Cien años de soledad; Gabriel García Márquez

Literatura hispanoamericana contemporánea. Escritores hispanoamericanos. Realismo mágico. Argumento. Temas. Personajes de la novela

  • Enviado por: Robert
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

CIEN AÑOS DE SOLEDAD

INTRODUCCIÓN

García Márquez cuenta la historia de un pueblo llamado Macondo, desde sus orígenes hasta su destrucción y la existencia de este pueblo como universo. Como veremos, en la historia que narra esta novela las palabras proféticas de algunos personajes, los manuscritos indescifrables de Melquíades, entre otros episodios, ponen de manifiesto la intención de destacar la estrecha relación entre la historia del pueblo donde ocurren todos los hechos y la historia del hombre.

El propietario de la palabra o narrador en Cien años de soledad es un gitano de características muy particulares, que regresa de la muerte porque no soporta la soledad del más allá. En unos manuscritos indescifrables, que son reiteradamente mencionados en la novela, Melquíades compone la historia de Macondo y sus habitantes.

Como lectores, se puede decir que estuvimos en la fundación de Macondo, así como también somos testigos de su evolución y finalmente de su destrucción.

El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Macondo era por entonces un pueblo muy reciente; el narrador subraya que un pueblo sin muertos, es un pueblo sin pasado. Y Macondo era, al comienzo, un pueblo sin cementerio. Así como Macondo empieza a tener existencia a partir de su fundación, también hay un hecho fundamental que da existencia a este pueblo en el mundo de los muertos: porque Macondo fue un pueblo desconocido para los muertos hasta que llegó Melquíades y lo señaló con un punto mapa de la muerte.

TRAMA

Comienza hablando una persona que mas adelante nos damos cuenta que su nombre es Aureliano que decía que estaba frente a un pelotón de fusilamiento, cuando empieza a recordar la historia que es contada durante todo el libro.

Comienza diciendo que cada año por el mes de marzo llegaba al pueblo de Macondo un grupo de gitanos los cuales llegaban al pueblo con todos los avances de la ciencia hasta ese momento. Macondo era un pueblo aunque aislado que se podía encontrar por el canto de los pájaros que se oía a lo lejos ya que no todas las casas de Macondo tenían todas clases de aves dentro de ellas, excepto gallos de pelea que estaban prohibidos en Macondo.El fundador de Macondo había sido José Arcadio Buendía, quien había hecho una gran amistad con un gitano llamado Melquíades, el cual cada año le vendía artefactos que traía de todas partes del mundo. José Arcadio Buendía era una persona a la cual estaba muy interesada por conocer todo lo nuevo que pasaba en el mundo, cosa que era imposible para el ya que Macondo estaba muy alejado de cualquier otra civilización, cosa por lo cual una vez intento conectar a Macondo con el mar a través de un camino que pretendía hacer con la ayuda de otros hombres de Macondo, lo cual fue un intento fallido y por lo cual José Arcadio Buendía quiso influir en todos los hombres de su pueblo para que se mudaran a aun lugar mejor ubicado, para estar al día de toda la tecnología a lo cual Ursula que era la esposa de José Acadio Buendía, diciendo que ahí habían nacido sus hijos llamados José Arcadio que era el hijo mayor y Aureliano el hijo menor, y que no se irían de ahí, así mismo Ursula convenció a las demás mujeres de Macondo para que dijeran a sus esposos que no se irían de ahí y así fue. Cuando regresaron los gitanos al año siguiente como lo hacían cada año, José Arcadio Buendía fue en busca de Melquíades para ver que nuevos descubrimientos traía, pero al buscar la carpa de Melquíades en el mismo lugar de cada año no la encontró y pensó que por ahí debería de estar y no la encontraba por la multitud que había, pero cual fue su sorpresa al escuchar que un gitano joven gritaba que Melquíades había muerto.

