracha, con la que tendrá dos hijos. En 1962 se publica el libro de relatos y novelas breves Los funerales de Mamá Grande.

Durante unos tres años, sin embargo, toda esta clase de trabajos y actividades le impide la dedicación a la escritura, hasta que en Enero de 1965 emprende la redacción de la que sería su obra maestra Cien años de soledad, que terminó de escribir, en una tarea intensa y absorbente que le impidió hacer cualquier otra cosa, en un plazo de dieciocho meses durante los cuales agotó todo su dinero y los escasos recursos de los que disponía, a lo largo de jornadas extenuantes sin el menor minuto de reposo. Algunos fragmentos aparecen en diversas revistas de Bogotá, París Méjico y Lima, y escritores amigos, como el mejicano Carlos Fuentes y el argentino Julio Cortázar, conocedores de estos fragmentos, lanzan las campanas al vuelo. Requerido por la editorial sudamericana de Buenos Aires, García Márquez les envía el manuscrito empleando para ello los últimos recursos de los que disponía; su obra se publica en Junio de 1967, y el éxito es fulminante: 15.000 ejemplares vendidos en pocos días. 500.000 en tres años, traducciones a todos los idiomas cultos - 18 en pocos meses - y premios por doquier en Italia, Francia y EE.UU. Cien años de soledad cierra y confirma con broche de oro el llamado <<boom>> de la actual novela latinoamericana, que había empezado tímidamente con la obra de Carlos fuentes a finales de los años 50, y confirmado después con los éxitos de Mario Vargas Llosa .desde 1963 con La ciudad y los perros- y en 1964 con la Rayuela de Julio Cortázar. Cien años de soledad es una especie de saga familiar que dura un siglo exactamente en la que se describe el origen, desarrollo, apogeo y destrucción de Macondo, todo un mundo realista y fantástico, metafórico alegórico y sensual, bíblico y paródico, que sin duda constituye el raro hallazgo de un libro a la vez culto y popular, con su estilo de ficción embrujadora y al público más culto, cargado de símbolos y referencias culturales de todo tipo. Sin duda es la novela de mayor éxito en el mundo entero en la segunda mitad del siglo XX, aceptada por tirios y troyanos, por toda suerte de sociedades, de ideologías y en cualquier contexto sociopolítico.

El triunfo conduce a García Márquez otra vez a la huida, y el escritor traslada su residencia, con su familia, a Barcelona (España), donde residirá hasta bien entrados los años setenta, tomando contacto con los medios intelectuales, artísticos y culturales españoles y europeos. Durante aquellos años, sigue trabajando, aunque sólo publicaría dos libros de relatos, La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1972), y otros anteriores en Ojos de perro azul (1974), y al año siguiente, cuando ya a regresado a Méjico, otra nueva novela de contenido político más explícito El otoño del patriarca, que traza y describe diversas variantes de la agonía y muerte de un imaginario dictador latinoamericano, tema al que también respondieron otros escritores de aquel continente en aquellos años, como Alejo Carpentier, o Augusto Roa Bastos, y en el caso de García Márquez, volvió a conocer un rápido éxito internacional. Mientras tanto, los avatares de la política retienen su atención. El llamado <<Caso Padilla>> en el que la persecución a poeta cubano quebranto el prestigio de la revolución castrista en los medio intelectuales, progresistas de occidente, no le impidió seguir mostrando su fidelidad al régimen de Fidel Castro. Multiplicó sus actividades y trabajos en la prensa viajó por todo el mundo, ejerció en ocasiones de <<embajador subterráneo>> y combatió duramente mediante sus escritos al régimen del general Pinochet en Chile, mientras defendía la experiencia de los sandinistas que habían derrocado al dictador Somoza en Nicaragua. Formó parte del <<Tribunal Russell>>, inspirado por el gran escritor y filosofo británico, junto a Jean - Paul Sartre y otros intelectuales contra el intervencionismo norteamericano en el mundo, especialmente en el Sudeste de Asia y América latina y acompaño asimismo la experiencia de Omar Torrijos en Panamá.

En 1981 publico una obra más realista Crónica de una muerte anunciada, en la que sin embargo los datos de la crónica real de un sucedido trágico y mortal en su tierra natal se transmutan hasta lo mítico que asimismo conoció un gran éxito, y en 1982 le fue concedido el Premio Nobel de la Literatura, noticia que gozó de una inmensa repercusión dada la celebridad universal del escritor del que en aquellas fechas se habían vendido ya veinte millones de ejemplares de sus obras en casi todos los idiomas del mundo. Característica de su personalidad fue su asistencia a la entrega del citado premio en Estocolmo, para lo que le acompañaron amigos y grupos folklóricos colombianos, y que recibió vestido con el traje típico de su tierra, él <<liquiliqui>>.

Tras el premio regresó a Bogotá de donde había tenido que escapar poco antes, por temor a ser detenido bajo la falsa acusación de ser cómplice de los guerrilleros del M-19 - donde intentó lanzar un periódico, pero desistió al final y regresó a Méjico, donde vive salvo sus estancias en Cuba donde a impulsado la creación de un gran centro latinoamericano para la creación y difusión de obras cinematográficas, a las que sigue prestando gran atención mediante guiones propios, argumentos, adaptaciones de sus obras. En 1985 volvió a obtener otro gran éxito con una historia de amor tropical, El amor en los tiempos del cólera, en 1989 se acercó a la narración histórica recreando los últimos días de la vida del libertador Simón Bolívar en El general de su laberinto.

3.- Explica el argumento de la lectura. Ves por capítulos describiendo lo más importante de cada uno.

CAPÍTULO 1: En el primer capítulo nos presenta como es el pueblo, a el coronel José Arcadio Buendía, a su mujer y a unos gitanos que van al pueblo enseñando nuevos inventos para luego vendérselos. El gitano que más participa en el libro es Melquíades que es el que vendía los inventos a José Arcadio.

CAPITULO 2: En éste nos cuenta un poco el matrimonio de José Arcadio Buendía y Úrsula que eran primos y sus temores con sus hijos, la travesía de éste por la sierra con unos amigos y Úrsula. También nos cuenta la historia de amor entre José Arcadio y Pilar Ternera que más tarde se producirá su marcha con los gitanos.

CAPÍTULO 3: Aquí habla de la transformación que sufrió Macondo para convertirse en un pueblo activo. Del hijo de José Arcadio y Pilar Ternera que se lo mandaron a sus abuelos, Úrsula y José Arcadio Buendía. También nos cuenta la preocupación por Aureliano de sus padres, la llegada de Rebeca a su casa y su comportamiento, la llegada del corregidor, la peste del insomnio y de la pérdida de memoria, y luego la reconquista de ésta gracias a Melquíades.

CAPÍTULO 4: Habla de la inauguración de una casa con un baile, de la pianola y de un italiano Pietro Crespi que es el afinador de ésta, del envejecimiento apresurado de Melquíades y más tarde de su muerte, del noviazgo de Rebeca y el italiano y el de Aureliano con Remedios.

CAPÍTULO 5: Nos cuenta la boda de Aureliano y Remedios, el regreso de José Arcadio a casa y su matrimonio con Rebeca, por último habla de el comienzo de una guerra.

CAPÍTULO 6: Cuenta las batallas del coronel Aureliano Buendía, el mandato de Arcadio primero y luego el de Úrsula, el suicidio de Pietro Crespi, el fracaso liberal y el fusilamiento de Arcadio.

CAPÍTULO 7: Nos narra la vuelta del coronel Aureliano Buendía a Macondo, el tiempo que permaneció en la cárcel, el fusilamiento que no se produjo gracias a la intervención inesperada de José Arcadio y más tarde la muerte misteriosa de éste último y la de su padre José Arcadio Buendía.

CAPÍTULO 8: Empieza hablándonos de Amaranta y Aureliano Arcadio, un niño al que criaba pero que no era suyo sino que se lo dio Pilar Ternera. Nos cuenta el término de la guerra, la marcha de Aureliano José y luego su vuelta con Amaranta que más tarde moriría. También habla del ataque del coronel Aureliano Buendía a Macondo.

CAPÍTULO 9: Empieza hablando del coronel Gerineldo Márquez, jefe civil y militar de Macondo, y de sus conversaciones con el coronel Aureliano Buendía. Luego nos cuenta la vuelta de éste a Macondo y del comienzo de otra guerra que lo hará pasar mal a Úrsula por no saber si el coronel permanecía vivo.

CAPÍTULO 10: Habla del nacimiento de los hijos de Aureliano Segundo al que llamó José Arcadio Segundo y Aureliano Segundo y sus travesuras por la escuela, de la curiosidad de Aureliano Segundo por los libros de Melquíades y sus entrevistas con él, la relación de los hermanos con Petra Cotes, y de la belleza de Remedios.