José Arcadio comenzó una relación con Pilar Ternera que era la muchacha que ayudaba en los quehaceres de la casa, viéndose todas las noches en casa de Pilar y a escondidas de todas las demás personas. Para esos dios José Arcadio Buendía y su esposa Ursula habían tenido ya un tercer hijo mujer a la cual llamaron Amaranta, la cual nació perfectamente al igual que sus hermanos ya que se creía que los hijos de estas dos personas podían nacer deformes ya que ellos guardaban una relación familiar de primos y por lo cual se tardaron en tener a su primer hijo que Ursula no quería tenerlos por miedo a tener un hijo deforme. La relación de José Arcadio y Pilar continuo hasta el día en que ella le dijo ”Ya eres todo un hombre ” pero él sin entender le pidió que se lo explicara, a lo que ella respondió que él iba a ser papá. Esto provoco en José Arcadio un habiente de preocupación y temor al cual no supo como reaccionar. El único que sabia que rea lo que le pasaba ere su hermano menor Aureliano ya que a el le contaba todo lo que pasaba entre él y Pilar.

A los pocos días regresaron los gitanos que habían ido el año pasado los cuales decían que los artefactos que ellos traían no eran los últimos inventos de otros lugares si no simplemente cosas para entretener y divertir. Estando José Arcadio caminado entre la multitud observo una pequeña gitana que casi era una niña la cual le pareció la mujer mas hermosa que hubiera visto jamás y se acerco hasta ella y la abrazo fuertemente, después de esto los dos fueron a una carpa donde empezaron por besarse hasta que se quedaron desnudos.

A los pocos días se marcharían los gitanos y José Arcadio con ellos. Ursula al darse cuenta de la ausencia de su hijo fue de inmediato a tratar de alcanzarlo pero fue inútil. José Arcadio después fue en busca de su esposa pero fue inútil su búsqueda. Después de cinco meses de vivir solos José Acadio Buendía, su hijo Aureliano y su otra hija Amaranta, Ursula regreso pero totalmente irreconocible, pero no regreso sola si no en compañía de gente igual a ellos, que hablaban el mismo idioma, vivían en un pueblo a dos días de camino de Macondo, lo cual significaba que Ursula había encontrado el camino que su esposos José Arcadio nunca había podido encontrar.

A la casa de José Arcadio Buendía llego una niña la cual en una carta que traía con ella decía que era prima de Ursula, a la cual tuvieron que aceptar en su casa, pero esta niña a la que llamaron Rebeca como según decía la carta se llamaba su madre. Pero esta Rebeca tenia una rara enfermedad llamada insomnio que consistía en no dormir nunca, y con el pasa del tiempo la persona enferma perdía el conocimiento de hasta las cosas mas básicas. Esta enfermedad fue adquirida por los miembros de la familia Buendía, mas tarde por todo el pueblo que ya no sabia el nombre de hasta las cosas mas básicas como las sillas, camas, etc. La cura a esta enfermedad la trajo un señor que al darle a beber esa pócima a José Acadio Buendía este reconoció al señor y era Melquíades el gitano, quien no había muerto, pero si había sido corrido por las personas de su tribu, y decidió ir a vivir a Macondo.

La peste del olvido nos presenta a un narrador que frente al suceso acentúa la idea de una estrecha dependencia de la realidad con respecto al lenguaje; la idea de que las cosas y sus utilidades están representadas por las palabras que las nombran aparece en todo su esplendor, es llevada al extremo. La realidad capturada por las palabras aparece aquí como una realidad inverosímil. Pero es interesante ver cómo la liberación de las cosas con respecto a sus nombres y la consecuente pérdida de la realidad que debe ser apresada por las palabras pone de manifiesto el vínculo indisoluble que une lenguaje y realidad.

Después de estos hechos llega a Macondo un corregidor mandado por el gobierno, a lo cual José Arcadio Buendía se opuso diciendo que ellos habían fundado ese pueblo sin la ayuda del gobierno y ellos ahí no tenían que corregir nada así que no ocupaban un corregidor, ya que quería poner leyes absurdas como que todos pintaran sus fachadas de color azul, y José Arcadio Buendía no estaba de acuerdo.

Ursula al remodelar toda la casa hizo una gran fiesta invitando solo a gente muy apegada a la familia, para lo cual compro muchísimas cosas de diversas partes del mundo entre ellas una pianola la cual fue instalada por Pietro Crespi quien era un muchacho bien parecido. José Arcadio Buendía al quedar asombrado por el funcionamiento de la pianola la desarmo para ver como funcionaba pero al querer armarla no logro un funcionamiento correcto por lo que tuvieron que mandar llamar a Pietro Crespi de nuevo para que la compusiera, pero al irse dejo a Rebeca demasiado triste ya que ella se había enamorado de el. Pero de igual forma también Amaranta se había sentido atraída por él y no dejaría que ellos se casaran. Y lo mejor que pudieron hacer fue llevarse a Amaranta lejos de ahí. Arcadio también contraería matrimonio pero con la hija menor del corregidor.

Melquíades depuse de vivir un tiempo en Macondo murió, siendo el primero en morir en ese pueblo y fue enterrado en lo que decidieron seria el panteón de Macondo escribiendo en su lapida todo lo que sabían del: ” Melquíades ”.

Después de varios acontecimientos inicio una guerra en el país pero el único en saberlo en Macondo fue don Apolinar Mascote, quien no se lo comunico a nadie. Arcadio se convirtió en el nuevo gobernante de Macondo i era tan malo que ni su propia madre podía quererlo, y le reprochaba las asesinatos, y cosas malas que hacia.

Arcadio fue fusilado, pero su ultima voluntad fue que a su hijo que estaba por nacer lo llamaran José Arcadio como su abuelo o Ursula, si era mujer como la abuela. Y mas adelante por fin la guerra termino.

Gerinaldo Márquez era un general quien empezó a interesarse por Amaranta la hija de José Arcadio Buendía y era ahora el nuevo jefe civil y militar de Macondo.

Aureliano, el primer ser humano que nació en Macondo, tenía tres años, entró a la cocina y sorprendió a su madre diciendo: "Se va a caer". La olla estaba bien puesta en el centro de la mesa, pero tan pronto como el niño hizo el anuncio, inició un movimiento irregular hacia el borde, como impulsada por una fuerza interior, y se despedazó en el suelo.

Otras palabras proféticas de el coronel Aureliano Buendía, después de ocho meses de haber partido, le escribió a su madre Úrsula una carta, que decía: "Cuiden mucho a papá porque se va a morir". Entonces entraron al cuarto de José Arcadio Buendía, lo sacudieron con todas sus fuerzas, le gritaron al oído, le pusieron un espejo frente a las fosas nasales, pero no pudieron despertarlo. Algo curioso fue que al estar tomando las mediadas para el ataúd, empezo un ligera llovizna de flores amarillas sobre todo el pueblo.

Aureliano Segundo y José Arcadio Segundo fueron dos hermanos gemelos quienes tomaron clases con Melchor escalona un viejo maestro de la ciénega.

Los únicos casos de clasificación imposible eran los de José Arcadio Segundo y Aureliano Segundo, porque cuando empezaron a asistir a la escuela optaron por cambiarse la ropa del color que los distinguía y las esclavas que habían recibido el día de su bautizo y por llamarse ellos mismos con los nombres cruzados. Desde ese entonces no se sabía con certeza quién era quién. Esto despertó sospechas en Úrsula: eran los dos únicos miembros de la familia cuyos nombres no se correspondían con su forma de ser, y todo eso que un día comenzó como un juego con el paso del tiempo se olvido cambiándose para siempre los nombres y tomando actitudes.

Aureliano segundo a las doce años de edad un día le pregunto a Ursula ( su bisabuela ) que había en el cuarto clausurado y ella le respondió que solo los papeles y libros viejos que había dejado Melquíades y que ese cuarto no se había vuelto a abrir desde el día de la muerte de Melquíades. Esto en lugar de tranquilizar al muchacho lo impaciento mas, al grado que Ursula le dio las llaves a Aureliano Segundo para que entrara.

Aureliano Segundo se dio a la tarea de descifrar los manuscritos de Melquíades; pero le fue imposible. "Las letras parecían ropas puestas a secar en un alambre, y se asemejaban más a la escritura musical que a la literaria". En una de sus jornadas de trabajo, Aureliano Segundo sintió que no estaba solo en el cuarto. Allí se encontraba Melquíades; desde esa vez se vieron casi todas las tardes. Con respecto a los manuscritos, le explicó que "nadie debe conocer su sentido mientras no hayan cumplido cien años".