CAPÍTULO 11: Narra el matrimonio de Aureliano Segundo y Fernanda de Carpio con la intromisión de Petra Cotes, de la instalación de una fábrica de hielo por parte de Aureliano Triste, la búsqueda de una casa para su madre y su hermana soltera y la llegada del ferrocarril a Macondo.

CAPÍTULO 12: Habla de las transformaciones que estaba sufriendo Macondo con sus maravillosas invenciones, así como también con la llegada de nuevos personajes al pueblo (agrónomos, hidrólogos, topógrafos, agrimensores...). Más adelante habla de Remedios y de sus poderes que causaban la muerte, y por último de la muerte de José Arcadio Buendía.

CAPÍTULO 13: Empieza recordándonos la juventud de los Buendía, luego de cómo Aureliano Segundo va separándose poco a poco de su esposa Fernanda para irse con Petra Cotes y la llegada del circo a Macondo, lo que trajo recuerdos de juventud a el coronel Aureliano Buendía.

CAPÍTULO 14: Nos cuenta la muerte del coronel Aureliano Buendía, el nacimiento de una niña hija de Fernanda a la que bautizaron con el nombre de Amaranta Úrsula. Nos habla también de su hermana Meme.

CAPÍTULO 15: Habla del ambiente incierto que había en Macondo, de un nuevo hijo de Fernanda, de su marcha de Macondo y de su regreso, del encarcelamiento de José Arcadio Segundo, de la gran huelga primero y más tarde de la guerra.

CAPÍTULO 16: En este capítulo empieza hablando de la interminable lluvia que sufrió el pueblo de Macondo durante cerca de cinco años, de las inundaciones que ésta produjo (casas, carreteras...), y mientras la mucha de la gente esperaba que parase de llover para luego morirse. En definitiva, Macondo estaba en ruinas.

CAPÍTULO 17: La lluvia continuaba y Úrsula tuvo que esforzarse para cumplir su promesa de morir después parada la lluvia. Los animales morían y apenas quedaban alimentos para sobrevivir pero Aureliano Segundo disponía de éstos medios para la familia gracias a un negocio de lotería que formó. Habla también de la muerte de Úrsula a causa de la vejez (murió a los 115-120 años), de la muerte de Rebeca, de Aureliano Segundo y de la de su hermano José Arcadio Segundo.

CAPÍTULO 18: Empieza hablándonos de Aureliano que durante mucho tiempo no salía del cuarto de Melquíades. Luego habla de la marcha de Santa Sofía de la Piedad a Riohacha, de la llegada de José Arcadio de Roma, de la muerte de Fernanda y por último de la restauración del domicilio por José Arcadio.

CAPITULO 19: Este capítulo nos habla de la vuelta de Amaranta Úrsula a Macondo, de la restauración de su casa, de la vida que hacía con su marido Gastón y Aureliano en el pueblo, los sentimientos de Aureliano por esta y el comienzo del significado de los pergaminos.

CAPITULO 20: Para finalizar este último capítulo nos habla de la muerte de Pilar Ternera, de la vuelta de Gastón a Bruselas, del amor entre Aureliano y Amaranta Úrsula, del embarazo de esta, de la confusión sobre el nacimiento de Aureliano Buendía. También nos cuenta el nacimiento del hijo de Amaranta Úrsula y Aureliano que lo llamaron como este último, de la muerte de Amaranta Úrsula de la revelación definitiva de las claves del pergamino de Melquíades que decía: “El primero de la estirpe está amarrado en un árbol y al último se lo están comiendo las hormigas”. Y por último la desaparición total de Macondo.

4.- ¿Cuál es el tema más importante del libro?. Explícalo y apunta alguno de los temas secundarios que deriven del principal.