Ursula al darse cuenta que sus bisnietos José Arcadio Segundo y Aureliano Segundo era gallero y el otro tocaba el acordeón en casa de concubina respectivamente pensó que solo habían heredado los defectos de la familia y no las virtudes por eso decidió que nadie mas se volvería a llamarse Aureliano y José Arcadio.

El matrimonio de Aureliano Segundo estuvo a punto de terminar cuando su esposa Fernanda supo que su esposo tenia una concubina, la cual tenia por nombre Petra Cortes, motivo por el cual Aureliano Segundo tubo que dejar de ver a su concubina para que su esposa se quedara con el, después de promesas que le hizo.

Una tarde el coronel Aureliano Buendía recibió la sorpresa de ver a sus diecisiete hijos que había tenido con diecisiete mujeres diferentes, pero todos llamados Aurelianos pero con los apellidos de las madres. El les ofreció trabajo para que se quedaran con el pero solo uno llamado Aureliano Triste acepto. Antes de que todos los Aurelianos se fueran fueron marcados en la frente con una ceniza que solo ellos no se pudieron borrar.

Aureliano Triste al estar buscando casa en Macondo llega a una casa donde estaba una anciana quien lo amenazo con una pistola por entrar a su casa y lo corrió. Al contarle la historia a su familia y describirles la casa Ursula quedo consternada ya que esa anciana era Rebeca la única persona consiente de que ella estaba viva ya que todos la daban por muerta.

En la segunda visita de todos los hijos del coronel Aureliano Buendía otro se queda en el pueblo a trabajar con su hermano y este llevaba por nombre Aureliano Centeno. Aureliano Triste se fue de Macondo dejando a su hermano Aureliano Centeno a cargo de la fabrica de hilo que tenia. Aureliano Centeno sin querer puso hielo en jugo de frutas y así invento las nieves. Después de ocho meses de ausencia de Aureliano Triste, el regreso, pero no lo hizo solo, si no que regreso en un tren. La llegada del tren a Macondo trajo a su vez muchísimos inventos mas como la bombilla eléctrica alimentada por una planta de luz, inventos que sorprendieron a todos por igual.

Después de tiempo llegaron a Macondo otros dos hijos de coronel Aureliano Buendía de nombres Aureliano Serrador y Aureliano Arcaya. Una noche los cuatro hijos del coronel Aureliano Buendía que vivían en Macondo fueron acechados por criminales que los acecinaron de un disparo en la cruz de ceniza que tenían en la frente. Y de igual forma fueron asesinando a los demás hijos del coronel Aureliano Buendía.

El general Aureliano Buendía murió después de un tiempo de estar encerrado. Meme que era hija de Aureliano Segundo se enamoro de Mauricio Babiliania quien era un muchacho que vivía en Macondo y el cual conocía al padre de Meme, ya que el había trabajado en la planta eléctrica de Aureliano Triste. Meme y Mauricio Babilonia sostuvieron una relación la cual era apoyada por el padre de Meme ya que su madre estaba en desacuerdo. Al empezar a sospechar Fernanda la madre de Meme de su hija, puso un guardia para que cuidara la casa y una noche Mauricio Babilonia al intentar entrar en la casa recibió un disparo en la espalda el cual lo dejo paralítico por el resto de su vida, pero de todos estos sucesos hubo un hijo al cual llamaron Aureliano como el abuelo.

Aureliano (hijo de Meme) al crecer que estudio los pergaminos de Melquíades y un día por fin termina de ordenarlos alfabéticamente para poder darse cuenta que estaban escritos en sanscito, así poco a poco el fantasma de Melquíades con el que Aureliano hablaba fue “muriendo” al observar que su misión estaba siendo terminada.

El final de Macondo se acercaba cada vez mas, se estaba quedando cada vez mas solo, sin habitantes, y los que quedaban no podían vivir felices, ya que el calor y el polvo que hacia en esa ciudad eran insoportables. Amaranta Ursula y Aureliano sobrevivían de puros milagros en esta ciudad. Del fruto de este amor nació un niño pero no era como cualquier ser humano si no que nació con una cola de cerdo lo cual no les preocupo a los padres. Pero poco tiempo después Amaranta Ursula murió.

Aureliano en uno de sus días de locura por la muerte de su esposa quedo paralizado por descubrir que en los pergaminos de Melquíades estaba escrito el destino de él y toda su familia con cien años de anticipación.

Comenzó entonces a leerlos para poder aclarar todas sus dudas y en ese instante comenzó a soplar un estrepitoso aire con el que se oían murmullos de sus antepasados, suspiros desengañadores, etc. Un segundo aire arranco puertas, ventanas, techos y cimientos, momento para el cual Macondo era ya “un remolino de polvo y escombros centrifugados”. Después se adelanto algunas paginas para saber sobre su muerte pero antes de terminar de leer el ultimo párrafo comprendió que el ya no saldría jamás de ese cuarto, sabiendo que los hechos escritos en esos pergaminos no se volverían a repetir nunca ya que esa estirpe estaba condenada a vivir “cien años de soledad” y que no tendrían una segunda oportunidad.

CONCLUSIÓN

Lo que estuvimos leyendo, en esta novela, no es más que ese pergamino en el que el gitano escribió la historia; sólo que esto recién lo sabemos en el desenlace de la obra, cuando acaba nuestra lectura, por conclusión acaba también Macondo.

La historia de la familia Buendía es una historia de repeticiones. Los nombres Aureliano y José Arcadio reiterados nos hablan del eterno retorno. Los personajes, designados con los nombres de otros, adquieren rasgos de personalidad de sus antecesores. Esta agrupación por clases (los Aurelianos y los Arcadios) define el carácter de los personajes y marca sus destinos.

Melquíades, es parte de la vida del pueblo; pero mientras actúa como personaje, sus escritos son jeroglíficos indescifrables; recién después de su muerte, cuando desaparece de la historia del pueblo y sólo se presenta como inspirador de la traducción, los manuscritos pueden ser leídos.

Después de dejar la lucha por la justicia y, luego, la guerra por la guerra, Aureliano emprende otro combate, aun más difícil todavía, contra sus recuerdos. La tan celebrada fabricación de los pescaditos de oro, armados y fundidos y vueltos a armar, no es mas que un simple despojo de todo recuerdo hasta olvidar un sueño frecuente.

Las apariciones del fantasma de Melquíades pertenecen a la conexión que existe entre los Buendía, aunque no de todos, sino de los que, por ser hombres, han sido seleccionados para descifrar los pergaminos.

Cien años de soledad, pues, requiere un lector el cual ponga mucha atención, que no olvide alguna frase importante que, repetida, deja de serlo para cifrar el destino de un personaje. Habrá de recordar, por ejemplo, que en sus tiempos de gloria, Aureliano Segundo espantaba los animales que atascaban su patio gritando:”Apártense vacas, que la vida es corta”. En sus tiempos de miseria, irá pregonando billetes de lotería con un “No lo dejes ir, que la vida es más corta de lo que uno cree”. En realidad, iba anunciando su propia muerte: “Los viejos compañeros de parranda de Aureliano Segundo pusieron sobre su caja una corona que tenía una cinta morada con un letrero: Apártense vacas que la vida es corta”.

El manuscrito de Melquíades es el espacio en el que se despliega la realidad de Macondo; y coincide con la historia del pueblo.

Un acontecimiento siempre nos lleva a otro acontecimiento que antes le sucedió algún otro personaje.

En la larga historia de la familia, la constante repetición de los nombres nos permite sacar conclusiones como que mientras los Aurelianos eran retraídos, pero de mentalidad brillante, los José Arcadio eran impulsivos y emprendedores, pero estaban marcados por un signo trágico.

Cien años de soledad en mi criterio muy personal lo puedo comparar con la evolución del hombre ya que se puede observar como en los principios todo era tan primitivo hasta que poco a poco fueron descubriendo todo y yo pienso que el verdadero final de la novela está dado por el desciframiento de los manuscritos.