El tema central de la novela es el nacimiento de una ciudad, se trata del nacimiento de la propia historia de nuestra vida. La historia de Macondo es la historia de la Civilización. Es una historia cíclica, nace la ciudad de la nada y termina en la nada; después de haber conocido la ignorancia del pueblo que está aislado, aparece la riqueza y la prosperidad, las guerras fratricidas, y finalmente la destrucción final por un “ciclón bíblico”. Ésta es la historia de Macondo y de la humanidad. Al mismo tiempo hay muchos temas paralelos que derivan de la historia principal; son todos temas que podemos reconocer también como problemas de nuestros días y por lo tanto derivados del propio desarrollo de la Humanidad. Éstos son: la muerte y la insensatez de la vida, todos los hombres compartimos el mismo destino y no nos podemos enfrentar a él, el progreso científico y tecnológico, la estupidez de la guerra, y al mismo tiempo se desarrolla un claro ejemplo de soledad, el hombre está solo y perdido en el Universo. Toda la historia de Macondo es la historia de nuestra existencia, por lo tanto todos los temas derivados son nuestros propios problemas y temores: el pecado, explicado por el incesto, el progreso desmesurado y la colonización, recogido en la explotación bananera, el sin sentido de la lucha de clases, magníficamente relatado en la matanza con la que termina el poderío de la explotación bananera, el final trágico, todo termina con la última línea, es el fin de una Civilización.

5.- Describe física y psicológicamente a Melquíades, a José Arcadio, a Úrsula (primer capítulo), al joven Aureliano y a Amaranta Úrsula (últimos capítulos).

Melquíades: Era un hombre honrado, lúgubre, envuelto en un aura triste, con una mirada asiática que parecía conocer el otro lado de las cosas. Usaba un sombrero grande y negro, como las alas extendidas de un cuervo, y un chaleco de terciopelo patinado por el verdín de los siglos. Pero a pesar de su inmensa sabiduría y de su ámbito misterioso, tenía un peso humano, una condición terrestre que lo mantenía enredado en los minúsculos problemas de la vida cotidiana. Se quejaba de dolencias de viejo, sufría por los más insignificantes percances económicos y había dejado de reír desde hacía mucho tiempo, porque el escorbuto le había arrancado los dientes.

Úrsula: Era una mujer activa, menuda, severa, aquella mujer de nervios inquebrantes, a quien en ningún momento de su vida se la oyó cantar, parecía estar en todas partes desde el amanecer hasta muy entrada la noche, siempre perseguida por el suave susurro de sus pollerines de olán.

José Arcadio Buendía: Era un hombre con desaforada imaginación, siempre didáctico, una especie de patriarca juvenil, colaboraba con todos para la buena marcha de la comunidad. Era el hombre más emprendedor que jamás se vería jamás en la aldea.

Amaranta Úrsula: Era caprichosa y enfermiza, y una emocionante correspondencia con los médicos, mujer sin prejuicios, alegre y moderna, con los pies bien asentados en el mundo.

El joven Aureliano: Era un amante feroz, con el tiempo se fue haciendo absorto y callado. Tenía una sabiduría enciclopédica, un don para las lenguas. Era un hombre hermético, con una nube de misterio que con el tiempo se iba haciendo más densa.

6.- ¿Cómo cambia el Macondo de los primeros Buendía a los últimos?.

El cambio es evidente y significativo, el primer Macondo es idílico, es la idea primogénita de la Creación, el pueblo nace de la amistad, pero al mismo tiempo de una pareja, José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, que huyen de su destino. Al principio era un pueblo aislado del mundo, todos compartían la felicidad y nadie había muerto. Pero los elementos externos van cambiando lentamente sus vidas, la aparición de un gitano llamado Melquíades es el comienzo de la perdición; llegará la explotación y la desesperación de la guerra. Al final de la novela todo ha cambiado drásticamente. Es la historia de la Humanidad, su desenlace es fatal: al final el pueblo desaparece como apareció: de la más absoluta Nada. Considero importante señalar que el título de la novela nos da una idea de lo que el autor nos quiere mostrar: cien años. Es un tiempo inmenso, es todo una generación de padres, hijos e hijos de los hijos, es lo significativo de la vida, y el sin sentido de la misma, todo nace y todo muere. Es eterno el tiempo, pero grandes cambios, progresos y calamidades. Es toda una generación que nace y muere, en cien años.

7.- ¿En qué años sitúas la historia de esta novela?:

La novela ante la que nos encontramos es fácilmente situable a mediados del siglo XIX - principios del XX.

8.- Describe dos pasajes de cada uno de los siguientes rasgos:

- Dos hechos mágicos (no reales).

a) He elegido la aparición de Melquíades a Aureliano Segundo en la página 231 del libro.

“.... Contra la reverberación de la ventana, sentado con las

manos en las rodillas, estaba Melquíades. No tenía más de

cuarenta años. (...) Aureliano Segundo lo reconoció de in -

mediato, porque aquel recuerdo hereditario se había trans-

mitido de generación en generación, y había llegado a él

desde la memoria de su abuelo.

- Salud -dijo Aureliano Segundo.

- Salud, joven -dijo Melquíades.”

Los muertos aparecen como seres vivos y conviven con los humanos (págs. 79 y 127).

b) También es un claro ejemplo de lo mágico la página 136 del libro; en la misma el padre Nicanor, por efecto del chocolate humeante, y como demostración del infinito poder de Dios, se eleva doce centímetros del suelo, y además lo va demostrando públicamente por las casas. En la misma página podemos observar la envidiable capacidad que tiene José Arcadio Buendía de hablar latín.

- Dos sucesos, caracteres o hechos hiperbólicos.

a) Un ejemplo de ello es la página 238 del libro.

“... Aureliano Segundo amaneció con el humor rebosado, apareció

con un cajón de dinero, una lata de engrudo y una brocha, y can -

tando a voz en cuello las viejas canciones de Francisco el Hombre,

empapeló la casa por dentro y por fuera, y de arriba abajo, con bi-

lletes de a peso.”

b) También es hiperbólico el relato de la página 188.

“... No sólo era tan pesado como siempre, sino que en su prolongada

estancia bajo el castaño había desarrollado la facultad de aumentar

peso voluntariamente, hasta el punto de que siete hombres no pudie-

ron con él y tuvieron que llevarlo a rastras a la cama.”

- Seis referencias religiosas, literarias y míticas.

Todas ellas se podrían recoger en una misma ya que las referencias religiosas, literarias y míticas conviven en un mismo plano, todas están relacionadas entre si; la historia de los Buendía es una historia paralela a la Creación de la Humanidad. Señalo algunas de las referencias que he encontrado:

  • El Génesis como creación del pueblo. (pág. 59)

  • Cuando todos deciden seguirlo (pág. 67)

  • El propio Macondo es una idealización del Paraíso Terrenal.

  • Al mismo tiempo nace el pecado, recogido en la novela gracias al incesto.

  • La levitación del padre Nicanor, vista con anterioridad.

  • El nacimiento del hijo de Meme, en una canastilla como Moisés.

  • Como acercamiento al Quijote cabe señalar que José Arcadio Buendía pierde la cabeza por el estudio de sus “novelerías”.

  • Y finalmente cabe señalar la muerte de Úrsula; ésta se produce el Jueves Santo.

- Cuándo se trata en la novela el tiempo cíclico.

Constantemente se trata el tiempo cíclico en la novela. Los nombres de los personajes se repiten con asiduidad y además sus características se transmiten de generación en generación (por ejemplo ver la pág. 162). Pero a mí sí que me parece que el tiempo pasa ya que la novela está escrita de una manera lógica, pero son los personajes los que tienen esa manera de ver la vida, ellos mismos son los que se han dado cuenta de que su existencia está ligada a un constante avanzar y retroceder, un paso adelante y la historia se repite. Como ejemplo de esto se puede observar el comentario de Úrsula en la página 292: “el tiempo no pasaba..., sino que daba vueltas en redondo.” Es un claro ejemplo de la conciencia cíclica que tienen los personajes. Ese determinismo de los personajes les puede hacer incluso desembocar en una falsa conciencia cíclica, al creer ellos mismos que su destino se repite; ejemplo de ello sería la página 443. El hijo de Amaranta Úrsula “se llamará Aureliano Buendía y ganará treinta y dos guerras civiles.”

9.- ¿Por qué desaparece Macondo y los Buendía?. Explica y argumenta tus razones.

Es la propia historia de la Humanidad, es nuestro destino resumido en cien años de la historia de una familia. Es nuestra propia historia condensada en los aventuras y desdichas de los Buendía. Macondo es nuestra propia civilización, y desaparecerá por los mismos errores que cometieron los Buendía: pecado, colonización, explotación, degeneración, odio, guerras y miedo. Macondo era un paraíso terrenal donde nadie moría, pero se enteraron de que existía otro mundo y lo incorporaron a su vida, siendo éste el principio del fin. Los Buendía saben que su final será la última palabra de su pergamino. Es un final conocido, como el nuestro. Macondo se deja atrapar por la guerra, la corrupción y los deseos más bajos. Es un final que nos avisa de nuestra propia equivocación.

1

1